CEIEG.


Archivo de la categoría "Alimentación"

Lunes, 15 de agosto de 2022

Reporte mensual de la Balanza
Comercial Agroalimentaria de México

Cifras durante junio de 2022

El origen de la información se basa en la estadística de la balanza de productos agropecuarios y balanza de productos agropecuarios, pesqueros y agroindustriales que integra y difunde el Grupo de Trabajo de Estadísticas de Comercio Exterior, conformado por el Banco de México, INEGI y SAT y la Secretaría de Economía.

Análisis de la Balanza Comercial Agroalimentaria de México

Por octavo año consecutivo al mes de junio de 2022, la Balanza Comercial Agropecuaria y Agroindustrial tiene superávit: fue de 4,758 millones de dólares (MDD).

En términos monetarios en los primeros seis meses de 2022, es el quinto mayor saldo positivo en 28 años (desde 1995); ello derivado de 25,956 MDD de exportaciones y 21,198 MDD de importaciones.

En el primer semestre de 2022, el saldo positivo disminuyo 168 MDD (3.4%), en comparación con el mismo periodo de 2021, debido al mayor aumento de las importaciones de 3,470 MDD (19.6%), en relación con el aumento de las exportaciones de las 3,301 MDD (14.6%).

Evolución de la Balanza Comercial Agropecuaria
y Agroindustrial, enero-junio 1993-2022.

Al mes de junio de 2022, el valor de las exportaciones agroalimentarias de México es el más alto reportado en 30 años (desde 1993).

La dinámica que presentan las exportaciones de bienes agroalimentarios y el nivel alcanzado permitió al país obtener divisas que superan a las conseguidas por:

  • Venta de productos petroleros en 5,357 MDD (26.0%) y

  • Turismo extranjero en 12,148 MDD (86.9%)

    En los primeros seis meses de 2022, la Balanza Comercial No Petrolera cerró con un superávit de 2,965 MDD.

    El impacto del saldo de la Balanza Manufacturera en el saldo de la Balanza No Petrolera es negativo; tiene un déficit de 952 MDD.

    Mientras que el impacto del superávit de la Balanza Agropecuaria y Pesquera (1,136 MDD) contribuye de manera positiva al superávit de la No Petrolera.

    Comportamiento de la balanza agroalimentaria enero-junio 2022.

    Balanza Agropecuaria y Agroindustrial: superávit de 4,758 MDD

    Balanza de bienes agrícolas:

    : En el primer semestre de 2022, el superávit fue de 1,652 MDD, este saldo es resultado de exportaciones 18.3% mayores a las importaciones. El saldo disminuyó 25.2% (556 MDD), en relación con el mismo periodo de 2021, debido a que las importaciones aumentaron en mayor medida 18.3% (1,395 MDD), en comparación con el incremento que tuvieron las exportaciones que fue de 8.5% (839 MDD).

    Los cultivos con mayor venta al extranjero y que contribuyen significativamente al saldo positivo son: aguacate (1,761 MDD); jitomate (1,234 MDD); pimento (823 MDD); fresa (608 MDD); cítricos (504 MDD); pepino (400 MDD); melón, sandía y papaya (386 MDD); café sin tostar (374 MDD); coles (363 MDD); guayaba, mango y mangostanes (280 MDD); almendras, nueces y pistaches (278 MDD); uvas y pasas (254 MDD), cebolla (249 MDD); trigo duro (194 MDD), algodón (144 MDD), plátano (128 MDD); maíz (101 MDD) y garbanzo (78 MDD).

    Balanza de bienes agroindustriales:

    Al mes de junio de 2022, se registra un superávit de 3,622 MDD, periodo en el que las exportaciones fueron 34.0% mayores a las importaciones. El saldo se incrementó 24.2% (706 MDD), respecto de 2021, resultado del aumento en mayor medida de las exportaciones en 2,439 MDD (20.6%), en comparación con las importaciones 1,734 MDD, esto es, 19.4 por ciento.

    Las exportaciones que más valor aportan al superávit son: cerveza (2,923 MDD), tequila y mezcal (2,145 MDD), productos de panadería (1,019 MDD), azúcar (698 MDD), artículos de confitería sin cacao (533 MDD), carne de porcino (447 MDD), frutas en conserva (383 MDD), hortalizas cocidas en agua o vapor (307 MDD), chocolate y otros preparados de alimentos con cacao (303 MDD), salsas, sazonadores y condimentos (267 MDD), extracto de malta (255 MDD), fresa y frambuesa congelada (242 MDD); jugo de naranja congelado (239 MDD), carne de bovino congelada (198 MDD), productos de cereal tostado inflado (173 MDD), jugos sin fermentar, excluyendo el de naranja congelado (147 MDD), hortalizas preparadas en vinagre (117 MDD), preparaciones de café, té o yerba mate (115 MDD) y lactosa, glucosa y fructosa (111 MDD).

    Balanza de bienes pesqueros:

    En los primeros seis meses de 2022, se registra un superávit de 26 MDD, debido a que lo exportado es 5.7% mayor respecto de lo importado. Las compras al exterior aumentaron en mayor medida en 20.4% (79 MDD), mientras que las ventas en 15.4% (66 MDD), en comparación con 2021.

    Las mayores ventas fueron de: camarón congelado (161 MDD); pescado fresco o refrigerado, excepto filete (115 MDD); pescado congelado, excepto filete (64 MDD), moluscos (51 MDD) y crustáceos, excepto camarón congelado (32 MDD).

    Balanza de bienes ganaderos y apícolas:

    A junio de 2022, el déficit fue de 542.3 MDD, esto es, 304.7 millones de dólares mayor que el saldo negativo reportado al mismo periodo de 2021 (237.6 MDD). El comercio total se incrementó 219 millones 503 mil dólares (16.8%), al pasar de 1,307 millones dólares en 2021 a 1,526 millones de dólares en 2022. El déficit de la balanza se explica porque las importaciones fueron 110.2% mayores a las exportaciones.

    Las compras al exterior se incrementaron en 262 MDD (33.9%) frente a las de 2021; mientras que las ventas al mercado externo disminuyeron en 43 MDD (8.0%). Las mayores ventas al exterior fueron de: ganado bovino en pie (315 MDD) y miel natural de abeja (74 MDD).

    Fuente: SIAP 14 de agosto de 2022

  • Lunes, 15 de agosto de 2022

    Índice de Volumen Físico (IVF)

    Cifras durante junio de 2022

    Presenta un análisis de la evolución real de la producción agropecuaria nacional, por entidad federativa y por cultivo y productos pecuarios. Es un documento de periodicidad mensual

    Cifras desestacionalizadas

    En junio de 2022, con cifras desestacionalizadas, el IVF agropecuario fue 4.5%, menor en relación con el mes anterior, y a tasa anual aumentó 0.02%, los incrementos anuales, registrados en 2019 y 2021 fueron de 4.6 y 0.01%, respectivamente.

    Cifras tradicionales

    El Índice de Volumen Físico Agropecuario, calculado de manera tradicional para junio de 2022, muestra decremento anual de 0.8 por ciento.

    El componente agrícola del índice registró disminución de 3.7%, mientras que el pecuario incrementó 2.5 por ciento.

    Productos agropecuarios con mayor participación en el valor constante del IVF

    Los productos cíclicos con mayor participación en el valor real del IVF agropecuario son: maíz grano (20.6%), sorgo grano (5.2%), chile verde (3.9%), jitomate (3.8%), frijol (3.5%), trigo grano (3.4%), papa (3.3%) y maíz forrajero (2.4%), mientras que los cultivos perennes que destacan son: caña de azúcar (9.0%), aguacate (5.2%) y alfalfa verde (4.2%). En conjunto representan 64.6% del valor de la producción agrícola. De los cultivos citados, en junio de 2022, maíz grano, chile verde, jitomate, frijol, papa y aguacate, tuvieron decremento en su valor real, respecto del mismo mes del año previo.

    La producción de carne en canal de ave, tuvo un incremento anual de 9.4% en Veracruz, pasó de 37 mil 687 toneladas en el sexto mes de 2021 a 41 mil 222 toneladas en junio de 2022; la entidad federativa generó 13% de la producción del país.

    Agrícola

    En junio de 2022, la cosecha de cultivos cíclicos más importantes del país fue de 6.2 millones toneladas, lo que representa 2.8% más que lo recolectado en el mismo mes del año anterior. De cultivos perennes se obtuvieron 7.9 millones de toneladas, 1.3% menos que en 2021.

    Por cultivo, destacan:

    El aumento del volumen de producción de sorgo grano fue de 6.5 veces más, significa 805 mil 610 toneladas más en relación con el mismo mes del año pasado.

    El volumen obtenido de alfalfa verde alcanzó 3.8 millones de toneladas, que refiere 2.5% más respecto de lo conseguido en junio del año pasado.

    Pecuario

    El componente del IVF pecuario, en junio 2022, aumentó 2.5% a tasa anual, derivado de incrementos en la producción de carne en canal de ave, bovino y porcino, así como leche de bovino y huevo.

    Por bien pecuario destacan:

    El volumen de producción de carne en canal de ave fue de 316 mil 729 toneladas, cifra 3.8% mayor a la obtenida en el mismo mes de 2021.

    Con un volumen de 258 mil 591 toneladas, la oferta de huevo aumentó 2.4% en comparación con el mismo periodo del año pasado.

    Fuente: SIAP 11 de agosto de 2022

    Lunes, 15 de agosto de 2022

    Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC)

    Cifras durante primera quincena de julio 2022

    A tasa anual, primera quincena de julio 2022 vs misma de 2021, el subíndice de alimentos, bebidas y tabaco, que representa 30% del INPC, aumentó 13.6%, es el nivel más alto, para similar quincena, desde 1999, cuando el aumento fue de 16.0%, además de ser mayor al registrado en 2018, 2019, 2020 y 2021, cuando fue de 3.7%, 5.5%, 6.4% y 6.5%, respectivamente, y es superior al registrado para el INPC general que aumentó 8.2%, siendo el mayor aumento desde julio de 2000, cuando subió 9.2% (en 2021 la variación anual del INPC general fue de 5.8% y el promedio de los últimos cinco años es de 5.2%).

    El precio promedio de las gasolinas se incrementó, la de alto octanaje 7.9%, mientras que la de bajo octanaje fue 7.5% mayor, en tanto que el gas doméstico natural registró un incremento de 29.0%, el gas doméstico LP disminuyó 7.4% y la electricidad incrementó 11.8 por ciento. Respecto del mes anterior, se registró incremento de 1.4% en la electricidad, de 10.8% en el gas doméstico natural e incremento de 0.2% en el gas doméstico (LP).

    En la composición del INPC, los 34 productos agrícolas registrados representan 5.1%, mientras que los seis pecuarios considerados significan 6.6 por ciento. Los productos agrícolas con mayor participación en el índice son: jitomate, “papa y otros tubérculos”, frijol y manzana.

    En junio de 2022, la menor disponibilidad de papa, pude ser un factor para el aumento en el precio del tubérculo; se cosecharon 169 mil 756 toneladas, que refiere 20.0% menos que las generadas en junio del año anterior (212 mil 225 toneladas).

    La disminución en la cotización de frijol se asocia con la magnitud de los inventarios disponibles, en julio de 2022 fueron de 308 mil toneladas, 3.7% más que lo almacenado durante el mismo mes de 2021.

    Por lo que refiere a productos pecuarios, los de mayor consumo en el país registraron incrementos en sus cotizaciones: huevo 37.1%, carne de pollo 15.4%, carne de res 14.5%, “leche pasteurizada y fresca” aumentó 13.2% y carne de cerdo 4.7 por ciento.

    Al cierre de junio 2022, el precio promedio pagado al productor de huevo se ubicó en 26.15 pesos por kilo, 20.2% mayor en comparación con el mismo mes de 2021.

    El precio de leche, pagado en la zona de producción, fue de 7.80 pesos por litro, 12.6% mayor al de junio de 2021. El precio de carne de pollo en canal fue de 36.74 pesos por kilo, 5.0% mayor al del mismo mes de 2021. El precio de carne en canal de bovino fue de 75.84 pesos por kilo, 7.1% mayor al compararse con similar mes de 2021, cuando alcanzó 70.84 pesos por kilogramo El precio de carne de cerdo en canal es de 47.83 pesos por kilogramo, que refiere un incremento de 3.2% respecto de junio de 2021, cuando se cotizó en 46.34 pesos por kilogramo.

    En conjunto la carne de res, pollo, cerdo y huevo tienen una participación de 5.0% en el INPC.

    Fuente: SIAP 11 de agosto de 2022

    Lunes, 15 de agosto de 2022

    Registra balanza comercial agroalimentaria
    superávit de 4,758 mdd en primera mitad del año

  • En el lapso enero-junio, las ventas agroalimentarias al exterior rompieron récord, al sumar 25 mil 956 millones de dólares

    En la primera mitad del año, la balanza comercial agroalimentaria del país (agropecuaria y agroindustrial) registró un superávit de cuatro mil 758 millones de dólares, con exportaciones en niveles récord y tendencia al alza, informó la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural.

    De acuerdo con cifras del Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera (SIAP), en términos monetarios, el superávit observado en los primeros seis meses de 2022, fue el quinto mayor saldo positivo en 28 años.

    las ventas agroalimentarias al exterior rompieron récord en el lapso de referencia, al sumar 25 mil 956 millones de dólares, un aumento de 14.57 por ciento respecto a los 22 mil 655 millones de dólares de igual periodo de 2021 y representaron el mayor monto desde 1993.

    Las importaciones agropecuarias y agroindustriales del país totalizaron 21 mil 198 millones de dólares en los primeros seis meses del año. Si bien registraron aumento, se ubican por debajo del nivel de las exportaciones, con lo cual la balanza comercial agroalimentaria se mantiene superavitaria a junio pasado, destacó la dependencia federal.

    De esta forma, dijo, el comercio agroalimentario de México con el mundo sumó 47 mil 155 millones de dólares en el periodo enero-junio, donde el 55 por ciento correspondió a las ventas de nuestro país a sus socios comerciales.

    Agricultura indicó que, con base en cifras del Banco de México (Banxico), la balanza agropecuaria y pesquera presentó un saldo positivo de mil 136 millones de dólares, con exportaciones por 11 mil 671 millones de dólares y compras al exterior por 10 mil 535 millones de dólares.

    Mientras que la balanza agroindustrial tuvo un superávit comercial de tres mil 622 millones de dólares, al registrar ventas al exterior por 14 mil 285 millones de dólares e importaciones por 10 mil 664 millones de dólares.

    La dependencia detalló que las bebidas, frutas y hortalizas fueron los principales grupos de exportación en enero-junio, al concentrar el 61 por ciento del total, con 22, 20 y 19 por ciento de participación, respectivamente.

    En particular, aumentaron 128.52 por ciento las ventas al exterior de trigo y morcajo, seguidas por las de café sin tostar y sin descafeinar, con 71.57 por ciento; carne de bovino, congelada, 59.81; tequila y mezcal, 48.11 por ciento y azúcar, con 45.96 por ciento.

    Los productos agroalimentarios mexicanos con el mayor valor de exportación fueron: cerveza, con dos mil 923 millones de dólares; tequila y mezcal, dos mil 145 millones de dólares; aguacate, mil 761 millones de dólares; tomate fresco o refrigerado, mil 351 millones de dólares y fresa y frambuesas frescas, con mil 185 millones de dólares.

    En tanto, en los primeros seis meses del año, el 57 por ciento de las importaciones se concentró en cuatro grupos: cereales con 21 por ciento; semillas y frutos oleaginosos, 16 por ciento; cárnicos, 13 por ciento y lácteos, huevos y miel, con 7.0 por ciento, apuntó Agricultura.

    Fuente: SADER 14 de agosto de 2022

  • Lunes, 8 de agosto de 2022

    Balanzas disponibilidad-consumo
    de productos agropecuarios estratégicos

    Información sobre oferta y demanda de trece productos estratégicos del sector primario: arroz, maíz blanco y amarillo, frijol, trigo cristalino y panificable, sorgo grano, azúcar, carne de ave, carne de bovino, carne de porcino, leche de bovino y huevo para plato.

    Maíz Amarillo

    La oferta nacional de maíz amarillo en el ciclo 2021/22, estimada al mes de junio de 2022, se prevé que sea 1.9% menor en comparación con el ciclo anterior. En los componentes de la oferta, el inventario inicial cayó 35%, mientras que los estimados de producción e importaciones, aumentarían 13.4% y 3%, respectivamente, compulsados contra el ciclo 2020/21.

    El avance de siembras y cosechas al mes de junio de 2022, para el ciclo otoño-invierno 2021/2022 indica que se sembraron 62 mil 465 hectáreas de maíz amarillo; destacan Tamaulipas y Chiapas con la mayor superficie sembrada, con una participación de ambas entidades de 82.3%. Para dicho ciclo se ha obtenido una producción de 119 mil 274 toneladas, en una superficie de 21,218 hectáreas (34% de lo plantado).

    En el ciclo PV 2022, al mes de junio de 2022, se tiene una superficie sembrada de 278 mil 743 hectáreas; Chihuahua, Jalisco y Chiapas participan, en conjunto, con 80.7% de la superficie sembrada nacional.

    . Para la mayor parte de los componentes de la demanda, en el ciclo 2021/22, se prevén disminuciones: consumo humano (5.8%), autoconsumo (3.7%), industria almidonera (1.4%), semillas para siembra (5.9%), incluso las mermas (4.7%). El inventario final del grano se espera en dos millones 029 mil toneladas, lo cual indica un decremento de 13.3% respecto del periodo anterior. El componente “consumo pecuario” aporta 78.4% de la demanda, en tanto que las “importaciones”, participan con 74.7% de la oferta nacional.

    En el mes de junio de 2022, el precio de la variedad de maíz amarillo pagado al productor, fue de cinco mil 840 pesos por tonelada, lo cual implica un aumento de 26.1% en términos interanuales. En comparación con el mes previo, el precio reportó un incremento de 9.6 por ciento.

    Maíz Blanco

    En el ciclo de mercado 2021/22, a junio de 2022, se prevé que en México la oferta de maíz blanco sea de 27 millones de toneladas, cifra 0.4% mayor respecto del ciclo 2020/21, determinado por un incremento del inventario inicial de 22.3%, mientras que la producción y las importaciones podrían caer 1.0 y 5.3 por ciento, respectivamente.

    En el ciclo otoño-invierno 2021-2022 la superficie sembrada es de un millón 033 mil hectáreas, 6.8% menos que lo plantado en el OI 2021. Las entidades con mayor superficie sembrada son Sinaloa, Veracruz y Chiapas, en conjunto participan con 70.9% del total nacional. La producción obtenida al momento, es de seis millones 201 mil toneladas, obtenida principalmente en Sinaloa, Veracruz y Oaxaca, con una participación de 86.7 por ciento.

    Del ciclo primavera-verano 2022, el avance al mes de junio de 2022, indica que se han sembrado 2 millones 758 mil 836 hectáreas, con las mayores aportaciones de las entidades Estado de México, Puebla, Chiapas y Michoacán, con una participación conjunta de 49.1 por ciento.

    Por el lado de la demanda, las estimaciones para el ciclo 2021/22, realizadas en junio de 2022, indican que el consumo humano más el autoconsumo del cereal será de 18 millones 640 mil toneladas, en tanto que, las exportaciones podrían llegar a 249 mil toneladas. El inventario final se calcula en dos millones 545 mil toneladas, 17.9% mayor, versus el ciclo de mercado anterior. El consumo humano participa con 55.4% de la demanda nacional, y la producción aportaría 89.1% de la oferta total.

    A junio de 2022, el precio pagado al productor de maíz blanco, fue de 6 mil 670 pesos por tonelada; 11.9% mayor en comparación con el mismo mes de 2021. La tortilla se cotizó en 19.81 pesos por kilogramo, lo cual indica un incremento de 14.5% comparado con el año anterior. En comparativos mensuales, el precio medio rural, la tortilla y el grano al mayoreo presentaron aumentos de 2.5%, 1.3% y 0.2%, respectivamente.

    Trigo Cristalino

    La estimación del ciclo comercial 2022/2023, con cifras a junio de 2022, considera que la oferta disponible de trigo cristalino aumente 21.3% frente al ciclo previo, debido principalmente al aumento de la producción y el inventario inicial en 17.1 y 66.7%, respectivamente.

    En el ciclo otoño-invierno (OI) 2021/2022, se tiene una superficie sembrada de 295 mil 156 hectáreas en el avance a junio de 2022; Sonora es la principal entidad con 82.7% de la participación a nivel nacional. La producción obtenida es de dos millones 044 mil toneladas, principalmente en Sonora y Baja California, con una aportación conjunta de 93.8% del total nacional. El trigo cristalino es poco representativo en el ciclo primavera-verano, el avance del PV 2022, a junio de 2022, indica 173 hectáreas sembradas, principalmente en Puebla y el Estado de México con una participación de 95.8% del total nacional.

    Para el ciclo 2022/2023, se espera que las exportaciones constituyan 50.4% de la demanda total (no incluye el inventario final), mientras que el consumo humano podría aportar 35.2% de la misma, en tanto que el consumo pecuario y la semilla para siembra tienen aportaciones menores. El inventario final podría quedar en 253 mil toneladas, lo que significa una reducción de 2.7% respecto de similar ciclo previo.

    En junio de 2022, el precio medio rural se incrementó 37.4% respecto del mismo mes de 2021, alcanzó 7 mil 460 pesos por tonelada, el precio al mayoreo de sémola, o semolina, aumentó 9.8% anual, al pasar de 9 mil 020 a 9 mil 900 pesos/ton. El precio al consumidor de sopa de pasta se incrementó 15.5% con respecto al mismo mes del año anterior, pasando de 35.1 a 40.53 pesos por kilogramo.

    Arroz pulido

    Para el ciclo 2021/2022, se estima que la oferta de arroz pulido a nivel nacional disminuya 5.2% vs el ciclo previo, debido a una menor producción de 12.5% y en las importaciones de 7.3%, aunque el inventario inicial aumentó 41 por ciento.

    Para el ciclo 2021/2022 se espera que la demanda se reduzca 5.3 por ciento. Se prevén reducciones en las exportaciones de 47.4%, del consumo humano en 4.3%, y el autoconsumo y las semillas para siembra en 16.7%, cada una. Se prevé que las exportaciones sean de 10 mil toneladas; en tanto que el autoconsumo y la semilla para siembra sean de 5 mil toneladas, en cada variable

    En junio de 2022, el precio medio rural y el del consumidor presentaron incrementos interanuales. El precio medio rural alcanzó 6 mil 700 pesos por tonelada y el del consumidor 33 mil 640, con incrementos de 29.8% y 5.5%, respectivamente.

    Trigo Panificable

    Los estimados del ciclo 2022/2023, muestran que la oferta total de trigo panificable podría disminuir 384 mil toneladas respecto del ciclo previo, lo cual equivale a una reducción de 5%. En la producción nacional y las importaciones, se espera decremento de 51 mil (3.4%) y 534 mil toneladas (10.1%), respectivamente, con un incremento en el inventario inicial de 201 mil toneladas (23.8%).

    En el ciclo otoño-invierno (OI) 2021/2022, se plantaron 236,645 hectáreas; 1.3% menos que en el OI 2021. Con avances a junio de 2022, se ha obtenido una producción de un millón 289 mil 517 toneladas, en una superficie cosechada de 221,062 hectáreas, 93.4% de lo sembrado; las entidades con mayor nivel de producción a nivel nacional son Guanajuato, Sinaloa, Sonora y Michoacán, con una participación de 76.3 por ciento.

    Los estimados para el ciclo 2022/2023, son que la demanda caiga 5.3%; el consumo humano participa con 98.1% de la demanda total, el consumo pecuario y las semillas para siembra presentan reducciones de 18.8% y 10 %, respectivamente, comparado con el ciclo previo. El inventario final se estima en un millón de toneladas. Se prevé que la tasa de autosuficiencia pase de 22.4 a 23.3 por ciento, en comparación con el ciclo anterior.

    En junio de 2022, el precio medio rural se incrementó 37.1% respecto del mismo mes de 2021, alcanzando 7 mil 940 pesos por tonelada, mientras que el precio de la harina de trigo al mayoreo se cotizó en 11 mil 760 pesos por cada mil kilos, con un aumento de 35.8% en comparativos anuales, en tanto que, la harina de trigo pagada por el consumidor, fue de 24.92 pesos por kilo, 19.8% más que el del año anterior.

    Fuente: SIAP 05 de agosto de 2022

    Lunes, 8 de agosto de 2022

    Garantizada la oferta de tuna en el país

  • La producción nacional tiene lugar principalmente de julio a septiembre.

    El año pasado se cultivó en una superficie de 45 mil 320 hectáreas, distribuidas en 16 estados de la República, predominantemente en las regiones norte, centro y centro occidente.

    Con una producción anual de alrededor de 469 mil toneladas en promedio (2017-2021), centros de abasto, mercados y tianguis de todo el país ya ofertan tunas, una fruta accesible y que aporta vitaminas, minerales y proteínas, es jugosa, saludable y con excelentes propiedades para la digestión.

    En 2021, la producción nacional de tuna finalizó con un volumen de 462 mil 209 toneladas y un valor de producción de mil 570 millones 993 mil pesos, en donde el Estado de México se ubicó como la principal entidad productora con 177 mil 998 toneladas.

