CEIEG.


Archivo de la categoría "Alimentación"

Viernes, 15 de octubre de 2021

Mujeres Rurales, Transformando el Campo Mexicano

  • Este 15 de octubre es el día Internacional de la Mujer Rural, el cual fue establecido por la Conferencia Mundial de las Mujeres en 2007.

    Este 15 de octubre es el día Internacional de la Mujer Rural, el cual fue establecido por la Conferencia Mundial de las Mujeres en 2007.

    En el sector rural, la mujer realiza actividades agropecuarias y pesqueras de gran importancia y es fundamental conocer algunos datos de las mujeres en el sector primario:.

    De la población hablante de lengua indígena, las mujeres representaron poco más de la mitad (51.4%); de ellas 60.2% vive en localidades rurales (2.3 millones).

    Las jefas de familia con negocio en la actividad agropecuaria y pesquera registraron un ingreso promedio mensual de 8 mil 515 pesos.

    La contribución de las mujeres rurales del país se matiza por el aporte de los bienes y servicios que generan para la sociedad nacional.

    Fuente: SIAP 15 de octubre de 2021

  • Viernes, 15 de octubre de 2021

    Día Mundial de la Alimentación 2021

    Si bien los desafíos del hambre mundial, la crisis climática y la enfermedad por coronavirus (COVID-19) siguen siendo enormes, también se está otorgando un nuevo impulso y energía a los esfuerzos por transformar nuestros sistemas agroalimentarios y hacerlos más aptos para su finalidad.

    El tema del Día Mundial de la Alimentación de este año, “Nuestras acciones son nuestro futuro”, hace un llamamiento a todos para ser héroes de la alimentación que contribuyan a la transformación de los sistemas agroalimentarios para lograr una mejor producción, una mejor nutrición, un mejor medio ambiente y una vida mejor, sin dejar a nadie atrás.

    La transformación de nuestros sistemas agroalimentarios debe comenzar con los consumidores normales y las decisiones que tomamos sobre los alimentos que consumimos, dónde los compramos, cómo se envasan, cuánto tiramos; todas ellas repercuten en nuestros sistemas agroalimentarios y el futuro de este planeta.

    El conjunto de herramientas de la FAO le permite generar efectos en estos complejos problemas sistémicos:

  • Su labor orientada al objetivo de lograr una mejor producción, una mejor nutrición, un mejor medio ambiente y una vida mejor se sustenta en un nuevo marco estratégico decenal, en el que se definen aportaciones concretas.

  • La FAO calcula que es necesario invertir anualmente entre 40 000 y 50 000 millones de USD en intervenciones específicas para acabar con el hambre de aquí a 2030. Hay muchos proyectos de bajo costo y grandes repercusiones que pueden ayudar a centenares de millones de personas a cubrir mejor sus necesidades alimentarias.

  • La investigación específica y el desarrollo y la innovación digital con el fin de lograr una agricultura de tecnología más avanzada y la mejora de la tasa de alfabetización de las mujeres puede contribuir significativamente a reducir el hambre. También es esencial contar con mejores datos, gobernanza e instituciones, ya que la FAO colabora con asociados que forjan sus propias vías nacionales de transformación.

  • Uno de los programas emblemáticos de la FAO es la Iniciativa Mano de la mano, cuyo objetivo es impulsar la transformación rural, los sistemas alimentarios urbanos y los sistemas agroalimentarios resilientes mediante el aumento de las inversiones. En la actualidad, 34 países se han sumado a la iniciativa, que se basa en el emparejamiento entre asociados pertinentes y tiene como destinatario a la población pobre del mundo.

    El Día Mundial de la Alimentación se celebra el 16 de octubre cada año para conmemorar la fundación de la FAO en esa fecha de 1945.

    Fuente: FAO 15 de octubre de 2021

  • Viernes, 15 de octubre de 2021

    Día Mundial de la Alimentación: La crisis
    climática puede traer un hambre sin precedentes

  • Las comunidades vulnerables, que en su gran mayoría dependen de la agricultura, la pesca y la ganadería y son las que menos contribuyen a la crisis climática, seguirán soportando la peor parte de los impactos medioambientales con escasos recursos para amortiguarlos, destaca el informe.

    Un nuevo análisis conducido por el Programa Mundial de Alimentos destaca que, si la temperatura mundial acaba registrando un aumento medio de 2ºc respecto a los niveles preindustriales, unos 189 millones de personas adicionales terminarán sufriendo hambre. El hallazgo se hizo público un día antes de la celebración del Día Mundial de la Alimentación que se conmemora cada 16 de octubre.

    El encargado de esbozar este complejo escenario fue el director ejecutivo del Programa al afirmar que “grandes extensiones del planeta, desde Madagascar hasta Honduras y Bangladesh, están sumidas en una crisis climática que es ya una realidad cotidiana para millones de personas. La crisis climática está fomentando una crisis alimentaria”.

    Los problemas para algunas de estas naciones no se detienen con las crisis climáticas y hay que sumarles un devastador elemento adicional: la aparición de conflictos. La combinación de ambos elementos agrava las vulnerabilidades existentes y magnifican los daños, la destrucción y la desesperación.

    La agencia de la ONU ha movilizado casi 300 millones de dólares para la acción climática en la última década. En 2020, puso en marcha estrategias para la gestión de riesgos climáticos en 28 naciones de las que se beneficiaron más de seis millones de personas.

    Actualmente cerca del 40 % de la humanidad, unos 3000 millones de personas, no pueden permitirse una dieta saludable y que el hambre, la subalimentación y la obesidad van en aumento.

    Una situación que ha empeorado con la aparición de la pandemia del coronavirus dejando a otros 140 millones de personas sin acceso a los alimentos que necesitan.

    Además, la forma de producir, consumir y desperdiciar la comida “supone una pesada carga para el planeta” y produce “una presión histórica sobre nuestros recursos naturales, nuestro clima y nuestro medio natural”.

    El tema de este año –Nuestras acciones son nuestro futuro-la facultad de cambiar está en nuestras manos

    Fuente: ONU 14 de octubre de 2021

  • Jueves, 14 de octubre de 2021

    Reporte mensual de la Balanza
    Comercial Agroalimentaria de México

    Cifras durante agosto de 2021

    El origen de la información se basa en la estadística de la balanza de productos agropecuarios y balanza de productos agropecuarios, pesqueros y agroindustriales que integra y difunde el Grupo de Trabajo de Estadísticas de Comercio Exterior, conformado por el Banco de México, INEGI y SAT y la Secretaría de Economía.

    Análisis de la Balanza Comercial Agroalimentaria de México

    Por séptimo año consecutivo al mes de agosto de 2021, la Balanza Comercial Agropecuaria y Agroindustrial tiene superávit: fue de 5,163 millones de dólares (MDD).

    El saldo positivo al octavo mes de 2021, disminuyó 40.2% (3,475 MDD), en comparación con 2020, debido a un mayor aumento de las importaciones de 38.8% (6,773 MDD), mientras que las exportaciones incrementaron 12.6% (3,298 MDD).

    Evolución de la Balanza Comercial Agropecuaria y Agroindustrial, enero-agosto 1993-2021.

    La dinámica que presentan las exportaciones de bienes agroalimentarios y el nivel alcanzado permitió al país obtener divisas que superan a las conseguidas por:

  • Venta de productos petroleros en 11,256 MDD (62.1%) y

  • Turismo extranjero en 17,549 MDD (148.2%).

    Al mes de agosto de 2021, la Balanza Comercial No Petrolera cerró con un superávit de 9,578 MDD..

    El impacto del saldo de la Balanza Manufacturera en el saldo de la Balanza No Petrolera es positivo; tiene un 3,732 MDD,, el cual contribuye con 39.0 por ciento.

    Mientras que el impacto del superávit de la Balanza Agropecuaria y Pesquera (1,198
    MDD) contribuye de manera positiva con 12.5% al superávit de la No Petrolera.

    Comportamiento de la balanza agroalimentaria, enero-agosto 2021.

