CEIEG.


Archivo de la categoría "Nota SAGARPA"

Lunes, 21 de septiembre de 2020

Creció seis por ciento exportación

mexicana de ganado bovino a Estados Unidos

  • Del total de animales exportados, un millón 71 mil 185 fueron becerros en pie y 321 mil 678 vaquillas, detalló el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica).

    La Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural informó que los ganaderos de México vendieron un millón 392 mil 863 cabezas de ganado en pie a Estados Unidos durante el ciclo de exportación 2019-2020, que concluyó el 31 de agosto, lo que representa un crecimiento del seis por ciento en relación con el periodo anterior.

    Aún con la contingencia sanitaria por COVID-19, los productores mexicanos superaron por casi 80 mil cabezas la exportación lograda en el ciclo 2018-2019, que cerró con la comercialización de un millón 313 mil 131 animales en pie, destacó la dependencia federal.

    En el informe de exportación de ganado bovino del Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica) se detalla que, del total de los animales exportados, un millón 71 mil 185 fueron becerros en pie y 321 mil 678 vaquillas.

    El organismo resaltó que el ganado provino de 17 entidades de la República Mexicana, que cumplen con el estatus sanitario de tuberculosis bovina requerido por las autoridades sanitarias estadounidenses para exportar a ese país: Baja California, Campeche, Chiapas, Chihuahua, Coahuila, Colima, Durango, Guanajuato, Jalisco, Nayarit, Nuevo León, San Luis Potosí, Sonora, Tamaulipas, Veracruz, Yucatán y Zacatecas.

    Esto es posible por el esfuerzo que realizan los productores pecuarios para llevar a cabo las labores de la Campaña Nacional Contra la Tuberculosis Bovina, que opera el Senasica, a través de la cual han logrado que 86.02 por ciento del territorio nacional se encuentre en fase de erradicación de la enfermedad, con prevalencia menor a 0.5 por ciento.

    Chihuahua encabeza la lista de los estados exportadores, con 507 mil 562 cabezas de ganado; le sigue Sonora, que comercializó 350 mil 831; Durango, 212 mil 422; Tamaulipas, 154 mil 454; Coahuila, 83 mil 127, y Nuevo León, 35 mil 484 becerros.

    El ciclo de exportación de ganado bovino a Estados Unidos 2019-2020 comprendió 53 semanas, que se contabilizan a partir del 1º de septiembre y culminan el último día de agosto del año siguiente.

    Fuente: SAGARPA 20 de septiembre de 2020

  • Lunes, 21 de septiembre de 2020

    Fomenta Agricultura innovación tecnológica

    al servicio de los productores de México

  • El INIFAP promueve el desarrollo de aplicaciones para dispositivos móviles y servicios web en beneficio del sector productivo nacional.

    La Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural impulsa el desarrollo e innovación tecnológica en sus centros de investigación con el fin de acercar el conocimiento aplicado en el campo a los productores de México, sobre todo a los de pequeña y mediana escala.

    Bajo esta dinámica de trabajo, el Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (INIFAP) trabaja en concentrar y distribuir bases de datos meteorológicas y generar aplicaciones para dispositivos móviles y servicios web en beneficio del sector productivo en México.

    Se trata de un principio de trabajo del Laboratorio Nacional de Modelaje y Sensores Remotos (LNMySR), donde el INIFAP administra los datos quinceminutales de 440 estaciones meteorológicas automáticas distribuidas en el territorio mexicano, que también emiten alertas fitosanitarias sobre la probabilidad de ocurrencia de plagas y enfermedades en una gama de sistemas producto.

    El laboratorio ofrece cursos y talleres presenciales y en línea donde se capacita a técnicos y productores, promueve la firma de convenios de colaboración para el intercambio de bases de datos climáticos, y trabaja de manera coordinada para mejorar la oferta de productos y servicios informáticos y desarrollos tecnológicos que impactan el campo en México.

    La fuerte asociación de los datos registrados en la Red Nacional de Estaciones Agrometeorológicas Automáticas, que administra el INIFAP, como punto toral en el proceso de validación de las salidas del pronóstico numérico.

    La relevancia del pronóstico numérico es fundamental, dado que el clima afecta las actividades agrícolas, y su obtención inicia con la recopilación de una serie de datos en el tiempo.

    En el proceso de generación del pronóstico se utilizan co-variables como el modelo de elevación digital y algunos recursos topográficos, se aplican pruebas de análisis de datos como regresión múltiple, redes neuronales y correlación canónica, con lo cual se asegura la precisión de los mapas de salida.

    El modelado numérico de las variables meteorológicas más asociadas con el seguimiento al dinamismo de los sistemas de producción es a escala nacional, cubre un periodo de cinco días, y se actualiza diariamente.

    Cada hora, el Laboratorio obtiene una radiografía climática del territorio nacional, incluidas las masas oceánicas, la frontera norte y la frontera sur.

    Con la infraestructura instalada en el laboratorio, comentó, se pueden obtener simulaciones de escala local o regional a un kilómetro. A esta resolución espacial los mapas temáticos son ideales para evaluar el dinamismo en el uso del suelo a través de la obtención de: indicadores sobre sequía, uso del agua, proximidad de eventos meteorológicos extremos de viento y lluvia, y la proveeduría de datos del clima a los sistemas para la medición del riesgo.

    En la gama de procesos físicos simulados destacan los ciclos estacionales y diurnos, flujos de calor sensible y latente, capa límite del planeta, gases de efecto invernadero, aerosoles, capa de hielo, dinamismo de la cubierta vegetal del suelo, circulación oceánica y ciclo biogeoquímico del carbono, entre otros.

    Fuente: SAGARPA 19 de septiembre de 2020

  • Viernes, 18 de septiembre de 2020

    Reconoce FAO a México y países latinoamericanos

    por abasto de alimentos durante contingencia sanitaria

  • Plantas, principal fuente de ingreso de casi la mitad de la población y constituyen 80 por ciento de los alimentos que comemos: Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

    La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) reconoció el trabajo de México y países de América Latina para asegurar el abasto de alimentos y la protección fitosanitaria de sus cultivos durante la contingencia mundial por COVID-19.

    Durante las reuniones virtuales, los representantes sanitarios de más de 180 países solicitaron a la FAO ampliar la celebración del Año Internacional de la Sanidad Vegetal 2020 hasta el primer semestre del 2021, a fin de extender la difusión sobre la importancia de cuidar las plantas para garantizar la seguridad alimentaria.

    La extensión permitirá a los países, México incluido, llevar a cabo diversos eventos que fueron suspendidos, reprogramados o adaptados, a consecuencia de la contingencia sanitaria mundial.

    Además de las celebraciones de cada país, la FAO encabezará la Conferencia Internacional de Sanidad Vegetal entre mayo y junio del próximo año, incluida la ceremonia de clausura del Año Internacional.

    A partir de 2021 cada 12 de mayo se celebrará el Día Internacional de la Sanidad Vegetal, por lo que anualmente se elegirá a un país para encabezar los festejos; adelantó que Zambia es la primera nación seleccionada para iniciar la conmemoración anual.

    La oficial de Agricultura de la FAO para Mesoamérica, indicó que las plantas son la principal fuente de ingreso económico de casi la mitad de la población y constituyen el 80 por ciento de los alimentos que comemos, por lo que la pandemia pone en relieve la necesidad de asegurar su protección contra plagas y enfermedades a nivel mundial.

    En el marco del Año Internacional de la Sanidad Vegetal, los países han enfatizado la prevención y protección de sus recursos y han incrementado la cooperación con las Organizaciones Nacionales de Protección Fitosanitaria (ONPF) de la región, como primera línea de defensa.

    La pandemia pone en riesgo a la seguridad alimentaria, por lo que, para proteger a la región se deben aplicar medidas concertadas de bioseguridad, de la mano con el Organismo Internacional Regional de Sanidad Agropecuaria (OIRSA), el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA) y el Comité de Sanidad Vegetal del Sur (Cosave).

    Durante el taller, alrededor de 60 especialistas fitosanitarios de América Latina discutieron sobre la actualización del Grupo de Trabajo de contenedores marítimos, las auditorías en el contexto fitosanitario y proyectos de enmiendas a normas fitosanitarias, entre otros temas.

