CEIEG.
x

AVISO


Para mejorar el servicio, estamos en fase de mantenimiento. Para atender cualquier solicitud de información, favor de comunicarse al 6129518 o al correo ceieg.chiapas@gmail.com.


OMM – Situación actual y perspectivas El Niño/La Niña

 

Durante el segundo semestre de 2016 las temperaturas de la superficie del océano Pacífico tropical se encontraban al límite que separa unas condiciones frías-neutras de unas condiciones características de un episodio débil de La Niña. Muchos indicadores atmosféricos también se acercaban a los umbrales característicos de La Niña o los superaban. En enero de 2017 las temperaturas del Pacífico tropical y algunos campos atmosféricos habían vuelto claramente a unos niveles neutros. Dado que en ese segundo semestre de 2016 las características típicas de La Niña se manifestaron tan solo de forma débil, puede que la influencia de otros condicionantes climáticos haya igualado, o incluso superado, la del fenómeno El Niño/Oscilación del Sur (ENOS) en algunas regiones.

 

La mayoría de los modelos climáticos considerados indican que las condiciones neutras persistirán durante la primera mitad de 2017. Aunque existe toda una gama de posibilidades para después de mayo de 2017, el escenario menos probable es el de la reaparición de un episodio de La Niña, siendo posible tanto que se den unas condiciones neutras del ENOS como un episodio de El Niño en la segunda mitad del año. Los Servicios Meteorológicos e Hidrológicos Nacionales seguirán supervisando de cerca la evolución del fenómeno ENOS en los próximos meses.

 

Desde aproximadamente mediados de julio de 2016 hasta principios de enero de 2017 las temperaturas en las partes central y oriental del Pacífico tropical descendieron entre 0,5 y 0,8 grados Celsius por debajo de la media, siendo prácticamente nula la correlación a nivel atmosférico. Los vientos a baja altitud y la configuración de la presión del nivel del mar en todo el Pacífico tropical solo apuntaban de manera intermitente a un episodio de La Niña, mientras que la configuración de las nubes y el régimen de las precipitaciones sí eran más bien característicos de La Niña. Según los umbrales utilizados, algunos Servicios Meteorológicos Nacionales llegaron a considerar que el segundo semestre de 2016 presentaba un panorama característico de un episodio débil de La Niña. En enero de 2017 tanto las temperaturas de la superficie del mar como la mayoría de los campos atmosféricos volvieron a unos niveles neutros del ENOS. Mientras tanto, las temperaturas en el extremo este del Pacífico tropical aumentaron 1,5 grados Celsius o más por encima de la media a finales de enero, dando origen a un episodio de El Niño de características costeras en la parte ecuatorial occidental de la región de Sudamérica.

 

La mayoría de los modelos de predicción dinámica y estadística considerados predicen que la media trimestral de las temperaturas de la superficie del mar en las partes oriental y central del Pacífico tropical permanecerán neutras durante la primera mitad de 2017. Las proyecciones de los modelos para después de mayo incluyen una amplia gama de posibilidades, que van desde unas condiciones frías-neutras hasta la formación de un episodio de El Niño. En conjunto, las posibilidades de que se den unas condiciones neutras del ENOS en la segunda mitad de 2017 son de aproximadamente el 50%, siendo la posibilidad de que se dé un episodio de El Niño algo menor, de alrededor del 35-40%. Su posible formación se vería favorecida, en cierta medida, por las temperaturas cálidas que ha dejado el intenso episodio de El Niño de 2015/2016 en los extremos del Pacífico ecuatorial, así como por la actual fase positiva de la Oscilación Decenal del Pacífico. Por otro parte, según los modelos, es muy poco probable que reaparezca un episodio de La Niña durante 2017.

 

En los próximos meses se vigilarán de cerca las condiciones oceánicas y atmosféricas en el Pacífico tropical a fin de evaluar mejor una posible transición a un episodio de El Niño.

 

 

Fuente: OMM 16.Febrero.2017