    Balanza Agropecuaria y Agroindustrial: superávit de 5,163 MDD.

    Balanza de bienes agrícolas:

    En los primeros ocho meses de 2021, el superávit fue de 1,517 MDD, este saldo es resultado de exportaciones 14.5% mayores a las importaciones. El saldo disminuyó 64.6% (2,768 MDD), en relación con 2020, debido a que las exportaciones crecieron en 737 MDD (6.6%), mientras que las importaciones se incrementaron en mayor medida 50.4% (3,505 MDD).

    Los cultivos con mayor venta al extranjero y que contribuyen significativamente al saldo positivo son: aguacate (1,912 MDD); jitomate (1,524 MDD); pimiento (1,050 MDD); fresa (603 MDD); cítricos (539 MDD); guayaba, mango y mangostanes (426 MDD); pepino (422 MDD); coles (387 MDD); almendras, nueces y pistaches (383 MDD); melón, sandía y papaya (373 MDD); uvas, frescas o secas (329 MDD); cebolla (324 MDD); café sin tostar (272 MDD); plátano (189 MDD); maíz (138 MDD); algodón (112 MDD); garbanzo (105 MDD) y trigo (100 MDD).

    Balanza de bienes agrícolas:

    En los primeros cinco meses de 2021, el superávit fue de 1,972 MDD, este saldo es resultado de exportaciones 31.4% mayores a las importaciones. El saldo disminuyó 43.9% (1,544MDD), en relación con 2020, debido a que las exportaciones crecieron en 388 MDD (4.9%), mientras que las importaciones se incrementaron en mayor medida 44.5% (1,932 MDD).

    Los cultivos con mayor venta al extranjero y que contribuyen significativamente al saldo positivo son: aguacate (1,321 MDD); jitomate (1,029 MDD); pimiento (817 MDD); fresa (538 MDD); cítricos (325 MDD); pepino (295 MDD); coles (285 MDD); melón, sandía y papaya (283 MDD); almendras, nueces y pistaches (262 MDD); cebolla (206 MDD); guayaba, mango y mangostanes (203 MDD); café sin tostar (169 MDD); plátano (120 MDD); algodón (95 MDD); maíz (74 MDD); trigo (71 MDD); uvas, frescas o secas (62 MDD) y garbanzo (55 MDD).

    Balanza de bienes agroindustriales:

    De enero a agosto de 2021, se registra un superávit de 3,965 MDD, periodo en el que las exportaciones fueron 32.5% mayores a las importaciones. El saldo disminuyó 11.1% (495 MDD), respecto de 2020, resultado del incremento en mayor medida de las importaciones en 2,986 MDD (32.4%), en tanto que las exportaciones aumentaron 2,490 MDD, esto es, 18.2%.

    Las exportaciones que más valor aportan al superávit son: cerveza (3,678 MDD), tequila y mezcal (2,078 MDD), productos de panadería (1,141 MDD), carne de bovino, fresca o refrigerada (1,111 MDD), carne de porcino (638 MDD), artículos de confitería sin cacao (557 MDD), azúcar (545 MDD), frutas en conserva (423 MDD), chocolate y otros preparados de alimentos con cacao (391 MDD), hortalizas cocidas en agua o vapor (358 MDD), salsas, sazonadores y condimentos (306 MDD), extracto de malta (282 MDD), fresa y frambuesa congelada (277 MDD); productos de cereal tostado inflado (243 MDD), jugo de naranja congelado (217 MDD), carne de bovino congelada (175 MDD), jugos sin fermentar, excluyendo el de naranja congelado (162 MDD), hortalizas preparadas en vinagre (141 MDD), lactosa, glucosa y fructosa (130 MDD) y mezclas de vino (coolers) (122 MDD).

    Balanza de bienes pesqueros:

    Al octavo mes de 2021, se presenta un superávit de 62 millones de dólares, debido a que lo exportado es 12.1% mayor respecto de lo importado. Las ventas al exterior crecieron en 22.8% (108 MDD), mientras que las compras en 63.5% (201 MDD), en relación con el mismo periodo de 2020.

    Las mayores ventas fueron de: pescado fresco o refrigerado, excepto filete (156 MDD); camarón congelado (131 MDD); filete de pescado (78 MDD); pescado congelado, excepto filete (76 MDD); moluscos (55 MDD) y crustáceos, excepto camarón congelado (51 MDD).

    Balanza de bienes ganaderos y apícolas:

    al mes de agosto de 2021, el déficit fue de 381 MDD, esto es, 118 millones de dólares mayor que el saldo negativo reportado en similar periodo de 2020 (263 MDD). El comercio total se incrementó 44 millones 25 mil dólares (2.6%), al pasar de 1,690 millones dólares en 2020 a 1,734 millones de dólares en 2021.

    El déficit de la balanza se explica porque las importaciones fueron 56.3% mayores a las exportaciones. Las compras al exterior se incrementaron en 81 MDD (8.3%) frente a las de 2020; mientras que las ventas al mercado externo disminuyeron en 37 MDD (5.2%).

    Los productos más adquiridos en el mercado externo son: quesos y requesón con 396 MDD, huevo de ave con y sin cascarón 173 MDD, leche de bovino 106 MDD, mantequilla 71 MDD, ganado bovino en pie 61 MDD y aves de corral 22 MDD, estos productos representan 78.3% del total importado (1,058 MDD), en los ocho primeros meses de 2021.

    Las mayores ventas al exterior fueron de: ganado bovino en pie (469 MDD), miel natural de abeja (99 MDD), quesos y requesón 30 MDD, leche de bovino 11 MDD y mantequilla 8 MDD.

    Fuente: SIAP 13 de octubre de 2021

  • Martes, 12 de octubre de 2021

    Valor de la canasta alimentaria, septiembre 2021

    El valor de la Línea de Pobreza Extrema por Ingresos (canasta alimentaria) urbana pasó de $1,713.31 (septiembre de 2020) a $1,847.27 (septiembre de 2021), incrementó 7.8%, mientras que el valor de la Línea de Pobreza Extrema por Ingresos (canasta alimentaria) rural pasó de $1,308.91 (septiembre de 2020) a $1,417.04 (septiembre de 2021), incrementó 8.3%.

    Respecto a la variación mensual, el valor de la Línea de Pobreza Extrema por Ingresos (canasta alimentaria) urbana pasó de $1,828.54 (agosto de 2021) a $1,847.27 (septiembre de 2021), incrementó 1.0%, mientras que el valor de la Línea de Pobreza Extrema por Ingresos (canasta alimentaria) rural pasó de $1,399.36 (agosto de 2021) a $1,417.04 (septiembre de 2021), incrementó 1.3%.

    Fuente: CONEVAL 11 octubre de 2021

    Viernes, 8 de octubre de 2021

    La pérdida de biodiversidad amenaza a los
    pequeños agricultores y la lucha contra el hambre

  • El 80% de las necesidades de las personas pobres del mundo están vinculadas a los recursos biológicos, incluida su capacidad para llevar a cabo actividades agropecuarias y generar ingresos.

    Si continúa la actual pérdida de biodiversidad en el planeta, las personas más vulnerables del mundo no podrán adaptarse al cambio climático ni producir alimentos de manera sostenible, ha advertido el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola.

    Un nuevo informe de la agencia especializada de la ONU destaca los riesgos a los que se enfrentan los pequeños productores rurales que constituyen la mayor parte de la población mundial que sufre los efectos de la pobreza y el hambre, en un momento en que la biodiversidad está en peligro.

    El análisis calcula que el 80% de las necesidades de las personas pobres del mundo están vinculadas a los recursos biológicos, incluida su capacidad para llevar a cabo actividades agropecuarias y generar ingresos.

    Sin embargo, advierte que la pérdida de biodiversidad se está agravando: un millón de especies animales y vegetales están en peligro de extinción y 31 especies se declararon extinguidas solo durante el año pasado.

    El Fondo recordó que la diversidad biológica favorece la producción de alimentos a través de la formación del suelo, la productividad de la tierra, el control de plagas y enfermedades, la reposición de las aguas subterráneas y los servicios de polinización.

