CEIEG.


Archivo de la categoría "Empleo"

Martes, 14 de septiembre de 2021

La pandemia está volviendo informales
muchos trabajos formales: OIT

  • El mercado laboral informal es inestable, con bajos salarios, sin protección social ni derechos, explica el organismo, y a quienes más absorbe es a las mujeres y a las personas jóvenes.

    Después de haber perdido más de 43 millones de empleos por la pandemia de covid-19 en y que, de a poco, se han recuperado 29 millones, América Latina observa otras secuelas de esta larga enfermedad. Una de ellas es la “informalización de las ocupaciones previamente formales”, señala la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

    Es decir, muchos de los sectores que antes de esta crisis ofrecían trabajo con seguridad social, contrato y prestaciones, entre otros derechos, ahora sólo otorgan el salario. El 70% de los nuevos puestos son así, según el reporte Empleo e informalidad en América Latina y el Caribe: Una recuperación insuficiente y desigual, elaborado por el organismo.

    Todavía falta recobrar 14 millones de los puestos perdidos y hay un “riesgo latente” de que sigan el curso de la gran mayoría de los reactivados. Es prematuro afirmarlo, pondera la OIT en el documento, pero “esta probabilidad se eleva” en los hogares que han sufrido una disminución de ingresos y que, para compensarlos, las hijas o hijos jóvenes han entrado por primera vez al mercado de trabajo.

    “La recuperación más intensa de las posiciones informales ha implicado que la tasa de informalidad del primer trimestre de 2021 sea muy similar o, incluso en algunos países, superior a la observada antes de la pandemia”, destaca la OIT.

    En el caso de México, la tasa para finales de julio de este año llegó a 56.4% de las personas trabajadoras, según la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE), nivel superior a lo observado antes de la emergencia sanitaria por la covid-19.

    A nivel regional, en el primer trimestre de 2021 alrededor del 76% quienes laboraban de manera independiente y un tercio de quienes trabajan para alguien más estaban en la informalidad, de acuerdo con el informe.

    Fuente:EL ECONOMISTA 14 de septiembre de 2021

  • Jueves, 9 de septiembre de 2021

    Resultados de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo

    Cifras durante el segundo trimestre de 2021

    Según la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) correspondiente al 2o trimestre de 2021, en Chiapas:

    La población total fue de 5´609,732 personas, de las cuales 2’692,839 son hombres (48.0%) y 2’916,893 son mujeres (52.0%).

    La población en edad de trabajar (15 años y más) fue de 3’953,251 personas.

    La Población Económicamente Activa (PEA), es decir aquellas personas en edad de trabajar que desempeñan una ocupación o, que si no la tienen, la buscan activamente, fue de 2’263,306 personas, es
    decir 57.25% en relación a la población en edad de trabajar.

    La PEAO al 2o trimestre de 2021 aumentó 128,990 personas en relación al 1er trimestre del año 2020 y aumentó 133,848 personas en relación al 1er trimestre de 2021.

    A nivel nacional, la PEAO al 2o trimestre de 2021, fue de 55’242,748 personas, de las cuales 33’577,390 son hombres y 21’665,358 son mujeres, es decir 60.78% y 39.22% respectivamente.

    En Chiapas, la PEAO estuvo integrada por 2’197,473 personas de las cuales 1’518,756 son hombres y 678,717 son mujeres, que representan respectivamente 69.11% y 30.89% del total de la población ocupada.

    Por sector de actividad económica, a nivel nacional se tiene que 12.34% de la PEAO se ocupa en el sector primario, 24.95% en el secundario y 62.08% en el terciario.

    En Chiapas los porcentajes son 36.52% equivalente a una población de 802,564 personas en el sector primario; 15.46% en el secundario, es decir 339,837 personas y 47.95% en el sector terciario, equivalente a 1,053,747 personas.

    En el ámbito nacional la población ocupada por tipo de unidad económica presenta los siguientes porcentajes: en empresas y negocios2 se ocupa 51.15%; en el sector de los hogares3 35.07% y en instituciones públicas 11.19%.

    En Chiapas la mayoría de la población ocupada se encuentra en las empresas y negocios con 1´035,877 personas, es decir 47.14%; le sigue el sector de los hogares con 900,373 personas que equivalen a 40.97% y las instituciones públicas con 259,739 personas es decir 11.82% de los ocupados.

    A nivel nacional la tasa de desocupación respecto al total de la PEA en el 2o trimestre de 2021 fue de 4.2%.

    En Chiapas la tasa de desocupación fue de 2.9% y equivale a 65,833 personas en esta situación, compuesta por 38,892 hombres y 26,941 mujeres. En comparación con el 1er trimestre de 2020 hay un aumento de 10,271 desocupados.

    Al 2o trimestre de 2021, la tasa de ocupación en el sector informal a nivel nacional fue de 28.6% es decir 15´794,596 mexicanos tienen actividades de este tipo.

    En Chiapas la población ocupada que trabaja en el sector informal al 2o trimestre de 2021 fue de 605,034 personas, es decir 27.5% de la PEAO, mostrando un aumento de 103,344 personas (20.60%) en relación al 1er. trimestre de 2020 y un aumento de 52,606 personas (9.5%) en relación al 1er. trimestre de 2021.

    Fuente: SH 09 de septiembre de 2021.

    Jueves, 9 de septiembre de 2021

    Situación del empleo en América Latina en
    tiempos del COVID-19: Poco trabajo y de baja calidad

  • La recuperación económica de la región en los últimos meses no se refleja en la creación de empleos. Siete de cada diez nuevos trabajos son informales y no reponen los puestos perdidos durante la pandemia.

    La Organización Internacional del Trabajo (OIT) alertó en una nota técnica que el mercado laboral regional se caracteriza por una elevada tasa de desocupación y por un fuerte predominio de las ocupaciones informales, que copan alrededor del 70 % de los empleos creados desde mediados de 2020 hasta el primer trimestre de 2021.

    El documento le pone cifras a la informalidad e indica que durante los tres primeros meses del año “alrededor del 76% de los trabajadores independientes, y algo más de un tercio de los asalariados” se encontraban en esta situación laboral.

    Al mismo tiempo, explica que, aunque todavía es “prematuro” asegurar que en la región se observa “un proceso de informalización de los trabajos previamente formales”, señala que, basándose en experiencia previas, “es un importante riesgo latente”.

    El estudio también destaca que, a diferencia de otros momentos de inestabilidad, los empleos informales no aumentaron durante la crisis de la COVID-19, sino que las medidas que se tomaron para enfrentarla provocaron “un fuerte impacto en la destrucción de ocupaciones informales y la pérdida de ingresos de las personas que trabajaban en estas condiciones”.

    Añade que, aparte de la informalidad, la región experimenta una recuperación insuficiente de los puestos de trabajo, e indica que la reducción de la ocupación durante los peores momentos de la pandemia, entre el primer y segundo trimestre de 2020, llegó a ser superior a los 43 millones de empleos.

    “La posterior recuperación desde ese momento hasta el primer trimestre de 2021 fue de alrededor de 29 millones. Por lo tanto, el aumento de la ocupación no logró compensar completamente la pérdida anterior”, apunta el documento, que señala que todavía no se ha recuperado ni el 30% de los empleos perdidos.

    Otros indicadores laborales que el análisis consideró como “críticos” cuando comparó los registros del primer trimestre del año pasado con el actual, fueron una reducción media de 3,5% en la tasa de ocupación regional, “y una contracción en la tasa de participación económica de 2,6%”.

    La nota técnica también resalta el alto impacto que ha provocado la contracción del empleo en las mujeres, los jóvenes y las personas con menores calificaciones.

    En el caso de las mujeres, se produjo un retroceso en la participación laboral después de décadas en las cuales se había registrado un aumento en su incorporación a la fuerza de trabajo. Hace más de 15 años que no se registraba una tasa tan baja de participación económica de las mujeres”.

    Ante un panorama donde la reactivación económica no provoca un suficiente impacto en el mercado laboral, Maurizio indicó que “la región requiere adoptar una agenda de políticas integrales, consensuadas y de gran alcance, centrada en las personas, que apuntale la creación de más puestos de trabajo formales”, que proteja a las micro y pequeñas empresas, y que otorgue garantías de ingresos y protección social a los trabajadores y familias en condiciones de vulnerabilidad.

    De no ser así, la OIT advierte que “los impactos de la crisis se prolongarán y dejarán profundas cicatrices sociales y laborales a largo plazo en la región”.

    Fuente: ONU 09 de septiembre de 2021

  • Jueves, 9 de septiembre de 2021

    Recuperación insuficiente del
    empleo en América Latina y el Caribe

  • Alrededor de 70 por ciento de los puestos de trabajo generados en los últimos meses en un grupo de países latinoamericanos, son en condiciones de informalidad.

    La reactivación de las economías de América Latina y el Caribe aún es insuficiente para recuperar los empleos perdidos durante la pandemia, y ha dado lugar a un mercado de trabajo caracterizado por una elevada tasa de desocupación y un fuerte predominio de las ocupaciones informales, destacó una nueva nota técnica de la OIT.

    La nota técnica “Empleo e informalidad en América Latina y el Caribe: una recuperación insuficiente y desigual ” revisa los cambios detectados en los mercados laborales, en los ingresos y en la desigualdad durante los últimos meses, abordando tanto los impactos de la crisis como la recuperación de puestos de trabajo registrada a medida que se recuperaban algunas actividades económicas.

    Alrededor de 70 por ciento de los empleos que se están generando desde mediados de 2020 hasta el primer trimestre de 2021 son ocupaciones en condiciones de informalidad, de acuerdo con datos de un grupo de países de América Latina, destaca el documento de la OIT.

    “En el primer trimestre de 2021, alrededor del 76 por ciento de los trabajadores independientes, y algo más de un tercio de los asalariados, eran informales”, añade la nota técnica y explica que “si bien es prematuro para afirmar que se está observando un proceso de informalización de las ocupaciones previamente formales, teniendo en cuenta experiencias de crisis previas, este es un riesgo latente importante”.

