CEIEG.


Archivo de la categoría "Producción"

Jueves, 26 de noviembre de 2020

Producto Interno Bruto a Precios Corrientes

Cifras durante el tercer trimestre de 2020

El Producto Interno Bruto Nominal (PIBN) a precios de mercado se situó en 23,102,902 millones de pesos (mp) corrientes (23.103 billones de pesos) en el tercer trimestre de 2020, presentando una disminución de (-)4.8% con relación a igual lapso de 2019. Este resultado se originó de las variaciones de (-)8.6% del PIB real y de 4.1% del índice de precios implícitos del producto.

Actividades Primarias

El sector Agricultura, cría y explotación de animales, aprovechamiento forestal, pesca y caza generó 792,300 mp corrientes, monto que significó 3.7% del PIB Nominal a valores básicos en el periodo en consideración.

Actividades Secundarias

En el trimestre de referencia, el PIB Nominal de las Actividades Secundarias (Minería; Generación, transmisión y distribución de energía eléctrica, suministro de agua y de gas por ductos al consumidor final; Construcción, y las Industrias manufactureras) fue de 7,213,689 mp a precios corrientes, alcanzando 33.3% del PIB a valores básicos.

Por componentes, el PIB de la Minería fue de 989,970 mp, que equivale a 4.6% del PIB; el de la Generación, transmisión y distribución de energía eléctrica, suministro de agua y de gas por ductos al consumidor final se ubicó en 534,011 mp con 2.5%; el PIB del sector Construcción logró 1,421,141 mp con 6.5% y el PIB de las Industrias manufactureras sumó 4,268,567 mp que representó 19.7% del producto de la economía a valores básicos en el tercer trimestre del presente año.

Al interior de las Industrias manufactureras, sobresalió la participación de la Fabricación de equipo de transporte y de la Industria alimentaria con el 42.8% de manera conjunta.

Actividades Terciarias

Por lo que respecta al PIB Nominal de los Servicios inmobiliarios y de alquiler de bienes muebles e intangibles, éste fue de 2,409,730 mp y contribuyó al PIB total a valores básicos con 11.1%; el Comercio al mayoreo con una cifra de 2,145,260 mp y 9.9%; el correspondiente al Comercio al menudeo llegó a 2,116,450 mp con el 9.8% y el de Transportes, correos y almacenamiento 1,201,966 mp que aportó 5.5% en el trimestre julio-septiembre de 2020.

El resto de las Actividades Terciarias (Información en medios masivos; Servicios financieros y de seguros; Servicios profesionales, científicos y técnicos; Corporativos; Servicios de apoyo a los negocios y manejo de residuos y desechos, y servicios de remediación; Educativos; de Salud y de asistencia social; de Esparcimiento culturales y deportivos, y otros servicios recreativos; de Alojamiento temporal y de preparación de alimentos y bebidas; “Otros servicios excepto actividades gubernamentales”, y las Actividades legislativas, gubernamentales, de impartición de justicia y de organismos internacionales y extraterritoriales) mostró un PIB de 5,780,620 mp a precios corrientes, lo que equivale al 26.7% del PIB a precios básicos en el trimestre en cuestión.

Al agregar al PIBN a valores básicos producido por todos los sectores de actividad económica los impuestos a los productos netos de subsidios (los cuales cerraron en 1,442,887 millones de pesos en el periodo de referencia), se obtiene el Producto Interno Bruto Nominal a precios de mercado, que como se señaló, fue de 23.103 billones de pesos corrientes.

Fuente: INEGI 26 de noviembre de 2020

Jueves, 26 de noviembre de 2020

Producto Interno Bruto de México

Cifras durante el tercer trimestre de 2020

El INEGI presenta los resultados del Producto Interno Bruto (PIB), los cuales indican un aumento de 12.1% en términos reales en el trimestre julio septiembre de 2020 respecto al trimestre precedente, con cifras ajustadas por estacionalidad.

En su comparación anual, el Producto Interno Bruto tuvo un retroceso real de (-)8.6% en el trimestre en cuestión. Por grandes grupos de actividades económicas, el PIB de las Terciarias se redujo (-)8.9% y el de las Secundarias (-)8.8%, mientras que el de las Primarias se incrementó 7.4% en igual periodo.

Durante los primeros nueve meses de 2020 el PIB a precios constantes registró una caída de (-)9.8% con relación a igual lapso de 2019, con series desestacionalizadas.

Fuente: INEGI 26 de noviembre de 2020

Jueves, 26 de noviembre de 2020

Indicador Global de la Actividad Económica

Cifras durante septiembre de 2020

El INEGI informa que el Indicador Global de la Actividad Económica (IGAE) mostró un aumento de 1% en términos reales en el noveno mes del presente año respecto al mes previo, con cifras desestacionalizadas.

Por grandes grupos de actividades, las Terciarias se incrementaron 1.8% y las Primarias 1.1%; en cambio, las Secundarias no reportaron variación durante septiembre de 2020 frente al mes precedente.

En términos anuales, el IGAE registró una reducción real de (-)7% en el mes de referencia. Por grandes grupos de actividades, las Secundarias retrocedieron (-)7.5% y las Terciarias (-)7.1%, mientras que las Primarias crecieron 5.1% con relación a igual mes de 2019.

Fuente: INEGI 26 de noviembre de 2020

Jueves, 26 de noviembre de 2020

Resaltan papel de la pesca y acuacultura
para una mejor nutrición frente a la COVID-19

  • Es importante fomentar el consumo de pescado en estos tiempos de difíciles tanto en materia sanitaria y económica, ya que los productos de la pesca y acuacultura poseen los atributos ideales para ayudar a revertir la doble carga nutricional: la desnutrición y el sobrepeso y obesidad que aquejan a México.

    “La alimentación saludable es uno de los pilares del programa estratégico de la FAO en América Latina y el Caribe. Ante el creciente reto que significa esta doble carga nutricional, que se verá agravado por el aumento en el numero de pobres y personas en condición de subalimentación que está dejando como huella esta pandemia, la pesca y acuacultura pueden ser parte de la solución”, expuso la Representante de la FAO en México.

    la pesca y acuacultura no se ha detenido pese a la pandemia por COVID-19 y han demostrado ser un sector relevante para enfrentar la crisis y el desarrollo económico y la recuperación con transformación.

    El titular de SEPESCA expuso la importancia de mantener programas para la inclusión de pescado en las dietas de la población, principalmente la más vulnerable, mejorar la asequibilidad de los productos en las zonas alejadas de las costas, procesar los productos tal y como los demanda el mercado local, y ampliar la vida de anaquel de los mismos.

    A nivel mundial, la pesca y la acuacultura producen 17% de la proteína que se consume globalmente y generan 56 millones de empleos en el sector primario, de los cuales 34% pertenecen al sector acuícola y 19% son mujeres.

    Fuente: FAO 24 de noviembre de 2020

  • Martes, 24 de noviembre de 2020

    ¡El Panorama Agroalimentario está por llegar!

    El Panorama Agroalimentario, que se presentará el 26 de noviembre, es una publicación anual generada por el Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera que reúne datos estadísticos del sector agrícola, pecuario y pesquero, los cuales son analizados y procesados por los especialistas del SIAP para poder ejemplificar de manera sencilla, concreta y precisa la información productiva de los cultivos y productos más relevantes de nuestro país.

    Organizado en tres grandes secciones, el panorama agroalimentario detalla en cada una los principales productos pesqueros, agrícolas y pecuarios con cifras, datos de producción, gráficas, mapas, ilustraciones y complementos. Para agilizar la búsqueda de los productos el orden alfabético en el que se encuentran organizados es de gran ayuda.

    Con los años el Panorama Agroalimentario se ha vuelto referente importante por ser una herramienta que permite la toma de decisiones de productores y organismos del sector primario.

    La edición 2020 está dedicada a los héroes de la alimentación, quienes a pesar de las adversidades no han dudado un sólo minuto en seguir trabajando diariamente con el objetivo de llevar alimento a nuestros hogares.

    Esta publicación está dirigida principalmente a personas relacionadas con el sector agropecuario y pesquero de nuestro país, sin embargo debido a su versatilidad y utilidad, puede ser utilizada como libro de consulta para diversos niveles de estudio, convirtiéndose en una herramienta didáctica que permite conocer un poco más de México.

    Fuente: SIAP 23 de noviembre de 2020

    Lunes, 23 de noviembre de 2020

    Desarrollan Agricultura y FAO sistemas de información
    agroclimática y de certificación de almacenes de granos

  • La iniciativa, orientada a mitigar riesgos y a proporcionar mayor certeza a las actividades productivas en el sector agroalimentario, se centra en mejorar el acceso en el almacenamiento de granos y sistemas de información para desarrollar las capacidades comerciales de productores de pequeña y mediana escala, principalmente de maíz.