    Fuente: SAGARPA 17 de septiembre de 2020

  • Martes, 15 de septiembre de 2020

    Crece superávit agroalimentario

    21.4 por ciento de enero a julio 2020

  • La balanza comercial agroalimentaria reportó saldo a favor, en los primeros siete meses de este año, por ocho mil 098 millones de dólares.

    La Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural informó que entre enero y julio del presente año el superávit de la balanza comercial agroalimentaria aumentó 21.4 por ciento en comparación con el mismo periodo del año previo.

    Con base en estadísticas del Banco de México, la dependencia federal precisó que se ha mantenido una tendencia positiva en este indicador, aún con las afectaciones generadas a nivel global por la pandemia del COVID-19, por lo que la dinámica del sector agroalimentario nacional ha sido uno de los factores para reducir efectos negativos en materia económica.

    En los primeros siete meses del año, la balanza comercial agroalimentaria reportó un saldo a favor de ocho mil 098 millones de dólares, valor cercano al superávit comercial reportado durante todo 2019.

    Durante el periodo reportado, el comercio total agroalimentario de México con el mundo alcanzó alrededor de 38 mil 892 millones de dólares, de los cuales el 60.4 por ciento corresponden a las exportaciones de este sector, mismo que alcanzó los 23 mil 495 millones de dólares.

    En lo que corresponde al ámbito agropecuario (que incluye también a los productos pesqueros), las ventas totalizaron 11 mil 618 millones de dólares, lo que equivale a un aumento de cinco por ciento en términos anualizados.

    De este modo, la balanza comercial agropecuaria y pesquera reportó un aumento de 19 por ciento en su acumulado enero–julio de 2020, con relación al ciclo homólogo anterior, lo que equivale a un superávit de cuatro mil 366 millones de dólares.

    Respecto al sector agroindustrial, las exportaciones alcanzaron los 11 mil 877 millones de dólares, similares a las registradas en el mismo periodo del año previo.

    La balanza comercial agroindustrial reportó un superávit de tres mil 732 millones de dólares, un incremento de 24.2 por ciento en comparación con lo alcanzado en los primeros siete meses del año previo.

    Los principales productos agroalimentarios de exportación fueron la cerveza con ventas por dos mil 493 millones de dólares; aguacate, mil 933 millones de dólares; tomate, mil 586 millones de dólares; tequila y mezcal, mil 252 millones de dólares, y azúcares y confitería, mil 090 millones de dólares.

    Asimismo, los que registraron las mayores alzas en su demanda fueron el trigo, con 44.2 por ciento; carne de porcino, 39.3 por ciento; café, 30 por ciento; maíz, 22.1 por ciento; tomate 20 por ciento, y tequila y mezcal, 12.9 por ciento, entre otros.

    En el caso de las importaciones agroalimentarias, éstas reportaron una disminución a tasa anual de 4.82 por ciento, para ubicarse en 15 mil 398 millones de dólares; entre los que registraron las mayores reducciones destacan, carne de bovino, -29.55 por ciento; pescados, crustáceos y moluscos, -28.13 por ciento; leche y derivados, 12.75 por ciento, y cárnicos de ave, -12.43 por ciento, entre otros.

    Fuente: SAGARPA 14 de septiembre de 2020

  • Martes, 15 de septiembre de 2020

    Impulsa Producción para el

    Bienestar uso y producción de bioinsumos

  • En el país hay una tendencia de incremento en el uso de bioinsumos, pues las y los productores manifiestan su interés por afrontar la problemática socioambiental y de salud.

    El uso de bioinsumos con fines de fertilización, nutrición de las plantas y suelos para elevar la productividad agrícola y control de plagas en el campo tiende a crecer de forma rápida a lo largo y ancho del país, tanto en manos de productores de pequeña escala como en los de mediana y gran escala.

    La Estrategia de Acompañamiento Técnico (EAT) de Producción para el Bienestar (PpB) impulsa la producción y el uso de estos bioinsumos –biofertilizantes, abonos orgánicos y foliares, bioplaguicidas, bioinoculantes, insectos benéficos y sustratos— para transitar hacia la agricultura sustentable.

    La creciente utilización de bioinsumos demuestra el interés de las y los productores del campo por elevar la producción alimentaria con métodos amigables con el medio ambiente y los recursos agua y suelo, y por ofrecer cosechas saludables. Evidencia también que hay alternativas viables y eficientes para producir alimentos con menor uso de agroquímicos.

    Hasta el 13 de septiembre, PpB ha ejercido un presupuesto de 10 mil 200 millones de pesos en apoyos directos a favor de dos millones 95 mil 071 productoras y productoras de pequeña y mediana escala de maíz, milpa, frijol, trigo, arroz, otros granos, café y caña de azúcar, lo cual representa un avance de 92.7 y 99.8 por ciento de las metas anuales, respectivamente.

    El proyecto de presupuesto entregado por el Ejecutivo federal a la Cámara de Diputados, el 8 de septiembre, plantea para PpB un recurso de 13 mil 500 millones de pesos, esto es, 22.7 por ciento más en términos nominales que los 11 mil millones de pesos asignados en 2020 y en 2019.

    El incremento en los recursos muestra continuidad y fortalecimiento del programa Producción para el Bienestar, en concordancia con lo planteado en el Plan Nacional de Desarrollo 2019-24, en cuanto a los retos de la autosuficiencia alimentaria y el rescate del campo, y con el interés gubernamental de impulsar un sistema agroalimentario y nutricional justo, saludable, sustentable y competitivo, pues nuestro programa impulsa decididamente las prácticas sustentables y agroecológicas por medio de su Estrategia de Acompañamiento Técnico.

    Directorio de productores de bioinsumos

    El director de área de la Subsecretaría de Autosuficiencia Alimentaria, anunció el surgimiento del “Directorio de productores de bioinsumos”, un sitio web que se tendrá disponible a partir del 20 de septiembre.

    En el espacio web, que estará en constante actualización y crecimiento, se podrán consultar los datos de contacto de los productores de bioinsumos y el tipo de servicios y bioinsumos que ofrecen.

    Hasta hoy, dijo, se tienen registrados 477 productores en 26 estados de la República, de los que 64 por ciento son artesanales, 26 por ciento de escala intermedia y 10 por ciento de gran escala.

    Los estados donde se ubica la mayor parte de esos productores de bioinsumos son Puebla, con 77; Chiapas, 64; Veracruz, 57; Zacatecas, 38; Jalisco, 33; Oaxaca, 29; Hidalgo, 27, y San Luis Potosí, 26.

    El Programa Nacional de Transición Agroecológica y Patrimonio Biocultural, de la Secretaría de Medio Ambiente, destaca que cada año en el planeta ocurren 200 mil muertes por intoxicación aguda con plaguicidas, y en nuestro país el 62.3 por ciento de los suelos presentan algún grado de degradación incluido el punto extremo de la desertificación, debido principalmente a actividades agrícolas con uso de agroquímicos, y ello deviene en una pérdida del potencial productivo.

    La Encuesta Nacional Agropecuaria 2017 señala que en México el 39.1 por ciento de los predios de producción agrícola usan abonos orgánicos y el resto agroquímico, y en control de plagas, el 12.4 por ciento corresponde a bioinsumo y 87.6 por ciento a agroquímico.

    Estas cifras nos exponen que el reto del tránsito a prácticas sustentables es muy grande.

    Fuente: SAGARPA 13 de septiembre de 2020

  • Jueves, 3 de septiembre de 2020

    Estima Agricultura que se producirán en este

    año 231 mil 469 toneladas de semilla calificada

  • El Servicio Nacional de Inspección y Certificación de Semillas (SNICS), organismo desconcentrado de Agricultura, destacó que desde el inicio del registro de títulos de obtentor se han emitido dos mil 365, de los que 507 son de instancias públicas y 292 de privadas. En 2019, se autorizaron 269.

    La Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural informó que en los últimos dos años se ha incrementado la producción y verificación de semilla mejorada y validación de variedad nativa con la puesta en marcha de alianzas estratégicas con el sector semillero y la activación del Sistema Nacional de Semillas y los 23 comités estatales de la materia.

