CEIEG.


Archivo de la categoría "Economía"

Lunes, 14 de diciembre de 2020

Casi 2.000 millones de personas dependen de centros de atención de la
salud que carecen de servicios básicos de agua, según la OMS y UNICEF

El informe, Global progress report on WASH in health care facilities: fundamentals first (Informe sobre los progresos mundiales en materia de agua, saneamiento e higiene en los centros de atención de la salud: primero lo fundamental), llega cuando la COVID-19 está exponiendo deficiencias importantes en los sistemas de salud, incluyendo la prevención y el control inadecuados de las infecciones.

El agua, el saneamiento y la higiene son vitales para la seguridad de los trabajadores de la salud y los pacientes, y, sin embargo, no se da prioridad a la prestación de estos servicios. En todo el mundo, 1 de cada 4 centros de atención de la salud carece de servicios de agua, 1 de cada 3 no dispone de acceso a la higiene de las manos en los lugares donde se presta atención, 1 de cada 10 no tiene servicios de saneamiento* y en 1 de cada 3 no separan los desechos de manera segura.

La situación es peor sobre todo en los 47 países menos adelantados (PMA) del mundo: 1 de cada 2 centros de atención de salud carece de agua potable básica, 1 de cada 4 centros de atención de salud no dispone de instalaciones para la higiene de las manos en los puntos de atención; y 3 de cada 5 carecen de servicios básicos de saneamiento.

Según el informe, las inversiones incrementales e inmediatas en agua y saneamiento producen grandes beneficios: la mejora de la higiene en los centros de atención de la salud es la “mejor compra” que se puede realizar para hacer frente a la resistencia antimicrobiana. Reduce los costos de la atención de la salud porque disminuye las infecciones asociadas a los centros de salud (que son costosas de tratar). Ahorra tiempo, ya que los trabajadores sanitarios no tienen que buscar agua para la higiene de las manos. Una mejor higiene también aumenta la utilización de los servicios. Todo esto se plasma en un retorno de 1,5 dólares por cada dólar invertido.

Estos servicios son especialmente importantes para las poblaciones vulnerables, como las madres embarazadas, los recién nacidos y los niños. La mejora de los servicios de agua, saneamiento e higiene en los centros de atención de la salud es especialmente importante en torno al periodo del parto, cuando es excesivo el número de madres y recién nacidos que sufren y mueren, incluso a causa de trastornos prevenibles como la sepsis. Unos mejores servicios de agua, saneamiento e higiene podrían salvar la vida de un millón de mujeres embarazadas y recién nacidos, y reducir los nacimientos de mortinatos.

Los asociados mundiales en materia de agua, saneamiento e higiene y los asociados en el ámbito de la salud han mostrado su apoyo al cumplimiento de los objetivos mundiales y nacionales en materia de agua, saneamiento e higiene en los centros de atención de la salud. Para 2020, más de 130 asociados se han comprometido a aportar recursos, de los cuales 34 han asumido compromisos financieros específicos por un total de 125 millones de dólares.

No obstante, la aplicación de la resolución de la Asamblea Mundial de la Salud de 2019 relativa al agua, el saneamiento y la higiene en los centros de atención de la salud es desigual. De los casi 50 países sobre los que la OMS y UNICEF disponen de datos, el 86% dispone de normas actualizadas y el 70% ha realizado evaluaciones iniciales que muestran que, en general, esta cuestión va por buen camino. Sin embargo, sólo un tercio de los países han calculado los costos de las hojas de ruta de los centros de atención de la salud en materia de agua, saneamiento e higiene, y sólo el 10% ha incluido indicadores sobre agua, saneamiento e higiene en el monitoreo de los sistemas nacionales de salud.

Se necesita una financiación mundial que sirva de estímulo, así como apoyo técnico y recursos nacionales, para mantener seguros y protegidos a los trabajadores de la salud y a los pacientes. Ahora existe la oportunidad de aprovechar los esfuerzos y compromisos existentes e integrar el agua, el saneamiento y la higiene en los centros de atención de la salud en todos los planes nacionales para la COVID-19, la distribución de vacunas y los paquetes de recuperación económica.

Los datos publicados por la OMS en octubre indican que las cifras de infecciones por COVID-19 entre los trabajadores de la salud son mucho mayores que las de la población general: los trabajadores de atención de la salud representan menos del 3% de la población, pero constituyen el 14% de los casos de COVID-19 a nivel mundial notificados a la OMS. Es imperativo garantizar que los trabajadores de la salud tengan acceso a las necesidades básicas de agua, saneamiento e higiene para mantenerse seguros ellos mismos, así como a sus pacientes, sus familias y sus hijos.