    La Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural y la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) desarrollaron plataformas para el monitoreo y análisis de multiriesgos agroclimáticos y precios agrícolas, así como una guía de buenas prácticas para la integración de centros de acopio de granos, en beneficio de productores de pequeña y mediana escala del centro y sur del país.

    Esto como parte de los resultados del Proyecto de Información Agroclimática y el Proceso de Certificación de Almacenamiento de granos desarrollados por Agricultura y la FAO, quienes unieron esfuerzos a fin de integrar información para acompañar con datos útiles la toma de decisiones del sector público y privado.

    Esta iniciativa, orientada a mitigar riesgos y a proporcionar mayor certeza a las actividades productivas en el sector agroalimentario, se centra en mejorar el acceso al almacenamiento de granos y sistemas de información para desarrollar las capacidades comerciales de productores agrícolas de pequeña y mediana escala.

    Como parte del proyecto se realizaron módulos de capacitación (virtuales) y vinculación con el sector financiero para la construcción o rehabilitación y autoevaluación de centros de acopio, y la generación de plataformas para el manejo de información agroclimática.

    Comprendió además el desarrollo de programas piloto en siete entidades: Estado de México, Michoacán, Veracruz, Guanajuato, Chiapas, Oaxaca y Puebla.

    Con un trabajo de dos años se logró instalar una Plataforma de monitoreo y alerta temprana sobre el estrés y sequía agrícola y una Plataforma para el Análisis de Multi-riesgos Agroclimáticos, que prevé amenazas climáticas como altas temperaturas, heladas, inundaciones, granizadas y vientos fuertes.

    Además, una plataforma para el Análisis y Monitoreo de Precios Agrícolas, la cual posibilita la integración de bases de datos en un sitio web con aplicaciones estadísticas para analizar movimientos y tendencias de precios.

    En cuanto al tema de Certificación de Almacenamiento, se trabajó en los mecanismos para fortalecer operativamente los centros de acopio de pequeña y mediana escala, con la operación de una Guía de Buenas Prácticas que permite detectar la operación integral de esta infraestructura.

    También, se cuenta con un Instrumento de Autoevaluación para los centros de acopio, enfocado en evaluar sus capacidades a partir de una plataforma en línea.

    Fuente: SAGARPA 22 de noviembre de 2020

  • Lunes, 23 de noviembre de 2020

    Política de Autosuficiencia Lechera
    comienza a dar resultados; se eleva producción

  • Impulso a la producción, regulación y competitividad y reordenamiento de la producción, las tres líneas de trabajo en materia lechera; en 2021 Agricultura las fortalecerá.

    La autosuficiencia alimentaria en leche es un objetivo del Gobierno de México y para ello desde 2019 la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural desarrolla una política de fomento productivo que ha comenzado a dar frutos, toda vez que en dos años la producción de leche registra mayores incrementos que en ejercicios anteriores: el año pasado se elevó dos por ciento y este 2020 se prevé un aumento de 2.3 por ciento, para sumar 12 mil 560 millones de litros.

    Con estas acciones también se está reduciendo la dependencia lechera del exterior. En 2018, las importaciones de lácteos representaron 27 por ciento del consumo nacional aparente; en 2019, significaron 25.1, y para 2020, se tiene un estimado de 23.3 por ciento de un total de consumo de 16 mil 30 millones de litros.

    Con la incorporación de productores lecheros de pequeña escala a la Estrategia de Acompañamiento Técnico y Organizativo del programa Producción para el Bienestar, lo cual conlleva el tránsito a sistemas de producción sustentables, con bienestar animal, reducción de Gases de Efecto Invernadero (GEI) y manejo silvopastoril intensivo, entre otros.

    Se ha fortalecido el trabajo interinstitucional y apoyo a productores e industriales lecheros mediante tres grandes líneas:

  • Impulso a la producción, por medio del programa Precio de Garantía que se da a productores con hasta 100 vacas, vía Seguridad Alimentaria Mexicana (Segalmex) y Liconsa, de 8.20 pesos por litro; habilitación de centros de acopio de Liconsa; depuración del padrón de Liconsa para incorporar productores de pequeña y mediana escala; cero importaciones de leche en polvo por parte de Liconsa; incorporación de productos lácteos (quesos, yogur y crema) dentro de la canasta básica de Diconsa, e impulso al desarrollo de innovaciones tecnológicas de empresas nacionales para la rama lechera de pequeña y mediana escala (motocarros, tanques, dispensadores de leche, etcétera). Los productores lecheros de pequeña escala cuentan hasta con 30 vacas y los de mediana escala tienen entre 31 y 100; representan 57.6 por ciento del total de México y participan con 45.4 por ciento de la producción de leche del país. En el territorio nacional se tiene un hato de dos millones 560 mil vacas lecheras.

  • Regulación y competitividad: después de 15 años de inicio de gestiones, se generaron normas oficiales mexicanas para yogur (NOM 181), queso (223) y leche en polvo (NOM 222); emisión de la NOM 051 para etiquetado de alimentos y bebidas, y vigilancia en el cumplimiento de las normas, lo cual permitió que este año la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) prohibiera la venta de quesos y yogur fuera de norma.

  • Reordenamiento de la producción: con la colaboración y coordinación de los gobiernos federal y estatales, industrias y productores, se pusieron en marcha cuencas lecheras del sur sureste para desarrollar la cadena productiva lechera en los estados de Tabasco, Chiapas y Veracruz (con alto potencial y riqueza en recursos naturales).

    el subsecretario de Autosuficiencia Alimentaria, dio datos de la dependencia actual de México en productos lácteos: en 2019, México importó cuatro mil 42 millones de litros equivalentes; se mantuvo como primer importador mundial de leche en polvo, con 363.7 millones de toneladas de compras foráneas, y exportó 197 millones de litros.

    Ese es el tamaño del reto, a lo que se suma que el consumo anual per cápita de leche en México es de 128 litros por año, en contraste con los 189 litros que recomienda la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

    los elementos que caracterizan la política agroalimentaria en el sector lechero en este Gobierno: involucra activamente a los productores en la construcción de estrategias y acciones; genera un diálogo incluyente y receptivo a las problemáticas y propuestas de esta rama productiva; impulsa la construcción de un sistema de producción-consumo justo, saludable, sustentable y competitivo; establece vínculos y alianzas con diferentes actores para así construir un ambiente propicio para la autosuficiencia lechera, y regula y ordena el mercado en beneficio de productores, consumidores y empresas.

    Fuente: SAGARPA 21 de noviembre de 2020

  • Viernes, 20 de noviembre de 2020

    Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC)

    Cifras durante octubre de 2020

    Análisis del comportamiento de los precios pagados por el consumidor de productos agropecuarios, el cual se asocia a la evolución de la oferta de tales bienes.

    A tasa anual (octubre 2020 vs mismo mes de 2019), el subíndice de alimentos, bebidas y tabaco que representa 30% del INPC se incrementó 7.8%, casi el doble que el aumento observado en 2019, cuando fue de 4.4%, también es superior al registrado para el INPC general que aumentó 4.1% (en 2019 el incremento del INPC general fue de 3.0% y en 2018 de 4.9%).
    En la variación mensual (octubre 2020 vs septiembre del mismo año) el INPC general aumentó 0.6%, mientras que el de alimentos, bebidas y tabaco, y alimentos aumentaron 0.7%, cada uno.

    El precio internacional de los combustibles se ha recuperado, no obstante se observan disminuciones anuales de 9.5% en la gasolina de alto octanaje y 5.4% en la de bajo octanaje, y aumentos en el gas doméstico LP (12.0%) y el gas natural (1.7%).

    El INPC (octubre 2020 vs mismo mes de 2019) registra una disminución en el precio de manzana, 2.0%, mientras que frijol, jitomate y “papa y otros tubérculos” incrementan su precio de manera importante, con 36.8, 32.0 y 14.3%, respectivamente.

    En septiembre 2020, la disminución en la cotización de manzana, se asocia con la producción obtenida de 482 mil 984 toneladas, es 217.3% más comparado con agosto del mismo año (152 mil 216 toneladas). La producción de la fruta en Chihuahua, se multiplicó 3.5 veces en el periodo mencionado.

    En el caso de plátano, la producción de septiembre, aumentó 6.9%, significa 12 mil 253 toneladas más respecto del mismo mes de 2019, lo que es un factor para la disminución en el precio de la fruta. Tabasco, Chiapas y Colima, en conjunto generan 70.6% de la cosecha nacional, su producción conjunta se incrementó 24.9% que refieren 26 mil 801 toneladas más.

