CEIEG.


Archivo de la categoría "Uncategorized"

Jueves, 30 de septiembre de 2021

Estadística de la Industria Minerometalúrgica

Cifras durante julio de 2019

Cifras desestacionalizadas

El índice de volumen físico (2013=100) de la Producción minerometalúrgica del país (referida a las actividades de extracción, beneficio, fundición y afinación de minerales metálicos y no metálicos) aumentó 2.7% en julio de 2021 frente al mes inmediato anterior, con base en cifras desestacionalizadas.

En su comparación anual, el índice observó un incremento de 1% respecto a igual mes del año pasado.

Cifras originales

La producción minerometalúrgica creció 0.8% durante el séptimo mes del año en curso con relación a la de igual mes de 2020; a su interior, avanzó la producción de zinc, oro, plomo y la de pellets de fierro. En contraste, se redujo la de coque, azufre, cobre, carbón no coquizable, yeso, plata y la de fluorita.

La Producción minera por entidad federativa (referida únicamente a las actividades de extracción y beneficio de minerales metálicos y no metálicos) mostró los siguientes resultados durante julio de 2021, de los principales metales y minerales.

Fuente: INEGI 30 de septiembre de 2021

Lunes, 27 de septiembre de 2021

Indicador Global de la Actividad Económica

Cifras durante julio de 2021

El INEGI informa que el Indicador Global de la Actividad Económica (IGAE) mostró un aumento de 0.5% en términos reales en el séptimo mes del año en curso respecto al mes previo, con cifras desestacionalizadas.

Por grandes grupos de actividades, las Primarias ascendieron 1.9%, las Secundarias crecieron 1.1% y las Terciarias lo hicieron en 0.3% durante julio de 2021 frente al mes precedente.

En términos anuales, el IGAE registró un avance real de 7.7% en el mes de referencia. Por grandes grupos de actividades, las Terciarias se incrementaron 8.4% y las Secundarias 8%, mientras que las actividades Primarias cayeron 1.1% con relación a igual mes de 2020.

Fuente: INEGI 27 de septiembre de 2021

Jueves, 9 de septiembre de 2021

Tasas de desempleo

  • La tasa de desempleo de la OCDE cae aún más al 6.2% en julio de 2021

    El área de la OCDE tasa de desempleo cayó a 6,2% en julio de 2021, de 6,4% en junio, 0,9 puntos porcentuales por encima de la tasa de pre-pandemia observado en febrero de 2020.

    Se necesita algún cuidado en la interpretación de la caída en el Tasa de desempleo del área de la OCDE en comparación con el pico de abril de 2020, ya que refleja en gran medida el regreso de los trabajadores despedidos temporalmente en los Estados Unidos y Canadá , donde se registran como desempleados.

    El número de trabajadores desempleados en el área de la OCDE se redujo en 1,6 millones en julio de 2021, alcanzando los 41,1 millones.

    En la zona del euro , la tasa de desempleo descendió hasta el 7,6% en julio de 2021, desde el 7,8% de junio, la tercera caída mensual consecutiva. Se observaron descensos en casi todos los países de la zona del euro, siendo el mayor en España , donde cayó 0,7 puntos porcentuales, hasta el 14,3%.

    Fuera de Europa, se registraron descensos de 0,3 puntos porcentuales o más en julio de 2021 en Australia (hasta el 4,6%), Canadá (hasta el 7,5%), Colombia (hasta el 13,7%), Corea (hasta el 3,3%) y los Estados Unidos (hasta el 5,4 %). %).

    La tasa de desempleo mostró pocos cambios en Israel (al 5.0%), Japón (al 2.8%) y México (al 4.2%). Los datos más recientes muestran que la tasa de desempleo disminuyó aún más en agosto de 2021 en los Estados Unidos , hasta el 5,2%, aunque la proporción en la fuerza laboral de personas desempleadas con despido temporal se mantuvo en general estable.

    Fuente: OECD 09 de septiembre de 2021

  • Martes, 31 de agosto de 2021

    Concluye, con crecimiento, producción
    de caña y azúcar de la zafra 2020/2021

  • La producción nacional de azúcar refinada alcanzó un millón 348 mil 267 toneladas; azúcar estándar, tres millones 410 mil 438 toneladas; azúcar blanco especial, 182 mil 721 toneladas, y la de azúcar mascabado fue de 35 mil 876 toneladas: Comité Nacional para el Desarrollo Sustentable de la Caña de Azúcar (Conadesuca).

    La Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural informó que en la semana 44 del ciclo azucarero con fecha de corte al 31 de julio se alcanzó una producción nacional de cinco millones 715 mil 448 toneladas de azúcar, lo que representa un aumento de 8.28 por ciento, con relación a la zafra 2019/2020, que registró cinco millones 278 mil 320 toneladas.

    De acuerdo con cifras del Comité Nacional para el Desarrollo Sustentable de la Caña de Azúcar (Conadesuca), el 28 de julio de 2021 concluyó la molienda de caña de los 49 ingenios que se encuentran en el territorio mexicano, con lo cual la producción nacional de azúcar refinada alcanzó un millón 348 mil 267 toneladas.

    Al cierre de la semana 44 del ciclo azucarero, las cifras finales fueron: superficie industrializada de 789 mil 996 hectáreas; caña molida, 51 millones 292 mil 545 toneladas, y una producción total de azúcar de cinco millones 715 mil 448 toneladas.