    A través del Servicio Nacional de Inspección y Certificación de Semillas (SNICS), para este año, se tiene como meta la producción de 231 mil 469 toneladas de semilla calificada por el organismo federal, que representa un incremento de tres por ciento con respecto a la del año anterior.

    En 2019 fueron certificadas 224 mil 723 toneladas de semillas de 19 cultivos, lo que significó seis por ciento de incremento con respecto a 2018 (212 mil 283 toneladas). En el análisis de muestras se realizaron 22 mil 395 toneladas, cifra superior a las 18 mil 761 realizadas en el 2018.

    Desde el inicio del registro de títulos de obtentor se han emitido dos mil 365, de los que 507 son de instancias públicas y 292 de privadas. El año pasado, agregó, se autorizaron 269.

    De los registros en el Catálogo Nacional de Variedades Vegetales se tiene un acumulado de dos mil 965, de los cuales 221 corresponden al año 2019; de ellos, 82 competen a instituciones públicas nacionales y 139 a inversión privada.

    En los primeros cinco meses del año la producción de semillas calificada por el organismo fue de 57 mil 739 toneladas y en el primer trimestre fueron 15 mil 639 toneladas de semilla mejorada, correspondiente a 163 variedades de 10 cultivos, entre las que destacan maíz, papa, soya y frijol.

    En cuanto a la entrega de etiquetas de certificación, el SNICS –organismo desconcentrado de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural— indicó que se entregaron 565 mil 580 etiquetas, cantidad ligeramente superior a la entregada en el primer trimestre del año 2019.

    La cantidad de semilla calificada por el SNICS disponible en el mercado, al primer trimestre 2020, fue de: maíz, cinco mil 323 toneladas; papa, cinco mil 842; frijol, dos mil 900; soya, mil 268; pastos, 163; avena, 54; trigo, 53; café, 21; mijo perla, 10, y cebada, tres.

    Para cumplir con la normatividad aplicable, las empresas deberán colocar la etiqueta de certificación de manera visible en cada uno de los sacos de semilla, con la siguiente información: cultivo, género y especie, variedad, lugar y ciclo de producción, porcentaje de germinación e impurezas. La etiqueta cuenta con medidas de seguridad para evitar su piratería.

    El Sistema Nacional de Semillas tiene como objetivo particular la concurrencia, participación, cooperación y complementación de los sectores públicos, social y privados involucrados en la conservación, investigación, producción, certificación, comercialización, fomento, abasto y uso de semillas.

    Fuente: SAGARPA 03 de septiembre de 2020

  • Lunes, 31 de agosto de 2020

    Amplió Bienpesca para el Bienestar apoyos

    a 76 mil 472 nuevos beneficiarios este año

  • Al 29 de agosto, 75 mil 684 de los productores apoyados provienen de municipios de muy alta y alta marginación en 27 entidades federativas, lo que representa el 39.16 por ciento de los 193 mil 290 productores del padrón nacional: Conapesca.

    La Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural informó que, al 29 de agosto, el programa Apoyo para el Bienestar de Pescadores y Acuacultores (Bienpesca) benefició a 193 mil 290 productores ribereños y de aguas continentales, trabajadores de unidades de producción acuícola y tripulación de embarcaciones pesqueras mayores con la canalización de mil 391 millones 688 mil pesos.

    El censo por todo el territorio nacional, con el apoyo de la Secretaría de Bienestar, permitió este año incorporar a 76 mil 472 beneficiarios más, lo que significó 2.25 veces más que los beneficiarios totales del ejercicio 2018.

    De estos nuevos beneficiarios, que no habían obtenido ningún apoyo en los últimos tres años y recibieron el recurso de manera directa, 17 mil 573 son mujeres (23 por ciento) y 58 mil 889 hombres (77 por ciento), indicó el titular de la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca (Conapesca).

    Precisó que de total de beneficiarios, 75 mil 684 provienen de municipios de muy alta y alta marginación en 27 entidades federativas, lo que representa el 39.16 por ciento de los 193 mil 290 productores del padrón nacional, y se registró el apoyo a 32 mil 499 jóvenes productores (16.81%), con un rango de edad de 18 a 30 años.

    Respecto a la atención a la población indígena, indicó que se benefició a nueve mil 180 pescadores y acuicultores de 21 grupos originarios, de los cuales mil 47 son mujeres (11 por ciento) y ocho mil 133 hombres (89 por ciento).

    Detalló que del grupo de pueblos originarios beneficiados destacan los mayos, con dos mil 344 productores y productoras; huave, mil 656; zapoteco, mil 292; chontal, 867; náhuatl; 679; huichol, 619; maya, 460; afromexicano, 381, y yaqui, 347, entre otros.

    En los últimos años, se fortalece la seguridad alimentaria en el país, con la disponibilidad y aumento en el consumo de atún, al rebasar las 140 mil toneladas al año, lo que permite, a su vez, la operación de una industria sólida mexicana, generadora de empleos y de divisas.

    México tiene todo para estar en los primeros lugares a nivel mundial en acuacultura y maricultura, ya que puede crecer de manera significativa la producción actual que es de casi dos millones de toneladas, con potencial para producir curvina blanca, trucha, jurel, pargo, totoaba, guachinango, robalo blanco, lisa, pepino de mar, camarón blanco y diversas especies de almejas.

    Fuente: SAGARPA 29 de agosto de 2020

  • Lunes, 31 de agosto de 2020

    Producción para el Bienestar avanza en

    incorporación de productores de pueblos originarios

  • El programa lleva un avance de 87.6 y 96.7 por ciento de sus metas de monto y número de beneficiarios en 2020; este año se están incorporando cien mil productores indígenas y en 2019 el proceso sumó 227 mil.

    La Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural informó que el programa Producción para el Bienestar ha entregado, al 26 de agosto, apoyos directos por nueve mil 637.5 millones de pesos a favor de dos millones 76 mil 119 productores de pequeña y mediana escala de maíz, milpa, frijol, trigo, arroz, amaranto, chía, otros granos, caña de azúcar y café. Esto representa un avance de 87.6 y 96.7 por ciento, respectivamente, de las metas 2020.

    Del total de productores que han recibido apoyo, el 39.5 por ciento son indígenas (821 mil 100) y el 33.6 por ciento de los recursos (tres mil 234.4 millones de pesos) ha sido para ellos.

    Así, el programa ha cumplido con creces el compromiso establecido en el Anexo 10 del Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) 2020, sobre “Erogaciones para el desarrollo integral de los pueblos y comunidades indígenas”, que establece que PpB debería este año destinar mil 650 millones de pesos para productores de estos pueblos. El monto se ha rebasado en 96 por ciento.

    En 2019 el programa incorporó a 227 mil productores de localidades indígenas a su padrón y en este 2020 está integrando a cien mil, proceso que se prevé concluya en octubre.

    Se ha incorporado a productores de pueblos nahuas, mixtecos, zapotecos, amuzgos, mayas, tsotsiles, tzeltales, purépechas, mazahuas, huicholes, rarámuris, pimas y guarijíos, entre otros.

    Los productores incorporados este año, la mayoría cultivan maíz, frijol y milpa, pero también se incluyen a caficultores y cañeros. De éstos, hasta el 26 de agosto, suman 25 mil y se prevé incorporar 75 mil más al cierre de octubre.

    En lo que va del año se han emitido 898 mil 121 órdenes de pago, de las que 621 mil 385 se han cobrado en instituciones bancarias.

    En 2020 se programó la bancarización de un millón 100 mil productores que reciben su apoyo, de manera directa y sin intermediarios, con órdenes de pago. Este proceso se ha retrasado por la contingencia sanitaria, pero al cierre de diciembre estará cumplido.

    Fuente: SAGARPA 26 de agosto de 2020

  • Martes, 25 de agosto de 2020

    El sistema Milpa Intercalado con Árboles

    Frutales (MIAF) incrementa ingresos a productores

  • El MIAF es una tecnología multiobjetivo que busca aumentar el ingreso neto y el empleo familiar de los pequeños productores, proteger el suelo contra la erosión hídrica e incrementar la captura de carbono.

    La Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural, a través del Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (INIFAP), impulsa el desarrollo de tecnologías orientadas a la producción sustentable y el aprovechamiento de los suelos agrícolas como el Sistema Milpa Intercalada en Árboles Frutales (MIAF) aplicado en entidades del sureste del país.