    Por lo que se refiere a productos pecuarios, la mayoría registraron incremento en sus precios: carne de pollo 8.3%, “leche pasteurizada y fresca” 6.1%, carne de res 3.9%, carne de cerdo 1.4% y huevo 1.2 por ciento.

    Al cierre de septiembre de 2020, el litro de leche se pagó en la zona de producción a 6.84 pesos, 4.1% mayor al de septiembre de 2019. La carne en canal de bovino se cotizó en 70.35 pesos/kilogramo, que significa un incremento de 1.4% comparado con similar mes de 2019. El precio pagado al productor de huevo fue de 21.27 pesos por kilo, que representa un decremento de 3.7% comparado con el mismo mes de 2019. El precio de carne de pollo en canal fue de 34.92 pesos por kilo, 1.3% menor al mismo mes del año pasado. El precio de carne de cerdo, en canal, fue de 45.68 pesos por kilogramo, que refiere decremento de 1.9% respecto a septiembre de 2019, cuando se cotizó en 46.58 pesos por kilogramo.

    Fuente: SIAP 20 de noviembre de 2020

    Viernes, 20 de noviembre de 2020

    Coneval Presenta Información Referente al Índice de la
    Tendencia Laboral de la Pobreza y la Pobreza Laboral

    Cifras durante el tercer trimestre de 2020

  • El CONEVAL presenta los resultados del ITLP del tercer trimestre 2020 con información de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo Nueva Edición (ENOEN).

  • Un total de 12 entidades federativas mantuvieron niveles de pobreza laboral por encima del 45% en julio, agosto y septiembre (Chiapas, Ciudad de México, Guerrero, Hidalgo, Morelos, Oaxaca, Puebla, Quintana Roo, San Luis Potosí, Tabasco, Tlaxcala y Veracruz).

    En el tercer trimestre la ENOEN alcanzó el 64% de la muestra trimestral de la ENOE, por lo que, aún no se alcanzan los niveles de respuesta previos al inicio de la pandemia originada por la enfermedad COVID-19. Adicionalmente, su muestra se conformó de un 79% de entrevistas cara a cara y un 21% de entrevistas telefónicas efectivas.

    El poder adquisitivo del ingreso laboral real per cápita tuvo una disminución de 6.7% entre el tercer trimestre de 2019 y el tercer trimestre de 2020, al pasar de $1,794.87 a $1,675.21. Asimismo, entre el primer trimestre de 2020, el último trimestre disponible con información de la ENOE, y el tercer trimestre de 2020, se observa una disminución de 12.3% en el ingreso laboral real per cápita. Este es el ingreso más bajo desde el cuarto trimestre de 2017, cuando se ubicó en $1,669.31. Este comportamiento contrasta con la tendencia creciente en el ingreso de los últimos años.

    En este sentido, durante el tercer trimestre de 2020, también se observó un aumento del Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) respecto al registrado en el mismo periodo del año anterior, la inflación promedio anual se ubicó en 3.9%, mayor a lo reportado en el tercer trimestre de 2019 que fue de 3.3%. Este comportamiento en el nivel de precios puede deberse en parte al incremento en los precios de las mercancías, de las frutas y las verduras, así como de los energéticos.

    Las líneas de pobreza extrema por ingresos (valor monetario de la canasta alimentaria) aumentaron anualmente 6.2% en zonas urbanas y 7.4% en zonas rurales, ambas variaciones mayores a la inflación anual de 3.9% y a las observadas en el mismo periodo del año anterior.

    Del primer al tercer trimestre de 2020, se observa que el valor monetario de la línea de pobreza extrema por ingresos urbana presentó un aumento de 2.2%, mientras que para el ámbito rural fue de 2.8%. Este comportamiento en las líneas de pobreza, así como la reducción del ingreso, explica parte de la disminución en el poder adquisitivo de los hogares, similares a los dos últimos trimestres de 2017.

    El porcentaje de la población con un ingreso laboral inferior al costo de la canasta alimentaria aumentó al pasar de 38.5% en el tercer trimestre de 2019 a 44.5% en el tercer trimestre de 2020.

    Entre el tercer trimestre de 2019 y el tercer trimestre de 2020, se observó una ampliación en la brecha del ingreso laboral per cápita entre la población de menores y mayores ingresos laborales. Durante el tercer trimestre de 2019, el ingreso laboral promedio del 20.0% de la población con mayores ingresos laborales per cápita (quinto quintil) representó 34.3 veces el ingreso del 20.0% de la población con menor ingreso laboral (primer quintil); mientras que para el mismo periodo de 2020 representó 146.3 veces.

    La masa salarial (monto de las remuneraciones totales de los ocupados) disminuyó 5.8% entre el tercer trimestre de 2019 y el mismo periodo de 2020, al pasar de $203,095.15 a $191,217.58 millones de pesos. De igual modo, entre el primer y el tercer trimestre de 2020 la masa salarial disminuyó 12.4%, dado que en el primer trimestre de este año se ubicó en $218,345.97 millones de pesos. La disminución de la masa salarial se da ante una reducción en el ingreso laboral real de los trabajadores y una disminución en el número de ocupados, durante este periodo.

    Fuente: CONEVAL 20 noviembre de 2020

  • Viernes, 20 de noviembre de 2020

    Las mujeres, especialmente afectadas por el
    impacto de la COVID-19 en el sector de la confección

  • Un fuerte aumento de despidos de trabajadores a causa de la pandemia, junto a las prácticas existentes de discriminación en el trabajo y a la distribución desigual de la carga de cuidado, han afectado de manera desproporcionada a las trabajadoras de la confección.

    En la industria de la confección, el impacto de la COVID-19 sobre las mujeres se ha agravado debido a prácticas subyacentes como la discriminación y el acoso, la falta de representación de las mujeres, la disparidad de los salarios, así como la distribución desigual de las tareas de cuidado no remuneradas y de las responsabilidades familiares, según una nueva nota informativa de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

    Titulada Gendered impacts of COVID-19 on the garment sector (Impacto de género de la COVID-19 en el sector de la confección), la nota informativa tiene el objetivo de sensibilizar sobre la dimensión de género de la pandemia y de determinar de que manera afecta la COVID-19 a las trabajadoras y los trabajadores del sector de la confección.

    “Las mujeres representan aproximadamente 80 por ciento de la fuerza de trabajo del sector de la confección, por lo tanta ellas se ven afectadas de manera desproporcionada por las numerosas consecuencias de la pandemia de COVID-19. Sin embargo, las mujeres también sufren otros efectos debido a los desafíos que tienen que enfrentar en el lugar de trabajo, así como las expectativas en relación a sus obligaciones en el hogar”.

    Un estudio reciente de la OIT puso de manifiesto que las importaciones realizadas por los principales países compradores a los países exportadores en el sector de la confección en Asia disminuyeron de 70 por ciento en el primer semestre de 2020, como consecuencia de la COVID-19. Esto ha causado un fuerte incremento de los despidos de los trabajadores ya que las fábricas que reanudaron sus actividades con frecuencia operan con una capacidad mano de obra reducida. Se estima que, en 2019, la región de Asia y el Pacífico empleaba a 65 millones de trabajadores del sector de la confección, lo cual representaba 75 por ciento de todos los trabajadores de la confección a nivel mundial.

    La nota informativa pone de manifiesto las repercusiones a corto, mediano y largo plazo de la crisis sobre las trabajadoras. Contiene además una serie de recomendaciones para ayudar a construir una industria más justa y resiliente y garantizar una mayor igualdad de género.

    Las recomendaciones prestan especial atención a las prácticas de cierre y reducción de personal, así como a las obligaciones desproporcionadas de cuidado no remunerado de las mujeres, de manera que puedan regresar al trabajo una vez que las fábricas reanuden sus actividades. Los esfuerzos para hacer frente a la pandemia de COVID-19 deben tener en cuenta la manera específica en que las mujeres y los hombres sufren las repercusiones del coronavirus en el trabajo, en el hogar y en sus comunidades. Se destaca además la importancia de intensificar los esfuerzos para luchar contra la violencia y el acoso en el lugar de trabajo, en vista de los nuevos datos que muestran que la COVID-19 ha aumentado el riesgo de la violencia de género. La necesidad de asegurar la voz, la representación y el liderazgo de las mujeres en el diálogo y la toma de decisiones también es considerada esencial a fin de garantizar una recuperación plena y equitativa de la pandemia.

