CEIEG.


Archivo de la categoría "Información en otros sitios"

Martes, 13 de julio de 2021

Avances de siembras y cosechas y de la producción pecuaria

Avance mensual agrícola de cultivos estratégicos del campo; y volumen de producción para los diez principales especies/productos del subsector pecuario del país

Uno de los procesos más consistentes del Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera (SIAP) es la obtención mensual de los productos estadísticos agropecuarios, que refleja parte de las atribuciones contenidas en su Reglamento Interior: normar la estadística a nivel nacional, integrar un sistema de generación de la información agropecuaria, supervisar el cumplimiento de la norma y el flujo de la información, así como difundir los productos estadísticos.

De esta manera, la publicación de los resultados de las mediciones de la producción agrícola y pecuaria, cumple con el objetivo de proveer de información oportuna a los productores y agentes económicos que participan en la producción y en los mercados agropecuarios, industriales y de servicio.

Producción mensual agrícola

Información de la producción agrícola que se publica para cultivos cíclicos y perennes; por modalidad hídrica; a nivel nacional, estatal y municipal; para 64 cultivos que representan poco más del 90 por ciento del valor de la producción. Comprende las variables de superficie sembrada y cosechada, volumen de producción y rendimiento, expresadas a través de diferentes unidades de medida, ya sea hectáreas, toneladas, gruesas y miles de litros.

Producción mensual ganadera

Estadística que pone a disposición de los usuarios el volumen de producción para los diez principales productos del subsector en el país; presenta cuadros a nivel nacional y estatal, además de los que se muestran por cada uno de los productos.

Fuente: SIAP 13 de julio de 2021

Martes, 13 de julio de 2021

México entrega ante ONU informe sobre Agenda 2030

La secretaria de Economía entregó ante el Foro Político de Alto Nivel de Naciones Unidas para el Desarrollo Sostenible el Informe Nacional Voluntario 2021 sobre la Agenda 2030 en México.

El Informe hace un recuento de los logros, desafíos y visiones de futuro de distintos sectores de la sociedad mexicana para el avance de la Agenda 2030 en el marco de los impactos de la pandemia de COVID-19, y propone que la Agenda 2030 en México se adapte al nuevo contexto nacional y global con responsabilidad compartida entre todos los sectores de la sociedad, perspectiva de recuperación sostenible que privilegie los derechos, y una mirada reflexiva que considere alternativas de acción siempre guiadas bajo el principio de que por el bien de todos primero los pobres.

El trabajo del Gobierno de México para avanzar en la Agenda 2030 se ha enfocado en tres ámbitos principales:

  • Las dimensiones social y económica de la Agenda, con énfasis en el combate a las desigualdades.

  • Las carencias que vulneran desde la raíz a la paz social, y que se ven agravadas por el dispendio y la corrupción.

  • Las alianzas internacionales para hacer frente a retos regionales y globales como la migración, el cambio climático y la vacunación universal contra el COVID-19.

    El Informe se redactó en diálogo con una comisión conformada por representantes de sociedad civil, sector privado, academia, Ejecutivo y Legislativo federal y estatales, cooperación bilateral y Sistema de las Naciones Unidas, quienes realizaron sus propias consultas y elaboraron estudios independientes que alimentan al Informe.

    En 2015, los Estados miembros de la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unida adoptaron la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible para avanzar en un periodo de 15 años hacia la consecución de 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible en términos sociales, ambientales, económicos, de gobernanza, de alianzas y de combate a las desigualdades.

    En ella también se establecieron mecanismos para su seguimiento, particularmente con la presentación periódica de Informes Nacionales Voluntarios para compartir los avances y retos de cada país. El Informe entregado a Naciones Unidas es el tercero entregado por México desde que se comprometió con la Agenda 2030 en 2015.

    Fuente: SECRETARÍA DE ECONOMÍA 12 de julio de 2021

     

  • Lunes, 12 de julio de 2021

    Análisis exploratorio de las afectaciones de la pandemia

    El Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL) presenta el documento De la emergencia a la recuperación de la pandemia por la COVID-19: la política social frente a desastres, el cual es un análisis exploratorio de las afectaciones conocidas hasta el momento de la pandemia sobre la salud, la educación, el trabajo y el bienestar económico.

    En el documento que hoy se presenta, De la emergencia a la recuperación de la pandemia por la COVID-19: la política social frente a desastres, se ponen en perspectiva los efectos conocidos, así
    como las intervenciones públicas para atenderlos, lo cual es un reto en tanto que, por una parte, la pandemia se encuentra en desarrollo y la totalidad de los resultados de esta podrán documentarse una vez que haya concluido y, por otra, las intervenciones públicas implementadas surgieron en distintos momentos, con diversas limitaciones en la disponibilidad de información.

    A partir de este análisis se proponen elementos de un modelo de coordinación orientado a la gestión de riesgos frente a desastres que contempla aspectos como la definición de entidades y
    dependencias involucradas, así como las principales acciones por realizar en las etapas de prevención, mitigación y recuperación.

  • La evolución de los contagios de COVID-19 ha sido diferenciada en el territorio nacional y se ha concentrado en las zonas metropolitanas. Existen diferencias territoriales en las condiciones y recursos disponibles para atender la salud.

  • Con información de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo Nueva Edición (ENOEN) se identificó que el porcentaje de la población en situación de pobreza laboral pasó de 35.6% en el primer trimestre de 2020 a 39.4% en el primer trimestre de 2021.

  • La interrupción de procesos educativos presenciales y su sustitución por la educación a distancia supone riesgos de aumentar las disparidades educativas preexistentes, al reducir las oportunidades que tienen las personas para continuar con su aprendizaje.

  • La perspectiva de la Gestión Integral de Riesgos ante Desastres (GIRD) es una alternativa para la construcción de medidas oportunas en la atención gubernamental frente a desastres. Este análisis no es una valoración de la suficiencia de la respuesta gubernamental, sino un primer acercamiento a las afectaciones y los riesgos para los cuales se cuenta con intervenciones federales relacionadas y aquellas áreas
    pendientes por atender

  • Con base en el marco de análisis de la política social a partir del enfoque de la GIRD se identificaron 20 afectaciones y 76 riesgos que, con base en la evidencia disponible, se
    vinculan principalmente con los derechos a la salud, la educación y al trabajo, así como con la dimensión de bienestar económico.

  • A la par, se identificaron 44 programas de desarrollo social con alguna medida o acción para la atención de la pandemia por COVID-19, de estos se encontró que 38 pueden incidir en la disminución de los riesgos planteados, de acuerdo con los diferentes apoyos o servicios que entregan.

  • En cuanto a las intervenciones implementadas por las entidades federativas, a marzo de 2021, se identificaron 1,244 programas y acciones efectuadas para atender las afectaciones y riesgos derivados de la pandemia.

    A más de un año del desarrollo de la pandemia, se ha observado que la atención reactiva y emergente puede mejorar sus alcances a partir de una integralidad de acciones, necesarios para reducir las brechas existentes. Finalmente, también sigue siendo necesaria una reforma fiscal progresiva, con el fin de contar con los recursos suficientes para financiar intervenciones que aseguren la recuperación de la economía mexicana ante la actual crisis sanitaria.

    Fuente: CONEVAL 12 de julio de 2021

  • Lunes, 12 de julio de 2021

    Valor de la canasta alimentaria junio de 2021

    El valor de la Línea de Pobreza Extrema por Ingresos (canasta alimentaria) urbana pasó de $1,679.08 (junio de 2020) a $1,793.40 (junio de 2021), incrementó 6.8%, mientras que el valor de la Línea de Pobreza Extrema por Ingresos (canasta alimentaria) rural pasó de $1,279.09 (junio de 2020) a $1,370.74 (junio de 2021), incrementó 7.2%.

    Respecto a la variación mensual, El valor de la Línea de Pobreza Extrema por Ingresos (canasta alimentaria) urbana pasó de $1,778.98 (mayo de 2021) a $1,793.40 (junio de 2021), incrementó 0.8%, mientras que el valor de la Línea de Pobreza Extrema por Ingresos (canasta alimentaria) rural pasó de $1,360.83 (mayo de 2021) a $1,370.74 (junio de 2021), incrementó 0.7%.

    Fuente: CONEVAL 12 julio de 2021

    Lunes, 12 de julio de 2021

    Actividad industrial en México sigue con
    recuperación modesta; manufacturas ponen freno

  • En mayo del 2020 el Indicador Mensual de Actividad Industrial registró un avance de apenas 0.1% respecto de abril.

    Durante mayo del 2021 el nivel de actividad industrial en México registró un avance de apenas 0.1% respecto al mes previo, confirmando una tendencia de recuperación a ritmo lento después de la importante crisis por la pandemia Covid-19.

    De acuerdo con cifras desestacionalizadas del Inegi, la actividad en el sector manufacturero registó una caída de 0.7% respecto de abril. Este resultado, además, muestra que después del auge de recuperación se está presentando una pérdida de dinamismo en este rubro. Pese a ello, continúa siendo el sector más productivo e importante para la industria general mexicana.

    En contraparte, la construcción mostró el mejor dinamismo durante este lapso, con un incremento de su actividad de 2.0% en sólo un mes. La industria eléctrica, de gas y agua presentó un avance de 1.3% y la minería repunto 1.0 por ciento.

    Por otro lado, en su comparación anual, el nivel de actividad industrial total mostró un crecimiento de 36.6%, que se explica porque parte de una base históricamente baja en mayo del año pasado. De hecho, junto con abril, este periodo se tuvieron los registros más bajos en la industria nacional derivados del cierre casi total de las operaciones.

    En términos generales, las restricciones a la operación industrial ya se han levantado parcialmente, por lo que se espera que este sector muestre mejor dinamismo en la segunda mitad del año.

    Fuente:EL ECONOMISTA 12 de julio de 2021

  • Lunes, 12 de julio de 2021

    Garantizar mercados digitales abiertos, competitivos y justos

  • Dado que las plataformas en línea son de naturaleza global, se necesita una mayor cooperación regional e internacional para la aplicación efectiva de la ley de competencia en casos transfronterizos en la economía digital.

    Una encuesta de la UNCTAD encontró que los principales desafíos incluyen la definición del mercado relevante y la determinación del dominio en los mercados digitales.