    El estudio indica que las inversiones en biodiversidad contribuyen a la igualdad de género, el empoderamiento de las mujeres y los jóvenes, y la mejora de la nutrición.

    Además, demuestra que las inversiones en la protección y mejora de los ecosistemas pueden generar más beneficios para los pequeños productores y el medio ambiente.

    Como parte de sus inversiones en biodiversidad, el pasado mes de septiembre el FIDA anunció que se comprometía a destinar el 30% de su inversión climática a financiar proyectos ecológicos de agricultura rural a pequeña escala de aquí a 2030.

    Fuente: ONU 07 de octubre de 2021

  • Viernes, 8 de octubre de 2021

    México, segundo exportador
    mundial de nuez pecanera sin cáscara

  • De acuerdo con el Centro de Investigación en Nutrición y Salud del Instituto Nacional de Salud Pública (CINyS-INSP), las nueces tienen gran contenido nutricional, son excelente fuente de energía y de proteínas de origen vegetal, y ricas en minerales como calcio, hierro, magnesio y potasio y vitaminas.

    Con una participación de 14.9 por ciento en el mercado mundial, México se ubicó en 2020 como el segundo exportador en volumen de nuez pecanera sin cáscara.

    De acuerdo con cifras del Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera (SIAP), la dependencia federal señaló que el promedio de las exportaciones mexicanas de esta oleaginosa fue de 50 mil toneladas en el lapso 2016-2020.

    El principal destino de las ventas mexicanas al exterior en dicho periodo fue Estados Unidos, con una participación de 78.4 por ciento, mientras que China fue el segundo con 14 por ciento y Hong Kong tercero con 4.1 por ciento.

    Agricultura indicó que, a su vez, el promedio anual de las exportaciones mexicanas de nuez de nogal sin cáscara fue de 16 mil toneladas, con una tasa media anual de crecimiento de 11.9 por ciento en el periodo 2016-2020.

    El principal destino de exportación mexicana en dicho lapso fue Estados Unidos, con una participación de 96 por ciento, seguido de Reino Unido con 1.2 por ciento.

    El principal estado productor fue Chihuahua con una participación de 62.9 por ciento y una tasa media anual de crecimiento de 5.4 por ciento, seguido de Sonora con una participación de 14.3 por ciento y Coahuila, con 10.7 por ciento.

    Ayudan a mantener un sistema cardiovascular saludable, los ácidos grasos que contienen permiten un adecuado flujo de sangre al cerebro, aportan vitamina D y B que participan en las funciones de memoria y orientación, y vitamina b12, la cual previene un cierto tipo de anemia así como enfermedades mentales.

    Su consumo cotidiano se asocia a la disminución del colesterol total y colesterol LDL, lo cual otorga protección contra enfermedades del corazón, expuso el Centro de Investigación en Nutrición y Salud del Instituto Nacional de Salud Pública.

    Fuente: SAGARPA 07 de octubre de 2021

  • Jueves, 7 de octubre de 2021

    El índice de precios de los alimentos
    de la FAO vuelve a subir en septiembre

    Los precios mundiales de los productos alimenticios aumentaron en septiembre, debido a la escasez de la oferta y la fuerte demanda de productos básicos como el trigo y el aceite de palma, según la Organización de las Naciones para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

    El índice de precios de los alimentos de la FAO se situó en un promedio de 130,0 puntos en septiembre, lo que representa un aumento del 1,2 % respecto de agosto y del 32,8 % respecto del valor registrado en septiembre de 2020. El índice refleja la variación mensual de los precios internacionales de los productos alimenticios más comercializados.

    En septiembre, el índice de precios de los cereales de la FAO aumentó un 2,0 % con respecto al mes anterior; concretamente, los precios mundiales del trigo aumentaron casi un 4 % y llegaron a ser un 41 % más elevados que el año anterior, debido a la reducción de las disponibilidades exportables en una situación de fuerte demanda. Los precios mundiales del arroz también aumentaron en septiembre, mientras que los del maíz experimentaron un crecimiento moderado del 0,3 %, lo que representa un incremento promedio interanual del 38 %, ya que las perspectivas mundiales sobre las cosechas mejoraron y el inicio de la cosecha en los Estados Unidos de América y Ucrania contrarrestó buena parte de las consecuencias de las alteraciones portuarias relacionadas con el huracán en los Estados Unidos de América.

    El índice de precios de los aceites vegetales de la FAO se situó en el 1,7 % durante el mes, aproximadamente un 60 % más que en septiembre de 2020, ya que los precios internacionales del aceite de palma alcanzaron el nivel más alto de los últimos 10 años debido a la fuerte demanda mundial de importaciones y a la preocupación por la escasez de mano de obra migrante que afectaba a la producción en Malasia. Los precios mundiales del aceite de colza también se revalorizaron notablemente, mientras que las cotizaciones del aceite de soja y de girasol disminuyeron.

    El índice de precios de los productos lácteos de la FAO aumentó un 1,5 % desde agosto, puesto que la fuerte demanda de importaciones a escala mundial y los factores estacionales de Europa y Oceanía propiciaron el alza de las cotizaciones internacionales de todos los productos lácteos, en especial de la mantequilla.

    El índice de precios del azúcar de la FAO aumentó un 0,5 % respecto del mes anterior y un 53,5 % respecto del año anterior, debido a las condiciones meteorológicas adversas y al incremento de los precios del etanol en el Brasil, que es el mayor exportador de azúcar del mundo. La desaceleración de la demanda mundial de importaciones y las buenas perspectivas de producción en la India y Tailandia frenaron la presión al alza.

    El índice de precios de la carne de la FAO permaneció prácticamente inalterado en septiembre en comparación con el mes anterior, aunque el aumento interanual fue del 26,3 %. Las cotizaciones de la carne de ovino y bovino aumentaron debido a la escasez de la oferta, mientras que las de la carne de aves de corral y de cerdo descendieron debido al elevado volumen de la oferta mundial en el primer caso y a la disminución de la demanda en el segundo en China y Europa.

    Se prevé que la producción mundial de cereales de 2021 alcanzará el récord histórico de 2 800 millones de toneladas, aunque esta cifra es inferior a las necesidades previstas de consumo para la campaña de comercialización de 2021/22, según las nuevas previsiones publicadas en la última nota informativa de la FAO sobre la oferta y la demanda de cereales.

    Actualmente, la FAO prevé que en 2021 se habrán cosechado 776,7 millones de toneladas de trigo y se espera que el aumento del rendimiento en Europa oriental y Australia contrarreste el descenso de la producción provocado por las condiciones meteorológicas y de plantación que se prevén tendrán lugar en el Canadá y la Federación de Rusia. El pronóstico sobre la producción mundial de cereales secundarios se sitúa actualmente en 1 504 millones de toneladas; en este sentido, se prevé que la cosecha mundial de sorgo y cebada aumentará más rápidamente que la del maíz. Según las previsiones, la producción mundial de arroz será de 50 millones de toneladas, lo que representa un nuevo máximo y refleja unas expectativas más optimistas sobre el principal cultivo de la India.

    Al mismo tiempo, la utilización mundial de cereales en la campaña de 2011/22 se prevé ahora de 2 811 millones de toneladas, un 1,8 % más que en la campaña anterior, debido al considerable incremento previsto de la utilización del trigo como pienso, una tendencia impulsada en parte por los elevados precios de los cereales secundarios.

    Las nuevas previsiones de la FAO sobre 2020/21 incluyen un aumento anual del 2,0 % en la utilización mundial de cereales, que se cifra en 2 766 millones de toneladas, y un crecimiento del 5,5 % en el comercio mundial de cereales, estimado en 464 millones de toneladas. El pronóstico actual con respecto a las existencias mundiales de cereales es que alcancen los 811 millones de toneladas al final de 2021, un 0,9 % por debajo de su nivel de apertura, lo que hará descender al 28,6 % el coeficiente reservas-utilización. Según las previsiones, aumentarán las reservas mundiales de arroz y trigo y disminuirán las de cereales secundarios.

