CEIEG.


Archivo de la categoría "Población"

Miércoles, 4 de septiembre de 2019

Proyecciones de la Población de los

municipios de México, 2015-2030

 

En este apartado se presentan los datos, metodología y análisis de los resultados de las proyecciones de la población de los municipios de México*, para el periodo 2015-2030.

Las nuevas directrices de la planeación del país requieren de programas con un enfoque local que permitan a la población allegarse de los beneficios del desarrollo, donde nadie quede excluido. Para ello, la Secretaría General del Consejo Nacional de Población (SG CONAPO) contribuye con esta estimación de la población para los municipios del país, proporcionando un umbral de proyección de 15 años que permitirá a los gobiernos locales establecer estrategias para atender a su población, así como prever y atender las demandas resultantes de los cambios en la estructura por edad.

La estimación de la población de los municipios se realizó con base en el resultado del ejercicio de las Proyecciones de la Población de México y de las Entidades Federativas, 2016-2050 y de la Conciliación Demográfica de México, 1950-2015 que la SG CONAPO publicó en 2018, considerando las fuentes de información disponibles a este nivel de desagregación. Los datos que aquí se presentan son un insumo de utilidad para los distintos órdenes de gobierno y para las personas que deseen conocer la evolución de la población para los 2 457 municipios existentes en el país, al momento de la Encuesta Intercensal 2015.

Este insumo es de gran utilidad para tomar decisiones informadas y sustentadas, para responder oportunamente a los retos actuales y futuros derivados del cambio en el nivel y tendencia de las variables demográficas (mortalidad, fecundidad y migración interna e internacional). La población se estimó a partir de la Encuesta Intercensal 2015 para los 2,457 municipios existentes en ese año. Sin embargo, para robustecer y dar coherencia a los resultados de este proyecto se consideraron las fuentes de información disponibles desde 1990 (censos y conteos) que tienen datos al nivel de desagregación necesario para la realización de este ejercicio de proyección. A partir de ello se llevó a cabo el pronóstico de la población municipal para el periodo 2016-2030, dando cuenta del crecimiento poblacional y el cambio en la estructura etaria y por sexo que permiten conocer la dinámica demográfica de cada municipio[2]

A nivel nacional en 2015, poco más de la mitad de la población tenía menos de 30 años. Sin embargo, el escenario es distinto en cada municipio del país, debido a la gran heterogeneidad existente entre ellos. Es posible tener municipios como Santiago el Pinar en Chiapas, donde casi tres cuartas partes de la población tienen menos de 30 años y; mientras que el municipio de San Juan Achiutla en Oaxaca únicamente una tercera parte pertenecen a este grupo poblacional. Estos datos visibilizan las distintas necesidades de atención que derivan de las diferencias en la composición de la población de los municipios del país.

Para 2030, la estimación de la población de 60 años y más a nivel nacional mostrará un aumento considerable, quince de cada cien personas serán adultas mayores. En Cosolotepec, Oaxaca se prevé que existirán 44 por cada cien residentes en ese territorio. Asimismo, en Solidaridad, Quintana Roo se estimó que habrá seis personas en ese grupo etario por cada cien habitantes, aunque el municipio con menor población en ese rango de edad y General Zuazua, en Nuevo León se calculó que habrá cuatro personas adultas mayores por cada cien habitantes.

Estas proyecciones ofrecen una visión del volumen y estructura por edad y sexo de la población para cada municipio, permitiendo conocer las variaciones y generar una evaluación del tipo de intervenciones que deben realizarse para atender las demandas derivadas del cambio demográfico en materia de educación, salud, empleo, vivienda y seguridad social, entre otras.

Fuente: INEGI 02 de septiembre de 2019

Lunes, 2 de septiembre de 2019

Indicadores de Bienestar Autorreportado

de la Población Urbana

Cifras durante julio de 2019

La medición del bienestar subjetivo se enmarca en un creciente consenso a nivel internacional sobre la necesidad de dar seguimiento al progreso social a través de la perspectiva de las personas acerca de sus experiencias de vida, y no solo a través de la disponibilidad de bienes y servicios. Esto implica llevar las mediciones del bienestar “más allá del PIB” para centrarnos en reportes sobre la calidad de vida, que permitan evaluar en qué medida la población disfruta de su vida, si está satisfecha con ella y con algunos de sus principales aspectos, si tiene sentido de propósito y si reporta experiencias gratas y significativas. Se trata de un esfuerzo por reconocer que los destinatarios finales del progreso son las personas y que por eso es necesario poner atención no solamente al acceso a bienes y servicios materiales, sino también a cómo experimentan sus circunstancias, pues en ello influyen en paralelo aspectos de calidad de vida no cuantificables en unidades monetarias.

Para la medición del bienestar subjetivo, el INEGI ha implementado instrumentos de captación de información conocidos como módulos de Bienestar Autorreportado (BIARE) por medio de los cuales se solicita, a personas de 18 y más años de edad, que consideren un conjunto de aspectos relacionados con sus experiencias de vida y les otorguen una calificación. El diseño conceptual de BIARE sigue los lineamientos emitidos por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), de la que México es miembro. En esta ocasión, se presenta información actualizada del módulo “BIARE básico” a julio de 2019, mismo que acompaña, durante el primer mes de cada trimestre, al levantamiento de la Encuesta Nacional sobre Confianza del Consumidor (ENCO), con una muestra de 2 336 viviendas distribuidas en 32 ciudades (una por entidad federativa). BIARE básico brinda, por tanto, seguimiento continuo a información representativa de la población urbana adulta del país.