    Junto con la informalidad, la región experimenta una recuperación insuficiente de los puestos de trabajo, de acuerdo con los datos de la nota técnica. Destaca que en la reducción de la ocupación entre el primer y segundo trimestre de 2020, en el peor momento de la crisis por COVID-19, llegó de algo más de 43 millones de empleos.

    “La posterior recuperación desde ese momento hasta el primer trimestre de 2021 fue de alrededor de 29 millones. Por lo tanto, el aumento de la ocupación no logró compensar completamente la pérdida anterior”, destacó el documento. Alrededor de 30 por ciento de los empleos perdidos aún no se han recuperado.

    Al mismo tiempo, a comienzos de año se arrastraban indicadores laborales críticos. En la comparación interanual entre el primer trimestre de 2020 e igual trimestre de 2021 se observaba una reducción promedio para la región de 3,5 puntos porcentuales en la tasa de ocupación, y una contracción en la tasa de participación económica de 2,6 puntos porcentuales. Además, hubo un alza de 2 puntos porcentuales en la tasa de desocupación.

    Ello arroja para el primer trimestre del corriente año un valor de 59 por ciento de tasa de participación económica y 52,6 por ciento de tasa de ocupación, en ambos casos las más bajas en al menos una década, y de 11 por ciento de tasa de desocupación, lo que implica que alrededor de 32 millones de personas estaban buscando activamente un empleo sin conseguirlo.

    La nota técnica de la OIT además dice que las mujeres, los jóvenes y las personas de menores calificaciones han sido desproporcionadamente afectados por la contracción del empleo y los ingresos, y resultan afectados con mayor fuerza por los impactos desigualadores y de aumento de la pobreza de esta crisis en la región, dice la nota técnica.

    La nota técnica destaca que las medidas especialmente enfocadas en mejorar la generación de empleo buscan evitar que la crisis se prolongue y deje cicatrices de largo plazo.

    “Las disímiles velocidades de recuperación del empleo entre diferentes grupos de trabajadores y los crecientes niveles de desigualdad y pobreza no sólo pueden limitar fuertemente el crecimiento económico, sino que pueden incrementar el grado de malestar social en la región”, dice el documento.

    Fuente: OIT 08 de septiembre de 2021

  • Viernes, 3 de septiembre de 2021

    Coneval recomienda incluir mayores
    acciones de fomento al empleo en el PEF 2022

  • De 122 programas sociales incluidos en el Presupuesto, un poco más de 31% contribuye al acceso efectivo del derecho al trabajo. Pero mientras Jóvenes Construyendo el futuro lo hace de manera relevante, el Programa de Apoyo al Empleo incide ligeramente.

    El Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) 2022 debe incluir recursos para recomponer la situación laboral afectada por la pandemia, recomienda el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval). El dinero podría orientarse, por ejemplo, a crear puestos temporales, seguros de desempleo y fomentar el ingreso de las mujeres al mercado de trabajo con acceso a seguridad social.

    El Coneval publicó el documento Consideraciones para el proceso presupuestario 2022, en el que presenta los resultados de un análisis a 122 programas y acciones federales incluidos en el PEF 2021. De ellos, 45 contribuyen “de forma relevante” a reducir la pobreza y otros 94, al acceso efectivo de los derechos sociales.

    Especialistas de ese organismo identificaron 38 programas para el acceso efectivo al derecho al trabajo, de los cuales 10 fueron catalogados como fuertemente relevantes y 28 como ligeramente relevantes. “Esto quiere decir que de los 122 programas sociales que operan en 2021, poco más de 31% contribuye al acceso efectivo de este derecho”, detallaron.

    Una acción federal que el Coneval hace hincapié que debe continuar es la política de aumento al salario mínimo. En términos relativos, señala, entre 2005 y 2020 “se observa una caída del poder adquisitivo de los ingresos laborales”, por lo tanto, este tope de remuneraciones mínimas debe elevarse para 2022, apunta.

    Los programas que fueron considerados por el Coneval como fuertemente relevantes para acceder al empleo son:

    Jóvenes Construyendo el Futuro, Sembrando Vida, Programa de Apoyo para el Bienestar de las Niñas y Niños, Hijos de Madres Trabajadoras, Servicios de Guardería del IMSS, Servicios de Estancias de Bienestar y Desarrollo Infantil del ISSSTE, Programa de Atención a Personas con Discapacidad , Programa de Microcréditos para el Bienestar, Programa para el Bienestar Integral de los Pueblos Indígenas, Programas del Fondo Nacional de Fomento a las Artesanías (Fonart)y; Educación Inicial y Básica Comunitaria.

    En tanto, el Programa de Apoyo al Empleo (PAE), administrado por la Secretaría del Trabajo y previsión Social (STPS), fue calificado como “ligeramente relevante” para que las personas ejerzan su derecho al trabajo.

    Otras dos estrategias de dicha dependencia que entraron en esta clasificación baja son:

    Ejecución de los Programas y Acciones de la Política Laboral y Capacitación para Incrementar la Productividad.

    El programa de Normalización y Certificación en Competencias Laborales, de la Secretaría de Educación Púbica (SEP), tampoco está incidiendo de manera importante en el acceso al trabajo. Ni el programa de Formación y Capacitación de Recursos Humanos para la Salud, de la Secretaría de Salud (SSa), señala el organismo.

    El Coneval hace una recomendación: crear, desde el PEF 2022, una estrategia para disminuir esta tendencia de más horas de labor. De acuerdo con la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), México es el país en el que más horas se trabaja, pero es de los que tiene los salarios más bajos.

    El organismo recomienda también implementar acciones y programas para que más mujeres cuenten con seguridad social, pues esto también está completamente ligado a que puedan tener un empleo. Teniendo esta cobertura es más probable que puedan reducir la carga de trabajo de cuidados no remunerados, lo cual aumenta sus posibilidades de acceder a un ingreso “y reducir la probabilidad de caer en situación de pobreza”.

    Fuente:EL ECONOMISTA 03 de septiembre de 2021

  • Miércoles, 1 de septiembre de 2021

    Indicador de Pedidos Manufactureros

    Cifras durante agosto de 2021

    El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) y el Banco de México dan a conocer el Indicador de Pedidos Manufactureros (IPM) de agosto de 2021. El IPM incorpora variables similares a las del PMI que elabora el Institute for Supply Management (ISM) en Estados Unidos.

    El IPM se construye con los resultados de la Encuesta Mensual de Opinión Empresarial (EMOE), mismos que permiten conocer casi inmediatamente después de terminado el mes de referencia las expectativas y la percepción de los directivos empresariales sobre el comportamiento del sector manufacturero en México.

    En agosto de 2021, el IPM registró un avance mensual de 0.14 puntos con cifras ajustadas por estacionalidad y se ubicó en 52 puntos. Así, este indicador hiló trece meses consecutivos por arriba del umbral de los 50 puntos. Con relación a sus componentes, se observaron alzas mensuales con datos desestacionalizados en los agregados relativos a los pedidos esperados, a la oportunidad en la entrega de insumos por parte de los proveedores y a los inventarios de insumos, en tanto que los correspondientes a la producción esperada y al personal ocupado disminuyeron.

    Con series originales, en el octavo mes de 2021 el IPM mostró un crecimiento anual de 2.3 puntos y se situó en 52.8 puntos. A su interior, todos los rubros que conforman el IPM presentaron incrementos anuales.

    Por grupos de subsectores de actividad económica, con datos originales en agosto del año en curso cinco de los siete componentes que integran el IPM reportaron aumentos anuales, uno retrocedió y el restante se mantuvo sin cambio.

    Fuente: INEGI 01 de septiembre de 2021

    Miércoles, 1 de septiembre de 2021

    La mitad de la población mundial vive sin protección social: OIT

  • La protección social incluye el acceso a la salud, el apoyo financiero durante la jubilación y en caso de desempleo, enfermedad, discapacidad, accidentes laborales, maternidad, etc.

    Alrededor de la mitad de la población mundial vive sin ninguna protección social, aunque la pandemia de Covid-19 obligó a los gobiernos a amparar mejor a su población, indicó el miércoles la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

    Según este primer informe de la OIT sobre el estado de la protección social en el mundo, 4,100 millones de personas siguen careciendo por completo de esos servicios.

    La protección social incluye el acceso a la salud, el apoyo financiero durante la jubilación y en caso de desempleo, enfermedad, discapacidad, accidentes laborales, maternidad, etc.

    En 2020, sólo el 46.9% de la población mundial recibía al menos una prestación de protección social, mientras que el 53.1% no contaba con ninguna garantía de ingreso por parte de su sistema nacional de protección social.

    El gasto público en protección social también varía considerablemente. En promedio, los países le destinan el 12.8% de su Producto Interior Bruto (PIB), mientras que los países de renta alta le dedican el 16.4% de su PIB y los de renta baja sólo 1.1 por ciento.

    Fuente:EL ECONOMISTA 01 de septiembre de 2021

  • Miércoles, 1 de septiembre de 2021

    Índice de Productividad Laboral Agropecuario (IPLA)

  • CConsidera la información agregada de 64 cultivos agrícolas y 10 productos pecuarios, así como recomendaciones de organismos internacionales conocedores en la materia.

    Se elabora a partir de relacionar la producción y el número de horas trabajadas del personal ocupado en actividades agrícolas y pecuarias, con sus respectivas expresiones para los cálculos correspondientes.

    La disponibilidad de datos con periodicidad trimestral, no sólo confiere oportunidad a la información, sino que también permite la observación de los movimientos de corto plazo en la productividad laboral asociados a la estacionalidad de las actividades productivas.

    Series desestacionalizadas

    En el segundo trimestre de 2021, con cifras desestacionalizadas, el Índice de Productividad Laboral Agropecuario (IPLA) registró un decremento de 0.6% en relación con el trimestre anterior, lo cual refleja la obtención de un mayor volumen de producción con menos horas empleadas y a tasa anual aumentó 5.1 por ciento.