    En consecuencia, se prevé que la relación entre las existencias y la utilización de cereales a escala mundial en la campaña de 2021/22 se situará en el 28,4 %, algo menos que el 29,2 % del año anterior, pero que sigue indicando un nivel general cómodo.

    En la Nota informativa sobre la oferta y la demanda de cereales también se incluye el último pronóstico de la FAO sobre el comercio mundial de cereales en la campaña de 2021/22, que apunta a una reducción del 0,3 % interanual hasta situarse en 473,2 millones de toneladas, debido principalmente al bajo volumen previsto de comercio de cebada y maíz.

    Fuente: FAO 07 de octubre de 2021

    Jueves, 7 de octubre de 2021

    Precios mundiales de los alimentos
    incrementaron 33% en sólo un año: FAO

  • El indicador, que mide la variación mensual de los precios internacionales de una canasta básica de alimentos, sigue acercándose a su nivel máximo (137.6 puntos), registrado en febrero de 2011.

    El índice de precios de los alimentos de la FAO aumentó 1.2% en comparación con agosto, a 130 puntos, y 32.8% en un año.

    El indicador, que mide la variación mensual de los precios internacionales de una canasta básica de alimentos, sigue acercándose a su nivel máximo (137.6 puntos), registrado en febrero de 2011.

    En septiembre, el precio global de los cereales aumentó 2% en comparación con el mes anterior. El precio mundial del trigo subió 4% en un mes y 41% en un año. El precio del arroz también aumentó. En cambio, el del maíz registró un aumento moderado del 0.3% en un mes (+38% en un año).

    La FAO prevé una producción de cereales sin precedentes en 2021, pero siempre inferior a las necesidades de consumo.

    En cuanto a los aceites vegetales, el precio mundial aumentó 1.7% en un mes (+60% en un año). El aceite de palma alcanzó “un máximo en diez años debido a la fuerte demanda mundial y a la escasez de mano de obra migrante que afecta a la producción en Malasia”, explica la FAO.

    Fuente:EL ECONOMISTA 07 de octubre de 2021

  • Jueves, 7 de octubre de 2021

    Expectativas de Producción Agropecuaria y Pesquera

    Cifras durante septiembre 2021

    La expectativa de producción nacional agropecuaria y pesquera para 2021 es de 226.8 millones de toneladas, 3.1% superior a lo registrado en 2020. Por subsector los pronósticos son positivos, todos aumentan: el agrícola 3.2, el pecuario 2.1 y el pesquero 1.4 por ciento

    En comparación con 2020, la perspectiva es la siguiente: la producción agrícola aumentará seis millones 317 mil toneladas, mientras que el pecuario incrementará 489 mil toneladas y la pesca obtendrá 26 mil 99 toneladas adicionales.

    Comportamiento por subsector

  • Agrícola: : 7 millones 339 toneladas más (3.8%)
  • Pecuario: 351 mil toneladas más (1.5%)
  • Pesquero: 22 mil 699 toneladas más (1.3%)
  • Análisis de la Balanza Comercial Agroalimentaria de México julio 2021

    Por séptimo año consecutivo al mes de julio de 2021, la Balanza Comercial Agropecuaria y Agroindustrial tiene superávit: fue de 4,959 millones de dólares (MDD).

    Es el cuarto mayor saldo positivo en 27 años (desde 1995); derivado de 25,981 MDD de exportaciones y 21,022 MDD de importaciones.

    El saldo positivo al séptimo mes de 2021, disminuyó 36.8% (2,885 MDD), en comparación con 2020, debido a un mayor aumento de las importaciones de 36.6% (5,630 MDD), mientras que las exportaciones se incrementaron en menor medida en 11.8% (2,746 MDD).

    La dinámica que presentan las exportaciones de bienes agroalimentarios y el nivel
    alcanzado permitió al país obtener divisas que superan a las conseguidas por:

  • Venta de productos petroleros en 10,418 MDD (66.9%) y

  • Turismo extranjero en 15,941 MDD (158.8%)

    A julio de 2021, la Balanza Comercial No Petrolera cerró con un superávit de 10,979 MDD.

    Comportamiento de la balanza agroalimentaria, enero-julio 2021

    Las mercancías que contribuyen significativamente al superávit de la balanza agroalimentaria de México por sus saldos positivos son:

    Balanza de bienes agrícolas

    En los primeros siete meses de 2021, el superávit fue de 1,768 MDD, este saldo es resultado de exportaciones 19.5% mayores a las importaciones. El saldo disminuyó 57.8% (2,425 MDD), en relación con 2020, debido a que las exportaciones crecieron en 538 MDD (5.2%), mientras que las importaciones se incrementaron en mayor medida 48.4% (2,963 MDD).

    Balanza de bienes agroindustriales

    De enero a julio de 2021, se registra un superávit de 3,452 MDD, periodo en el que las exportaciones fueron 32.6% mayores a las importaciones. El saldo disminuyó 7.6% (284 MDD), respecto de 2020, resultado del incremento en mayor medida de las importaciones en 2,439 MDD (30.0%), y de las exportaciones en 2,154 MDD, es decir, 18.1%.

    Balanza de bienes pesqueros

    Al séptimo mes de 2021, se presenta un superávit de 41 millones de dólares, debido a que lo exportado es 9.0% mayor respecto de lo importado. Las ventas al exterior crecieron en 19.9% (81 MDD), mientras que las compras en 62.1% (172 MDD), en relación con el mismo periodo de 2020.

    Balanza de bienes ganaderos y apícolas:

    al mes de julio de 2021, el déficit fue de 301 MDD, es 85 millones de dólares mayor que el saldo negativo reportado en similar periodo de 2020 (216 MDD). El comercio total se incrementó 27 millones 996 mil dólares (1.9%), al pasar de 1,500 millones dólares en 2020 a 1,528 millones de dólares en 2021. El déficit de la balanza se debe a que las importaciones fueron 49.0% mayores que las exportaciones a julio de 2021. Las compras al exterior se incrementaron en 56 MDD (6.6%) respecto de 2020, mientras que las ventas al mercado externo disminuyeron en 28 MDD (4.4%). Los productos más adquiridos en el mercado externo son: quesos y requesón con 345 MDD, huevos de ave con y sin cascarón 152 MDD, leche de bovino 90 MDD, mantequilla 59 MDD, ganado bovino en pie 51 MDD y aves de corral 19 MDD, estos productos representan 78.3% del total importado (914 MDD) en los siete primeros
    meses de 2021

    Fuente: SIAP 07 de octubre de 2021

  • Miércoles, 6 de octubre de 2021

    Inflación mundial alcanzará un pico
    de 3.6% a finales de año, alerta el FMI

  • La inflación mundial debería alcanzar un pico en los últimos meses de 2021 en los países desarrollados y en los emergentes, antes de estabilizarse para mediados del año próximo, según proyecciones del FMI.

    El FMI prevé para 2021 un alza de precios más fuerte de lo que había anticipado en julio en todo el mundo.

    “La inflación global debería llegar a un máximo en los últimos meses de 2021, antes de volver a los niveles anteriores a la pandemia para mediados de 2022 tanto para las economías avanzadas como para los mercados emergentes”, estimó el FMI en un informe publicado antes de sus reuniones anuales de otoño boreal.

    “Las previsiones de base de los servicios del FMI sugieren que, para las economías avanzadas, la inflación alcanzará un pico en los últimos meses de 2021 y bajará a alrededor de 2% para mediados de 2022”, indicó el FMI, precisando que en 2021 la inflación mundial marcará 3.6%, muy por encima de lo esperado en julio pasado cuando proyectaba un alza de precios de 2.4% este año y de 2.1% el próximo.

    En julio, para las economías emergentes y en desarrollo (sin contar a Venezuela que tiene hiperinflación), esperaba incrementos de precios al consumo de 5.4% en 2021 y 4.7% en 2022.