Fuente: OIT 14 de diciembre de 2020

Lunes, 14 de diciembre de 2020

La brecha salarial de los migrantes se
amplía en muchos países de altos ingresos

La remuneración promedio de los migrantes es casi un 13% menor que la que perciben los ciudadanos de los países de altos ingresos de acogida, según un nuevo informe de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

En determinados países, en particular Chipre, Italia y Austria, la brecha salarial por hora de trabajo es aún mayor, a saber, del 42, 30 y 25% respectivamente. En Finlandia es del 11%, inferior al valor promedio, y en la Unión Europea en su conjunto es de casi un 9%.

La brecha salarial de los migrantes ha aumentado en varios países de altos ingresos a lo largo de los últimos cinco años; en Italia, por ejemplo, la remuneración de los trabajadores migrantes es un 30% menor que la que perciben los ciudadanos de dicho país, según datos recientes, frente al 27% que se registró en 2015. En Portugal la diferencia de remuneración es del 29%, frente al 25% registrado en 2015, y en Irlanda del 21%, con respecto al 19% en 2015.

El informe – The migrant pay gap: understanding wage differences between migrants and nationals (Brecha salarial de los migrantes: examen de las diferencias salariales entre los migrantes y los ciudadanos de los países de acogida) pone de manifiesto que los migrantes en los países de altos ingresos son más susceptibles de tener un trabajo precario, habida cuenta de que el 27% de ellos tienen contratos temporales, y un 15% empleo a tiempo parcial. Están representados de forma desproporcionada en el sector primario, en particular, en las esferas de la agricultura, la pesca y la silvicultura, y realizan más trabajos que los ciudadanos de los países de acogida en el sector secundario, en particular, en las esferas de la minería y la extracción de minerales, la producción, el suministro de electricidad, gas y agua, y la construcción.

Los trabajadores migrantes perciben un salario menor que el de los ciudadanos de los países de acogida que poseen una calificación análoga para la misma categoría profesional.

En Estados Unidos y Finlandia, por ejemplo, pese a que la proporción de trabajadores migrantes con estudios secundarios es del 78% y el 98%, respectivamente, la proporción de trabajadores migrantes en empleos de alta o mediana calificación es únicamente del 35% y el 50%.

En los países de ingresos bajos y medianos se da una situación opuesta, puesto que los trabajadores migrantes suelen ser expatriados temporales altamente calificados. Por lo general, su remuneración por hora de trabajo es aproximadamente un 17,3% mayor que la que perciben los trabajadores no migrantes.

Las trabajadoras migrantes tiene que afrontar una doble penalización salarial, por su condición de migrantes y de mujer. Se estima que la brecha salarial por hora de trabajo entre los ciudadanos masculinos del país de acogida y las mujeres migrantes en los países de altos ingresos es de casi el 21%. Ese valor es superior a la brecha de remuneración por motivos de género (16%) que se produce en esos países.

Ello obedece parcialmente a que las trabajadoras migrantes constituyen una gran parte de las personas que realizan trabajos domésticos, a saber, el 73% (8,45 millones de personas) de todos los trabajadores domésticos migrantes a escala mundial. En los países de altos ingresos, la brecha de remuneración entre los trabajadores migrantes que realizan trabajos de prestación de cuidados y los trabajadores de ese sector que no son migrantes es de alrededor del 19%.

Fuente: OIT 14 de diciembre de 2020

Viernes, 11 de diciembre de 2020

Indicador Mensual de la Actividad Industrial

Cifras durante octubre de 2020

El INEGI presenta el Indicador Mensual de la Actividad Industrial (IMAI), el cual se incrementó 2% en términos reales en el décimo mes de 2020 respecto al mes previo, con base en cifras desestacionalizadas.

Por componentes, la Construcción aumentó 3.6%, las Industrias manufactureras y la Generación, transmisión y distribución de energía eléctrica, suministro de agua y de gas por ductos al consumidor final 1.8% cada uno y la Minería creció 1% durante octubre pasado frente al mes anterior con cifras ajustadas por estacionalidad.

En su comparación anual, la Producción Industrial retrocedió (-)3.1% en términos reales en el mes en cuestión. Por sectores de actividad económica, la Construcción cayó (-)9.7%, la Generación, transmisión y distribución de energía eléctrica, suministro de agua y de gas por ductos al consumidor final (-)4.3%, la Minería (-)1.1% y las Industrias manufactureras (-)1 por ciento.

