CEIEG.


Archivo de la categoría "Educación"

Miércoles, 15 de julio de 2020

La desigualdad estructural en México agrava los

efectos de la crisis de COVID-19 y amenaza su desarrollo

  • Ya antes de la pandemia, el desarrollo humano alcanzado por México estaba en entredicho, especialmente en lo que se refiere a salud e ingresos, pero con la pandemia se verá probablemente aún más afectado debido a sus altos niveles de desigualdad.

    Mientras la pandemia de COVID-19 amenaza con hacer retroceder a nivel mundial muchos de los logros que se habían alcanzado en algunos aspectos del desarrollo humano, México está particularmente vulnerable a los efectos de la crisis por sus altos niveles de desigualdad, advierte un informe «Desarrollo humano y Covid-19 en México: Desafíos para una recuperación sostenible» publicado este martes por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo

    América Latina y el Caribe se posiciona como la región con mayor desigualdad de ingresos en el mundo y la pandemia de COVID-19 provocará por primera vez en 30 años un retroceso en materia de desarrollo humano en el mundo.

    Pero México podría verse afectados de manera más fuerte, ya que la desigualdad ha tenido un papel muy grande en los efectos de esta crisis, afirmaron los panelistas en la presentación virtual del informe organizada por la ONU junto con la Secretaría de Relaciones Exteriores de México.

    El desarrollo humano retrocede por primera vez en 30 años

    «El estudio menciona que el ingreso, la salud y la educación, pilares del desarrollo humano, se están viendo afectados de manera significativa. Por primera vez en 30 años podría haber un retroceso en el índice de desarrollo humano no solo en México sino en el mundo entero», dijo el representante residente del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo en México.

    El informe documenta una caída de gran proporción equivalente a seis años de avances. «Es algo que no hemos vivido desde la segunda Guerra Mundial», expresó el investigador de ese mismo Programa Heriberto Tapia. El Índice de salud podría regresar a niveles observados en 2013, y el índice de ingreso presentará mayores afectaciones podría retroceder a los niveles observados 2015, enseña el informe.

    «Esta crisis ha tomado a América Latina mal parada. Nos tomó con un crecimiento limitado, alta desigualdad entre grupos, regiones, entre hombres y mujeres», subrayó el director regional del Programa para América Latina y El Caribe, Luis Felipe López Calva. «También, entramos a esta crisis con muy baja confianza en los países y cayendo».

    Los sistemas de salud, educativos y de confianza en el gobierno serán esenciales para restablecer la conectividad necesaria para la construcción de «una nueva normalidad», añadió López Calva. En esta reconstrucción será imprescindible atacar la desigualdad y repensar los sistemas de protección social y fiscales, aseguró.

    Fuente: ONU 14 julio de 2020

  • Jueves, 30 de abril de 2020

    19.5 Millones de Niñas, Niños y Adolescentes se

    Encontraban en Situación de Pobreza en 2018

    Las niñas, niños y adolescentes en México presentan mayor prevalencia de pobreza respecto a la población en general, lo cual limita su desarrollo y bienestar, además contribuye a perpetuar dinámicas de pobreza a lo largo del ciclo de vida. En el marco del Día del Niño y la Niña, el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL) señala que el 49.6% de la población menor de 18 años se encontraba en situación de pobreza en 2018 (19.5 millones de personas) y el 9.3% (3.7 millones de personas) en pobreza extrema en ese mismo año, de acuerdo con la más reciente medición multidimensional de la pobreza.

    La carencia por acceso a la alimentación pasó de 25.7% a 23.9% entre 2008 y 2018 en este grupo de población, es decir, en ese último año más de 9 millones de menores de edad vivían en hogares que presentaban un grado de inseguridad alimentaria moderado o severo.

    El porcentaje de personas de cero a cuatro años sin bajo peso, baja talla ni emaciación se ubicó en 84.7% en 2012, mientras que en 2016 aumentó a 88.0%, de acuerdo con datos del Sistema de Información de Derechos Sociales (SIDS) del CONEVAL.

