CEIEG.


Archivo de la categoría "Educación"

Lunes, 3 de agosto de 2020

Avances y Retos del Programa Universidades

para el Bienestar Benito Juárez García

El programa surgió como una propuesta académica y pedagógica dirigida a personas con bachillerato terminado excluidas y/o rechazadas por las universidades públicas. Asimismo, el modelo educativo se basa en la atención de las necesidades sociales y productivas de cada una de las regiones donde se ubican las 100 sedes educativas donde se imparte una carrera de licenciatura de las 36 disponibles.

El objetivo del programa es garantizar la ejecución de proyectos y acciones para la instalación/rehabilitación y equipamiento de las sedes educativas, con procedimientos de autoconstrucción, a fin de contar con la infraestructura física para la prestación de servicios educativos del tipo superior de calidad en comunidades sin acceso o con acceso insuficiente a estudios universitarios.

Para el funcionamiento del programa, en 2019 se le asignó un presupuesto de 1,000 millones de pesos, de los cuales fueron ejercidos 957.6 millones de pesos, es decir 95.8% de lo planeado para ese año. Por su parte, en 2020 se le asignó al programa total de 987.4 millones de pesos.

El problema público que el programa UBBJG busca atender es relevante, ya que la exclusión educativa y el aumento de la cobertura en el nivel superior es actualmente una de las prioridades de la política educativa en México.

Fuente: CONEVAL 03 de agosto de 2020

Miércoles, 15 de julio de 2020

Día Mundial de las Habilidades de la Juventud, 15 de julio

El talento de una juventud resiliente en la era del COVID-19 y más allá

El Día Mundial de la Juventud 2020 se celebra en un contexto desafiante. Las medidas de bloqueo y la pandemia de COVID-19 han llevado al cierre mundial de las instituciones de educación y formación técnica y profesional (EFTP), amenazando la continuidad del desarrollo formativo.

Se estima que actualmente cerca del 70% de los jóvenes matriculados se han visto afectados por el cierre de las escuelas. De acuerdo a la encuesta de instituciones EFTP, que cuenta con datos recogidos conjuntamente por la UNESCO, la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y el Banco Mundial, la capacitación a distancia se ha convertido en la forma más común de impartir conocimiento, no sin ciertas dificultades con respecto, entre otras cosas, a la adaptación de los planes de estudio, la preparación de aprendices y formadores, la conectividad o los procesos de evaluación y certificación.

Antes de la crisis actual, los jóvenes de 15 a 24 años tenían tres veces más probabilidades que los adultos de estar desempleados y a menudo se enfrentaban a un período prolongado de transición de la escuela al trabajo. En las sociedades posteriores a COVID-19, a medida que los jóvenes deben contribuir al esfuerzo de recuperación, deberán estar equipados con las habilidades adecuadas para manejar con éxito los desafíos y la capacidad de adaptación para adaptarse a futuras interrupciones.

En el mundo actual, el creciente desempleo juvenil es uno de los problemas más acuciantes con los que se enfrentan las economías y sociedades, tanto de países desarrollados como en desarrollo. El último informe “Tendencias mundiales del empleo juvenil 2020: la tecnología y el futuro de los empleos” muestra que desde 2017, ha habido una tendencia al alza en el número de jóvenes que están desempleados y no cursan estudios ni reciben formación (los ninis).

En 2016 había 259 millones de jóvenes clasificados como ninis, un número que aumentó a una cifra aproximada de 267 millones en 2019, y se proyecta que continúe subiendo a alrededor de 273 millones en 2021. En términos de porcentaje, la tendencia también aumentó ligeramente de 21.7 % en 2015 a 22.4% en 2020, lo que implica que se perderá el objetivo internacional de reducir la tasa de jóvenes que no están empleados y no cursan estudios ni reciben formación para 2020.