    Aunque persisten incertidumbres, “la reactivación de la demanda no debería tener más que un impacto débil sobre la inflación futura”, estima el organismo.

    El aumento de los precios de los alimentos, de más de 30% este año, es “particularmente preocupante”. “Junto con el alza de los precios de la energía, eso coloca todavía más presión sobre los hogares más pobres”.

    Fuente:EL ECONOMISTA 06 de octubre de 2021

  • Martes, 5 de octubre de 2021

    Precios al consumidor

  • La inflación anual de la OCDE continúa al alza, alcanzando el 4,3% en agosto de 2021 impulsada por los precios de la energía y los alimentos

    La inflación en el área de la OCDE aumentó hasta el 4,3% en los 12 meses hasta agosto de 2021, en comparación con el 4,2% de julio, continuando la tendencia alcista que comenzó en diciembre de 2020.

    En la zona del euro, la inflación anual repuntó con fuerza hasta el 3,0 % en agosto de 2021, desde 2,2% en julio, pero se mantuvo más bajo que en el área de la OCDE en su conjunto, particularmente en comparación con Estados Unidos, donde la inflación anual se situó en 5,3% para el mismo período.

    Los precios de la energía en el área de la OCDE aumentaron a un ritmo más rápido en agosto (18,0%) que en julio (17,4%) alcanzando la tasa más alta desde septiembre de 2008.

    La inflación de los precios de los alimentos también aumentó bruscamente hasta el 3,6%, en comparación con el 3,1% de julio.

    Excluyendo alimentos y energía, la inflación anual de la OCDE se mantuvo estable en 3,1% por tercer mes consecutivo.

    Fuente: OECD 05 de octubre de 2021

  • Lunes, 4 de octubre de 2021

    Consulta Pública sobre el Censo Agropecuario 2022

  • El objetivo, conocer las necesidades de información de los usuarios y con ello obtener datos que permitan establecer políticas públicas en favor del desarrollo del campo.

  • La consulta estará vigente del 4 al 29 de octubre de 2021.

    En cumplimiento al artículo 88 de la Ley del Sistema Nacional de Información Estadística y Geográfica, el INEGI realiza la consulta pública sobre la metodología del Censo Agropecuario 2022, programa estadístico que ofrece información agropecuaria y forestal referente a quién produce, qué se produce, cuánto se produce, dónde se produce, cómo se produce y con qué se produce.

    La consulta pública estará vigente desde hoy y hasta el 29 de octubre de 2021 en internet, con el objetivo de conocer las necesidades de información de los usuarios y con ello retroalimentar la temática del Censo Agropecuario 2022, cuyos resultados servirán para establecer políticas públicas en favor del desarrollo del campo.

    La consulta está diseñada para recibir los comentarios, aportaciones y sugerencias que realicen organismos públicos, privados o sociales así como personas físicas, acerca del paquete conceptual, los instrumentos de captación y los procedimientos del operativo del Censo Agropecuario que está previsto que se lleve a cabo el próximo año.

    Esta consulta es la tercera del sector agropecuario y forestal que se realiza en México y, al igual que en los ejercicios de 2011 y 2016, se busca obtener aportaciones que enriquezcan sustancialmente diversos aspectos metodológicos y en particular la temática del cuestionario para el Censo.

    Además de la consulta abierta al público por internet en https://www.inegi.org.mx/app/consultapublica/, se realizarán también presentaciones y sesiones de trabajo con las instituciones públicas, privadas y sociales que rigen las políticas y la organización del sector agropecuario como un sector relevante para la economía del país, con lo cual conoceremos las necesidades de información.

    Algunos de los temas que se incorporan a la consulta son: denominación del programa estadístico, objetivo, tipo de programa estadístico, universo de estudio, cobertura temática, cobertura geográfica, desagregación geográfica, periodo de ejecución, captación, procesamiento y análisis.

    El Instituto agradece la participación de los usuarios en este importante proyecto. Como organismo autónomo, con independencia técnica y profesional, el INEGI reafirma su apego a los estándares estadísticos internacionales y a los principios de transparencia, con una agenda de datos abiertos para facilitar la comunicación y la rendición de cuentas.

    Fuente: INEGI 04 de octubre de 2021

  • Miércoles, 29 de septiembre de 2021

    Día Internacional de Concientización sobre
    la Pérdida y el Desperdicio de Alimentos

  • Lograrla representaría un medio poderoso para fortalecer la sostenibilidad de nuestros sistemas alimentarios y mejorar la salud planetaria.

    En todo el mundo, para muchas personas es habitual el desperdicio de alimentos, la compra de más alimentos de los necesarios y el dejar que las frutas y verduras se echen a perder en casa, así como tomar porciones más grandes de las que se van a consumir.

    Se desconoce que de esta manera se ejerce una presión adicional sobre los recursos naturales y se daña el medio ambiente, el trabajo, el esfuerzo, la inversión y los recursos que se utilizan para producir los alimentos: agua, semillas, tierra, abonos, así como los medios para almacenarlos, procesarlos, transportarlos y distribuirlos, todo lo cual aumenta las emisiones de gases de efecto invernadero y contribuye al cambio climático.

    Reducir la pérdida y el desperdicio de alimentos con el fin de lograr la restauración y la reconstrucción de los sistemas alimentarios y prepararlos para la resiliencia, es uno de los grandes objetivos que tiene la conmemoración del Día Internacional de Concientización sobre la Pérdida y el Desperdicio de Alimentos cada 29 de septiembre desde 2020, a proclama de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) en un mundo desigual donde existe un hambre creciente frente a importantes pérdidas y desperdicios de alimentos.

    A nivel global, entre la cosecha y la venta al por menor se pierde alrededor del 14% de los alimentos producidos, mientras el 17% del total de la producción de alimentos se desperdicia en los hogares (11%), en el servicio de alimentos (5%) y en el comercio minorista (2%), según datos de la FAO.

    La pérdida y el desperdicio de alimentos impactan los recursos naturales porque representa desperdicio de agua, de la tierra que se necesita para cultivar esos alimentos, de mano de obra y del capital invertido. La naturaleza sigue afectada cuando se descuidan los alimentos y van a dar a los vertederos, donde generan metano y otros gases de efecto invernadero que contribuyen al cambio climático.

    La FAO señala que lograr sistemas alimentarios resilientes requiere de sostenibilidad, de adoptar enfoques integrados que se orienten a reducir la pérdida y el desperdicio de alimentos por lo que, a nueve años de alcanzar la meta 12 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), meta 12.3, es urgente acelerar las acciones para reducir la pérdida y el desperdicio de alimentos.

    Esas acciones a nivel mundial y local deben encaminarse a maximizar el uso de los alimentos que producimos mediante la introducción de tecnologías, soluciones innovadoras, incluidas plataformas de comercio electrónico para marketing, sistemas móviles de procesamiento de alimentos retráctiles, nuevas formas de trabajo y buenas prácticas para gestionar la calidad de los alimentos y reducir la pérdida y el desperdicio.

    Fuente: SEMARNAT 29 de septiembre de 2021

  • Miércoles, 29 de septiembre de 2021

    Día Nacional del Maíz

  • Estrecho vínculo de los nacidos en este país con la milpa… el elote… la mazorca…

    Una espigada planta tiene raíces en la cosmogonía de nuestros pueblos precolombinos que se llamaban a sí mismos: hijos del maíz. Ellos y ellas domesticaron al silvestre teocintle que les dio identidad, alimento y cura, y que marcaba sus calendarios de siembra, de cosecha, de arquitectura, de celebraciones. Nos legaron así una cultura cuyo eje es el maíz, grano que cuenta con 64 razas, más de 300 variedades y una amplia gama de colores y tamaños.