Fuente: INEGI 11 de diciembre de 2020

Jueves, 10 de diciembre de 2020

Encuesta Nacional de Victimización de Empresas (ENVE) 2020

  • Durante 2019 ocurrieron 3.9 millones de delitos asociados a 1.5 millones de unidades económicas víctima.

  • La extorsión y el robo o asalto de mercancía, dinero, insumos o bienes fueron los delitos con mayor incidencia.

    El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) presenta la Encuesta Nacional de Victimización de Empresas (ENVE) 2020. El objetivo de esta encuesta es generar información estadística que permita realizar estimaciones con cobertura nacional sobre la prevalencia delictiva en unidades económicas.

    La Encuesta permite hacer estimaciones sobre la victimización de los delitos más representativos del fuero común ocurridos durante 2019 en las unidades económicas del sector privado. Delitos como narcotráfico, delincuencia organizada y lavado de dinero, no son susceptibles de medirse en una encuesta de victimización.

    Principales Resultados

    Se estima que 30.5% de las unidades económicas del país fue víctima de algún delito durante 2019; para 2017 esta cifra fue de 33.7 por ciento.

    Se estima que, durante 2019, 34.2% de las unidades económicas del sector Comercio fue víctima de algún delito, 25.4% del sector Industria y 27.8% del sector Servicios.

    Durante 2019, 51.5% de las unidades económicas grandes fue víctima de algún delito, 56.4% de las medianas, 48.3% de las pequeñas y 29.6% de las micro.

    En 2019 ocurrieron 3.9 millones de delitos; el delito con mayor incidencia fue la extorsión, seguido del robo o asalto de mercancía, dinero, insumos o bienes.

    El costo promedio del delito por unidad económica en 2019 fue de 85,329 pesos, mientras que en 2017 fue de 66,031 pesos. En las unidades económicas grandes el costo promedio pasó de 1.9 a 1.5 millones de pesos entre 2017 y 2019; de igual forma, en las unidades económicas medianas pasó de 725 mil a 545 mil pesos; mientras que en unidades económicas pequeñas pasó de 241 mil a 279 mil pesos.

    La cifra negra de los delitos ocurridos durante 2019 al sector privado asciende a 92%, en los cuales no hubo denuncia, o bien, no se inició una carpeta de investigación. Esta cifra resulta ser estadísticamente superior al 86.6% estimado para 2017. La cifra negra ha aumentado en las unidades económicas comerciales al pasar de 83.7% a 91% de 2017 a 2019, así como en las grandes, en donde pasó de 56.9% a 68.3 por ciento.

    A nivel nacional, 60.4% de las unidades económicas considera a la inseguridad y delincuencia como el problema más importante que les afecta, seguido del bajo poder adquisitivo de la población con 37.8%, y la falta de apoyos del gobierno con 36.1 por ciento.

    75.5% de las Unidades Económicas refiere que la entidad federativa en la que operan es insegura, cifra estadísticamente inferior al 78.9% estimado para 2018.

    85% de las unidades económicas manifiesta que la Marina desempeña un trabajo muy efectivo o algo efectivo, seguida del Ejército con 83 por ciento. En contraste, esta cifra llega a 36.4% para la Policía de Tránsito, mientras que para la Policía Preventiva Municipal se ubica en 39.8 por ciento.

    Fuente: INEGI 10 de diciembre de 2020

  • Jueves, 10 de diciembre de 2020

    Encuestas de Viajeros Internacionales

    Cifras durante octubre de 2020

    El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) presenta los resultados de las Encuestas de Viajeros Internacionales (EVI) -Encuesta de Turismo de Internación (ETI) y Encuesta de Viajeros Fronterizos (EVF)-, las cuales tienen la finalidad de dar a conocer el número de visitantes internacionales que ingresaron y salieron del país, así como los gastos realizados por éstos.

    Resumen

  • Durante octubre de 2020 ingresaron al país 3,958,638 visitantes, de los cuales 2,042,486 fueron turistas internacionales.

  • El ingreso de divisas referente al gasto total de los visitantes internacionales reportó un monto de 757 millones de dólares, lo que significó una variación anual de (-)53.4 por ciento.

  • Las divisas que egresaron del país por concepto de visitantes internacionales fueron de 229.8 millones de dólares, lo que representó una caída anual de (-)72.1% en octubre de este año.