    Serie tradicional

    El Índice de Productividad laboral Agropecuario, calculado de manera tradicional, en el segundo trimestre de 2021, resultó 10.5% mayor al observado en el primer trimestre de 2020.

    La participación de los cultivos perennes es determinante en el volumen de producción de México, en este sentido, la evolución del IPLA es orientada, en buena medida, por los periodos de cosechas.

    Tres de los cultivos más representativos en el año base (2013), son perennes y presentan estacionalidades diferenciadas, como la caña de azúcar que prácticamente la mitad se colecta entre enero y marzo, mientras que el corte de aguacate se realiza todo el año y de alfalfa verde 60% se obtiene de mayo a septiembre

    La evolución del IPLA refleja el comportamiento de los volúmenes de producción de los cultivos cíclicos y perennes, bajo la estacionalidad propia de cada producto.

    Para explicar la evolución del IPLA, también se debe considerar la estacionalidad propia de los cultivos, ello contribuye al comportamiento en el trimestre en consideración.

    Los cultivos cíclicos y perennes que registraron incrementos anuales reales en comparación con el primer trimestre de 2020 fueron: maíz grano (15.3%), trigo grano (pasó de 83 millones de pesos constantes a diez mil 806 millones a precios de 2013, éste incremento se debe a que en el segundo trimestre del año se obtiene casi la totalidad de las cosechas del grano en el país), papa (28.7%), aguacate (1.3%), alfalfa verde (79.2%) y mango (2.8 veces más).

    Mientras que los cultivos que mostraron comportamiento negativo en términos reales, comparado con el primer trimestre del año anterior, fueron: jitomate (23.0%), chile verde (28.6%), cebolla (14.3%), caña de azúcar (50.6%), espárrago (63.3%) y rosa (gruesa) (1.9%).

    Los productos pecuarios como carne de ave, bovino y porcino registraron incrementos de 6.3, 5.1 y 5.3%, respectivamente; leche de bovino y huevo, aumentaron 7.8 y 3.6 por ciento.

    Para el segundo trimestre de 2021, se tiene que el IPLA aumentó 10.5%, en términos anuales comparado con el primer trimestre de 2020, resultado de la disminución de 2.1% en el indicador de horas ocupadas y un incremento de 8.1% en el de volumen físico. Las actividades agrícolas son las que lograron mayores volúmenes con menos horas ocupadas, lo cual dio lugar a un crecimiento de 12.8% en el IPLA de dichas producciones y el IPLA de las actividades pecuarias aumentó 4.8%, lo que obedece al incremento en el índice de su volumen físico 6.3% y aumento en la cantidad de horas ocupadas 1.4 por ciento.

    Por entidad federativa, el Índice de Productividad Laboral Agropecuario presenta saldos negativos en 14 estados y 17 entidades presentan comportamiento positivo y uno sin registro, debido a una controversia interpuesta por el Gobierno del Estado de México, en comparación con primer trimestre de 2020.

    En la región Noroeste 80% de los estados que la conforman presentaron incremento en el Índice de Productividad Laborar Agropecuario, seguida de la región Centro con 71% de las entidades y la Noreste 67 por ciento.

    Fuente: SIAP 31 de agosto de 2021

  • Martes, 31 de agosto de 2021

    Covid-19 degradó la calidad laboral de los estados

    La pandemia de Covid-19 degradó las condiciones de calidad y competencia del mercado laboral del país, afectando principalmente a las grandes economías estatales.

    De acuerdo con el Índice de calidad y competencia de la ocupación estatal de El Economista, en el segundo trimestre del 2021, siete entidades se colocaron en semáforo rojo, es decir, en el nivel más bajo de este indicador, mientras en igual periodo del 2019, previo a la contingencia sanitaria, fueron cinco.

    De las ocho tasas complementarias de ocupación y desocupación que se emplean para el índice, en siete más de la mitad de los estados empeoró su desempeño respecto al segundo trimestre del 2019.

    La mayor preocupación se centra en la tasa de condiciones críticas de ocupación, debido a que las 32 entidades incrementaron este indicador.

    Esta tasa incluye a las personas que se encuentran trabajando menos de 35 horas a la semana por razones ajenas a sus decisiones, más las que trabajan más de 35 horas semanales con ingresos mensuales inferiores al salario mínimo y las que laboran más de 48 horas semanales ganando hasta dos salarios mínimos.

    Aguascalientes se colocó en la cima nacional con 84.8 puntos de 100 posibles del Índice de calidad y competencia de la ocupación estatal; le siguió Baja California (83.6) en el segundo peldaño. Las dos entidades fueron las únicas en ubicarse en el nivel alto.

    Chihuahua, Sonora, Jalisco, Sinaloa, Colima y Nuevo León consiguieron más de 70 puntos. Querétaro, Morelos, Coahuila, Baja California Sur, Michoacán y Nayarit completaron el nivel medio alto.

    En el nivel medio bajo estuvieron Tamaulipas, Hidalgo, San Luis Potosí, Quintana Roo, Guerrero, Zacatecas, Durango, Guanajuato, Yucatán, Chiapas y Puebla.

    Las calificaciones más bajas (las peores condiciones laborales y que aún no se recuperan del efecto negativo de la pandemia) fueron en Ciudad de México (33.2 puntos), Oaxaca (30.5), Estado de México (28.9), Veracruz (28.9), Campeche (27.7), Tabasco (19.5) y Tlaxcala (13.3), todos en semáforo rojo.

    Fuente:EL ECONOMISTA 30 de agosto de 2021

    Lunes, 30 de agosto de 2021

    Pobreza Laboral y Canasta Básica

    Cifras al segundo trimestre de 2021

    La Secretaría de Hacienda, en el marco del Comité Estatal de Información Estadística y Geográfica, presenta los resultados del segundo trimestre 2021 del documento: Chiapas. Pobreza Laboral y Canasta Básica

    En el presente documento se muestra la posición que ocupa Chiapas en el contexto nacional en cuanto a la variación de este porcentaje se refiere, el periodo comprendido entre el último año disponible (2020 y 2021) y entre el 2o trimestre de 2015 y el 2o trimestre de 2021.

    El porcentaje de la población con ingreso laboral inferior al costo de la canasta alimentaria del 2o trimestre de 2021 con respecto al 1er trimestre de 2020, disminuyó 3.5 puntos porcentuales.

    Con respecto al 1er trimestre del año 2021 se observa un descenso de 1.9 puntos porcentuales.

    Al 2o trimestre de 2021 Chiapas ocupó el primer lugar por el mayor porcentaje de población con ingreso laboral inferior al costo de la canasta alimentaria con 63.3%, dicho valor es 24.8 puntos porcentuales mayor que el promedio nacional (38.5%), mientras que el estado de Baja California registra el menor porcentaje de población en esta condición con 21.3%.

    El ingreso laboral real (deflactado con el INPC) mostró un aumento de 9.52% entre el 2o trimestre de 2021 y el 1er trimestre del mismo año, al pasar de 1,003.66 a 1,099.21 pesos el ingreso promedio en ese periodo, es decir 95.5 pesos más.

    Al considerar la variación entre el 2o trimestre de 2021 y el 1er trimestre de 2020 se observa un aumento de 12.43% y en términos absolutos representó 121.53 pesos más.

    En Chiapas la masa salarial real en el 2o trimestre de 2021 aumentó 14.2% respecto al 1er trimestre del año anterior (761.17 pesos más), en relación al 1er trimestre de 2021 el aumento fue de 9.49% que equivale a 530.53 pesos más.

    Fuente: SH 30 de agosto de 2021

    Lunes, 30 de agosto de 2021

    Resultados de la Encuesta Nacional de
    Ocupación y Empleo. Nueva Edición. Chiapas

    Cifras durante el segundo trimestre de 2021

    El INEGI presenta los resultados correspondientes al trimestre de abril a junio de 2021 de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo Nueva Edición (ENOEN).

    Continuando con la difusión de los datos trimestrales de ocupación y empleo con la ENOEN, el INEGI ofrece a los usuarios información sobre la situación del mercado laboral del estado de Chiapas. Los principales resultados para el segundo trimestre de 2021 respecto al trimestre previo son:

  • Un incremento de 132 mil personas en la Población Económicamente Activa (PEA), al pasar de 2.1 a 2.3 millones.

  • La población ocupada fue de 2.2 millones, reportando un incremento de 134 mil.

  • Las personas ocupadas en actividades terciarias se incrementaron en 62 mil, siendo el impacto mayor en: el sector de restaurantes y servicios de alojamiento, en servicios sociales y servicios profesionales, financieros y corporativos con incrementos de 11 mil, 22 mil y 13 mil, cada uno.

  • Se incrementaron las personas ocupadas en jornadas de 35 a 48 horas en 97 mil y los ocupados en micronegocios con establecimiento en 63 mil.

  • La población subocupada aumentó en 30 mil, al pasar de 309 mil a 339 mil.

  • La tasa de desocupación fue de 2.9 y en el primer trimestre de 3.2 por ciento.

  • La tasa de informalidad laboral 1 (TIL1) es de 76.6 por ciento.

    Los cambios más importantes entre el primero y segundo trimestre de 2021 fueron un incremento de la PEA por la vía de la población ocupada, la cual se ve reflejada en la ocupación en el sector primario y terciario, principalmente en servicios sociales; incremento de empleos de 35 a 48 horas, incremento de la ocupación en los micronegocios con establecimiento y pequeños establecimientos, en condiciones de informalidad, y con una disminución de la desocupación, pero incremento mínimo en la subocupación.

    La ENOEN para Chiapas en el segundo trimestre de 2021 reportó un incremento de 132 mil personas en la PEA, lo que se refleja en una Tasa de Participación Económica de 57.3% respecto a la población de 15 años y más, cifra 2.4 puntos porcentuales superior a la del trimestre previo. Cabe destacar que las Tasas de Participación Económica de hombres y mujeres resultaron en 83.8% y 33.7% cada una, superior en 2.6 y 2.2 puntos porcentuales respecto al primer trimestre.