    El cereal mexicano es y ha sido celebrado por pueblos y comunidades del país. En el siglo XV, donde hoy es el estado de Oaxaca, se ofrendaban danzas y música a Centéotl, la diosa del maíz, en la Guelaguetza; mientras los mexicas rendían tributo a Centeotlcíhuatl, patrona mexica de la vegetación, especialmente del maíz, y de la fertilidad.

    n nuestros días, cada 28 de septiembre se festeja el axoxtia, o enfloramiento de las milpas, por los primeros elotes que se dan gracias a nuestra Madre tierra y a Totahtzin, el Padre respetado; es la fiesta de la Virgen del Maíz en la parroquia del Teopantlán, Puebla, y la mayoría de los 644 pueblos mexicanos que llevan el nombre de San Miguel Arcángel, honran el 29 de septiembre a este santo al que atribuyen luchar contra el mal y proteger la milpa.

    Ese sincretismo o fusión de las creencias religiosas prehispánicas y coloniales dieron origen al Día Nacional del Maíz, el 29 de septiembre. En 2009 la Asociación Nacional de Empresas Comercializadoras de Productores del Campo, A.C. (ANEC), promovió esta efeméride e impulsó el movimiento social Campaña Nacional Sin Maíz No Hay País, con la intención de unir a toda la población mexicana “del campo y de las ciudades, para celebrar la diversidad de los maíces nativos, la agrobiodiversidad y la diversidad biocultural en nuestro país”.

    La iniciativa ciudadana inspirada en los festejos que muchas familias campesinas mexicanas realizan en sus milpas para cosechar los primeros elotes cada 29 de septiembre en honor a San Miguel Arcángel, la impulsaron más de 300 comunidades campesinas e indígenas, productores y productoras de maíz de pequeña y mediana escala, organizaciones académicas, ambientalistas, de consumo, cooperativas y defensoras de derechos humanos.

    La ANEC argumentó también: “Celebramos al maíz y la milpa, pero también reconocemos que es urgente continuar trabajando para revalorar y defender la producción de semillas y alimentos por parte de las comunidades campesinas e indígenas y para lograr mejores condiciones de vida para todas y todos”.

    Han alertado sobre los bienes comunes como el agua, los bosques, las selvas, el suelo, las semillas nativas —entre ellas la del maíz—, que están en riesgo de ser privatizados, contaminados y agotados, por lo que “es necesario garantizar nuestros derechos humanos a la alimentación sana y suficiente, a la salud, a la biodiversidad y a un ambiente sano”.

    Para la Comisión de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Rural de la Cámara Alta, “es muy importante para México rescatar la autosuficiencia alimentaria, y por ende al maíz como el principal alimento de la población y parte de su cultura e historia del país, donde se reconocen 300 variedades derivadas de 64 razas de maíces nativos en el territorio nacional”.

    En la actualidad, México se ubica en el quinto lugar de producción de maíz en el mundo, al ofertar el 2.2%, con 21.6 millones de toneladas en promedio y una tasa de crecimiento de 2%. Del total de maíz producido en México, el 57% se destina al consumo humano, 29% al consumo animal y 20% a la industria, y son los principales productores: Sinaloa, con 26%; Jalisco, 12.6; Estado de México, 6.5; Chiapas, 6.0; Michoacán, 5.9, y Veracruz 5.7%.

    El maíz se domesticó, se ha dispersado y es parte de la riqueza de nuestro país desde hace más de 10 mil años.

    Fuente: SEMARNAT 29 de septiembre de 2021

  • Miércoles, 29 de septiembre de 2021

    Día Internacional de Concienciación sobre
    la Pérdida y el Desperdicio de Alimentos

  • Evitar la paradoja del hambre en un contexto de pérdida y desperdicio alimentario

    En un mundo en el que el número de personas afectadas por el hambre ha aumentado lentamente desde 2014, y en el que cada día se pierden o desperdician toneladas y toneladas de alimentos, es fundamental reducir las pérdidas y el desperdicio. A nivel global, cerca del 14 % de los alimentos producidos se pierden entre la cosecha y la venta minorista. A ello se suma el hecho de que aproximadamente el 17 % de la producción total de alimentos se desperdicia (11 % en los hogares, 5 % en los servicios de comidas y 2 % en el comercio al por menor).

    El Día Internacional de Concienciación sobre la Pérdida y el Desperdicio de Alimentos brinda una oportunidad para hacer un llamamiento a la acción tanto al sector público (autoridades nacionales o locales) como al sector privado (empresas y particulares), con la finalidad de establecer prioridades y avanzar con la innovación para reducir la pérdida y el desperdicio de alimentos a fin de restaurar y reconstruir mejor y de lograr sistemas alimentarios con capacidad de resiliencia.

    Cuando se pierden o desperdician alimentos, todos los recursos que se utilizaron para su producción -como el agua, la tierra, la energía, la mano de obra y el capital- se desaprovechan. Además, la eliminación de los alimentos perdidos o desperdiciados en vertederos genera emisiones de gases de efecto invernadero (GEI), lo que contribuye al cambio climático. La pérdida y el desperdicio de alimentos también pueden tener repercusiones negativas en la seguridad alimentaria y la disponibilidad de alimentos, y contribuir a aumentar el costo de la alimentación.

    Nuestros sistemas alimentarios no pueden ser resilientes si no son sostenibles. De ahí la necesidad de centrarse en la adopción de enfoques integrados concebidos para la reducción de la pérdida y el desperdicio de alimentos.

    Es necesario adoptar medidas a escala mundial y local para aprovechar al máximo los alimentos que producimos. Para introducir este cambio transformador es fundamental incorporar tecnologías, soluciones innovadoras (en particular plataformas de comercio electrónico para la comercialización y sistemas de elaboración de alimentos replegables y móviles), nuevas formas de trabajar y buenas prácticas con miras a gestionar la calidad de los alimentos y reducir las pérdidas y el desperdicio de alimentos.

    Cuando quedan nueve años para alcanzar la meta 12.3 del Objetivo de Desarrollo Sostenible 12 (ODS), es imperativo agilizar las medidas encaminadas a reducir la pérdida y el desperdicio de alimentos.

    Fuente: ONU 29 de septiembre de 2021

  • Miércoles, 29 de septiembre de 2021

    Hay que abordar la pérdida y el desperdicio de
    alimentos para lograr la meta mundial de 2030

  • La FAO, el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) y sus asociados celebran el segundo Día Internacional de Concienciación sobre la Pérdida y el Desperdicio de Alimentos

    Transformar los sistemas agroalimentarios para hacerlos más eficientes, inclusivos y sostenibles es fundamental para impedir que la pérdida y el desperdicio de alimentos sigan minando los esfuerzos realizados por erradicar el hambre, mejorar la nutrición y reducir la presión sobre los recursos naturales y el medio ambiente.

    A escala mundial, alrededor del 14 % de los alimentos que se producen se pierde entre la cosecha y la venta minorista. Esto equivale a una pérdida de 400 mil millones de USD al año en valor de alimentos, en tanto que, según las estimaciones, se desperdicia el 17 % de la producción total de alimentos (el 11 % en los hogares, el 5 % en los servicios de comidas y el 2 % en el comercio al por menor).

    “Debemos acelerar los progresos realizados en la consecución de la meta 12.3 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de aquí a 2030, con vistas a reducir a la mitad el desperdicio de alimentos en el mundo y reducir las pérdidas de alimentos en las cadenas de producción y suministro, incluidas las pérdidas posteriores a la cosecha”, solo nos quedan “nueve temporadas (cosechas) para hacerlo”.

    “La pérdida y el desperdicio de alimentos son el origen del 10 % de las emisiones de gases de efecto invernadero. Esto significa, fundamentalmente, que se utilizan valiosos recursos de tierras y aguas para nada”.

    Se tiene la necesidad de abordar la pérdida y el desperdicio de alimentos mediante la incorporación de innovaciones eficaces en la cadena de suministro agroalimentario con productos, servicios, modelos empresariales y tecnologías a mayor escala. La reducción de la pérdida y el desperdicio de alimentos conduciría a un uso más eficiente de la tierra y una mejor gestión de los recursos hídricos, lo que tendría efectos positivos en el cambio climático y los medios de vida.