    Respecto al porcentaje de personas con carencia por acceso a los servicios de salud, este tuvo una disminución entre 2008 y 2018, al pasar del 39.0% a 14.3% en este periodo para la población menor de 18 años. Además, la tasa de mortalidad infantil a nivel nacional se redujo, es decir, el número de defunciones de menores de un año por cada mil nacidos vivos pasó de 14.1 a 12.1 de 2010 a 2016, según datos del SIDS.

    La carencia por acceso a la seguridad social es la de mayor prevalencia en toda la población, en particular afecta más a quienes tienen menos de 18 años de edad. En 2008, el 73.9% de las niñas, niños y adolescentes presentaba esta carencia, mientras que en 2018 el porcentaje fue de 61.1%, lo anterior significa que, en el último año referido, únicamente el 38.9% de este grupo de personas tenía acceso a este derecho, de acuerdo con datos del SIDS.

    Chiapas (11.8%), Oaxaca (16.9%) y Guerrero (18.2%) son los estados que tuvieron los menores porcentajes de esta población con acceso a la seguridad social en 2018. En contraste, Coahuila (69.8%), Nuevo León (66.9%) y Baja California Sur (64.2%) registraron mayor acceso en el mismo año.

    En menores de edad, el rezago educativo estuvo presente en el 10.5% de ese grupo en 2008 y en el 7.3% de este grupo de población en 2018, de acuerdo con la más reciente medición multidimensional de la pobreza publicada por el CONEVAL.

    Respecto a la carencia por acceso a los servicios básicos en la vivienda, en 2008 el 27.3% de la población menor de 18 años habitaba en viviendas que no contaban con acceso a agua potable, energía eléctrica, drenaje o se cocinaba con estufa de leña sin chimenea para 2018 esta cifra disminuyó a 23.4%. Asimismo, la carencia por calidad y espacios en la vivienda en menores de edad pasó de 23.0% a 15.5% en el mismo periodo.

    Fuente: CONEVAL 30 de abril de 2020

    Jueves, 23 de abril de 2020

    Día Mundial del Libro y del Derecho de Autor, 23 de abril

    Los libros son la ventana al mundo

    Ahora más que nunca, cuando la mayoría de las escuelas de todo el mundo se mantienen cerradas y las personas se ven obligadas a limitar el tiempo que pasan fuera de sus hogares, debemos aprovechar el poder de los libros para combatir el aislamiento, reforzar los lazos entre las personas y ampliar nuestros horizontes, al mismo tiempo que estimulamos nuestras mentes y creatividad. Durante el mes de abril y durante todo el año, es fundamental dedicar tiempo para leer solo o con sus hijos. Es un momento crucial para celebrar la importancia de la lectura, fomentar que los niños y niñas se conviertan en lectores y promover un amor de por vida por la literatura y la integración de la lectura en el mundo del trabajo.

    A través de la lectura y la celebración del Día Mundial del Libro y del Derecho de Autor, podemos acercarnos a los demás a pesar de la distancia; tan importante en estos días. Podemos viajar gracias a la imaginación. Del 1 al 23 de abril, la UNESCO comparte citas, poemas y mensajes que simbolizan el poder de los libros y fomentan al mismo la lectura, para crear sentido de comunidad a través de esas lecturas compartidas. De esta manera, los lectores de todo el mundo pueden conectarse y sentirse menos solos o solas.

    Cada año, la UNESCO y las tres organizaciones profesionales internacionales del mundo del libro (la Unión Internacional de Editores, la Federación Internacional de Libreros y la Federación Internacional de Asociaciones e Instituciones Bibliotecarias) eligen una capital mundial del libro cuyo mandato empieza cada 23 de abril. La ciudad de Kuala Lumpur en Malasia fue seleccionada por su enfoque centrado en la educación inclusiva, el desarrollo de una sociedad basada en el conocimiento y la lectura accesible para todas las partes de la población de la ciudad.