    Le siguieron Puebla, con 109 mil 122 toneladas y Zacatecas, con 100 mil 607 toneladas. Tan solo estas tres entidades generaron 83.9 por ciento de la producción del país, informó el Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera.

    El año pasado se cultivó este fruto en una superficie de 45 mil 320 hectáreas, distribuidas en 16 estados, predominantemente en las regiones norte, centro y centro occidente del país.

    Gracias a que México cuenta con una riqueza de especies de nopal, existen tunas rojas y verdes, con sabores ácidos o dulces, que dan como resultado distintas variedades de esta fruta como: alfajayucan, amarilla, blanca burrón, blanca cristalina, criolla, pico chulo, roja y xoconostle.

    Las variedades de tuna más producidas en México (2021) son alfajayucan, con 170 mil 876 toneladas; roja, 94 mil 964; blanca cristalina, 78 mil 903; criolla, 53 mil 883; amarilla, 40 mil 646; blanca burrón, 11 mil 880; xoconoxtle, 10 mil 266 y pico chulo, con 792 toneladas.

    La producción tiene lugar principalmente de julio a septiembre, sin embargo, puede adquirirse todo el año gracias a la modalidad de riego que adoptan al menos siete entidades, las cuales aportan 12 mil 361 toneladas, mientras que en la modalidad de temporal se cosechan 449 mil 847 toneladas, el 97.3 por ciento nacional.

    Esta fruta aporta vitaminas, minerales y proteínas, es jugosa, saludable y con excelentes propiedades para la digestión debido a la alta fibra contenida en sus semillas.

    Cuando madura, la tuna se industrializa en jugos, mermeladas, frutas en almíbar y licores, entre otros, y los frutos verdes (dos meses de edad) sirven para elaborar fruta abrillantada en almíbar.

    En 2021, México exportó 19 mil 780 toneladas de tuna y xoconostle, con valor de 12 millones 384 mil 226 dólares, a países como Estados Unidos, Canadá, Emiratos Árabes Unidos y Belice.

    Fuente: SADER 06 de agosto de 2022

  • Viernes, 5 de agosto de 2022

    Los precios mundiales de los productos
    alimenticios disminuyen en julio

  • Los aceites vegetales y los cereales hacen bajar el índice de precios de los alimentos de la FAO.

    El indicador de referencia de los precios mundiales de los productos alimenticios disminuyó de forma significativa en julio, registrándose un descenso de dos dígitos porcentuales en los precios de los principales cereales y aceites vegetales, según informó la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

    El índice de precios de los alimentos de la FAO, que se observa atentamente, se situó en un promedio de 140,9 puntos en julio, esto es, un 8,6 % menos que en junio, lo que constituye el cuarto descenso mensual consecutivo desde que alcanzó máximos históricos a principios de año. No obstante, el índice, que refleja la variación mensual de los precios internacionales de una cesta de los productos alimenticios más comercializados, se mantuvo un 13,1 % por encima del nivel de julio de 2021.

    El índice de precios de los cereales de la FAO se redujo un 11,5 % en el mes, si bien se mantuvo un 16,6 % por encima de su valor de julio de 2021. Los precios de todos los cereales representados en el índice registraron una caída, encabezados por el trigo, cuyos precios mundiales disminuyeron un 14,5 %, en parte como reacción ante el acuerdo alcanzado entre Ucrania y la Federación de Rusia para desbloquear las exportaciones desde los principales puertos sobre el Mar Negro y en parte por la disponibilidad estacional debida a las cosechas en curso en el hemisferio norte. En julio los precios mundiales de los cereales secundarios disminuyeron un 11,2 % y los del maíz, un 10,7 %, lo que obedece también en parte al acuerdo sobre el Mar Negro, así como al aumento de las disponibilidades estacionales en la Argentina y el Brasil. Los precios internacionales del arroz también disminuyeron por primera vez en 2022.

    El índice de precios del azúcar de la FAO registró una caída del 3,8 % desde junio, ante la preocupación por las perspectivas de la demanda como consecuencia de expectativas de una mayor desaceleración de la economía mundial en 2022, el debilitamiento del real brasileño y la bajada de los precios del etanol, lo que dio lugar a que la producción de azúcar en el Brasil durante el mes fuera mayor de lo previsto anteriormente. Los indicios de un aumento de las exportaciones, así como las perspectivas de producción favorables en la India, también contribuyeron al descenso de los precios mundiales del azúcar, mientras que el tiempo caluroso y seco en la Unión Europea suscitó preocupación por los rendimientos de la remolacha azucarera e impidió que se produjeran descensos más acusados de los precios.

    El índice de precios de los productos lácteos de la FAO descendió un 2,5 % desde junio, ante la escasa actividad comercial, pero aun así se situó en un promedio que supera en un 25,4 % su valor de julio de 2021. Disminuyeron los precios de la leche en polvo y la mantequilla, mientras que los del queso se mantuvieron estables, impulsados por la demanda en los destinos turísticos europeos.

    En julio también disminuyó el índice de precios de la carne de la FAO, un 0,5 % desde junio, debido al debilitamiento de la demanda de importaciones de carnes de bovino, ovino y cerdo. Por el contrario, los precios internacionales de la carne de aves de corral alcanzaron un máximo histórico, a causa de la firme demanda mundial de importaciones y la escasez de la oferta por los brotes de gripe aviar en el hemisferio norte.

    Fuente: FAO 05 de agosto de 2022

  • Viernes, 5 de agosto de 2022

    El aceite vegetal y los cereales tiran a la baja
    el índice de precios de los alimentos en julio

  • El indicador global del costo de la comida se redujo un 8,6% con respecto a junio, hilando la quinta caída mensual consecutiva después de alcanzar máximos históricos a principios de año; sin embargo, aún se ubica un 13,1% por encima del nivel de julio de 2021, informa la agencia para la alimentación.

    El índice de precios de los alimentos registró una baja importante en julio, liderado por el descenso en los mercados mundiales de los principales cereales y aceites vegetales, informó este viernes la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), responsable de elaborar ese referente global.

    La FAO precisó que el indicador disminuyó un 8,6% con respecto a junio, para ubicarse en 140,9 puntos. El retroceso marcó la quinta caída mensual consecutiva desde que alcanzó máximos históricos a principios de año.

    No obstante la baja la canasta de productos alimenticios básicos todavía es un 13,1% superior al de julio de 2021.

    Uno de los productos que permitieron la disminución del índice fue el aceite vegetal, cuyo precio retrocedió un 19,2% de junio a julio, para llegar a su marca mínima en diez meses.

    La FAO señaló que las cotizaciones internacionales para todos los tipos de aceite cayeron, con los precios del aceite de palma bajando debido a las perspectivas de una gran producción disponible para su exportación desde Indonesia, mientras que el aceite de girasol cayó notablemente a causa de la débil demanda mundial de importaciones. Los precios más bajos del petróleo crudo también presionaron a la baja los valores del aceite vegetal.

    Por su parte, los precios de los cereales retrocedieron un 11,5% en el mes, aunque se mantuvieron un 16,6 % por encima de su valor de julio de 2021.

    Los precios internacionales del arroz bajaron por primera vez en 2022.

    El azúcar, otro alimento de la canasta básica, disminuyó un 3,8% en relación a junio por preocupaciones sobre las perspectivas de la demanda dadas las expectativas de una mayor desaceleración económica mundial, un debilitamiento del real brasileño y precios más bajos del etanol que impulsaron una mayor producción de azúcar en Brasil.

    Los indicios de mayores exportaciones, así como las perspectivas de producción favorables en India, también contribuyeron a la caída de los precios mundiales del azúcar, mientras que el clima cálido y seco en la Unión Europea suscitó preocupaciones sobre los rendimientos de la remolacha para azúcar y evitó caídas más pronunciadas de los precios.

    Los precios de los lácteos bajaron un 2,5% de junio a julio, pero aun así persisten en un nivel 25,4% superior a su valor de julio de 2021. Los precios de la leche en polvo y la mantequilla bajaron, en tanto que los del queso se mantuvieron estables, impulsados ​​por la demanda en los destinos turísticos europeos.

    El índice de precios de la carne de la FAO también retrocedió en julio, con un 0,5% menos que en junio, debido al debilitamiento de la demanda de importación de carne de bovino, ovino y porcino. Por el contrario, los precios internacionales de la carne de aves de corral alcanzaron un máximo histórico, respaldados por una sólida demanda mundial de importaciones y escasez de suministros a causa de los brotes de gripe aviar en el hemisferio norte.

    Fuente: ONU 05 de agosto de 2022

  • Viernes, 5 de agosto de 2022

    México consigue erradicar la mosca
    de la fruta con una técnica nuclear

  • El brote de la mosca del Mediterráneo se detectó a inicios del año pasado en el estado de Colima. La extinción se consiguió mediante la llamada técnica del insecto estéril, un sistema de control de plagas respetuoso con el medioambiente.

    Una alianza entre México, el Organismo Internacional de Energía Atómica y la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación ha conseguido erradicar la mosca del Mediterráneo en el estado mexicano de Colima. El insecto puede provocar daños devastadores en las frutas y en los vegetales.

    El brote fue detectado en abril de 2021 en el mayor puerto del país, Manzanillo, y planteó un riesgo inmediato para una serie de cultivos como las carambolas, los higos, las guayabas, los mangos, las papayas, los pomelos rosados y las naranjas.

    De no haberse gestionado esta actuación con prontitud, México, séptimo productor y exportador mundial de frutas y hortalizas frescas, hubiera podido sufrir la imposición de cuarentenas por parte de los países que no padecen esta plaga.

    El comercio de este tipo de productos genera más de 189.000 millones de pesos mexicanos (más de 9000 millones de dólares) anuales en exportaciones, así como millones de empleos locales.

    La erradicación se logró mediante la llamada Técnica del insecto estéril, un sistema de control de plagas respetuoso con el medioambiente.

    El proyecto consistió en la cría, esterilización y posterior liberación de más de 1450 millones de moscas macho. Una vez libres, estos insectos se aparean con hembras silvestres que no producen descendencia, lo que conduce a la disminución de la población de la plaga y, finalmente, a su erradicación.

    La instalación donde se efectuó la esterilización, ubicada en el estado de Chiapas, es la segunda más grande del mundo con una capacidad de producción de 1000 millones de moscas macho estériles cada semana.

    Las cuatro opciones estratégicas en las que se sueltan insectos estériles como parte de la gestión integrada zonal de plagas son: la supresión, la erradicación, la contención y la prevención.

    Durante más de cinco décadas esta técnica ha sido una de las acciones fundamentales del programa conjunto entre la FAO y el OIEA en la eliminación de plagas.

    Esa acción engloba trabajos de investigación aplicada para mejorar la técnica y perfeccionarla a fin de combatir nuevos insectos causantes de plagas, y la transferencia del conocimiento a los Estados Miembros por medio de proyectos sobre el terreno, de forma que puedan beneficiarse de una salud vegetal, animal y humana mejoradas, un medio ambiente más limpio, un aumento de la producción agrícola y pecuaria en los sistemas agrícolas, y un desarrollo económico más rápido.

    Fuente: ONU 05 de agosto de 2022

  • Viernes, 5 de agosto de 2022

    Día Internacional de la Cerveza

  • Curiosidades y menudencias sobre la cerveza

    La cerveza es una de las bebidas más consumidas en el mundo. Su origen está relacionado con el desenvolvimiento de las sociedades, en especial con el desarrollo de la agricultura y con ello, de las bebidas fermentadas a partir de granos y frutos.

    En la actualidad, la industria cervecera de nuestro país tiene una enorme relevancia económica. Los datos preliminares indican que en 2021 la cerveza se consolidó como el principal producto agroindustrial con el mayor superávit de la balanza agroalimentaria, al alcanzar una cifra de 5,579 millones de dólares de saldo comercial.

    En este este Día Internacional de la Cerveza, te presentamos algunas menudencias y datos curiosos, para los asiduos consumidores y también para aquellos que no lo son, de esta trascendental bebida.

  • 1.- ¿Cuál fue la primer bebida? Para todos aquellos que hacen la pregunta clásica ¿qué fue primero: la cerveza o el vino?, no hay todavía una respuesta definitiva. Los historiadores de los alimentos nos dicen que es probable que el descubrimiento de estas bebidas fueron por accidente y mucho antes de que la humanidad comenzara a producirlos. Lo que es inequívoco es que ambas bebidas se desarrollaron en civilizaciones estables y con un grado de organización. La evidencia arqueológica confirma que el vino y la cerveza se consumían regularmente durante el período Neolítico.

  • 2.- Los sumerios cerveceros. Se considera que los primeros en producir esta bebida fueron los sumerios hace aproximadamente 9,000 años, en la región que hoy ocupa Irak. El comercio y los intercambios culturales llevaron esta bebida a Egipto, donde se dice que comenzó a ser elaborada con cebada en vez de trigo, como fue originalmente.

  • 3.- El papel fundamental de la mujer en el desarrollo de la cerveza en Egipto. La elaboración de cerveza en el antiguo Egipto se consideraba en gran medida una tarea doméstica, por lo que el papel de la mujer en el desarrollo de esta bebida fue más que relevante, en particular en las actividades de moler y colar el puré. Quizá por esto, los egipcios consideraban que la diosa Hathor –una fémina– había sido la inventora de la elaboración de la cerveza.

  • 4.- ¡Santo Patrono de la Cerveza! Un milagro bien frío, por favor. En Francia, y en particular en la Ciudad de Estrasburgo, vivió al que se considera actualmente como el “santo patrono de la cerveza”. Dice el relato, que durante el siglo XI hubo una epidemia de peste en dicha ciudad, por lo que el obispo Arnoldo de Soissons dio de tomar cerveza a aquellos que no habían contraído la enfermedad como una medida de salud a fin de que no la contrajeran al tomar agua sin hervir. Esta medida salvó muchas vidas, de ahí que cada 8 de julio se llevan a cabo festejos en honor a San Arnoldo de Soissons.

  • 5.- El origen del festival más grande de la cerveza en el mundo. Durante los siglos XVII y XVIII, en lo que hoy es Alemania, la popularidad de la cerveza fue en aumento, llegando a ser el motivo que originó el festival del Oktoberfest, que se realizó por vez primera en 1810, durante la celebración del matrimonio de Luis I de Baviera con la princesa Therese von Sachsen-Hildburghausen.

  • 6.- La ciencia de la cerveza. Se dice que el científico francés Luis Pasteur tenía una obsesión por lograr que en Francia se produjera una cerveza de calidad, por lo que recorrió varias fábricas en Europa con el fin de conocer a fondo el proceso y replicarlo en su país. En Alemania aseguró que la cerveza fabricada “no era obra de los hombres, sino producto del incesante afán de ejércitos de seres diez mil millones de veces más pequeños que un niño recién nacido”; nos estaba explicando el proceso milenario de la fermentación. Lo paradójico es que a Luis Pasteur ni le gustaba la cerveza.

  • 7.- Aparece la lata de cerveza. En 1933 la compañía Krueger Brewing of Newark, en Nueva Jersey, fue la primera empresa en producir cerveza en latas. La prueba inicial constó de 2,000 latas que fueron entregadas a los empleados y amigos de la cervecería para su evaluación. El recibimiento favorable los animó a lanzar el producto de forma comercial en enero de 1935. Según parece, los primeros embarques se enviaron a Richmond, Virginia, el punto más alejado del área de distribución de la empresa, en caso de que el experimento fracasara. Este hecho cambiaría el mundo de la cerveza.

  • 8.- La incorporación de la cerveza a México. Dice la historia, que el 6 de junio de 1542 el Rey Carlos V suscribió la cédula que le concedía a Alfonso de Herrera –miembro de la expedición de Hernán Cortés y emisario ante el emperador– el permiso para la fabricación de cerveza en la Nueva España, con la condición de que la corona recibiera un tercio de las ganancias. Lo interesante es que debieron transcurrir cuatrocientos años para que la cerveza desbancara a su rival, el pulque, y fuera la bebida preferida en el gusto de los mexicanos. Es curioso saber que en las grandes extensiones de tierra destinadas al cultivo del maguey quedaban espacios entre cada uno de ellos, los cuales se emplearon para sembrar cebada. De esta forma, el maguey tenía a unos cuantos centímetros al que iba ser su principal adversario en los siguientes años.

  • 9.- Las nacientes cantinas también heredaron… En la segunda mitad del siglo XX, el consumo de cerveza creció en forma importante en México, de tal forma que las nacientes cantinas heredaron de las pulquerías, no sólo los clientes, sino los nombres chuscos. Aquí mencionamos algunas: La Ametralladora, La Azteca, Los Alpes, La Aurora, La América, El Antiguo Camarote, La Mexicana, La Atrevida, La Antigua Águila, La Alegría del Pato, La Niña, El Arañazo, La Abeja, El Año Nuevo, La Azul, El Astillero, La Abundancia, El Banco Nacional, El Borrego, El Bosque, El Banco de Plata, Salón Bach, El Recreo de los Artesanos, La Canoa, El Centro Catalán, El León de Oro, La Ciudad de Berlina y El Gato Negro. ¿Tú, que nombre conoces?

  • 10.- ¿Qué darías por una cerveza? Para finalizar, no olvidemos al célebre personaje Jack Torrance –interpretado por Jack Nicholson– en la película El resplandor, dirigida por Stanley Kubrick, cuando en uno de sus delirios dice: “Dios, daría cualquier cosa por un trago. Daría mi maldita alma por tan sólo un vaso de cerveza.” ¡Demasiada sed!

    Tengamos presente que México se ha convertido en una potencia cervecera, dando como resultado que la cerveza nacional sea un ícono en el mundo, pero, sobre todo, un motivo de orgullo nacional. Recuerda celebrar este día con “una chelita bien fría”, como decimos los mexicanos, pero con moderación.

    Fuente: SIAP 05 de agosto de 2022

  • Jueves, 4 de agosto de 2022

    Día Latinoamericano de las Frutas 2022

  • En este continente, rico en especies vegetales comestibles, es posible desterrar el consumo de alimentos procesados que enferman a la población.

    Importantes grupos humanos han apartado de su mesa, desde hace algunas décadas, los nutrientes que se deben consumir para conservar la salud. Incluso, algunos sectores de la población que perciben bajos ingresos hacen de lado las frutas y verduras frescas, muchas veces por desconocimiento pero con mayor frecuencia por ceder al acoso publicitario de los medios de comunicación que los inducen a consumir alimentos procesados.

    En consecuencia, las tasas de morbimortalidad causadas por desórdenes alimenticios se han disparado tanto en México como en otros países latinoamericanos, principalmente por la ingesta de comida industrializada que contiene saborizantes artificiales y calorías vacías, así como colorantes, emulsificantes, conservadores y otros aditivos a base de sodio.

    Muchos ignoran que frutas y hortalizas son generosas fuentes de agua y que, en resumen, representan salud y fortaleza para cada órgano, tejido y célula, desconocen que los previenen de enfermedades no transmisibles como las cardiopatías, diabetes, distintos tipos de cáncer y obesidad, padecimientos que han adquirido carta de ciudadanía en las sociedades modernas.

    La 57 Asamblea Mundial de la Salud aprobó la Estrategia Mundial sobre Régimen Alimentario, actividad física y salud, y propuso fomentar activamente el consumo de cinco frutas al día en todo el mundo, en especial en los países en desarrollo, al considerar que la ingesta insuficiente de frutas y verduras es uno de los 10 factores principales de riesgo de mortalidad a escala mundial.

    La Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) proclamaron el 4 de agosto como el Día Latinoamericano de las Frutas, con el objetivo de incentivar su consumo en la población, ya que estudios realizados en el continente demuestran el bajo consumo de estos alimentos con respecto a otros lugares del mundo.

    Los organismos internacionales que promueven la celebración recomiendan una ingesta mínima de 400 gramos diarios de frutas y hortalizas para aportarle a nuestro cuerpo suficientes vitaminas A, C, E y todas las del complejo B, así como fósforo, calcio, magnesio, hierro, azufre, sodio y potasio, entre otros elementos.

    Es preciso reforzar diariamente, durante la infancia y la etapa adolescente, el consumo de este tipo de alimentos imprescindibles para un óptimo desarrollo del organismo en su fase de crecimiento.

    La cultura consumista de los alimentos procesados ni siquiera tiene razón de ser en un país pródigo en frutas y verduras, como lo es México, que además posee una extraordinaria cocina tradicional que incluye los quelites, los hongos, el maíz, el amaranto y el cacao, por citar solo unos cuantos frutos de nuestra tierra que honran y dan fama a nuestro patrimonio biocultural y al patrimonio intangible de nuestra gastronomía.

    La insana alimentación a que nos ha conducido una industria de productos procesados puede y debe revertirse y, mejor aún, transformarse en una oportunidad para generar nuestros propios alimentos aun en espacios estrechos como los que disponemos en las urbes.

    La agricultura urbana brinda opciones como la creación de huertos de azotea y, en los mejores casos, pequeños huertos de traspatio, o también ir por la adopción de camellones o porciones de parques y jardines para crear huertos urbanos comunitarios como algunos que ya existen en la Ciudad de México, donde con toda seguridad hemos visto florecer y madurar nísperos, higos, manzanas, peras y otros frutos de la tierra.

    Comencemos a dar un giro a la alimentación y pensemos en que producir nuestros alimentos aporta beneficios a nuestra salud, nuestro bolsillo y el medio ambiente. Diversos grupos ecologistas, así como instituciones públicas y privadas ya incursionan en generar conocimiento para dar a la ciudadanía nuevas opciones de producción para el autoconsumo saludable.

    Fuente: SEMARNAT 04 de agosto de 2022

  • Martes, 2 de agosto de 2022

     

    Chiapas. Información Ganadera 2021

    La Secretaría de Hacienda, en el marco del Comité Estatal de Información Estadística y Geográfica, presenta el documento Chiapas. Información Ganadera 2021.

    Chiapas se ubica en el decimo lugar a nivel nacional por el valor de producción de ganado y aves en pie, lo que representó 4.3% de la producción nacional. Entre 2010 y 2021 el valor de la producción en Chiapas se incrementó el doble (102.2%), mientras que en el periodo 2018-2021 el incremento fue de 18.6%.

    En 2021, el valor de la producción de ganado y aves en pie para Chiapas fue de 14,196 millones 110 mil pesos. De este valor, 50.34% corresponde a las aves y 39.93% al ganado bovino.

    Entre 2020 y 2021 el valor total de ganado y aves en pie incrementó 3.9%. El comportamiento por especie fue el siguiente: el ganado porcino (8.1%), el ganado ovino (7.9%), el ganado bovino (5.6%), los guajolotes (3.7%) y por último las aves (1.8%)

    Entre 2018 y 2021 el valor total de ganado y ave en pie aumento 18.6%. En el mismo periodo las especies con mayor crecimiento de su valor en pie fueron las aves con 26.9% y el ganado porcino con 17% de incremento.

    En el estado, entre 2018 y 2021 el mayor crecimiento en términos absolutos del valor de la producción se registró en aves con un aumento de 1,513 millones 982 mil pesos, el segundo lugar lo ocupó el ganado bovino con un incremento de 513 millones 455 mil pesos y en tercer lugar se ubicó el ganado porcino con un incremento de 176 millones 374 mil pesos.

    En 2021, Chiapas se ubicó en el doceavo lugar a nivel nacional por el valor de su producción pecuaria en canal, aportando 3.5% del total nacional, lo que en valores absolutos representó 18,637 millones 876 mil pesos. Entre 2018 y 2021 el valor de la producción pecuaria en canal se incrementó 20.9%

    En 2021, el valor de la producción de carne en canal para Chiapas fue de 15,556 millones 547 mil pesos. De este valor, 50.4% correspondió a las aves y 38.7% al ganado bovino.

    Entre 2020 y 2021 el valor total de carne en canal incrementó 5.3%. El comportamiento por especie fue el siguiente: el ganado bovino 6.9%, el ganado ovino 6.8%, las aves 4.6%, los guajolotes 3.6% y por último el ganado porcino 3.1%.

    Entre 2018 y 2021 el valor total carne en canal incrementó 21.7%. En el mismo periodo las especies con mayor crecimiento de su valor fueron las aves con 31.7%, el ganado bovino con 13.2% y el ganado porcino con 12.5% y de incremento.

    Entre 2018 y 2021 el valor de la producción de leche de bovino junto con otros productos pecuarios como el huevo para plato, la miel, la cera en greña y la lana sucia aumentó 446 millones 776 mil pesos, que representó 17.0% más. El producto que registró el mayor crecimiento porcentual en el periodo citado fue la lana sucia con 22.5%, seguido de la producción de leche de bovino con un incremento de 19.0%

    Del 2018 al 2021 el volumen de la producción de carne en canal en conjunto aumentó 42 mil 313 toneladas, que representó un aumento de 13.1%. El mayor crecimiento porcentual se registró en la carne de ave con 19.7%, la carne de ovino con 7.8% y la carne de porcino con un incremento de 6.0%.

    El volumen de la producción de leche de bovino en Chiapas, entre 2018 y 2021 aumentó 13 millones 247 mil litros, lo que equivale a un incremento de 3.1%. En el conjunto de otros productos el incremento absoluto fue de 222 toneladas, lo que representó 2.1% más; el mayor crecimiento porcentual se registró en la lana sucia con 20.7%, en segunda posición se ubico el huevo para plato con 3.9% de incremento y en tercer lugar la producción de miel con un incremento de 0.4%.