    “Es fundamental que los gobiernos, las empresas y otras partes interesadas comprendan las repercusiones pluridimensionales de la pandemia de COVID-19 sobre las trabajadoras y los trabajadores, y elaboren políticas que faciliten una recuperación inteligente, sostenible y sensible a las cuestiones de género. De otra manera, la crisis generada por la COVID-19 amenaza con exacerbar las desigualdades preexistentes y comprometer la sostenibilidad social y económica del sector de la confección.

    Fuente: OIT 20 de noviembre de 2020

  • Viernes, 20 de noviembre de 2020

    Nace un nuevo grupo para combatir la resistencia
    antimicrobiana, una de las amenazas más urgentes para la salud

  • Los máximos responsables de tres organismos especializados de la ONU presentaron en Ginebra un nuevo grupo de líderes mundiales sobre la resistencia a los antimicrobianos. Los últimos reportes de la Organización Mundial de la Salud indican que el mundo se está quedando sin tratamientos eficaces para varias infecciones comunes.

    La asociación se creó en respuesta a una recomendación del Grupo Interinstitucional de Coordinación sobre la Resistencia a los Antimicrobianos y con el apoyo del Secretario General de las Naciones Unidas.

    Los directores generales calificaron el rápido aumento de la resistencia a los antimicrobianos “como una de las amenazas más urgentes del mundo para la salud humana, animal, vegetal y ambiental, que pone en peligro la seguridad alimentaria, el comercio internacional y el desarrollo económico y socava el progreso hacia los Objetivos de Desarrollo Sostenible”.

    Además de estas graves consecuencias, la resistencia también provoca un aumento de los costos de la atención de salud, los ingresos hospitalarios, el fracaso del tratamiento, las enfermedades graves y la muerte.

    Los últimos informes de la Organización Mundial de la Salud muestran que el mundo se está quedando sin tratamientos eficaces para varias infecciones comunes, por ello su director general, el doctor Tedros, calificó a la resistencia a los antimicrobianos como “uno de los mayores desafíos sanitarios de nuestro tiempo”, y no podemos dejar que nuestros hijos lo resuelvan

    El uso indebido y excesivo de los antimicrobianos, como los antibióticos, en los seres humanos, los animales y la agricultura son los principales impulsores de la farmacorresistencia.

    “Se requiere una acción colectiva para hacer frente a la amenaza de la resistencia a los antimicrobianos, a través de los diferentes sectores económicos y las fronteras de los países”.

    Por ello, una de las principales misiones del grupo será proporcionar el liderazgo político necesario para abordar este crítico desafío mundial.

    Otros de sus cometidos serán priorizar las mejores prácticas para abordar la resistencia a los antimicrobianos a nivel mundial, regional y nacional, y asesorar y abogar por el desarrollo y la aplicación de políticas y legislación que regule la importación, la fabricación, la distribución y el uso de medicamentos antimicrobianos de calidad en todos los sectores.

    Fuente: ONU 20 de noviembre de 2020

  • Jueves, 19 de noviembre de 2020

     

    Las infecciones farmacorresistentes amenazan
    con convertirse en la próxima pandemia

  • Semana mundial de concienciación sobre el uso de los antimicrobianos 2020: la FAO presenta recomendaciones para frenar la propagación de superbacterias peligrosas

    Debido a que la resistencia a los antimicrobianos (RAM) aumenta drásticamente y amenaza con transformarse en la próxima pandemia, lo que podría tener graves consecuencias para la salud, los sistemas agroalimentarios y las economías a escala mundial, la FAO insta a los agentes de todos los sectores, desde los agricultores hasta los cocineros, pasando por los productores y los consumidores, a acelerar los esfuerzos para evitar la propagación de los microbios farmacorresistentes.

    En esta Semana mundial de concienciación sobre el uso de los antimicrobianos (18-24 de noviembre), la Organización destaca que todos tenemos un papel que desempeñar para combatir la RAM, incluidos los actores de los sectores de la alimentación y la agricultura, y presenta recomendaciones para frenar la propagación de la RAM.

    La RAM es la capacidad de los microbios de subsistir o crecer en presencia de medicamentos que tienen como objetivo inhibirlos o matarlos. El proceso se acelera con el uso de antimicrobianos diseñados para matar patógenos no deseados en los seres humanos, los animales y los cultivos. En particular, el uso de antimicrobianos en la salud humana y animal está aumentando la resistencia.

    Actualmente, al menos 700 000 personas mueren cada año a causa de enfermedades resistentes a los fármacos. Cada vez son más las enfermedades comunes, como las infecciones de las vías respiratorias, las infecciones de transmisión sexual y las infecciones del tracto urinario, que resultan difíciles de tratar. La resistencia a los medicamentos también amenaza cada vez más nuestros sistemas agroalimentarios y la seguridad alimentaria mundial.

    “Al igual que la pandemia de la COVID-19, la RAM ya no es una amenaza futura. Está sucediendo aquí y ahora, y nos está afectando a todos”, señaló la Directora General Adjunta. “En todo el mundo, personas, animales y plantas ya están muriendo a causa de infecciones que no pueden tratarse, ni siquiera con nuestros tratamientos antimicrobianos más fuertes. Si no se controla la RAM, la próxima pandemia que enfrentemos podría ser bacteriana y mucho más mortal si los medicamentos necesarios para tratarla no funcionan”.

    La labor de la FAO en materia de RAM se lleva a cabo en coordinación con la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) adoptando el enfoque “Una salud”.

    Los sectores de la alimentación y la agricultura deben desempeñar un papel decisivo en la lucha contra la RAM. En muchas partes del mundo, el uso de antimicrobianos es mayor en los animales que en los seres humanos y aumenta con rapidez a medida que crecen nuestras poblaciones y se incrementa la demanda mundial de alimentos.

    La propagación de la RAM es más rápida que la capacidad de los científicos para desarrollar nuevos antimicrobianos y está amenazando los sistemas alimentarios, la seguridad alimentaria, la inocuidad alimentaria, los sistemas de asistencia sanitaria y las economías de todo el mundo. Nuestra única solución es adoptar medidas estratégicas para que los antimicrobianos que tenemos sigan siendo efectivos. No es demasiado tarde, pero se acaba el tiempo para impedir que empeore esta devastación, advirtió hoy la FAO.

    El 23 de noviembre, el organismo de las Naciones Unidas pondrá en marcha una nueva comunidad de profesionales dedicados al cambio de comportamiento con miras a formular soluciones que faciliten el uso apropiado de los antimicrobianos y la prevención eficaz de enfermedades. Al combinar una gran cantidad de aportaciones de agricultores y otros actores de la cadena alimentaria, veterinarios, epidemiólogos, expertos en RAM y científicos del comportamiento, esta comunidad de práctica colaborará para fomentar comportamientos tanto en el plano de las políticas como en el de las explotaciones a fin de ayudar a ralentizar la propagación de la RAM.

    Las actividades e iniciativas de la Semana mundial de concienciación sobre el uso de los antimicrobianos se llevarán a cabo en todo el mundo y comprenderán una conversación en Twitter el 21 de noviembre sobre la Semana mundial en África titulada “¿Cómo podemos aumentar la concienciación acerca de la RAM en África?” y un acto de InfoPoint en Bruselas el 24 de noviembre dirigido a los responsables de formular políticas y el público en general con objeto de aumentar la conciencia sobre la urgencia de abordar la RAM, y Filipinas auspiciará una cumbre sobre la RAM en el marco del enfoque “Una salud” y una serie de seminarios web a lo largo de la semana.

     

    Fuente: FAO 18 de noviembre de 2020

  • Miércoles, 18 de noviembre de 2020

    ¿Cómo puede contribuir la acuicultura a acabar con el hambre?

  • El imparable crecimiento de habitantes en el planeta, con una previsión de 9700 millones de personas para el año 2050, afectará a la humanidad en muchos factores, pero uno de ellos tendrá una especial relevancia para nuestra subsistencia: la producción de alimentos.

    Según la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), en 2018 la acuicultura alcanzó un récord productivo histórico de 114,5 millones de toneladas.

    Así, los países asiáticos lideran la gran mayoría de la producción de pescado en piscifactorías con un 90% durante los dos últimos decenios. Además, la acuicultura se ha convertido en la principal fuente de pescado disponible para el consumo humano desde el año 2016.

    La FAO advirtió en su informe mundial 2020 sobre pesca y acuicultura que el deterioro de las reservas pesqueras y la captura excesiva de peces en su hábitat natural se ha convertido en un problema permanente. Un 30% de especies no se encuentra dentro de unos niveles biológicamente sostenibles y alrededor del 60% están cerca de alcanzar un nivel similar.