    Las entidades que destacan por su producción de azúcar son: Veracruz, con dos millones 130 mil 528 toneladas; Jalisco, 733 mil 175 toneladas; San Luis Potosí, 643 mil 605 toneladas, y Chiapas, 338 mil 480 toneladas.

    Este cultivo es un ejemplo de desarrollo territorial y bienestar para las familias productoras y trabajadoras agrícolas, y con potencial de agroindustria “carbón neutra” y de “agricultura circular”, en donde se encuentran ya buenos ejemplos de ingenios con liderazgo ambiental y compromiso social.

    Fuente: SAGARPA 30 de agosto de 2021

  • Jueves, 26 de agosto de 2021

    Indicador Trimestral de la Actividad
    Económica Estatal. Chiapas

    El Indicador Trimestral de la Actividad Económica Estatal (ITAEE) es un indicador de coyuntura que ofrece un panorama sobre la evolución macroeconómica y se publica con desagregación por entidad federativa para los tres grandes grupos de actividades económicas: primarias, secundarias y terciarias.

    En Chiapas, el ITAEE al primer trimestre de 2021, incluyendo la actividad de extracción de petróleo y gas, presentó una variación porcentual anual positiva de 2.6% en relación al mismo trimestre de 2020 y comparado con el trimestre inmediato anterior registró un incremento de 7.6%.

    Durante el periodo comprendido entre el primer trimestre de 2016 y el mismo de 2021 dicho indicador disminuyó 5.3%. En el periodo analizado, el valor más alto se registró en el primer trimestre de 2016 y el más bajo en el segundo trimestre del año 2020.

    Para el cuarto trimestre de 2020, Chiapas presentó una variación anual en el total de su economía de (-)1.4 por ciento.

    Entre el 1er trimestre de 2021 y el mismo de 2020 hubo 8 estados que registraron una variación porcentual positiva, los tres primeros lugares fueron Baja California (2.9%), Chiapas (2.6%) y Aguascalientes (2%); los otros cinco estados con variación positiva fueron Oaxaca (0.9%), Durango (0.7%), Tabasco (0.7%), Coahuila (0.3%) y Jalisco (0.3%).

    En el estado el ITAEE, sin incluir la minería petrolera, al primer trimestre de 2021 aumentó 2.4% en relación al mismo trimestre de 2020 y comparado con el trimestre inmediato anterior, el incremento fue de 7.9%. Este indicador durante el periodo del primer trimestre de 2016 al primer trimestre de 2021 disminuyó 3.7%. El valor más alto registrado en el periodo, corresponde al primer trimestre de 2017 y el más bajo fue en el segundo trimestre de 2020.

    En el periodo comprendido entre el 1ͤ trimestre de 2020 y el mismo de 2021, sólo ocho estados registraron una variación porcentual positiva del el ITAEE sin incluir la minería petrolera.

    Baja California fue el estado con la mayor variación positiva (2.9%), seguido de Chiapas (2.4%), Aguascalientes (2.0%), Tabasco (1.7%), Oaxaca (0.9%) Durango (0.7%) Coahuila y Jalisco con 0.3% respectivamente.

    En Chiapas el ITAEE de las actividades primarias (las cuales incluyen agricultura; cría y explotación de animales; aprovechamiento forestal; pesca y caza), al primer trimestre de 2021 presentó un incremento de 0.9% con respecto al mismo trimestre de 2020 y un incremento de 12.5% con respecto al trimestre inmediato anterior. En el lapso de cinco años tiene un aumento de 4.1%.

    En Chiapas es característico el primer trimestre de cada año en las actividades del sector primario, ya que los volúmenes de producción normalmente aumentan por las cosechas de maíz y café; además del volumen de producción de ganado bovino. El valor más alto en los últimos cinco años se registró en el primer trimestre de 2021.

    Las actividades secundarias incluyen la minería; la producción de petróleo y gas; la generación, transmisión y distribución de energía eléctrica; suministro de agua y gas por ductos al consumidor final; la construcción e industrias manufactureras.

    En Chiapas, el ITAEE de las actividades secundarias, incluyendo la minería petrolera, al primer trimestre de 2021 incrementó 21.4% en relación al mismo trimestre de 2020 y presentó un aumentó de 12.2% respecto al trimestre anterior.

    En el periodo comprendido entre el 1er trimestre de 2021 y el mismo de 2020, trece estados registraron una variación porcentual positiva en el ITAEE de las actividades secundarias, incluyendo a la minería petrolera, Oaxaca (21.9%), Chiapas (21.4), Nayarit (11.2%), Aguascalientes (7.4%), Baja California (7.3%), Durango (5.4%), Coahuila (3.0%), Jalisco (2.0%), Tabasco (1.6%), Zacatecas (0.9%), Querétaro (0.8%), Guerrero (0.4%) y Chihuahua con 0.1%.

    El ITAEE de las actividades secundarias, sin incluir minería petrolera, en Chiapas al primer trimestre de 2021 registró un incremento de 23.5% en relación al mismo trimestre de 2020 y un aumentó de 14.7% respecto al trimestre anterior. El comportamiento del indicador presenta una tendencia a la baja, en cinco años se redujo -21.8%.

    En el periodo comprendido entre el 1er trimestre de 2020 y el mismo de 2021, de los estados que presentaron una variación porcentual positiva en el ITAEE de las actividades secundarias sin incluir la minería petrolera destacan Chiapas (23.5%) y Oaxaca (21.9%) cómo primer y segundo lugar respectivamente

    En Chiapas el ITAEE de las actividades terciarias al primer trimestre de 2021 disminuyó 1.3% en relación al mismo trimestre de 2020; en tanto que presentó un incremento de 6.0% respecto al trimestre anterior. El comportamiento de la línea de tendencia del indicador muestra que la evolución trimestral es ligeramente positiva.