La enseñanza y la formación son cruciales para cumplir la Agenda 2030. La visión de la Declaración de Incheon: Educación 2030 queda plenamente plasmada en el Objetivo de Desarrollo Sostenible número 4: “Garantizar una educación inclusiva, equitativa y de calidad y promover oportunidades de aprendizaje durante toda la vida para todos”. En la agenda Educación 2030 se presta gran atención al desarrollo de competencias técnicas y profesionales, específicamente en lo que se refiere al acceso a una enseñanza y formación técnica y profesional asequible y de calidad; la adquisición de competencias técnicas y profesionales con miras al empleo, el trabajo decente y el espíritu empresarial; la eliminación de las disparidades entre los géneros y la garantía de acceso de las personas vulnerables. En este contexto, se espera que la enseñanza y formación técnica y profesional (EFTP) permita responder a múltiples demandas de naturaleza económica, social y ambiental ayudando a los jóvenes y adultos a desarrollar las competencias que necesitan para el empleo, el trabajo decente y el espíritu empresarial, promoviendo el crecimiento económico sostenible e inclusivo y apoyando la transición a las economías ecológicas y la sostenibilidad ambiental.

Fuente: ONU 15 julio de 2020

Jueves, 9 de julio de 2020

Avances y Retos del Programa Jóvenes Construyendo el Futuro

  • El Programa Jóvenes Construyendo el Futuro (PJFC) considera a un grupo de población (18 a 29 años) que ha presentado dificultades para incorporarse en el mercado del trabajo, priorizando a jóvenes que viven en contextos de marginación alta o muy alta. En virtud del propósito del programa, se recomienda incorporar en los instrumentos normativos los principios de progresividad y equidad.
  • El programa realiza una estrategia territorial para aumentar su presencia en zonas de alta y muy alta marginación. Esta mayor presencia en territorio permitiría evitar, en la medida de lo posible, la intervención de gestores ajenos al programa que en aras de apoyar la inscripción tanto de los beneficiarios como de los Centros de Trabajo pudieran aprovechar la falta de información para obtener un beneficio particular.
  • El programa tiene la finalidad de brindar oportunidades de capacitación en el trabajo a jóvenes entre 18 y 29 años que no trabajan y no estudian. Otorga de manera integral, durante un periodo máximo de 12 meses: capacitación en un Centro de Trabajo, una beca mensual de $3,748 y un seguro médico facultativo.

    En el ejercicio fiscal 2019, el Programa Jóvenes Construyendo el Futuro tuvo un presupuesto original de 40,000 millones de pesos, el cual se modificó a 23,915 millones de pesos. En 2020, el programa dispone de un presupuesto aprobado de 24,956 millones de pesos.

    La evaluación realizada por el CONEVAL incidió en la mejora del programa, ya que en la posición institucional la Secretaría del Trabajo y Previsión Social señala que durante el proceso de evaluación el Programa Jóvenes Construyendo el Futuro implementó mejoras que coinciden con las recomendaciones de la evaluación; además cinco de las recomendaciones finales se encuentran en proceso de ser atendidas.

    Al cierre de su primer año de operación (2019) el Programa Jóvenes construyendo el Futuro logró atender a 1,120,543 jóvenes, superando su meta prevista de 1 millón de jóvenes atendidos para ese mismo año.

    Un acierto del programa ha sido hacer uso de las Nuevas Tecnologías de la Información para acercar sus bienes y servicios a una generación cada vez más digitalizada. No obstante, las y los jóvenes y los posibles Centros de trabajo que se encuentran en zonas rurales o hablantes de lengua indígena pueden tener acceso limitado a internet y equipos de cómputo.

    Es importante que el Programa Jóvenes Construyendo el Futuro incorpore la perspectiva de género, estrategias multiculturales y esquemas diferenciados en favor de las y los jóvenes con mayores rezagos sociales, así como fortalecer su presencia en municipios y localidades marginadas y con altos índices de violencia y disponer de estrategias para favorecer que la juventud no escolarizada o que no tienen acceso a las tecnologías de la información o que tienen alguna condición de discapacidad puedan conocer y postular al programa.

    Se requiere reforzar la estrategia de comunicación que sensibilice cada vez más a las y los aprendices (los becarios del Programa Jóvenes Construyendo el Futuro) sobre la oportunidad única que representa este programa para su preparación y mejorar sus condiciones para participar de los procesos económicamente productivos del país; también es necesario reforzar la supervisión de los Centros de Trabajo a fin de identificar malas prácticas que puedan desvirtuar el objetivo de la intervención.

    Fuente: CONEVAL 09 de julio de 2020

    Martes, 30 de junio de 2020

    Estadísticas de Personas Formadas como

    Ingenieros Civiles y de la Construcción en México

  • De acuerdo con la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo 2019, México cuenta con 381 245 personas formadas como ingenieros civiles, de las cuales 258 831 (67.9%) desarrollan una actividad económica.