    Por ello, el organismo de la ONU prevé que durante los próximos años la acuicultura seguirá dominando el mercado de los alimentos de origen marino y que, mediante una gestión sostenible, podría tener un efecto transformador en la forma en que alimentamos a la población mundial.

    La Plataforma de Acción Empresarial Oceánica Sostenible del Pacto Mundial de las Naciones Unidas promueve el Objetivo de Desarrollo Sostenible número 2, que busca acabar con el hambre en el mundo, mediante el fomento de la producción de alimentos marinos sostenibles.

    También trabaja para lograr las metas asociadas al Objetivo número 14, que busca el uso sostenible de mares, océanos y recursos marinos, fomentando la gestión eficaz de los océanos y las normas para reducir la pesca excesiva, la contaminación marítima y la acidificación de los océanos.

    Dado que los productos marítimos generan una huella de carbono relativamente baja en comparación con la agricultura terrestre, la acuicultura desempeña un papel positivo en el cumplimiento del Objetivo número 13 que conlleva la adopción de medidas urgentes para combatir el cambio climático y sus repercusiones.

    El Pacto Mundial de las Naciones Unidas, busca que las empresas se adhieran a los principios universales en materia de derechos humanos, trabajo, medio ambiente y lucha contra la corrupción, y que adopten medidas que promuevan los objetivos sociales.

    Fuente: ONU 18 de noviembre de 2020

  • Martes, 17 de noviembre de 2020

    México se enfila a su sexto año
    al hilo con superávit alimentario

  • El monto es 38.4% superior al observado entre enero y septiembre del 2019; coincidieron un importante dinamismo exportador y la debilidad de las importaciones.

    De enero a septiembre del 2020 el superávit de la balanza agroalimentaria de México creció 38.4% y tocó un nivel récord de 9,702 millones de dólares, de acuerdo con datos del Banco de México.

    El saldo a favor de México se consiguió gracias a un mayor dinamismo de las exportaciones, pero también a la debilidad de las importaciones. Las ventas externas de productos alimenticios mexicanos crecieron 3.9% a 29,323 millones de dólares, mientras que las compras de productos importados cayeron 7.5% a 19,621 millones de dólares.

    El comercio total de productos agroalimentarios entre México y el resto del mundo ascendió así a 48,944 millones de dólares, de los cuales el 60% corresponden a las ventas realizadas por nuestro país.

    De acuerdo con la última estimación oportuna del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), en el tercer trimestre el PIB del sector primario (agricultura, ganadería, silvicultura y pesca) creció 7.4% anual, mientras que el del sector secundario se contrajo 8.9% y el del sector servicios lo hizo 8.8 por ciento.

    El sector agroalimentario aportó 10% del total de exportaciones del país entre enero y septiembre de este año, que ascendieron a 294,242 millones de dólares (14.4% menos respecto a la cifra del mismo período del 2019).

    En materia de comercio exterior, el 2020 será el sexto año consecutivo en el que México tenga un superávit en su balanza agroalimentaria. Antes del 2015, el país había registrado un déficit comercial agroalimentario crónico, con saldos negativos ininterrumpidos desde 1993 –año más antiguo con información homologada disponible.

    Tan solo en lo que corresponde al subsector agropecuario, las ventas externas registraron un valor de 13,862 millones de dólares, cifra superior en 5.33% respecto del año previo, con un saldo a favor en su balanza comercial por 4,608 millones de dólares, lo que significa un aumento anual de 35.2 por ciento.

    Con respecto a las exportaciones agroindustriales, éstas subieron 2.7% a 15,461 millones de dólares, mientras que el superávit en este rubro se expandió 41.1% a 5,094 millones de dólares.

    Los productos con mayor demanda internacional fueron cerveza, con ventas por 3,365 millones de dólares; aguacate (2,290 millones de dólares); tomate (1,931 millones); tequila y mezcal (1,710 millones); productos de panadería, (1,084 millones); pimiento (1,060 millones); fresa y frambuesa (953 millones); azúcar (680 millones); y carne de porcino (680 millones de dólares), entre los más importantes.

    Fuente:EL ECONOMISTA 17 de noviembre de 2020

  • Martes, 17 de noviembre de 2020

    Rebasa superávit agroalimentario los nueve mil
    700 millones de dólares al 3er trimestre de 2020

  • Las exportaciones agroalimentarias alcanzaron los 29 mil 323 millones de dólares, de las cuales, 13 mil 862 millones de dólares corresponden al ámbito agropecuario y 15 mil 461 millones de dólares al agroindustrial.

    El superávit de la balanza comercial de productos agroalimentarios de México con el mundo alcanzó entre enero y septiembre de 2020 los nueve mil 702 millones de dólares, lo que representó un incremento a tasa anual de 38.4 por ciento, informó la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural.

    Este saldo comercial favorable supera en casi mil millones de dólares al registrado durante todo 2019, el cual se ubicó en ocho mil 824 millones de dólares, y superior en dos mil 690 millones de dólares al registrado de enero a septiembre de 2019.

    De acuerdo con estadísticas del Banco de México, el comercio total de productos agroalimentarios entre México y el resto de las naciones ascendió a 48 mil 944 millones de dólares, de los cuales el 60 por ciento corresponden a las ventas realizadas por nuestro país.

    En este periodo (enero–septiembre), las exportaciones agroalimentarias alcanzaron los 29 mil 323 millones de dólares, lo que representó un crecimiento de 3.9 por ciento, con relación a lo obtenido en el lapso homólogo anterior.

    Tan solo en lo que corresponde al ámbito agropecuario, las ventas registraron un valor de 13 mil 862 millones de dólares, equivalente a un incremento anual de 5.33 por ciento, con un saldo a favor en su balanza comercial por cuatro mil 608 millones de dólares, lo que significa un aumento de 35.2 por ciento en comparación con igual periodo de 2019.

    Respecto a las exportaciones agroindustriales, éstas alcanzaron los 15 mil 461 millones de dólares, un incremento anualizado de 2.7 por ciento, así como un superávit en su balanza comercial por cinco mil 094 millones de dólares, superior en 41.4 por ciento con relación a lo reportado en entre enero y septiembre del año previo.

    Por su parte, las importaciones de bienes agroalimentarios presentaron una reducción de -7.46 por ciento en el acumulado al cierre del tercer semestre del año, con un valor total de 19 mil 621 millones de dólares.

    Los productos con mayor demanda internacional fueron cerveza, con ventas por tres mil 365 millones de dólares; aguacate, dos mil 290 millones de dólares; tomate (jitomate), mil 931 millones de dólares; tequila y mezcal, mil 710 millones de dólares; productos de panadería, mil 084 millones de dólares; pimiento, mil 060 millones de dólares; fresa y frambuesa, 953 millones de dólares; azúcar, 680 millones de dólares, y carne de porcino, 680 millones de dólares, entre otros.

    En lo que corresponde a los productos con mayores incrementos anuales en su demanda se encuentran, habas de soya, 212.6 por ciento; cacao en grano, 68.3 por ciento; cebolla y ajo, 48.9 por ciento; leche concentrada, 40.6 por ciento; carne de porcino, 38.3 por ciento; café sin tostar, 32 por ciento; carne de bovino, 25.1 por ciento, y tomate (jitomate), 22.4 por ciento.

    Cabe señalar que el sector agroalimentario aportó el 10 por ciento del total de exportaciones realizadas entre enero y septiembre de este año por el país.

    Fuente: SAGARPA 16 de noviembre de 2020

  • Viernes, 13 de noviembre de 2020

    Reporte mensual de la Balanza
    Comercial Agroalimentaria de México

    Cifras durante septiembre de 2020

    El origen de la información se basa en la estadística de la balanza de productos agropecuarios y balanza de productos agropecuarios, pesqueros y agroindustriales que integra y difunde el Grupo de Trabajo de Estadísticas de Comercio Exterior, conformado por el Banco de México, INEGI y SAT y la Secretaría de Economía.

    Por sexto año consecutivo al mes de septiembre de 2020, la Balanza Comercial Agropecuaria y Agroindustrial tiene superávit, fue de 9,702 millones de dólares (MDD).

    El saldo positivo en los nueve primeros meses de 2020 se incrementó 38.4% (2,690 MDD), en comparación con el similar de 2019, debido al aumento de las exportaciones en 3.9% (1,108 MDD), mientras que las importaciones disminuyeron en 7.5% (1,582 MDD).

    La dinámica que presentan las exportaciones de bienes agroalimentarios y el nivel alcanzado permitió al país obtener divisas que superan a las conseguidas por:

  • Venta de productos petroleros 116,702 MDD (132.3%) y
  • Turismo extranjero en 21,182 MDD (260.2%)

    En contra parte, las exportaciones agroalimentarias son superadas por:

  • Remesas en 641 MDD (2.1%)

    A septiembre 2020, la Balanza Comercial No Petrolera cerró con un superávit de 29,263 MDD.