    En el periodo de abril a junio de 2021, la población ocupada resultó en 2.2 millones de personas, cifra superior en 134 mil personas, comparada con la del primer trimestre. La población ocupada de hombres fue de 1.5 millones, cifra superior en 79 mil personas, y la población ocupada de mujeres fue de 679 mil, 55 mil más en el mismo lapso.

    Fuente: INEGI agosto 2021

  • Lunes, 30 de agosto de 2021

    Análisis del comportamiento del empleo en el sector primario

    Cifras al segundo trimestre de 2021

    Análisis de la población ocupada en las actividades del sector primario y comparativo por entidad federativa.

    En el segundo trimestre de 2021, la población ocupada en el Sector Primario1 del país fue de 6.8 millones, 12.3% del total nacional (55 millones de trabajadores).

    De los 6 millones 818 mil trabajadores que se dedicaron a actividades del Sector Primario, la composición por sexo fue de 86.6% hombres y 13.4% mujeres.

    En el segundo trimestre de 2021, el personal ocupado en el Sector Primario fue 5.8 % mayor a la del primer trimestre de 2021 (6 millones 445 mil trabajadores).

    Subsector agrícola

    El empleo en las actividades agrícolas en el segundo trimestre del año 2021, fue de 5 millones 653 mil trabajadores; 5.7% mayor en comparación con el primer trimestre de 2021 (5 millones 346 mil trabajadores). Este subsector es el de mayor participación en el conjunto de actividades agropecuarias y pesqueras (82.9%).

    Subsector pecuario

    El empleo en las actividades pecuarias fue de 891 mil ocupados; 6.4% mayor, en relación con el trimestre anterior (838 mil ocupados). El subsector aporta 13.1% del empleo en el sector primario del país.

    Subsector pesquero

    En la actividad de pesca trabajaron 160 mil personas, cifra 8.5% menor frente al periodo pasado (174 mil personas); aporta 2.3% del empleo en las actividades agropecuarias y pesqueras.

    Comparativa por región geográfica

    La región sur-sureste concentra el mayor número de ocupados en actividades primarias con 2 millones 591 mil trabajadores que representan 38.0% de la población ocupada del país en el sector; 4.5 veces más que en las regiones noreste y noroeste, situación que se explica por el tipo de cultivos que se desarrollan en cada región, pero también por la mayor tecnificación; ambos factores determinan que tan intensivas son en el uso de mano de obra. El número de ocupados en la región sur-sureste es 9.6% mayor que el periodo anterior: Veracruz (807 mil), Chiapas (803 mil) y Oaxaca (557 mil) son las entidades con más trabajadores en dicha área geográfica.

    La región sur-sureste ocupó dos millones 195 mil trabajadores en actividades agrícolas, Chiapas (702 mil), Veracruz (679 mil) y Oaxaca (522 mil) estados más representativos, le siguen en importancia la centro con un millón 217 mil y centro-occidente un millón 71 mil.

    La región sur-sureste empleó 302 mil; las mayores aportaciones se presentan en Veracruz con 96 mil ocupados, Chiapas 85 mil y Tabasco 44. Le siguen las áreas geográficas centro-occidente 214 mil y la noreste 183 mil trabajadores en actividades relacionadas con la cría y explotación de animales.

    Son 72 mil trabajadores en el área geográfica sur-sureste que realizaron tareas relacionadas con pesca, sobresalen Veracruz con 28 mil y Chiapas 13 mil y Tabasco 12 mil, en orden de importancia le continúa, la noroeste que reportó un total de 71 mil y la centro-occidente nueve mil.

    La región sur-sureste registra el mayor incremento de población ocupada en el sector primario de 228 mil empleos más, en relación con el primer trimestre de 2021. Chiapas (137 mil trabajadores), Veracruz (59 mil trabajadores), Yucatán (20 mil trabajadores), Oaxaca (11 mil trabajadores) y Tabasco (nueve mil trabajadores); estados con mayores incrementos en dicha área geográfica, y a nivel nacional los dos primeros.

    Comparativo por entidad federativa

    El empleo en el Sector Primario muestra comportamientos positivos en 21 entidades, destacan:

  • Chiapas, Veracruz, Guanajuato y Jalisco con 136.6 mil, 59, 35.7 y 23.8 mil empleos más, respectivamente, en relación con el primer trimestre de 2021.
  • Por el contrario, 10 son las entidades que presentaron disminuciones en el empleo en el Sector Primario, las más significativas son:

  • Michoacán (72.5 mil), Sinaloa (24 mil), Hidalgo (16.3 mil) y Campeche (8.9 mil).

    Fuente: SIAP 27 de agosto de 2020

  • Viernes, 27 de agosto de 2021

    Índices Globales de Personal y Remuneraciones
    de los Sectores Económicos

    Cifras durante junio de 2021

    El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) presenta los resultados del Índice Global de Personal Ocupado de los Sectores Económicos (IGPOSE), del Índice Global de Remuneraciones de los Sectores Económicos (IGRESE) y del Índice Global de Remuneraciones Medias Reales de los Sectores Económicos (IGREMSE), correspondientes a junio de 2021.

    Con cifras desestacionalizadas, el IGPOSE alcanzó un nivel de 106.5 puntos en el mes de referencia; esto representó un crecimiento de 0.1% respecto a mayo pasado.

    El IGRESE registró 113.3 puntos en el sexto mes de este año, cifra que significó un aumento real de 0.3% frente al mes previo, con datos ajustados por estacionalidad.

    En junio de 2021 y con cifras desestacionalizadas, el IGREMSE se ubicó en un nivel de 106.7 puntos, lo que implicó un avance de 0.1% con relación al mes inmediato anterior.

    A tasa anual, el IGPOSE reportó un incremento de 2.6%, el IGRESE lo hizo en 4.9% y el IGREMSE fue mayor en 2.5% en el mes en cuestión.

    Fuente: INEGI 27 de agosto de 2021

    Jueves, 26 de agosto de 2021

    Indicadores de Ocupación y Empleo

    Cifras durante julio de 2021

    El INEGI informa sobre los principales resultados de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo, Nueva Edición (ENOEN) para julio de este año, los cuales indican que 59 millones de personas de 15 y más años de edad son Población Económicamente Activa (PEA), lo que representa una Tasa de Participación de 59.9 por ciento. Dicha población es superior en 6.6 millones respecto a la de julio de 2020. Por su parte, el complemento, la Población No Económicamente Activa (PNEA) fue de 39.5 millones de personas, cifra inferior en 3.4 millones a la de julio del año previo; a su interior, la PNEA disponible se redujo 3.6 millones.

    De la PEA, 56.4 millones de personas (95.6%) estuvieron ocupadas en el séptimo mes de 2021, cifra que aumentó en 6.8 millones de personas en su comparación anual. A su interior el subuniverso de personas subocupadas, es decir, que declararon tener necesidad y disponibilidad para trabajar más horas, representó 7.5 millones (tasa de 13.2% de la población ocupada) y significó un decremento de 1.6 millones de personas frente a julio del año pasado.

    En el mes de referencia, la población desocupada se estableció en 2.6 millones de personas e implicó una tasa de 4.4% de la PEA. Respecto a julio de 2020 la población desocupada disminuyó en 218 mil personas y la Tasa de Desocupación (TD) fue menor en 1 punto porcentual.

    Con cifras desestacionalizadas y en comparación con el mes inmediato anterior, en julio de 2021 la Tasa de Desocupación registró un incremento de 0.1 puntos porcentuales al ubicarse en 4.1%, y la Tasa de Subocupación aumentó 0.3 puntos porcentuales, al establecerse en 12.7 por ciento.

    Se informa que, derivado de la actualización en las estimaciones trimestrales de población que genera el Marco de Muestreo de Viviendas del INEGI, las cifras de la ENOEN que ahora se presentan para julio de 2020 y julio de 2021 se construyeron a partir de la nueva estimación de población realizada por el INEGI, dejando así de utilizar las proyecciones de población anteriores. El INEGI actualizará de manera gradual la serie histórica de información.

    Fuente: INEGI 26 de agosto de 2021

    Miércoles, 25 de agosto de 2021

    Estadísticas de Trabajadores Asegurados al IMSS

    Cifras julio de 2021

    En el presente reporte se muestran los datos correspondientes a los Trabajadores Asegurados al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en el estado de Chiapas para el mes de julio de 2021, además de una comparación con el país y las entidades federativas.

    De acuerdo a los datos presentados por el IMSS, al 31 de julio de 2021, a nivel nacional se contaba con un total de 20’291,923 trabajadores asegurados a este instituto, se registró un incremento de 0.58% en relación al mes anterior, que equivale a 116,543 trabajadores más.

    En el estado de Chiapas para el mismo mes, se registraron 229,159 trabajadores asegurados al IMSS, de los cuales 143,992 (62.8%) son hombres y 85,167(37.2%) son mujeres; cifra que representa 1.1% del total nacional.

    En comparación con el mes anterior, se registró un incremento de 1.66% que representa 3,753 empleos más. Comparado con el mes de julio de 2020 se registró un incremento de 4.07% lo que significó 8,962 asegurados más ante el Instituto.

    De los 229,159 trabajadores asegurados al IMSS en Chiapas, 203,689 son trabajadores permanentes (urbanos y del campo), cifra que representa 88.9% de los trabajadores afiliados a esta institución, lo anterior ubica al estado en el octavo lugar en el contexto nacional en este rubro, dicho valor lo ubicó por arriba de entidades como Yucatán, Guanajuato, Oaxaca y la Ciudad de México así como del promedio nacional que presentó un valor de 87.1%.

    Uno de los indicadores para medir el empleo es la variación de los trabajadores permanentes totales (urbanos y del campo) más los eventuales urbanos (TPEU). Comparando el total de trabajadores en esta categoría; en Chiapas, de julio de 2020 a julio de 2021, se registró un incremento de 3.83% equivalente a 8,333 trabajadores más en esta categoría.