    El informe de la encuesta mapea varias áreas de desafío. Dice que la estructura dinámica de los mercados digitales, los servicios de precio cero, los efectos de red, la inclinación del mercado, los efectos de bloqueo y el alojamiento múltiple se encuentran entre los factores que requieren una consideración cuidadosa al definir los mercados y determinar el poder de mercado.

    “Otro desafío está relacionado con la recopilación de datos en investigaciones de competencia que involucran plataformas de múltiples lados”, dice el informe.

    Esto se debe a la multiplicidad de partes en estas plataformas: vendedores por un lado, consumidores por el otro y anunciantes por otro.

    Pesa especialmente en los países en desarrollo, donde las grandes plataformas no tienen presencia física y cuyos mercados pueden no considerarse importantes, a pesar de la aceptación y la demanda de los consumidores. Incluso cuando se pueden recopilar datos, indica el informe, es difícil analizar los datos del mercado digital, lo que requiere habilidades y experiencia especiales.

    Fuente: UNCTAD 12 de julio de 2021

  • Lunes, 12 de julio de 2021

    Construir resiliencia a las crisis y recuperar la confianza de
    los ciudadanos debería ser una prioridad para los gobiernos

    La crisis del COVID-19 ha demostrado la capacidad de los gobiernos para responder a una gran crisis mundial con extraordinaria flexibilidad, innovación y determinación. Sin embargo, la evidencia emergente sugiere que se podría haber hecho mucho más por adelantado para reforzar la resiliencia y muchas acciones pueden haber socavado la confianza y la transparencia entre los gobiernos y sus ciudadanos, según un nuevo informe de la OCDE.

    Government at a Glance 2021 dice que una de las mayores lecciones de la pandemia es que los gobiernos deberán responder a las crisis futuras con rapidez y escala, al tiempo que salvaguardan la confianza y la transparencia.

    Los países han introducido miles de normativas de emergencia, a menudo de forma acelerada. Es inevitable cierto alivio de los estándares en una emergencia, pero debe tener un alcance y un tiempo limitados para evitar dañar las percepciones de los ciudadanos sobre la competencia, la apertura, la transparencia y la equidad del gobierno.

    Los gobiernos deben redoblar sus esfuerzos en tres áreas para impulsar la confianza y la transparencia y reforzar la democracia:

  • Abordar la desinformación es clave. Incluso con un aumento de la confianza en el gobierno provocado por la pandemia en 2020, en promedio solo el 51% de las personas en los países de la OCDE para los que hay datos disponibles confiaban en su gobierno. Existe el riesgo de que algunas personas y grupos se estén disociando de los procesos democráticos tradicionales.

  • Es fundamental mejorar la representación y la participación de manera justa y transparente. Los gobiernos deben buscar promover la inclusión y la diversidad, apoyar la representación de los jóvenes, las mujeres y otros grupos subrepresentados en la vida pública y la consulta de políticas. El ajuste de las prácticas de consulta y participación podría mejorar la transparencia y la confianza en las instituciones públicas, dice el informe. Los gobiernos también deben nivelar el campo de juego en el cabildeo. Menos de la mitad de los países tienen requisitos de transparencia que cubren a la mayoría de los actores que participan regularmente en el cabildeo.

  • Se debe priorizar el fortalecimiento de la gobernanza para abordar los desafíos globales mientras se aprovecha el potencial de las nuevas tecnologías. En 2018, solo la mitad de los países de la OCDE tenían una institución gubernamental específica encargada de identificar crisis nuevas, imprevistas o complejas. Para estar en forma para el futuro y asegurar las bases de la democracia, los gobiernos deben estar preparados para actuar con rapidez y escala, al tiempo que salvaguardan la confianza y la transparencia.

    Los gobiernos también deben aprender a gastar mejor, según Government at a Glance 2021 . Los países de la OCDE están brindando una gran cantidad de apoyo a los ciudadanos y las empresas durante esta crisis: las medidas en curso o anunciadas a marzo de 2021 representaron, aproximadamente, el 16,4% del PIB en gastos adicionales o ingresos no percibidos, y hasta el 10,5% del PIB por otros medios. Los gobiernos deberán revisar el gasto público para aumentar la eficiencia, garantizar que las prioridades de gasto coincidan con las necesidades de las personas y mejorar la calidad de los servicios públicos.

    El informe, la séptima edición del resumen bienal de la gobernanza pública de la OCDE, compara la OCDE y los países socios en áreas como las finanzas públicas, el empleo, la presupuestación, la digitalización y la prestación de servicios públicos. Los datos se pueden utilizar para comparar el desempeño de los gobiernos, rastrear los desarrollos nacionales e internacionales a lo largo del tiempo y monitorear el progreso de los gobiernos en la reforma del sector público.

    Fuente: OECD 09 de julio de 2021

  • Lunes, 12 de julio de 2021

    Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC)

    Cifras durante junio 2021

    A tasa anual (junio 2021 vs mismo mes de 2020), el subíndice de alimentos, bebidas y tabaco que representa 30% del INPC se incrementó 6.3%, es inferior al aumento observado en 2020, cuando fue de 7.0%, y mayor al registrado para el INPC general que aumentó 5.9% (en 2020 el incremento del INPC general fue de 3.3% y en 2019 de 3.9%). En la variación mensual (junio 2021 vs mayo del mismo año) el INPC general y el de alimentos, bebidas y tabaco se incrementaron 0.5% cada uno, en tanto que el de alimentos aumentó 0.6 por ciento.

    El precio de los energéticos es determinante en el comportamiento del INPC general, se observan aumentos anuales de 21.9% en la gasolina de alto octanaje, en la de bajo octanaje (15.1%), gas doméstico LP (30.6%) y gas natural 7.8 por ciento. Mientras que el costo de electricidad es de los más estables, con un incremento anual, durante junio de 2021, de 4.5%. A pesar de los aumentos referidos de dos dígitos, también es cierto que el promedio de todas las variaciones anuales, durante los meses de enero a diciembre de 2019 y 2020, fueron bastante conservadoras: con caída de 4.0% en 2019 y aumento de 4.4% en 2020, para gas LP; para el gas natural fue un incremento promedio de 5.4% en 2019, pero una caída de 2.6% en 2020; la gasolina de alto octanaje observó crecimientos de 4.5% en 2019, compensados con disminuciones de 9.8% en 2020; y, por último, la gasolina de bajo octanaje registró incrementos anuales de 5.5% en 2019, los cuales fueron 7.7% negativos durante 2020.

    En la composición del INPC, los productos agrícolas representan 5.1% y los pecuarios 6.6 por ciento. Los agrícolas con mayor participación en el índice son jitomate, “papa y otros tubérculos”, frijol y manzana.

    •La producción de papa, en mayo 2021, fue de 187 mil 607 toneladas, representa un incremento de 6.9%, en comparación con mayo del año anterior (175 mil 450 toneladas) que refiere doce mil 157 toneladas más, contribuyendo a que el precio del tubérculo disminuya.

    En el quinto mes de 2021, la producción de chile verde fue de 170 mil 807 toneladas, representa un incremento de 15.8% en comparación con abril del mismo año (147 mil 474 toneladas) contribuyendo a que el precio de la hortaliza disminuyera.

    En el caso de calabacita, la producción de mayo aumentó 92.2%, significa 34 mil 361
    toneladas más respecto del mismo mes del año anterior, lo que es un factor para la disminución en el precio de la hortaliza.

    En mayo, la producción de naranja fue de 627 mil 276 toneladas, representa un
    incremento de 21.1% en comparación con el mismo mes del año anterior (518 mil 182 toneladas) lo que abona para que el precio del cítrico disminuya.

    Por lo que se refiere a productos pecuarios, la mayoría registraron incremento en sus precios: carne de pollo 18.8%, carne de cerdo 16.8%, carne de res 9.2%, “leche pasteurizada y fresca” 5.9%, mientras que huevo disminuyó 2.7 por ciento.

    Al cierre de mayo de 2021, el precio de carne de pollo en canal fue de 35.16 pesos por kilo, 3.0% mayor al mismo mes del año pasado. La cotización de la carne en canal de bovino se incrementó 1.2%, al compararse con similar mes de 2020, cuando cotizó en 69.79 pesos por kilogramo. El litro de leche se pagó en la zona de producción a 6.96 pesos, 3.4% mayor a mayo de 2020. El precio de carne de cerdo, en canal, fue de 46.30 pesos por kilogramo, que refiere incremento de 2.8% respecto de mayo de 2020, cuando se cotizó en 45.06 pesos
    por kilogramo. Por su parte, el precio pagado al productor de huevo disminuyó 3.0%, comparado con el mismo mes de 2020.

    La producción estimada de huevo 2021, indica que se obtendrán tres millones toneladas de la proteína; 0.3% más comparado con lo generado el año anterior. Además, se espera que la producción de carne de pollo en canal llegue a 3.7 millones de toneladas en el país; 2.1% mayor a la obtenida en 2020.

    En conjunto la carne de res, pollo, cerdo y huevo tienen una participación de 5.0% en el INPC.

    Fuente: SIAP 09 de julio de 2021

    Viernes, 9 de julio de 2021

    México continúa con recepción turística menor
    a la prepandémica, pero el gasto por visitante crece

  • México recibió 4 millones 592,917 visitantes durante mayo del 2021, mientras que el gasto promedio por visitante fue de 347 dólares.

    Durante mayo del 2021 ingresaron a México 4 millones 592,917 visitantes por vías aéreas y terrestres. Esta cifra muestra que la recuperación continúa pero todavía no logra alcanzar los niveles prepándemicos; en comparación con mayo del 2020 el crecimiento es de 92.5%, mientras que en la comparación con mayo del 2019 todavía hay una caída de 40.9 por ciento.

    El turismo y la movilidad fronteriza componen uno de los sectores más importantes para la economía nacional y a su vez para la entrada de divisas, sólo por debajo de la industria automotriz y las remesas.

    Aunque con un ritmo modesto, la recepción de visitantes continúa recuperándose. Y por su parte, uno de los indicadores que sí ha efectivamente mejorado es el gasto promedio de los visitantes. Durante mayo entraron al país 1,592 millones de dólares bajo el concepto de turismo general y fronterizo, lo que implica que, en promedio, cada turista gastó 347 dólares en su estancia en México.

    En el mayo del 2019, antes de la llegada de la pandemia, los ingresos totales fueron de 1,938 millones de dólares, pero el número de visitantes fue casi del doble, por lo que el gasto promedio de cada visitante fue de 250 dólares.