  • El impacto del saldo de la Balanza Manufacturera en el saldo de la Balanza No Petrolera es positivo; tiene un superávit de 21,248 MDD, el cual contribuye con 72.6%.
  • Mientras que el impacto del superávit de la Balanza Agropecuaria y Pesquera (4,608 MDD) contribuye de manera positiva con 15.7% al superávit de la Balanza No Petrolera.

    Comportamiento de la balanza agroalimentaria, enero a septiembre 2020

    Balanza Agropecuaria y Agroindustrial: superávit de 9,702 MDD.
    Las mercancías que contribuyen significativamente al superávit de la balanza agroalimentaria de México por sus saldos positivos son:

    Balanza de bienes agrícolas:

    En los primeros nueve meses de 2020, el superávit fue de 4,679 MDD, este saldo es resultado de exportaciones 60.0% mayores a las importaciones. Éstas se incrementaron 6.1% (715 MDD), en relación con el mismo periodo de 2019, mientras que las importaciones disminuyeron en 3.1% (253 MDD).

    Balanza de bienes agroindustriales:

    De enero a septiembre de 2020, se registra un superávit de 5,094 MDD, periodo en el que las exportaciones fueron 49.1% mayores a las importaciones, resultado del incremento de las exportaciones en 407 MDD, es decir, 2.7%, respecto del similar de 2019, en cambio las importaciones bajaron 1,083 MDD (9.5%).

    Balanza de bienes pesqueros:

    A septiembre de 2020, se presenta un superávit de 189 MDD, debido a que lo exportado es 52.2% mayor respecto de lo importado. Las ventas al exterior disminuyeron en 17.2% (115 MDD), mientras que las compras en 24.6% (118 MDD).

    Fuente: SIAP 13 de noviembre de 2020

  • Jueves, 12 de noviembre de 2020

     

    Los países en desarrollo mantienen a
    flote el comercio mundial de alimentos

  • El informe Perspectivas alimentarias de la FAO evalúa las tendencias de producción y mercado de los principales productos básicos durante la pandemia de la COVID-19 y señala tiempos difíciles para las cadenas de valor del pescado y la fruta.

    El comercio mundial de productos alimentarios se ha mostrado especialmente resiliente durante la pandemia; los países en desarrollo incluso han logrado aumentar los ingresos procedentes de las exportaciones, según un nuevo informe publicado hoy por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

    Los datos disponibles hasta junio indican una gran, aunque no completa, resiliencia de los mercados mundiales de alimentos a las perturbaciones provocadas por la pandemia de la enfermedad por coronavirus (COVID-19), según explica el informe semestral Perspectivas alimentarias en un artículo especial sobre las recientes tendencias en la facturación de las importaciones de alimentos y las ganancias por exportación.

    El análisis revela que los países en desarrollo han demostrado una notable “vivacidad” para mantener a flote los flujos del comercio mundial de alimentos. Sus ganancias por exportaciones en el primer semestre de 2020 aumentaron un 4,6 % en comparación con el mismo período del año anterior, mientras que las de los países desarrollados disminuyeron. Esto se explica en parte por una caída más acusada experimentada por las bebidas, el pescado y la carne, cuya demanda se ve más afectada por la disminución de ingresos de los hogares desencadenada por la contracción de la economía mundial.

    En el mismo período, las importaciones mundiales de bebidas experimentaron una caída de más del 12 % y los productos pesqueros registraron un descenso de más del 10 %, mientras que el valor del comercio de aceites animales y vegetales y de semillas oleaginosas aumentó, en ambos casos, un 10 %. El informe ofrece una rica serie de gráficos, datos y análisis de tendencias desglosados por grupo de alimentos y región.

    Se prevé que la producción mundial de semillas oleaginosas y productos derivados de 2020/21 alcance un nuevo récord en las campañas de 2020/21, mientras que la creciente demanda apunta a un tensionamiento de los mercados.

    Se observa un repunte en la producción mundial de azúcar en 2020, si bien a un ritmo inferior al del crecimiento del consumo, que dependerá de que se sigan o no imponiendo medidas de confinamiento relacionadas con la COVID-19.

    La producción mundial de carne en 2020 se espera que disminuya por segundo año consecutivo, en medio de unas perspectivas de moderación del comercio y la demanda.

    Se prevé, asimismo, un aumento de la producción láctea mundial en 2020, impulsada por los monzones favorables y la resiliencia de las redes de cooperativas municipales en la recogida de leche en medio de obstáculos logísticos en la India, así como la asistencia para la estabilización por parte de los gobiernos en la Unión Europea y los Estados Unidos de América.

    En cuanto al sector pesquero, que, como se señaló anteriormente, experimentó una gran caída en el flujo de comercio, se prevé un descenso de la producción en 2020 como consecuencia de la repercusión de la pandemia en la demanda, la logística, los precios, la mano de obra y la planificación de la actividad. La producción de la pesca de captura experimentará probablemente un ligero descenso, mientras que la producción de la acuicultura disminuirá previsiblemente por primera vez en muchos años. El informe señala que la incidencia de la pandemia en el mercado del pescado -especialmente la caída en la demanda de pescado fresco debido a la renuencia a acudir a los mercados y restaurantes- ha ocasionado cambios de largo alcance que probablemente perdurarán en el largo plazo y promoverán la innovación en los productos, cadenas de valor más cortas y nuevos canales de distribución.

    La pandemia de la COVID-19 ha sacudido la cadena de valor de las frutas tropicales, especialmente la de los productos más perecederos, que requieren una manipulación más intensiva en mano de obra y un transporte rápido, y a menudo aéreo, y tienen costos relativamente elevados.

    El comercio mundial de piña, mango y papaya ha descendido, a veces a un ritmo de dos dígitos.

    Los plátanos y los aguacates, en cambio, han mostrado cierta resiliencia, presentando ambos un crecimiento de las exportaciones, aunque sus cadenas de valor se han visto afectadas por cepas críticas, especialmente en el caso de pequeños productores que afrontan unos precios elevados de los fertilizantes y plaguicidas y han sufridos cancelaciones de pedidos.

    La demanda de plátanos se ha visto beneficiada por la percepción de su seguridad sanitaria, su comodidad y una oferta récord procedente de Ecuador, así como una recuperación de la producción en Costa Rica.

    Asimismo, las importaciones de aguacate han aumentado a escala mundial, ya que la menor oferta estacional procedente de México y la rotunda caída de las compras en los Estados Unidos se han visto más que compensadas por una fuerte demanda de la Unión Europea y una oferta significativamente superior procedente de Colombia, Kenya y Perú.

     

    Fuente: FAO 12 de noviembre de 2020

  • Jueves, 12 de noviembre de 2020

    Valor de la canasta alimentaria octubre de 2020

    El valor de la Línea de Pobreza Extrema por Ingresos (canasta alimentaria) urbana pasó de $1,561.59 (octubre de 2019) a $1,681.61 (octubre de 2020), incrementó 7.7%, mientras que el valor de la Línea de Pobreza Extrema por Ingresos (canasta alimentaria) rural pasó de $1,105.80 (octubre de 2019) a $1,212.33 (octubre de 2020), incrementó 9.6%.

    Respecto a la variación mensual, el valor de la Línea de Pobreza Extrema por Ingresos (canasta alimentaria) urbana pasó de $1,671.38 (septiembre de 2020) a $1,681.61 (octubre de 2020), incrementó 0.6%, el valor de la Línea de Pobreza Extrema por Ingresos (canasta alimentaria) rural pasó de $1,202.05 (septiembre de 2020) a $1,212.33 (octubre de 2020), incrementó 0.9%.

    Fuente: CONEVAL 11 noviembre de 2020

    Jueves, 12 de noviembre de 2020

    Campo mexicano libre de la mosca del Mediterráneo

  • Las plagas son una de las principales amenazas para el campo y la agricultura. Controlarlas y erradicarlas beneficia la economía y la salud pública

    La mosca del mediterráneo es una de las plagas no nativas de más alto poder destructivo de la hortofruticultura. Científicamente conocida como ceratitis capitata, esta especie es originaria de la costa occidental de África, desde ahí se extendió a zonas con climas templados y tropicales de los dos hemisferios.