    Las tres regiones del país que tuvieron mayor porcentaje de participación en la economía nacional medida por el ITAEE al primer trimestre de 2021 fueron la Norte 27.4%, la Centro 25.6% y la Centro Norte 17.8%.

    La Región Sur-Sureste conformada por los estados de Campeche, Chiapas, Oaxaca, Quintana Roo, Tabasco, Veracruz y Yucatán, participó con 16.6%. La región con menor contribución fue la región Centro Sur con 12.4%.

    Dentro de la región Sur-Sureste, los estados que contribuyeron de manera positiva a la variación de la región en lo que respecta al total de las actividades económicas medido por el ITAEE durante el primer trimestre de 2021 fueron Veracruz, Tabasco y Chiapas, este último con la mayor participación.

    En lo que respecta a las actividades primarias al interior de la región, cinco de los siete estados que la integran presentaron una variación porcentual positiva, destacando Veracruz con la mayor participación seguido de Quintana Roo, Campeche, Tabasco y Chiapas. Yucatán y Oaxaca fueron las entidades participaron de manera negativa al crecimiento del sector primario en la región con -0.04% cada una.

    En lo que respecta a las actividades secundarias, tres estados de la región registraron contribución positiva durante el primer trimestre de 2021, siendo Oaxaca el que presentó la mayor participación en el sector; seguido del estado de Chiapas y en tercer lugar el estado de Tabasco.

    En lo que respecta a las actividades terciarias de la región Sur-Sureste, se observó que todos los estados que la integran presentaron participaciones porcentuales negativas.

    Fuente: INEGI 26 de agosto de 2021

    Lunes, 9 de agosto de 2021

    10 cosas que debemos saber sobre los pueblos indígenas

    Los pueblos indígenas son los guardianes de culturas, tradiciones, idiomas y conocimientos únicos. A continuación, 10 cosas que quizás no sepas sobre ellos:

    1. Donde quiera que estemos, los
    pueblos indígenas son nuestros vecinos

    Hay más de 476 millones de indígenas en el mundo, en 90 países y que representan 5.000 culturas diferentes. Constituyen el 6.2% de la población mundial y viven en todas las regiones geográficas.

    2. Los pueblos indígenas hablan la
    mayoría de las 7.000 lenguas del mundo

    Las lenguas indígenas no son sólo formas de comunicación, sino que también amplios y complejos sistemas de conocimiento. Son fundamentales para la identidad de los pueblos indígenas, la preservación de sus culturas, cosmovisiones y visiones, así como expresiones de autodeterminación.

    Al menos el 40% de los 7.000 idiomas del mundo se encuentran en algún nivel de peligro. Y se estima que una lengua indígena muere cada dos semanas. El próximo año, Naciones Unidas iniciará otro hito importante: la Década de las Lenguas Indígenas (2022 – 2032).

    3. Las personas indígenas tiene más
    probabilidades de ser pobres y vulnerables

    Más del 86% de los pueblos indígenas trabajan en la economía informal y tienen casi tres veces más probabilidades de vivir en la pobreza extrema. Tienen más probabilidades de sufrir desnutrición y, a menudo, carecen de protección social y recursos económicos adecuados. La pandemia de la COVID-19 ha afectado desproporcionadamente sus vidas, provocando que sufran aún más la pobreza, la enfermedad y la discriminación.

    4. Las personas indígenas viven vidas
    más cortas y tiene menos educación

    La esperanza de vida de los pueblos indígenas es hasta 20 años menor que la de sus homólogos no indígenas. Muchas veces, al carecer de atención médica e información adecuadas, es más probable que contraigan enfermedades como la malaria, la tuberculosis y el VIH.

    El 47% de todas las personas indígenas empleadas no tiene educación formal. Este número es aún mayor para las mujeres.

    5. Las mujeres indígenas tiene más
    probabilidades de sufrir discriminación y violencia

    Más de una de cada tres mujeres indígenas ha sido agredida sexualmente y también tienen tasas más altas de mortalidad materna, embarazo adolescente y enfermedades de transmisión sexual. La Declaración de las Naciones Unidas sobre los derechos de los pueblos indígenas destaca sus necesidades y derechos, y llama a la acción para protegerlas de la violencia.

    6. A menudo no tienen control de sus propias tierras

    Aunque algunos pueblos indígenas son autónomos, muchos todavía están bajo la autoridad máxima de los gobiernos centrales que controlan sus tierras y recursos. A pesar de ello, los pueblos indígenas, desde los haudenosaunee, o iroqueses de América del Norte, hasta el Congreso Nacional de los Primeros Pueblos de Australia, han demostrado una gobernanza extraordinariamente buena.

    7. Las comunidades indígenas lideran la protección del medio
    ambiente probabilidades de sufrir discriminación y violencia

    Los pueblos indígenas son herederos y practicantes de culturas y formas de vida únicas. Casi 70 millones dependen de los bosques para su sustento, y muchos más son agricultores, cazadores recolectores o pastores.

    Estas comunidades prosperan viviendo en armonía con su entorno. La investigación muestra que donde los grupos indígenas tienen el control de la tierra, los bosques y la biodiversidad florecen.