    En calidad de organismo corresponsable de la meta 12.3 de los ODS, dirigida a reducir el desperdicio de alimentos en el ámbito de los consumidores antes de 2030, la FAO acoge la Plataforma técnica sobre la medición y reducción de la pérdida y el desperdicio de alimentos del G-20, la FAO y el Instituto Internacional de Investigaciones sobre Políticas Alimentarias (IFPRI), dirigida a facilitar el intercambio de buenas prácticas entre los miembros. La publicación El estado mundial de la agricultura y la alimentación de 2019, se centró en las pérdidas de alimentos, en particular, y en el Índice mundial de pérdidas de alimentos. En junio de 2021, la Conferencia de la FAO aprobó el Código de conducta voluntario para la reducción de las pérdidas y el desperdicio de alimentos.

    Fuente: FAO 29 de septiembre de 2021

  • Miércoles, 29 de septiembre de 2021

    El mundo desperdicia el 17% de los alimentos que
    produce mientras 811 millones de personas sufren hambre

  • La reducción de la pérdida y el desperdicio de comida ayudaría a lograr la seguridad alimentaria, mejorar la calidad de los alimentos y disminuir las emisiones de gases de efecto invernadero.

    De acuerdo con datos de la FAO, 931 millones de toneladas o el 17% de los alimentos que se produjeron en 2019 acabaron en la basura de las familias, los comercios minoristas, los restaurantes y otros actores del rubro de la alimentación.

    En tanto, 811 millones de personas padecen hambre y 132 millones enfrentan inseguridad alimentaria y nutricional hoy debido a la pandemia de COVID-19.

    En términos de dinero, la pérdida de alimentos anual se estima en 400.000 millones de dólares.

    educir la pérdida y el desperdicio de alimentos mejoraría los sistemas agroalimentarios, ayudaría a lograr la seguridad alimentaria y a garantizar la calidad de los alimentos, lo que se reflejaría en la nutrición.

    Además, contribuiría “significativamente a la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero y de la presión sobre los recursos terrestres y hídricos”.

    La FAO urgió a acelerar las acciones que conduzcan al logro del Objetivo de Desarrollo Sostenible 12, que se refiere a asegurar el consumo sostenible y a reducir a la mitad el desperdicio de alimentos global per cápita para 2030.

    Fuente: ONU 28 de septiembre de 2021

  • Miércoles, 29 de septiembre de 2021

    Reporte mensual de Precios Internacionales
    de productos agrícolas agosto 2021

    Reporte gráfico que muestra la evolución de los precios físico y de futuro de los principales productos que se comercializan en el mercado internacional.

    Maíz blanco y amarillo (dólares/ton)

    Las previsiones del SIAP nuevamente son acertadas, como se anticipó en el reporte
    anterior el precio internacional de maíz amarillo para agosto de 2021 puesto en el Golfo de EE.UU., continua con tendencia a la baja para los comparativos mensuales, después del tope alcanzado en mayo de 2021. Así, en agosto la cotización del grano quedó en 254 dólares por tonelada, 8.8% por abajo del precio de un mes antes, aunque representa un incremento anual de 70.3%. Se estima que para el cierre de septiembre de 2021, el referente internacional siga a la baja y quede por abajo de los 250 dólares por tonelada, incluso con la posibilidad de rondar los 230 dólares. Las previsiones del departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA) anticipan una producción mundial de 1,198 millones de toneladas de maíz, al cierre del ciclo mercantil 2021/22, sería 7.2% por arriba del ciclo anterior.

    Trigo suave (dólares/ton)

    El SIAP, anticipó el comportamiento del precio físico de trigo grano de EE.UU. (invierno rojo, no. 2,suave) de exportación en los puertos del Golfo, el mes anterior mencionó que la cotización podría volver al nivel de los 275 dólares, se cumplió, ya que en agosto el precio fue de 272 dólares por tonelada, 8.4% por arriba del mes anterior y 30.2% más caro en comparativo anual. Ahora se prevé que el referente de septiembre podría mantenerse alrededor de los 270 dólares o, incluso, un poco por abajo. El USDA ajustó ligeramente al alza, durante septiembre de 2021, su proyección mundial de la producción del cereal, por lo que para el cierre del ciclo de mercado 2021/22 estima 780 millones de toneladas cosechadas, lo que significa 4 millones de toneladas más, respecto del estimado de un mes antes y quedaría 0.6% por arriba del ciclo precedente.

    Sorgo amarillo (dólares/ton)

    En el reporte del mes anterior se anticipó que el precio de sorgo amarillo de EE.UU. No. 2, cotizado F.O.B. en puertos del Golfo, quedaría alrededor de 285 dólares por tonelada al cierre de agosto de 2021, lo cual se cumple al observarse una cotización de 282 dólares para tal mes, la cual resultó 3.7% por debajo de la del mes anterior y 48.7% en comparativo anual. En cuanto al referente esperado para septiembre de 2021, se calcula una cotización todavía menor, de alrededor de 265 dólares por cada mil kilos, influenciada por el comportamiento del precio internacional, físico y futuro, del maíz amarillo. El USDA, por su parte, reporta en sus estimados de agosto de 2021, que para el ciclo de mercado 2021/22 la producción de EE.UU. podría ser de 454 millones de bushels; 45 millones más, comparado con los 409 millones estimados el mes previo, además de significar 21.7% más que lo conseguido en el ciclo anterior.

    Frijol americano (dólares/ton)

    El frijol pinto al mayoreo, ofertado en North Dakota/Minnesota, EE.UU., mantiene la tendencia del frijol negro y, para agosto de 2021, se cotizó en 2,658 dólares por tonelada; 12.1% más caro que un mes antes y 101.0% por arriba del año anterior.

    Soya amarilla (dólares/ton)

    En el reporte anterior se previó un precio de 544 dólares por tonelada para la soya amarilla en agosto de 2021, el cual quedó en 534 dólares. La cotización real de agosto de 2021 resultó 1.7% por debajo de la identificada un mes precedente y 66.0% arriba en comparativo anual. Para septiembre de 2021 anticipamos que el precio de la oleaginosa quede cerca de los 500 dólares por tonelada, manteniendo la tendencia a la baja, para los comparativos respecto al mes que precede, pero todavía con incrementos anuales. El estimado de septiembre 2021, elaborado por el USDA, muestra suficiente oferta internacional, para el cierre del ciclo 2021/22, con 384 millones de toneladas, 5.8% más que lo obtenido en el ciclo anterior.

    Café verde (dólares/ton)

    Las previsiones para agosto de 2021 anticipaban un precio internacional de 3,500 dólares por tonelada de café verde, para dicho mes, el registro real integrado en el Indicador Compuesto de la Organización Internacional del Café, fue de 3,531 dólares; 20.1% por debajo del referente de un mes antes y 39.5% superior en comparativo anual.

    Así, el precio físico promedio de café verde continúa la tendencia al alza, iniciada a fines de 2020. El comportamiento de los futuros permite anticipar, sin mayor problema, que para el cierre de septiembre la cotización rondará los cuatro mil dólares por cada mil kilos.

    Algodón (dólares/ton)

    Las cotizaciones internacionales de algodón mantienen repuntes, a pesar de que los referentes futuros han mostrado cierta estabilidad e, incluso, disminución. En agosto de 2021 se cerró con un referente de 2,233 dólares por tonelada, 3.7% por arriba de un mes antes y 44.8% más caro en comparativo anual. La evolución de los futuros permite anticipar que, para el cierre de septiembre de 2021, el precio ronde los 2,100 dólares por tonelada, aunque no resultaría extraño que supere, incluso, los 2,200 dólares.

    Azúcar (dólares/ton)

    El precio internacional de azúcar del contrato 5 presenta comportamientos con mayor tendencia al alza, comparado con los alusivos a los contratos 11 y 16, lo cual obedece a que el referente del C5 ha manifestado un comportamiento similar al de los otros dos contratos, pero con incrementos que se mantienen alrededor del promedio de la tendencia histórica disponible, mientras que los otros dos referentes han manifestado aumentos más significativos. Así, es de esperar que el C5 siga con aumentos mayores a los registrados para el C11 y C16.