    La data muestra que si bien, México todavía no alcanza los flujos turísticos y de movilidad fronteriza que tenía antes de la pandemia, los visitantes que ingresan al país ejercen un mayor gasto. Lo que podría explicarse debido a que la mayor parte de la reactivación se ha dado en el sector de turistas internacionales, que suelen ingresar un monto mucho mayor de divisas en comparación con los turistas o excursionistas fronterizos.

    Fuente:EL ECONOMISTA 09 de julio de 2021

  • Jueves, 8 de julio de 2021

    Paradoja en la recuperación económica de América Latina: Cepal

  • Alicia Bárcena, titular de la Cepal, dijo que en el caso mexicano las noticias son alentadoras.

    La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) ha encontrado una paradoja en la recuperación económica en los 33 países que conforman la región debido a la heterogeneidad e incertidumbre económica derivada de la pandemia de Covid-19.

    “En el 2020 la región cayó 6.8 por ciento. En el 2021 hay esta recuperación relativa de 5.2%, muy buena noticia, pero en el 2022 volvemos a trayectorias bajas de crecimiento y ¿por qué? porque al final del 2022, 19 de 33 países, no habrán recuperado el PIB del 2019, ese es el problema”.

    Ante ello, la comisión hace un llamado a reactivar la inversión en la región con cambios estructurales porque sino los países latinoamericanos seguirán atrapados en las “trampas de los países de medianos ingresos”. Estas trampas que refiere Bárcena son la carente fiscalización, la baja productividad o la falta de innovación tecnológica.

    En este sentido, la Cepal estimó que México crecerá este año 5.8% y para el año siguiente 3.2 por ciento. Además, prevé que el país pueda regresar a niveles prepandemia en lo que se refiere a la población en situación de pobreza.

    “Hay una generación importante de empleo y también hay una recuperación gradual, a partir del tercer trimestre del 2020. México crecería un 5.8% en el 2021 y un 3.2% en el 2022. Algo que sin duda es muy importante, la reactivación de Estados Unidos y sus inversiones. Es una gran noticia, México es uno de los países que puede tener mayores beneficios en cuanto a esta reactivación (…) para México las noticias son alentadoras”.

    Fuente:EL ECONOMISTA 08 de julio de 2021

  • Jueves, 8 de julio de 2021

    Inflación en México se mantiene en el nivel de 5.8% en junio

  • Con el registro de junio se hilan cuatro meses fuera del objetivo del banco central, con una cifra muy por encima del objetivo del Banco de México (Banxico) de 3% +/-1 punto porcentual.

    Durante el sexto mes del 2021, el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) registró una variación anual de 5.88%, de acuerdo con el informe presentado este jueves por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

    Dicha cifra continúa muy por arriba del objetivo del Banco de México (Banxico), que es de 3% +/-1 punto porcentual; además, con el registro del mes de junio, se hilan cuatro meses fuera del objetivo del banco central.

    Estas cifras muestran que la industria automotriz, especialmente las plantas productivas instaladas en México, ha reactivado casi el totalidad de sus operaciones bajo los protocolos sanitarios. Aunque las restricciones sanitarias todavía condicionan la recuperación total, ya se observan importantes avances.

    El Inegi también informó que el INPC registró una aceleración de 0.53% respecto al mes de mayo.

    Por otro lado, el índice de precios subyacente (aquel que elimina de sus cálculos los bienes y servicios con precios más volátiles) consignó una aceleración de 4.58% anual, mientras que el índice de precios no subyacente presentó un alza de 10% anual.

    De igual forma, señaló que al interior del índice de precios no subyacente, los precios de los productos agropecuarios aceleraron 0.05%, mientras que el precio de los energéticos y de las tarifas autorizadas por el gobierno incrementaron 0.71 por ciento.

    De acuerdo con las cifras publicadas por el Inegi, el Índice Nacional de Precios al Productor (INPP) Total, que incluye al petróleo, registró en junio un incremento de 7.13% anual, “en igual mes del 2020 disminuyó 0.13% mensual y aumentó 2.68% anual”, señaló el instituto.

    El Inegi informó que los precios de las actividades primarias crecieron 0.54%, las actividades secundarias 1.16% y las Terciarias 0.56% a tasa mensual.

    Por su parte, el índice de Mercancías y Servicios de Uso Intermedio, que incluye al petróleo, registró una tasa anual de 10.69%, mientras que el Índice de Mercancías y Servicios Finales, que también incluye al petróleo, presentó un crecimiento de 5.78% anual, los registros pertenecen al sexto mes del 2021.

    Fuente:EL ECONOMISTA 08 de julio de 2021

  • Jueves, 8 de julio de 2021

    Inflación en México: los 10 productos con mayor incidencia en el INPC

  • En los productos que tuvieron la mayor incidencia en el INPC se encuentran algunos agropecuarios básicos de la canasta básica nacional como el jitomate y las tortillas de maíz, así como el gas doméstico LP, el más usado por los hogares mexicanos.

    Durante el mes de junio del 2021 se registró una tasa interanual de inflación de 5.88% a nivel nacional, prácticamente el mismo nivel presentado el mes previo. El Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) continúa siendo presionado por el componente no subyacente, que incluye a los agropecuarios y los energéticos, en donde se han registrado las alzas más importantes en el nivel de precios.

    La inflación se ha convertido en los meses recientes en uno de los indicadores económicos que más preocupan a los mercados por su tendencia de aceleración en todo el mundo. Sólo en un mes, por ejemplo, el nivel general de precios al consumidor en México incrementó 0.53 por ciento.

    Aquí una lista de los productos con alzas y bajas más importantes durante este lapso de mayo a junio del 2021: Jitomate: +18.94%, Naranja: +18.53%, Transporte aéreo: +15.10%, Gas doméstico LP: +2.91%, Carne de cerdo: +2.70%, Tortilla de maíz: +1.72%, Carne de res: +1.00%, Loncherías, fondas, taquerías y torterías: +0.99%, Restaurantes: +0.74%, Vivienda propia: +0.17%.

    En contraparte, algunos productos del INPC registraron bajas en el nivel general de precios dando aire al índice general: Pepino: -24.99%, Chile serrano: -22.60%, Uvas: -16.55%, Tomate verde: -15.21%
    Limón: -15.17%, Chiles frescos: -8.51%, Huevo: -7.23%, Papaya: -6.53%, Plátanos: -3.08%, Pollo: -0.65%

    Fuente:EL ECONOMISTA 08 de julio de 2021

  • Jueves, 8 de julio de 2021

    Día del Árbol en México

  • Los recursos y ecosistemas forestales son un bien público esencial para el desarrollo sostenible.

    Mediante el Decreto Presidencial del 1 de julio de 1959 se instauró oficialmente en el país la celebración del Día del Árbol el segundo jueves del mes de julio de cada año. En 2021 la conmemoración corresponde al jueves 8 del séptimo mes. El mismo documento instituye de manera permanente la Fiesta del Bosque durante todo el mes.

    Los bosques y selvas forman parte de la identidad y cultura de México al ser nuestro país una de las naciones con mayor diversidad biológica en el mundo. De acuerdo con el Inventario Nacional Forestal y de Suelos. Informe 2009-2014, cerca del 70% del territorio mexicano, 137.8 millones de hectáreas (ha), está cubierto por algún tipo de vegetación forestal: matorrales xerófilos (41%), bosques templados (25%), selvas (22%), manglares y otras asociaciones de vegetación (1%), y otras áreas forestales (11%).

    De manera contradictoria, en una zona de tanta riqueza natural habitan 11 millones de personas, más de la tercera parte indígenas en condiciones de pobreza y marginación, según lo reporta el Programa Nacional Forestal 2020-2024.

    Los recursos y ecosistemas forestales constituyen un bien público esencial para el desarrollo sostenible: proveen servicios ambientales vitales para los seres humanos, como son la regulación del ciclo hidrológico, la disponibilidad de agua, el control de la erosión y el secuestro de carbono, así como bienes maderables y no maderables, alimentos y productos medicinales estratégicos para el desarrollo colectivo social y económico, en armonía con el medio ambiente.

    Además, son fundamentales para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030 y se prevé que contribuyan con el 22% de la meta total de reducción de emisiones de gases efecto invernadero (GEI), correspondientes al compromiso de mitigación de México 2030, adoptado en el marco del Acuerdo de París.

    El cambio de uso del suelo, la tala ilegal, los incendios, las plagas y enfermedades, así como el cambio climático son los principales retos que enfrentamos en la conservación de nuestros recursos forestales.

    México reconoce la importancia de conservar, manejar y restaurar activamente los ecosistemas boscosos, así como los invaluables bienes y servicios ambientales que ofrecen estos ecosistemas, por lo que ha desarrollado políticas públicas específicas para promover que las comunidades que los habitan obtengan mejores oportunidades de bienestar a través de su manejo sostenible.

    Fuente: SEMARNAT 08 de julio de 2021

  • Jueves, 8 de julio de 2021

    Crecimiento de América Latina y el Caribe en 2021 no
    alcanzará a revertir los efectos adversos de la pandemia

  • En un nuevo informe, la CEPAL elevó su estimación de crecimiento regional para este año a 5,2% producto de un rebote que no asegura una expansión sostenida. Advierte que los impactos sociales de la crisis se agudizan y se prolongarán durante la recuperación.

    La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) elevó su estimación de crecimiento promedio para la región en 2021 a 5,2%, cifra que denota un rebote desde la profunda contracción de 6,8% anotada en 2020 como consecuencia de los efectos adversos producidos por la pandemia de COVID-19. Esta expansión no alcanzará para asegurar un crecimiento sostenido ya que los impactos sociales de la crisis y los problemas estructurales de la región se han agudizado y se prolongarán durante la etapa de recuperación, advirtió el organismo de las Naciones Unidas en un nuevo informe especial dado a conocer.

    Según las nuevas proyecciones de la CEPAL, en 2022 América Latina y el Caribe crecerá 2,9% en promedio, lo que implica una desaceleración respecto del rebote de 2021. Nada permite anticipar que la dinámica de bajo crecimiento previo a 2020 vaya a cambiar. Los problemas estructurales que limitaban el crecimiento de la región antes de la pandemia se agudizaron y repercutirán negativamente en la recuperación de la actividad económica y los mercados laborales más allá del repunte del crecimiento de 2021 y 2022. En términos de ingresos per cápita, la región continúa en una trayectoria que conduce a una década perdida, advierte el informe.