    8. Los pueblos indígenas luchan todos los días contra el cambio
    climático probabilidades de sufrir discriminación y violencia

    La contribución de las comunidades indígenas a la lucha contra el cambio climático es mucho mayor de lo que se pensaba. Sus bosques almacenan al menos una cuarta parte de todo el carbono de los bosques tropicales, alrededor de 55 billones de toneladas métricas. Esto equivale a cuatro veces las emisiones globales de carbono totales en 2014. Dado que los datos no están disponibles para todas las tierras que administran las comunidades nativas en todo el mundo, el impacto real es mucho mayor.

    9. Los pueblos indígenas son actores claves
    de la agenda 2030 para el desarrollo sostenible

    Desde la protección del medioambiente hasta el logro de la paz y la seguridad, los Objetivos de Desarrollo Sostenible no se lograrán sin la participación de los pueblos indígenas. La Asamblea General ha alentado a los países a que tengan debidamente en cuenta los derechos de los pueblos indígenas al implementar la Agenda 2030.

    10. La declaración de la ONU no tendrá éxito
    sin el apoyo de las personas en todas partes

    La Declaración de las Naciones Unidas sobre los derechos de los pueblos indígenas es un hito en solidaridad con las personas indígenas y la comunidad mundial. Sin embargo, existen brechas importantes entre el reconocimiento formal de los derechos indígenas y la realidad. Desde su adopción en 2007, varios países, particularmente en América Latina, han tomado medidas para reconocer la identidad y los derechos de los pueblos indígenas, pero queda mucho más por hacer.

    Fuente: ONU MUJERES 09 de agosto de 2021

    Martes, 15 de junio de 2021

    CONEVAL presenta el grado de
    accesibilidad a carretera pavimentada 2020

    El Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL) publica el indicador Grado de accesibilidad a carretera pavimentada 2020, el cual forma parte de la medición multidimensional de la pobreza conforme el artículo 36 de la Ley General de Desarrollo Social.

    La ausencia o mala condición de este tipo de infraestructura genera un aislamiento geográfico que repercute en el bienestar de las personas, por ejemplo: ocasiona mayor dificultad para el intercambio de mercancías, el abastecimiento de productos básicos de consumo, para acceder a los servicios públicos de salud, educación o a trámites administrativos (tan importantes como son el registro de nacimientos o los relacionados con el registro de la propiedad); lo anterior, a largo plazo, incide en los niveles de pobreza de la población.

    El Grado de accesibilidad a carretera pavimentada al año 2020 fue bajo o muy bajo en 40.1% de las 189,432 localidades habitadas del país. Generalmente son aisladas y pequeñas, en 9 de cada 10 residían menos de 250 personas, no obstante, la población en estas localidades es de 6.2 millones, lo que representa 4.9% del total del país.

    Poco más de la mitad de las localidades en México (52.7%) tenía Grado de accesibilidad alto o muy alto a carretera pavimentada en 2020, en estas residía 94% de la población del país. En la mitad de estas localidades (49.7%) había menos de 20 personas y la gran concentración de población se observó en 145 localidades, con más de 100 mil habitantes en cada una y de las cuales, 121 son parte de alguna zona metropolitana.

    Las entidades federativas con mayor porcentaje de localidades con Grado de accesibilidad bajo o muy bajo a carretera pavimentada se localizan al norte del país: Baja California Sur (69.5%), Durango (62.8%) y Chihuahua (62.7%). En estos estados predominan las localidades con esta condición debido a la alta dispersión de la población, el terreno accidentado en el que se asientan, la poca disponibilidad de transporte público y de carreteras o bien, la lejanía hacia algún centro de servicios.

    Las entidades con mayor porcentaje de población con Grado de accesibilidad a carretera pavimentada bajo o muy bajo (más de 14%) son: Guerrero, Oaxaca y Chiapas. En 2018, en estas entidades se observaron los mayores porcentajes de pobreza con 66.5%, 66.4% y 76.4%, respectivamente. Asimismo, Chiapas (1.2 millones) y Oaxaca (849,882), además de Veracruz (855,245), son los estados con mayor cantidad de población con Grado de accesibilidad a carretera pavimentada bajo o muy bajo en 2020.

    En los municipios indígenas se identifican 31,165 localidades, de las cuales, en poco más de la mitad (17,460) el Grado de accesibilidad a carretera pavimentada es bajo o muy bajo. Estas últimas en general son localidades pequeñas y en ellas residen 2.4 millones de personas.

    Ocosingo, Chilón, Las Margaritas (Chiapas) y Mulegé (Baja California Sur) son los municipios con más población en localidades con Grado de accesibilidad a carretera pavimentada bajo o muy bajo. Los pertenecientes a Chiapas son municipios indígenas y más de 85% de su población estaba en situación de pobreza en 2015.

    En 2020, la cobertura de carreteras pavimentadas en todo el país equivale a 174,799 kilómetros. La mayor densidad de carreteras pavimentadas se distingue, al noroeste del país en las costas del Pacífico, en la región centro, costas del Golfo de México y la península de Yucatán.

    En poco más de la mitad de las 189,432 localidades del país (52.3%), la carretera pavimentada más cercana se encuentra a más de un kilómetro de distancia; 3 de cada 10 de éstas se localizan en Chiapas, Veracruz y Chihuahua, y en 95.3% residían menos de 500 personas en cada una.