    El 23 de abril es un día simbólico para la literatura mundial ya que ese día en 1616 fallecieron Miguel de Cervantes, William Shakespeare y el Inca Garcilaso de la Vega. La fecha coincide, además, con el nacimiento o la muerte de otros autores prominentes como Maurice Druon, Haldor K. Laxness, Vladimir Nabokov, Josep Pla y Manuel Mejía Vallejo.

    El Día Mundial del Libro y del Derecho de Autor ha servido para atraer a la causa de los libros y del derecho de autor a gran número de personas de todos los continentes y orígenes culturales. Ello les ha permitido descubrir, valorar y explorar muchas vertientes distintas del mundo editorial: el libro como vehículo de valores y conocimientos y como depositario del patrimonio inmaterial; el libro como puerta de acceso a la diversidad de las culturas y como instrumento de diálogo; o el libro como fuente de ingresos materiales y obra de creadores protegidos por el derecho de autor. Todas esas facetas del libro han sido objeto de numerosas iniciativas de sensibilización y promoción que han surtido efectos reales, aunque no por ello haya que dejar de trabajar con el mayor empeño.

    En los últimos años, el Día Mundial ha demostrado que puede ser un potente símbolo para el lanzamiento de operaciones de apoyo importantes, en particular en América Latina y África.

    Fuente: ONU 23 de abril de 2020

    Jueves, 23 de abril de 2020

    Módulo sobre Lectura (MOLEC)

    Siete de cada diez personas de 18 años y más en México leen libros, revistas, periódicos, historietas o páginas de internet.

    El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) presenta los resultados del Módulo sobre Lectura (MOLEC) 2020.

    El objetivo de este programa, que se levanta desde 2015, es contar con información sobre el comportamiento lector, características de la lectura y expresiones sociales de la misma, y proporciona una perspectiva de esta práctica en la población adulta lo que permite enfocar los esfuerzos para el fomento a la lectura.

    Siete de cada diez personas de 18 años y más que sabe leer y escribir un recado (alfabetas), lee alguno de los materiales considerados por MOLEC, que son: libros, revistas, periódicos, historietas y páginas de Internet, foros o blogs. En 2016 la proporción fue ocho de cada diez.

    La población lectora de los materiales del MOLEC se incrementa conforme el nivel de estudios. El grupo de escolaridad que más declaró leer (90.4%) es el que cuenta con al menos un grado de educación superior.

    El 41.1% de la población alfabeta de 18 y más declaró leer al menos un libro en los últimos doce meses. La proporción disminuyó con respecto a lo reportado en 2016 (45.9%). La población que declaró leer libros en los últimos doce meses, en promedio lee 3.4 ejemplares por año.

    La población lectora de libros en formato digital incrementó de 7.3% a 12.3% en los últimos cinco levantamientos del MOLEC debido al incremento en el uso de las tecnologías de la información.

    El principal motivo para la lectura de libros fue por entretenimiento (38.7%), por trabajo o estudio (27.1%) o por cultura general (con 25.5 por ciento).

    Por sexo según tipo de material de lectura, 43.8% de las mujeres declararon que en los últimos doce meses leyeron algún libro y 34.6% una revista, porcentajes superiores a los declarados por los hombres. Cuatro de cada diez hombres y dos de cada diez mujeres declararon leer periódicos.

    Más de la mitad de la población de 18 y más años de edad lectora de materiales del MOLEC, considera que comprende la mayor parte de lo que lee y casi una cuarta parte comprende toda su lectura. El 46% de la población de 18 y más años lectora de los materiales del MOLEC declaró que acostumbra consultar otros materiales (diccionario, enciclopedia, Internet, etcétera), para buscar información adicional sobre la lectura.

    Poco más de la mitad de la población lectora declaró tener en su infancia libros diferentes a los de texto en casa y que veía a sus padres o tutores leer.

    De la población que recibió estímulos en la escuela primaria durante la infancia para leer, a ocho de cada diez le pidieron comentar o exponer lo leído; siete de cada diez eran incentivado a leer; seis de cada diez eran invitado a asistir a bibliotecas, y a seis de cada diez se le solicitaba leer otros libros además de los de texto.