    En lo que se refiere a la capacidad para llevar a cabo el sacrificio animal se tiene que al año 2021, Chiapas contaba con mayor capacidad, tanto instalada como utilizada, para el sacrificio de aves, en seguida el sacrificio de ganado porcino y en tercer lugar el sacrificio de ganado bovino; cabe mencionar que los centros municipales no tienen la capacidad para llevar a cabo el sacrificio de aves, pero si para el ganado bovino, porcino y ovino.

    En total son 48 de centros de sacrificios autorizados con los que cuenta el estado, mismo que representan 4.% del total nacional. La distribución de los centros de sacrificio es la siguiente; los centros municipales representan 89.6% del total estatal, seguidos de los centros tipo TIF con 6.3% y por último los centros de sacrificio privados con 4.2%.

    Fuente: SH 02 de agosto de 2022

    Martes, 2 de agosto de 2022

    Valor de la Canasta Alimentaria, junio 2022

    El valor de la Línea de Pobreza Extrema por Ingresos (canasta alimentaria) urbana pasó de $1,793.40 (junio de 2021) a $2,011.99 (junio de 2022), incrementó 12.2%, mientras que el valor de la Línea de Pobreza Extrema por Ingresos (canasta alimentaria) rural pasó de $1,370.74 (junio de 2021) a $1,544.88 (junio de 2022), incrementó 12.7%.

    Respecto a la variación mensual, el valor de la Línea de Pobreza Extrema por Ingresos (canasta alimentaria) urbana pasó de $1,982.45 (mayo de 2022) a $2,011.99 (junio de 2022), incrementó 1.5%, mientras que el valor de la Línea de Pobreza Extrema por Ingresos (canasta alimentaria) pasó de $1,523.90 (mayo de 2022) a $1,544.88 (junio de 2022), incrementó 1.4%.

    Fuente: CONEVAL julio de 2022

    Martes, 2 de agosto de 2022

    Lactancia materna: el comienzo de la vida “más crítico que nunca”

  • En tiempos de crisis la lactancia materna es una fuente de alimentos segura, nutritiva y accesible para bebés y niños pequeños. La lactancia materna puede ofrecer importantes defensas contra enfermedades.

    Esta Semana Mundial de la Lactancia Materna, ambas agencias de la ONU están pidiendo a los gobiernos que asignen mayores recursos para proteger, promover y apoyar políticas y programas de lactancia materna, especialmente para las familias más vulnerables que viven en situaciones de emergencia.

    Durante emergencias, incluidas las de Afganistán, Yemen, Ucrania, el Cuerno de África, y la vasta región africana del Sahel, la lactancia materna garantiza una fuente de alimentos segura, nutritiva y accesible para bebés y niños pequeños.

    Según la ONU, menos de la mitad de todos los recién nacidos son amamantados en la primera hora de vida, lo que los hace más vulnerables a las enfermedades y la muerte. Y solo el 44% de los bebés son amamantados exclusivamente en los primeros seis meses de vida, por debajo del objetivo de la Asamblea Mundial de la Salud dirigido, del 50% para 2025.

    Proteger, promover y apoyar la lactancia materna es más importante que nunca, no solo para proteger nuestro planeta como el primer sistema alimentario natural y sostenible definitivo, sino también para la supervivencia, el crecimiento y el desarrollo de millones de bebés.

    para aumentar la cantidad de bebés amamantados en todo el mundo, los gobiernos, los donantes, la sociedad civil y el sector privado deben concentrarse en cuatro áreas clave.

    1.- Priorizar la inversión en políticas y programas de apoyo a la lactancia, especialmente en situaciones de fragilidad e inseguridad alimentaria.

    2.- Equipar a los trabajadores de la salud y la nutrición en los establecimientos y las comunidades con las habilidades que necesitan para brindar asesoramiento de calidad y apoyo práctico a las madres.

    3.- Proteger a los cuidadores y trabajadores de la salud para que no sean influenciados por la falta de ética del mercadeo de la industria de fórmulas para bebés mediante la plena adopción e implementación del Código Internacional de Comercialización de Sucedáneos de la Leche Materna, incluso en contextos humanitarios.

    4.- Implementar políticas e iniciativas de salud pública favorables a la familia, que brinden a las madres el tiempo, el espacio y el apoyo que necesitan para amamantar.

    Fuente: ONU 01 de agosto de 2022

  • Lunes, 1 de agosto de 2022

    Reporte mensual de las exportaciones de
    bienes agropecuarios y pesqueros de México

    Cifras durante junio de 2022

    El origen de la información oportuna de la balanza comercial total de mercancías de México es la estadística que integra y difunde el Grupo de Trabajo de Estadísticas de Comercio Exterior, conformado por el Banco de México, INEGI, SAT y la Secretaría de Economía.

    En el mes junio de 2022, las divisas obtenidas por exportaciones de bienes agropecuarios y pesqueros ascienden a 1,703 millones de dólares (MDD), monto 2.2 % mayor respecto del mismo mes del año previo (1,666MDD) y 17.6% menor en comparación con el mes anterior (mayo 2022: 2,067 MDD).

    Las mercancías exportadas con incrementos significativos, frente al mismo mes de 2021 son: café crudo en grano (84.4%), melón, sandía y papaya (21.5%), pescados, crustáceos y moluscos (15.5%), jitomate (12.4%,) y cebollas y ajos (10.6%). Por otra parte, las exportaciones de productos con las disminuciones más relevantes son: mangos (25.0%) y, uvas y pasas (17.1%).

    Las divisas generadas por las ventas de bienes agropecuarias y pesqueras en el periodo de enero a junio de 2022 son de 11,671 MDD, las cuales son mayores en 862 MDD (8.0%), en comparación con 2021 (10,809 MDD).

    Con datos de enero a mayo de 2022, las mercancías con mayor venta al extranjero de bienes agropecuarios y pesquero, en MDD, son: aguacate (1,562), jitomate (1,028), pimiento (741), fresas frescas (593), cítricos (468), pepino (358), coles (321), melón, sandía y papaya (315), café sin tostar (285), ganado bovino en pie (255), almendras, nueces, pistaches (242), guayaba, mango y mangostanes (217), cebollas (206), camarón congelado (154), trigo duro (152), algodón (132), plátanos (106), pescado fresco o refrigerado excepto filete (91), maíz (76), uvas y pasas (69), garbanzo (61), miel natural de abeja (52), pescado congelado excepto filete (48) y moluscos (41).

    El valor de las exportaciones agropecuarias y pesqueras en el mes de mayo de 2022, fue de 2,067 MDD; monto 17.3% superior frente al mismo mes del año previo (1,761 MDD); las mercancías exportadas con mayor incremento son: frijol común (184.4%), trigo duro (181.3%), café sin tostar (103.8%), camarón congelado (39.6%), cítricos (32.2%), moluscos (31.1%), aguacate (27.9%), cacahuates (24.4%), miel natural de abeja (23.7%), cebolla (18.4%), jitomate (17.9%), melón, sandía y papaya, frescos (16.7%), coles (16.0%), pepino (15.9%), pescado fresco o refrigerado (14.7%), garbanzos (14.5%), fresas frescas (13.2%) y guayaba, mango y mangostanes (12.4%). Por el contrario, las disminuciones más representativas se observan en; tabaco en rama (58.8%), crustáceos, excepto camarón congelado (43.8%), algodón (34.7%), ganado bovino en pie (14.7%), semillas, frutos y esporas, para siembra (13.4%), esquejes e injertos (12.1%), almendras, nueces, pistaches (10.8%) y plátano (8.4%).

    En el acumulado enero-mayo 2022, las exportaciones agropecuarias y pesqueras fueron 9,968 MDD, monto mayor en 9.0% frente al mismo periodo del año anterior (9,143 MDD); las mercancías exportadas con disminución son: sorgo grano (99.5%), ganado bovino en pie (23.7%), crustáceos, excepto camarón congelado (18.3%), plátanos (13.2%), pimiento (10.3%), almendras, nueces, pistaches (7.5%) y jitomate (2.6 %). Por el contrario, los aumentos más representativos se presentan en; cacao en grano (398.0%), trigo duro (112.9%), café sin tostar (67.9%), moluscos (62.9%), cítricos (44.2%), miel natural de abeja (43.0%), habas de soya (41.2%), algodón (38.8%), frijol común (32.7%), ajo (31.5%), camarón congelado (28.3%), flores y capullos para adornos (18.6%), pescado congelado excepto filete (18.4%), cacahuates (16.3%), aguacate (15.7%), melón, sandía y papaya (15.3%), pepino (12.8%), coles (12.5%), uvas y pasas (11.6%), semillas, frutos y esporas, para siembra (10.1%) y guayaba, mango y mangostanes (9.4%).

    El valor de las importaciones agropecuarias y pesqueras en el mes de mayo de 2022, fue de 1,751 MDD; 11.1 % más que en al mismo mes de 2021 (1,582 MDD), así mismo, en el periodo de enero a mayo 2022, las importaciones son de 8,442 MDD, lo que representa un incremento de 16.9%, respectó del mismo periodo de 2021 (7,224 MDD).

    Las exportaciones no petroleras en el primer semestre de 2022, alcanzan un monto de 260,172 MDD, se integran por 243,926 MDD de exportaciones manufactureras, 11,671 MDD por la venta al exterior de bienes agropecuarios y pesqueros y 4,575 MDD de exportaciones extractivas, las cuales aportan 93.7%, 4.5% y 1.8%, respectivamente.

    Fuente: SIAP 29 de julio de 2022

    Martes, 26 de julio de 2022

    La granada: histórica fruta escarlata

  • La granada es un fruto rojizo nativo de Persia con una llamativa vista interior llena de múltiples semillas rojas empapadas de una jugosa pulpa y de sabor agridulce.

    Proviene de un árbol llamado granado, perteneciente a la familia de las Punicáceas que alcanza entre 2 y 6 m de altura, con tallos muy ramificados, hojas alargadas y flores repletas de estambre. Fue traída a México por misioneros españoles y encontró su desarrollo comercial adaptándose a las regiones Centro Norte y Centro del país.

    Hoy en día cuenta con una producción nacional de más de 8,500 toneladas repartidas entre 17 estados de la República, donde la práctica comercial del cultivo de granada destaca en los estados de Chiapas, Oaxaca, Hidalgo, Guanajuato y Morelos.

    Su temporada abarca desde julio hasta principios de octubre, pero es en Septiembre donde se convierte en un distintivo claro de la temporada otoñal y las festividades patrias adornando los deliciosos chiles en nogada, aunque también puede acompañar ensaladas, consumirse desgranada en vaso con chile y limón, en jugo o simplemente fresco como fruta de mesa.

    Esta deliciosa fruta posee propiedades antioxidantes, vitaminas A, C y B, magnesio, calcio, selenio, fósforo, cobre, sodio, zinc y hierro.

    Fuente: SADER 24 de julio de 2022

  • Viernes, 8 de julio de 2022

    El índice de referencia de la FAO de los precios de los alimentos
    muestra una caída de los precios internacionales de los cereales

  • Se prevé una ligera disminución de la producción mundial de cereales en 2022

    El barómetro de los precios mundiales de los productos alimenticios descendió ligeramente en junio por tercer mes consecutivo, según informó hoy la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

    El índice de precios de los alimentos de la FAO registró en junio de 2022 un promedio de 154,2 puntos, esto es, un 2,3 % menos que en mayo. Sin embargo, el índice, que refleja la variación mensual de los precios internacionales de una cesta de los productos alimenticios más comercializados, se mantuvo un 23,1 % por encima del nivel de junio de 2021.

    El índice de precios de los cereales de la FAO registró en junio un promedio de 166,3 puntos, esto es, un 4,1 % menos que en mayo, pero aun así un 27,6 % por encima de su valor de junio de 2021. Los precios internacionales del trigo cayeron un 5,7 % en junio, pero se mantuvieron un 48,5 % por encima de los valores de hace un año. El descenso de junio se debió a la disponibilidad estacional de las nuevas cosechas en el hemisferio norte, a la mejora de la situación de los cultivos en algunos de los principales países productores y a las perspectivas de aumento de la producción en la Federación de Rusia. Los precios internacionales de los cereales secundarios también cayeron un 4,1 %, pero siguieron superando en un 18,4 % los valores de un año antes. Los precios mundiales del maíz registraron una caída intermensual del 3,5 %, debido al aumento de las disponibilidades estacionales en la Argentina y el Brasil y a la mejora de la situación de los cultivos en los Estados Unidos de América.

    El índice de precios de los aceites vegetales de la FAO se situó en junio en un promedio de 211,8 puntos, lo que representa un descenso intermensual del 7,6 %. Los precios mundiales del aceite de palma descendieron a raíz del crecimiento estacional de la producción en los principales países productores y las perspectivas de aumento de los suministros procedentes de Indonesia. Por su parte, los precios mundiales de los aceites de girasol y soja descendieron debido a la débil demanda mundial de importaciones tras la subida de los costos.

    El índice de precios del azúcar de la FAO registró un promedio de 117,3 puntos en junio, es decir, un 2,6 % menos que en mayo, lo que constituye el segundo descenso mensual consecutivo y el nivel más bajo desde febrero, influenciado por las buenas perspectivas de disponibilidad mundial. La ralentización del crecimiento económico mundial también deprimió la demanda y los precios internacionales del azúcar.

    Por su parte, el índice de precios de la carne de la FAO se situó en junio en un promedio de 124,7 puntos, esto es, un 1,7 % más que en mayo, lo que constituye un nuevo récord y supera en un 12,7 % su valor de junio de 2021. Aumentaron los precios mundiales de todos los tipos de carne, con una fuerte subida de los de la carne de aves de corral ―que alcanzaron un máximo histórico― a consecuencia de la prolongada situación de escasez de la oferta mundial.

    El índice de precios de los productos lácteos de la FAO registró en junio un promedio de 149,8 puntos, esto es, un 4,1 % más que en mayo y un 24,9 % por encima de su valor de junio de 2021. En junio, aumentaron los precios internacionales de todos los productos lácteos. Los precios del queso fueron los que más subieron, fundamentalmente a causa de un aumento repentino de la demanda de importaciones respecto de los suministros al contado ante la preocupación en los mercados por la disponibilidad de suministros más adelante durante el año. Los precios mundiales de la leche en polvo aumentaron debido a la fuerte demanda de importaciones y a la persistente escasez de la oferta mundial.

    El pronóstico de la FAO sobre la producción mundial de cereales en 2022 se ha incrementado en julio en 7 millones de toneladas respecto del mes anterior y se cifra actualmente en 2 792 millones de toneladas, de acuerdo con la nueva Nota informativa sobre la oferta y la demanda de cereales. Esta cifra sigue siendo un 0,6 % inferior a la producción mundial de 2021.

    Si bien el pronóstico sobre la utilización mundial de cereales en 2022/23 también se ha incrementado, con un aumento de 9,2 millones de toneladas hasta alcanzar los 2 797 millones de toneladas, sigue estando 1,7 millones de toneladas (un 0,1 %) por debajo del nivel registrado en 2021/22, sobre todo como resultado de las expectativas de un menor uso como pienso.

    El pronóstico de la FAO sobre las reservas mundiales de cereales al cierre de las campañas que finalizarán en 2023, cifrado en 854 millones de toneladas, se ha incrementado en 7,6 millones de toneladas respecto del mes anterior, pero aun así señala una contracción interanual del 0,6 % (5,0 millones de toneladas). De confirmarse este nivel, el coeficiente reservas-utilización de cereales a escala mundial disminuiría del 30,7 % registrado en 2021/22 al 29,8 % en 2022/23.

    El último pronóstico de la FAO sobre el comercio mundial de cereales en 2022/23 asciende a 468 millones de toneladas, es decir, 4,8 millones de toneladas más que el mes pasado, pero aun así el nivel más bajo de las últimas tres campañas y 11,4 millones de toneladas (un 2,4 %) por debajo del volumen de 2021/22. La mayor parte del descenso se debe al pronóstico de que el comercio de cereales secundarios en 2022/23 (julio/junio) se contraerá en un 4,1 % (9,5 millones de toneladas) respecto del nivel estimado de 2021/22.

    Fuente: FAO 08 de julio de 2022

  • Viernes, 8 de julio de 2022

    La crisis climática, la pandemia y los conflictos
    colocan en riesgo los Objetivos de Desarrollo Sostenible

  • Las crisis en cascada que vivimos hoy impactan la alimentación, la salud, la educación, el medio ambiente, la paz y la seguridad y alejan al mundo de la consecución de la Agenda 2030, el plan que busca sociedades más resilientes, justas, pacíficas e igualitarias para todos.

    La crisis climática, la pandemia de COVID-19 y un mayor número de conflictos en el mundo ponen en peligro la consecución de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), advirtió en su informe la ONU.

    La publicación destaca la gravedad y la magnitud de los desafíos que enfrentamos, con estas crisis en cascada que se interceptan, afectando la alimentación y la nutrición, la salud, la educación, el medio ambiente y la paz y la seguridad, y dificultando la carrera hacia el logro de los ODS, establecidos en 2015 para la construcción de sociedades más resilientes, pacíficas, justas y equitativas para todos los habitantes del planeta.

    Según los datos de la ONU, la pandemia ha causado estragos en los Objetivos y sus efectos aún están lejos de terminar. El “exceso de muertes” a nivel mundial atribuible directa e indirectamente al COVID-19 sumaba 15 millones a fines de 2021.

    Esto significa un retroceso de más de cuatro años en el alivio de la pobreza que había sumido a 93 millones de personas más en la pobreza extrema en 2020. Además, unos 147 millones de niños perdieron más de sus clases presenciales en últimos dos años.

    Para evitar los peores efectos del cambio climático, como se establece en el Acuerdo de París, las emisiones globales de gases de efecto invernadero deberán alcanzar su punto máximo antes de 2025 y luego disminuir en un 43% para 2030, cayendo a cero neto para 2050. Sin embargo, esas emisiones crecerán casi un 14% en la próxima década.

    Los países y grupos de población más vulnerables del mundo sufren de manera desproporcionada todas estas afectaciones, con las mujeres a la cabeza de las pérdidas de empleo y un mayor trabajo de cuidados en el hogar, además de encarar una violencia doméstica exacerbada por los confinamientos de la pandemia.

    Los países menos adelantados luchan contra un crecimiento económico débil, una inflación creciente, grandes interrupciones en la cadena de suministro, incertidumbres políticas y una deuda insostenible.

    La ONU advirtió que el mundo se encuentra frente a una disyuntiva que definirá su futuro: abandonar los compromisos de ayudar a los más vulnerables, o redoblar los esfuerzos por revitalizar la marcha hacia los Objetivos y construir un mejor porvenir para las personas y el planeta en 2030. El informe sostiene que para que el mundo salga fortalecido de la crisis y se prepare para los desafíos que se avecinen, es imperativo el financiamiento de la infraestructura de datos e información de los gobiernos nacionales y la comunidad internacional.

    Entre los datos negativos que detalla el estudio, destacan los siguientes:

  • Entre 75 y 95 millones de personas podrían caer en la pobreza extrema en 2022.

  • Cerca del 10% de la población mundial padece hambre y casi un tercio no puede acceder a una alimentación adecuada.

  • La cobertura de inmunización se redujo por primera vez en una década y aumentaron las muertes por tuberculosis y paludismo.

  • En 2020, la incidencia mundial de la ansiedad y la depresión aumentó un 25%, afectando principalmente a los jóvenes y las mujeres.

  • En 2021, 17 millones de toneladas de plástico ingresaron al océano y el volumen de contaminación plástica en el mar se triplicaría para 2040.

  • Casi 24 millones de estudiantes de nivel preescolar a universitario corren el riesgo de no regresar a la escuela.

  • En los países de renta baja, el servicio de la deuda pública aumentó un promedio de 3,1% en 2011 a 8,8% en 2020.

    Fuente: ONU 07 de julio de 2022

  • Jueves, 7 de julio de 2022

    Informe de las Naciones Unidas:
    las cifras del hambre en el mundo aumentaron

  • El último informe sobre El estado de la seguridad alimentaria y la nutrición en el mundo revela que se está produciendo un retroceso en los esfuerzos por eliminar el hambre y la malnutrición

    El número de personas que padecen hambre en el mundo aumentó hasta alcanzar los 828 millones de personas en 2021, lo que supone un aumento de unos 46 millones desde 2020 y de 150 millones desde el brote de la pandemia de la enfermedad por coronavirus (COVID-19), según un informe de las Naciones Unidas en el que se aportan nuevas pruebas que muestran que el mundo se está alejando de su objetivo de acabar con el hambre, la inseguridad alimentaria y la malnutrición en todas sus formas de aquí a 2030.

    En la edición de 2022 del informe El estado de la seguridad alimentaria y la nutrición en el mundo (SOFI) se presenta información actualizada sobre la situación de la seguridad alimentaria y la nutrición en todo el mundo, incluidas las últimas estimaciones sobre el costo y la asequibilidad de las dietas saludables. Además, en el informe se plantean las formas en que los gobiernos pueden reorientar el apoyo que actualmente prestan a la agricultura para reducir el costo de las dietas saludables, teniendo en cuenta los limitados recursos públicos disponibles en muchas partes del mundo.

    Elaborado por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA), el Programa Mundial de Alimentos (PMA), la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Fondo de la ONU para la Infancia (UNICEF), el estudio destaca también el avance de la pobreza extrema y la creciente desnutrición crónica.

    Las cifras describen un panorama desalentador:

  • Hasta 828 millones de personas han padecido hambre en 2021: 46 millones de personas más que el año anterior y 150 millones más que en 2019.

  • Tras permanecer relativamente sin cambios desde 2015, el porcentaje de personas afectadas por el hambre se disparó en 2020 y siguió aumentando en 2021, hasta alcanzar el 9,8 % de la población mundial, frente a los porcentajes del 8 % registrado en 2019 y el 9,3 % en 2020.

  • La brecha de género en relación con la inseguridad alimentaria siguió aumentando en 2021: el 31,9 % de las mujeres del mundo padecía inseguridad alimentaria moderada o grave, en comparación con el 27,6 % de los hombres, una brecha de más de 4 puntos, en comparación con los 3 puntos porcentuales registrados en 2020.

  • En 2020, casi 3 100 millones de personas no pudieron permitirse mantener una dieta saludable, es decir, 112 millones más que en 2019, lo cual refleja los efectos de la inflación de los precios de los alimentos al consumidor derivada de las repercusiones económicas de la pandemia de la COVID-19 y las medidas adoptadas para contenerla.

  • Se calcula que 45 millones de niños menores de cinco años padecían emaciación, la forma más mortífera de malnutrición, que aumenta hasta 12 veces el riesgo de mortalidad infantil. Además, 149 millones de niños menores de cinco años sufrían retraso en el crecimiento y el desarrollo debido a la falta crónica de nutrientes esenciales en su dieta, mientras que 39 millones tenían sobrepeso.

  • Se están logrando progresos en cuanto a la lactancia materna exclusiva, ya que casi el 44 % de los bebés menores de seis meses de todo el mundo fueron alimentados exclusivamente con leche materna en 2020. Esta cifra sigue estando lejos del objetivo del 50 % fijado para 2030. Un dato muy preocupante es que dos de cada tres niños carecen de la dieta diversa mínima que necesitan para crecer y desarrollarse plenamente.

  • De cara al futuro, se prevé que casi 670 millones de personas (el 8 % de la población mundial) seguirán pasando hambre en 2030, aun teniendo en cuenta una recuperación económica mundial. Se trata de una cifra similar a la de 2015, cuando se estableció el objetivo de acabar con el hambre, la inseguridad alimentaria y la malnutrición para finales de esta década en el marco de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible.

    En el informe se destaca de manera notable que el apoyo mundial al sector alimentario y agrícola representó un promedio anual de casi 630 000 millones de USD entre 2013 y 2018. La mayor parte de ese apoyo se destina a los agricultores individualmente, a través de las políticas sobre comercio y mercados y de subvenciones fiscales. No obstante, en gran parte, este apoyo no solo distorsiona el mercado, sino que tampoco está llegando a muchos agricultores, daña el medio ambiente y no promueve la producción de alimentos nutritivos que conforman una dieta saludable. Esto se debe, entre otras cosas, al hecho de que las subvenciones suelen dirigirse a la producción de alimentos básicos, lácteos y otros alimentos de origen animal, especialmente en los países de ingresos altos y los países de ingresos medianos altos. El arroz, el azúcar y las carnes de diversos tipos son los alimentos que más incentivos reciben a nivel mundial, mientras que las frutas y las hortalizas reciben un apoyo relativamente menor, sobre todo en algunos países de ingresos bajos.

    Ante la amenaza de una recesión mundial y las consecuencias que comporta para los ingresos y gastos públicos, una forma de contribuir a la recuperación económica pasa por adaptar el apoyo a la alimentación y la agricultura para destinarlo a alimentos nutritivos allí donde el consumo per cápita aún no alcanza los niveles recomendados para una dieta saludable.

    Los datos sugieren que, si los gobiernos adaptan los recursos que están utilizando para incentivar la producción, la oferta y el consumo de alimentos nutritivos, contribuirán a hacer las dietas saludables menos costosas y más asequibles y equitativas para todas las personas.

    Por último, en el informe también se señala que los gobiernos podrían hacer más por reducir los obstáculos al comercio de alimentos nutritivos como las frutas, las hortalizas y las legumbres.