    Con la participación de un grupo de investigadores del INIFAP y del Colegio de Postgraduados (Colpos), se establecieron módulos de MIAF acompañados de esquemas de difusión y capacitación a técnicos y productores locales y de otros estados, como Oaxaca y Chiapas, para contribuir en contrastar el deterioro de los suelos de ladera por erosión hídrica.

    En Los Tuxtlas, Veracruz, se han estimado pérdidas de suelo hasta de 199 toneladas por hectárea al año, lo que ha afectado la producción e ingresos de los pequeños agricultores de granos básicos, principalmente maíz y frijol.

    El MIAF es un sistema agroforestal de cultivo intercalado, constituido por tres especies, el árbol frutal (epicultivo), el maíz (mesocultivo) y frijol u otra especie comestible, de preferencia leguminosa (sotocultivo) en intensa interacción agronómica, para optimar el uso de la tierra en el espacio y en el tiempo.

    El MIAF es una tecnología multiobjetivo que busca aumentar el ingreso neto y el empleo familiar de los pequeños productores, proteger el suelo contra la erosión hídrica e incrementar la captura de carbono.

    Algunos frutales que se adaptan al sistema MIAF son: durazno y manzano para condiciones templadas, y guayabo, aguacate, limón persa y chicozapote para condiciones tropicales y subtropicales, con lo que se incrementa el ingreso de los pequeños productores.

    Entre los beneficios están un mejor aprovechamiento de los recursos luz, agua y nutrientes, que se reflejan en eficiencias relativas de la tierra y del uso del agua, la disminución de la pérdida de suelo, incremento de la materia orgánica de la tierra y, en consecuencia, la mitigación del cambio climático.

    El MIAF se ha difundido con más de 50 módulos establecidos, principalmente en los estados de Puebla, Veracruz, Oaxaca y Chiapas, donde se han realizado eventos demostrativos, cursos y talleres para técnicos y productores sobre el trazo de las hileras de árboles y establecimiento y manejo de frutales, entre otros temas.

    Fuente: SAGARPA 25 de agosto de 2020

  • Lunes, 24 de agosto de 2020

    Todo se arregla… con un terrón de azúcar

  • La agroindustria de la caña de azúcar es una actividad muy importante para México desde la época de la Conquista, en su procesamiento requiere de mucha mano de obra, por lo que representa una relevante fuente de empleo.

    La caña de azúcar es originaria de Nueva Guinea, pero los antiguos navegantes la llevaron a India, desde donde se extendió a China y a otras regiones de Oriente, esto sucedió alrededor del año 4,500 a. C. El azúcar llegó a Europa en la Edad Media, donde se usó para condimentar toda clase de alimentos. Los boticarios la utilizaron en la preparación de pócimas y medicinas, además, la recomendaban para curar toda clase de males, incluido el mal de amor.

    Ahora bien, en la actualidad, la caña de azúcar es considerada una de las fuentes energéticas más económicas para el hombre, y debido a su importancia social, económica y ambiental, el cultivo de caña de azúcar es el único que tiene su propia norma jurídica: Ley de Desarrollo Sustentable de la Caña de Azúcar, la cual fue publicada en el Diario Oficial de la Federación el 22 de agosto de 2005.

    La agroindustria de la caña de azúcar en México tiene capacidad para producir más de 6 millones de toneladas de azúcar que podrían tener un valor aproximado entre 80 mil millones de pesos. En la zafra actual 2019/2020 operan 50 ingenios, los cuales son abastecidos por aproximadamente 170 mil productores de caña de azúcar. Además de satisfacer la demanda nacional, la agroindustria también ha ampliado su volumen de exportaciones, ubicando a México como el sexto país exportador de azúcar a nivel mundial en el ciclo.

    También es un importante motor económico para México, en nuestro país cada año se cultivan más de 800 mil hectáreas de caña de azúcar en 267 municipios de 15 Entidades Federativas. La operación de 50 ingenios azucareros que se abastecen por más de 170 mil productores agrícolas genera 500 mil empleos directos y 2.4 millones de empleos indirectos.

    La Secretaría de Agricultura, a través del programa Producción para el Bienestar, apoya a cada productor de caña con 7 mil 300 pesos, con el compromiso de que lo invierta en acciones que mejoren el potencial productivo de sus predios, como son: renovación de cepas, aspectos de nutrición del suelo (abonos o fertilizantes), tecnologías para uso eficiente del agua, manejo fitosanitario y prácticas agronómicas.

    Fuente: SAGARPA 22 de agosto de 2020

  • Viernes, 21 de agosto de 2020

    Avances y Retos del Programa

    Agromercados Sociales y Sustentables

    En la estructura presupuestaria 2020 de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural desaparece el Programa Agromercados Sociales y Sustentables. No Obstante, algunas de las funciones que desarrollaba serán retomadas por un área especial al interior de la dependencia que aún se encuentra en proceso de integración.

    El diseño del programa se considera favorable para la intervención, ya que se otorgaban incentivos a los productores para reducir la incertidumbre y los riesgos asociados a la comercialización, a la vez que recopilaba y sistematizaba información de los productores y de los mercados agropecuarios, lo que le permitía conocer los problemas de comercialización.

    Los procesos estandarizados de planeación, en específico los de presupuestación de la Administración Pública Federal, no son coincidentes con los años y ciclos Agrícolas en cuanto a la siembra, cosecha y comercialización de granos y oleaginosas, lo que implica que los compromisos sobre el pago de la comercialización de las cosechas de años anteriores sean pagados en la vigencia siguiente.

    El programa brindaba apoyos a los pequeños y medianos productores, que lo requerían, para mejorar su ingreso, las condiciones de comercialización y su participación en los mercados nacionales, en el proceso comercial.

    En 2019, el programa ejerció 5,281 mil millones de pesos. En la estructura presupuestaria 2020 de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (SADER) este programa desaparece; no obstante, algunas de las funciones que desarrollaba serán retomadas por un área especial al interior de la dependencia que aún se encuentra en proceso de integración.

    Fuente: CONEVAL 20 de agosto de 2020

    Lunes, 17 de agosto de 2020

    Contribuirá Producción para el Bienestar a

    incrementar este año disponibilidad de granos

  • Se estima que este año maíz, frijol, trigo y arroz incrementarán sus cosechas, en conjunto, en 7.2 por ciento respecto de lo obtenido en 2019.

    La Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural informó que con la entrega oportuna de apoyos directos –en relación estrecha con las fechas de siembra de granos–, el programa Producción para el Bienestar contribuirá este año a la autosuficiencia alimentaria, un reto clave de la Cuarta Transformación.

    Producción para el Bienestar, programa prioritario del Gobierno de México, está ya en la recta final de la entrega de sus apoyos. Al 31 de julio, agregó, dos millones 42 mil 540 productores habían recibido apoyos por nueve mil 466 millones de pesos, esto es, avances de 95.2 y 86.1 por ciento, respectivamente, con relación a las metas de 2020.

    El monto dispersado representa dos mil 243.6 millones de pesos más que lo registrado en la misma fecha de 2019. La razón es que este año Agricultura atendió la instrucción presidencial de apresurar la entrega de apoyos para afrontar la crisis económica y sanitaria por la pandemia de COVID-19.

    Los apoyos de Producción para el Bienestar tienen cobertura nacional. Están llegando a muchas comunidades y sirven, en principio, para la autosuficiencia alimentaria de las propias familias campesinas y para la oferta de excedentes que se destinan para consumo nacional.

    La oportunidad en la entrega de apoyos y las condiciones agroclimáticas favorables de este año, mejores que las de 2019, se han conjuntado de tal forma que se prevé un aumento en los volúmenes de cosecha de 2020 en maíz, frijol, trigo y arroz.

    Según datos y estimaciones del Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera (SIAP), en 2018 la producción anual de esos cuatro granos sumó 31 millones 593 mil toneladas; en 2019, año en que enfrentamos sequía, fue muy similar, de 31 millones 597 mil, y para 2020 se esperan 33 millones 885 mil toneladas, o sea, 7.2 por ciento más que en 2019.