    Los principales motivos de la población de 18 y más años de edad alfabeta que declaró no leer algún tipo del material considerado por el MOLEC, fueron falta de tiempo (43.8%) y falta de interés, motivación o gusto por la lectura (27.8 por ciento). Estas casusas se han mantenido a lo largo de los cinco levantamientos de este programa.

    Fuente: INEGI 23 de abril de 2020

    Miércoles, 4 de marzo de 2020

    Sólo 69% de los jóvenes en México

    se siente preparado para un empleo: OCDE

    De los encuestados en el país, 80% cree que la tecnología creará nuevas oportunidades en el mercado laboral.

    En México sólo 69% de los jóvenes piensan que se encuentran bien preparados para una carrera del futuro, revelan datos de la encuesta OCDE/Worldskills.

    En el marco de la discusión, del capítulo México, sobre Yo Soy el futuro del Trabajo, se informó que en nuestro país, 77% de los jóvenes considera que podría encontrar el empleo que realmente desean.

    “Preguntamos a más de 20,000 jóvenes de todo el mundo qué pensaban sobre el futuro del trabajo, y en México revela que más de 60% de los jóvenes piensa que necesitan volver a formarse durante su carrera profesional; pero también más de 80% de mexicanos cree que la tecnología creará nuevas oportunidades, o sea que es un espacio de óptimo en México comparado con otros países”, expuso Anthony Gooch, director de Asuntos Públicos y Comunicaciones de la OCDE.

    Los jóvenes de países desarrollados como Alemania, Italia y Reino Unido parecen tener un nivel de confianza por debajo del promedio, mientras que en países emergentes como Turquía, India, Brasil, China y México tienen los niveles más altos de confianza.

    Otro de los aspectos que revela la encuesta es que a 73% de los jóvenes mexicanos les habría gustado obtener más información en la escuela sobre el impacto que los cambios tecnológicos tendrán en el mercado laboral a futuro.

    Fuente:EL ECONOMISTA 04 de marzo de 2020

    Miércoles, 26 de febrero de 2020

    258 millones de trabajadores

    sobre-educados para sus trabajos

    Más de 935 millones de trabajadores en ILOSTATel mundo tienen empleos que no corresponden a su nivel de educación: el 72% de ellos (677 millones) tienen un nivel de educación insuficiente para su trabajo, mientras que el 28% restante (258 millones) tienen un nivel de educación excesivo.

    El nivel de educación requerido en un trabajo no siempre coincide con el nivel de educación de los trabajadores. A menudo los trabajadores tienen un exceso o un defecto de educación para sus trabajos.

    ILOSTAT dispone ahora de datos sobre el desajuste entre el nivel de educación de los trabajadores y el nivel de educación previsto para cada puesto de trabajo (basado en el grupo ocupacional del puesto) para 114 países de todas las regiones y niveles de ingresos. En el 46% de esos países, más de la mitad de los trabajadores tienen empleos que no corresponden a su nivel de educación.

    La falta de educación es más común y más grave en los países de bajos ingresos que en otros lugares, mientras que el exceso de educación es más frecuente en los países de altos ingresos. Los diez países con la mayor proporción de trabajadores en situación de desajuste por nivel educativo son todos de ingresos bajos o ingresos medio-bajos.

    En todos los países hay trabajadores con poca educación y trabajadores con demasiada educación para los puestos que ocupan. Sin embargo, en la mayoría (74%) de los países sobre los que se dispone de datos, la proporción de trabajadores con un nivel de educación insuficiente es mayor que la de los que tienen un nivel de educación excesivo.

    En resumen, en los países de bajos ingresos, ocupaciónse concentra en ocupaciones poco calificadas que requieren un menor nivel de educación y es más probable que los trabajadores tengan un nivel de educación inferior para sus trabajos. Por el contrario, en los países de altos ingresos, ocupaciónse concentra más en ocupaciones que requieren niveles más altos de calificación, y la falta de educación de los trabajadores es menos común.