    Fuente: ONU 07 de julio de 2022

  • Jueves, 7 de julio de 2022

    Unos 828 millones de personas sufren hambre en el mundo,
    se revierten los avances hacia el hambre cero para 2030

  • En 2021, los latinoamericanos desnutridos alcanzaron los 56,5 millones, el 8,6% de la población de la región y cuatro millones se sumaron a las filas del hambre. A nivel global, el número de personas hambrientas aumentó en 46 millones en 2020 y en 150 millones a partir del inicio de la pandemia.

    “El mundo está retrocediendo en sus esfuerzos por acabar con el hambre, la inseguridad alimentaria y la desnutrición para 2030, un objetivo establecido por las Naciones Unidas en 2015”, afirma la edición correspondiente a 2022 del Estado de la Seguridad Alimentaria y la Nutrición en el Mundo, publicada por cinco organismo de la ONU.

    Elaborado por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA), el Programa Mundial de Alimentos (PMA), la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Fondo de la ONU para la Infancia (UNICEF), el estudio destaca también el avance de la pobreza extrema y la creciente desnutrición crónica.

    El informe indica que el número de personas afectadas por el hambre en el mundo llegó a 828 millones en 2021 -el 9,8% de la población mundial-, un aumento de 46 millones desde 2020 y de 150 millones desde el comienzo de la pandemia de COVID-19.

    El texto lamenta las proyecciones para 2030, que apuntan a casi 670 millones de personas -el 8 % de la población mundial- todavía con hambre, incluso calculando una recuperación económica global. El número no está lejos al de las personas hambrientas en 2015, cuando se fijó la meta de poner fin al hambre, la inseguridad alimentaria y la malnutrición para fines de esta década en el marco de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible.

    El estudio detalla que en 2021 unos 2300 millones de personas padecieron inseguridad alimentaria a nivel moderado o grave, 350 millones más que al principio de la pandemia; y casi 924 millones -11,7% de la población mundial-, la enfrentaron en niveles severos, un incremento de 207 millones en dos años.

    Las cifras desagregadas marcan que el 31,9% de las mujeres sufrió inseguridad alimentaria, una proporción mayor que el 27,6% de los hombres afectados por el mismo flagelo. Los números representan una brecha de género de 4 puntos porcentuales, en 2020 la diferencia era de 3 puntos.

    Además, casi 45 millones de niños menores de cinco años presentaron emaciación, la forma más letal de desnutrición ya que aumenta hasta doce veces el riesgo de que mueran; mientras que 149 millones de menores de cinco años tenían retraso en el crecimiento y el desarrollo debido a la falta crónica de nutrientes esenciales en sus dietas. Por otra parte, 39 millones tenían sobrepeso.

    El estudio cita avances en la lactancia materna exclusiva, con casi el 44% de los bebés menores de seis meses del mundo alimentados sólo con leche materna en 2020. La cifra aún está por debajo del objetivo del 50% para 2030.

    El estado del hambre y la nutrición en América Latina y el Caribe no es mejor que en el resto del mundo.
    De acuerdo con el informe, entre 2020 y 2021, cuatro millones de personas se sumaron al conjunto de hambrientos en la región.

    El retroceso se produce después de un aumento ya desalentador de nueve millones de personas entre 2019 y 2020. Con respecto a las personas desnutridas, el número se ubicó en 56,5 millones en 2021, el 8,6% de la población regional.

    Según el informe, en América Latina y el Caribe se concentra el 7,4% de la población mundial que sufre hambre; más de la mitad de las personas hambrientas vive en Asia, y más de un tercio en África.

    La inseguridad alimentaria también sigue empeorando en la región. En 2021, el 40,6 % de la población, 268 millones de personas, encararon inseguridad alimentaria moderada o grave, un 1,1% más que el año previo.

    La inseguridad alimentaria grave afectó a 93,5 millones de personas en 2021, luego de aumentar 1,4%, a 14,2%, un incremento de casi 10 millones de personas en un año, y casi 30 millones más en comparación con 2019.

    Fuente: ONU 06 de julio de 2022

  • Jueves, 7 de julio de 2022

    Acciones de sanidad e inocuidad impulsan
    producción y exportaciones de papaya mexicana

  • La industria papayera nacional, ejemplo de adopción de la cultura de la inocuidad alimentaria y de éxito en los mercados más competitivos

    La industria papayera nacional es ejemplo de que, cuando los productores adoptan la cultura de la inocuidad alimentaria, sus posibilidades de éxito se potencian y pueden participar en los mercados internacionales más competitivos.

    La puesta en marcha de las mejores prácticas en materia de sanidad e inocuidad han impulsado la producción nacional de papaya, con un volumen anual de un millón 117 mil toneladas, que posicionan al país como el cuarto productor mundial y el principal exportador del fruto, con más de 169 mil toneladas.

    Tan sólo en el periodo enero-abril de este año, las ventas al exterior de papaya fresca, junto con la sandía y el melón, aumentaron 14.25 por ciento, respecto a igual lapso de 2021, al sumar 184 millones de dólares, de acuerdo con datos de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural.

    Los papayeros aceptan el compromiso de ser socios estratégicos del organismo de Agricultura, en beneficio del sector y de miles de familias que dependen de este cultivo, con el propósito de proveer a México y el mundo de alimentos sanos, seguros e inocuos.

    De 2020 a la fecha, Senasica ha certificado 250 unidades de producción de papaya en Sistemas de Reducción de Riesgos de Contaminación (SRRC) de 83 empresas, las cuales se localizan en Campeche, Chiapas, Colima, Jalisco, Michoacán, Nayarit, San Luis Potosí, Tabasco, Tamaulipas y Veracruz.

    Fuente: SADER 06 de julio de 2022

  • Miércoles, 6 de julio de 2022

    Informe de las Naciones Unidas: las cifras del hambre en el mundo
    aumentaron hasta alcanzar los 828 millones de personas en 2021

  • El último informe sobre El estado de la seguridad alimentaria y la nutrición en el mundo revela que se está produciendo un retroceso en los esfuerzos por eliminar el hambre y la malnutrición

    El número de personas que padecen hambre en el mundo aumentó hasta alcanzar los 828 millones de personas en 2021, lo que supone un aumento de unos 46 millones desde 2020 y de 150 millones desde el brote de la pandemia de la enfermedad por coronavirus (COVID-19) (1), según un informe de las Naciones Unidas en el que se aportan nuevas pruebas que muestran que el mundo se está alejando de su objetivo de acabar con el hambre, la inseguridad alimentaria y la malnutrición en todas sus formas de aquí a 2030.

    En la edición de 2022 del informe El estado de la seguridad alimentaria y la nutrición en el mundo (SOFI) se presenta información actualizada sobre la situación de la seguridad alimentaria y la nutrición en todo el mundo, incluidas las últimas estimaciones sobre el costo y la asequibilidad de las dietas saludables. Además, en el informe se plantean las formas en que los gobiernos pueden reorientar el apoyo que actualmente prestan a la agricultura para reducir el costo de las dietas saludables, teniendo en cuenta los limitados recursos públicos disponibles en muchas partes del mundo.

    Las cifras describen un panorama desalentador:

  • Hasta 828 millones de personas han padecido hambre en 2021: 46 millones de personas más que el año anterior y 150 millones más que en 2019.

  • Alrededor de 2 300 millones de personas en el mundo (29,3 %) se encontraban en situación de inseguridad alimentaria moderada o grave en 2021, esto es, 350 millones de personas más que antes del brote de la pandemia de la COVID‑19. Cerca de 924 millones de personas (el 11,7 % de la población mundial) afrontaron niveles graves de inseguridad alimentaria, lo que supone un aumento de 207 millones en un intervalo de dos años.

  • En 2020, casi 3 100 millones de personas no pudieron permitirse mantener una dieta saludable, es decir, 112 millones más que en 2019, lo cual refleja los efectos de la inflación de los precios de los alimentos al consumidor derivada de las repercusiones económicas de la pandemia de la COVID-19 y las medidas adoptadas para contenerla.

  • Se están logrando progresos en cuanto a la lactancia materna exclusiva, ya que casi el 44 % de los bebés menores de seis meses de todo el mundo fueron alimentados exclusivamente con leche materna en 2020. Esta cifra sigue estando lejos del objetivo del 50 % fijado para 2030. Un dato muy preocupante es que dos de cada tres niños carecen de la dieta diversa mínima que necesitan para crecer y desarrollarse plenamente.

  • De cara al futuro, se prevé que casi 670 millones de personas (el 8 % de la población mundial) seguirán pasando hambre en 2030, aun teniendo en cuenta una recuperación económica mundial. Se trata de una cifra similar a la de 2015, cuando se estableció el objetivo de acabar con el hambre, la inseguridad alimentaria y la malnutrición para finales de esta década en el marco de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible.

    En el informe se destaca de manera notable que el apoyo mundial al sector alimentario y agrícola representó un promedio anual de casi 630 000 millones de USD entre 2013 y 2018. La mayor parte de ese apoyo se destina a los agricultores individualmente, a través de las políticas sobre comercio y mercados y de subvenciones fiscales. No obstante, en gran parte, este apoyo no solo distorsiona el mercado, sino que tampoco está llegando a muchos agricultores, daña el medio ambiente y no promueve la producción de alimentos nutritivos que conforman una dieta saludable. Esto se debe, entre otras cosas, al hecho de que las subvenciones suelen dirigirse a la producción de alimentos básicos, lácteos y otros alimentos de origen animal, especialmente en los países de ingresos altos y los países de ingresos medianos altos. El arroz, el azúcar y las carnes de diversos tipos son los alimentos que más incentivos reciben a nivel mundial, mientras que las frutas y las hortalizas reciben un apoyo relativamente menor, sobre todo en algunos países de ingresos bajos.

    Ante la amenaza de una recesión mundial y las consecuencias que comporta para los ingresos y gastos públicos, una forma de contribuir a la recuperación económica pasa por adaptar el apoyo a la alimentación y la agricultura para destinarlo a alimentos nutritivos allí donde el consumo per cápita aún no alcanza los niveles recomendados para una dieta saludable.

    Los datos sugieren que, si los gobiernos adaptan los recursos que están utilizando para incentivar la producción, la oferta y el consumo de alimentos nutritivos, contribuirán a hacer las dietas saludables menos costosas y más asequibles y equitativas para todas las personas.

    Por último, en el informe también se señala que los gobiernos podrían hacer más por reducir los obstáculos al comercio de alimentos nutritivos como las frutas, las hortalizas y las legumbres.

    Fuente: FAO 06 de julio de 2022

  • Lunes, 4 de julio de 2022

    Expectativas de Producción Agropecuaria y Pesquera

    Cifras durante junio 2022

    La expectativa de producción nacional agropecuaria y pesquera para 2022 es de 235.4 millones de toneladas*, 3.4% superior a lo registrado en 2021. Por subsector los pronósticos son positivos (todos aumentan): el agrícola 3.5, el pecuario 2.4 y el pesquero 1.3 por ciento.

    En comparación con 2021, la perspectiva es la siguiente: el subsector agrícola aumentará siete millones 52 mil toneladas, mientras que el pecuario incrementará 584 mil toneladas y el pesquero en 26 mil toneladas.

    Comportamiento por subsector

  • Agrícola:7 millones 052 toneladas más (3.5%)
  • Pecuario: 584 mil toneladas más (2.4%)
  • Pesquero: 26 mil más (1.3%)
  • Análisis de la Balanza Comercial Agroalimentaria de México abril 2022

    Por noveno año consecutivo al mes de abril de 2022, la Balanza Comercial Agropecuaria y Agroindustrial tiene superávit: fue de 3,727 millones de dólares (MDD).

    En términos monetarios en el primer cuatrimestre de 2022, es el cuarto mayor saldo positivo en 28 años (desde 1995); ello derivado de 17,163 MDD de exportaciones y 13,436 MDD de importaciones.

    En los cuatro meses del año, el saldo positivo disminuyó 2 millones 559 mil dólares (0.1%), en comparación al mismo mes de 2021, debido al mayor aumento, por parte de las importaciones de 2,127 MDD (18.8%), en comparación con el incremento de las exportaciones 2,124 MDD (14.1%).

    La dinámica que presentan las exportaciones de bienes agroalimentarios y el nivel alcanzado permitió al país obtener divisas que superan a las conseguidas por:

  • Remesas en 286 MDD (2.3%).

  • Venta de productos petroleros en 4,469 MDD (35.2%) y

  • Turismo extranjero en 7,980 MDD (86.9%)

    En el primer cuatrimestre de 2022, la Balanza Comercial No Petrolera cerró con un superávit de 1,282 MDD.

    El impacto del saldo de la Balanza Manufacturera en el saldo de la Balanza No Petrolera es negativo; tiene un déficit de 1,856 MDD.

    Mientras que el impacto del superávit de la Balanza Agropecuaria y Pesquera (1,217 MDD) contribuye de manera positiva al superávit de la No Petrolera.

    Comportamiento de la balanza agroalimentaria abril 2022

    Balanza Agropecuaria y Agroindustrial: superávit de 3,727 MDD.

    Balanza de bienes agrícolas

    En el primer cuatrimestre de 2022, el superávit fue de 1,541 MDD, este saldo es resultado de exportaciones 27.0% mayores a las importaciones. El saldo disminuyó 17.1% (317 MDD), en relación al mismo periodo de 2021, debido a que las importaciones aumentaron en mayor medida 17.2% (841 MDD), en comparación con el incremento que tuvieron las exportaciones que fue de 7.8% (524 MDD).

    Balanza de bienes agroindustriales

    Al mes de abril de 2022, se registra un superávit de 2,510 MDD, periodo en el que las exportaciones fueron 37.2% mayores a las importaciones. El saldo se incrementó 26.2% (521 MDD), respecto de 2021, resultado del aumento en mayor medida de las exportaciones en 1,604 MDD (21.0%), en comparación con las importaciones 1,084 MDD, esto es, 19.1 por ciento.

    Balanza de bienes pesqueros

    En los primeros cuatro meses de 2022, se registra un superávit de 14 MDD, debido a que lo exportado es 4.3% mayor respecto de lo importado. Las compras al exterior aumentaron en mayor medida en 22.7% (60 MDD), mientras que las ventas en 13.3% (40 MDD), en comparación con 2021.

    Balanza de bienes ganaderos y apícolas:

    Para el primer cuatrimestre de 2022, el déficit fue de 337.7 MDD, esto es, 185.9 millones de dólares mayor que el saldo negativo reportado al mismo periodo de 2021 (151.8 MDD). El comercio total se incrementó 98 millones 471 mil dólares (11.5%), al pasar de 854 millones de dólares en 2021 a 953 millones de dólares en 2022. El déficit de la balanza se explica porque las importaciones fueron 109.9% mayores a las exportaciones. Las compras al exterior se incrementaron en 142 MDD (28.3%) frente a las de 2021; mientras que las ventas al mercado externo disminuyeron en 44 MDD (12.5%).

    Fuente: SIAP 01 de julio de 2022

  • Miércoles, 29 de junio de 2022

    Una producción pesquera y acuícola sin precedentes contribuye de manera decisiva a la seguridad alimentaria mundial

  • En el informe de la FAO sobre El estado mundial de la pesca y la acuicultura se señala el crecimiento impulsado por la acuicultura.

    En la edición de 2022 de El estado mundial de la pesca y la acuicultura (SOFIA) se señala que en 2020 el crecimiento de la acuicultura, particularmente en Asia, hizo que la producción pesquera y acuícola total alcanzara un máximo histórico de 214 millones de toneladas (178 millones de toneladas de animales acuáticos y 36 millones de toneladas de algas).

    La producción de animales acuáticos en 2020 fue un 30 % más alta que la media de la década de 2000 y se situó más de un 60 % por encima de la media de la década de 1990. La producción acuícola récord de 87,5 millones de toneladas de animales acuáticos impulsó en gran medida esos resultados.

    En 2020 más de 157 millones de toneladas, esto es, el 89 % de la producción de animales acuáticos, se utilizaron para el consumo humano directo, un volumen ligeramente más alto que en 2018, a pesar de las repercusiones de la pandemia de la enfermedad por coronavirus (COVID‑19). Los alimentos acuáticos contribuyeron alrededor del 17 % de las proteínas de origen animal consumidas en 2019 y alcanzaron el 23 % en los países de ingresos medianos bajos y más del 50 % en partes de Asia y África.

    Los países asiáticos fueron la fuente del 70 % de la producción pesquera y acuícola mundial en 2020, seguidos de países de América, Europa, África y Oceanía. China siguió siendo el principal productor pesquero, seguido de Indonesia, el Perú, la Federación de Rusia, los Estados Unidos de América, la India y Viet Nam.

    La acuicultura ha crecido más rápido que la pesca de captura en los dos últimos años y se prevé que seguirá haciéndolo durante el próximo decenio. En 2020, la producción animal acuícola alcanzó los 87,5 millones de toneladas, un 6 % más que en 2018. Por otro lado, la producción de la pesca de captura cayó hasta los 90,3 millones de toneladas, lo que representa un descenso del 4,0 % respecto de la media registrada los tres años anteriores.

    La creciente demanda de pescado y otros alimentos acuáticos está provocando una rápida modificación del sector pesquero y acuícola. Se prevé que el consumo aumentará en un 15 % y alcanzará los 21,4 kg per cápita en 2030, impulsado principalmente por el aumento de los ingresos y la urbanización, los cambios en las prácticas postcaptura y la distribución y las nuevas tendencias dietéticas, con especial atención a la mejora de la salud y la nutrición.

    Se prevé que la producción total de animales acuáticos alcanzará los 202 millones de toneladas en 2030, principalmente debido al continuo crecimiento de la acuicultura, que, según las previsiones, alcanzará los 100 millones de toneladas por primera vez en 2027 y 106 millones de toneladas en 2030.

    La pesca y la acuicultura contribuyen al empleo, el comercio y el desarrollo económico. Se calcula que el valor total de primera venta de la producción pesquera y acuícola de animales acuáticos en 2020 ascendió a 406 000 millones de USD, de los cuales 265 000 millones de USD procedían de la producción acuícola.

    Según los últimos datos, unos 58,5 millones de personas trabajaban en el sector; de ellas, aproximadamente el 21 % eran mujeres. Se estima que las vidas y el sustento de alrededor de 600 millones de personas dependen, de alguna manera, de la pesca y la acuicultura. El fomento de la resiliencia es fundamental para el desarrollo equitativo y sostenible.

    Cifras clave del informe El estado mundial de la pesca y la acuicultura (2022)

    Producción

  • Producción total mundial de animales acuáticos y algas: 214 millones de toneladas

  • Valor de primera venta de la producción de animales acuáticos: 406 000 millones de USD

    Consumo y comercio

  • Cantidad total para el consumo humano (excluidas las algas): 157 millones de toneladas

  • Valor del comercio internacional de productos pesqueros y acuícolas: 151 000 millones de USD

    Empleo y flotas

  • Total de trabajadores del sector primario de la pesca y la acuicultura: 58,5 millones (21 % mujeres)

  • Número de buques pesqueros: 4,1 millones

  • Región con la flota más grande: Asia (2,68 millones de embarcaciones, aproximadamente dos tercios de la flota mundial)

    Poblaciones de peces

  • Poblaciones explotadas sosteniblemente: 64,6 % (2019), 1,2 % menos que en 2017

  • Poblaciones explotadas sosteniblemente del total de desembarques: 82,5 % (2019), 3,8 % más que en 2017

    Fuente: FAO 29 de junio de 2022

  • Miércoles, 29 de junio de 2022

    Reporte mensual de Precios Internacionales de productos agrícolas

    Cifras durante mayo de 2022

    Reporte gráfico que muestra la evolución de los precios físico y de futuro de los principales productos que se comercializan en el mercado internacional.

    Maíz blanco y amarillo (dólares/ton)

    Las medidas internacionales para contener la inflación, también se han reflejado en el comportamiento del precio de los alimentos, así el de maíz amarillo, puesto en el Golfo de Estados Unidos, se colocó en mayo de 2022 en 346 dólares por tonelada, lo cual significa un incremento anual de 13.3%, pero una reducción mensual de 0.7%. Lo anterior en el contexto del segundo estimado del USDA (junio); la producción mundial del nuevo ciclo 2022/23 es por 1,186 millones de toneladas, son cinco millones más, respecto de la estimación del mes anterior, y significa una caída interanual de 2.5%, luego de que en 2021/22 se lograra un crecimiento de 7.7%.

    Trigo suave (dólares/ton)

    El precio internacional de trigo grano de EE.UU. (invierno rojo, no. 2, suave), a mayo de 2022, quedó en 441 dólares por tonelada; incremento anual de 62.7% y mensual de 3.2%. Las medidas de contención de la inflación, a nivel internacional, han logrado cierto relajamiento en las cotizaciones de trigo, en mayo se ubicó en un nivel similar al de dos meses antes. La estimación del USDA, de junio, señala que la producción para el ciclo 2021/22 será de 779 millones de toneladas; 0.4% por arriba del ciclo precedente y 2.0% más que en el ciclo 2019/20. Asimismo, anticipa caídas de producción de 10.0, 38.5 y 11.9% en EE.UU., Canadá y Rusia, países que aportan 18% de la oferta mundial. Anticipa que Ucrania podría cerrar 2021/22 con exportaciones de 19 millones de toneladas; 12.8% más que el periodo anterior. Para el nuevo ciclo 2022/23, proyecta la cosecha mundial en 773.4 millones de toneladas; 1.4 millones menos que el estimado de un mes antes e implicaría 0.7% menos que lo conseguido en 2021/22. Australia y Ucrania podrían registrar caídas de 17.4 y 34.9%, al cierre de la campaña 2022/23.

    Sorgo amarillo (dólares/ton)

    El precio internacional de sorgo amarillo de EE.UU., No. 2, cotizado F.O.B. en puertos del Golfo durante mayo de 2022, fue de 310 dólares por tonelada; 4.0% por arriba del año anterior y 6.5% por abajo del referente del mes previo. El USDA, reporta en su estimado de junio de 2022, que para el ciclo de mercado 2021/22 la producción de EE.UU. podría ser de 448 millones de bushels, nivel equivalente al calculado un mes antes, además de significar 20% más que lo conseguido en el ciclo anterior. Para el nuevo ciclo 2022/23, proyecta lograr 381 millones de bushels en EE.UU., lo cual significaría una caída anual de 15%, equivalente a la reducción en la superficie plantada. Asimismo, señala que al cierre de 2021/22 el precio pagado al agricultor estadounidense podría ser de 5.95 dólares por bushel, 18% más que lo recibido en el ciclo precedente. Para 2022/23, proyecta un precio de 6.65 dólares por bushel, 11.8% más que en el periodo anterior

    Frijol americano (dólares/ton)

    Conforme con lo anticipado por el SIAP, se mantienen los precios altos para frijol negro y frijol pinto, en EE.UU., pero con niveles estables respecto de los meses más recientes. Durante mayo de 2022, la cotización de frijol negro, comercializado al mayoreo en North Dakota y Minnesota, cerró con un promedio de 1,895 dólares por tonelada, 13.8% más caro que el similar de un año antes y sin cambio desde diciembre de 2021.

    El frijol pinto al mayoreo, ofertado en North Dakota/Minnesota, EE.UU., muestra repuntes moderados en los dos últimos meses; el referente de mayo de 2022 quedó en 2,746 dólares por tonelada, 21.4% por arriba en comparativo anual y sin cambio respecto del mes anterior.

    Soya amarilla (dólares/ton)

    La buena expectativa de cosecha, para el ciclo 2022/23, moderan el comportamiento del precio internacional de soya; el referente de la soya amarilla de exportación, número uno, registrada en el Golfo de EE.UU., promedió 657 dólares por tonelada en mayo de 2022, lo cual significa 8.7% más que un año antes y 0.9% menos respecto del mes precedente. En junio de 2022, el USDA ajustó su estimado de producción para el cierre del ciclo 2021/22 y lo dejó en 352 millones de toneladas, tres millones por arriba del calculo de un mes antes y 4.4% menor respecto del ciclo anterior. Sin embargo, para 2022/23 el USDA proyecta cosechas mundiales de 395.4 millones de toneladas; 12.3% más que en 2021/22. En China, el mayor importador de soya del mundo, se espera que para 2022/23 su producción sea de 17.5 millones de toneladas, 6.7% más que lo obtenido en 2021/22 y que sus importaciones podrían quedar en 99 millones de toneladas; 7.6% por arriba de 2021/22, lo cual representa 59% del total mundial.

    Café verde (dólares/ton)

    La cotización internacional de café verde, durante mayo de 2022, fue de 4,271 dólares por tonelada, nivel 43.7% por arriba del equivalente de un año antes y 2.4% por abajo del mes anterior, además de ser el referente más bajo de enero a mayo de 2022. México ha aprovechado la situación de los elevados precios internacionales de café, las cosechas del año 2022, a mayo de tal año, son por 987,102 toneladas, obtenidas en 646,804 hectáreas (92% de lo plantado), lo que significa un incremento de 4.5% respecto de las cosechas de similar avance de 2021. El incremento en la producción de México, le ha permitido mayores ventas al extranjero; en el primer trimestre de 2022 logró un superávit de 184 millones de dólares en la comercialización de café sin tostar y sin descafeinar, lo que ubicó al aromático en el octavo lugar de los cultivos agrícolas con mayor superávit en la balanza comercial de México.