    La falta de transporte público o su disponibilidad acompañada de largos trayectos desde las localidades pequeñas hacia las cabeceras municipales influye en la accesibilidad de la población a bienes y servicios. En 2020, en 53,151 (28.8%) de las 184,295 localidades pequeñas, identificadas por el INEGI, se contaba con transporte público hacia la cabecera municipal.

    En 61% de las localidades pequeñas la población no disponía de transporte público a cabecera municipal. 3 de cada 10 pertenecen a Chiapas, Veracruz y Chihuahua, no obstante, los municipios con más localidades pequeñas sin transporte público a cabecera municipal son Mexicali (1,516) y Ensenada (1,111) en Baja California, además de Villa Corzo (917) en Chiapas y Guadalupe y Calvo (876) y Guachochi (866) en Chihuahua.

    Los estados con los mayores porcentajes de población en localidades que no disponen de transporte público o los tiempos de traslado hacia la cabecera municipal son mayores a 2 horas son: Oaxaca (19.9%), Chiapas (19.7%), Zacatecas (13.6%) y Durango (13.4%).

    El acceso y ejercicio de los derechos depende de distintos factores, entre estos, destacan las relaciones que existen en el espacio geográfico. Por tal motivo, la accesibilidad a carretera pavimentada es un elemento que se suma al diagnóstico de la desigualdad espacial mediante la identificación de condiciones como la distancia a carretera pavimentada, distancia a los centros de servicios y la disponibilidad de transporte público desde las localidades.

    Cuando la población habita en localidades con difícil acceso a servicios de salud, educación o empleo, entre otros, conlleva a que el ejercicio de sus derechos sociales no se cumpla por la poca o
    nula existencia de infraestructura o vías de comunicación que faciliten los traslados a estos sitios. Por esta razón, a medida que las oportunidades, bienes y servicios se localizan en comunidades alejadas, las personas corren el riesgo de que exista mayor aislamiento y, al mismo tiempo, que dificulte sus condiciones de vida y posiblemente las coloque en situación de pobreza.

    Fuente: CONEVAL 15 de junio de 2021

    Martes, 8 de junio de 2021

    Las actividades no agrícolas representan un porcentaje cada
    vez mayor de las emisiones de gases de efecto invernadero

  • Un nuevo estudio dirigido por la FAO amplía la información de base empírica sobre el modo de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.

    En el informe, titulado “Greenhouse Gas Emissions from the Food System: Building the Evidence Base” (Emisiones de gases de efecto invernadero procedentes de los sistemas alimentarios: constitución de una base empírica), se estima que, en 2018, las emisiones de los sistemas alimentarios totalizaron 16 000 millones de toneladas de dióxido de carbono (CO2), o su equivalente, lo que supone un aumento del 8 % desde 1990. Estas emisiones representan actualmente el 33 % del total de GEI causados por el ser humano.

    Los gobiernos de todo el mundo se están comprometiendo a reducir sus emisiones de GEI y a perseguir la neutralidad con respecto a las emisiones de carbono y muchos de ellos ya han incluido en sus planes nacionales metas de reducción de los GEI respecto de sus sectores agrícolas. No obstante, las medidas en el ámbito de la alimentación y la agricultura van mucho más allá de las repercusiones en las explotaciones agrícolas y los ecosistemas. Analizar las tendencias de las emisiones desde la perspectiva más amplia de los sistemas alimentarios ofrece una visión complementaria y brinda un abanico de posibles soluciones a lo largo de la cadena de producción y consumo de alimentos.

    En el nuevo estudio se proporciona un amplio conjunto de datos que se están perfeccionando de cara a la Cumbre de las Naciones Unidas sobre los Sistemas Alimentarios de 2021 y se incluyen componentes importantes. Se tienen en cuenta las emisiones de GEI vinculadas con la producción agrícola, el cambio del uso de la tierra en la línea divisoria entre las explotaciones agrícolas y los ecosistemas naturales, y las cadenas de suministro, incluidos el consumo y la eliminación de residuos, para ofrecer una evaluación más nítida y exhaustiva de las tendencias en los planos mundial, regional y nacional.

    Por último, se ofrece una guía operacional para identificar mejor los componentes pertinentes a la alimentación en los planes nacionales relativos a las emisiones que se notifican a la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC) con arreglo a las categorías establecidas por el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC). En la actualidad, los países notifican los datos pertinentes en sus contribuciones determinadas a nivel nacional, pero no disponen de una cuantificación adecuada de las emisiones procedentes de los sistemas alimentarios en el Programa de Inventarios Nacionales de Gases de Efecto Invernadero.

    El informe, de libre acceso y basado en otro estudio reciente de la FAO rico en datos, ofrece todo el elenco de conclusiones técnicas y constituye un paso importante con miras a crear una base de información completa en la Base de datos estadísticos sustantivos de la Organización (FAOSTAT). En el informe se pone de manifiesto que una estrategia óptima de reducción de GEI exige centrarse en las actividades tanto anteriores como posteriores a la producción agrícola, que van desde la producción industrial de fertilizantes hasta la refrigeración en el comercio minorista, ya que este es el ámbito en el que las emisiones crecen más rápidamente, debido en parte a la desaceleración de la deforestación.

    Fuente: FAO 08 de junio de 2021

  • Miércoles, 24 de marzo de 2021

    Resultados de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo. Nueva Edición (ENOEN)

    Cifras durante febrero de 2021

    El INEGI informa sobre los resultados de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (Nueva Edición) (ENOEN) correspondientes a febrero de 2021.