    Del total de beneficiarios que han recibido su apoyo hasta al 31 de julio, un millón 749 mil 354 (85.6 por ciento) son productores de maíz, frijol, trigo, arroz y otros granos; 128 mil 633 (6.3 por ciento), productores de caña, y 164 mil 533 (8.1 por ciento), caficultores.

    Del total de beneficiarios, 31.2 por ciento son mujeres; 59.3 por ciento se ubican en nueve estados del sur sureste, y 721 mil (35.3 por ciento) son de comunidades con población indígena.

    En 2019 se incorporaron alrededor de 230 mil productores de localidades indígenas, quienes, por primera vez, reciben apoyos productivos. El resto, en este registro de productores de comunidades con población indígena, ya formaban parte del padrón de productores del programa.

    Fuente: SAGARPA 17 de agosto de 2020

  • Lunes, 17 de agosto de 2020

    Participan ocho mil becarios de Jóvenes Construyendo

    el Futuro como aprendices en Producción para el Bienestar

  • Están inscritos en la Estrategia de Acompañamiento Técnico de PpB y se capacitan y habilitan como promotores agroecológicos comunitarios; 65% son mujeres y 82% son indígenas.

    La Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural, como resultado de un convenio con su par del Trabajo y Previsión Social (SPTS), cuenta con ocho mil 363 becarias y becarios de Jóvenes Construyendo el Futuro (JCF), quienes participan como aprendices en la Estrategia de Acompañamiento Técnico (EAT) de Producción para el Bienestar (PpB) programa prioritario del Gobierno de México.

    La EAT consiste en difundir o reforzar prácticas agroecológicas, principalmente entre los beneficiarios de PpB, implicando con ello mejora de productividad y promoción de sistemas locales de producción y consumo de alimentos sanos, nutritivos, resilientes, competitivos y socialmente responsables, sistemas éstos que aprovechan el conocimiento milenario de los campesinos.

    Se desarrolla en 23 regiones de la República, desde la península de Yucatán hasta la Sierra Tarahumara, y se apoya en el trabajo de técnicos agroecológicos y sociales.

    Los becarios de JCF, participan en una parte de las regiones de la EAT, en 11 estados de la República del sur sureste, fundamentalmente en territorios indígenas de Guerrero, Chiapas, Oaxaca e Hidalgo (las demás entidades son Michoacán, Veracruz, Puebla, Yucatán, México, Guanajuato y Jalisco).

    Son jóvenes aprendices, agregó, que trabajan de la mano con sus tutores –esto es, papá, mamá, abuelos, tíos o vecinos de su comunidad– y reciben asesoría permanente de los técnicos de PpB, además de contar con el acceso a una plataforma de capacitación, dispuesta específicamente para ellos, la cual involucra 22 módulos de aprendizaje divididos en temas agroecológicos, sociales y de política pública.

    Algunas de las prácticas que aprenden y realizan son diagnóstico de salud de los suelos, elaboración y aplicación de bioinsumos, uso de microorganismos, elaboración de compostas, detección y mitigación de plagas, inoculación de semillas de maíz y manejo poscosecha.

    Las regiones que atiende la EAT son las que el Gobierno de México ha catalogado como prioritarias: incluyen municipios de alta y muy alta marginación, zonas indígenas y con violencia. La Estrategia se enfoca prioritariamente en productores de pequeña escala de granos, caña de azúcar y café.

    Fuente: SAGARPA 15 de agosto de 2020

  • Viernes, 14 de agosto de 2020

    Fortalece Agricultura la vinculación de menor

    escala en cadenas productivas y comerciales

  • Al 13 de agosto de 2020, el programa de Fomento a la Agricultura, Ganadería, Pesca y Acuacultura (Bienpesca) ha dispersado sus mil 391 millones 688 mil pesos, en beneficio de 193 mil 295 pequeños productores pesqueros y acuícolas, trabajadores de unidades de producción acuícola y tripulantes de embarcaciones mayores.

    Con un superávit de la balanza agroalimentaria de México de 19 por ciento al alza (suma siete mil 462 millones de dólares), el secretario de Agricultura y Desarrollo Rural, afirmó que el rescate del campo y avanzar hacia la autosuficiencia alimentaria implica también el desafío de que cada vez más productores se sumen a los beneficios de una agricultura competitiva y sustentable, con demanda en los mercados locales e internacionales.

    Citó ejemplos de proyectos productivos exitosos en los que participan productores de pequeña escala, como el plátano mexicano de Tabasco, Chiapas y Colima que se envía a China, Japón y Estados Unidos; mango Tommy, Atkins y Ataulfo, de Oaxaca a Estados Unidos y Canadá; chile habanero, de Quintana Roo a Estados Unidos, Canadá, Inglaterra y España, y café de la Unión Regional de Pequeños Productores de Café Agrop y Forestal en Veracruz, que va hacia Estados Unidos, Italia, Holanda, Francia e Inglaterra.

    El dinamismo del sector productivo primario se refleja en un superávit en la balanza comercial agroalimentaria y el crecimiento de las exportaciones con un plan de diversificación de mercados.

    En lo que toca al Bienpesca, así como avanza en su ejecución se tiene el reto de fomentar el consumo permanente de pescados y mariscos de producción nacional entre la población mexicana, que registra un consumo per cápita de 16.28 kilogramos, cantidad por debajo de la media mundial de 20 kilogramos.

    Al 13 de agosto de 2020, el programa de Fomento a la Agricultura, Ganadería, Pesca y Acuacultura (Bienpesca) ha dispersado mil 391 millones 688 mil pesos, en beneficio de 193 mil 295 pequeños productores pesqueros y acuícolas, trabajadores de unidades de producción acuícola y tripulantes de embarcaciones mayores.

    El objetivo del programa Bienpesca es fomentar la actividad pesquera y acuícola de los productores de menor escala, a través de apoyos, con atención especial a pescadores y acuicultores ubicados en zonas de atención prioritaria.

    El apoyo a pescadores de comunidades indígenas se incrementó a nueve mil 180 beneficiarios, a diferencia de los dos mil 816 registrados el año pasado, de los cuales 89 por ciento son hombres y 11 por ciento mujeres.

    Por región, se han beneficiado a 68 mil 214 productores y trabajadores del Pacífico norte; 39 mil 749, Golfo de México; 43 mil 791, Pacífico sur; 36 mil 792, sureste-Caribe, y cuatro mil 744, de aguas continentales.

    Fuente: SAGARPA 13 de agosto de 2020

  • Jueves, 13 de agosto de 2020

    Aumenta 19% superávit agroalimentario al primer semestre del año

  • El superávit de la balanza comercial superó los siete mil 400 millones de dólares, con exportaciones de más de 20.6 mil millones de dólares en el periodo.

    La Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural informó que el superávit de la balanza agroalimentaria de México registró un incremento al primer semestre de este año de 19 por ciento, con lo que se ubicó en siete mil 462 millones de dólares.

    De acuerdo con estadísticas del Banco de México, la dependencia federal indicó que las ventas agroalimentarias al exterior tuvieron un repunte de 4.26 por ciento –en su comparativo anual— para ubicarse en los 20 mil 683 millones de dólares.

    En lo que corresponde al ámbito agropecuario, las exportaciones reportaron un aumento de 7.27 por ciento, lo que las ubica en 10 mil 541 millones de dólares, con un superávit en su balanza comercial por cuatro mil 360 millones de dólares.

    En tanto, el rubro agroindustrial generó ventas por 10 mil 142 millones de dólares, un crecimiento de 1.31 por ciento a tasa anual, lo que contribuyó a un superávit en su balanza comercial por tres mil 102 millones de dólares.

    Los productos agroalimentarios mexicanos con mayor demanda en los mercados internacionales son la cerveza, con ventas por más de dos mil millones de dólares al primer semestre del año; aguacate, mil 805 millones de dólares; tomate, mil 398 millones de dólares; tequila y mezcal, mil 042 millones de dólares; azúcares y confitería, 949 millones de dólares, y pimientos y chiles, 873 millones de dólares.