  • El gasto medio realizado por los turistas de internación que ingresaron vía aérea fue de 894.23 dólares, con un decremento de (-)3.2% respecto al décimo mes de 2019.

    Número de turistas internacionales

    En su comparación anual, el número de turistas internacionales que ingresaron al país registró una reducción de (-)43.7% en el mes en cuestión.

    En el caso de los turistas de internación, en octubre pasado se observó un retroceso a tasa anual de (-)49.3%: los turistas que ingresaron vía aérea descendieron (-)54.4% y los que lo hicieron por vía terrestre disminuyeron (-)25.3 por ciento.

    Del total de turistas de internación que ingresaron al país durante el décimo mes del año en curso, 74.4% correspondió a turistas por vía aérea y el restante 25.6% a turistas por vía terrestre.

    A tasa anual, el número de turistas internacionales que egresaron del país en octubre pasado registró una reducción de (-)72.3 por ciento.

    Ingreso de divisas

    En el mes en cuestión, el ingreso de divisas por concepto de turistas internacionales alcanzó 681.8 millones de dólares, de los cuales el 90.8% se derivó de los turistas de internación y el 9.2% de los turistas fronterizos. Con relación a los primeros, destaca el monto de las divisas reportadas por los turistas que ingresaron por vía aérea, con 550.9 millones de dólares.

    Fuente: INEGI 10 de diciembre de 2020

  • Jueves, 10 de diciembre de 2020

    presenta la vía política para la recuperación de
    COVID-19 del comercio internacional en 2020

  • El alivio de la deuda, una mayor cooperación y cadenas de valor regionales más cortas son pasos clave de políticas para una mejor recuperación posterior al coronavirus, dijo en la reunión el subdirector de la UNCTAD.

    Un nuevo informe de la UNCTAD, Impacto de la pandemia de COVID-19 en el comercio y el desarrollo: transición a una nueva normalidad , traza tanto los impactos económicos de la pandemia hasta 2020 como los primeros pasos tangibles hacia una mejor recuperación.

    La UNCTAD ha pasado la mayor parte de 2020 analizando el impacto de la crisis en el comercio y el desarrollo, abarcando todas las industrias y sectores y tocando las finanzas, la deuda, la inversión, la protección del consumidor, el medio ambiente, el transporte, el comercio, la tecnología y el desarrollo.

    Esta semana presentó a sus miembros una compilación final de siete meses de análisis y un conjunto de conclusiones de política para guiar su toma de decisiones después de la pandemia.

    El mayor riesgo a largo plazo, dice el informe, es el empeoramiento de las desigualdades y vulnerabilidades incluso mucho después de que una vacuna esté disponible.

    El escenario de una desigualdad cada vez más profunda es evidente a través de la amplitud de los datos recopilados por la UNCTAD a lo largo del año, donde los países en desarrollo y los países menos adelantados han luchado, de manera desproporcionada, para responder a la crisis y ofrecer socorro permanente y redes de seguridad a sus ciudadanos.

    En términos socioeconómicos, COVID-19 ha afectado a la mayoría de los pobres, los trabajadores informales, los migrantes, en resumen, todos aquellos sin o insuficientes redes de seguridad social. Y a menudo, y predominantemente, se trata de mujeres.

    La pobreza mundial está aumentando por primera vez desde la crisis financiera asiática de 1998. En 1990, la tasa de pobreza mundial era del 35,9%. Para 2018 se había reducido al 8,6%, pero ya se ha incrementado hasta el 9,2% este año, dijo recientemente el Banco Mundial, y probablemente aumentará a lo largo de 2021.

    Según el informe, se prevé que el producto interior bruto (PIB) caiga un 4,3% en 2020. La mayoría de los países han experimentado un crecimiento negativo en 2020, con China como una excepción notable.

    A pesar de los impactos catastróficos, hay pasos de política sólidos que se pueden tomar para mitigar y luego recuperarse.

    El primer paso es el alivio de la deuda. “La deuda en muchos países en desarrollo está aumentando, y aunque la suspensión de la deuda es bienvenida y necesaria, de ninguna manera es suficiente. Necesitamos más, necesitamos alivio de la deuda “.

    El segundo es reimaginar cómo se pueden hacer más resistentes las redes de producción internacionales. “La crisis ha acelerado la transformación de la producción mundial que se ha estado produciendo desde 2008/09. El comercio futuro y los flujos de IED pueden estabilizarse en niveles más bajos que los observados en las décadas anteriores. Por tanto, pensamos que las cadenas de valor serán más cortas, más regionales y más digitales ”.