    Comparando los TPEU a nivel nacional, estos pasaron de 17´590,750 trabajadores en julio del año 2015 a 20´078,641 en julio del 2021, es decir 2´487,891 empleos generados en el periodo en esta categoría, lo anterior representa un incremento de 14.1%.

    En el mismo periodo, los valores de Chiapas, en esta categoría pasaron de 216,588 trabajadores a 225,765, es decir un incremento de 9,177 asegurados más que representan 4.2%.

    En Chiapas, el sector primario tiene 14,756 de los trabajadores asegurados; en el sector secundario se encuentran 43,371 y en el sector terciario se concentra el mayor número de asegurados con 171,212.

    De las 15 regiones socioeconómicas de Chiapas, destaca la región I Metropolitana con 53.6% y la X Soconusco con 24.1% como las principales concentradoras de trabajadores afiliados al seguro social al concentrar poco más de tres cuartas partes de los trabajadores. El 24.1% de asegurados restantes se distribuye en las otras 13 regiones.

    A nivel municipal, comparando el mes de julio de 2021 con el mismo mes del año anterior, los municipios que registraron los mayores incrementos en el número de trabajadores asegurados fueron Tapachula (2,390), seguido de Palenque (1,712), Chiapa de Corzo (1,199), Tuxtla Gutiérrez (919) y Reforma (520).

    Los municipios que presentaron las mayores reducciones de trabajadores en el periodo citado fueron Venustiano Carranza (-582), Ocozocoautla de Espinosa (-405), Ostuacán (-349), Motozintla (-176) y Huehuetán (-150).

    Fuente: SH 25 de agosto de 2021

    Martes, 24 de agosto de 2021

    Indicadores de Empresas Constructoras

    Cifras durante junio de 2021

    El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) informa sobre los principales resultados de la Encuesta Nacional de Empresas Constructoras (ENEC). Durante el sexto mes de este año el valor de la producción generado por las empresas constructoras descendió 0.9% en términos reales respecto al mes inmediato anterior, con base en cifras desestacionalizadas.

    El personal ocupado total aumentó 0.3% y las horas trabajadas ascendieron 0.6%, en tanto que las remuneraciones medias reales disminuyeron 0.4% en junio del año en curso frente al mes que le precede, con series ajustadas por estacionalidad.

    En su comparación anual, el valor real de la producción de las empresas constructoras registró una variación al alza de 4.3%, las horas trabajadas aumentaron 10.1%, el personal ocupado total 6.7% y las remuneraciones medias reales lo hicieron en 3.1%, en junio de 2021 con relación a igual mes de un año antes.

    Fuente: INEGI 24 de agosto de 2021

    Lunes, 23 de agosto de 2021

    Indicadores del Sector Servicios

    Cifras durante junio de 2021

    El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) presenta los principales resultados de la Encuesta Mensual de Servicios (EMS), que considera 102 conjuntos de actividades económicas relacionadas con los Servicios Privados no Financieros.

    Con cifras desestacionalizadas, durante junio de 2021 los Ingresos Totales reales por Suministro de Bienes y Servicios de los Servicios Privados no Financieros aumentaron 1.6%, los Gastos Totales por Consumo de Bienes y Servicios crecieron 2.7%, las Remuneraciones Totales reales 1.2% y el Personal Ocupado Total ascendió 0.3%, respecto al mes inmediato anterior.

    A tasa anual, el índice agregado de los Ingresos Totales reales por Suministro de Bienes y Servicios mostró un incremento de 29.9%, el de los Gastos Totales por Consumo de Bienes y Servicios se elevó 14.3% y el de las Remuneraciones Totales subió 3.9%; en tanto que el índice del Personal Ocupado Total disminuyó 1.9% en el sexto mes de este año.

    Fuente: INEGI 23 de agosto de 2021

    Lunes, 23 de agosto de 2021

    Indicadores de Empresas Comerciales

    Cifras durante junio de 2021

    El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) informa que en el sexto mes de 2021 en las Empresas Comerciales al por Mayor los Ingresos reales por suministro de bienes y servicios disminuyeron 0.1%, mientras que las Remuneraciones medias reales pagadas fueron superiores en 2.2% y el Personal ocupado total en 0.2% respecto al mes inmediato anterior, con cifras desestacionalizadas.

    En las Empresas Comerciales al por Menor los Ingresos reales por suministro de bienes y servicios registraron una caída de 0.6% y las Remuneraciones medias reales de 5.6%, en tanto que el Personal ocupado total se mantuvo sin cambio en junio de 2021 con relación al mes precedente.

    A tasa anual, los datos desestacionalizados del Comercio al por Mayor mostraron el siguiente comportamiento: los Ingresos reales por suministro de bienes y servicios se acrecentaron 20.7%, las Remuneraciones medias reales pagadas 9.4% y el Personal ocupado total subió 1.6% en el sexto mes de este año.

    En las Empresas Comerciales al por Menor los Ingresos reales aumentaron 18.1%, el Personal ocupado total avanzó 3.8% y las Remuneraciones medias reales ascendieron 1.5% en el mes de referencia frente a junio de 2020, con series ajustadas por estacionalidad.

    Fuente: INEGI 23 de agosto de 2021

    Lunes, 23 de agosto de 2021

    CONEVAL presenta información referente a la
    pobreza laboral al segundo trimestre de 2021

    El Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL), estima los datos referentes a la pobreza laboral a partir de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) publicada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI). En 2020, debido a la contingencia sanitaria, se interrumpió la recolección de la información de la ENOE durante el segundo trimestre de 2020. De esta forma, INEGI incorporó dos estrategias de levantamiento en el marco del mismo diseño conceptual, estadístico y metodológico de la ENOE tradicional, con la finalidad de contar con información relevante para monitorear la situación de la ocupación y empleo en el periodo de contingencia de la COVID-19.1,2,3 De manera que, a partir de septiembre de 2020, el INEGI dio a conocer los resultados de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo denominada Nueva Edición(ENOEN).

    El poder adquisitivo del ingreso laboral real per cápita tuvo un aumento de 2.9% entre el primer trimestre 2021 y el segundo trimestre 2021, al pasar de $1,827.39 a $1,879.53. Este cambio trimestral del ingreso laboral representa un incremento de $52.15 pesos respecto al primer trimestre de 2021.

    En cuanto al tercer trimestre de 2020, el poder adquisitivo del ingreso laboral real per cápita del segundo trimestre 2021 presentó un aumento de 11.7%; sin embargo, este aún se encuentra por debajo del que se reportó en el primer trimestre de 2020, previo a la crisis sanitaria derivada del virus SARS-CoV-2 (COVID-19), cuando se ubicó en $1,919.84 pesos.

    En el segundo trimestre 2021, en promedio, las Líneas de Pobreza Extrema por Ingresos (LPEI) rural y urbana, es decir, el valor monetario de las canastas alimentarias, mostraron un incremento trimestral de 3.2% y 2.6%, respectivamente, ambos aumentos son superiores a la inflación trimestral promedio que fue de 1.4%. Cabe señalar que estos aumentos son los más altos desde el primer trimestre 2020.

    El porcentaje de la población con un ingreso laboral inferior al costo de la canasta alimentaria disminuyó de forma trimestral al pasar de 39.4% en el primer trimestre de 2021 a 38.5% en el segundo trimestre de 2021. Entre los factores que explican esta disminución se encuentra el incremento trimestral de 2.9% en el ingreso laboral real, el aumento en la masa salarial de 3.1% y de los ocupados (4.9%) durante el mismo periodo.

    La recuperación paulatina de la economía mexicana también se refleja en el registro de ocupados en el IMSS. Este comportamiento se observa a partir del tercer trimestre 2020 donde se mostró una recuperación de las plazas registradas. De tal forma que, entre el primer y segundo trimestre de 2021, el número de trabajadores permanentes y eventuales en el IMSS reflejó una recuperación de 149,671 empleos (0.7%), donde los trabajadores permanentes presentaron un aumento de 195,676 empleos (1.1%), mientras que, en los trabajadores eventuales se dio una disminución de 46,005 empleos (-1.6%). De manera similar, se registró este comportamiento en las plazas tanto para hombres (0.5%) como para las mujeres (1.2%).

    Entre el primer trimestre de 2021 y segundo trimestre de 2021 se observa un aumento de la pobreza laboral para las personas ocupadas según su situación de formalidad: informales y formales. Durante este periodo, el porcentaje de ocupados informales con un ingreso laboral promedio por debajo de la canasta alimentaria pasó de 19.8% a 21.2%. Por otro lado, el porcentaje de trabajadores formales en esta situación se mantuvo aproximadamente en los mismos niveles, alrededor del 0.9% entre los mismos periodos. Asimismo, se observó una disminución de 0.3% y 1.2% en el ingreso laboral real promedio tanto de los trabajadores informales y los formales, respectivamente.

    Entre el primer y el segundo trimestre de 2021, se observa un aumento en el número de trabajadores subordinados y remunerados al pasar de 36.6 millones a 38.1 millones. Este aumento representa la incorporación al mercado laboral como trabajadores subordinados y remunerados de 1.5 millones de personas. En el caso de empleadores, trabajadores por cuenta propia y trabajadores sin pago, durante estos trimestres se observa un aumento de 98.6 mil, 559.6 mil y 249.5 mil trabajadores, respectivamente.

    En cuanto a la relación de dependientes económicos, que indica el promedio del número de dependientes económicos que hay en los hogares por cada residente ocupado, entre el primer trimestre de 2021 y el segundo trimestre de 2021 se observa que esta relación disminuyó en 5.7%, al pasar de 1.5 a 1.4, respectivamente.

    Respecto al total de los desocupados según la clasificación de los antecedentes laborales, del primer al segundo trimestre de 2021 hubo una disminución de 5.6 puntos porcentuales en el porcentaje de personas que perdieron o terminaron su empleo anterior (es decir, pasó de 67.6% a 62.1% en cada trimestre).