    Respecto a los aumentos más relevantes en exportación durante este periodo, destacan, trigo, con incremento de 115.68 por ciento; carne de porcino, 43.3 por ciento; maíz, 39.13 por ciento; café, 22.01 por ciento; cebolla y ajo, 21.65 por ciento; aguacate, 20.96 por ciento; tomate, 18.64 por ciento, productos de panadería, 14.69 por ciento, y tequila y mezcal, 11.57 por ciento.

    En lo que se refiere a las importaciones agroalimentarias, disminuyeron en 2.56 por ciento, lo que equivale a una reducción de 347 millones de dólares, para ubicarse en 13 mil 222 millones de dólares.

    Cabe señalar que, en términos mensuales, las exportaciones agropecuarias registraron un incremento de 31.5 por ciento a tasa anual durante junio, lo que equivale a ventas por mil 737.9 millones de dólares.

    Este es el incremento mensual más alto en lo que va del año, producto de la dinámica exportadora del sector agropecuario y la demanda de los productos mexicanos en los mercados internacionales.

    A nivel producto, el incremento mensual más importante que se registró fue en el jitomate, con un avance a tasa anual de 78.6 por ciento; le sigue el ganado vacuno, con 53.8 por ciento; pimiento, 48 por ciento; aguacate, 44.9 por ciento, y legumbres y hortalizas frescas, 38.7 por ciento.

    En el primer semestre del año, el sector primario fue el único que mantuvo una tendencia positiva reflejada en un ligero crecimiento de 0.3 por ciento en su Producto Interno Bruto (PIB) a tasa anual.

    Fuente: SAGARPA 13 de agosto de 2020

  • Jueves, 6 de agosto de 2020

    Estima agricultura crecimiento de 4.9 por ciento

    en la producción nacional de alimentos en 2020

  • Para este año la expectativa de producción del sector agropecuario, pesquero y acuícola es de 237 millones 755 mil 306 toneladas. En el agrícola, se prevé aumento de 5.1 por ciento; en el pecuario, 2.8 por ciento, y en el pesquero y acuícola, 2.6 por ciento.

    El secretario de Agricultura y Desarrollo Rural, informó que este año la expectativa de producción del sector agropecuario, pesquero y acuícola es de 237 millones 755 mil 306 toneladas, 4.9 por ciento superior a 2019.

    Pese al entorno complejo por la pandemia, el titular de Agricultura expresó que el sector primario mantiene su dinamismo, porque se prevé que el rubro agrícola aumentará 5.1 por ciento (10.3 millones de toneladas); el pecuario, 2.8 por ciento (649.1 mil tons), y el acuícola, 2.6 por ciento (56.4 mil tons).

    El primer semestre del año las divisas generadas por las exportaciones agropecuarias y pesqueras fueron de 10 mil 541 millones de dólares, lo que significa el valor más alto en 28 años; sólo en el mes de junio de 2020 alcanzaron mil 738 mdd, monto 17.5 por ciento mayor con respecto al mes anterior y 31.5% superior al mismo mes del año previo. Lo agropecuario y pesquero mantienen su participación favorable en la balanza comercial total de México.

    Con respecto al Programa Precios de Garantía y Canasta Básica, el secretario Víctor Villalobos Arámbula indicó que a la fecha se han apoyado a 56 mil 916 productores de maíz de pequeña escala de 30 estados, con la compra de 743 mil 919 toneladas y una inversión de cuatro mil 285 millones de pesos.

    La estrategia de préstamo de grano de frijol “Kilo por Kilo”, a productores afectados por la sequía del año pasado, se apoya a agricultores de seis entidades federativas: Zacatecas, San Luis Potosí, Durango, Chihuahua, Guanajuato y Tamaulipas, con 30 kilos de grano por hectárea, hasta 30 hectáreas de temporal y hasta cinco de riego.

    En su momento, Seguridad Alimentaria Mexicana (Segalmex), sectorizado en la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural, informó que al 03 de agosto ha beneficiado a más de 20 mil productores mediante el programa de préstamo de frijol Kilo por Kilo, luego que la sequía de hace un año en Zacatecas, Durango, San Luis Potosí, Chihuahua y Guanajuato impidió la reserva de granos para el próximo ciclo de cosecha.

    Este programa, además de apoyar con préstamo de frijol a los trabajadores del campo mexicano que dependen del temporal para trabajar sus tierras, tendrán la certeza que el excedente lo podrán vender a Segalmex a precio de garantía.

    De esta manera se cumple la función del Programa Precios de Garantía de apoyar a los pequeños y medianos productores, estimular la producción agropecuaria y avanzar en la autosuficiencia de granos básicos.

    Fuente: SAGARPA 06 de agosto de 2020

  • Jueves, 6 de agosto de 2020

    Certificados por Agricultura más de mil 600 productos orgánicos

  • A nivel mundial, México ocupa el primer lugar en producción de frutas tropicales y café orgánico, que cultivan pequeños productores de casi 30 grupos étnicos, entre los que destacan zapotecos, mixtecos, mixes, mazatecos, totonacos, nahuas, huastecos, tzeltales, zoques, tojolobales, huicholes y chatinos.

    Más de 46 mil productores, principalmente medianos y pequeños, producen alrededor de mil 600 productos orgánicos de origen vegetal y animal, de los cuales, mil 170 son alimentos procesados y están certificados por la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural.

    Debido a la demanda internacional de productos orgánicos y el valor agregado que aportan al consumidor, 80 por ciento de la producción total se exporta a grandes mercados, principalmente a Estados Unidos, Canadá y la Unión Europea, lo que genera una derrama económica de más de 400 millones de dólares anuales.

    El Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica) informó que existen en el país 331 mil 466 hectáreas certificadas para la producción de alimentos orgánicos en las 32 entidades federativas.

    En el sector orgánico está certificada la producción de 685 alimentos hortofrutícolas, entre los que destacan, café, pimienta, plátano, aguacate, naranja, trigo, cacao, nopal, maíz, hierbas aromáticas, canela, azúcar, cacahuate, cártamo, mango, chía, zarzamora, orégano, agave y xoconostle.

    En cuanto a los de origen animal, la mayor producción corresponde a miel, pero también los productores pecuarios ofertan derivados de bovino, ave, caprino, ovino, búfalo de agua y huevo.

    Entre los principales productos procesados que ostentan el sello orgánico de la Secretaría de Agricultura, destacan: jugos, pulpas, deshidratados, harinas, aceite, queso, sotol y mezcal.

    En Chiapas y Oaxaca predomina la cosecha de café; en Baja California, Chihuahua y Sinaloa se concentra la generación de granos, manzana, nuez, hortalizas y mangos, en tanto que en Michoacán, Jalisco y Colima se da la mayor producción de aguacate, frutillas, agave, chía y coco.

    El distintivo de México para los orgánicos es propiedad de la Secretaría de Agricultura y ofrece garantías a los consumidores, ya que sólo pueden utilizarlo los productos que han demostrado ante la dependencia del Gobierno de México que fueron producidos de acuerdo con estándares, procedimientos e ingredientes permitidos para este tipo de productos.

    A fin de fomentar la inclusión de los pequeños productores en la generación de alimentos orgánicos, Agricultura pone a disposición de este sector el Sistema de Certificación Orgánica Participativa (SCOP), a través del cual pueden comercializar sus productos en mercados locales bajo esta certificación.

    Actualmente, con esta modalidad existen tres sistemas reconocidos: en Ciudad de México, en San Luis Potosí y en el Estado de México, en cuyos mercados locales se comercializan nopales, tunas, hortalizas, huevos criollos, pavo, pan y quesos, entre otros.

    Fuente: SAGARPA 06 de agosto de 2020

  • Lunes, 3 de agosto de 2020

    Traza Agricultura plan estratégico de

    diversificación de mercados agroalimentarios

  • El comercio agroalimentario de México con el mundo se ha incrementado en promedio 11 por ciento anual desde 1994; en 2019 se exportaron 39 mil 413 millones de dólares y se obtuvo un superávit histórico de 10 mil 661 millones de dólares.

    El Gobierno de México, a través de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural, desarrolla un plan estratégico de diversificación de mercados agroalimentarios en aprovechamiento de la modernización del Acuerdo Comercial con la Unión Europea y la generación de acercamientos con países de Asia, Medio Oriente, África, Centro y Sudamérica, así como el incremento de los flujos comerciales con otras regiones.