    El documento explica que la tasa de crecimiento actual no es sostenible y existe un riesgo de retorno a trayectorias mediocres, con insuficiente inversión y empleo, y mayor deterioro ambiental. La crisis derivada de la pandemia ha aumentado la desigualdad y la pobreza, afectando principalmente a las mujeres, escolares y personas mayores. Además llegó en un momento donde la región estaba estancada, sin enfrentar la crisis de largo plazo de la inversión, el empleo y la diversificación productiva sostenible. Reconoce asimismo que las medidas fiscales adoptadas por los países han sido importantes, pero insuficientes en monto y duración.

    Al 30 de junio, la región acumulaba más de 1.260.000 muertos por causa del COVID-19 (32% del total mundial, a pesar de que su población representa el 8,4% a nivel global) y presenta grandes brechas en la vacunación respecto a los países desarrollados. Para cerrarlas se requiere cooperación e integración. En América Latina y el Caribe (30 países) el porcentaje de la población total con esquema de vacunación completo llega a solo 13,6%, mientras que en la Unión Europea es de 34,9% y en América del Norte 46,3%.

    En el último año, la tasa de pobreza extrema habría alcanzado el 12,5% y la de pobreza el 33,7%. Las transferencias de emergencia a los sectores más vulnerables permitieron atenuar el alza de la pobreza en la región en 2020 (pasó de 189 millones en 2019 a 209 millones pudiendo haber sido de 230 millones, y de 70 millones en 2019 a 78 millones pudiendo haber sido 98 millones en el caso de la pobreza extrema). Estas transferencias beneficiaron a 326 millones de personas, el 49,4% de la población. Sin embargo, la desigualdad en la distribución del ingreso aumentó (2,9% del índice de Gini). En tanto, la inseguridad alimentaria moderada o grave alcanzó a 40,4% de la población en 2020, 6,5 puntos porcentuales más que en 2019. Esto significa que hubo 44 millones de personas más en inseguridad alimentaria moderada o grave en la región, y 21 millones pasaron a sufrir inseguridad alimentaria grave.

    El informe indica que en el período enero-abril de 2021, 20 países anunciaron o extendieron transferencias de emergencia por 10 mil millones de dólares (0,26% del PIB de 2020). De mantenerse este nivel de gasto en los restantes ocho meses de 2021, el gasto en transferencias anual sería de solo 0,78% del PIB de 2020, es decir, la mitad del gasto de 2020: 1,55% del PIB. De esta forma la cobertura sería mucho menor y alcanzaría a 60 millones de hogares (231 millones de personas y 29% de la población, comparado con los 326 millones y 49,4% de la población alcanzada en 2020).

    Por otro lado, la CEPAL indica que la pandemia deja a 2021 en un peor estado ambiental que es difícil de revertir. Si bien hubo mejoras temporales en la calidad del aire y redución de la emisiones de gases de efecto invernadero, las emisiones repuntarían 5% este año, mientras que en 11 países de la región se observó una caída de 35% en el presupuesto o gasto de protección ambiental en 2019-2020.

    En materia de comercio exterior el panorama es más favorable, ya que se prevé que las exportaciones regionales se incrementen 22% en 2021 (luego de experimentar un descenso de 10% en 2020), lo que se explica por el aumento de los precios de las materias primas, la recuperación de la demanda en China, Estados Unidos y la Unión Europea, y la recuperación de la actividad económica en la región. En tanto, en el período enero-abril de 2021, el valor del comercio intrarregional se expandió un 19% respecto de igual período de 2020, con lo que recuperaría valores cercanos a los de 2019 (que ya eran muy bajos).

    Con relación al financiamiento, el informe de la CEPAL advierte que América Latina es la región con el mayor peso de la deuda externa en el PIB (56,3%) y con el mayor servicio de la deuda externa en términos de exportaciones de bienes y servicios (59%). Esos niveles de endeudamiento reducen el espacio fiscal y ponen en peligro la recuperación y el crecimiento futuro. En el caso de los pequeños Estados insulares del Caribe (PEID), la situación es aún más insostenible, ya que en algunos países el nivel de deuda pública supera el 100% del PIB.

    En materia fiscal, el estudio de la CEPAL reafirma que es imprescindible mantener las políticas fiscales para apoyar las transferencias sociales de emergencia, apoyar a los sectores productivos y revertir la persistente caída de la inversión para continuar mitigando los efectos de la pandemia y avanzar en una recuperación transformadora con igualdad. Además, las políticas fiscales deben tener un enfoque de género en todo el ciclo fiscal. “El espacio fiscal se debe aumentar vía crecimiento de los ingresos tributarios y reducción de gastos innecesarios. También hay que consolidar los impuestos sobre la renta, extender el alcance de los impuestos a la propiedad y al patrimonio (riqueza), revisar y actualizar de forma progresiva las regalías a la explotación de recursos no renovables, y considerar impuestos a la economía digital, ambientales y relacionados a la salud pública”, precisa el informe.

    Fuente: CEPAL 08 de julio de 2021

  • Jueves, 8 de julio de 2021

    Las mujeres son líderes destacadas

  • Un nuevo informe del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo y la Universidad de Pittsburgh muestra que los techos y los muros de cristal son un freno para el liderazgo de las mujeres.

    El último informe Igualdad de Género en la Administración Pública (GEPA, por su sigla en inglés) —la primera investigación integral exhaustiva sobre el tema que cubre 170 países— encuentra que las brechas de género persisten y que las mujeres siguen topándose con techos y muros de cristal que frenan su promoción a los más altos puestos de poder e influencia. Si bien en muchos países se ha registrado un progreso en la representación de las mujeres en la administración pública en términos generales, los hombres en todas las regiones del mundo todavía superan en número considerable a las mujeres en los cargos de liderazgo y decisión. En promedio, las mujeres representan el 46% de las personas que se desempeñan en la administración pública, pero solo el 31% ocupa los cargos más altos de liderazgo y conforman únicamente el 30% del personal directivo superior.

    La igualdad de género es fundamental para una administración pública inclusiva y capaz de rendir cuentas. Cuando las mujeres asumen funciones de liderazgo en la administración pública, los Gobiernos demuestran mayor receptividad y rendición de cuentas y la calidad de los servicios públicos mejora notablemente, según la investigación descrita en el informe. Por ejemplo, los datos muestran que cuando las mujeres están en el poder, aquellas políticas más soslayadas (como las orientadas a poner fin a la violencia contra las mujeres, o los servicios de cuidado infantil y de atención médica) cobran mayor atención, y a menudo hay menos corrupción en el Gobierno y los partidos políticos son más proclives a trabajar de forma mancomunada. Dado que la crisis del COVID-19 impone desafíos sin precedentes a los Gobiernos y su ciudadanía, la toma de decisiones efectiva en las instituciones públicas y los servicios públicos receptivos e innovadores se hacen más necesarios que nunca.

    Estos nuevos datos se presentan cuando muchos países continúan luchando contra las consecuencias de la crisis del COVID-19 y sus preocupantes efectos económicos y sociales en las mujeres y las niñas: desde el alarmante aumento de la violencia contra las mujeres y las niñas hasta la enorme pérdida de empleo e ingresos, lo que amenaza con detener el progreso hacia la igualdad de género. Hasta 105 millones más de mujeres y niñas —que ya de por sí son la mayoría de quienes viven en la pobreza extrema en el mundo— podrían verse empujadas a la pobreza de aquí a 2030 a causa de la pandemia, según el análisis del PNUD.

    En el informe GEPA se muestra que las mujeres ejercen un rol muy limitado en la adopción de decisiones sobre la política sanitaria, incluidas las respuestas de los países al COVID-19. Si bien el 58% de quienes se desempeñan en los ministerios de salud son mujeres, estas ocupan en promedio solo el 34% de los cargos de decisión.

    En el informe también se señala que las mujeres de la administración pública están apartadas de ciertas áreas de la labor política, donde se topan con “muros de cristal” además de los techos de cristal. El número de mujeres es más alto en los ministerios abocados a las cuestiones de las mujeres, la salud y la educación, pero se mantiene en niveles bajos en otras áreas del quehacer político.

    Sin la participación de las mujeres y con una subrepresentación de estas en los cargos de liderazgo en las tres áreas críticas de acción —la crisis sanitaria, la recuperación socioeconómica y el clima— es prácticamente imposible reconstruir mejor. Conforme los Gobiernos diseñan y perfeccionan las políticas para adaptarlas a la pandemia, el PNUD y la Universidad de Pittsburgh los instan a considerar los efectos de género de la crisis y a garantizar la participación plena e inclusiva de las mujeres en la administración pública, entre otros puestos, en los cargos de liderazgo y adopción de decisiones.

    En el informe GEPA se brindan cinco conjuntos de recomendaciones para ayudar a corregir el desequilibrio de poder y romper estos techos y muros de cristal, como por ejemplo las siguientes:

  • 1. Fortalecer las leyes, los marcos y las políticas vigentes y presionar para la sanción de estos instrumentos cuando no los hubiera, como por ejemplo, las cuotas y medidas especiales de carácter temporal y la creación de un presupuesto nacional de género;

  • 2. Generar un cambio institucional, entre otras cosas, a través de la reforma del lugar de trabajo, políticas de recursos humanos inclusivas y la sanción del sexismo y el acoso laboral;

  • 3. Mejorar la disponibilidad de datos de calidad sobre igualdad de género y mujeres en la administración pública;

  • 4. Aprovechar las alianzas en curso y forjar otras nuevas, como por ejemplo, con organizaciones no gubernamentales y movimientos de mujeres y alianzas empresariales, y

  • 5. Promover sinergias entre la agenda para la igualdad de género, entre otras cosas, a través de la concienciación y el apoyo a la educación y preparación de las mujeres para una carrera en la función pública.

    Fuente: ONU MUJERES 08 de julio de 2021

  • Jueves, 8 de julio de 2021

    Los precios mundiales de los alimentos
    caen por primera vez en 12 meses

  • El índice de precios de los alimentos de la FAO cayó un 2,5 % en junio, tras un año de aumentos consecutivos

    Los precios mundiales de los productos alimenticios cayeron en junio por primera vez en 12 meses, de acuerdo con un informe de referencia de las Naciones Unidas.