    En relación con el tiempo de las personas que se encuentran desempleadas, entre el primer trimestre de 2021 y el segundo trimestre de 2021, hubo una disminución de 1.9 puntos porcentuales en la población que permaneció más de un mes y hasta tres meses desempleado (de 32.0% a 30.1%, respectivamente); mientras que, en la población de más de tres meses hasta seis meses, se presentó un incremento de 5.6 puntos porcentuales en el mismo periodo (11.0% a 16.6%). De igual manera, se observa una disminución en las personas con una duración de desempleo de más de seis meses hasta un año, de 4.8 puntos porcentuales, al pasar de 10.2% a 5.4% entre el primer y segundo trimestre de 2021, respectivamente.

    Entre el primer trimestre de 2021 y el segundo trimestre de 2021, el número de trabajadores domésticos con alguna remuneración aumentó en 5.2%, al pasar de 2.0 a 2.1 millones de personas. Este incremento derivó en una mayor incorporación de trabajadores del hogar para ambos sexos, aunque los hombres presentaron un mayor aumento, en comparación con las mujeres (11.4% y 4.6% respectivamente).

    Del total de trabajadores del hogar remunerados en el segundo trimestre de 2021, 16.2% se encontraban en situación de pobreza laboral, es decir, su ingreso laboral fue inferior al valor monetario de la canasta alimentaria; esto representa un aumento de 2.0 puntos porcentuales con respecto al primer trimestre 2021.

    Este aumento fue provocado por la caída del 12.5% del ingreso promedio real de los trabajadores domésticos hombres. De manera contraria, las mujeres presentaron un incremento de 2.2%; sin embargo, la brecha salarial entre hombres y mujeres se mantiene en $995.69 pesos reales.

    Entre el primer trimestre de 2021 y el segundo trimestre de 2021, se observó un aumento real del ingreso laboral per cápita en los hogares en todos los quintiles de ingresos. Estos incrementos se concentran principalmente en el primer quintil, es decir, en el 20.0% de la población de menores ingresos, ya que se observa que su ingreso laboral real per cápita promedio pasó de $92.69 a $118.78 pesos reales entre el primer y el segundo trimestre de 2021, lo cual corresponde a un incremento trimestral de 28.1%. Por otra parte, el ingreso laboral per cápita promedio del resto de la población mostró una recuperación de menor magnitud. Por ejemplo, el 20.0% de la población con mayores ingresos (quinto quintil) presentó un aumento trimestral de 1.6% en este periodo.

    la población ocupada con ingreso laboral menor al salario mínimo presentó el mayor aumento (758,449 personas), al pasar de 15,185,382 ocupados en el primer trimestre 2021 a 15,943,831 ocupados en el segundo trimestre de 2021. En contraste, la población con ingreso laboral mayor a 5 salarios mínimos y hasta 10, fue el único rango que presentó una disminución durante este periodo (14,201 personas ocupadas) al pasar de 973,598 a 959,397, respectivamente.

    La masa salarial real (monto de las remuneraciones totales de los ocupados) aumentó 3.1% entre el primer trimestre 2021 y el segundo trimestre 2021, al pasar de $209,821.71 a $216,255.28 millones de pesos. Lo anterior representa un aumento de $6,433.57 millones de pesos entre estos periodos.

    El porcentaje de población que no puede adquirir la canasta alimentaria con su ingreso laboral entre el primer trimestre 2021 y el segundo trimestre 2021 disminuyó a nivel nacional 0.9 puntos porcentuales. Destacan los estados de Hidalgo con una disminución de 6.8; Quintana Roo con 3.7 y Baja California con 3.5 puntos porcentuales.

    Por otra parte, entre el tercer trimestre 2020 y el segundo trimestre 2021, el porcentaje de población que no puede adquirir la canasta alimentaria con su ingreso laboral disminuyó 5.8 puntos porcentuales a nivel nacional, lo cual se vio reflejado en una disminución de la pobreza laboral en la mayoría de las entidades federativas.

    En el segundo trimestre de 2021 el ingreso laboral real de los trabajadores a nivel nacional fue de $1,879.53, lo que representa un aumento de 2.9% con respecto al trimestre anterior, en el que el ingreso total fue de $1,827.39.

    En el segundo trimestre 2021, el ingreso laboral real promedio de la población ocupada a nivel nacional fue de $4,380.71 al mes. Los hombres ocupados reportaron un ingreso laboral mensual de $4,755.36 y las mujeres $3,803.92; la brecha de los ingresos laborales entre hombres y mujeres el segundo trimestre fue de $951.45, la cual es $94.91 mayor que la del primer trimestre 2021 ($856.54). En términos relativos en el segundo trimestre 2021 el ingreso de los hombres ocupados es aproximadamente 1.3 veces el de las mujeres, lo que indica una proporción mayor al del trimestre anterior (1.2 veces más).

    En el segundo trimestre 2021, el ingreso laboral real promedio del total de la población ocupada que reside en municipios no indígenas fue de $4,585.36 al mes, aproximadamente el doble del ingreso real de los ocupados residentes en municipios indígenas, que en promedio fue de $2,256.05.

    En el segundo trimestre de 2021, la población adulta (30 a 64 años), los jóvenes (12 a 29 años), y los adultos mayores (65 años o más) recibieron en promedio por su trabajo $4,801.09, $3,630.72, y $3,212.42, respectivamente. Es decir, durante este periodo, la población de 30 a 64 años recibió aproximadamente 1.3 veces el ingreso de los jóvenes y 1.5 veces el de los adultos mayores, proporciones similares a las del trimestre anterior.

    Fuente: CONEVAL 20 de agosto de 2021

    Jueves, 19 de agosto de 2021

    Resultados de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo. Nueva Edición (ENOEN)

    Cifras durante el segundo trimestre de 2021

    El INEGI presenta los resultados trimestrales del levantamiento de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo, Nueva Edición (ENOEN) para el trimestre abril junio de 2021 que, a diferencia de las publicaciones mensuales, ofrece las estimaciones para cuatro tamaños de localidad a nivel nacional, de las 32 entidades federativas, así como de 39 ciudades autorrepresentadas de interés.

    Los resultados que se presentan son construidos a partir de la nueva estimación de población, tanto para el segundo trimestre de 2021 como para el segundo trimestre de 2020.

    Durante el segundo trimestre de este año la Población Económicamente Activa (PEA) del país llegó a 57.7 millones de personas, cifra superior en 10.7 millones de personas respecto al mismo periodo de un año antes. La PEA representó 59% de la población de 15 años y más en el trimestre en cuestión.

    En este periodo, un total de 55.2 millones de personas se encontraban ocupadas, lo que implicó un incremento de 10.5 millones de personas frente a las de igual trimestre de 2020, concentrándose esta alza en el comercio con 2.8 millones más de ocupados, en la industria extractiva, de la electricidad y manufacturera con 1.8 millones, en los sectores de restaurantes, servicios de alojamiento, transportes, comunicaciones, correo y almacenamiento con 1.5 millones y en la construcción, también, con 1.5 millones de personas más.

    Las personas ocupadas en micronegocios aumentaron en 6.4 millones y en los pequeños establecimientos en 2 millones.

    La población subocupada se ubicó en 7.3 millones de personas en el trimestre en cuestión y representó una tasa de 13.3% de la población ocupada, porcentaje inferior al 25.1% del segundo trimestre de 2020.

    Para el trimestre abril-junio de 2021, la población desocupada se situó en 2.4 millones de personas y la tasa de desocupación correspondiente fue de 4.2% de la PEA, tasa menor que la de 4.8% obtenida en igual periodo de un año antes.

    Por entidad federativa, reportaron las tasas más altas de informalidad laboral Oaxaca con 80.7%, seguida de Chiapas con 76.6% y Guerrero con 75.5 por ciento. En cambio, Chihuahua con 36.2%, Coahuila de Zaragoza con 36.5% y Baja California Sur con 36.7% registraron las tasas más bajas durante el segundo trimestre de 2021.

    Las ciudades con la mayor tasa de subocupación en el trimestre de referencia fueron Ciudad del Carmen con 32.7%, Coatzacoalcos 25.3%, Tapachula 22.2%, Oaxaca 20.5% y La Paz con 20.1 por ciento. Por su parte, Cuernavaca con 3.7%, Tijuana 3.9 y Aguascalientes con 4%, reportaron las tasas más pequeñas en el periodo.

    Con series desestacionalizadas, en el trimestre abril-junio de 2021 la tasa de desocupación se redujo en 0.2 puntos porcentuales frente a la del trimestre inmediato anterior.

    Fuente: INEGI 19 de agosto 2021.

    Jueves, 19 de agosto de 2021

    Empleo informal impulsa la recuperación: 6 de
    cada 10 trabajadores están en esta condición

  • En México hay 31 millones de trabajadores que se encuentran en cualquiera de las modalidades de la informalidad.

    Al corte del segundo trimestre del 2021 se observa ya una tendencia de recuperación importante del mercado laboral, pero una parte importante de los empleos que se han recuperado lo han hecho en el sector informal.

    De acuerdo con cifras de la ENOE (Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo) del Inegi, suman poco más de 31 millones de trabajadores los que se encuentran en cualquiera de las modalidades de la informalidad y, por tanto, alta vulnerabilidad laboral. En términos relativos, esto implica que en la informalidad se emplean 6 de cada 10 trabajadores (56.2 por ciento).

    El total de trabajadores informales en México incrementó 8.2 millones en comparación con el segundo trimestre del año pasado, cuando se presentaron importantes bajas laborales debido al confinamiento por la pandemia Covid-19.

    El trabajo informal total incluye principalmente a los trabajadores no protegidos agropecuarios y las trabajadoras del hogar remuneradas no protegidas y todos los trabajadores que se ocupan en unidades económicas fuera de los marcos de las leyes laborales mexicanas.