    La UNCTAD también recomendó a sus Estados miembros que apoyaran la ciencia abierta y las tecnologías de fuente abierta y destacó la importancia de integrar a los científicos y fabricantes de los países en desarrollo en la cooperación científica internacional para producir los productos sanitarios necesarios.

    El informe se actualizará con nuevos datos entrantes en 2021, y ya se está complementando con las recientes publicaciones estadísticas inmediatas de la UNCTAD en el nuevo Manual de estadísticas de 2020 en diciembre, junto con recomendaciones de políticas nuevas y ampliadas.

    Fuente: OIT 09 de diciembre de 2020

  • Miércoles, 9 de diciembre de 2020

    Producto Interno Bruto por Entidad Federativa 2019

    El INEGI presenta los resultados del Producto Interno Bruto por Entidad Federativa 2019, los cuales se derivan del Sistema de Cuentas Nacionales de México y se muestran con desagregaciones en valores corrientes, a precios constantes, índices de precios implícitos e índices de volumen físico. Esto permite observar la dinámica de las entidades federativas y su participación en el Producto Interno Bruto (PIB) nacional.

    En términos nominales, las entidades con mayor aportación al PIB nacional fueron: la Ciudad de México, el Estado de México, Nuevo León, Jalisco, Veracruz de Ignacio de la Llave, Guanajuato, Coahuila de Zaragoza, Baja California, Chihuahua, Sonora y Puebla; de manera conjunta contribuyeron con el 66.1% del PIB nacional a precios básicos en 2019.

    Durante el año en cuestión, las actividades terciarias (comercio y servicios) con más participación en el PIB total de estas actividades residieron en la Ciudad de México, el Estado de México, Nuevo León, Jalisco, Veracruz de Ignacio de la Llave, Guanajuato, Puebla, Baja California, Michoacán de Ocampo, Chihuahua y Tamaulipas agrupando el 69.5% del producto total de estas actividades.

    En las actividades secundarias (sector industrial), las principales aportaciones fueron observadas en Nuevo León, el Estado de México, Jalisco, Campeche, Coahuila de Zaragoza, Guanajuato, la Ciudad de México, Sonora, Baja California, Chihuahua, y Veracruz de Ignacio de la Llave participando con el 65.3 por ciento.

    Por su parte, Jalisco, Michoacán de Ocampo, Sinaloa, Veracruz de Ignacio de la Llave, Chihuahua, Sonora, Guanajuato, Puebla, el Estado de México, Durango y Chiapas, destacaron al agregar el 68.6% del PIB en las actividades primarias (agricultura, cría y explotación de animales, aprovechamiento forestal, pesca y caza).

    En 2019, los estados que reportaron el mayor crecimiento anual en su PIB en términos reales con relación al 2018 fueron: Tlaxcala con una tasa de 5.6%, Colima 4.6%, Sinaloa 2.3%, Tamaulipas 2%, Baja California y Nuevo León con 1.8%, en cada estado, Chihuahua 1.7%, Quintana Roo y Yucatán 1.4%, en cada caso, Veracruz de Ignacio de la Llave 1.1%, y Durango con el 1 por ciento.

    Fuente: INEGI 09 de diciembre de 2020

    Miércoles, 9 de diciembre de 2020

    Índice Nacional de Precios Productor

    Cifras durante noviembre de 2020

    El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) informa que en el penúltimo mes de 2020 el Índice Nacional de Precios Productor (INPP) Total, incluyendo petróleo, registró una caída de (-)0.21% frente al mes precedente y un alza de 3.91% a tasa anual. En igual mes de 2019 aumentó 0.15% mensual y también 0.15% anual.

    Por grupos de actividades económicas, los precios de las Actividades Primarias crecieron 0.16%, en tanto que los de las Actividades Secundarias disminuyeron (-)0.26% y los de las Actividades Terciarias (-)0.18% a tasa mensual.

    El Índice de Mercancías y Servicios de Uso Intermedio, incluyendo petróleo, mostró a tasa mensual un incremento de 0.02% y a tasa anual de 3.28 por ciento.

    Por su parte, el Índice de Mercancías y Servicios Finales, incluyendo petróleo, presentó una reducción mensual de (-)0.30% y un ascenso anual de 4.15% en noviembre de este año.