    El índice de precios de los alimentos de la FAO se situó en junio de 2021 en un promedio de 124,6 puntos, es decir, un 2,5 % menos que en mayo, pero aun así un 33,9 % por encima de su nivel en el mismo período del año pasado. El descenso de junio constituyó la primera caída del índice tras 12 aumentos mensuales consecutivos.

    El índice de precios de los aceites vegetales de la FAO cayó un 9,8 % en el mes, marcando el nivel más bajo en cuatro meses. Esta importante caída intermensual refleja principalmente el descenso de los precios internacionales de los aceites de palma, soja y girasol.

    El índice de precios de los cereales de la FAO registró una caída más moderada, del 2,6 %, desde mayo, pero se mantuvo un 33,8 % por encima de su valor de junio de 2020. Los precios internacionales del maíz disminuyeron un 5,0 %, principalmente por la caída de los precios en la Argentina debido al aumento de la oferta derivado de las últimas cosechas como resultado de unos rendimientos mayores de lo previsto anteriormente. En junio los precios internacionales del trigo descendieron ligeramente, en un 0,8 %, con un panorama mundial favorable respaldado por la mejora de las perspectivas sobre la producción en muchos de los principales países productores, lo cual compensó casi por completo la presión al alza derivada de las condiciones secas que afectaron a los cultivos en América del Norte.

    El índice de precios de los productos lácteos de la FAO cayó un 1 % en junio y se situó en 119,9 puntos. Cayeron asimismo las cotizaciones internacionales de todos los productos lácteos representados en el índice, siendo la mantequilla la que registró la mayor caída, a causa de un rápido descenso de la demanda mundial de importaciones y de un ligero aumento de las existencias, especialmente en Europa.

    El índice de precios del azúcar de la FAO evolucionó de forma contraria a la tendencia general de los precios de los alimentos, con una subida intermensual del 0,9 % que representa el tercer aumento mensual consecutivo y un nuevo máximo de varios años. La incertidumbre sobre las repercusiones de las condiciones atmosféricas desfavorables en el rendimiento de los cultivos en el Brasil, el mayor exportador de azúcar del mundo, ejerció una presión al alza sobre los precios.

    El índice de precios de la carne de la FAO también subió un 2,1 % en el mes de junio, con lo que continuaron los aumentos por noveno mes consecutivo y el índice se ubicó un 15,6 % por encima del valor registrado en el mismo mes del año pasado, pero aun así un 8,0 % por debajo del máximo alcanzado en agosto de 2014.

    El pronóstico de la FAO sobre la producción mundial de cereales en 2021 se ha reducido marginalmente, ubicándose en 2 817 millones de toneladas, de acuerdo con la última Nota informativa sobre la oferta y la demanda de cereales, publicada hoy. Con todo, la cifra sigue siendo un 1,7 % (47,8 millones de toneladas) mayor que en 2020 y supondría un nuevo récord.

    El pronóstico acerca de la producción mundial de cereales secundarios se ha recortado a 1 513 millones de toneladas, es decir, 3 millones de toneladas por debajo de las expectativas del mes pasado. La mayor parte del descenso previsto a nivel mundial obedece a una reducción importante del pronóstico sobre la producción de maíz en el Brasil, a raíz de los períodos prolongados de tiempo seco que han hecho caer las expectativas de rendimiento.

    La producción mundial de trigo en 2021 se ha rebajado en 1 millón de toneladas, cifrándose en 784,7 millones de toneladas, pese a lo cual representa un aumento interanual del 1,2 %, al empeorar las perspectivas de rendimiento en el Cercano Oriente por las condiciones atmosféricas secas.

    Por el contrario, el pronóstico sobre la producción mundial de arroz en 2021 ha sufrido un ligero ajuste al alza desde junio, y actualmente se prevé una cosecha récord de 519,5 millones de toneladas de arroz en 2021, es decir, un 1,0 % más que en 2020.

    La utilización mundial de cereales en 2021/22 se ha rebajado en 15 millones de toneladas respecto del mes anterior y asciende ahora a 2 810 millones de toneladas, cifra que pese a todo representa un 1,5 % más que en 2020/21. La revisión a la baja obedece en gran medida a una utilización de maíz como pienso en China menor de lo previsto anteriormente.

    Actualmente, tras una pronunciada revisión al alza, se prevé que las reservas mundiales de cereales al cierre de las campañas en 2021/22 superarán sus niveles de apertura por primera vez desde 2017/18, alcanzando los 836 millones de toneladas, es decir, un 2,4 % más que el nivel relativamente ajustado del año pasado. El aumento previsto de las reservas de maíz en China explica la mayor parte de la revisión al alza de este mes de las existencias mundiales de cereales. El último pronóstico de la FAO sobre el comercio mundial de cereales en 2021/22 se ha incrementado ligeramente desde junio y actualmente se ubica en el récord de 472 millones de toneladas, fundamentalmente a causa de la probabilidad de que las cuantiosas compras de maíz por parte de China lleven el comercio mundial de maíz a un nivel sin precedentes.

    Los efectos de la pandemia de la enfermedad por coronavirus (COVID-19), sobre todo en términos de pérdida de ingresos, han agravado las vulnerabilidades e incrementado los niveles existentes de inseguridad alimentaria, de acuerdo con el último informe Perspectivas de cosechas y situación alimentaria. La FAO calcula que 45 países de todo el mundo -34 de África, dos de América Latina y el Caribe y nueve de Asia- necesitan asistencia alimentaria exterior, y los conflictos y las perturbaciones relacionadas con el clima siguen favoreciendo los altos niveles de inseguridad alimentaria grave.

    En el informe Perspectivas de cosechas y situación alimentaria también se ofrecen los datos más recientes relativos a los países de bajos ingresos y con déficit de alimentos (PBIDA). De acuerdo con las estimaciones más recientes, se prevé que la producción total de cereales de los 47 PBIDA disminuirá un 2,1 % en 2021 hasta ubicarse en 190 millones de toneladas. La caída se debe sobre todo al debilitamiento de la producción previsto en los países asiáticos del Cercano Oriente, especialmente en el Afganistán y la República Árabe Siria, donde las prolongadas condiciones de sequía generalizada redujeron los rendimientos y afectaron a las perspectivas de producción de este año. En cuanto a los PBIDA de África, se prevé que la escasez de precipitaciones en Somalia provocará un descenso considerable de la producción, y también es probable que se produzcan ligeras reducciones en varios países de África occidental, donde los conflictos siguen erosionando la capacidad productiva de los hogares que se dedican a la agricultura. En los países de África austral, se prevé que los aumentos de la producción mejorarán la disponibilidad de alimentos en los hogares y compensarán en parte algunos efectos negativos de la pandemia de la COVID-19.

    Fuente: FAO 08 de julio de 2021

  • Miércoles, 7 de julio de 2021

    El empleo debe estar en el centro de la recuperación para
    evitar profundas cicatrices en la economía y la sociedad

    La fuerte recuperación económica en curso en los países de la OCDE aún no se ha traducido por completo en suficientes puestos de trabajo nuevos para que los niveles de empleo vuelvan a los niveles previos a la pandemia en la mayoría de las economías miembros, según un nuevo informe de la OCDE.

    El Outlook Employment Outlook 2021 de la OCDE dice que en los países de la OCDE se perdieron alrededor de 22 millones de puestos de trabajo en los países de la OCDE en 2020 en comparación con 2019 y 114 millones en todo el mundo. En el área de la OCDE, a pesar de una recuperación parcial, todavía hay más de 8 millones más de desempleados que antes de la crisis, y más de 14 millones más de personas que no buscan trabajo activamente. La tasa de empleo (la proporción de personas en edad de trabajar en empleo) en los países de la OCDE seguirá estando por debajo de los niveles prepandémicos para fines de 2022, según Outlook.

    Las horas trabajadas en ocupaciones con salarios bajos se redujeron en más del 28% en la OCDE, 18 puntos porcentuales más que la caída observada entre las ocupaciones con salarios altos. El número de jóvenes que no trabajan, ni estudian ni reciben formación (ninis) aumentó en casi 3 millones, revirtiendo la tendencia de la última década. A fines de 2020, la tasa promedio de ninis de 15 a 29 años, del 12%, se mantuvo un punto porcentual completo por encima de la del año anterior.

    La tasa de desempleo de la OCDE disminuyó marginalmente en mayo de 2021, a 6.6% (desde 6.7% en abril de 2021), permaneciendo 1.3 puntos porcentuales (pp) por encima de su nivel prepandémico observado en febrero de 2020. El número correspondiente de trabajadores desempleados en el área de la OCDE fue de 43,5 millones en mayo de 2021, 8,1 millones más que en febrero de 2020. Con un 13,6% en mayo de 2021, la tasa de desempleo juvenil de la OCDE se mantuvo 2,2 pp por encima de su nivel prepandémico. Existen disparidades significativas entre países en cuanto al tamaño del shock económico y la velocidad de la recuperación, con diferencias entre las tasas de desempleo de mayo de 2021 y febrero de 2020 que van desde más de 4 puntos porcentuales en algunos países (por ejemplo, Colombia y Costa Rica) a cerca de 0 en otros (por ejemplo, Australia y Francia).

    La tasa de desempleo de la OCDE disminuyó marginalmente en mayo de 2021, a 6.6% (desde 6.7% en abril de 2021), permaneciendo 1.3 puntos porcentuales (pp) por encima de su nivel prepandémico observado en febrero de 2020. El número correspondiente de trabajadores desempleados en el área de la OCDE fue de 43,5 millones en mayo de 2021, 8,1 millones más que en febrero de 2020. Con un 13,6% en mayo de 2021, la tasa de desempleo juvenil de la OCDE se mantuvo 2,2 pp por encima de su nivel prepandémico. Existen disparidades significativas entre países en cuanto al tamaño del shock económico y la velocidad de la recuperación, con diferencias entre las tasas de desempleo de mayo de 2021 y febrero de 2020 que van desde más de 4 puntos porcentuales en algunos países (por ejemplo, Colombia y Costa Rica) a cerca de 0 en otros (por ejemplo, Australia y Francia).

    En el punto más álgido de la crisis, los planes de retención de empleo respaldaron aproximadamente 60 millones de puestos de trabajo, más de diez veces más que durante la crisis financiera, y salvaron hasta 21 millones de puestos de trabajo. Estos ayudaron a limitar los aumentos del desempleo en muchos países, aunque hasta ahora no hay indicios de que hayan tenido un impacto adverso significativo en la creación de empleo. El apoyo ahora debería estar dirigido a los sectores que aún se ven afectados por las restricciones del distanciamiento social. El diseño de otros esquemas debería ajustarse para promover la recuperación y eventualmente eliminarse gradualmente, dice el informe.