    Algodón (dólares/ton)

    Continúa el incremento en el precio de algodón, en un contexto de alta demanda, la cual podría verse disminuida en el nuevo ciclo de mercado 2023/22, impactada por el efecto inflacionario que se ha dado a nivel mundial, así como por los aumentos en los costos de producción, con encarecimientos en el uso de transporte, consumo de energéticos y otros insumos. El precio internacional de la fibra fue de 3,610 dólares por tonelada para el promedio de mayo de 2022, significa 80.2% más caro que el de un año antes, además de resultar 5.4% mayor al del mes previo. En México, el avance del ciclo otoñoinvierno (OI) 21/22, indica que Tamaulipas es el único productor con 9,819 hectáreas sembradas; 3.6% más que en similar avance del OI 20/21. Para el ciclo primavera-verano 2022 (PV), el avance a mayo, registra 100,110 hectáreas sembradas; 65.9% más que en el PV 2021 a misma fecha. Chihuahua está a la cabeza de las siembras, con 65,713 hectáreas, seguido de Baja California con 17,223 y Coahuila con 11,396 hectáreas.

    Azúcar (dólares/ton)

    Durante mayo de 2022, los contratos 11 y 16 mostraron variaciones menores en sus cotizaciones, respecto del mes anterior, con caída de 2.1% en el caso del primero y de 0.8% en el segundo, aunque tienen incrementos anuales de 12.0 y 12.2%, respectivamente. En el caso del C5, se observó tendencia al alza, con 1.4% de incremento mensual y de 18.8% en el comparativo anual.

    Arroz (dólares/ton)

    A pesar de los repuntes que ha observado el precio internacional de arroz en los últimos meses, pueden considerarse incrementos moderados en comparación con otros cultivos. En mayo de 2022, la cotización internacional quedó en 464 dólares por tonelada; 7.7% más en comparativo anual y de igual magnitud respecto del mes anterior. El USDA pronostica, en junio, que el cierre de la producción mundial para el ciclo mercantil 2021/22, quede en 513.7 millones de toneladas; 0.9% por arriba de lo logrado en el periodo de mercado anterior. Para el nuevo ciclo comercial de 2022/23, proyecta la cosecha global en 515.4 millones de toneladas; sólo 0.3% más que lo recolectado en 2021/22. En el caso de Estados Unidos la producción de 2022/23 podría ser de 5.8 millones de toneladas; una caída anual de 4.8%, mientras que China mantendría prácticamente el mismo nivel con 149 millones de toneladas e India aumentaría 1.2%, para quedar en 130.5 millones al cierre de 2022/23.

    Fuente: SIAP 28 de junio de 2022

    Martes, 28 de junio de 2022

    El comercio de productos oceánicos muestra
    resiliencia, revelan datos de la UNCTAD

  • Una nueva base de datos de la UNCTAD proporciona información sobre los sectores de la economía oceánica, los principales actores y las oportunidades de exportación para los países en desarrollo mientras intentan recuperarse de la pandemia de COVID-19.

    El comercio de bienes marítimos mostró una notable resiliencia durante la recesión provocada por la COVID-19 en 2020, según los últimos datos disponibles de una nueva base de datos de la UNCTAD. Dichos bienes incluyen recursos provenientes del océano, elaborados a partir de recursos marinos o fabricados para actividades marinas.

    La base de datos de comercio marítimo de la UNCTAD, publicada en abril de 2022, se basa en estadísticas oficiales de todos los estados miembros de la ONU.

    Muestra que el comercio de bienes relacionados con el océano cayó un 3,2 % en 2020 en comparación con 2019, y le fue mejor que el comercio mundial de bienes, que cayó un 5,3 % , y el comercio de servicios relacionados con el océano, que colapsó, por ejemplo, el turismo internacional. las llegadas disminuyeron un 74% en 2020.

    A nivel mundial, más de 150 millones de empleos directos dependen de la gestión adecuada y la producción, exportación, importación y consumo sostenibles de bienes y servicios basados ​​en el océano. Estos trabajos se encuentran en la pesca, la acuicultura, el transporte marítimo, el turismo costero, la energía eólica marina y la biotecnología marina.

    Las exportaciones de productos oceánicos tuvieron un valor de al menos $ 678 mil millones en 2020 en estos sectores: alta tecnología y otros productos manufacturados ($ 268 mil millones), barcos, equipos portuarios y repuestos ($ 257 mil millones), pesca y acuicultura marina ($ 87 mil millones), productos del mar procesamiento ($65 mil millones) y minerales marinos ($1.4 mil millones).

    El análisis de la UNCTAD muestra que el sector manufacturero representó el 77% de los bienes de la economía oceánica exportados, lo que refleja su mayor valor agregado en comparación con el sector primario.

    El comercio de la pesca marina y la acuicultura fue el sector más afectado, con una caída del 9,3 %, de 95 000 millones de dólares a 86 000 millones de dólares. A medida que los países implementaron los bloqueos de COVID-19, los restaurantes cerraron y la demanda de pescado fresco se desplomó.

    El sector más grande, el comercio de alta tecnología y otros productos manufacturados, que incluyen artículos deportivos marinos, maquinaria de energía limpia, precisión marina e instrumentos de navegación, se expandió un 2,6 %, de 321.000 millones de dólares a 337.000 millones de dólares.

    En conjunto, la Unión Europea fue, con mucho, el mayor exportador de productos oceánicos en 2019 ($ 242 mil millones), seguida de China ($ 113 mil millones) y Estados Unidos ($ 70 mil millones).

    Las exportaciones de América del Norte quedaron muy por detrás de los dos principales candidatos, representando el 9% del total de bienes de la economía oceánica en 2019, liderados por Estados Unidos ($ 65 mil millones). Las dos últimas regiones fueron América Latina y el Caribe ($30 mil millones) y África ($13 mil millones).

    Los países desarrollados exportaron el 63 % de los bienes de la economía oceánica en 2019, mientras que las economías en desarrollo exportaron el 37 %, en gran parte debido a China, que representó el 16 % de las exportaciones mundiales.

    En términos de productos primarios, el análisis de la UNCTAD muestra que las exportaciones de algunas pesquerías y acuicultura marina son más valiosas en términos de flujos comerciales que las de productos del mar procesados.

    La base de datos de la UNCTAD revela que la mayoría de las exportaciones de productos pesqueros marinos siguen confinadas a unos pocos países desarrollados y un país en desarrollo con grandes flotas pesqueras.

    Para hacer frente a la necesidad, la UNCTAD sigue apoyando a los países en desarrollo, especialmente a los pequeños Estados insulares en desarrollo y a los países menos adelantados, para que se beneficien de las oportunidades de exportación en los sectores marítimos. Ampliará y actualizará la base de datos con datos sobre servicios oceánicos como turismo, transporte, servicios portuarios, servicios ambientales costeros y marinos, investigación y desarrollo.

    Fuente: UNCTAD 28 de junio de 2022

  • Martes, 28 de junio de 2022

    Reporte mensual de las exportaciones de
    bienes agropecuarios y pesqueros de México

    Cifras durante mayo de 2022

    El origen de la información oportuna de la balanza comercial total de mercancías de México es la estadística que integra y difunde el Grupo de Trabajo de Estadísticas de Comercio Exterior, conformado por el Banco de México, INEGI, SAT y la Secretaría de Economía.

    En el quinto mes de 2022, las divisas obtenidas por exportaciones de bienes agropecuarios y pesqueros ascienden a 2,067 millones de dólares (MDD), monto 17.3% mayor respecto del mismo mes del año previo (1,761 MDD) y 0.4% menor en comparación con el mes anterior (abril 2022: 2,075 MDD).

    Las mercancías exportadas con incrementos significativos, frente al mismo mes de 2021 son: café crudo en grano (103.8%), cítricos (32.2%), aguacates (27.9%), jitomate (17.9%) y legumbres y hortalizas frescas (13.1%). Por otra parte, las exportaciones de productos con las disminuciones más relevantes son: ganado bovino en pie (14.7%) y frutas y frutos comestibles (11.2%).

    Las divisas generadas por las ventas de bienes agropecuarias y pesqueras en el periodo de enero a mayo de 2022 son de 9,968 MDD, las cuales son mayores en 825 MDD (9.0%), en comparación con 2021 (9,143 MDD).

    Con datos de enero a abril de 2022, las mercancías con mayor venta al extranjero de bienes agropecuarios y pesquero, en MDD, son: aguacate (1,262), jitomate (827), pimiento (613), fresas frescas (538), cítricos (373), pepino (275), coles (265), ganado bovino en pie (209), almendras, nueces, pistaches (200), café sin tostar (198), melón, sandía y papaya (184), cebollas (159), guayaba, mango y mangostanes (141), camarón congelado (136), algodón (120), plátanos (84), trigo duro (71), pescado fresco o refrigerado excepto filete (70), maíz (60), garbanzo (46), pescado congelado excepto filete (34), miel natural de abeja (34), moluscos (31) y crustáceos, excepto camarón congelado (29).

    El valor de las exportaciones agropecuarias y pesqueras en el mes de abril de 2022, fue de 2,075 MDD; monto 14.2% superior frente al mismo mes del año previo (1,817 MDD); las mercancías exportadas con mayor incremento son: trigo duro (136.2%), semillas, frutos y esporas, para siembra (110.0%), café sin tostar (86.7%), cacahuates (69.4%), moluscos (68.4%), cítricos (50.4%), pimento (49.7%), tabaco en rama (43.4%), uvas y pasas (41.5%), ajo (38.1%), algodón (34.4%), maíz (33.8%), coles (24.0%), pepino (22.4%), melón, sandía y papaya, frescos (22.1%), cebolla (18.6%), camarón congelado (16.9%), jitomate (11.2 %) y flores y capullos para adornos (10.3%). Por el contrario, las disminuciones más representativas se observan en; crustáceos, excepto camarón congelado (69.3%), frijol común (50.7%), ganado bovino en pie (41.5%), plátano (29.5%), almendras, nueces, pistaches (19.7%), esquejes e injertos (15.7%), pescado fresco o refrigerado (15.5%), partes de plantas, sin flor ni capullos (15.4%), fresas frescas (9.7%), pescado congelado excepto filete (7.0%) y guayaba, mango y mangostanes (5.4%).

    En el acumulado enero-abril 2022, las exportaciones agropecuarias y pesqueras fueron 7,901 MDD, monto mayor en 7.0% frente al mismo periodo del año anterior (7,382 MDD); las mercancías exportadas con disminución son: sorgo grano (99.5%), ganado bovino en pie (25.4%), crustáceos, excepto camarón congelado (16.9%), plátanos (14.3%), pimiento (11.7%), almendras, nueces, pistaches (6.7%), jitomate (6.6%), pescado fresco o refrigerado excepto filete (2.1%) y cebolla (0.9%). Por el contrario, los aumentos más representativos se presentan en; cacao en grano (667.7%), habas de soya (95.1%), moluscos (76.2%), trigo duro (66.3%), miel natural de abeja (56.4%), algodón (56.0%), café sin tostar (55.9%), tabaco (48.3%), cítricos (47.6%), ajo (47.6%), flores y capullos para adornos (27.5%), camarón congelado (27.0%), pescado congelado excepto filete (23.0%), uvas y pasas (22.0%), semillas, frutos y esporas, para siembra (19.8%), cacahuates (15.6%), melón, sandía y papaya (14.2%), aguacate (13.1%), pepino (11.9%), coles (11.7%), frijol común (10.0%), guayaba, mango y mangostanes (7.8%) y fresas frescas (6.5%).

    El valor de las importaciones agropecuarias y pesqueras en el mes de abril de 2022, fue de 1,751 MDD; 13.2% más que en el mismo mes de 2021 (1,547 MDD), así mismo, en el periodo de enero a abril 2022, las importaciones son de 6,685 MDD, lo que representa un incremento de 18.5%, respectó del mismo periodo de 2021 (5,642 MDD).

    Las exportaciones no petroleras en los primeros cinco meses de 2022, alcanzan un monto de 213,034 MDD, se integran por 199,130 MDD de exportaciones manufactureras, 9,968 MDD por la venta al exterior de bienes agropecuarios y pesqueros y 3,937 MDD de exportaciones extractivas, las cuales aportan 93.5%, 4.7% y 1.8%, respectivamente.

    Fuente: SIAP 27 de junio de 2022

    Jueves, 23 de junio de 2022

    El apoyo a la agricultura ha aumentado
    en respuesta a las crisis mundiales

    El apoyo público a la agricultura ha alcanzado niveles récord a medida que los gobiernos promulgaron medidas para proteger tanto a los consumidores como a los productores de la pandemia de COVID-19 y otras crisis, según un nuevo informe de la OCDE. Solo una pequeña parte de este apoyo se ha dirigido a esfuerzos a más largo plazo para combatir el cambio climático y otros desafíos de los sistemas alimentarios.

    El Monitoreo y Evaluación de Políticas Agrícolas 2022 muestra que los 54 países monitoreados, incluidas todas las economías de la OCDE y la UE, además de 11 economías emergentes clave, proporcionaron un promedio de USD 817 mil millones de apoyo a la agricultura anualmente durante el período 2019-21, un aumento del 13% sobre el USD 720 mil millones reportados para 2018-20. El apoyo se ha mantenido sustancial entre los países de la OCDE y ha aumentado significativamente en las 11 economías emergentes.

    Si bien también se brinda apoyo a los consumidores, los productores individuales recibieron USD 611 mil millones por año en apoyo positivo durante el período 2019-21, lo que representa el 17 % de los ingresos agrícolas brutos en los países de la OCDE y el 13 % de los ingresos en las 11 economías emergentes. Más de la mitad de este apoyo a los productores (USD 317 000 millones anuales) se entregó a través de precios de mercado más altos pagados por los consumidores, mientras que el resto (USD 293 000 millones anuales) fue pagado por los contribuyentes a través de transferencias presupuestarias.

    Aunque el apoyo ha aumentado en general, la proporción de servicios generales, como innovación, bioseguridad o infraestructura, ha disminuido al 13 % del apoyo dirigido al sector en 2019-21, frente al 16 % dos décadas antes. Estos servicios son clave para aumentar el crecimiento de la productividad sostenible y, por lo tanto, reducir las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) de la agricultura. El informe destaca que la agricultura se enfrenta a un desafío complejo ante el cambio climático debido a su vulnerabilidad a sus efectos, su papel como fuente importante de emisiones de GEI y su potencial para eliminar carbono de la atmósfera.

    Más allá de las respuestas a corto plazo de hoy en día a las crisis mundiales, las políticas agrícolas deben abordar simultáneamente los desafíos actuales y apoyar reformas a largo plazo para combatir el cambio climático. De los 54 países cubiertos por el informe, solo 16 han establecido objetivos de reducción de emisiones específicos para la agricultura, que podrían respaldar los esfuerzos de mitigación y medir el progreso. Los países tienen oportunidades significativas para intensificar y acelerar la reducción de emisiones en el sector, incluso mediante la reforma de las políticas existentes que pueden contribuir a las emisiones.

    El informe establece una agenda de políticas de seis puntos para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero mientras se logran objetivos más amplios de los sistemas alimentarios relacionados con la seguridad alimentaria, los medios de vida y la sostenibilidad:

  • Eliminar gradualmente el apoyo a los precios de mercado y los pagos que tienen un gran potencial para dañar el medio ambiente y distorsionar los mercados y el comercio.

  • Reorientar el apoyo presupuestario a la provisión de bienes públicos y servicios generales clave para mejorar el desempeño del sector agrícola.

  • Dirigir el apoyo a los ingresos a los hogares más necesitados.

  • Mejorar el conjunto de herramientas de resiliencia para un mundo de diversos riesgos y crecientes eventos climáticos extremos y desastres naturales.

  • Implementar un sistema efectivo de fijación de precios para las emisiones de GEI agrícolas para incentivar la transición hacia una agricultura de bajas emisiones.

  • Cuando la agricultura no esté incluida en los esquemas amplios de fijación de precios del carbono o equivalentes, o complementándolos, desarrollar un paquete de enfoques para garantizar reducciones significativas de emisiones en la agricultura.

    Fuente: OECD 23 de junio de 2022

  • Jueves, 23 de junio de 2022

     

    Cada minuto, un niño sufre malnutrición
    grave en 15 países afectados por el hambre

  • En vísperas de la cumbre del G7, UNICEF pide 1.200 millones de dólares para atender las necesidades urgentes de 8 millones de niños en peligro de muerte por emaciación grave

    Casi 8 millones de niños menores de 5 años en 15 países afectados por la crisis del hambre corren el riesgo de morir a causa de emaciación grave a menos que reciban alimentos y atención terapéutica inmediata, y la cifra aumenta cada minuto, advirtió hoy UNICEF con motivo de los preparativos para la reunión de líderes mundiales en la cumbre del G7.

    Desde principios de año, la creciente crisis alimentaria mundial ha provocado que 260.000 niños más –o un niño cada 60 segundos– sufran emaciación grave en los 15 países más afectados por la crisis, entre ellos el Cuerno de África y el Sahel Central. Este aumento de la emaciación grave se suma a los niveles existentes de malnutrición infantil que, según advirtió UNICEF el mes pasado, constituyen un “polvorín potencial”.

    El aumento de los precios de los alimentos provocado por la guerra, la sequía persistente debida al cambio climático en algunos países –combinada a veces con un conflicto– y las repercusiones económicas actuales de la COVID-19 siguen agravando la inseguridad alimentaria y nutricional de los niños en todo el mundo, lo que da lugar a unos niveles catastróficos de malnutrición grave entre los menores de 5 años. En respuesta, UNICEF está ampliando sus esfuerzos en los 15 países más afectados. Afganistán, Burkina Faso, Chad, Etiopía, Haití, Kenya, Madagascar, Malí, Níger, Nigeria, República Democrática del Congo, Somalia, Sudán, Sudán del Sur y Yemen serán incluidos en un plan de aceleración para tratar de evitar una explosión de muertes infantiles y mitigar los daños a largo plazo de la emaciación grave.

    UNICEF estima que al menos 40 millones de niños padecen inseguridad nutricional grave en los 15 países mencionados, lo que significa que no reciben la alimentación mínima y diversa que necesitan para crecer y desarrollarse en la primera infancia. Además, 21 millones de niños padecen inseguridad alimentaria grave, lo que significa que no tienen acceso a una cantidad suficiente de alimentos para satisfacer las necesidades alimentarias mínimas, lo que les expone a un riesgo elevado de padecer emaciación grave.

    Mientras tanto, el precio de los alimentos terapéuticos listos para usar, que se utilizan para tratar la emaciación grave, se ha disparado en un 16% en las últimas semanas debido a un fuerte aumento del coste de las materias primas, lo que deja a otros 600.000 niños en peligro de morir sin no reciben acceso a un tratamiento que pueda salvarles la vida.

    Poco antes de que varios dirigentes mundiales se reúnan en la cumbre del G7, UNICEF pide 1.200 millones de dólares para:

  • Proporcionar un conjunto esencial de servicios de nutrición y atención con el fin de evitar lo que podrían ser millones de muertes infantiles en los 15 países con la mayor carga de morbilidad. Este conjunto incluye programas de prevención para proteger la nutrición materno-infantil entre las mujeres embarazadas y los niños pequeños, programas de detección y tratamiento tempranos para los niños con emaciación grave, y un plan para la adquisición y distribución de alimentos terapéuticos listos para usar.

  • Dar prioridad a la prevención y el tratamiento de la emaciación grave en todos los planes de respuesta a la crisis alimentaria mundial, garantizando que las asignaciones presupuestarias incluyan intervenciones nutricionales preventivas, así como alimentos terapéuticos para atender las necesidades inmediatas de los niños que sufren emaciación grave.

    Fuente: UNICEF 23 de junio de 2022

  • Miércoles, 15 de junio de 2022

    Una oculta crisis alimentaria en América Latina
    alienta aún más la migración en el continente

  • Muchas personas que se enfrentan al hambre en América Latina y el Caribe están emprendiendo peligrosos caminos con la esperanza principalmente de llegar al norte del continente, especialmente a Estados Unidos.

    Según los datos de la agencia de la ONU, de los 2300 millones de personas que se van a dormir cada noche con hambre o sin la suficiente cantidad de alimentos para desarrollar su vida de manera normal, el 11% se encuentra en América Latina y el Caribe.

    sta situación sobreviene después de que, a finales de 2021, la región mostrara signos de recuperación tras el primer impacto del COVID-19, y el número de personas en situación de inseguridad alimentaria severa se había reducido para entonces a 8,3 millones en los países que cubrimos, frente a los 17,2 millones del momento álgido de la pandemia.

    Pero según las previsiones del PMA, si no se actúa ahora, es probable que en los próximos meses se eleve a unos 13,3 millones de personas en situación de inseguridad alimentaria grave en esos 13 países. Inflación de los alimentos entre el 11 y el 26%.

    Para el Programa Mundial de Alimentos, la principal preocupación es el hecho de que millones de personas no pueden acceder a una cesta de alimentos adecuada. Por ejemplo, sólo en los últimos meses, el coste de una tonelada métrica (de productos alimentarios) ha aumentado un 54% en la región.

    La canasta básica de alimentos es ahora considerablemente más cara, dejando a muchos sin poder asegurar su ingesta diaria. La inflación de los alimentos en la región oscila ahora entre el 11% y un asombroso 26,6% en algunos países, como es el caso de Haití.

    Muchos de los países en los que trabaja el Programa en América Latina tienen una proporción de importación de cereales superior al 50%, lo que significa que producen menos cereales de los que importan.

    A medida que los costes del combustible a nivel mundial siguen aumentando, el impacto en toda la región es evidente, señala Lola Castro, que indica que, por ejemplo, el precio del transporte de una tonelada de alimentos se ha multiplicado por siete en los últimos dos años. Esto está afectando especialmente a los pequeños estados insulares en desarrollo del Caribe. Como resultado de esta situación, las operaciones del Programa Mundial de Alimentos son ahora un 30% más caras.

    Según la ONU, de las 69 economías con grave exposición a las crisis alimentarias, energéticas y financieras, 19 se encuentran en la región de América Latina y el Caribe.

    Las encuestas llevadas a cabo por el PMA en los países en los que tiene presencia muestran que, en promedio, el 15% de las personas en la región expresaron su deseo de migrar, un aumento del 4% desde el año pasado. En el caso de Centroamérica, esa cifra es mucho mayor, un 43%.

    Fuente: ONU 14 de junio de 2022

  • Martes, 14 de junio de 2022

    Valor de la Canasta Alimentaria, mayo 2022

    El valor de la Línea de Pobreza Extrema por Ingresos (canasta alimentaria) urbana pasó de $1,778.98 (mayo de 2021) a $1,982.45 (mayo de 2022), incrementó 11.4%, mientras que el valor de la Línea de Pobreza Extrema por Ingresos (canasta alimentaria) rural pasó de $1,360.83 (mayo de 2021) a $1,523.90 (mayo de 2022), incrementó 12.0%.

    Respecto a la variación mensual, el valor de la Línea de Pobreza Extrema por Ingresos (canasta alimentaria) urbana pasó de $1,978.54 (abril de 2022) a $1,982.45 (mayo de 2022), incrementó 0.2%, mientras que el valor de la Línea de Pobreza Extrema por Ingresos (canasta alimentaria) rural pasó de $1,522.44 (abril de 2022) a $1,523.90 (mayo de 2022), incrementó 0.1%.

    Fuente: CONEVAL 14 de mayo de 2022

    Viernes, 10 de junio de 2022

    Los países más vulnerables
    compran menos alimentos y más caros

  • La inflación, los eventos climáticos extremos y la guerra elevarán el costo de las importaciones de alimentos este año a un récord de 1,8 billones de dólares; pero la comida que recibirán las naciones compradoras será menos, alerta un nuevo estudio de la ONU.

    La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) señaló que aunque los países gastarán este año un récord de 1,8 billones de dólares en la importación de los alimentos que necesitan, la cantidad de comida que comprarán no será más, sino menos.

    En su informe de perspectivas alimentarias para 2022, la FAO expresó preocupación por esta situación, que obligará a los países más vulnerables a asignar mayores partidas presupuestales al rubro de la alimentación sin que por eso vayan a mejorar el acceso de su población a la comida y la nutrición.

    El estudio abundó que los costos fijos cada vez más altos para los agricultores de insumos agrícolas como fertilizantes y combustibles impulsarán la factura global de importación de alimentos al nivel más alto jamás registrado.

    La cantidad adicional que se gastará este año en importaciones de comestibles debido al alza de los precios ascenderá a 51.000 millones de dólares.

    Las grasas animales y los aceites vegetales serán los principales contribuyentes al aumento de las facturas de importación este año, “aunque los cereales no se quedan atrás en los países desarrollados”, apuntó la FAO.

    Los países en desarrollo, en su conjunto, están reduciendo las importaciones de cereales, oleaginosas y carne, lo que refleja su incapacidad para cubrir el aumento de los precios.

    El informe también da cuenta de una disminución en la producción mundial de cereales en 2022 por primera vez en cuatro años.

    No obstante, aclara que esto no impactaría el consumo humano de cereales, sino que se observaría en una menor cantidad de trigo, cereales secundarios y arroz que se utilizan en la alimentación animal.

    Los pronósticos indican que el consumo mundial de aceites vegetales superará la producción, a pesar del racionamiento esperado de la demanda.

    La FAO planteó que, si bien se espera que la producción de carne disminuya en Argentina, la Unión Europea y Estados Unidos, las exportaciones globales aumentarían un 1,4%, lideradas por un alza del 8% en la producción de carne de cerdo en China.

    La producción mundial de leche se expandiría en 2022 más lentamente que en años anteriores, frenada por rebaños lecheros más pequeños y menores márgenes de ganancia en varias regiones productoras importantes.