    Fuente: INEGI 09 de diciembre de 2020

    Miércoles, 9 de diciembre de 2020

    Expectativas de Producción Agropecuaria y Pesquera

    Cifras durante noviembre de 2020

    La expectativa de producción nacional agropecuaria y pesquera para 2020 es de 229 millones de toneladas, 0.6% superior a lo registrado en 2019. Por subsector la estimación es que todos aumenten: el agrícola 0.3%, pecuario 2.6% y pesquero 0.1 por ciento.

    En comparación con 2019, la producción estimada es la siguiente: la agrícola aumentará 687 mil toneladas, la pecuaria 599 mil toneladas y la pesquera incrementará 2 mil 171 toneladas.

    Con cifras desestacionalizadas, el PIB de las actividades primarias creció 7.4% respecto al mismo trimestre de 2019, en tanto que el nacional disminuyó -8.6%.

    Por sexto año consecutivo al mes de septiembre de 2020, la Balanza Comercial Agropecuaria y Agroindustrial tiene superávit, fue de 9,702 millones de dólares (MDD).

    Es el mayor saldo positivo en 26 años (desde 1995); derivado de 29,323 MDD de exportaciones y 19,621 MDD de importaciones.

    El saldo positivo en los nueve primeros meses de 2020 se incrementó 38.4% (2,690 MDD), en comparación con el similar de 2019, debido al aumento de las exportaciones en 3.9% (1,108 MDD), mientras que las importaciones disminuyeron en 7.5% (1,582 MDD).

    En los nueve meses de 2020, el valor de las exportaciones agroalimentarias de México es el más alto reportado en 28 años (desde 1993).

    La dinámica que presentan las exportaciones de bienes agroalimentarios y el nivel alcanzado permitió al país obtener divisas que superan a las conseguidas por:

  • Venta de productos petroleros en 16,702 MDD (132.3%) y

  • Turismo extranjero en 21,182 MDD (260.2%)

    En contra parte, las exportaciones agroalimentarias son superadas por:

  • Remesas en 641 MDD (2.1%)

    Balanza agropecuaria y agroindustrial: superávit de 9,702 MDD

    Las mercancías que contribuyen significativamente al superávit de la balanza agroalimentaria de México por sus saldos positivos son:

    Balanza de bienes agrícolas:

    En los primeros nueve meses de 2020, el superávit fue de 4,679 MDD, este saldo es resultado de exportaciones 60.0% mayores a las importaciones. Éstas se incrementaron 6.1% (715 MDD), en relación con el mismo periodo de 2019, mientras que las importaciones disminuyeron en 3.1% (253 MDD).

    Balanza de bienes agroindustriales:

    De enero a septiembre de 2020, se registra un superávit de 5,094 MDD, periodo en el que las exportaciones fueron 49.1% mayores a las importaciones, resultado del incremento de las exportaciones en 407 MDD, es decir, 2.7%, respecto del similar de 2019, en cambio las importaciones bajaron 1,083 MDD (9.5%).

    Balanza de bienes pesqueros:

    A septiembre de 2020, se presenta un superávit de 189 MDD, debido a que lo exportado Es 52.2% mayor respecto de lo importado. Las ventas al exterior disminuyeron en 17.2% (115 MDD), mientras que las compras en 24.6% (118 MDD).

    Fuente: SIAP 08 de diciembre de 2020

  • Martes, 8 de diciembre de 2020

    Debido a la pandemia de COVID-19, 72 millones de niños
    más podrían verse afectados por la pobreza de aprendizajes

    El Banco Mundial presenta una nueva visión para garantizar que
    todos los niños, donde sea que se encuentren, puedan aprender

    De acuerdo con dos nuevos informes del Banco Mundial publicados hoy, debido a los cierres de escuelas relacionados con la COVID-19 (coronavirus), otros 72 millones de niños en edad de asistir a la escuela primaria podrían verse afectados por la pobreza de aprendizajes, lo que significa que a los 10 años no podrán leer y entender un texto sencillo. En los informes se describe una nueva visión del aprendizaje y las inversiones y políticas, incluida la tecnología de la educación, que los países pueden implementar actualmente para llevarla a la práctica.

    pandemia está agravando la crisis mundial de aprendizaje que ya existía: debido a ella, podría aumentar del 53 % al 63 % el porcentaje de niños en edad de asistir a la escuela primaria de los países de ingreso bajo y mediano que se ven afectados por la pobreza de aprendizajes, y esta generación de estudiantes podría perder alrededor de USD 10 billones en ingresos generados a lo largo de toda la vida, monto equivalente a casi el 10 % del producto interno bruto (PIB) mundial.