Los resultados de este proyecto a julio de 2019, muestran que, en una escala de 0 a 10, el promedio de satisfacción con la vida, reportado por la población adulta urbana, se situó en 8.3, valor igual al de julio de 2018.

Atendiendo a los ámbitos o dominios específicos de satisfacción, una constante ha sido que, se valoran más los aspectos relacionados con la esfera privada de las personas y, menos, los que conciernen a ámbitos más amplios o públicos. Es así que, a lo largo de la serie, las relaciones personales son el ámbito mejor valorado, en esta ocasión con una calificación promedio de 8.7. En contraste, aspectos que tienen que ver con la esfera pública, como el país y la seguridad ciudadana, continúan siendo los ámbitos peor valorados, con promedios de 6.8 y 5.3, respectivamente; adicionalmente la satisfacción con la seguridad ciudadana acusa un descenso, de hecho, es el único dominio que así lo hace respecto a un año atrás.

El balance anímico de la población urbana de 18 y más años, en una escala que va desde -10 hasta +10, indica un predominio de los estados anímicos positivos sobre los negativos, dando como resultado un promedio de balance anímico general de 6.3 en julio de 2019.

El INEGI da a conocer los resultados del BIARE Básico dos veces por año. En esta ocasión se presentan los que corresponden a julio de 2019.

Fuente: INEGI 29 de agosto de 2019

Viernes, 16 de agosto de 2019

Índice de la Tendencia Laboral de la Pobreza en Chiapas

 

 

El Consejo Nacional de Evaluación de la Política Social, CONEVAL, creó el Índice de la Tendencia Laboral de la Pobreza para conocer cada trimestre la tendencia del poder adquisitivo del ingreso laboral a nivel nacional y para cada una de las 32 entidades federativas. La fuente de información es la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) que genera el INEGI.

Este índice muestra la tendencia del porcentaje de personas que no puede adquirir la canasta alimentaria con el ingreso laboral. Si el Índice sube, significa que aumenta el porcentaje de personas que no pueden comprar una canasta alimentaria con su ingreso laboral.

El ITLP no constituye una medición de pobreza, puesto que no comprende todas las fuentes de ingreso ni todas las dimensiones de la medición oficial de la pobreza dada a conocer por el CONEVAL en diciembre de 2009. Sin embargo, este Índice sirve como señal preventiva de corto plazo sobre la situación del ingreso laboral de las familias en relación con el costo de la canasta alimentaria.

Fuente: CONEVAL 16 de agosto de 2019

Jueves, 15 de agosto de 2019

CONEVAL Presenta Información Referente al Índice de la

Tendencia Laboral de la Pobreza al Segundo Trimestre de 2019

 

 

El ingreso laboral real se incrementó 1.4% entre el primer trimestre de 2019 y el segundo trimestre de 2019. Lo anterior redujo la pobreza laboral (porcentaje de población con ingreso laboral menor al valor de la canasta alimentaria) de 38.7% a 38.1% en ese periodo.

Entre el segundo trimestre de 2018 y el segundo trimestre de 2019, la población con ingreso laboral inferior al costo de la canasta alimentaria (pobreza laboral) disminuyó de 38.5% a 38.1%.

En el segundo trimestre de 2019 la masa salarial (total del ingreso laboral de la población ocupada) tuvo un incremento trimestral de 1.7%. El cambio anual fue de 3.6%.

Durante el segundo trimestre de 2019, en 13 de las 32 entidades federativas aumentó trimestralmente el porcentaje de población que no puede adquirir la canasta alimentaria con su ingreso laboral (pobreza laboral). Los mayores aumentos se presentaron en Querétaro, Sonora y Sinaloa (4.4, 1.7 y 1.5 puntos porcentuales, respectivamente).

Zacatecas, Tabasco y Yucatán fueron los tres estados con mayor disminución trimestral en el porcentaje de población que no puede adquirir la canasta alimentaria con su ingreso laboral (pobreza laboral); la disminución fue de -3.4, -2.8 y -2.3 puntos porcentuales, respectivamente.

En el segundo trimestre de 2019, el ingreso laboral de las mujeres ocupadas corresponde a 77.8% del percibido por los hombres. Este menor ingreso de las mujeres se ha mantenido durante la última década.

El ingreso de la población que reside en municipios indígenas ($1.973.75 pesos) no alcanza siquiera la mitad de lo que recibe la población que vive en municipios no indígenas ($4,337.21 pesos), de acuerdo con la información del segundo trimestre de 2019.

Fuente: CONEVAL 14 de agosto de 2019

Jueves, 15 de agosto de 2019

Crece el Número de Trabajadores sin Salario,

hay casi 2.5 millones

Un grupo de 79,000 personas se sumó en el último año a las filas de los trabajadores que no reciben un salario por sus labores, revelan datos del Inegi.