    La situación laboral del país en febrero de 2021 en comparación con igual mes del año pasado es la siguiente:

  • Una disminución de 2.4 millones de personas de la Población Económicamente Activa (PEA), al pasar de 57.8 millones a 55.5 millones. De los 12 millones de personas que salieron de la PEA en abril de 2020 por el tema de pandemia, la recuperación se mantiene en alrededor de 10 millones para el segundo mes de 2021.
  • La población ocupada se situó en 53 millones; 2.7 millones de personas menos en comparación con febrero de 2020. Los trabajadores subordinados y remunerados disminuyeron 2 millones, los ocupados en jornadas de más de 48 horas semanales descendieron en 1.6 millones, los pequeños y medianos establecimientos se redujeron en 1.1 millones de personas.
  • La población ocupada en el sector secundario alcanzó niveles similares a los de febrero de 2020. Por el contrario, el sector terciario presentó una reducción de 2.1 millones de personas.
  • La población subocupada fue de 7.4 millones de personas, equivalente a 13.9% de la población ocupada. En febrero de 2020, esta población era de 4.9 millones de personas, 8.7% de la población ocupada.
  • La tasa de desocupación fue de 4.4%, 0.8 puntos porcentuales más que en febrero de 2020.
  • La ENOEN de febrero de 2021 muestra que los cambios más importantes en comparación con febrero de 2020 fueron: un descenso de la PEA de 2.4 millones de personas y al interior de los ocupados se observó, en los trabajadores subordinados y remunerados una disminución de 2 millones, los ocupados en el sector terciario se redujeron en 2.1 millones, los ocupados en jornadas de más de 48 horas semanales cayeron en 1.6 millones y los pequeños y medianos establecimientos se redujeron en 1.1 millones de personas.

    En febrero de 2021, la ENOEN reportó una Tasa de Participación Económica de 56.7% de la población en edad para trabajar, 3.4 puntos porcentuales inferior a la de febrero del año anterior. Cabe destacar que las Tasas de Participación Económica de hombres y mujeres resultaron en 74.3% y 40.9%, respectivamente.

    La población ocupada resultó de 53 millones de personas en febrero de 2021, cifra inferior en 2.7 millones de personas a la reportada en febrero del año anterior.

    La población ocupada en jornadas de más de 48 horas semanales disminuyó en 1.6 millones de personas y la ocupada en jornadas de 35 a 48 horas semanales tuvo un descenso de 1.2 millones de personas entre febrero de 2020 e igual mes de 2021.

    La ENOEN en febrero de 2021 registró una Tasa de subocupación de 13.9%, cifra superior en 5.2 puntos porcentuales respecto al mismo mes del año pasado. Este aumento representa 2.5 millones de personas subocupadas. La Tasa de subocupación según sexo fue de 13.2% en los hombres, cifra superior en 4.3 puntos porcentuales respecto a febrero de 2020, mientras que la Tasa de subocupación en las mujeres fue de 15%, tasa superior en 6.7 puntos porcentuales en igual periodo.

    La ocupación informal en febrero de 2021 ascendió a 29.4 millones, al tiempo que la Tasa de Informalidad Laboral 1 (TIL1) se situó en 55.5%, cifra inferior en 0.7 puntos porcentuales comparada la de febrero de 2020.

    La población desocupada de 15 y más años como proporción de la PEA, representó 4.4% equivalente a 2.4 millones de personas y 0.8 puntos porcentuales mayor que la de febrero del año pasado.

    La Población No Económicamente Activa (PNEA) disponible para trabajar, es decir, población que no trabajó ni buscó trabajo pero que aceptaría un trabajo si se lo ofrecieran, fue de 8.2 millones, y representa 19.5% de la PNEA. En comparación con febrero de 2020, la PNEA disponible para trabajar aumentó en 2.6 millones de personas durante el segundo mes de 2021.

    Fuente: INEGI 24 de marzo 2021.

    Miércoles, 11 de noviembre de 2020

    Indicador Mensual de la Actividad Industrial

    Cifras durante septiembre de 2020

    El INEGI presenta el Indicador Mensual de la Actividad Industrial (IMAI), el cual no registró variación real en el noveno mes de 2020 respecto al mes previo, con base en cifras desestacionalizadas.

    Por componentes, las Industrias manufactureras avanzaron 2.4% y la Minería creció 0.2%; en cambio, la Construcción disminuyó (-)5.6% y la Generación, transmisión y distribución de energía eléctrica, suministro de agua y de gas por ductos al consumidor final (-)3.1% durante septiembre pasado frente al mes anterior con cifras ajustadas por estacionalidad.

    En su comparación anual, la Producción Industrial retrocedió (-)7.5% en términos reales en el mes de referencia. Por sectores de actividad económica, la Construcción cayó (-)17.2%, la Generación, transmisión y distribución de energía eléctrica, suministro de agua y de gas por ductos al consumidor final (-)7.3%, las Industrias manufactureras (-)5% y la Minería (-)3 por ciento.

    Fuente: INEGI 11 de noviembre de 2020

    Martes, 27 de octubre de 2020

    La inversión extranjera directa se reduce a la mitad

  • La inversión extranjera directa, un referente de la globalización y la confianza económica, cayó un 49% en el primer semestre de 2020 debido a la crisis generada por la pandemia de COVID-19, revela un nuevo informe de la ONU, que también reporta que esos flujos de inversión se mantuvieron estables en China.