    En realidad, en los países de altos ingresos casi todos los trabajadores en trabajos de baja calificación tienen un exceso de educación.

    Fuente: OIT 25 de febrero de 2020

    Viernes, 21 de febrero de 2020

    Día Internacional de la Lengua Materna
    21 de febrero

    Preservar la diversidad lingüística

    Las lenguas, con sus complejas implicaciones para la identidad, la comunicación, la integración social, la educación y el desarrollo, son de importancia estratégica para las personas y el planeta. Sin embargo, debido a los procesos de globalización, están cada vez más amenazados o desapareciendo por completo. Cuando los idiomas se desvanecen, también lo hace el rico tapiz de diversidad cultural del mundo. También se pierden oportunidades, tradiciones, memoria, modos únicos de pensamiento y expresión, recursos valiosos para garantizar un futuro mejor.

    Al menos el 43% de los 6000 idiomas estimados que se hablan en el mundo están en peligro . Solo unos pocos cientos de idiomas han tenido un lugar genuino en los sistemas educativos y el dominio público, y menos de cien se utilizan en el mundo digital.

    El Día Internacional de la Lengua Materna se celebra todos los años desde febrero de 2000 para promover la diversidad lingüística y cultural y el multilingüismo.

    Las lenguas son los instrumentos más poderosos para preservar y desarrollar nuestro patrimonio tangible e intangible. Todos los movimientos para promover la difusión de las lenguas maternas servirán no solo para alentar la diversidad lingüística y la educación multilingüe, sino también para desarrollar una mayor conciencia de las tradiciones lingüísticas y culturales en todo el mundo e inspirar solidaridad basada en la comprensión, la tolerancia y el diálogo.

    Cada dos semanas desaparece un idioma llevando consigo todo un patrimonio cultural e intelectual.

    La diversidad lingüística se ve cada vez más amenazada a medida que más y más idiomas desaparecen. A nivel mundial, el 40% de la población no tiene acceso a una educación en un idioma que hablen o entiendan. Sin embargo, se está avanzando en la educación multilingüe basada en la lengua materna con una creciente comprensión de su importancia, particularmente en la educación temprana, y un mayor compromiso con su desarrollo en la vida pública.

    Las sociedades multilingües y multiculturales existen a través de sus idiomas que transmiten y preservan el conocimiento y las culturas tradicionales de manera sostenible.

    Fuente: ONU 21 de febrero de 2020

    Jueves, 20 de febrero de 2020

    Día Mundial de la Justicia Social 2020

    Si queremos un futuro que funcione para todos, será necesario poner a las personas y al planeta en primer lugar. Pero, ¿cómo? ¡Diga a los responsables de la toma de decisiones lo que piensa!

    El Día Mundial de la Justicia Social 2020 , la OIT te pregunta por qué el futuro del trabajo debería priorizar a las personas y al planeta.

    La OIT cree que la única forma de lograr la justicia social, resolver las desigualdades, reducir la pobreza y ocuparse del cambio climático, es priorizar a las personas y al planeta.

    La Declaración del centenario de la OIT para el futuro del trabajo dice que las personas deben estar en el núcleo de las políticas económicas, sociales y ambientales si queremos forjar un futuro favorable para todos.

    Fuente: OIT 20 de febrero de 2020

    Martes, 11 de febrero de 2020

    Día Internacional de la Mujer y la

    Niña en la Ciencia 11 de febrero

    La ciencia y la igualdad de género son vitales para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). En los últimos 15 años, la comunidad internacional ha hecho un gran esfuerzo para inspirar y promover la participación de las mujeres y las niñas en la ciencia. Sin embargo, las mujeres siguen encontrando obstáculos para desenvolverse en el campo de la ciencia.

    La brecha de género en los sectores de la ciencia, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas (STEM) persiste desde hace años en todo el mundo. A pesar de que la participación de las mujeres en las carreras de grado superior ha aumentado enormemente, estas todavía se encuentran insuficientemente representadas en estos campos.