    Con respecto a la pesca, la agencia pronostica que la producción acuícola aumentará un 2,9 %, mientras que la pesca comercial se incrementaría apenas un 0,2 %.

    Para acompañar su informe de perspectivas alimentarias, la FAO publicó un documento con la lista de 44 países que necesitan asistencia exterior en el rubro de los alimentos, de los cuales 33 están en África, nueve en Asia y dos en América Latina y el Caribe.

    Los altos niveles de inseguridad alimentaria son el resultado de las reducidas cosechas de cereales consecutivas entre 2018 y 2021, y de los elevados precios de los alimentos, agravados por la agitación sociopolítica y dos catástrofes naturales (un terremoto de 7,2 grados y una tormenta tropical) en agosto de 2021.

    Además, subraya que la falta de oportunidades, una mayor inseguridad y las difíciles condiciones macroeconómicas podrían incrementar la inseguridad alimentaria.

    Fuente: ONU 09 de junio de 2022

  • Jueves, 9 de junio de 2022

    Nueva edición del informe Perspectivas
    alimentarias de las Naciones Unidas

  • La FAO advierte de los riesgos para la seguridad alimentaria derivados de los altos precios de los alimentos y los insumos agrícolas.

    El costo mundial de las importaciones de alimentos va camino de alcanzar un nuevo récord de 1,8 billones este año, pero la mayor parte del aumento previsto corresponde a la subida de los precios y los costos del transporte y no al aumento de los volúmenes, según un nuevo informe publicado por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

    Se prevé que el costo mundial de las importaciones de alimentos aumentará en 51 000 millones de dólares de los EE.UU. con respecto a 2021, de los cuales 49 000 millones de dólares reflejarán unos precios más elevados. Se calcula que los países menos adelantados sufrirán una contracción del 5 % de los costos de sus importaciones de alimentos este año y que el África subsahariana y el grupo de los países en desarrollo importadores netos de alimentos registrarán un incremento de los costos totales, a pesar de la reducción de los volúmenes importados.

    Se prevé que la producción mundial de los principales cereales disminuirá en 2022 por primera vez en cuatro años y que la utilización mundial también registrará un descenso por primera vez en 20 años. Sin embargo, se prevé que la utilización de cereales para el consumo humano directo no se verá afectada, ya que la reducción de la utilización total obedecerá a una disminución del uso de trigo, cereales secundarios y arroz como pienso.

    Se prevé que la producción y utilización mundiales de maíz alcanzarán nuevos récords a causa del incremento de la producción de etanol en el Brasil y los Estados Unidos de América y de la producción industrial de almidón en China.

    Aunque se prevé que la producción de carne disminuirá en la Argentina, la Unión Europea y los Estados Unidos de América, según los pronósticos, la producción mundial aumentará en un 1,4 %, debido principalmente al incremento del 8 % previsto para la producción de carne porcina en China, que alcanzará e incluso superará el nivel anterior a la dramática propagación del virus de la peste porcina africana que se produjo en 2018.

    Se prevé que la producción láctea mundial aumentará más lentamente que en años precedentes, limitada por la disminución de los números de cabañas lecheras y de los márgenes de beneficio en varias regiones productoras importantes, y es posible que el comercio se contraiga con respecto al nivel elevado de 2021.

    Se espera que la producción mundial de azúcar aumentará después de tres años de descenso, impulsada por incrementos en la India, Tailandia y la Unión Europea.

    Se estima que la producción acuícola mundial aumentará en un 2,9 %, y es probable que la producción de la pesca de captura se incremente en un 0,2 %. Se espera que, a consecuencia de la subida de los precios del pescado, los ingresos totales procedentes de las exportaciones de productos pesqueros y acuícolas aumentarán un 2,8 %, mientras que los volúmenes caerán un 1,9 %.

    En el informe Perspectivas alimentarias se examinan en mayor profundidad los principales productos básicos agrícolas, en particular el trigo, el maíz, el arroz, el complejo de cultivos oleaginosos, los productos lácteos, la carne, el pescado y el azúcar.

    Junto con el aumento de los precios de los alimentos —dado que el índice de precios de los alimentos de la FAO se acerca a su máximo histórico y que los precios de varios alimentos básicos han registrado grandes subidas en el último año—, los sectores agrícolas están expuestos a limitaciones de oferta debido a los aumentos de los costos de los insumos, en particular de los fertilizantes y los combustibles, que podrían impulsar nuevas subidas de los precios de los alimentos.

    Los agricultores pueden reducir las aplicaciones de insumos o cambiar a cultivos que requieran menos insumos, lo que no solo redundaría en una menor productividad, sino que tendría efectos negativos en las exportaciones de importantes productos alimenticios a los mercados internacionales, acrecentando las cargas que afrontan los países que dependen en gran medida de las importaciones para satisfacer sus necesidades de alimentos básicos. En el capítulo se añade que esto también se aplica a los principales países exportadores y se indica, por ejemplo, que algunos agricultores de América del Norte están pasando del maíz a la soja, que requiere menos fertilizantes nitrogenados.

    El índice mundial de precios de los insumos, una nueva herramienta introducida por la FAO en 2021, se sitúa ahora en un nivel sin precedentes y ha aumentado más rápidamente que el índice de precios de los alimentos de la FAO en los últimos 12 meses.

    Ello apunta a unos precios reales bajos (y con tendencia descendente) para los agricultores, pese a la subida de precios a que se enfrentan los consumidores, lo cual, a su vez, obstaculiza los incentivos destinados a que los agricultores intensifiquen la producción en el futuro. Sin embargo, para que eso suceda, el índice mundial de precios de los insumos debe descender, o bien el índice de precios de los alimentos debe aumentar aún más, o una combinación de ambos.

    Por ahora, y sobre la base de las condiciones actuales, la situación “no es un buen presagio por lo que hace a la respuesta de la oferta impulsada por el mercado que podría frenar nuevos aumentos de los precios de los alimentos en la campaña de 2022/23 y posiblemente la siguiente”, según el informe.

    Fuente: FAO 09 de junio de 2022

  • Jueves, 9 de junio de 2022

    Inflación desacelera ligeramente a 7.65% en mayo

  • En el quinto mes del año, el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) tuvo un avance mensual de 0.18%, con lo que en comparación anual, los precios incrementaron 7.65 por ciento.

    La inflación a los consumidores tomó un pequeño respiro en mayo, al desacelerar ligeramente de acuerdo con los datos presentados por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

    En el quinto mes del año, el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) tuvo un avance mensual de 0.18%, con lo que en comparación anual, los precios incrementaron 7.65 por ciento.

    La desaceleración se da en un mes en donde se presentó el Paquete Contra la Inflación y la Carestía (PACIC), el cual busca contener el precio de 24 productos de la canasta básica a través de diferentes medidas, esto luego de la persistencia de los altos niveles de inflación.

    En el reporte se observó que la electricidad, el limón y la cebolla — estos dos últimos parte de los 24 productos de la canasta del PACIC — fueron los tres elementos con precios a la baja que más incidieron en la inflación general.

    En contraste, los tres genéricos con precios al alza que incidieron en la inflación fueron el aguacate, las loncherías, fondas, torterías y taquerías, así como el jitomate, el cual es parte de la canasta básica del PACIC.

    Si bien las presiones al interior del INPC son generalizadas, los precios de las mercancías y los productos agropecuarios son los que en mayo presentaron las mayores presiones.

    En el caso de las mercancías, el aumento de precios fue de 9.53% en comparación con mayo del 2021. Los alimentos, bebidas y tabaco fueron los de mayor aumento con 11.27%, mientras que las mercancías no alimenticias se encarecieron en 7.61 por ciento.

    Por su parte, el precio de los productos agropecuarios incrementó en 13.08% anual en mayo. Esto como resultado de un aumento de 12.88% de las frutas y verduras, y de 13.24% de los pecuarios.

    El Inegi también reportó que, en el caso de la inflación subyacente, que elimina de su cálculo los bienes y servicios con precios más volátiles, promedió un aumento de 7.28%, mientras que la no subyacente de 8.77 por ciento.

    Fuente: EL ECONOMISTA 09 de junio de 2022

  • Miércoles, 8 de junio de 2022

    Perspectivas económicas de la OCDE

    Las últimas Perspectivas Económicas de la OCDE proyectan una fuerte desaceleración del crecimiento global a alrededor del 3 % este año y al 2,8 % en 2023, muy por debajo de la recuperación proyectada en la Perspectiva Económica anterior de diciembre pasado.

    La alta inflación está erosionando los ingresos y los gastos de los hogares, lo que afecta especialmente a los hogares vulnerables. El riesgo de una crisis alimentaria grave sigue siendo agudo para las economías más pobres del mundo debido al alto riesgo de escasez de suministros y costos elevados.

    Los aumentos adicionales en los precios de los alimentos y la energía y los cuellos de botella persistentes en la cadena de suministro son factores clave que hacen que la inflación de los precios al consumidor alcance niveles más altos y permanezca alta por más tiempo de lo previsto anteriormente. En algunas economías avanzadas, ahora se espera que la inflación alcance niveles no vistos desde la década de 1970. Las presiones de costos deberían comenzar a disminuir con el impacto del aumento de las tasas de interés que comienza a sentirse hasta 2023. Sin embargo, aún se proyecta que la inflación subyacente se mantenga en o por encima de los rangos objetivo del banco central en muchas economías importantes.

    Muchas economías de bajos ingresos y de mercados emergentes se verán aún más desafiadas por el aumento de los precios de los alimentos y la energía, un crecimiento más lento de la demanda en sus mercados de exportación y la posibilidad de salidas de capital a medida que aumentan las tasas de interés en los países avanzados.

    Una mayor cooperación internacional es esencial para ayudar a evitar una crisis alimentaria. Frenar las restricciones a la exportación, que elevan los precios mundiales, impulsar los esfuerzos para transportar productos básicos.

    En la mayoría de las economías con crecimiento y empleo saludables, el nivel de inflación ya no justifica una postura de política monetaria acomodaticia. Cuanto más extendida y arraigada se haya vuelto la inflación, más rápida debería ser su eliminación. Es probable que se necesiten más aumentos de la tasa de interés oficial en muchas economías de mercados emergentes para ayudar a anclar las expectativas de inflación y evitar salidas de capital desestabilizadoras.

    Fuente: OECD 08 de junio de 2022

    Martes, 7 de junio de 2022

    Día Mundial de la Inocuidad de los Alimentos

  • Los alimentos no inocuos que contienen bacterias, virus, parásitos o sustancias químicas nocivas causan más de 200 enfermedades.

    El acceso a alimentos inocuos y nutritivos en cantidad suficiente es fundamental para mantener la vida y fomentar la buena salud. Las enfermedades transmitidas por los alimentos suelen ser de naturaleza infecciosa o tóxica. Con frecuencia son invisibles a simple vista y están causadas por bacterias, virus, parásitos o sustancias químicas que entran en el organismo a través de alimentos o agua contaminados.

    Con una estimación anual de 600 millones de casos de enfermedades transmitidas por alimentos, los alimentos no inocuos son una amenaza para la salud humana y las economías. Afectan desproporcionadamente a las personas vulnerables y marginadas, especialmente a las mujeres y los niños, y a las poblaciones sujetas a los conflictos y la migración. Se calcula que cada año mueren en el mundo 420.000 personas por comer alimentos contaminados. Asimismo, los niños menores de 5 años representan un 40 % de la carga de morbilidad por enfermedades de transmisión alimentaria, con 125.000 muertes al año.

    El Día Mundial de la Inocuidad de los Alimentos, que celebramos el 7 de junio, tiene como objetivo crear conciencia e inspirar acciones para ayudar a prevenir, detectar y gestionar los riesgos transmitidos por los alimentos. De esta manera, se contribuye a la seguridad alimentaria, la salud humana, la prosperidad económica, la agricultura, el acceso a los mercados, el turismo y el desarrollo sostenible.

    Este día internacional sirve para que se incrementen los esfuerzos destinados a garantizar que los alimentos que comemos son inocuos, incorporar la inocuidad alimentaria a la agenda pública y reducir la carga que representan las enfermedades transmitidas por los alimentos a nivel mundial.

    Son varias las personas que participan en las cadenas de suministro de alimentos: productores, elaboradores, transportistas, distribuidores, minoristas, cocineros y también consumidores. En cada parte de esa cadena, existen peligros que pueden causar contaminación. El lema “La inocuidad de los alimentos es un asunto de todos” quiere concienciar a nivel mundial sobre la seguridad alimentaria y hacer un llamamiento a los países y a los responsables de la toma de decisiones, al sector privado, a la sociedad civil, a las organizaciones de la ONU y al público en general para que actúen.

    La forma en la que los alimentos se producen, almacenan, manipulan y consumen, afecta a su inocuidad. Cumplir con las normas alimentarias mundiales, establecer regulaciones de control de alimentos eficaces que incluyan preparación y respuesta ante emergencias, proporcionar acceso a agua potable, aplicar buenas prácticas agrícolas (terrestres, acuáticas, ganaderas y hortícolas), fomentar el uso de sistemas de gestión de la inocuidad alimentaria por parte de los operadores de las empresas alimentarias y educar al consumidor en la elección de alimentos sanos, son algunas de las formas en las que los gobiernos, las organizaciones internacionales, los científicos, el sector privado y la sociedad civil trabajan para garantizar la inocuidad de los alimentos.

    La inocuidad alimentaria es una responsabilidad compartida entre gobiernos, productores y consumidores. Todos desempeñamos un papel en la cadena para garantizar que los alimentos que consumimos sean inocuos y no sean perjudiciales para nuestra salud. A través del Día Mundial de la Inocuidad de los Alimentos, la OMS y la FAO prosiguen sus esfuerzos para integrar la inocuidad de los alimentos en la agenda pública y reducir la carga de las enfermedades de origen alimentario en todo el mundo.

    Fuente: ONU 07 de junio de 2022

  • Martes, 7 de junio de 2022

    7 de junio: Día mundial de la inocuidad de los alimentos

    La inocuidad de los alimentos podría definirse como la capacidad que tienen estos de no dañar a quien los consume. Esta característica es de gran importancia, pues la calidad de los alimentos que consumamos se refleja directamente en el estado general de la salud.

    Es por ello que en este día se celebra la inocuidad de los alimentos, con la intención principal de recordar en todo el mundo la importancia de la integridad de los procesos primarios para obtener alimentos de mejor calidad, asegurando así que al consumirlos, se obtenga un beneficio nutrimental y no alguna repercusión.

    Una de las iniciativas más importantes en este día es implementar procesos en los cuales se pueda identificar de forma oportuna la presencia de algún posible riesgo en la producción, distribución, almacenamiento y consumo de productos alimentarios.

    Es evidente que estas acciones se deben tomar en cuenta en la producción a gran escala de alimentos, esto quiere decir que, los procesos de sanidad deben verificarse desde el agricultor, que es el primer eslabón, hasta la comercialización de los productos.

    Sin embargo, en nuestro círculo personal también podemos contribuir a preservar la inocuidad de los alimentos, fomentando acciones tales como mantener los alimentos crudos separados de los cocidos; cocinar por completo las carnes para evitar proliferación de microorganismos; mantener los alimentos en un ambiente limpio y a temperatura fresca; utilizar agua limpia para lavarlos y cocinarlos; etcétera.

    Mantener los alimentos en un estado óptimo para su consumo es un compromiso que tiene el campo y el gobierno mexicano para con toda la población; contribuyamos nosotros también apoyando a los productores que lleven con esmero esta parte tan importante del cuidado de los alimentos.

    Fuente: SIAP 07 de junio de 2022

    Martes, 7 de junio de 2022

    Expectativas de Producción Agropecuaria y Pesquera

    Cifras durante mayo 2022

    La expectativa de producción nacional agropecuaria y pesquera para 2022 es de 235.6 millones de toneladas, 3.2% superior a lo registrado en 2021. Por subsector los pronósticos son positivos (todos aumentan): el agrícola 3.3, el pecuario 2.4 el pesquero 1.3 por ciento

    En comparación con 2021, la perspectiva es la siguiente: el agrícola aumentará seis millones 710 mil toneladas, mientras que el pecuario incrementará 590 mil toneladas y la pesquera crecerá 25.9 mil toneladas.

    Comportamiento por subsector

  • Agrícola: 6 millones 710 toneladas más (3.3%)
  • Pecuario: 590 mil toneladas más (2.4%)
  • Pesquero: 25.9 mil más (1.3%)
  • Análisis de la Balanza Comercial Agroalimentaria de México marzo 2022

    Por octavo año consecutivo al mes de marzo de 2022, la Balanza Comercial Agropecuaria y Agroindustrial tiene superávit: fue de 2,872 millones de dólares (MDD).

    Es el quinto mayor saldo positivo en 28 años (desde 1995); derivado de 12,807 MDD de exportaciones y 9,935 MDD de importaciones.

    En los tres primeros meses del año, el saldo positivo incrementó 21 MDD (0.7%), en comparación con el mismo mes de 2021, debido al mayor aumento, en términos absolutos, de las exportaciones de 1,756 MDD (15.9%), en comparación con el incremento de las importaciones 1,735 MDD (21.2%).

    La dinámica que presentan las exportaciones de bienes agroalimentarios y el nivel alcanzado permitió al país obtener divisas que superan a las conseguidas por:

  • Remesas en 286 MDD (2.3%).

  • Venta de productos petroleros en 4,023 MDD (45.8%) y

  • Turismo extranjero en 6,035 MDD (89.1%).

    En el primer trimestre de 2022, la Balanza Comercial No Petrolera cerró con un superávit de 1,020 MDD.

    El impacto del saldo de la Balanza Manufacturera en el saldo de la Balanza No Petrolera es negativo; tiene un déficit de 1,531 MDD.

    Mientras que el impacto del superávit de la Balanza Agropecuaria y Pesquera (1,041 MDD) contribuye de manera positiva al superávit de la No Petrolera.

    Comportamiento de la balanza agroalimentaria marzo 2022

    Balanza Agropecuaria y Agroindustrial: superávit de 2,872 MDD.

    Las mercancías que contribuyen significativamente al superávit de la balanza agroalimentaria de México por sus saldos positivos son:

    Balanza de bienes agrícolas

    En el primer trimestre de 2022, el superávit fue de 1,299 MDD, este saldo es resultado de exportaciones 31.1% mayores a las importaciones. El saldo disminuyó 18.2% (290 MDD), en relación al mismo periodo de 2021, debido a que las importaciones aumentaron en mayor medida 19.3% (675 MDD) en comparación con el incremento que tuvieron las exportaciones que fue de 7.6% (386MDD).

    Balanza de bienes agroindustriales

    A marzo de 2022, se registra un superávit de 1,832 MDD, mes en el que las exportaciones fueron 36.6% mayores a las importaciones. El saldo se incrementó 32.6% (450 MDD), respecto de 2021, resultado del aumento en mayor medida de las exportaciones en 1,346 MDD (24.5 %), en comparación con las importaciones 896 MDD, esto es, 21.8 por ciento.

    Balanza de bienes pesqueros

    En los primeros tres meses de 2022, se registra un déficit fue de 902 mil dólares, debido a que lo importado es 0.3% mayor respecto de lo exportado. Las compras al exterior aumentaron mayormente en 21.6% (47 MDD), mientras que las ventas en 17.8% (40 MDD), en comparación con 2021.

    Balanza de bienes ganaderos y apícolas:

    Para el primer trimestre de 2022, el déficit fue de 257.1 MDD, esto es, 132.8 millones de dólares mayor que el saldo negativo reportado al mismo periodo de 2021 (124.3 MDD). El comercio total se incrementó 100 millones 815 mil dólares (16.2%), al pasar de 624 millones dólares en 2021 a 725 millones de dólares en 2022. El déficit de la balanza se explica porque las importaciones fueron 110.0% mayores a las exportaciones. Las compras al exterior se incrementaron en 117 MDD (31.2%) frente a las de 2021; mientras que las ventas al mercado externo disminuyeron en 16 MDD (6.4%).

    Fuente: SIAP 06 de junio de 2022

  • Viernes, 3 de junio de 2022

    El índice de precios de los alimentos de la FAO cae en mayo

  • La medida de referencia muestra una disminución de los precios internacionales de los aceites vegetales y los productos lácteos, pero un aumento de los del trigo, el arroz y la carne de aves de corral

    El índice de precios de los alimentos de la FAO registró en mayo de 2022 un promedio de 157,4 puntos, esto es, un 0,6 % menos que en abril. Sin embargo, el índice, que refleja la variación mensual de los precios internacionales de una cesta de los productos alimenticios más comercializados, seguía estando un 22,8 % por encima del nivel de mayo de 2021.

    El índice de precios de los cereales de la FAO aumentó un 2,2 % respecto del mes anterior, impulsado por los precios del trigo, que subieron un 5,6 % desde abril y un 56,2 % respecto de su valor de hace un año. Los precios internacionales del trigo, que en promedio se ubicaron apenas un 11 % por debajo del récord alcanzado en marzo de 2008, subieron como consecuencia de la prohibición de las exportaciones anunciada por la India y de la preocupación por la situación de los cultivos en varios de los principales países exportadores, así como de las perspectivas de disminución de la producción en Ucrania debido a la guerra. Los precios internacionales del arroz también subieron de manera generalizada, mientras que los de los cereales secundarios disminuyeron un 2,1 %. El descenso fue aún mayor en el caso del maíz, cuyos precios cayeron en vista de la ligera mejora de la situación de los cultivos en los Estados Unidos de América, los suministros estacionales en la Argentina y el comienzo inminente de la cosecha principal de maíz en el Brasil.

    El índice de precios de los productos lácteos de la FAO también cayó un 3,5 % de abril a mayo. Los precios de la leche en polvo fueron los que más disminuyeron, debido a la incertidumbre de los mercados derivada de la prolongación de los confinamientos por la enfermedad por coronavirus (COVID-19) en China, mientras que la solidez de las ventas al por menor y la gran demanda de los restaurantes en el hemisferio norte impidieron que los precios del queso disminuyeran de modo significativo, pese al debilitamiento de la demanda mundial de importaciones. Los precios de la mantequilla también descendieron a raíz del debilitamiento de la demanda de importaciones unido al aumento de los suministros exportables.

    El índice de precios del azúcar de la FAO disminuyó un 1,1 % desde abril como consecuencia de una excelente cosecha en la India, que hizo que mejoraran las perspectivas de disponibilidad mundial. El debilitamiento del real brasileño frente al dólar de los EE.UU., junto con la bajada de los precios del etanol, también ejerció una presión a la baja sobre los precios mundiales del azúcar.

    Mientras tanto, el índice de precios de la carne de la FAO alcanzó un nuevo máximo histórico, al aumentar un 0,6 % en mayo, pese a que los precios mundiales de la carne de bovino se mantuvieron estables y los de la carne de porcino cayeron. La subida obedeció a un acusado aumento de los precios internacionales de la carne de aves de corral, debido a las continuas perturbaciones en la cadena de suministro en Ucrania y los recientes casos de gripe aviar en un contexto de aumento repentino de la demanda en Europa y Oriente Medio.

    Las perspectivas iniciales sobre la producción mundial de cereales en 2022 apuntan ahora a un probable descenso, el primero en cuatro años, hasta 2 784 millones de toneladas, es decir, 16 millones de toneladas menos que la producción récord estimada para 2021, de acuerdo con la última Nota informativa de la FAO sobre la oferta y la demanda de cereales.

    Se prevé que el maíz sufra la mayor disminución, seguido del trigo y el arroz, mientras que es probable que la producción de cebada y sorgo aumente. Las previsiones se basan en la situación de los cultivos ya plantados y las intenciones de siembra en relación con los que todavía deben plantarse.

    Se prevé que la utilización mundial de cereales también disminuya marginalmente en 2022/23, en un 0,1 % respecto de 2021/22 aproximadamente, y se ubique en 2 788 millones de toneladas, lo que representaría la primera contracción en 20 años. La disminución obedece principalmente al descenso previsto del uso de trigo, cereales secundarios y arroz como piensos, mientras que se prevé que el consumo dietético mundial de cereales aumente al ritmo de las tendencias demográficas mundiales.

    Se prevé que el comercio mundial de cereales disminuya en un 2,6 % respecto del nivel de 2021/22, ubicándose en 463 millones de toneladas, su nivel más bajo en tres años, pese a que las perspectivas para el comercio internacional de arroz siguen siendo positivas.

    Las nuevas previsiones apuntan a una caída de las existencias, lo que hará que la relación entre las reservas y la utilización de cereales a nivel mundial descienda al 29,6 % en 2022/23 desde el 30,5 % de 2021/22. Si bien este nuevo nivel sería el más bajo de los últimos nueve años, todavía estaría muy por encima del mínimo del 21,4 % registrado en 2007/08. Se prevé que las existencias de maíz sufran la mayor disminución, mientras que previsiblemente aumentarán las reservas de trigo.

    La FAO ha actualizado asimismo sus estimaciones sobre la producción mundial de cereales en 2021, que ahora se calcula que subirá un 0,9 % respecto del año anterior, y sobre la utilización de cereales en 2021/22, que se calcula que subirá un 1,1 %.

    Fuente: FAO 03 de junio de 2022

  • Viernes, 3 de junio de 2022

    Reporte mensual de Precios Internacionales de productos agrícolas

    Cifras durante abril de 2022

    Reporte gráfico que muestra la evolución de los precios físico y de futuro de los principales productos que se comercializan en el mercado internacional.