    La inversión extranjera directa durante la primera mitad de 2020 alcanzó apenas 399.000 millones de dólares, lo que representa una baja de 49% con respecto al mismo periodo del año anterior, según datos divulgados este martes por la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD).

    Ese tipo de inversión, considerado un referente de la globalización y la confianza económica, incluye fusiones y adquisiciones transfronterizas, financiamiento de proyectos internacionales e inversiones corporativas en nuevos proyectos en el extranjero, y puede ser un indicador del crecimiento de las cadenas de suministro corporativas que desempeñan un papel importante en el comercio mundial.

    El panorama mundial continúa siendo muy incierto, con signos de interrogación sobre la duración de la pandemia y la eficacia de la respuesta política, por lo que las estimaciones de la UNCTAD para este año apuntan a un descenso del 30% al 40% en la inversión extranjera directa.

    Se espera que la tasa de declive en las economías en desarrollo se estabilice debido a las señales de una recuperación inminente en el este de Asia, pero se prevé que continúe el declive global, con una nueva reducción de entre 5% y 10% en 2021.

    La inversión extranjera directa es la fuente más importante de financiación externa para las economías en desarrollo, superando las remesas, los préstamos bancarios y la asistencia al desarrollo.

    El valor actual de esos flujos invertidos en proyectos en todo el mundo equivale al 42% del PIB mundial anual.

    Fuente: ONU 27 de octubre de 2020

    |

  • Miércoles, 9 de septiembre de 2020

    El cambio climático avanza implacablemente a pesar
    de la pandemia COVID-19, advierten los científicos

  • El mundo está muy lejos de cumplir los objetivos del Acuerdo de París. Las reducciones de emisiones de carbón en el punto máximo de las medidas de confinamiento por el coronavirus alcanzaron hasta un 17%, pero ya se acercan de nuevo a los niveles previos a la pandemia.

    Las concentraciones de gases de efecto invernadero de la atmósfera se encuentran en niveles récord y continúan aumentado, y las emisiones, que se redujeron sutilmente a causa del COVID-19, ya están regresando a los niveles previos a la pandemia, asegura un nuevo informe de las Naciones Unidas.

    La investigación científica United in Science (Unidos en la Ciencia), llevada a cabo por la Organización Meteorológica Mundial (OMM), el Programa de la ONU para el Medio Ambiente, el Panel Intergubernamental de Expertos del Cambio Climático, la UNESCO, y otras organizaciones internacionales, afirma que todo apunta a que el quinquenio 2016-2020 será el más cálido de la historia registrada, una tendencia que se mantendrá en los años que vienen.

    Además, recalca que el mundo está muy lejos de cumplir los objetivos acordados por el Acuerdo de París para mantener el incremento de la temperatura mundial por debajo de los 2 °C con respecto a los niveles preindustriales o, mejor aún, de limitarlo a 1,5 °C.

    “Las concentraciones de gases de efecto invernadero —cuyo nivel ya es el más elevado en 3 millones de años— no han dejado de aumentar. Entretanto, grandes extensiones de Siberia han sufrido una prolongada y notable ola de calor durante el primer semestre de 2020, algo imposible de no ser por el cambio climático causado por el hombre. Este informe evidencia que, aunque muchos aspectos de nuestras vidas se han visto alterados en 2020, el cambio climático avanza de manera implacable”, asegura en el informe el secretario general de la OMM.

    En el informe se destacan los crecientes e irreversibles impactos del cambio climático que afectan a los glaciares, los océanos, la naturaleza, las economías y las condiciones de vida de la población, y que a menudo se perciben en forma de peligros relacionados con el agua, como los episodios de sequía o las crecidas de ríos.

    El estudio también resalta como la COVID-19 ha obstaculizado la capacidad para monitorear esos cambios a través del sistema mundial de observación.

    “Este ha sido un año sin precedentes para las personas y para el planeta. La pandemia de COVID-19 ha trastocado las vidas en todo el mundo. Al mismo tiempo, el calentamiento de nuestro planeta y la alteración del clima han continuado a un ritmo acelerado”, dice el Secretario General de la ONU.

    “Nunca había sido tan evidente la necesidad de aplicar transiciones limpias, inclusivas y a largo plazo que permitan afrontar la crisis climática y hacer realidad el desarrollo sostenible. Debemos convertir la estrategia de recuperación de la pandemia en una auténtica oportunidad para forjar un futuro mejor. Necesitamos ciencia, solidaridad y soluciones” dice el Secretario General de la ONU.

    Fuente: ONU 09 septiembre de 2020

  • Lunes, 31 de agosto de 2020

    Análisis del Producto Interno Bruto

    Comportamiento del PIB Agroalimentario al segundo trimestre de 2020

    Comportamiento trimestral real del valor agregado de los bienes y servicios finales del sector primario, el cual contiene un análisis comparativo con los avances de siembras y cosechas y de la producción pecuaria.

    El efecto de la pandemia de COVID-19 es devastador en México, la economía nacional se desploma 18.7% a lo largo del segundo tercio del año, mientras que el Producto Interno Bruto del Sector Agroalimentario, en términos reales, contabilizó una caída de 4.4%, versus el mismo periodo del año anterior.

    En el transcurso del segundo tercio del año, el Producto Interno Bruto (PIB) nacional cayó 18.7%, con cifras originales y el mismo dato con cifras desestacionalizadas, frente al mismo periodo de 2019.

    El Sector Primario es el menos afectado, cayó en el segundo trimestre de 2020,en cifras tradicionales 0.5%, comparado con el segundo trimestre de 2019, siguiendo la misma tendencia, con cifras desestacionalizadas bajo 0.2%, compulsado con el segundo tercio del año precedente.