    Una mayor inversión en políticas activas del mercado laboral será fundamental para ayudar a los trabajadores a encontrar empleo. Las políticas de activación deberían ampliarse para proporcionar apoyo y los gobiernos deberían integrar mejor los servicios de empleo y formación e individualizar el apoyo para mejorar su eficacia.

    La recuperación de la crisis también ofrece una oportunidad para abordar las brechas de larga data en la protección social, dice Outlook. Por ejemplo, el apoyo de emergencia para los autónomos y otros trabajadores con cobertura débil introducido durante la pandemia debería reevaluarse y posiblemente convertirse en respuestas más específicas y sistemáticas, capaces de garantizar tanto la equidad como los incentivos para trabajar. Esto significa un tratamiento más neutral en todas las formas de trabajo, una mejor portabilidad de los derechos y una elegibilidad que responde mejor a las necesidades cambiantes de las personas.

    Fuente: OECD 07 de julio de 2021

    Miércoles, 7 de julio de 2021

    Avanza ensamble de autos y exportaciones,
    en línea con la reactivación económica

  • Durante junio del 2021 se ensamblaron 263,995 unidades en el país, mientras que las exportaciones alcanzaron un nivel de 234,394 unidades.

    Durante junio del 2021 se ensamblaron 263,995 unidades en el país, lo que implicó un crecimiento anual de 5.5%; en junio del año pasado la producción fue de 250,158.

    Por su parte, en el avance inmediato de cada mes, el ensamble de autos también avanzó 9.3% de mayo a junio. En el mes previo se lograron ensamblar 241,442 vehículos ligeros.

    Estas cifras muestran que la industria automotriz, especialmente las plantas productivas instaladas en México, ha reactivado casi el totalidad de sus operaciones bajo los protocolos sanitarios. Aunque las restricciones sanitarias todavía condicionan la recuperación total, ya se observan importantes avances.

    El dinamismo de la producción de vehículos ligeros está directamente ligada también con las exportaciones, que cobran mayor dinamismo con la recuperación pospandemia alrededor del mundo.

    Durante junio, salieron de México al exterior 234,394 unidades, una cifra 18.3% mayor que la registrada en el mismo mes del 2020 (198,084).

    La recuperación de las exportaciones fue significativamente mejor para las firmas Audi, BMW, Mercedes Benz, Toyota y Volkswagen.

    Los envíos automotrices al extranjero, ademas, son pieza fundamental para el total de las exportaciones mexicanas. La industria automotriz en total aporta cerca del 20% al PIB de México, por lo que su recuperación implica avances para el dinamismo económico total del país.

    Fuente:EL ECONOMISTA 07 de julio de 2021

  • Miércoles, 7 de julio de 2021

    Informe sobre productos básicos y desarrollo 2021

  • Escapar de la trampa de la dependencia de los productos básicos a través de la tecnología y la innovación

    La edición de 2021 del Informe sobre productos básicos y desarrollo explora cómo el desarrollo tecnológico y la innovación pueden ayudar a los países en desarrollo dependientes de productos básicos (CDDC) a lograr la diversificación económica y la adición de valor.

    El informe, titulado ” Salir de la trampa de la dependencia de los productos básicos mediante la tecnología y la innovación “, destaca que la mayoría de los países en desarrollo dependen de los productos básicos y que sus movimientos hacia y desde la dependencia de los productos básicos no son aleatorios. Una vez que un país se vuelve dependiente de los productos básicos, la probabilidad de convertirse en no dependiente es muy baja. En otras palabras, la dependencia de los productos básicos es una trampa y conlleva muchos desafíos socioeconómicos graves.

    El informe muestra que la dependencia de los productos básicos está asociada con bajos niveles de productividad laboral en toda la economía, bajo crecimiento de la productividad, alta volatilidad del crecimiento de la productividad y una alta frecuencia de shocks negativos de productividad. Identifica un gran potencial de aumento de la productividad en los CDDC a través del crecimiento de la productividad intrasectorial y del cambio estructural. En este sentido, el informe sostiene que la mejora tecnológica y la innovación pueden desempeñar un papel importante en el aumento de la productividad y la diversificación económica.

    El informe destaca que un mayor nivel tecnológico se asocia con una mayor productividad y permite la producción de productos más complejos. Un desafío clave para los CDDC es su posición lejos de la frontera tecnológica. La diversificación en sectores más dinámicos puede requerir grandes “saltos” en la innovación. En este contexto, las tecnologías de digitalización, comercio electrónico y blockchain tienen un gran potencial para ayudar a los CDDC a reducir los costos de transacción, aumentar la productividad y promover la transformación estructural.

    El informe identifica los facilitadores de la transformación tecnológica que pueden ayudar a los CDDC a lograr economías más diversificadas. Estos incluyen habilitaciones horizontales, como la infraestructura, así como habilitadores verticales, como medidas para aumentar la productividad en la agricultura. El informe sostiene que el conjunto de intervenciones de política necesarias para facilitar la actualización tecnológica y la innovación debe tener en cuenta las características y contingencias específicas de cada país, así como las condiciones externas.

    El informe concluye con sugerencias de medidas clave a nivel nacional, regional e internacional que podrían ayudar a los CDDC a escapar de la trampa de la dependencia de los productos básicos mediante la transformación estructural. En este sentido, el informe sostiene que se necesita un fuerte compromiso político a nivel nacional, la integración regional y la transferencia de tecnología para impulsar un proceso de transformación estructural habilitado por la tecnología.

    Fuente: UNCTAD julio de 2021

  • Miércoles, 7 de julio de 2021

    El desarrollo de capacidades tecnológicas puede ayudar a
    los países a escapar de la dependencia de productos básicos

  • Aproximadamente el 64% de las economías en desarrollo dependen de la exportación de bienes primarios y la mayoría corre el riesgo de continuar por un camino de dependencia de los productos básicos a menos que adopten una transformación estructural impulsada por la tecnología.

    Los países en desarrollo cuyas economías dependen de los productos básicos deben mejorar su capacidad tecnológica para escapar de la trampa que deja a la mayoría de sus poblaciones en la pobreza y la vulnerabilidad, dice el Informe sobre productos básicos y desarrollo 2021 de la UNCTAD.

    Aproximadamente dos tercios de los países en desarrollo dependían de los productos básicos en 2019, lo que significa que al menos el 60% de sus ingresos por exportaciones de mercancías provinieron de productos primarios, como cacao, café, cobre, algodón, litio y petróleo.

    El informe, “Salir de la trampa de la dependencia de los productos básicos mediante la tecnología y la innovación”, destaca la correlación entre la baja capacidad tecnológica y la alta dependencia de los productos básicos.

    Advierte que la mayoría de los 85 países en desarrollo dependientes de productos básicos (CDDC) permanecerán atrapados en el futuro previsible a menos que pasen por “un proceso de transformación estructural habilitada por la tecnología”.

    Aproximadamente el 95% de los países que dependían de los productos básicos en 1995 siguieron siéndolo en 2018, según el informe.

    El análisis del informe muestra que las probabilidades de dependencia de los productos básicos están fuertemente asociadas con los bajos niveles de tecnología.

    La transformación estructural impulsada por la tecnología debe ser realista y estar guiada por planes, objetivos y prioridades nacionales de desarrollo.

    El informe recomienda identificar nuevos sectores cercanos en el actual espacio productivo nacional y luego diseñar políticas focalizadas para promover la innovación, ya sea mejorando el producto o el proceso de producción.

    La diversificación en sectores más dinámicos podría requerir que los CDDC den “grandes saltos” en innovación, y el informe dice que algunas de las tecnologías necesarias deberán aprenderse o transferirse desde el extranjero.

    El proceso de transferencia de tecnología debe adaptarse a los contextos locales y podría financiarse a través de fondos especiales creados para tal fin, como es el caso del Acuerdo de París, según el informe.

    Dice: “Si el Acuerdo de París fuera el marco modelo, los países desarrollados tendrían que proporcionar e informar sobre la transferencia de tecnología y el apoyo para la creación de capacidad a los países en desarrollo que dependen de los productos básicos, sobre la base de la evaluación de las necesidades de cada uno de los países en desarrollo que dependen de los productos básicos”.

    Fuente: UNCTAD 07 de julio de 2021

  • Miércoles, 7 de julio de 2021

    Al menos 23 millones de personas han transitado
    por el teletrabajo en América Latina y el Caribe

  • Durante la pandemia el teletrabajo ha posibilitado la continuidad de negocios y empleos.

    Las estimaciones preliminares de la OIT indican que en el peor momento de la crisis, en el segundo trimestre de 2020, unas 23 millones de personas transitaron hacia el teletrabajo en la región. Al igual que en otros lugares del mundo, esta modalidad surgió como un mecanismo para garantizar la continuidad de ciertas actividades económicas y, con ello, de la relación laboral.

    Una nueva nota técnica de la OIT, dice que en los países de la región donde existen datos disponibles entre el 20 y 30 por ciento de los asalariados que estuvieron efectivamente trabajando lo hicieron desde sus domicilios durante la vigencia de las medidas de confinamiento. Antes de la pandemia, esa cifra era inferior al 3 por ciento.

    El informe destaca que aunque es muy temprano para predecir el alcance efectivo del teletrabajo, será necesario que los países y las sociedades estén preparados para asumir que esta modalidad llegó para quedarse, ya sea como una solución conveniente para algunas personas y empresas, o a través de la proliferación de formas híbridas que combinen trabajo en el establecimiento con trabajo desde el hogar.

    El informe destaca que tuvieron mucho menor acceso al teletrabajo “los trabajadores informales, cuentapropistas, jóvenes, de menores calificaciones y de bajos ingresos laborales, quienes experimentaron las mayores pérdidas de empleo y de horas trabajadas, especialmente en la primera mitad de 2020”.

    Por otra parte, la especialista de OIT agregó que antes de esta crisis el teletrabajo era considerado como una alternativa para lograr mejor conciliación entre la vida familiar y la laboral, pero durante el cierre provocado por la pandemia la situación fue compleja pues además cerraron las escuelas y se incrementaron las demandas de cuidado.