    Fuente:EL ECONOMISTA 19 de agosto de 2021

  • Miércoles, 18 de agosto de 2021

    Retrasar el regreso a clases dejaría pérdidas
    laborales superiores a 3.8 billones de pesos

  • Un reporte de la entidad financiera advierte que las ganancias laborales de la generación pandemia podrían disminuir en 11% debido al rezago educativo generado por la covid-19; el impacto para el PIB sería de hasta 25 por ciento.

    Si no hay un retorno a la educación presencial en el corto plazo, la generación actual de niños, niñas y adolescentes en México tendrá pérdidas salariales en su vida laboral adulta superiores a 3.8 billones de pesos debido al rezago educativo causado por la pandemia en su formación y desarrollo de habilidades, concluye una investigación del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

    De acuerdo con la investigación El impacto de la pandemia covid-19: Sus consecuencias educativas y laborales a largo plazo, sus autores pronostican una disminución en los ingresos salariales de esta generación de 11.1% a lo largo de su vida, en promedio. La población afectada es de más de 28.8 millones de estudiantes de entre 6 y 18 años de edad.

    En América Latina, Chile, Perú, Brasil, Argentina, Uruguay y Costa Rica han reiniciado clases presenciales en algunas zonas y en modelos híbridos, según el Observatorio a la Gestión Educativa. En Nicaragua las escuelas nunca cerraron. Recientemente, la oficial de Educación de UNICEF en México, declaró que el regreso a las aulas no ha significado un alza en el contagio de estudiantes.

    Los datos aportados por el estudio proyectan que, sin covid-19, la población actual de estudiantes generaría en su vida laboral 59 billones de pesos, cerca de 2 millones de pesos per cápita. La pandemia y su impacto en la formación del capital humano han tenido ya un costo de 3.8 billones de pesos, o una pérdida en ingresos laborales a nivel individual de 132,000 pesos.

    La economía mexicana perdería el equivalente a 16.6% del PIB de un año durante la vida laboral de esta generación tan sólo por el bajo aprovechamiento escolar del ciclo 2019-2020. Sin embargo, en el acumulado de 1.3 ciclo escolares bajo la pandemia el impacto pordría ser de hasta 25% de un año del PIB.

    “Los resultados muestran que mantener a las niñas, niños y jóvenes en la escuela es la intervención necesaria para mitigar el efecto del abandono a causa del covid-19, sobre todo en la población más vulnerable. Si los mantenemos en la escuela, tendrán más capital humano”, se expone en el documento.

    En su estudio, los investigadores del BID refieren otras proyecciones sobre la pérdida económica por el cierre de las escuelas. Las metodologías para calcularla varían, pero todas coinciden en que habrá un daño de grandes magnitudes. George Psacharopoulosis, investigador sobre la economía de la educación, ha estimado que la caída para el PIB mundial por el rezago educativo sería de 18%, o 15.1 billones de dólares.

    Para el BID los hogares “con menos ingresos son aquéllos que no sólo tienen menos recursos educativos, sino también las capacidades y el tiempo de los padres es más limitado”. Sin embargo, los papás que trabajan en México dedican, en promedio, poco más de una hora a la semana a cada niña o niño, según la Encuesta Nacional sobre el uso del Tiempo (ENUT 2014).

    Las mamás con trabajo remunerado destinan casi tres horas y media a cada hija o hijo. Las madres que hacen trabajo del hogar no remunerado ocupaban poco más de tres horas y media, también por persona.

    Los salarios aportan un valor al Producto Interno Bruto del país. Y si estos disminuyen, baja también su contribución. Pues bien, tan sólo porque de marzo a junio de 2020 las clases fueron virtuales, la aportación que esa generación de estudiantes daría al PIB mediante sus sueldos será 8.4% menor. Pero por el ciclo escolar 2020-2021 la caída podría ser de hasta 25 por ciento.

    Ante este panorama, concluyen los especialistas, el desafío es definir acciones que permitan mitigar el impacto eventual sobre la generación escolar actual. Algunas alternativas son modalidades híbridas de clases que combinen sesiones presenciales y remotas, la reapertura de escuelas en zonas de bajos índices de contagios y mayor seguimiento de las y los estudiantes que no pudieron mantener un vínculo con el sistema educativo en lo que va de la pandemia.

    Fuente:EL ECONOMISTA 18 de agosto de 2021

  • Miércoles, 18 de agosto de 2021

    Industria manufacturera casi recupera
    los trabajos perdidos por la pandemia

  • Aunque con contrastes en las remuneraciones y jornadas de los trabajadores, la industria manufacturera continúa su proceso de recuperación a la expectativa del impacto generado por la tercera ola de contagios Covid-19.

    La industria manufacturera muestra claroscuros en su proceso de reactivación laboral después de la crisis Covid-19. La mayoría de los empleos se han recuperado, aunque con jornadas más cortas y remuneraciones inestables.

    Durante los meses de estricto confinamiento (abril y mayo del 2020) la industria manufacturera llegó a perder al 5% de sus plantillas laborales, para junio del 2021 ya se han recuperado casi el total de los empleos perdidos.

    En junio del 2019, antes de que llegara la pandemia a México, la industria daba empleo a 4 millones 372,860 personas. Para junio del 2021 son 4 millones 328,890 los ocupados en estas actividades. Lo que refleja que la industria está próxima a recuperar la mayor parte de bajas laborales.

    Por su parte, el Índice de Personal Ocupado en la manufactura se encuentra situado en niveles de 115.3 puntos, por encima del umbral base de 100. En junio del 2020 se encontraba en 116.7 puntos, de acuerdo con cifras de la Encuesta Mensual de la Industria Manufacturera (EMIM) del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

    Además de haber recuperado gran parte de los empleos que la crisis Covid-19 eliminó, en junio se sumó un mes más a la tendencia de recuperación laboral. En su comparación inmediata, de mayo a junio, los empleos crecieron 0.4 por ciento.

    Durante junio del 2021 las remuneraciones promedio cayeron 0.6% en comparación inmediata con el nivel del mes previo. Los salarios pagados a obreros fueron el rubro más afectado en relación con los suelos pagados a empleados.

    Por su parte, desde que inició la pandemia, las jornadas laborales sí han mostrado ligera reducción. El Índice de Horas Hombre trabajadas en la industria manufacturera se encontraba en 116.4 puntos en junio del 2019, para junio de este año se ubica en 113.6 puntos.

    Aunque con contrastes en las remuneraciones y jornadas de los trabajadores, la industria manufacturera continúa su proceso de recuperación económica y laboral a la expectativa del impacto generado por la tercera ola de contagios Covid-19.

    Fuente:EL ECONOMISTA 18 de agosto de 2021

  • Miércoles, 11 de agosto de 2021

    Desempleo, informalidad y pobreza:El
    panorama para las trabajadoras en México

  • La organización México ¿Cómo Vamos? puso la lupa en cuatro aspectos del mundo laboral con una perspectiva de género y confirmó que los desafíos para las mujeres son mayores.

    En cifras, así podríamos expresar una parte de la amplia desigualdad entre hombres y mujeres en el ámbito laboral: por cada 100 hombres registrados en un puesto de trabajo ante el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), en junio pasado, había apenas 63 mujeres.

    También podríamos decir que hay más mujeres desempleadas que hombres, que ellas componen la mayoría del sector informal y que muchas de quienes tienen un ingreso por su trabajo son pobres, con mayor frecuencia que los hombres. Para observar de manera más clara estas brechas, la organización México ¿Cómo Vamos? (MCV) lanzó cuatro semáforos económicos por sexo.

  • El empleo formal

  • La informalidad laboral

  • La pobreza laboral

  • El Estado de derecho

    En México hay casi 50.8 millones de mujeres en edad para trabajar y poco más de 46 millones de hombres, según MCV con base en información del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi). Sin embargo, la tasa de participación laboral para ellas es de 41%, es decir, que el 59% no ha podido ingresar al mercado de trabajo. En cambio, 74% de los hombres sí lo ha logrado.

    El primer semáforo refleja los puestos de trabajo formales creados o eliminados en el registro del IMSS, explica la organización. Según MCV, para que todas las personas que se van incorporando a la población económicamente activa tengan un empleo formal se requieren generar 100,000 puestos al mes —50,000 para mujeres y 50,000 para hombres— para llegar a una meta de 1.2 millones al año.

    En México, el 39.4% de la población se encuentra en pobreza laboral, o sea, 50.1 millones de personas no ganan lo suficiente para comprar una canasta de productos básicos.

    Para los primeros tres meses de este 2021 la proporción de mujeres mexicanas en pobreza laboral bajó, sí, pero se ubicó por encima del nivel nacional, en 41.7 por ciento. El porcentaje de los hombres sí fue menor a lo que, en promedio, se encontraba el país (39.4%), o sea en 37.4 por ciento.

    Traducido en número de personas, “esto equivale a que 23 millones de hombres se encuentren en pobreza laboral y 27.1 millones de mujeres en esta situación”.

    Fuente:EL ECONOMISTA 11 de agosto de 2021

  • Miércoles, 11 de agosto de 2021

    Principales hallazgos del “Anuario de Migración y Remesas México 2021”

    El “Anuario de Migración y Remesas México 2021” reúne estadísticas de distintas fuentes oficiales de información, para ofrecer una aproximación ordenada a este complejo fenómeno.

    Fuente: CONAPO 10 de agosto de 2021

    Jueves, 5 de agosto de 2021

    Estadísticas de Trabajadores Asegurados al IMSS

    Cifras junio de 2021

    En el presente reporte se muestran los datos correspondientes a los Trabajadores Asegurados al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en el estado de Chiapas para el mes de junio de 2021, además de una comparación con el país y las entidades federativas.

    De acuerdo a los datos presentados por el IMSS, al 30 de junio de 2021, a nivel nacional se contaba con un total de 20,175,380 trabajadores asegurados a este instituto, se registró un incremento de 0.33% en relación al mes anterior, que equivale a 65,936 trabajadores más.

    En el estado de Chiapas para el mismo mes, se registraron 225,406 trabajadores asegurados al IMSS, de los cuales 141,363 (62.7%) son hombres y 84,043 (37.3%) son mujeres; cifra que representa 1.1% del total nacional.