    En el nuevo informe, Realizing the Future of Learning: From Learning Poverty to Learning for Everyone, Everywhere (Hacer realidad el futuro del aprendizaje: De la pobreza de aprendizajes al aprendizaje para todos en todas partes), se presenta una visión del futuro del aprendizaje que puede guiar a los países hoy en día en sus inversiones y reformas de políticas a fin de que puedan construir sistemas educativos más equitativos, eficaces y resilientes, y garantizar que todos los niños aprendan con alegría, con rigor y con un objetivo determinado dentro y fuera de la escuela.

    En el informe complementario, Reimagining Human Connections: Technology & Innovation at the World Bank (Reformular las conexiones humanas: Tecnología e innovación en el Banco Mundial) (i), se presenta el nuevo enfoque del Banco Mundial que apunta a orientar las inversiones en tecnología educativa a fin de que la tecnología pueda servir realmente como una herramienta para lograr que los sistemas educativos sean más resilientes a crisis catastróficas como la COVID-19 y ayudar a reconfigurar la manera de impartir educación.

    La pandemia de COVID-19 ha generado dos conmociones de gran envergadura. Debido a los cierres de establecimientos educativos, la mayoría de los estudiantes del planeta no concurre a la escuela: 1600 millones durante el pico de la pandemia en abril de 2020 y casi 700 millones incluso hoy en día. El impacto negativo de la contracción sin precedentes de la economía mundial sobre el ingreso de las familias ha contribuido al aumento de la deserción escolar. Los grupos marginados son más propensos a quedar aún más rezagados. Las niñas corren mayor riesgo de embarazo adolescente y matrimonio prematuro durante la pandemia. Asimismo, los niños con discapacidad, las minorías étnicas, los refugiados y las poblaciones desplazadas tienen menos probabilidades de acceder a materiales de aprendizaje remoto adecuados y de regresar a la escuela después de la crisis.

    Como respuesta a la pandemia, en el marco de los sistemas educativos ha sido necesario implementar rápidamente innovaciones en el aprendizaje remoto a gran escala. Para llegar a la mayor cantidad posible de niños y jóvenes, se han aplicado enfoques de aprendizaje a distancia multimodal que combinan recursos virtuales con material de radio, televisión y telefonía móvil, así como impreso, para los más vulnerables. Sin embargo, las enormes brechas digitales —desde la conectividad hasta las habilidades digitales— y las desigualdades en la calidad del apoyo parental y los entornos de aprendizaje en el hogar contribuyen a agravar las desigualdades en el aprendizaje.

    Los países pueden trazar su propio camino asumiendo el compromiso político de llevar a cabo inversiones y reformas en los cinco pilares a fin de garantizar que:

    1.-los alumnos estén preparados y motivados para aprender, con un mayor énfasis en el desarrollo integral de los niños y el apoyo a la continuidad del aprendizaje fuera de la escuela, y mejor preparación a través de una educación preescolar de calidad, estimulación temprana y una nutrición adecuada;

    2.- Los docentes sean eficaces y se sientan valorados, y estén preparados para asumir la función cada vez más compleja respaldada por la tecnología que permita enseñar a estudiantes con diversos niveles de aprendizaje, lo que requiere una trayectoria profesional meritocrática y apoyo permanente a través de capacitación práctica centrada en la calidad de la instrucción;

    3.- Los recursos de aprendizaje, incluidos un programa académico eficaz y el aprendizaje combinado, respalden prácticas pedagógicas que garanticen que cada estudiante reciba instrucción en el nivel que necesita;

    4.- Las escuelas sean espacios seguros e inclusivos en los que se adopte un enfoque integral que trascienda el entorno escolar con el objetivo de prevenir y abordar la violencia, y no dejar atrás a ningún niño;

    5.- Los sistemas educativos estén bien administrados y cuenten con directivos escolares que promuevan una práctica pedagógica más eficaz y una burocracia educativa competente que sea diestra en el uso de la tecnología, los datos y las evidencias.