    En la actualidad, menos del 30 por ciento de los investigadores en todo el mundo son mujeres. Según datos de la UNESCO (entre 2014 y 2016), solo alrededor del 30 por ciento de todas las estudiantes escogen estudios superiores dentro del campo de las ciencias, la tecnología, la ingeniería y matemáticas (STEM). En el todo el mundo, la matrícula de estudiantes femeninas es particularmente baja en el campo de la tecnología de la información y las comunicaciones (TIC), con un tres por ciento; ciencias naturales, matemáticas y estadísticas, con un cinco por ciento, y en ingeniería, manufactura y construcción, con un ocho por ciento.

    Los prejuicios y los estereotipos de género que se arrastran desde hace mucho tiempo continúan manteniendo a las niñas y mujeres alejadas de los sectores relacionados con la ciencia. El mundo dibujado en la pantalla no dista mucho del mundo real. Un estudio realizado en 2015 por el Instituto Geena Davis titulado “Gender Bias Without Borders” (Prejuicios de género sin fronteras) muestra que la representación en las grandes pantallas de mujeres que trabajan en el campo de las ciencias se limita solo a un doce por ciento.

    Con el fin de lograr el acceso y la participación plena y equitativa en la ciencia para las mujeres y las niñas, y además para lograr la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres y las niñas, la Asamblea General de las Naciones Unidas decidió proclamar en 2016 (resolución A/RES/70/212 ) el 11 de febrero como el Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia.

    Fuente: ONU 11 de febrero de 2020

    Martes, 4 de febrero de 2020

    América Latina es la región del mundo con la mayor

    proporción de indígenas en la pobreza extrema

    En América Latina y el Caribe los pueblos originarios constituyen más del 8,5% de la población, la proporción más elevada de todas las regiones del mundo, pero también son los que tienen a la mayor proporción de personas en situación de pobreza extrema, revela un nuevo informe de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

    El documento publicado sobre la Aplicación del Convenio sobre pueblos indígenas y tribales 169 de la OIT afirma que los datos de nueve países latinoamericanos indican que los pueblos indígenas comprenden a cerca del 30% de las personas viven en pobreza extrema. El promedio mundial de poblaciones indígenas en esa situación es de 19%.

    Comparativamente, esa cifra significa que los pueblos autóctonos de América Latina son tres veces más proclives a padecer ese flagelo que otros grupos de población.

    El estudio señala también que en la región, la pobreza extrema está asociada al género y a la población originaria y que, como resultado, el 7% de las mujeres indígenas vive con menos de 1,90 dólares diarios. De acuerdo con la OIT, las mujeres indígenas dependen desproporcionadamente de un empleo informal y que más del 85% de ellas sólo consigue trabajo en la economía informal.

    Además, los pueblos indígenas tienen pocas oportunidades de conseguir un empleo de calidad y tienen un 31,5% más de probabilidades de trabajar en la economía informal que los trabajadores no indígenas, lo que supone la mayor brecha de informalidad en todas las regiones.

    El documento destaca que el salario de las personas indígenas con empleo remunerado está un 31% por debajo del de otros trabajadores, la mayor brecha salarial de las personas indígenas en el mundo.

    El informe sostiene que uno de los principales problemas de los pueblos indígenas es la desigualdad que enfrentan en materia de educación, con casi el 32% de los adultos que trabajan sin ningún tipo de estudios, un número que contrasta con el 13% de adultos no indígenas que no tienen formación alguna.

    La OIT deplora que 30 años después de adoptado el Convenio Internacional sobre los derechos de los pueblos indígenas, éstos sigan siendo más proclives a la pobreza y a afrontar obstáculos en la esfera laboral, y advierte de la imperiosa necesidad de solucionar el gran flagelo que sufren esos colectivos. Sin embargo aclara que sólo el 15% de esas poblaciones vive en países cubiertos por ese pacto.

    Fuente: ONU 04 de febrero de 2020

    Jueves, 23 de enero de 2020

    Día Internacional de la Educación
    24 de enero