    En comparación con el mes anterior, se registró un incremento de 0.87% que representa 1,952 empleos más. Comparado con el mes de junio de 2020 se registró un incremento de 2.53% lo que significó 5,554 asegurados más ante el Instituto

    De los 225,406 trabajadores asegurados al IMSS en Chiapas; 198,381 son trabajadores permanentes (urbanos y del campo), cifra que representa 88.01% de los trabajadores afiliados a esta institución, lo anterior ubica al estado en el noveno lugar en el contexto nacional en este rubro, por lo anterior se encuentra por arriba de entidades como Oaxaca, Morelos, Ciudad de México y Jalisco; así como del promedio nacional que presentó un valor de 85.89%.

    Cuatro de los estados de la región Sur-sureste presentaron variaciones de TPEU menores al estado de Chiapas, siendo Veracruz el que obtuvo la más baja con 0.29%; el valor a nivel nacional también registró un aumento 3.48%.

    En el mismo periodo, los valores de Chiapas en esta categoría pasaron de 214,471 trabajadores a 222,021, es decir un incremento de 3.5% que equivale a 7,550 asegurados más

    En Chiapas, el sector primario tiene 7.2% de los trabajadores asegurados; en el sector secundario se encuentra 18.5% y en el sector terciario se concentra el mayor número de asegurados con 74.3%.

    De las 15 regiones socioeconómicas de Chiapas, destacan la región I Metropolitana con 53.8% y la X Soconusco con 21.7% como las principales concentradoras de trabajadores afiliados al seguro social al sumar poco más de tres cuartas partes de los trabajadores. El porcentaje restante (24.4%) de asegurados se distribuye en las otras 13 regiones.

    A nivel municipal, comparando el mes de junio de 2021 con el mismo mes del año anterior, los municipios que registraron los mayores incrementos en el número de trabajadores asegurados fueron Palenque (1,947), seguido de Tapachula (1,081), Suchiate (475), Ocozocoautla de Espinosa (456) y Comitán de Domínguez (394).

    Los municipios que presentaron las mayores reducciones de trabajadores en el periodo citado fueron Venustiano Carranza (-496), Pijijiapan (-480), Ostuacán (-281), Huehuetán (203) y Motozintla (-176).

    Fuente: SH 05 de agosto de 2021

    Lunes, 2 de agosto de 2021

    Indicador de Pedidos Manufactureros

    Cifras durante julio de 2021

    El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) y el Banco de México dan a conocer el Indicador de Pedidos Manufactureros (IPM) de julio de 2021. El IPM incorpora variables similares a las del PMI que elabora el Institute for Supply Management (ISM) en Estados Unidos.

    El IPM se construye con los resultados de la Encuesta Mensual de Opinión Empresarial (EMOE), mismos que permiten conocer casi inmediatamente después de terminado el mes de referencia las expectativas y la percepción de los directivos empresariales sobre el comportamiento del sector manufacturero en México.

    En julio de este año, el IPM se ubicó en 51.8 puntos en términos desestacionalizados, al mostrar un aumento mensual de 0.39 puntos, y permaneció por décimo segundo mes consecutivo por arriba del nivel de 50 puntos. A su interior, se observaron avances mensuales con cifras ajustadas por estacionalidad en los agregados relativos a los pedidos esperados, a la producción esperada y al personal ocupado; al tiempo que los correspondientes a la oportunidad en la entrega de insumos por parte de los proveedores y a los inventarios de insumos retrocedieron.

    Con datos originales, en el mes de referencia el IPM se situó en un nivel de 52.6 puntos, al presentar un crecimiento anual de 2.1 puntos. Con relación a sus componentes, cuatro de los cinco rubros que conforman el IPM registraron incrementos anuales, mientras que el restante cayó.

    Por grupos de subsectores de actividad económica, en el séptimo mes del año en curso con cifras sin ajuste estacional cuatro de los siete componentes que integran el IPM reportaron alzas anuales, dos descendieron y el restante se mantuvo sin cambio.

    Fuente: INEGI 02 de agosto de 2021

    Miércoles, 21 de julio de 2021

    Estadísticas a propósito del Día Internacional del Trabajo Doméstico

    El trabajo doméstico consiste en actividades que se realizan dentro de los hogares y son necesarias para el bienestar de los integrantes. Este tipo de trabajo puede ser no remunerado y/o remunerado; el primero de ellos se refiere al realizado para el mismo hogar del que forman parte los individuos sin que exista un pago, en tanto que el remunerado se realiza en el marco de una relación laboral, mediante un pago determinado, ya sea para el mismo hogar de residencia o para otro.

    La Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) 2021, estima que 84 millones de personas de 15 y más años realizan trabajo doméstico no remunerado para su hogar, en tanto que 2.2 millones de personas en el mismo rango de edad, están ocupadas en actividades de trabajo doméstico de forma remunerada.

    Dentro del trabajo doméstico remunerado se incluyen las siguientes ocupaciones: empleados y cocineros domésticos; cuidadores de niños, personas ancianas o enfermas en casas particulares; jardineros, lavanderos y planchadores domésticos; choferes, vigilantes y porteros en casas particulares.

    Otra característica del trabajo doméstico remunerado es que las diferentes actividades que lo componen están claramente diferenciadas según el sexo, pues mientras las mujeres se ocupan en actividades de limpieza y de orden, cuidado de personas, cocinar, lavar y planchar, entre los hombres predominan las actividades de jardinería, conducción de vehículos y vigilancia.

    Fuente: INEGI 20 de julio de 2021

    Lunes, 12 de julio de 2021

    Análisis exploratorio de las afectaciones de la pandemia

    El Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL) presenta el documento De la emergencia a la recuperación de la pandemia por la COVID-19: la política social frente a desastres, el cual es un análisis exploratorio de las afectaciones conocidas hasta el momento de la pandemia sobre la salud, la educación, el trabajo y el bienestar económico.

    En el documento que hoy se presenta, De la emergencia a la recuperación de la pandemia por la COVID-19: la política social frente a desastres, se ponen en perspectiva los efectos conocidos, así
    como las intervenciones públicas para atenderlos, lo cual es un reto en tanto que, por una parte, la pandemia se encuentra en desarrollo y la totalidad de los resultados de esta podrán documentarse una vez que haya concluido y, por otra, las intervenciones públicas implementadas surgieron en distintos momentos, con diversas limitaciones en la disponibilidad de información.

    A partir de este análisis se proponen elementos de un modelo de coordinación orientado a la gestión de riesgos frente a desastres que contempla aspectos como la definición de entidades y
    dependencias involucradas, así como las principales acciones por realizar en las etapas de prevención, mitigación y recuperación.

  • La evolución de los contagios de COVID-19 ha sido diferenciada en el territorio nacional y se ha concentrado en las zonas metropolitanas. Existen diferencias territoriales en las condiciones y recursos disponibles para atender la salud.

  • Con información de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo Nueva Edición (ENOEN) se identificó que el porcentaje de la población en situación de pobreza laboral pasó de 35.6% en el primer trimestre de 2020 a 39.4% en el primer trimestre de 2021.

  • La interrupción de procesos educativos presenciales y su sustitución por la educación a distancia supone riesgos de aumentar las disparidades educativas preexistentes, al reducir las oportunidades que tienen las personas para continuar con su aprendizaje.

  • La perspectiva de la Gestión Integral de Riesgos ante Desastres (GIRD) es una alternativa para la construcción de medidas oportunas en la atención gubernamental frente a desastres. Este análisis no es una valoración de la suficiencia de la respuesta gubernamental, sino un primer acercamiento a las afectaciones y los riesgos para los cuales se cuenta con intervenciones federales relacionadas y aquellas áreas
    pendientes por atender

  • Con base en el marco de análisis de la política social a partir del enfoque de la GIRD se identificaron 20 afectaciones y 76 riesgos que, con base en la evidencia disponible, se
    vinculan principalmente con los derechos a la salud, la educación y al trabajo, así como con la dimensión de bienestar económico.

  • A la par, se identificaron 44 programas de desarrollo social con alguna medida o acción para la atención de la pandemia por COVID-19, de estos se encontró que 38 pueden incidir en la disminución de los riesgos planteados, de acuerdo con los diferentes apoyos o servicios que entregan.

  • En cuanto a las intervenciones implementadas por las entidades federativas, a marzo de 2021, se identificaron 1,244 programas y acciones efectuadas para atender las afectaciones y riesgos derivados de la pandemia.

    A más de un año del desarrollo de la pandemia, se ha observado que la atención reactiva y emergente puede mejorar sus alcances a partir de una integralidad de acciones, necesarios para reducir las brechas existentes. Finalmente, también sigue siendo necesaria una reforma fiscal progresiva, con el fin de contar con los recursos suficientes para financiar intervenciones que aseguren la recuperación de la economía mexicana ante la actual crisis sanitaria.

    Fuente: CONEVAL 12 de julio de 2021

  • Jueves, 8 de julio de 2021

    Índice Nacional de Precios al Consumidor

    Cifras durante junio de 2021

    El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) informa que en junio de 2021 el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) registró un aumento de 0.53 por ciento respecto al mes inmediato anterior. Con este resultado la inflación general anual alcanzó una variación de 5.88 por ciento. En igual mes de 2020 la inflación fue de 0.55 por ciento mensual y de 3.33 por ciento anual.

    El índice de precios subyacente tuvo un incremento mensual de 0.57 por ciento y anual de 4.58 por ciento; por su parte, el índice de precios no subyacente presentó un alza de 0.42 por ciento mensual y de 10.00 por ciento anual.

    Dentro del índice de precios subyacente, se observaron crecimientos mensuales en los precios de las mercancías de 0.65 por ciento y de 0.48 por ciento en los servicios.

    Al interior del índice de precios no subyacente, los precios de los productos agropecuarios subieron 0.05 por ciento y los de los energéticos y tarifas autorizadas por el gobierno se elevaron 0.71 por ciento mensual.