    La industria de alimentos, bebidas y tabaco, con cifras originales, se contrajo 7.1%, en el curso del segundo trimestre del año corriente.

    El PIB del sector agroalimentario (primario más alimentos, bebidas y tabaco) a lo largo del segundo tercio de 2020, cayó 4.4%, en comparación con el mismo trimestre del año anterior, explicado por la caída en los subsectores agrícola (0.1%) y el de la industria de alimentos, bebidas y tabaco (7.1%). En tanto que, el subsector pecuario creció a lo largo de abril, mayo y junio del presente, a una tasa anual de 1.8 por ciento.

    Considerando los cálculos del Índice de Volumen Físico Agropecuario (IVF Agropec), llevado a cabo por el SIAP, se define que, a lo largo del segundo trimestre de 2020, el valor de la producción agrícola y pecuaria en México tuvo un decremento de 0.2% en términos reales, respecto al mismo periodo del año pasado.

    En términos reales anuales, la producción agrícola en el transcurso del segundo trimestre del año en curso, bajo 2.9%, compulsado con su similar del año pasado. El volumen de producción agrícola llegó a 62.7 millones de toneladas, lo cual, se traduce en un incremento de 1.0%, en relación con en el mismo periodo de 2019.

    A lo largo del segundo tercio de 2020, en lo referente a productos pecuarios, la producción de carne en canal reportó un incremento interanual de 3.3% en México, fomentado por un comportamiento positivo en la producción de carne en canal de porcino (3.4%), ave (4.0%) y bovino (2.1%). De la misma forma, la oferta de huevo presentó una aportación importante, se alcanzaron 9 mil 548 toneladas adicionales.

    En términos reales (logrados a partir del IVF Agropec del SIAP), el valor de los productos pecuarios aumento 2.7%, en el transcurso del segundo trimestre de 2020, igualado con el mismo periodo de 2019, estimulado por el aumento en el valor real de la carne de ave (3.9%), porcino (3.2%), bovino (2.1%), huevo (1.3%) y leche de bovino (2.1%).

    El valor de producción de leche de bovino en el país, en el segundo tercio de 2020, fue de 17 mil 85 millones de pesos, en valor real significa un incremento de 2.1%, frente al segundo trimestre de 2019. Las regiones del país que más aportaron son: Centro-Occidente (37.6%) y Noreste (35.5%).

    Fuente: SIAP 27 de agosto de 2020

    Miércoles, 26 de agosto de 2020

    Confirma Inegi derrumbe de la economía
    mexicana de 18.7% en el segundo trimestre

  • El rubro de los servicios fue el más afectado con una caída de 25.7 por ciento.

    La economía mexicana registró una caída anual de 18.7% en términos reales y con cifras ajustadas por estacionalidad en el segundo trimestre del año del Gran Confinamiento, informó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

    Con cifras revisadas del Producto Interno Bruto (PIB), queda en el registro histórico como la caída más aguda para la actividad económica de un segundo trimestre, consecuencia de las medidas de distanciamiento social y cierre voluntario de negocios para limitar la velocidad del contagio por el Covid-19.

    La contracción del PIB en el segundo trimestre del año resultó dos décimas menor que la estimación oportuna del mismo Inegi divulgada hace 20 días, cuando proyectó que el desplome se ubicaría en un histórico 18.9 por ciento.

    El derrumbe de la actividad económica en el segundo trimestre supera las bajas del segundo trimestre de 1995 (-8.6%) y el mismo periodo de 2009 (-7.7 por ciento).

    En su comparativo trimestral, esto es respecto del desempeño en el primer cuarto del año, la caída fue de 17.1% en el periodo abril-julio, con lo que se acumulan cinco trimestres consecutivos en contracción.

    En el desagregado de la información, el Inegi evidenció el derrumbe de todas las actividades económicas, liderado por el del sector servicios.

    Según sus datos, en el segundo trimestre del año se presentó una caída de 25.7% en las actividades secundarias, esto en su registro anual.

    En tanto, las actividades terciarias completaron un desplome también histórico, de 16.2 por ciento.

    Las actividades primarias, que habían sido las únicas con registro positivo en los trimestres previos, fueron arrastradas hasta alcanzar un desplome de 0.2% en el comparativo anual.

    El dato del PIB final para el segundo trimestre de 2020, supone que la contracción anual para la primera mitad del año, quedó en -10.4% con series desestacionalizadas.

    Tal como el dato del segundo trimestre, el desplome semestral es histórico para un periodo similar desde que se tiene registro. Durante la primera parte del año las actividades secundarias registraron un desplome de 14.4% respecto del mismo lapso del año anterior, con cifras desestacionalizadas.

    Mientras las terciarias alcanzaron el segundo mayor derrumbe, de 8.7% también entre enero y junio en su comparativo anual.

    Y las primarias fueron las únicas que evitaron la caída pero por un mínimo desempeño positivo en el semestre de 0.1 por ciento.

    El desplome del PIB en el semestre, rebasó en profundidad al histórico -6.69% del año 2009 y al de 1995, cuando la economía completó una caída de 5.30 por ciento.

    Fuente:EL ECONOMISTA 26 de agosto de 2020

  • Martes, 25 de agosto de 2020

     

     

    Lanza PNUD Plataforma de Análisis para el
    Desarrollo para tomar decisiones basadas en evidencia