    Esta mosca ataca a más de 250 especies entre frutas y hortalizas, causando daño directo cuando las larvas emergen de los huevos y comienzan a alimentarse, generando pérdidas o destrucción de los mismos. En México, las especies potenciales de ser atacadas por esta plaga son el café, chabacano, chicozapote, guayaba, pera, naranja dulce, naranja agria, mango, mandarina, guanábana, toronja manzana, durazno, papaya, entre otros.

    Para evitar que esta plaga afecte a estos cultivos, en nuestro país se produce por cría masiva un aproximado de 500 millones de pupas de moscas machos estériles semanalmente. Éstos son liberados en la franja fronteriza de México con Guatemala y compiten con los machos silvestres por las cópulas con hembras silvestres, logrando así disminuir paulatinamente la población de esta plaga hasta su erradicación. La Planta de Cría y Esteralización Moscamed, perteneciente al Senasica, está ubicada en Metapa de Dominguez, Chiapas y es la responsable de esta producción.

    Además de la liberación de moscas estériles en áreas de riesgo, el Senasica aplica métodos de control químico, mecánico y biológico para lograr la erradicación de la plaga, por ejemplo, el uso de aspersiones terrestres y aéreas, recolecta y destrucción de los frutos en el área de cuarentena.Con apoyo de la Secretaría de Agricultura, el Senasica y el Gobierno de Chiapas, a través de los organismos auxiliares de Sanidad Vegetal, se instalaron 13 Puntos de Verificación Interna (PVI) para el confinamiento de la plaga, en los cuales se verifica que todos los embarques comerciales de frutos estén acompañados del Certificado Fitosanitario de Movilización Nacional, para la Importación o Exportación, según corresponda.

    México está libre de esta plaga desde 1982, ratificado oficialmente el 30 de Octubre de 2014 en el Diario Oficial de la Federación, lo que ha permitido a los productores mexicanos comercializar sus productos a otros países por más de 30 años.

    Fuente: SAGARPA 11 de noviembre de 2020

  • Lunes, 9 de noviembre de 2020

    Índice Nacional de Precios Productor

    Cifras durante octubre de 2020

    El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) informa que en el décimo mes de 2020 el Índice Nacional de Precios Productor (INPP) Total, incluyendo petróleo, registró una caída de (-)0.02% frente al mes precedente y un alza de 4.29% a tasa anual. En igual mes de 2019 descendió (-)0.50% mensual y aumentó 0.70% anual.

    Por grupos de actividades económicas, los precios de las Actividades Primarias crecieron 0.41% y los de las Actividades Terciarias 0.17%, en tanto que los de las Actividades Secundarias disminuyeron (-)0.16% a tasa mensual.

    El Índice de Mercancías y Servicios de Uso Intermedio, incluyendo petróleo, mostró a tasa mensual una reducción de (-)0.22%, mientras que se incrementó 3.25% a tasa anual.

    Por su parte, el Índice de Mercancías y Servicios Finales, incluyendo petróleo, presentó un alza mensual de 0.06% y anual de 4.69% en octubre de este año.

    Fuente: INEGI 09 de noviembre de 2020

    Jueves, 5 de noviembre de 2020

     

    Los precios mundiales de
    los alimentos siguieron subiendo en octubre

  • La FAO rebaja su pronóstico sobre la producción mundial de cereales, pero se sigue previendo que la producción de este año alcance un máximo histórico.

    Los precios mundiales de los alimentos siguieron subiendo por quinto mes consecutivo en octubre, impulsados por los cereales, el azúcar, los productos lácteos y los aceites vegetales, según un nuevo informe de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

    El índice de precios de los alimentos de la FAO, que realiza un seguimiento de los precios internacionales de los productos alimenticios más comercializados, registró un promedio de 100,9 puntos en octubre de 2020, esto es, un 3,1 % más que en septiembre y un 6,0 % por encima de su valor de octubre de 2019.

    El índice de precios de los cereales de la FAO subió un 7,2 % respecto del mes anterior y se situó un 16,5 % por encima de su valor de octubre de 2019. El aumento se vio principalmente impulsado por los precios del trigo en un contexto caracterizado por la reducción de las disponibilidades de exportación, las difíciles condiciones de cultivo en la Argentina y la continuación del tiempo seco que está afectando a la siembra de trigo de invierno en Europa, América septentrional y la región del Mar Negro. Los precios del maíz, la cebada forrajera y el sorgo también siguieron experimentando una presión al alza en octubre, mientras que los del arroz disminuyeron.

    El índice de precios de los productos lácteos de la FAO subió un 2,2 % respecto de septiembre, principalmente por el queso, seguido de la leche desnatada en polvo, la leche entera en polvo y la mantequilla. El aumento de los precios en octubre reflejó una contracción del mercado en relación con las entregas a corto plazo, sustentada en la pujante demanda de importaciones de los mercados de Asia y Oriente Medio.

    El índice de precios del azúcar de la FAO se incrementó un 7,6 % respecto de septiembre, alza influenciada en gran medida por las perspectivas de una menor producción de azúcar en el Brasil y la India -los dos mayores países productores de azúcar del mundo.

    En su Nota informativa sobre la oferta y la demanda de cereales más reciente, la FAO redujo la producción mundial de cereales de 2020 por segundo mes consecutivo, en casi 13 millones de toneladas, sobre todo por las expectativas de una disminución de la producción mundial de cereales secundarios. Sin embargo, se sigue pronosticando una producción mundial de cereales sin precedentes, de 2 750 millones de toneladas, superior a la producción de 2019 en un 1,6 %.

    La reducción del pronóstico sobre la producción mundial de cereales secundarios refleja las menores expectativas acerca de la producción de maíz en la UE y Ucrania, mientras que las continuas condiciones meteorológicas adversas han reducido aún más las perspectivas de rendimiento.

    Las perspectivas sobre la cosecha de trigo de invierno en 2021, que ya se está sembrando en el hemisferio norte, son por lo general positivas, lo que refleja las expectativas de que aumenten las plantaciones en respuesta a los precios más elevados en varios de los principales países productores, especialmente en la UE.

    La FAO elevó ligeramente su estimación de la utilización mundial total de cereales en 2020/21 hasta los 2 745 millones de toneladas, lo que representaría un aumento del 1,9% respecto del nivel de 2019/20, a consecuencia principalmente de las revisiones al alza del consumo de trigo en la UE.

    Se considera que las reducciones este mes en los pronósticos sobre la producción mundial de maíz, trigo y arroz, unidas al aumento del ritmo de las exportaciones en respuesta a una fuerte demanda mundial de importaciones, tendrán como consecuencia una disminución de las existencias, especialmente entre los principales exportadores. La FAO ha rebajado su pronóstico sobre las existencias mundiales de cereales al final de las campañas en 2021 en 13,6 millones de toneladas desde octubre, hasta 876 millones de toneladas, con lo que su nivel es ahora inferior al récord de 2017/18. El coeficiente reservas-utilización de los cereales a escala mundial en 2020/21 resultante se sitúa en un 31,1 %, lo que sigue poniendo de relieve las perspectivas mundiales de un nivel relativamente desahogado de suministros en la nueva campaña.

    La FAO prevé un crecimiento del comercio mundial de cereales en 2020/21 del 3 % respecto del nivel de 2019/20, hasta 451 millones de toneladas, con incrementos pronosticados en relación con todos los cereales principales, impulsado por el aumento previsto del 4,7 % en el comercio mundial de cereales secundarios.

     

    Fuente: FAO 05 de noviembre de 2020

  • Jueves, 5 de noviembre de 2020

    El campo mexicano trabaja para todos

  • A pesar de la pandemia por Covid-19, México ha logrado mantener disponibilidad y la distribución de alimentos, gracias a la visión social implementada al campo y el énfasis en la seguridad alimentaria

    Los resultados que registra la producción primaria demuestran la resiliencia del sector agroalimentario,pues su comportamiento ha sido positivo, con un crecimiento de 2.7 por ciento al tercer trimestre del 2020, de tal forma que la balanza comercial agroalimentaria, se ha mantenido, con un superávit que, de enero a agosto, alcanzó ocho mil 839 millones de dólares, es decir, un incremento de 31 por ciento a tasa anual.

    Del mismo modo, la balanza agropecuaria y pesquera, en el mismo período, presentó alza en las exportaciones y reducción en las importaciones, lo que nos dio un saldo positivo de cuatro mil 384 millones de dólares.

    Te dejamos los resultados de los programas
    prioritarios en los primeros seis meses de este año:

    El programa Producción para el Bienestar ejerció nueve mil 492.7 millones de pesos, monto que representa un 86.3% del presupuesto total del Programa para 2020 y 21.4% más que lo erogado en el mismo periodo de 2019. La mayoría de estos recursos corresponden a apoyos canalizados directamente a un millón 984 mil 041 productores, de los que 83.9% (1,665,122) son de pequeña escala, con predios de hasta 5 hectáreas de temporal y 0.2 de riego.