    Maíz blanco y amarillo (dólares/ton)

    El precio internacional anticipado del SIAP, para maíz amarillo puesto en el Golfo de Estados Unidos, fue 350 dólares por tonelada y, quedó en 348 dólares, lo cual significa 3.8% más respecto del referente de un mes antes y 29.8% más en términos anuales. La continuidad del conflicto en Ucrania y la eventual entrada de Finlandia y Suecia a la OTAN, puede tener nuevos efectos en lo precios, en estas condiciones el SIAP estima que el referente internacional de mayo rondará los 360 dólares por tonelada, lo que implicaría un incremento mensual de 2.9%, bajo el entendido de que las medidas internacionales para contener la inflación han mostrado resultados positivos en algunos bienes, además de que la mayoría de las cosechas en Rusia y Ucrania no se han detenido. El primer estimado del USDA para la producción mundial del nuevo ciclo 2022/23 es de 1,181 millones de toneladas, significa una caída interanual de 2.9%, luego de que en 2021/22 se lograra un crecimiento de 7.7%.

    Trigo suave (dólares/ton)

    El precio internacional de trigo grano de EE.UU. (invierno rojo, no. 2, suave), a abril de 2022, registró una caída un tanto inesperada al quedar en 433 dólares por tonelada, es una disminución de 2.6% respecto al mes anterior, aunque representa un aumento anual de 54.0%. Las condiciones de continuidad del conflicto en Ucrania, así como las proyecciones de una leve caída en las cosechas de 2022/23, llevan al SIAP a estimar que la cotización promedio de mayo sea de 450 dólares la tonelada.

    La estimación del USDA, en mayo de 2022, señala que la producción del cereal, para el ciclo 2021/22 será de 779.3 millones de toneladas; 0.3% por arriba del ciclo precedente. Asimismo, anticipa caídas de producción de 10.0, 38.5 y 11.9% en EE.UU., Canadá y Rusia, países que aportan 18% de la oferta mundial. Y prevé que Ucrania podría cerrar 2021/22 con exportaciones de 19 millones de toneladas; 12.8% más que el periodo anterior. Para el nuevo ciclo 2022/23, el USDA proyecta la colecta mundial en 774.8 millones de toneladas; 0.6% menos que en el ciclo 2021/22.

    Sorgo amarillo (dólares/ton)

    El comportamiento de los precios internacionales de sorgo amarillo de EE.UU., No. 2, cotizado F.O.B. en puertos del Golfo, durante abril de 2022, fue de 332 dólares por tonelada, 6.9% por arriba del equivalente de un año antes y 6.8% por abajo del referente del mes previo. Para mayo de 2022, el precio del grano podría rondar los 342 dólares por tonelada, lo cual implicaría un incremento de 3% respecto del mes anterior. El USDA, por su parte, reporta (a mayo de 2022), que para el ciclo de mercado 2021/22 la producción de EE.UU. podría ser de 448 millones de bushels; 20% más que lo conseguido en el ciclo anterior. Para el nuevo ciclo 2022/23 proyectan lograr 381 millones de bushels en; 15% menos, resultado de su equivalente reducción en la superficie plantada. Asimismo, el USDA señala que al cierre de 2021/22 el precio pagado al agricultor estadounidense podría ser de 5.95 dólares por bushel, 18% más que lo recibido en el ciclo precedente. Para 2022/23 el USDA proyecta un precio de 6.65 dólares por bushel, 11.8% más que en el periodo anterior

    Frijol americano (dólares/ton)

    Se confirma lo anticipado por el SIAP, se mantienen los precios altos para frijol negro y frijol pinto, en EE.UU., pero con niveles estables respecto de los meses más recientes. Durante abril de 2022, la cotización de frijol negro, comercializado al mayoreo en North Dakota y Minnesota, cerró con un promedio de 1,895 dólares por tonelada; 13.8% más caro que el similar de un año antes y sin cambio en los últimos cuatro meses.

    El frijol pinto al mayoreo, ofertado en North Dakota/Minnesota, EE.UU., mantiene la tendencia del frijol negro y para abril de 2022, se cotizó en 2,746 dólares por tonelada, esto es, 19.2% por arriba en comparativo anual y 3.3% mayor al de un mes antes.

    Soya amarilla (dólares/ton)

    El SIAP previó que el precio de la soya amarilla de exportación, número uno, registrada en el Golfo de EE.UU., se mantendría en 665 dólares por tonelada, para el promedio de abril de 2022 y quedó en 663 dólares, lo cual significa 18.5% más que un año antes y 0.3% más respecto del mes precedente. Para el promedio de mayo de 2022 el SIAP estima un precio de 638 dólares por tonelada, no obstante que, en mayo de 2022, nuevamente el USDA recortó su estimado de producción de soya para el cierre del ciclo 2021/22 y espera que sea de 349.4 millones de toneladas, lo cual implica tres millones de toneladas menos, comparado con el estimado de un mes antes y 5.1% menor respecto del ciclo anterior. Sin embargo, para 2022/23 el USDA proyecta cosechas mundiales de 394.7 millones de toneladas; 13% más que lo logrado en 2021/22.

    Café verde (dólares/ton)

    La cotización internacional de café verde, durante abril de 2022, fue de 4,375 dólares por tonelada; 62.6% por arriba del equivalente de un año antes y 1.9% más en referencia con el mes anterior. El SIAP anticipa que el precio promedio de mayo, sea de alrededor de 4,240 dólares por tonelada; sería el precio más bajo en lo que va de 2022, influenciado, en gran medida, por el incremento en las ventas mundiales, ya que tan sólo a marzo de 2022 las exportaciones del grano en verde de café totalizaron 11.8 millones de sacos de 60 kilos, lo que representa un incremento de 2.6%, versus el mismo mes de 2021. La comercialización de robustas y naturales de Brasil, fueron de las más exportadas, con embarques de 3.6 y 4.7 millones de sacos, respectivamente, que significaron incrementos anuales de 3.9 y 7.8%. Si se consideran las exportaciones de todas las formas de café, éstas totalizaron 13.2 millones de sacos durante marzo de 2022, lo que significa un incremento de 4.0%, con los aumentos más considerables en Asia y Oceanía.

    Algodón (dólares/ton)

    Continúan los incrementos en el precio de algodón, en un contexto de alta demanda, la cual podría verse disminuida en el nuevo ciclo de mercado 2022/23, impactada por el incremento inflacionario que se ha dado a nivel mundial, así como por los aumentos en los costos de producción, con encarecimientos en el uso de transporte, consumo de energéticos y otros insumos. El precio internacional de la fibra natural fue de 3,424 dólares por tonelada para el promedio de abril de 2022, significa 71.2% más caro que el de un año antes, además de resultar 10% por arriba del referido el mes previo. El SIAP anticipa que el promedio de mayo de 2022, supere los 3,500 dólares por tonelada. El USDA señala que al cierre del ciclo de mercado 2021/22, la producción mundial podría ser de 118.5 millones de sacos de 480 libras; representa un incremento de 6.3% vs el ciclo anterior, mientras que la primera proyección para el ciclo 2022/23 quedaría en 121 millones de sacos, 2.2% más que lo alcanzado en 2021/22.

    Azúcar (dólares/ton)

    Durante mayo de 2022, continuó la senda de aumento de los principales referentes internacionales de las cotizaciones de físicos de azúcar, luego de as disminuciones observadas a inicios del año. Así, en abril de 2022, el físico del C5 quedó en 536 dólares por tonelada, nivel similar al de un mes antes y 20.0% más respecto al año precedente, mientras el referente del C11 se ubicó en 434 dólares, con un aumento mensual de 3.0% y anual de 21.7%, en tanto el C16 cerró en 808 dólares, nivel similar al del mes previo y 17.3% más en comparativo anual.

    Arroz (dólares/ton)

    El precio internacional de arroz continúa estable, ya que en abril de 2022 quedó en 431 dólares por tonelada, lo que implica un incremento anual y mensual de 2.1%, aunque resultó ser el único aumento anual desde hace 12 meses. Curiosamente los impactos inflacionarios a nivel mundial no se han reflejado en el encarecimiento del cereal, lo cual lo convierte en uno de los pocos alimentos con precios bajos. El SIAP anticipa que, para el promedio de mayo 2021, se de un nuevo repunte en la cotización internacional, la cual podría llegar a 440 dólares por tonelada. El USDA publica, en mayo de 2022, que el cierre de la producción mundial para el ciclo mercantil 2021/22 quede en 513 millones de toneladas, 0.7% por arriba de lo logrado en el periodo de mercado anterior. Para el nuevo ciclo comercial de 2022/23, proyecta cosechas globales de 514.6 millones de toneladas, sólo 0.3% más que lo recolectado en 2021/22. En el caso de Estados Unidos las recolecciones de 2022/23 podrían ser de 5.8 millones de toneladas, significa una caída anual de 4.8%.

    Fuente: SIAP 02 de junio de 2022

    Miércoles, 1 de junio de 2022

    Convoca Agricultura a impulsar el consumo de leche en México

  • En el marco del Día Mundial de la Leche, que se celebra este 1 de junio, la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural informó que la producción nacional del lácteo en 2021 fue de 13 millones 239 mil 779 toneladas, un aumento de 2.3 por ciento respecto al año previo.

    En el marco del Día Mundial de la Leche, que se celebra este 1 de junio, la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural convocó a la industria a impulsar el consumo del lácteo y productos derivados entre la población mexicana, por los beneficios que aporta a la salud.

    De acuerdo con cifras del Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera (SIAP), la dependencia federal informó que la producción nacional de leche de vaca fue de 13 millones 239 mil 779 toneladas en 2021, un aumento de 2.3 por ciento respecto a las 12 millones 943 mil 123 toneladas de un año atrás.

    Entre las principales entidades productoras destacan Jalisco, con dos millones 780 mil toneladas; Coahuila, con un millón 514 mil toneladas; Durango, un millón 463 mil toneladas, y Chihuahua, con un millón 249 mil toneladas.

    Agricultura destacó que la participación del lácteo en la producción nacional pecuaria es de 54.8 por ciento, con un consumo per cápita de 124.3 litros, que si bien ha ido en constante aumento, aún se encuentra por debajo de los niveles recomendados por organismos internacionales.

    Se deben cerrar las brechas entre sur-sureste y centro-norte del país, pues aunque el primero tiene un alto potencial productivo, no ha sido detonado y los productores de esta región han sido poco estimulados para dedicarse a la producción de leche.

    Este alimento y los diversos productos lácteos, como el queso y el yogur, son ricos en nutrientes esenciales que apoyan la buena salud ósea, proveen de proteína necesaria para los músculos, ayudan a incrementar los niveles de energía y a tener una mente activa, por lo que es imprescindible que todos los mexicanos tengan acceso a ellos.

    Agricultura resaltó que, actualmente, se impulsa el desarrollo de los productores de leche de pequeña y mediana escala con apoyo técnico que impacta en mayor productividad y rentabilidad, lo que incide en la disminución de las importaciones.

    Además, se acompaña al sector con investigación, capacitación y esquemas de financiamiento, mediante bienes y servicios públicos.

    Fuente: SADER 01 de junio de 2022

  • Miércoles, 1 de junio de 2022

    Reporte mensual de las exportaciones de
    bienes agropecuarios y pesqueros de México

    Cifras durante abril de 2022

    El origen de la información oportuna de la balanza comercial total de mercancías de México es la estadística que integra y difunde el Grupo de Trabajo de Estadísticas de Comercio Exterior, conformado por el Banco de México, INEGI, SAT y la Secretaría de Economía.

    En el cuarto mes de 2022, las divisas obtenidas por exportaciones de bienes agropecuarios y pesqueros ascienden a 2,075 millones de dólares (MDD), monto 14.2% mayor respecto del mismo mes del año previo (1,817 MDD) y 6.0% menor en comparación con el mes anterior (marzo 2022: 2,208 MDD).

    Las mercancías exportadas con incrementos significativos, frente al mismo mes de 2021 son: café crudo en grano (86.7%), cítricos (50.4%), pimiento (49.7%), legumbres y hortalizas frescas (16.7%) y aguacates (9.1%). Por otra parte, las exportaciones de productos con las disminuciones más relevantes son: ganado bovino en pie (41.5%) y fresas frescas (9.7%).

    Las divisas generadas por las ventas de bienes agropecuarias y pesqueras en el periodo de enero a abril de 2022 son de 7,901 MDD, las cuales son mayores en 519 MDD (7.0%), en comparación con 2021 (7,382 MDD).

    Con datos de enero a marzo de 2022, las mercancías con mayor venta al extranjero de bienes agropecuarios y pesquero, en MDD, son: aguacate (984), jitomate (632), fresas frescas (437), pimiento (420), cítricos (263), pepino (200), ganado bovino en pie (164), almendras, nueces, pistaches (163), café sin tostar (120), cebollas (110), melón, sandía y papaya (104), camarón congelado (104), algodón (93), guayaba, mango y mangostanes (83),lechugas, achicorias escarola, endibia (80), plátanos (61), pescado fresco o refrigerado excepto filete (53), maíz (41), trigo duro (40), crustáceos, excepto camarón congelado (28), garbanzo (27), moluscos (24), pescado congelado excepto filete (24), filete de pescado (23) y miel natural de abeja (22).

    El valor de las exportaciones agropecuarias y pesqueras en el mes de marzo de 2022, fue de 2,208 MDD; monto 0.1% inferior frente al mismo mes del año previo (2,211 MDD); las mercancías exportadas con mayor incremento son: cacahuates (118.1%), semillas, frutos y esporas, para siembra (98.0%), frijol común (75.0%), maíz (58.2%), café sin tostar (50.0%), algodón (45.8%), pescado congelado excepto filete (45.5%), moluscos (40.3%), miel natural de abeja (30.6%), cítricos (22.7%), camarón congelado (22.2%), guayaba, mango y mangostanes (15.3%) y flores y capullos para adornos (8.2%). Por el contrario, las disminuciones más representativas se observan en; Uvas y pasas (93.4%), tabaco en rama (33.2%), esquejes e injertos (30.0%), pimento (24.0%), ganado bovino en pie (26.9%), almendras, nueces, pistaches (17.5%), ajo (15.1%), y crustáceos, excepto camarón congelado (10.1%), garbanzos (9.7%), plátano (8.4%) y aguacates (7.4).

    En el acumulado enero-marzo 2022, las exportaciones agropecuarias y pesqueras fueron 5,827 MDD, monto mayor en 4.7% frente al mismo periodo del año anterior (5,565 MDD); las mercancías exportadas con disminución son: sorgo grano (99.6%), uvas y pasas (75.3%), pimiento (25.7%), ganado bovino en pie (19.4%), crustáceos, excepto camarón congelado (11.4%), jitomate (11.0%), maíz (7.2%), cebollas (7.7%) y plátanos (6.8%). Por el contrario, los aumentos más representativos se presentan en; cacao en grano (659.0%), habas de soya (127.3%), miel natural de abeja (118.0%), moluscos (78.6%), algodón (63.7%), frijol común (62.9%), ajo (60.9%), tabaco (50.5%), cítricos (46.5%), pescado congelado excepto filete (44.4%), café sin tostar (40.8%), flores y capullos para adornos (36.0%), trigo duro (35.4%), camarón congelado (30.4%), guayaba, mango y mangostanes (19.3%), aguacate (14.3%), partes de plantas, sin flor ni capullos (12.3%), fresas frescas (11.1%), melón, sandía y papaya (8.9%), pepino (8.5%) y coles (8.2%).

    El valor de las importaciones agropecuarias y pesqueras en el mes de marzo de 2022, fue de 1,815 MDD; 13.6% más que en el mismo mes de 2021 (1,599 MDD), así mismo, en el periodo de enero a marzo 2022, las importaciones son de 4,934 MDD, lo que representa un incremento de 20.5%, respectó del mismo periodo de 2021 (4,095 MDD).

    Las exportaciones no petroleras en los primeros cuatro meses de 2022, alcanzan un monto de 166,838 MDD, se integran por 155,784 MDD de exportaciones manufactureras, 7,901 MDD por la venta al exterior de bienes agropecuarios y pesqueros y 3,153 MDD de exportaciones extractivas, las cuales aportan 93.4%, 4.7% y 1.9%, respectivamente.

    Fuente: SIAP 31 de mayo de 2022

    Miércoles, 1 de junio de 2022

    Balanzas disponibilidad-consumo
    de productos agropecuarios estratégicos

    Información sobre oferta y demanda de trece productos estratégicos del sector primario: arroz, maíz blanco y amarillo, frijol, trigo cristalino y panificable, sorgo grano, azúcar, carne de ave, carne de bovino, carne de porcino, leche de bovino y huevo para plato.

    Maíz Amarillo

    La oferta nacional de maíz amarillo en el ciclo 2021/22 al mes de abril de 2022, se prevé que sea 2.2% menor en comparación con el ciclo anterior. En los componentes de la oferta, el inventario inicial cayó 35%, mientras que los estimados de producción e importaciones, aumentarían 12.9% y 2.6%, respectivamente, compulsados contra el ciclo 2020/21.

    El avance de siembras y cosechas al mes de abril de 2022, para el ciclo otoño-invierno 2021/2022 indica que se sembraron 62 mil 465 hectáreas de maíz amarillo; destacan Tamaulipas y Chiapas con la mayor superficie sembrada, con una participación de ambas entidades de 82.3%. Para dicho ciclo se ha obtenido una producción de 37 mil 812 toneladas.

    En el ciclo agrícola primavera-verano (PV) 2021, la producción obtenida fue de dos millones 829 mil toneladas, destacan las entidades de Chihuahua, Jalisco y Chiapas, con una participación conjunta de 84.3% de la producción nacional. En el ciclo PV 2022 al mes de abril de 2022, se tiene una superficie sembrada de 33 mil 772 hectáreas; Chihuahua y Puebla participan, en conjunto, con 77.3% de la superficie sembrada nacional.

    Para la mayor parte de los componentes de la demanda, en el ciclo 2021/22, se prevén disminuciones: consumo humano (4.7%), autoconsumo (2.8%), industria almidonera (1.0%), semillas para siembra (5.9%), incluso las mermas (5.8%). El inventario final del grano se espera en un millón 922 mil toneladas, lo cual indica un decremento de 17.9% respecto del periodo anterior. El componente “consumo pecuario” aporta 78.3% de la demanda, en tanto que las “importaciones”, participan con 74.7% de la oferta nacional.

    En el mes de abril de 2022, el precio de la variedad de maíz amarillo pagado al productor, fue de cinco mil 870 pesos por tonelada, lo cual implica un aumento de 56.5% en términos interanuales. En comparación con el mes previo, el precio reportó un incremento de 20.3 por ciento.

    Maíz Blanco

    . En el ciclo de mercado 2021/22, para abril de 2022, se prevé que en México la oferta de maíz blanco sea de 26 millones 788 mil toneladas, cifra 0.4% menor respecto del ciclo 2020/21, determinado por un incremento del inventario inicial de 22.3%, mientras que la producción y las importaciones podrían caer 1.7 y 11.1 por ciento, respectivamente.

    Para el ciclo otoño-invierno 2021-2022 el avance al mes de abril de 2022, indica que la superficie sembrada es de un millón 033 mil hectáreas, lo que representa un avance de 90.7%. Las entidades con mayor superficie sembrada son Sinaloa, Veracruz y Chiapas, en conjunto participan con 70.9% del total nacional. La producción obtenida al momento, es de 763 mil 523 toneladas, obtenida principalmente en Veracruz, Oaxaca, Sinaloa y Guerrero con una participación de 64.3 por ciento.

    Del ciclo primavera-verano 2021, el cierre preliminar registra 5 millones 666 mil hectáreas sembradas en México. Chiapas, el Estado de México, Puebla y Guerrero son las entidades con mayor superficie plantada con una participación de 34.3%. La producción obtenida fue de 16 millones 662 mil toneladas, destacan Jalisco, Guanajuato y el Estado de México, que aportaron 41.7% de la producción nacional. El avance, al mes de abril de 2022 del ciclo PV 2022, indica que se han sembrado 389 mil 111 hectáreas, con las mayores aportaciones de las entidades Estado de México, Puebla y Oaxaca, con una participación conjunta de 75.0 por ciento.

    Por el lado de la demanda, las estimaciones para el ciclo 2021/22 realizadas en abril de 2022, indican que el consumo humano más el autoconsumo del cereal será de 18 millones 682 mil toneladas, en tanto que, las exportaciones podrían llegar a 342 mil toneladas. El inventario final se calcula en dos millones 157 mil toneladas, 0.1% menor, versus el ciclo de mercado anterior. El consumo humano participa con 55.1% de la demanda nacional, y la producción aportaría 89.2% de la oferta total.

    A abril de 2022, el precio pagado al productor de maíz blanco, fue de 5 mil 300 pesos por tonelada; 18% mayor en comparación con el mismo mes de 2021. La tortilla se cotizó en 19.76 pesos por kilogramo, lo cual indica un incremento de 19.5% comparado con el año anterior. En comparativos mensuales, el precio medio rural, la tortilla y el grano al mayoreo presentaron aumentos de 10.2%, 2.8 % y 6.8%, respectivamente

    Arroz pulido

    Para el ciclo 2021/2022, se estima que la oferta de arroz pulido a nivel nacional disminuya 5.8% vs el ciclo previo, debido a una menor producción de 9.4% y en las importaciones de 8.7%, aunque el inventario inicial aumentó 41 por ciento.

    Para el cierre del ciclo 2021/2022 se espera que la demanda se reduzca 6.1 por ciento. Se prevén reducciones en las exportaciones de 15.8%, del consumo humano en 5.7%, y el autoconsumo y las semillas para siembra en 16.7%, cada una. Se prevé que las exportaciones sean de 16 mil toneladas; en tanto que el autoconsumo y la semilla para siembra sean de 5 mil toneladas, en cada variable.

    En abril de 2022, el precio medio rural y el del consumidor presentaron incrementos interanuales. El precio medio rural alcanzó 5 mil 380 pesos por tonelada y el del consumidor 33 mil 150, con incrementos de 28.4% y 4.5%, respectivamente.

    Sorgo

    Para el ciclo 2021/22 se estima un aumento en la disponibilidad de sorgo a nivel nacional de 7.5% frente al ciclo previo, debido al incremento en la producción e importaciones de 6.8% y 99.1%, respectivamente, y se cuenta con una reducción del inventario inicial de 2.7 por ciento.

    En los avances de siembras, a abril de 2022, en el ciclo primavera-verano 2022 (PV) se han sembrado 22 mil 127 hectáreas del grano, con una reducción de 1.1%, comparado con el mismo avance del ciclo de 2021, destacan las entidades de Sinaloa, Guanajuato y Puebla, con una participación de 97.8% del total nacional. La intención de siembra, declarada por los productores, para el ciclo PV es de 603 mil hectáreas; 6.2% más que la superficie registrada en el PV 2021.

    En el ciclo otoño-invierno (OI) 2021/22, el avance a abril de 2022 indica que la superficie sembrada se redujo 18.7% comparado con el mismo avance de similar ciclo anterior, destaca Tamaulipas con una participación de 84.8% del total nacional, y se ha cosechado 11.9%. La producción se incrementó 5.7% en comparación con el año anterior; Nayarit, Tamaulipas y Campeche, participan con 73.3% del volumen obtenido nacional.

    Para el ciclo 2021/2022, se espera que la demanda se incremente 11.6%. En la estimación de los componentes de la demanda se prevé que el consumo con fines industriales sea de casi 5 millones de toneladas, el inventario final se calcula en 576 mil toneladas, reduciéndose 18.9% comparado con el ciclo anterior. La producción nacional, tiene una mayor participación en la oferta del sorgo con 83.3%, y en la demanda nacional el consumo industrial aporta 94.7 por ciento.

    El precio medio rural del sorgo en México en abril de 2022, fue de cinco mil 860 pesos por tonelada, implica un incremento interanual de 18.4 por ciento. El precio del alimento balanceado creció 9.8%, ofertándose en seis mil 480 pesos por cada mil kilogramos. En comparativos mensuales, el precio al productor y el costo del alimento balanceado aumentaron 22.3% y 2.9%, respectivamente.

    Trigo Cristalino

    Los datos preliminares de cierre del ciclo comercial 2021/2022, con cifras a abril de 2022, consideran que la oferta disponible de trigo cristalino aumentó 27.7% frente al ciclo previo, debido principalmente al aumento de la producción en 49.4 por ciento.

    En el ciclo otoño-invierno (OI) 2021/2022 se tiene una superficie sembrada de 295 mil 156 hectáreas en el avance a abril de 2022; Sonora es la principal entidad con 82.7% de la participación a nivel nacional. La producción obtenida es de 186 mil 949 toneladas, principalmente en Sonora y Sinaloa, con una aportación conjunta de 99.6% del total nacional. El trigo cristalino es poco representativo en el ciclo primavera-verano, el avance del PV 2022, a abril de 2022, indica 49 hectáreas sembradas, exclusivamente en Puebla.

    Para el ciclo 2021/2022 se espera que el consumo humano constituya 44.1% de la demanda total (no incluye el inventario final), mientras que las exportaciones podrían aportar 37.5% de la misma, en tanto que el consumo pecuario y la semilla para siembra tienen aportaciones menores. El inventario final podría quedar en 253 mil toneladas, lo que significa un incremento de 65.4% respecto de similar ciclo previo.