    Con la modernización del pilar comercial del Acuerdo Global entre México y la Unión Europea (TLCUEM) —integrado por 27 países y que operaba desde el 2000—, el sector agropecuario y pesquero es el principal beneficiario, ya que se abren oportunidades de negocios para el campo mexicano en productos anteriormente fuera del Acuerdo y se logran condiciones equitativas frente a otros competidores, a un mercado con 446 millones de habitantes.

    Entre los productos que reducirán su arancel o tendrán preferencias a la entrada en vigor de este acuerdo destacan plátano, jugo de naranja, jarabe de agave, espárrago, tomate, chícharo, cítricos, uva de mesa, limón, trigo duro, maíz blanco, miel, carne y despojos de res, carne de aves, azúcar cruda, alcohol etílico, trigo, flores, ovoproductos, piloncillo, jugo de cítricos, jugo de piña, dulces y artículos de confitería y levaduras, entre otros.

    Otros productos agropecuarios como café; aguacate; frutas: berries, mango y papaya, entre otras; hortalizas, sobre todo, cebolla, pimientos y chiles; bebidas: tequila, mezcal y cerveza, y aceite de cártamo, se encuentran actualmente libres de arancel.

    En un escenario de contingencia global por el COVID-19, la dependencia federal enfoca acciones para continuar el desarrollo de América del Norte preservando el libre comercio entre Canadá, Estados Unidos y México.

    Al mismo tiempo, se fortalece la productividad y competitividad en el sector primario —donde el campo no se ha detenido—, así como en sus cadenas regionales de suministro; se busca también ampliar las exportaciones a la región de Asia-Pacífico, a través del Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (CPTPP), con la opción de acceder a seis nuevos mercados: Australia, Nueva Zelanda, Vietnam, Brunei, Singapur y Malasia.

    Además, se buscará iniciar la revisión del Acuerdo de Asociación Estratégica con Japón para mejorar las preferencias arancelarias del sector agroalimentario y pesquero, e impulsar el inicio de negociaciones con Corea del Sur para la creación de un Tratado de Libre Comercio.

    Igualmente, se trabajará en el fortalecimiento y la apertura de mercado con China mediante 11 protocolos sanitarios para aguacate, berries (zarzamora, frambuesa y mora azul), carne de res, carne de cerdo, maíz hojas de tabaco, lácteos y plátano; asimismo, se trabaja en sorgo.

    En el marco de la Alianza del Pacífico, se continuará con el posicionamiento de México como líder regional, en coordinación con Perú, Chile y Colombia, con la finalidad de ampliar las relaciones y proyectos de integración logística para la región Asia Pacífico.

    En Medio Oriente se buscará continuar con los trabajos en protocolos sanitarios y certificaciones, principalmente en cárnicos (certificación Halal), y también en países de la península Arábiga (Kuwait, Arabia Saudita, Qatar y Emiratos Árabes Unidos), que tiene importaciones agroalimentarias y pesqueras por 46 mil millones de dólares al año. La población musulmana en todo el mundo representa un mercado de mil seiscientos millones de consumidores, lo que implica una importante oportunidad para los exportadores de productos agroalimentarios de México, particularmente en Indonesia, Malasia y la Región de Medio Oriente y norte de África.

    Actualmente, México y Ecuador se encuentran trabajando de forma conjunta con la finalidad de lograr un Tratado de Libre Comercio, para que este último se convierta en un Estado Asociado de la Alianza del Pacífico.

    Nuestro país cuenta con 13 Tratados de Libre Comercio con 50 naciones, 32 Acuerdos para la Promoción y Protección Recíproca de las Inversiones (APPRIs) con 33 países y nueve acuerdos en el marco de la Asociación Latinoamericana de Integración; no obstante, 80 por ciento de las exportaciones agroalimentarias y pesqueras de México se concentran en Estados Unidos y Canadá.

    El comercio agroalimentario de México con el mundo se ha incrementado en promedio 11 por ciento anual desde 1994; en 2019 se exportaron 39 mil 413 millones de dólares y se obtuvo un superávit histórico de 10 mil 661 millones de dólares.

    Fuente: SAGARPA 03 de agosto de 2020

  • Viernes, 31 de julio de 2020

    Impulsará Agricultura programas de

    transferencia tecnológica para Chiapas

  • La medida permitirá otorgar valor agregado a los productos pecuarios de la entidad.

    Con el objetivo de fortalecer la producción de alimentos en Chiapas y con ello mejorar la calidad de vida de los productores, especialmente los de pequeña escala, la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural detonará programas de trasferencia tecnológica agropecuaria en la entidad, que permitirán mejorar las variedades de plantas y animales de consumo.

    El titular del Senasica destacó la necesidad de dotar a los productores de pequeña y mediana escala de asesoría tecnológica que permita reducir costos de producción y otorgar valor agregado a los productos chiapanecos.

    Expuso que el programa se implementará, a corto plazo, mediante la participación del Instituto Nacional de Investigaciones Forestales Agrícolas y Pecuarias (INIFAP), organismo que cuenta con infraestructura y personal técnico en el estado y que tiene un alto prestigio en generar conocimiento científico y tecnología para impulsar el desarrollo sustentable de los subsectores agrícola, pecuario y forestal.

    Chiapas representa un fuerte bastión para la protección fitosanitaria de México mediante el uso de tecnología, ya que desde hace más de 40 años opera en la entidad la Planta de Cría y Esterilización de mosca del Mediterráneo (Moscamed) para coadyuvar a que nuestro país conserve la condición de país libre de esta plaga.

    Respecto a la inquietud del sector ganadero por asegurar la trazabilidad del ganado centroamericano que entra por la frontera con Guatemala, el funcionario de Agricultura subrayó que el programa de importación va por buen camino, así como las pláticas con el gobierno del estado y la Coordinación General de Ganadería para que Senasica tome el liderazgo del sistema de aretado del ganado local.

    Este programa piloto, precisó, permitirá al personal del Senasica ser responsable de la entrega de aretes del Sistema Nacional de Identificación Individual del Ganado (Siniiga) en Chiapas, como parte de la estrategia para combatir el trasiego ilegal de reses.

    El coordinador general de Desarrollo Rural, resaltó que el Gobierno de México ha ejercido en 2020 recursos con atención prioritaria a los pequeños productores.

    Fuente: SAGARPA 30 de julio de 2020

  • Viernes, 31 de julio de 2020

    Desarrolla INIFAP variedad mejorada del frijol,

    con alto rendimiento para el sur sureste mexicano

  • En otoño-invierno se pueden obtener rendimientos de mil 800 kilos por hectárea y en riego puede ser por arriba de dos mil 400 kilos por hectárea; la precocidad de la variedad reduce los riesgos de pérdida por falta de lluvia al término del ciclo.

    Especialistas del Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (INIFAP) desarrollan tecnologías para impulsar la producción de diversas variedades mejoradas de frijol, con mejores rendimientos, mayor resistencia al calor y la reducción de tiempo de cosecha, a fin de obtener semilla de alta calidad.

    En áreas tropicales y subtropicales la floración de esta variedad ocurre entre los 34 y 37 días después de la siembra, llega a la madurez fisiológica a los 67 días, y se logra hasta 10 días antes que las variedades Negro Jamapa, Negro INIFAP, Negro Tacaná y otras, lo que permite al productor ofertar antes que otros a mejor precio.

    Esta variedad puede sembrarse en suelos de textura de migajón-arenosa a migajón-arcillosa con buen drenaje y pH de 6.0 a 7.2, de acidez ligera a neutral. Puede cultivarse en territorios con altitud de 0 a mil 200 metros y con precipitación pluvial igual o mayor a 300 milímetros bien distribuidos en el ciclo de cultivo.

    En otoño-invierno se pueden obtener rendimientos por mil 800 kilos por hectárea y en riego puede ser por arriba de dos mil 400 kilos por hectárea; la precocidad de la variedad reduce los riesgos de pérdida por falta de lluvia al término del ciclo.