  • Desde la perspectiva de la clasificación de ocupaciones, 53.3% de estas personas que se encuentran ocupadas trabajan como profesionistas.

  • En cuanto a la actividad económica de la empresa donde laboran, 46.2% trabajan en la construcción, 35.4% en la de servicios profesionales y 9.5% en el comercio.

    El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) ofrece información estadística disponible con respecto a las personas formadas como ingenieros civiles y de la construcción, quienes cuentan con la capacidad para planear, diseñar, construir, administrar, mantener y operar obras para el desarrollo urbano, rural, industrial, habitacional y de la infraestructura del país, procurando el mejor aprovechamiento de los recursos materiales y financieros en beneficio de la sociedad.

    Conforme a los resultados de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE), correspondiente al cuarto trimestre de 2019, hay en México 381 245 personas formadas como ingenieros civiles, de las cuales 269 637 (70.7%) pertenecen a la Población Económicamente Activa (PEA).

    De cada 100 personas formadas en esta área del conocimiento que desarrollan una actividad económica, 92 son hombres y 8 mujeres.

    Respecto a su ocupación, se tiene que 53.3% trabajan como profesionistas, 18.4% se desempeñan en el ámbito industrial o de la manufactura (donde se encuentra la construcción), 10.4% en el de comerciantes, 5.3% ejercen algún puesto de mando (funcionarios y directivos), 5.2% laboran en actividades de oficina; el restante 7.4% presta sus servicios en ramas como transporte, servicios personales, servicios de protección o vigilancia o la agrícola.

    Fuente: INEGI 29 de junio de 2020

  • Viernes, 22 de mayo de 2020

    Encuesta Nacional de Calidad e

    Impacto Gubernamental (ENCIG) 2019

  • El 47.2% de la población de 18 años y más en zonas urbanas se encuentra satisfecha con los servicios públicos básicos y bajo demanda.

  • El 15.7% de la población que realizó trámites, pagos, solicitudes de servicios, o bien, tuvo contacto con algún servidor público, experimentó actos de corrupción.

    La Encuesta Nacional de Calidad e Impacto Gubernamental (ENCIG) 2019 ofrece información referente a la satisfacción con servicios públicos básicos y bajo demanda, así como las experiencias en la realización de pagos, trámites, solicitudes de servicios públicos y otro tipo de contactos con autoridades que tuvo la población de 18 años y más, que reside en áreas urbanas de 100,000 habitantes y más, durante 2019.

    Asimismo, la ENCIG 2019 proporciona información sobre la percepción de la población acerca del fenómeno de corrupción y las experiencias de corrupción que sufrió la población al realizar pagos, trámites, solicitudes de servicios públicos y otro tipo de contacto con servidores públicos durante 2019.

    La ENCIG mide el nivel de satisfacción de la población con respecto del agua potable, drenaje y alcantarillado, alumbrado público, parques y jardines, recolección de basura, policía, calles y avenidas, carreteras y caminos sin cuota. De igual forma, se mide la satisfacción de la población con los servicios de educación pública básica, educación pública universitaria, servicios de salud del IMSS, ISSSTE y Centros de Salud Estatales o Seguro Popular, energía eléctrica, transporte público masivo automotor, autobús de tránsito rápido, metro o tren ligero y autopistas con casetas de cuota. En general, la satisfacción promedio a nivel nacional pasó de 45.5% en 2017, a 47.2% en 2019.

    Para el caso de los servicios públicos básicos, las calles y avenidas, policía y alumbrado público, obtuvieron un menor nivel de satisfacción a nivel nacional, con 25.1%, 26.2% y 38.2%, respectivamente.

    En cuanto a los servicios públicos bajo demanda, 79.8% de la población manifestó estar satisfecha con el servicio de educación pública universitaria durante 2019, mientras que para los servicios de salud estatales la satisfacción fue de 47.2% y, respecto al transporte público masivo automotor, fue de 32.7 por ciento.