    La región ha reportado avances en materia de regulación del teletrabajo. Sin embargo, el aumento sin precedentes de esta modalidad de trabajo expuso una multiplicidad de desafíos que deben ser abordados”, dice el análisis de OIT. “Sin controles adecuados, el trabajo desde el domicilio podría derivar en relaciones laborales que no reconozcan la dependencia y, por lo tanto, en aumentos del trabajo independiente o en relaciones laborales encubiertas”.

    Los temas de la seguridad social, del cumplimiento de las jornadas, de libertad de asociación, de acceso a la formación laboral, de salud y seguridad en el lugar de trabajo, entre otros, forman parte de los temas a considerar. La nota técnica destaca que para abordar estos temas es clave el diálogo entre gobiernos, empleadores y trabajadores.

    “Resulta fundamental considerar las lecciones aprendidas durante la pandemia”, dice la nota técnica de la OIT, pero también indica que para futuros análisis sobre este tema “se requiere contar con estadísticas oficiales que brinden información adecuada, comparable y actualizada” sobre el teletrabajo en América Latina y el Caribe.

    Fuente: OIT 06 de julio de 2021

  • Martes, 6 de julio de 2021

    La OCDE y la FAO presenta las tendencias de producción,
    consumo, comercio y precios para la próxima década

    Con menos de 10 años hasta la fecha límite de 2030 para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la ONU, los gobiernos deben redoblar sus esfuerzos para cumplir con los objetivos ambientales y de seguridad alimentaria mundial, según un nuevo informe publicado hoy por la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación. las Naciones Unidas (FAO) y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

    La Perspectiva Agrícola OCDE-FAO 2021-2030 ofrece a los responsables de la formulación de políticas una evaluación consensuada de las perspectivas a diez años de los 40 principales productos agrícolas y pesqueros a nivel regional, nacional y mundial, analizando los impulsores del rendimiento en los mercados agroalimentarios y ayudar a informar el análisis y la planificación de políticas prospectivas. Las proyecciones de línea de base de Outlook describen las tendencias esperadas basadas en las políticas existentes, destacando áreas donde se necesita un esfuerzo adicional para cumplir con los ODS.

    Garantizar la seguridad alimentaria y las dietas saludables para una población mundial en crecimiento seguirá siendo un desafío. Se prevé que la demanda mundial de productos básicos agrícolas, incluso para su uso como alimento, pienso, combustible e insumos industriales, crecerá a un 1,2% anual durante la próxima década, aunque a un ritmo anual más lento que durante la década anterior. Se espera que las tendencias demográficas, la sustitución de carne roja por aves de corral en muchas naciones ricas y de ingresos medios, y un auge en el consumo de lácteos per cápita en el sur de Asia den forma a la demanda futura.

    Las mejoras en la productividad serán clave para alimentar a una población mundial en crecimiento, que se prevé que alcance los 8.500 millones en 2030, de forma sostenible. De los aumentos en la producción mundial de cultivos previstos para 2030, se prevé que el 87 por ciento provenga del crecimiento del rendimiento, mientras que el 6 por ciento provenga del uso ampliado de la tierra y el 7 por ciento del aumento en la intensidad de los cultivos. De manera similar, se prevé que una gran parte de la expansión proyectada de la producción ganadera y pesquera resultará de aumentos de productividad. Sin embargo, también se espera que la ampliación del rebaño contribuya significativamente al crecimiento de la producción ganadera en las economías emergentes y los países de bajos ingresos.

    El comercio seguirá siendo fundamental para la seguridad alimentaria mundial, la nutrición, los ingresos agrícolas y la lucha contra la pobreza rural. En promedio en todo el mundo, alrededor del 20 por ciento de lo que se consume en el país se importa. De cara a 2030, se prevé que las importaciones representen el 64 por ciento del consumo interno total en la región del Cercano Oriente y África del Norte, mientras que se espera que la región de América Latina y el Caribe exporte más de un tercio de su producción agrícola total.

    A nivel mundial, se proyecta que la disponibilidad total de alimentos crecerá en un 4 por ciento durante la próxima década para llegar a poco más de 3000 calorías por persona por día. Se proyecta que el consumo per cápita de grasas crecerá más rápido entre los principales grupos de alimentos, debido al mayor consumo de alimentos procesados ​​y precocinados y una creciente tendencia a comer fuera del hogar, ambos asociados con la urbanización en curso y la creciente participación de las mujeres en la fuerza laboral. La escasez de ingresos y la inflación de los precios de los alimentos a raíz de la pandemia de COVID-19 están reforzando esta tendencia.

    A mediano plazo, el clima, el crecimiento económico y la distribución de los ingresos, la demografía y los cambios en los patrones alimentarios, los avances tecnológicos y las tendencias políticas influirán en los precios de los alimentos y la agricultura. Si bien el índice de precios de los alimentos de la FAO ha aumentado considerablemente el año pasado, se espera que estos aumentos sean seguidos por un período de ajuste a la baja. Las perspectivas proyectan que los precios de los alimentos reanudarán una trayectoria de descenso gradual en términos reales, en consonancia con la desaceleración del crecimiento de la demanda y los aumentos esperados de la productividad.

    Si bien las Perspectivas se centran en las tendencias a mediano plazo, una amplia gama de factores pueden generar las condiciones para las fluctuaciones de precios a corto plazo en los mercados agrícolas. Por ejemplo, la evolución de los mercados de energía, que afectan los precios de los insumos, y la mayor volatilidad de los precios de los cereales asociada con la creciente participación de mercado de algunos países, contribuyen a las diferencias entre los precios proyectados y observados.

    Fuente: OECD 05 de julio de 2021

    Lunes, 5 de julio de 2021

    Las Perspectivas agrícolas de la OCDE-FAO presentan tendencias
    producción, consumo, comercio y precios para el próximo decenio

  • Los sistemas agroalimentarios mundiales deben transformarse para alcanzar los ODS para 2030

    A menos de 10 años de la fecha límite de 2030 para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de las Naciones Unidas, los gobiernos deben redoblar sus esfuerzos para alcanzar las metas mundiales relativas a la seguridad alimentaria y el medio ambiente, según un nuevo informe presentado hoy por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

    En las Perspectivas agrícolas 2021-2030 de la OCDE-FAO se ofrece a los responsables de la formulación de políticas una evaluación de consenso de las perspectivas a lo largo de los próximos 10 años para 40 productos agrícolas y pesqueros principales en los planos regional, nacional y mundial, y se analizan los factores del rendimiento de los mercados agroalimentarios, lo que ayuda a fundamentar los análisis y la planificación prospectivos en materia de políticas. Las proyecciones de referencia de las Perspectivas describen las tendencias previstas sobre la base de las políticas existentes, destacando las esferas en las que se requiere un esfuerzo adicional para cumplir los ODS.

    Garantizar la seguridad alimentaria y una dieta saludable para una población mundial creciente seguirá siendo un desafío. Se prevé que la demanda mundial de productos agrícolas -lo que incluye aquellos utilizados como alimentos, piensos, combustibles e insumos industriales- crezca un 1,2 % anual durante el próximo decenio, aunque a un ritmo anual más lento que durante el decenio anterior. Según las previsiones, las tendencias demográficas, la sustitución de la carne de ave por carnes rojas en los países ricos y en muchos países de ingresos medianos, y el auge del consumo per capita de productos lácteos en Asia meridional determinarán la demanda futura.

    La mejora de la productividad será fundamental para alimentar de forma sostenible a una población mundial cada vez mayor, que se prevé que alcanzará los 8 500 millones de personas en 2030. De los incrementos de la producción mundial de cultivos previstos para 2030, se estima que el 87 % procederá del aumento del rendimiento, mientras que el 6 % se deberá a la expansión del uso de las tierras y el 7 % al aumento de la intensidad de los cultivos. Del mismo modo, se espera que una gran parte de la expansión prevista de la producción ganadera y pesquera sea el resultado de aumentos de la productividad. Sin embargo, también se espera que la ampliación de los rebaños contribuya significativamente al crecimiento de la producción ganadera en las economías emergentes y en los países de ingresos bajos.

    El comercio seguirá siendo fundamental para la seguridad alimentaria, la nutrición, los ingresos agrícolas y la lucha contra la pobreza rural a nivel mundial. En promedio en todo el mundo, alrededor del 20 % de lo que se consume en cada país es importado. De cara a 2030, se prevé que las importaciones representen el 64 % del consumo interno total en la región de Cercano Oriente y África del Norte, mientras que se espera que la región de América Latina y el Caribe exporte más de un tercio de su producción agrícola total.

    Se prevé que las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero procedentes de la agricultura aumenten un 4 % en los próximos 10 años, sobre todo debido al aumento de la producción ganadera, a pesar de que se espera que las emisiones por unidad de producción -la intensidad de carbono de la producción- disminuyan en gran medida durante el período.

    A nivel mundial, se prevé que la disponibilidad total de alimentos aumente un 4 % en el próximo decenio, hasta alcanzar algo más de 3 000 calorías por persona y día. Se prevé que el consumo per capita de grasas sea el que más crezca entre los principales grupos de alimentos, debido al mayor consumo de alimentos elaborados y de fácil preparación y a la creciente tendencia a comer fuera de casa, ambos relacionados con la urbanización continua y el aumento de la participación de las mujeres en la fuerza de trabajo. La escasez de ingresos y la inflación de los precios de los alimentos tras la pandemia de la COVID-19 están reforzando esta tendencia.

    En los países de ingresos altos, no se prevé que la disponibilidad de alimentos per capita aumente significativamente respecto a sus niveles ya elevados. Sin embargo, el crecimiento de los ingresos y las cambiantes preferencias de los consumidores darán paso a una mayor sustitución de los alimentos básicos y edulcorantes por alimentos de mayor valor, como frutas y hortalizas y, en menor medida, productos de origen animal.

    En los países de ingresos bajos, se prevé que la disponibilidad de alimentos aumente en un 3,7 %, lo que equivale a 89 calorías por persona y día, constituidas principalmente por alimentos básicos y edulcorantes. Las restricciones económicas limitarán el aumento del consumo de productos de origen animal, frutas y hortalizas. Debido a las limitaciones de ingresos, se prevé que el consumo per capita de proteínas de origen animal disminuya ligeramente en África subsahariana, una región cuya autosuficiencia en cuanto a los principales productos alimentarios se prevé que disminuya para 2030, según las tendencias actuales.