    Las plantas de esta variedad poseen genes que las hacen resistentes al virus de mosaico común de frijol –infección que mancha las hojas-, al mosaico amarillo dorado del frijol –afecta el desarrollo del cultivo-, y antracnosis –hongo Colletotrichum lindemuthianum causante de debilitamiento-. Además, es moderadamente susceptible a las cepas de la roya –enfermedad por el hongo Uromyces appendiculatus var. appendiculatus.

    la transferencia de tecnología se realiza a través de parcelas demostrativas y cursos talleres para los productores y técnicos, donde se precisan los aspectos de adaptación y recomendaciones de siembra de la variedad, como parte del paquete tecnológico del cultivo de frijol.

    En los años de siembra de Verdín se ha corroborado su precocidad, la floración y la madurez de sus plantas, aun en condiciones de alto contraste de humedad, temperatura, altitud y tipo de suelo. También, su alta tolerancia al virus de mosaico amarillo dorado de frijol, el cual prevalece en Chiapas.

    La semilla registrada de Verdín y el acompañamiento técnico se encuentran a disposición de quien se interese en reproducirla, por lo que está a la venta en el Campo Experimental Centro Chiapas (CECECH).

    El alto potencial de Verdín se aprobó en el periodo de validación con 42.4 y 45.9 por ciento superior al de los testigos regionales. En Veracruz obtuvo un rendimiento de grano de mil 600 kilos por hectárea; en condiciones de sequía terminal alcanzó mil 122 kilos por hectárea, y con riego, un rendimiento por encima de las 2.4 toneladas por hectárea. En Chiapas, en promedio, se pueden lograr los mil 430 kilos por hectárea.

    Fuente: SAGARPA 30 de julio de 2020

  • Lunes, 27 de julio de 2020

    Registra programa prioritario Bienpesca avance de

    92.2%, en beneficio de más de 178 mil productores

  • Orientado a fomentar la actividad pesquera y acuícola de los productores de pequeña escala, el programa busca incidir en comunidades vulnerables y poblaciones indígenas.

    El secretario de Agricultura y Desarrollo Rural, Víctor Villalobos Arámbula, informó que, al primer semestre del año, la pesca ha aportado 764 mil 737 toneladas de productos del mar y la acuacultura 40 mil 063 toneladas, que en conjunto representan ocho mil 883 millones de pesos; esto, dijo, es resultado de que el sector primario no ha parado aun en el marco de la pandemia.

    Al participar en la conferencia de prensa de los Programas de Bienestar, destacó que ambas actividades generan alrededor de 300 mil empleos directos y dos millones indirectos, de ahí su trascendencia en el ámbito económico y social.

    El Programa Bienpesca, orientado a fomentar la actividad pesquera y acuícola de los pequeños productores, registra un avance del 92.21 por ciento, lo que significa que 178 mil 232 pescadores, trabajadores acuícolas y operadores ya obtuvieron el apoyo.

    Con un presupuesto este año de mil 391 millones 688 mil pesos, el programa Bienpesca ha beneficiado tres ámbitos prioritarios: más de nueve mil pescadores de comunidades indígenas, cinco mil 460 del Alto Golfo de California y cuatro mil 988 del Istmo de Tehuantepec, así como de las zonas de Pacífico, Golfo de México, Sureste-Caribe e interior de aguas continentales.

    Fuente: SAGARPA 25 de julio de 2020

  • Lunes, 27 de julio de 2020

    Avanza proyecto nacional en pesca y

    acuacultura, enfocado a la seguridad alimentaria

    Durante la sesión ordinaria del Consejo Técnico de la Conapesca se informó que el presupuesto para el Componente de Apoyo para el Bienestar de Pescadores y Acuicultores es de mil 391.7 millones de pesos, que permitirá apoyar a alrededor de 190 mil productores pesqueros y acuícolas. mil 982 pangas.

    Al cierre del primer semestre del año la producción pesquera y acuícola registró la captura de 764 mil 737 toneladas, prácticamente lo mismo que en el mismo periodo del año anterior, mientras que en acuacultura se produjeron 40 mil 063 toneladas, cinco mil 360 toneladas menos que lo registrado en el 2019.

    En la parte de comercialización y diversificación de mercados de productos del mar y la acuacultura, se trabaja con las embajadas mexicanas para explorar nuevos nichos comerciales, con el prestigio de nuestro país en cuanto a las acciones de sanidad e inocuidad para garantizar productos de alta calidad.

    En el primer semestre de 2020 la flota mayor capturó 615 mil 662 toneladas, lo que significa un crecimiento en comparación con las 564 mil 317 toneladas en el mismo periodo de 2019.

    En cuanto a los centros acuícolas federales, puntualizó que en el primer semestre de este año operaron 10 centros acuícolas, con una producción preliminar de 4.3 millones de crías de especies dulceacuícolas (tilapia, carpa y trucha).

    Sobre el consumo de energía eléctrica para uso acuícola, en el primer semestre se benefició a 507 instalaciones acuícolas con descuentos del 50 por ciento, lo que les representó ahorros por aproximadamente 31.2 millones de pesos, y significó siete por ciento más con respecto al mismo período del 2019.

    En el tema de inspección y vigilancia, se autorizó un presupuesto de 35.9 millones de pesos y en el primer semestre del año se efectuaron 12 mil 106 actos de inspección y/o vigilancia en 23 entidades federativas, de la cuales mil 185 derivaron en actas de inspección.

    Respecto al sistema de localización y monitoreo satelital de embarcaciones pesqueras, el presupuesto autorizado fue de 24.6 millones de pesos, de los que 19.47 millones se orientaron al seguimiento de las operaciones de la flota pesquera vía satelital de dos mil 019 embarcaciones mayores y 164 menores en Playa Bagdad, Tamaulipas.

    El Programa Nacional de Pesca y Acuacultura Sustentables 2020-2024 enfoca sus acciones a contribuir a la seguridad alimentaria, mejorar el ingreso de los pequeños productores y garantizar el aprovechamiento sustentable.

    Fuente: SAGARPA 24 de julio de 2020

    Viernes, 24 de julio de 2020

    Anuncia Agricultura inicio de capturas para pulpo

    rojo y patón en el Golfo de México y mar Caribe

  • Cuentan con el permiso para la pesca de ambas especies de molusco 397 embarcaciones mayores y mil 659 menores, que amparan a cuatro mil 982 pangas.

    La Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural informó que a partir del 1 de agosto iniciará la temporada de captura de las especies pulpo rojo (Octopus maya) y pulpo patón (Octopus vulgaris) en las aguas de jurisdicción federal del Golfo de México y mar Caribe.

    La pesca de pulpo en esta región ocupa el primer lugar nacional tanto en volumen como en valor. Por valor de producción, la captura de este molusco es una de las más importantes en el sector pesquero del país, y tiene gran demanda en los mercados nacional e internacional, con exportaciones a Estados Unidos, Italia y España.

    En el año 2019 la producción de peso vivo en el Golfo de México y mar Caribe ascendió a 35 mil 385.34 toneladas y generó ganancias por mil 538.21 millones de pesos. En el Pacífico se capturaron dos mil 447.93 toneladas de peso vivo, lo que representó ganancias por 173.97 millones de pesos.

    La temporada de veda para el pulpo rojo y patón en Golfo de México y el Caribe, región conocida como Zona I, está estipulada del 16 de diciembre al 31 de julio de cada año, con la finalidad de protegerlas en el periodo de reproducción biológica y el cuidado de crías.

    En el Parque Nacional Sistema Arrecifal Veracruzano, que es la Zona II, la veda del pulpo patón (Octopus vulgaris) aplicará del 1 al 30 de agosto; la misma fecha también regirá para el pulpo café (Octopus bimaculatus) en Bahía de Los Ángeles, Baja California.

    Estudios efectuados por el Instituto Nacional de Pesca y Acuacultura (Inapesca) precisan que la talla mínima permitida para la extracción es de 110 milímetros de longitud de manto (cabeza), para ambos sexos y especies.

    Fuente: SAGARPA 23 de julio de 2020

  • Martes, 21 de julio de 2020

    Reconoce Gobierno de México la importancia del

    chile en identidad cultural y gastronómica del país

  • En los últimos años, la producción de chile (verde y seco) en el país pasó de 1.94 a 3.18 millones de toneladas al año.

  • La Lotería Nacional para la Asistencia Pública (Lotenal) develó el billete conmemorativo del Sorteo No. 274 alusivo al chile mexicano.