    De la misma forma, en las experiencias relacionadas con la realización de trámites, pagos y solicitudes de servicios públicos, además de otros contactos con servidores públicos realizados personalmente, en 79.3% de los casos los usuarios manifestaron sentirse satisfechos en términos generales. Los trámites, pagos o solicitudes con mayor nivel de satisfacción a nivel nacional fueron los pagos de servicios de energía eléctrica y agua potable, con 88.9% y 86.3%, respectivamente. Mientras que los trámites relacionados con permisos de uso de suelo, demolición o construcción, solicitudes de constancias de libertad de gravamen u otros trámites en el Registro Público de la Propiedad y los trámites ante el Ministerio Público obtuvieron un menor nivel de satisfacción, con 44.1% y 34.9%, respectivamente.

    Durante 2019, la percepción sobre la frecuencia de actos de corrupción en instituciones de gobierno se redujo, al pasar de 91.1% en 2017, a 87% en 2019. Sin embargo, la tasa de prevalencia de corrupción se incrementó de 14,635 víctimas por cada 100,000 habitantes en 2017, a 15,732 en 2019; al igual que la tasa de incidencia, la cual pasó de 25,541 actos de corrupción por cada 100,000 habitantes en 2017 a 30,456 en 2019.

    Estas cifras expresan tanto la relación de personas afectadas, como las experiencias de corrupción registradas en trámites, pagos y solicitudes de servicios públicos, así como otro tipo de contactos con servidores públicos en áreas urbanas. La cobertura conceptual y el alcance metodológico de este programa estadístico contemplan actos de corrupción en actividades relacionadas con la vida cotidiana de los hogares y no de las actividades que permiten el desarrollo de las unidades económicas.

    Finalmente, en lo referente a la confianza de la población en personas, instituciones o actores de la sociedad, se estima que, en 2019, las personas confiaron más en sus familiares, así como en las escuelas públicas de nivel básico, con 86.8% y 75.1% respectivamente. Por otro lado, el menor grado de confianza se presentó en los partidos políticos con 24.6 por ciento.

    Fuente: INEGI 21 de mayo de 2020

  • Viernes, 15 de mayo de 2020

    Estadísticas a Propósito del Día del Maestro

  • De acuerdo con la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo en México hay 1 197 778 personas ocupadas como docentes en educación básica.

  • La mitad (50.4%) de la población docente imparte enseñanza en primaria, 25.9% en secundaria y 23.7% en preescolar.

  • De la mayoría de las personas dedicadas a la docencia en educación básica, aproximadamente 89% tienen contrato ya sea de base, planta o por tiempo indefinido.

    En México oficialmente se conmemora el 15 de mayo como Día del Maestro desde 1917, fecha en la que el Congreso de la Unión votó a favor la propuesta del presidente Venustiano Carranza para que fuera instituido este reconocimiento público a quienes se encargan de impartir educación a la niñez mexicana.

    El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) ofrece información estadística disponible con respecto a la población docente ocupada en educación básica (preescolar, primaria y secundaria) de México.

    De acuerdo con los resultados de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE), correspondiente al cuarto trimestre de 2019, hay en México 1 197 778 personas ocupadas como docentes en educación básica de 20 años y más de edad. De este total, prácticamente la mitad (50.4%) está impartiendo clase en primaria, 25.9% se desempeñan en secundaria y 23.7% en preescolar.

    Fuente: INEGI 13 de mayo de 2020

  • Jueves, 30 de abril de 2020

    Subraya Conapo Importancia de Garantizar los
    Derechos Humanos de Niñas, Niños y Adolescentes

    Datos de las Proyecciones de la Población de México y de las Entidades Federativas 2016-2050 del Conapo señalan que, en 2020, en el país residen 127.8 millones de personas, de las cuales alrededor de 13 millones tienen de 0 a 5 años y 13.3 millones se encuentran en edad escolar de 6 a 11 años.

    La esperanza de vida de las niñas y los niños nacidos en 2010 –de acuerdo con el Conapo–es de 74.8 años (77.9 años en mujeres y 71.6 en hombres), mientras que las y los nacidos en 2020 aumentarán su promedio, pues se estima que vivirán 75.2 años (78.1 años en mujeres y 72.4 años en hombres). Cabe señalar que se espera que este año ocurran 2 millones 151 mil 358 nacimientos, lo que representa una tasa global de fecundidad de 2.05 hijas e hijos en promedio por mujer.