    Arroz (dólares/ton)

    En el caso del precio físico del arroz blanco pulido, de Tailandia, la estimación de julio de 2021 quedó por debajo de los 414 dólares por tonelada, registrados realmente, ya que nuestra previsión fue menor a 400 dólares. Ahora se estima que para septiembre de 2021 el físico podría bajar a 380 dólares por tonelada, como ya se observa con el futuro cercano, lo cual permitirá rondar el promedio de 2016 a 2019, en favor de la demanda de grandes masas de la población mundial, sobre todo de bajos ingresos.

    Fuente: SIAP 28 de agosto de 2021

    Jueves, 23 de septiembre de 2021

    Registra balanza comercial agroalimentaria de México
    superávit de cuatro mil 959 millones de dólares en enero-julio

  • Los productos mexicanos con mayor demanda en el extranjero fueron cerveza, con tres mil 166 millones de dólares; tequila y mezcal, mil 776 millones de dólares y aguacate, mil 695 millones de dólares.

    Por séptimo año consecutivo, al mes de julio se obtuvo superávit comercial, el cual se ubicó como el cuarto mayor saldo positivo desde 1995, derivado de 25 mil 981 millones de dólares de exportaciones y 21 mil 022 millones de dólares de importaciones.

    De acuerdo con cifras del Banco de México, la dependencia federal resaltó que la dinámica que presentan las exportaciones de bienes agroalimentarios permite al país obtener divisas que superan a las conseguidas por la venta de productos petroleros (10 mil 418 millones de dólares) y turismo extranjero (15 mil 941 millones de dólares).

    En los primeros siete meses del año, el comercio total agroalimentario de México con sus socios comerciales alcanzó 47 mil 002 millones de dólares. El 55.28 por ciento correspondió a ventas realizadas por nuestro país.

    En lo referente a la balanza agropecuaria y pesquera para el periodo enero-julio de 2021, presentó un saldo positivo de mil 508 millones de dólares, con ventas por 11 mil 951 millones de dólares y compras al exterior por 10 mil 444 millones de dólares, pese a un aumento en estas últimas.

    En el rubro de productos agroindustriales, las exportaciones alcanzaron 14 mil 029 millones de dólares, mientras que las importaciones sumaron un total de 10 mil 578 millones de dólares, resultando así un superávit comercial de tres mil 452 millones de dólares en dicho periodo.

    Agricultura señaló que, en dicho periodo, las hortalizas, bebidas y frutas fueron los principales grupos de exportación, ya que concentraron más de 76.4 por ciento del total, con el 25.1, 26.6 y 24.7 por ciento de participación, respectivamente.

    De manera específica, los productos agropecuarios y pesqueros con mayor demanda en el extranjero fueron: flores y capullos para adornos, las cuales se incrementaron en 90.41 por ciento, miel natural de abeja, con alza de 75.26 por ciento; crustáceos, excepto camarón congelado 63.36 por ciento; cítricos, 59.63 por ciento y pescado fresco o refrigerado excepto filete, con 44.68 por ciento.

    En cuanto a productos agroindustriales, aumentaron las exportaciones mexicanas de aceite de soya 184.63 por ciento; carne y despojos de aves de corral 179.88 por ciento; sopas, potajes o caldos 60.01 por ciento; de tequila y mezcal en 41.90 por ciento y aguas y refrescos subieron 40.68 por ciento.

    En términos de valor, refirió, los productos nacionales con mayor demanda en el extranjero fueron la cerveza, con tres mil 166 millones de dólares; tequila y mezcal, con mil 776 millones de dólares y aguacate, mil 695 millones de dólares.

    La Secretaría anotó que en enero-julio, más del 57 por ciento de las importaciones del país se concentraron en cuatro grupos: cereales; semillas y frutos oleaginosos; cárnicos; y lácteos y demás productos de origen animal.

    Fuente: SAGARPA 22 de septiembre de 2021

  • Miércoles, 22 de septiembre de 2021

     

    La alimentación de los niños pequeños no ha mejorado en la última
    década y “podría empeorar aún mucho más” con la COVID-19

  • Durante el periodo crucial en el que los niños comienzan a realizar la transición hacia los alimentos sólidos, solo 1 de cada 3 recibe una alimentación lo suficientemente variada como para poder crecer adecuadamente

    Según un nuevo informe publicado por UNICEF, los niños y niñas menores de 2 años no reciben los alimentos o nutrientes que necesitan para prosperar y crecer de manera adecuada, y esta situación provoca daños irreversibles en su desarrollo.

    ¿Una alimentación para el fracaso? La crisis de la alimentación infantil en los primeros años de vida, un informe publicado en vísperas de la Cumbre sobre los Sistemas Alimentarios de las Naciones Unidas, que se celebra esta semana, advierte que el aumento de la pobreza, la desigualdad, los conflictos, las catástrofes relacionadas con el clima y las emergencias de salud, como la pandemia de COVID-19, están contribuyendo a provocar una crisis nutricional entre los niños de corta edad que apenas ha dado señales de mejora en los últimos diez años.

    En un análisis realizado en 91 países, el informe concluye que sólo la mitad de los niños de entre 6 y 23 meses se alimentan diariamente con el número mínimo de comidas recomendado, mientras que sólo una tercera parte consume el número mínimo de grupos de alimentos que necesitan para desarrollarse. Un análisis más detallado de 50 países con datos de tendencias disponibles indica que estas pautas, que revelan una alimentación deficiente, han persistido a lo largo de la última década.

    Los niños pueden sufrir las secuelas de una alimentación y unas prácticas alimentarias deficientes durante el resto de sus vidas. Una ingesta insuficiente de los nutrientes que se encuentran en las verduras, las frutas, los huevos, el pescado y la carne, todos ellos necesarios para apoyar el crecimiento a una edad temprana, agravan el peligro que corren los niños y las niñas de sufrir deficiencias en su desarrollo cerebral y su aprendizaje. También aumentan la vulnerabilidad de su sistema inmunológico y la posibilidad de padecer infecciones que podrían provocarles la muerte.

    A nivel mundial, UNICEF calcula que más de la mitad de los niños menores de 5 años con emaciación –unos 23 millones de niños– son menores de 2 años, mientras que la prevalencia del retraso del crecimiento aumenta rápidamente entre los 6 meses y los dos años, ya que la alimentación de los niños no se ajusta a sus crecientes necesidades en materia de nutrición.

    Según el informe, los niños de entre 6 y 23 meses que viven en zonas rurales o en hogares pobres tienen muchas más probabilidades de recibir una alimentación deficiente en comparación con sus pares urbanos o más ricos. En 2020, por ejemplo, la proporción de niños alimentados con el número mínimo de grupos de alimentos recomendados era dos veces mayor en las zonas urbanas (39%) que en las rurales (23%).

    Para ofrecer alimentos nutritivos, sanos y asequibles a todos los niños, el informe hace un llamamiento a los gobiernos, los donantes, las organizaciones de la sociedad civil y los actores del desarrollo para que trabajen conjuntamente en la transformación de los sistemas de alimentación, salud y protección social, tomando varias medidas esenciales.

    El informe señala que el progreso es posible mediante la inversión. En América Latina y el Caribe, por ejemplo, casi dos tercios (62%) de los niños de 6 a 23 meses se alimentan con un régimen alimenticio mínimamente diverso, mientras que en África Oriental y Meridional (24%), África Occidental y Central (21%) y Asia Meridional (19%), menos de uno de cada cuatro niños pequeños recibe una alimentación mínimamente diversa. Es necesario invertir en todas las regiones para garantizar que todos los niños se beneficien de un régimen alimentario variado que les permita prevenir todas las formas de malnutrición y crecer, desarrollarse y aprender hasta alcanzar su máximo potencial.

    Fuente: UNICEF 22 de septiembre de 2021

  • Martes, 21 de septiembre de 2021

    Hartos: es hora de repensar los sistemas alimentarios

  • Cómo cambiar la forma en que comemos puede contribuir a los Objetivos de Desarrollo Sostenible.