    Con Fertilizantes para el Bienestar se ha contribuido al aumento de la producción de maíz, frijol y arroz, en los 81 municipios de Guerrero. Este año, se benefició a más de 340 mil productores con la entrega de 155.6 mil toneladas de fertilizante para cubrir 518 mil hectáreas de maíz, frijol y arroz.

    A través Seguridad Alimentaria Mexicana (Segalmex) se desarrollaron programas en apoyo a la economía campesina y a la autosuficiencia alimentaria, tales como el programa Precios de Garantía a maíz, frijol, trigo, arroz y leche, que, entre septiembre de 2019 y junio de 2020, tuvo una derrama económica de siete mil 300 millones de pesos para 97 mil 778 beneficiarios, permitió que su ingreso se elevara en 33.5% respecto del precio medio rural de sus productos. Estos agricultores cosecharon 1,848,167 toneladas de granos y produjeron 411.3 millones de litros de leche.

    Con la Canasta Básica, en su componente de abasto rural, que, de enero a junio de 2020, desplazó mensualmente 85 mil toneladas de alimentos y otros productos; 25 mil más que en igual periodo del año anterior. En el primer semestre del año se atendió a 5.5 millones de familias, equivalente a cerca de 25 millones de personas en prácticamente todo el país.

    Por su parte, de septiembre de 2019 a junio de 2020, a través del programa de Abasto Social de Leche se distribuyeron 673 millones de litros de leche, para apoyar a la población beneficiaria en 2,131 municipios del país.

    Mientras que, con el programa de Adquisición de Leche Nacional, se compró leche fresca a poco más de 5,500 productores nacionales, con una derrama económica del orden de los 4,858 millones de pesos.

    A través del Programa de Fomento a la Actividad Pesquera y Acuícola (BIENPESCA) que destinó un monto de alrededor de mil 350 millones de pesos, para más de 190 mil beneficiarios en 4,301 Unidades Económicas Pesqueras y Acuícolas, en 25 estados.

    Fuente: INEGI 05 de noviembre de 2020

  • Miércoles, 4 de noviembre de 2020

    Ejercicio presupuestal se traduce en
    apoyos directos para los productores

  • El presupuesto 2020, que modificado asciende a 44 mil 987.45 millones, se aplica en beneficio prioritario de los productores de pequeña y mediana escala, con honestidad y sin corrupción

    La dependencia federal no registra subejercicio presupuestal con relación al monto anual modificado de 44 mil 987.45 millones de pesos, toda vez que, al 30 de septiembre, el total aplicado (41 mil 236.63 millones de pesos) representa el 99.6 por ciento con respecto al programado para el periodo.

    Los resultados que registra la producción primaria demuestran la resiliencia del sector agroalimentario, toda vez que mientras la economía cayó 9.8 por ciento, su comportamiento fue más positivo, con crecimiento de 2.7 por ciento al tercer trimestre del 2020, año en el que se prevé que la producción de granos básicos se incremente en ocho por ciento respecto de 2019, y se aproxime a los 34 millones de toneladas.

    Nuestra balanza comercial agroalimentaria, se mantuvo favorable, con un superávit que de enero a agosto alcanzó ocho mil 839 millones de dólares, esto es, un incremento de 31 por ciento a tasa anual.

    La balanza agropecuaria y pesquera, en el mismo periodo, presentó alza en las exportaciones y reducción en las importaciones, lo que nos dio un saldo positivo de cuatro mil 384 millones de dólares.

    El programa Producción para el Bienestar ejerció nueve mil 492.7 millones de pesos, monto que representa un 86.3% del presupuesto total del Programa para 2020 y 21.4% más que lo erogado en el mismo periodo de 2019. La mayoría de estos recursos corresponden a apoyos canalizados directamente a un millón 984 mil 041 productores, de los que 83.9% (1,665,122) son de pequeña escala, con predios de hasta 5 hectáreas de temporal y 0.2 de riego.

    Para el cultivo de granos básicos se destinaron siete mil 361.1 millones de pesos; a la producción de caña de azúcar se destinaron 900 millones; y a la cosecha de café, 816 millones de pesos.

    A través Seguridad Alimentaria Mexicana (Segalmex) se desarrollaron programas en apoyo a la economía campesina y a la autosuficiencia alimentaria, tales como el programa Precios de Garantía a maíz, frijol, trigo, arroz y leche, que, entre septiembre de 2019 y junio de 2020, tuvo una derrama económica de siete mil 300 millones de pesos para 97 mil 778 beneficiarios, permitió que su ingreso se elevara en 33.5% respecto del precio medio rural de sus productos. Estos agricultores cosecharon 1,848,167 toneladas de granos y produjeron 411.3 millones de litros de leche.

    De septiembre de 2019 a junio de 2020, a través del programa de Abasto Social de Leche se distribuyeron 673 millones de litros de leche, para apoyar a la población beneficiaria en 2,131 municipios del país. Mientras que, con el programa de Adquisición de Leche Nacional, se compró leche fresca a poco más de 5,500 productores nacionales, con una derrama económica del orden de los 4,858 millones de pesos.

    Para privilegiar a quienes sufren en mayor medida la desigualdad, además de reconocer el destacado papel que desempeña la mujer rural, Agricultura ha destinado específicamente cinco mil 965 millones de pesos en este año a casi a un millón de beneficiarias.

    Fuente: INEGI 03 de noviembre de 2020

  • Martes, 3 de noviembre de 2020

    Indicadores de Expectativas Empresariales

    Cifras durante octubre de 2020

    El INEGI da a conocer las Expectativas Empresariales (EE) constituidas por la opinión del directivo empresarial, correspondientes a octubre del año en curso. Las EE se elaboran con los resultados de la Encuesta Mensual de Opinión Empresarial (EMOE), las cuales permiten conocer, casi inmediatamente después de terminado el mes de referencia, la opinión de los directivos sobre el comportamiento de variables relevantes de los sectores Industrias Manufactureras, Construcción, Comercio y de los Servicios Privados no Financieros.

    En su comparación mensual y con datos ajustados por estacionalidad, las Expectativas Empresariales en el sector Manufacturero sobre la Inversión en planta y equipo fueron superiores en 1.5 puntos, las de los Inventarios de productos terminados en 1.1 puntos y las de las Exportaciones en 1 punto durante octubre de 2020 con relación a septiembre pasado.

    Las EE en el sector de la Construcción sobre el Valor de las obras ejecutadas como subcontratista aumentaron 1 punto, las del Valor de las obras ejecutadas como contratista principal 0.4 puntos y tanto las del Total de contratos y subcontratos como las del Personal ocupado total permanecieron sin cambio durante el décimo mes de este año frente a las del mes inmediato anterior.

    En el sector Comercio, la apreciación sobre los Ingresos por consignación y/o comisión descendió (-)1.3 puntos, la de las Ventas netas (-)1 punto y la de los Inventarios de mercancías fue menor en (-)0.4 puntos en octubre del presente año respecto a un mes antes.

    Fuente: INEGI 03 de noviembre de 2020

    Martes, 3 de noviembre de 2020

    Indicador de Pedidos Manufactureros

    Cifras durante octubre de 2020

    El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) y el Banco de México dan a conocer el Indicador de Pedidos Manufactureros (IPM) de octubre de 2020. El IPM incorpora variables similares a las del PMI que elabora el Institute for Supply Management (ISM) en Estados Unidos.

    El IPM se construye con los resultados de la Encuesta Mensual de Opinión Empresarial (EMOE), mismos que permiten conocer casi inmediatamente después de terminado el mes de referencia las expectativas y la percepción de los directivos empresariales sobre el comportamiento del sector manufacturero en México.

    En octubre de este año, el IPM se ubicó en 50.7 puntos, al mostrar un incremento mensual desestacionalizado de 0.60 puntos. Con este resultado, dicho indicador se situó por tercer mes consecutivo sobre los 50 puntos, después de haber permanecido seis meses por debajo de dicho umbral. Con relación a sus componentes, se reportaron alzas mensuales con datos desestacionalizados en los rubros correspondientes a los pedidos esperados, a la producción esperada, al personal ocupado y a los inventarios de insumos, al tiempo que el relativo a la oportunidad en la entrega de insumos por parte de los proveedores descendió.

    Con cifras originales, en el décimo mes de 2020 el IPM aumentó 0.6 puntos en su comparación anual y se ubicó en 51.7 puntos. A su interior, cuatro de los cinco rubros que lo integran presentaron avances anuales, mientras que el restante disminuyó.