    Según la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE), en 2019, 78.9 por ciento de las personas que asistían a la escuela tenían entre 3 y 17 años, de las cuales 50.5 por ciento eran hombres y el 49.5 por ciento mujeres.

    De cada diez menores de 14 a 17 años inactivos, siete estudiaban (78.3 por ciento), dos se dedicaban a los quehaceres domésticos (18.4 por ciento), y el restante no estudiaba o trabajaba (2.3 por ciento) o hacía otra cosa (0.1 por ciento).

    Por otro lado, datos de la Secretaría de Educación Pública (SEP) muestran que el porcentaje de niñas y niños de 6 a 15 años con deserción escolar en el periodo escolar 2017-2018, fue de 0.5 por ciento en primaria, y en secundaria aumenta a 4.6 por ciento.

    En cuanto a la fecundidad, el Conapo indica que las adolescentes de 15 a 19 años se ubican como el cuarto grupo de mujeres que más contribuye a la misma, con una tasa de 68.5 hijas e hijos por cada mil adolescentes. De acuerdo con sus estimaciones con base en estadísticas vitales, en 2018 la razón de fecundidad forzada de niñas y adolescentes de 10 a 14 años fue de 2.28 nacimientos por cada mil niñas y adolescentes, mientras que la tasa de fecundidad forzada entre las adolescentes de 12 a 14 años fue de 3.77 nacimientos por cada mil.

    Dicha institución señala la fecundidad en niñas y adolescentes de 10 a 19 años como un problema multifactorial que tiene implicaciones para la salud, la asistencia escolar y el desarrollo en general de este sector de la población. En el caso de las mujeres de 10 a 14 años, constituye una violación aún más grave a sus derechos, ya que en su mayoría está relacionada con el abuso y la violencia sexuales.

    Bajo este contexto, el Conapo recuerda que si bien, a través de la Convención sobre los Derechos del Niño se han logrado avances considerables, incluida la necesidad de establecer entornos seguros que protejan a las niñas y a los niños de la explotación, abuso y violencia, aún existen retos para lograr el pleno ejercicio de sus derechos humanos, en particular de las niñas y adolescentes que son víctimas de violencia sexual.

    En el caso de México, el gobierno federal implementa la Estrategia Nacional para la Prevención del Embarazo en Adolescentes (ENAPEA) para atender esta problemática.

    Fuente: GOBIERNO DE MÉXICO 30 de abril de 2020

    Martes, 21 de abril de 2020

    Día Mundial de la Creatividad y la Innovación, 21 de abril

    Las Naciones Unidas designaron el 21 de abril como Día Mundial de la Creatividad y la Innovación para crear conciencia sobre el papel de ambas en todos los aspectos del desarrollo humano.

    En el siglo XXI, la creatividad y la innovación, tanto a nivel individual como de grupo, se han convertido en la verdadera riqueza de las naciones, según señala el Informe sobre la economía creativa “Ampliar los cauces de desarrollo local” . La publicación de este informe es una colaboración de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura UNESCO, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y la Oficina de las Naciones Unidas para la Cooperación Sur-Sur (UNOSSC).

    La economía creativa —que incluye productos audiovisuales, diseño, nuevos medios de comunicación, artes escénicas, industria editorial y artes gráficas— es un sector transformador de la economía mundial en términos de generación de ingresos, creación de empleo e ingresos de exportación. La cultura es un componente esencial del desarrollo sostenible y representa una fuente de identidad, innovación y creatividad para el individuo y para la comunidad. Al mismo tiempo, la creatividad y la cultura tienen un valor no económico significativo que contribuye al desarrollo social inclusivo y al diálogo y al entendimiento entre los pueblos.

    En este día, todo el mundo está invitado a tomar la innovación como una herramienta esencial para el crecimiento económico de las naciones. La innovación, la creatividad y el emprendimiento pueden proporcionar un nuevo impulso al crecimiento económico y a la generación de empleo. Brindan, además, más oportunidades para todos, incluidos los jóvenes y las mujeres. Asimismo, pueden solucionar algunos de los problemas más apremiantes, como la erradicación de la pobreza y del hambre.

    Fuente: ONU 21 de abril de 2020

    Jueves, 20 de febrero de 2020

    Día Mundial de la Justicia Social,
    20 de febrero