    En general, el Grupo Banco Mundial, una de las principales fuentes de financiamiento y conocimientos para los países en desarrollo, está adoptando medidas rápidas y de amplio alcance para ayudar a los países en desarrollo a fortalecer su respuesta frente a la pandemia. Respalda intervenciones de salud pública, trabaja para garantizar el suministro de insumos y equipos esenciales, y ayuda al sector privado a continuar sus operaciones y mantener el empleo. Asimismo, proporcionará hasta USD 160 000 millones durante un período de 15 meses, que finalizará en junio de 2021, para ayudar a más de 100 países a proteger a los sectores pobres y vulnerables, respaldar a las empresas e impulsar la recuperación económica. Dicho monto incluye USD 50 000 millones correspondientes a nuevos recursos de la Asociación Internacional de Fomento (AIF) en forma de donaciones y préstamos en condiciones sumamente concesionarias, y USD 12 000 millones para ayudar a los países en desarrollo a financiar la compra y distribución de vacunas contra la COVID-19.

    Fuente: BANCO MUNDIAL diciembre 2020

    Martes, 8 de diciembre de 2020

    Indicadores de Productividad Laboral y
    del Costo Unitario de la Mano de Obra

    Cifras durante el tercer trimestre de 2020

    Con base en la metodología propuesta por el Comité Técnico Especializado de Estadísticas del Trabajo y Previsión Social, en el seno del Sistema Nacional de Información Estadística y Geográfica (SNIEG), el INEGI da a conocer los resultados del trabajo interinstitucional desarrollado por la Secretaría del Trabajo y Previsión Social y el Instituto, respecto a los Índices de Productividad Laboral y del Costo Unitario de la Mano de Obra en sectores clave de la economía para el tercer trimestre de este año.

    El Índice Global de Productividad Laboral de la Economía (IGPLE) con base en horas trabajadas disminuyó (-)6.4% en el trimestre julio septiembre de 2020 frente al trimestre previo, con cifras ajustadas por estacionalidad. Esta variación se da en un contexto de importante aumento del PIB pero de mayor crecimiento proporcional de las horas trabajadas.

    Por grupos de actividad económica, la Productividad Laboral en las actividades primarias registró una caída de (-)12.6%, en las secundarias de (-)10.5% y en las actividades terciarias de (-)3.8% en el mismo lapso.

    Por sector de actividad y con series desestacionalizadas, durante el tercer trimestre del presente año la Productividad Laboral con base en las horas trabajadas en los establecimientos manufactureros se incrementó 10.2%, mientras que en las empresas constructoras descendió (-)1.2% con relación al trimestre inmediato anterior. En las empresas de comercio al por mayor la Productividad Laboral subió 12.2%, en las de comercio al por menor 11.5% y en las de servicios privados no financieros 9.2% en el trimestre en cuestión.

    El Costo Unitario de la Mano de Obra por hora trabajada en los establecimientos manufactureros retrocedió (-)22.9%; por su parte, en las empresas constructoras permaneció sin cambio en el tercer trimestre de 2020 respecto al trimestre que le precede. Con base en el personal ocupado total, el Costo Unitario de la Mano de Obra en las empresas de comercio, tanto al mayoreo como al menudeo fue inferior en (-)10.8% y en las de servicios privados no financieros en (-)8.3%, con cifras ajustadas por estacionalidad.

    La captación de las Encuestas Económicas Nacionales que se consideran para la integración de los Índices de Productividad Laboral y del Costo Unitario de la Mano de Obra correspondientes al tercer trimestre de 2020, se realizó en los tiempos establecidos principalmente a través de Internet y entrevistas telefónicas asistidas por computadora.

    Fuente: INEGI 08 de diciembre de 2020

    Lunes, 7 de diciembre de 2020

    Indicador Mensual del Consumo Privado en el Mercado Interior

    Cifras durante septiembre de 2020

    El Indicador Mensual del Consumo Privado en el Mercado Interior (IMCPMI) registró un aumento real de 2.2% en septiembre del presente año frente al mes inmediato anterior, con cifras desestacionalizadas.

    Por componentes, el consumo en Bienes y Servicios de origen nacional avanzó 2.7%, mientras que en Bienes de origen importado disminuyó (-)1.8% en el noveno mes de 2020 respecto al mes previo, según datos ajustados por estacionalidad.

    En su comparación anual, el IMCPMI mostró una variación de (-)11.4% en el mes de referencia. A su interior, los gastos en Bienes de origen importado retrocedieron (-)23.6% y en Bienes y Servicios nacionales (-)9.9% (los gastos en Servicios cayeron (-)14.6% y en Bienes (-)5%), con relación a los de igual mes de 2019.

    Fuente: INEGI 07 de diciembre de 2020

    Viernes, 4 de diciembre de 2020

    Indicador Trimestral de la Actividad Económica Estatal

    Segundo Trimestre 2020