    En abril de 2022, el precio medio rural se incrementó 50.6% respecto del mismo mes de 2021; alcanzó 7 mil 530 pesos por tonelada, el precio al mayoreo, de sémola o semolina, aumento 5.4%, al pasar de 9 mil 120 a 9 mil 610 pesos/ton. El precio al consumidor de sopa de pasta se incrementó 14.8% con respecto al mismo mes del año anterior, pasando de 33.27 a 38.2 pesos por kilogramo.

    Trigo Panificable

    El cierre preliminar del ciclo 2021/2022, muestra que la oferta total de trigo panificable aumentó 473 mil toneladas respecto del ciclo previo, lo cual equivale a un aumento de 6.5%. En el inventario inicial y la producción nacional, se registró un decremento de 122 mil (12.6%) y 270 mil toneladas (15.2%), respectivamente, con un incremento en las importaciones de 866 mil toneladas (19.3%).

    En el ciclo primavera-verano (PV) 2022, el avance al mes de abril de 2022, indica 293 hectáreas
    sembradas, exclusivamente en Puebla. En el ciclo otoño-invierno (OI) 2021/2022, con avances a abril
    de 2022, se han sembrado 236,600 hectáreas, lo que representa 87.8% de la superficie programada
    para siembra, y se ha obtenido una producción de 189 mil 087 toneladas.

    En el ciclo 2021/2022, la demanda aumentó 3.1%; el consumo humano participa con 97.5% de la demanda total, el consumo pecuario y las semillas para siembra presentan aumentos de 2.9% y 9.1%, respectivamente, comparado con el ciclo previo. El inventario final se estima en 1.1 millones de toneladas. Se prevé que la tasa de autosuficiencia pase de 28.3 a 22.1 por ciento, en comparación con el ciclo anterior.

    En abril de 2022, el precio medio rural se incrementó 49.0% respecto del mismo mes de 2021, alcanzando 7 mil 540 pesos por tonelada, mientras que el precio de la harina de trigo al mayoreo se cotizó en 10 mil 930 pesos por cada mil kilos, con un aumento de 26.9% en comparativos anuales, en tanto que, la harina de trigo pagada por el consumidor, fue de 22.35 pesos por kilo, 7.4% más que el del año anterior.

    Fuente: SIAP 30 de mayo de 2022

    Lunes, 23 de mayo de 2022

    México cuenta con disponibilidad suficiente de azúcar
    para atender el abasto nacional y exportaciones

  • La cosecha de miel principalmente tiene lugar en el sureste del país, en entidades como Yucatán, Campeche, Quintana Roo y Chiapas, y actualmente hay alrededor de 43 mil apicultores en todo el territorio nacional, registrados en 508 asociaciones ganaderas especializadas.

    México cuenta con la disponibilidad suficiente de azúcar para abastecer al mercado nacional y cumplir con sus compromisos de exportación del excedente, particularmente a Estados Unidos, principal destino de las ventas externas de nuestro país.

    Estados Unidos asignó a México un cupo de exportación por 887 mil 843 toneladas en el presente ciclo, pero puede estar sujeto al otorgamiento de cuotas adicionales.

    Anualmente se venden a ese mercado, en promedio, 950 mil toneladas, aunque en varias ocasiones se rebasa esta cantidad, mientras que la deferencia del excedente exportable se pone a disposición del resto del mundo.

    La agroindustria de la caña de azúcar en México es una de las actividades con mayor derrama económica.

    Reportes del sector estiman que en la zafra 2020-2021, la agroindustria de la caña de azúcar represente el 0.50 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) nacional; aporte el 3.01 por ciento de la industria manufacturera, participe con el 16.74 por ciento del PIB de la industria alimentaria y con el 6.21 por ciento del PIB agropecuario.

    De acuerdo con el Comité Nacional para el Desarrollo Sustentable de la Caña de Azúcar (Conadesuca), en 49 ingenios que realizaron actividades de molienda en la presente zafra, se han cosechado 50 millones 076 mil 313 toneladas de caña, equivalentes al 99.04 por ciento de cumplimiento en comparación al Tercer Estimado de Producción de la actual zafra.

    Se prevé que la duración de la zafra 2021-2022 sea de ocho meses, al iniciar el 3 de noviembre de 2021 en el ingenio Pujiltic, ubicado en San Francisco Pujiltic, Chiapas, y se espera que concluya el 30 de junio de 2022 en los ingenios Santa Rosalía y Presidente Benito Juárez, en Tabasco.

    El precio de referencia del azúcar base estándar para efectos del pago de la preliquidación de la caña de azúcar del actual ciclo 2021-2022, se calculó en 15 mil 200 pesos por tonelada, con un KARBE (kilogramos de azúcar recuperable base estándar) promedio nacional por tonelada de caña neta de 117.618 kg/(toneladas de caña neta).

    Además, el valor de la caña como insumo para la producción de azúcar se ubicó en un promedio nacional por arriba de 990 pesos por tonelada, siendo el mejor precio, en términos nominales, en las últimas 13 zafras, indicó el Conadesuca.

    Se pronostica que las mejores condiciones agrícolas ayuden a obtener un incremento a nivel nacional en el actual ciclo, en comparación a lo alcanzado en las zafras 2019-2020 y 2020-2021, al esperarse una producción de azúcar de seis millones 174 mil 813 toneladas, caña a industrializar de 54 millones 624 mil 053 toneladas y una superficie a industrializar de 804 mil 776 hectáreas.

    Fuente: SADER 22 de mayo de 2022

  • Viernes, 20 de mayo de 2022

    Día Internacional del Té

    La industria del té es la principal fuente de renta e ingresos de exportación para algunos de los países más pobres y, al ser un sector con un elevado coeficiente de mano de obra, genera puestos de trabajo, en especial en zonas remotas y desfavorecidas desde el punto de vista económico. Asimismo, el té puede desempeñar un papel significativo en el desarrollo rural, la reducción de la pobreza y la seguridad alimentaria en los países en desarrollo, al ser uno de los cultivos comerciales más importantes.

    Poniendo de relieve una vez más la petición del Grupo Intergubernamental sobre el Té de que se realicen mayores esfuerzos para ampliar la demanda, en particular en los países productores de té donde el consumo per cápita es relativamente bajo, y apoyando los esfuerzos por abordar la disminución del consumo per cápita en los países importadores tradicionales, la Asamblea General decidió designar el 21 de mayo como el Día Internacional del Té.

    El Día promueve y fomenta medidas colectivas dirigidas a llevar a cabo actividades en favor de la producción y el consumo sostenibles de té y aumenta la conciencia acerca de su importancia en la lucha contra el hambre y la pobreza.

    La producción y elaboración de té contribuyen a la consecución de cuatro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Ayuda a reduccir de la pobreza extrema (Objetivo 1), luchar contra el hambre (Objetivo 2), empoderar a las mujeres (Objetivo 5), y favorece el uso sostenible de los ecosistemas terrestres (Objetivo 15).

    Además, es necesario que todos seamos conscientes de la importancia que tiene el té para el desarrollo rural y los medios de subsistencia sostenibles, así como de la necesidad de mejorar la cadena de valor del té a fin de contribuir a la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible.

    La producción de té es muy sensible a los cambios en las condiciones de cultivo. Puede cultivarse solo en condiciones agroecológicas muy concretas y, por lo tanto, se puede cultivar solo en un número muy limitado de países, muchos de los cuales sufrirán fuertemente el impacto del cambio climático.

    Los cambios en los patrones de temperatura y las precipitaciones —con más inundaciones y sequías— ya están afectando los rendimientos, la calidad y los precios de los productos de té, reduciendo los ingresos y amenazando los medios de vida rurales. Podemos prever que estos cambios climáticos se intensificarán y se necesitarán implementar medidas de adaptación urgentes. Al mismo tiempo, hay un mayor consenso sobre la necesidad de ayudar a mitigar el cambio climático reduciendo las emisiones de carbono de la producción y elaboración del té.

    Por tanto, los países productores de té deberían integrar en sus estrategias nacionales de desarrollo del té los retos del cambio climático: cómo adaptarse a él y reducir sus consecuencias.

    Fuente: ONU 21 de mayo de 2022

    Viernes, 20 de mayo de 2022

    Día Mundial de las Abejas 2022

  • La abeja Apis mellífera es determinante en la conservación de la biodiversidad y la seguridad alimentaria.

    De la tarea que esta pequeña fauna realiza depende la supervivencia de los ecosistemas, porque sin ella no sería posible la producción y reproducción de muchos cultivos y de muchísimas plantas silvestres en el planeta.

    Asombra pensar que seres diminutos como los polinizadores generen tanta vida, variabilidad biológica, alimento y energía para los seres humanos. Esos benefactores naturales son, entre muchos otros, las mariposas, los colibríes, algunas clases de moscas, los murciélagos y las abejas.

    Por esas razones es necesario crear conciencia sobre la importancia de los polinizadores, las amenazas que enfrentan y su contribución al desarrollo sostenible, sentido en el que se orienta el Día Mundial de las Abejas, proclamado por las Naciones Unidas para celebrarse el 20 de mayo.

    De la tarea que esta pequeña fauna realiza depende la supervivencia de los ecosistemas, porque sin ella no sería posible la producción y reproducción de muchos cultivos y de muchísimas plantas silvestres en el planeta, ya que para reproducirse cerca del 90% de las plantas con flores requiere de la polinización y el 75% de los cultivos alimentarios necesita del transporte del polen que efectúan estas especies en el 35% de las tierras agrícolas mundiales, afirma la Organización de las Naciones Unidas.

    La Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) precisa: “Las abejas polinizan una tercera parte de lo que comemos y juegan un papel vital en el mantenimiento de los ecosistemas del planeta. Alrededor del 84% de los cultivos para el consumo humano necesitan a las abejas o a otros insectos para polinizarlos y aumentar su rendimiento y calidad.

    El Atlas Nacional de las Abejas y Derivados Apícolas describe a las abejas como insectos de la superfamilia Apoidea del orden Himenóptera, es decir, de alas membranosas, de las que existen más de 20 mil especies de abejas en el mundo clasificadas en 9 familias, de las cuales 6 están presentes en México, con más de 1,800 especies descritas.

    En el periodo 2014-2018 se reportó un promedio de producción anual de 57,995 toneladas de miel, de las cuales se exportaban alrededor de 34,000 toneladas anuales, principalmente a Estados Unidos, Alemania, Bélgica, Arabia Saudita y Reino Unido, volumen que generaba un ingreso promedio anual de 124 millones de dólares, según datos de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia de la UNAM, citados en el Atlas Nacional de las Abejas.

    Las abejas melíferas son altamente eficaces, porque su cuerpo está cubierto de pelos y recogen en ellos fácilmente miles de gránulos de polen al moverse dentro de las flores; además, en cada uno de sus viajes visitan solamente una especie de flor, pero en una sola jornada una abeja puede visitar miles de flores de una misma especie, recogiendo el néctar y el polen y esparciendo los gránulos de polen por todas las flores que visita.

    Si este proceso falla, o hay una leve disminución de su eficacia, la cadena trófica tendría irremediables pérdidas de especies animales y vegetales, incluidos los que el ser humano necesita para asegurar su alimentación. El binomio abejas-plantas constituye un pilar que alimenta y enriquece el ecosistema que a su vez nutre a una multitud de insectos, aves y mamíferos.

    El Atlas indica que en entidades como Sinaloa, Chihuahua y Coahuila, la polinización se ha convertido en el fin principal de la explotación de las abejas, quedando como actividad secundaria la obtención de miel.

    Agrega que en 2008 más de 135 mil 500 colmenas fueron destinadas a la polinización de cultivos hortícolas y frutícolas, lo que propició una marcada recuperación en número de colmenas y en superficies agrícolas atendidas, redituando ganancias muy importantes tanto para el apicultor como para el agricultor, principalmente en productos de exportación como el pepino, berenjena, calabacita, sandía, melón, cártamo, manzana, fresa, aguacate y cítricos.

    Por todos los beneficios que aporta la pequeña fauna zumbadora, en todo el mundo se están impulsando proyectos para que los pequeños productores implementen la apicultura para fortalecer su economía, promuevan el desarrollo de las comunidades y aseguren la continuidad del hábitat y de la diversidad biológica.

    Fuente: SEMARNAT 20 de mayo de 2022

  • Jueves, 19 de mayo de 2022

    El Banco Mundial anuncia acciones previstas
    para responder a la crisis mundial de alimentos

  • Se han destinado USD 30 000 millones para la implementación a fin de abordar la inseguridad alimentaria durante los próximos 15 meses.

    El Banco Mundial anunció las medidas que tiene previsto tomar como parte de una respuesta integral y a nivel mundial ante la crisis por la que actualmente atraviesa la seguridad alimentaria, para lo cual se destinarán hasta USD 30 000 millones para proyectos existentes y nuevos en ámbitos tales como la agricultura, la nutrición, la protección social, el agua y el riego. Este financiamiento incluirá iniciativas tendientes a fomentar la producción de alimentos y fertilizantes, mejorar los sistemas alimentarios, facilitar un mayor nivel de comercio y apoyar a hogares y productores en situación de vulnerabilidad.

    El Banco Mundial está trabajando con países en la elaboración de proyectos nuevos por valor de USD 12 000 millones durante los próximos 15 meses para responder a la crisis de la seguridad alimentaria. Mediante dichos proyectos se prevé apoyar la agricultura, brindar protección social para amortiguar los efectos del aumento de los precios de los alimentos y respaldar proyectos relacionados con el agua y el riego, destinando la mayor parte de los recursos a las regiones de África y Oriente Medio, Europa oriental y Asia central y Asia meridional. Además, la actual cartera de proyectos del Banco Mundial incluye saldos no desembolsados de USD 18 700 millones en proyectos directamente vinculados a problemas de seguridad alimentaria y nutricional, cubriendo los sectores de la agricultura y los recursos naturales, la nutrición y la protección social, entre otros. En total, se destinarán más de USD 30 000 millones para la implementación a fin de abordar la inseguridad alimentaria durante los próximos 15 meses. Esta respuesta aprovechará la gama completa de instrumentos de financiamiento del Banco y se complementará con una labor analítica.

    La respuesta mundial del Grupo Banco Mundial abordará las siguientes cuatro prioridades:

  • Respaldar la producción y a los productores: Se tomarán medidas para mejorar la producción de la próxima temporada eliminando las barreras comerciales a los insumos, haciendo hincapié en el uso más eficiente de los fertilizantes y reorientando las políticas y los gastos públicos para brindar un mejor apoyo a los agricultores y a los productos.

  • Facilitar el aumento del comercio: Se generará consenso a nivel internacional (G-7, G-20 y otros) y compromiso para evitar las restricciones a las exportaciones que aumentan los precios de los alimentos mundiales y las restricciones a las importaciones que desalientan la producción en los países en desarrollo.

  • Apoyar a los hogares vulnerables: Se ampliarán programas de protección social específicos que tengan en cuenta cuestiones de nutrición y se renovarán los mecanismos de financiamiento para respuestas tempranas.

  • Invertir en seguridad alimentaria y nutricional sostenible: Se fortalecerán los sistemas alimentarios para hacerlos más resilientes al aumento de los riesgos (conflictos, clima, plagas y enfermedades), a las interrupciones del comercio y a las crisis económicas, para lo cual se buscará lograr un equilibrio entre las necesidades inmediatas o a corto plazo y las inversiones a largo plazo.

    El Banco Mundial ha adquirido una vasta experiencia en lo que respecta a la respuesta a la crisis mundial de precios de los alimentos de 2007-08 mediante la implementación temporal del Programa de Respuesta a la Crisis Mundial de los Alimentos (PRCMA), el cual recibió aportaciones de donantes y canalizó fondos para 49 países afectados a través de 100 proyectos. Desde entonces, el Banco ha incorporado nuevas herramientas específicas para responder a las crisis de seguridad alimentaria, tales como el Servicio de Respuesta ante las Crisis de la Asociación Internacional de Fomento (AIF). El Banco Mundial también ofrece el Programa Mundial para la Agricultura y la Seguridad Alimentaria (GAFSP), que es un fondo de intermediarios financieros destinado a mejorar la seguridad alimentaria en países de ingreso bajo y podría realizarse una reposición de recursos para ayudar a financiar la respuesta a la actual crisis mundial de los alimentos.

    Fuente: UNCTAD 18 de mayo de 2022

  • Martes, 17 de mayo de 2022

     

    El mundo es un “polvorín potencial” a causa de los
    niveles catastróficos de desnutrición infantil grave

  • El alza de los precios de los alimentos debido a la guerra y los recortes presupuestarios provocados por la pandemia aumentarán la necesidad del tratamiento alimentario terapéutico que salva vidas, y dispararán su coste hasta en un 16%

    La publicación La emaciación grave: Una emergencia olvidada de la supervivencia infantil muestra que, a pesar de los crecientes niveles de emaciación grave en la infancia y del aumento de los costes del tratamiento que salva vidas, la financiación mundial para salvar las vidas de los niños y niñas que sufren emaciación también está en peligro.

    En la actualidad, al menos 10 millones de niños con emaciación grave (o 2 de cada 3) carecen de acceso al tratamiento más eficaz contra la emaciación, es decir, los alimentos terapéuticos listos para usar. UNICEF advierte que una combinación de perturbaciones mundiales para la seguridad alimentaria en todo el mundo –la guerra en Ucrania, la situación de las economías que luchan por recuperarse de la pandemia y las condiciones de sequía persistentes en algunos países debido al cambio climático– está creando las condiciones para un incremento significativo de los niveles mundiales de emaciación grave.

    Mientras tanto, se prevé que el precio de los alimentos terapéuticos listos para su uso aumente hasta un 16% en los próximos seis meses debido a una fuerte subida del coste de las materias primas. Con los niveles de gasto actuales, esto podría dejar a 600.000 niños más sin acceso a este tratamiento que salva vidas. También se prevé que los costes de envío y distribución sigan aumentando.

    La emaciación grave, que causa que los niños estén demasiado delgados para su estatura, provoca el debilitamiento del sistema inmunitario y es la forma más inmediata, visible y peligrosa de malnutrición. En todo el mundo, al menos 13,6 millones de niños menores de cinco años sufren de emaciación grave, un problema que causa una de cada cinco muertes en este grupo de edad.

    Asia Meridional sigue siendo el “epicentro” de la emaciación grave, ya que aproximadamente 1 de cada 22 niños sufre emaciación grave, tres veces más que en África Subsahariana. Y en el resto del mundo, los países afrontan tasas históricamente altas de este tipo de desnutrición. En Afganistán, por ejemplo, se prevé que 1,1 millones de niños sufran emaciación grave este año, casi el doble que en 2018. La sequía en el Cuerno de África podría causar un rápido aumento del número de niños con emaciación grave, de 1,7 millones a 2 millones, mientras que en el Sahel se prevé un aumento del 26% en comparación con 2018.

    La Infancia en Peligro también señala que incluso en países con relativa estabilidad, como Uganda, se ha producido desde 2016 un aumento del 40% o más de la emaciación infantil debido al aumento de la pobreza y la inseguridad alimentaria de los hogares, lo que provoca que la calidad y la frecuencia de la alimentación de los niños y las mujeres embarazadas sean deficientes. Las perturbaciones relacionadas con el clima, como la grave sequía cíclica y el acceso inadecuado a los servicios de agua potable y saneamiento, contribuyen al aumento de estas cifras.

    El informe advierte que la ayuda para la emaciación sigue siendo lamentablemente baja y se prevé que disminuya drásticamente en los próximos años, con pocas esperanzas de recuperar los niveles anteriores a la pandemia antes de 2028. Según un nuevo análisis realizado para el informe, la ayuda mundial destinada a la emaciación sólo representa el 2,8% del total de la Asistencia Oficial al Desarrollo (AOD) del sector sanitario y el 0,2% del gasto total en AOD.

    Para que todos los niños reciban un tratamiento que les salve la vida en caso de emaciación grave, UNICEF hace un llamamiento para que:

  • Los gobiernos aumenten la ayuda para la emaciación en al menos un 59% por encima de los niveles de la AOD de 2019 con el fin de atender a todos los niños que necesitan tratamiento en 23 países con una carga elevada de casos.

  • Los países incluyan el tratamiento de la emaciación infantil en los planes de financiación de la salud y el desarrollo a largo plazo, de modo que todos los niños puedan beneficiarse de los programas de tratamiento, no sólo los que se encuentran en situaciones de crisis humanitaria.

  • Los países garanticen que las asignaciones presupuestarias para hacer frente a la crisis mundial del hambre incluyan asignaciones específicas para las intervenciones alimentarias terapéuticas con el fin de abordar las necesidades inmediatas de los niños que sufren una grave emaciación.

  • Los donantes y las organizaciones de la sociedad civil den prioridad a la financiación de la emaciación para garantizar un ecosistema de apoyo diverso, creciente y adecuado por parte de los donantes.

    Fuente: UNICEF 17 de mayo de 2022

  • Martes, 17 de mayo de 2022

    Aumentan volumen y valor de producción
    del sector agrícola nacional en 2021

  • De acuerdo con las Expectativas Agroalimentarias del Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera (SIAP), se estima que la producción agrícola alcance este año un volumen de 273.3 millones de toneladas, con lo que se mantendría la tendencia al alza.

    Al cierre de 2021, los agricultores mexicanos lograron una producción de 268.4 millones de toneladas de alimentos del campo, lo que implicó un alza de 1.3 por ciento respecto al año previo, impulsado por una mayor cosecha de granos y oleaginosas, industriales y forrajes.

    La superficie sembrada durante el año agrícola 2021 cuantificó 21 millones 584 mil hectáreas, en las que se generó un volumen de producción con valor de 750 mil 778 millones de pesos, 8.3 por ciento más en comparación con el año anterior (693 mil 072 millones de pesos).

    De acuerdo con las Expectativas Agroalimentarias del Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera (SIAP), se estima que la producción agrícola del país alcance en 2022 un volumen de 273.3 millones de toneladas.

    Esta cifra representaría un aumento de 1.8 por ciento respecto de lo registrado en 2021 y de 3.1 por ciento en comparación con 2020, cuando la producción sumó 265.1 millones de toneladas, con lo que se mantendría la tendencia al alza de la producción primaria agrícola.

    La dependencia federal indicó que 2021 destacó en granos y oleaginosas por la producción de trigo cristalino, con un millón 782 mil toneladas; en industriales con la caña de azúcar, con 55 millones 469 mil toneladas; y en forrajes, por el volumen de avena, de nueve millones 973 mil toneladas.

    El año pasado sobresalió la producción agrícola de la región Centro-Occidente, con 77 millones 076 mil 33 toneladas, que representan el 28.7 por ciento nacional.

    Le siguió el Sur-Sureste, donde se cosecharon 76 millones 354 mil toneladas (28.4 por ciento); el Noreste, 50 millones 177 mil toneladas (18.7 por ciento); Centro, 32 millones 810 mil toneladas (12.2 por ciento) y Noroeste, con 32 millones 13 mil toneladas (11.9 por ciento).

    En lo referente al valor de producción, los granos tuvieron el mayor porcentaje de participación nacional con 31.2 por ciento; le siguen las frutas, con 25.9 por ciento; hortalizas, 16.6 por ciento; industriales, 12.0 por ciento; forrajes, 9.2 por ciento y otros no contemplados en estas categorías, 5.0 por ciento.

    Por volumen, la mayor producción se observó el año pasado en forrajes, con 46.6 por ciento del total nacional; industriales, 22.5 por ciento; granos, 14.6 por ciento; frutas, 8.8 por ciento; hortalizas, 5.8 por ciento y otros, con 1.6 por ciento.

    Fuente: SADER 16 de mayo de 2022

  • Lunes, 16 de mayo de 2022

    Inflación en México: la cesta básica de
    alimentos se encareció más de 12% en abril del 2022

  • Sólo para pagar la comida de una sola persona en zonas urbanas se necesitan 1,979 pesos cada mes y para zonas rurales son necesarios 1,522 pesos mensuales, de acuerdo con las estimaciones del Coneval.

    Los alimentos son el grupo de genéricos que más se ha encarecido en los meses recientes, golpeando particularme el poder adquisitivo y la seguridad alimentaria de los hogares más pobres de México.

    En el cuarto mes del 2022, la inflación general anualizada se ubicó en 7.68%, un nivel ligeramente por debajo de lo que esperan los analistas y los mercados. Pese a la positiva sorpresa, el nivel de inflación está significativamente por encima de lo que el Banco de México se ha propuesto como meta (3% +/- un punto porcentual).

    Y justamente son los productos agropecuarios y los alimentos procesados, bebidas y comidas fuera del hogar los rubros en los que el índice de precios ya crece a doble dígito, de acuerdo con los registros del Inegi (Instituto Nacional de Estadística y Geografía).

    Durante abril del 2022, la canasta alimentaria en las regiones urbanas registró un incremento de precio de 12.4%, de acuerdo con cifras del Coneval (Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social). En las viviendas ubicadas en regiones rurales, la cesta de alimentos básica se encareció 13.3% en comparación con el mismo mes del año pasado.

    En términos absolutos, sólo para pagar la comida de una sola persona en zonas urbanas se necesitan 1,979 pesos cada mes y para zonas rurales son necesarios 1,522 pesos mensuales, de acuerdo con las estimaciones del Coneval.

    En México y el mundo la inflación se ha convertido en una de las preocupaciones principales en términos económicos y sociales. La escasez de materias primas, la turbulencia en cadenas globales de suministro, las alteraciones en los mercados laborales y la lenta recuperación pospandémica han llevado a los precios de los alimentos en el mundo a alcanzar sus niveles máximos históricos.

    Fuente: EL ECONOMISTA 16 de mayo de 2022