    A medio plazo, las condiciones meteorológicas, el crecimiento económico y la distribución de los ingresos, los factores demográficos y los cambios en los hábitos alimentarios, los avances tecnológicos y las tendencias en materia de políticas determinarán los precios de los alimentos y los productos agrícolas. Aunque el Índice de precios de los alimentos de la FAO ha registrado un importante aumento en el último año, se espera que estos aumentos vayan seguidos de un período de ajuste a la baja. Según las previsiones de las Perspectivas, los precios de los alimentos retomarán una trayectoria gradualmente descendente en valores reales, en consonancia con la desaceleración del crecimiento de la demanda y los aumentos de productividad previstos.

    Fuente: FAO 05 de julio de 2021

  • Lunes, 5 de julio de 2021

    Precios al consumidor

  • La inflación anual de la OCDE aumenta a 3.8% en mayo de 2021

    La inflación interanual en el área de la OCDE aumentó a 3.8% en mayo de 2021, en comparación con 3.3% en abril. Los precios de la energía aumentaron un 18,6% en mayo, la tasa más alta desde septiembre de 2008, en comparación con el 16,3% de abril.

    No obstante, la inflación de los precios de los alimentos siguió desacelerándose hasta el 1,4%, frente al 1,6% de abril. La evolución de los precios de la energía y los alimentos está relacionada en gran medida con los efectos del año base y con el impacto de la pandemia de COVID-19 hace un año.

    La inflación anual de la OCDE, excluidos los alimentos y la energía, también aumentó significativamente hasta el 2,9% en mayo, en comparación con el 2,4% de abril, la tasa más alta desde agosto de 2002.

    Fuente: OECD 05 de julio de 2021

  • Lunes, 5 de julio de 2021

    Confianza del consumidor regresa a niveles prepandemia

  • El Indicador de Confianza del Consumidor (ICC) tuvo un crecimiento mensual de 1.5 puntos, con cifras desestacionalizadas, mientras que en su comparación anual avanzó 12.5 puntos. Así, se ubicó en 44.5 puntos.

    La confianza del consumidor registró en junio su cuarto mes consecutivo de crecimiento, con lo cual se ubicó en un nivel que no se veía desde desde el 2019, revelaron los datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

    El Indicador de Confianza del Consumidor (ICC) tuvo un crecimiento mensual de 1.5 puntos, con cifras desestacionalizadas, mientras que en su comparación anual avanzó 12.5 puntos. Así, se ubicó en 44.5 puntos.

    Con ello el ICC regresa a niveles prepandemia y alcanza el mayor nivel desde septiembre del 2019, cuando se ubicó en 45.3 puntos.

    Ante los contagios y las medidas de confinamiento que afectaron el empleo y los ingresos de los mexicanos, en mayo del año pasado la confianza de los mexicanos llegó a un nivel de 31.3 puntos, el menor registro en poco más de cuatro años.

    El reporte que el Inegi elaboró de manera conjunta con el Banco de México (Banxico) también mostró que, en junio, todos los componentes del ICC tuvieron crecimiento, destacando aquellos que se refieren a las proyecciones de los hogares y la economía.

    En el caso de la situación economía del país que se espera en 12 meses, el sentir de los mexicanos ante esta situación mejoró 15.7 puntos en comparación con el mismo mes del 2020, mientras que la situación esperada de los miembros del hogar avanzó 13.1 puntos.

    En el caso de la situación actual en comparación con hace un año, el sentir sobre la de los miembros del hogar creció 11.3 puntos, mientras que la de la economía avanzó 10.7 puntos.

    Fuente:EL ECONOMISTA 05 de julio de 2021

  • Lunes, 5 de julio de 2021

    Cómo les está yendo a los países con los
    objetivos globales en medio de COVID-19

  • La actualización de 2021 de UNCTAD SDG Pulse ilustra en números el progreso y los desafíos de los países para lograr los objetivos de desarrollo sostenible para 2030.

    El SDG Pulse actualizado de la UNCTAD , muestra cómo la crisis de salud del COVID-19 exacerbó muchos desequilibrios en 2020 y retrasó el progreso hacia la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible.

    Presenta un análisis de una serie de indicadores de los objetivos de desarrollo sostenible (ODS) y otros relacionados con el comercio, la inversión, la financiación para el desarrollo, la deuda, el transporte y la tecnología.

    SDG Pulse también ayuda a ilustrar la importante contribución que hace la UNCTAD a la implementación de los ODS, respondiendo directamente a una solicitud de los países.

    Las políticas y estrategias de recuperación de COVID-19 deben enfocarse en reconstruir la resiliencia a los impactos abordando los desafíos de desarrollo persistentes y emergentes que enfrentan los países en desarrollo, según varios líderes.

    A medida que el comercio disminuyó en la primavera de 2020, muchos gobiernos impusieron barreras a las exportaciones de productos médicos y redujeron los aranceles a las importaciones de productos agrícolas para maximizar el suministro de bienes críticos a los mercados internos.

    El impacto económico resultante tuvo muchas consecuencias. La deuda externa, por ejemplo, creció a un nivel récord en 2020, alcanzando el 31% del PIB en las economías en desarrollo, según SDG Pulse.

    Los contratiempos de la economía en 2020, particularmente en la demanda de energía, el turismo y el transporte, provocaron una caída del 7% en las emisiones globales de dióxido de carbono (CO2), la mayor disminución jamás registrada.

    Según la UNCTAD , las ventas de comercio electrónico ascendieron a 26,7 billones de dólares en 2019, alrededor del 30% del PIB mundial. Esto incluye las ventas de empresa a empresa (B2B) y de empresa a consumidor (B2C).

    El índice de comercio electrónico B2C de la UNCTAD ayuda a los países a comprender mejor su preparación para el comercio electrónico. De las 20 economías con las puntuaciones más bajas en 2020, 18 eran PMA, lo que sugiere que no están preparadas para la adopción del comercio electrónico y otras oportunidades de desarrollo derivadas de las TIC.

    El ODS Pulse muestra que la mayor parte del gasto en proyectos de la UNCTAD respalda el ODS 17 sobre asociaciones, el ODS 9 sobre industria, innovación e infraestructura, el ODS 15 sobre la vida en la tierra y el ODS 8 sobre trabajo decente y crecimiento económico.

    El informe también comparte el progreso en los indicadores de los ODS de los que la UNCTAD es custodio. Junto con socios y estados miembros, la organización ha desarrollado conceptos y metodologías acordados para todos sus indicadores custodios, incluido el indicador 16.4.1 de los ODS sobre flujos financieros ilícitos. En 2021, 12 países africanos y seis asiáticos son métodos de prueba piloto para este indicador.

    Fuente: UNCTAD 02 de julio de 2021

  • Viernes, 2 de julio de 2021

    Impacta Covid-19 impartición de justicia en México: Inegi

  • En el caso del pleno de la SCJN, los asuntos que solventó disminuyeron 45.9 por ciento.

    La contingencia sanitaria derivada de la pandemia por Covid-19 y la implementación de protocolos para evitar la propagación del virus fueron los principales factores para que la cantidad de asuntos que ingresaron a los órganos jurisdiccionales del poder Judicial tuvieran una disminución en el 2020 con respecto al 2019, así lo dio a conocer el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) en su Censo Nacional de Impartición de Justicia Federal (CNIJF) 2021.

    Con lo que respecta al pleno de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), el reporte del Inegi detalló que en el 2020 ingresaron 3,560 asuntos jurisdiccionales, de los cuales 3,537 fueron turnos y 23 recibidos de las Salas.

    Durante el mismo lapso, se resolvieron 390 asuntos, en tanto que 3,017 fueron enviados a las Salas. De los 390 resueltos, 30.5% fue resuelto sin sentencia y 69.5%, con sentencia.

    Comparado con un año anterior, el Inegi observó una disminución de 41.2% en el número de asuntos ingresados, y de 45.9% en el número de asuntos resueltos por el pleno de la Suprema Corte.

    Según los datos del Inegi, del total de resoluciones, 82.2% fue “no resuelto de fondo” y 17.8% “resuelto de fondo”. En comparación con el 2019, los asuntos ingresados aumentaron 78.8%, en tanto que para los asuntos resueltos el aumento fue de 87 por ciento.

    El Inegi informó que las causas penales ingresadas en estos órganos jurisdiccionales ascendieron a un total de 13,379. Comparado con el 2019, se reportó una disminución de las causas penales ingresadas de 36.7 por ciento.

    El CNIJF también confirmó que durante el año pasado, se registró un total de 19,354 procesados y/o imputados a quienes se les determinó una resolución sobre la vinculación a proceso. Comparado con el 2019, la cantidad de procesados y/o imputados vinculados a proceso aumentó 135.6 por ciento.

    Del total de la cifra anterior, 43.1% fue vinculado a proceso y 4.7% no fue vinculado, mientras que para el restante, es decir 52.2% no se identificó la existencia o no de vinculación.

    Por último, el Inegi también registró una disminución de 18.4% en los asuntos y servicios atendidos por la Defensoría Pública Electoral para Pueblos y Comunidades Indígenas en el 2020 con lo que respecta al 2019. El año pasado se atendieron 289 asuntos y servicios que comprendieron defensa y asesoría, mientras que se concluyeron y/o resolvieron 65. En dichos asuntos y servicios hubo 319 personas indígenas involucradas; destacó que 44.8% se identificó como de pertenencia náhuatl.

    Fuente:EL ECONOMISTA 02 de julio de 2021

  • Viernes, 2 de julio de 2021

    Gasto en ayuda social mitigó la pobreza generada por la pandemia,
    pero la brecha entre los países ricos y los pobres aumentó

  • Los países ricos gastaron hasta 212 veces más por persona que las naciones pobres en ayudas sociales para mitigar los efectos económicos sin precedentes de la pandemia.

    Un nuevo informe divulgado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) muestra que las políticas de asistencia en efectivo redujeron sustancialmente el número de personas que de otra forma habrían caído en la pobreza durante la pandemia de la COVID-19.

    Mitigación de la pobreza’. El informe incluye nuevos datos de cómo el gasto en ayudas sociales impidió que las personas quedaran en la pobreza.

    En los 41 países para los cuales hay datos, las medidas de ayuda social ayudaron a escapar de la pobreza a un 80% de las personas —12 millones de un total de 15 millones— que podrían haber quedado por debajo del umbral de pobreza de USD 1,90.

    Cuando los beneficios de las políticas de asistencia social se miden según umbrales de pobreza más altos en los mismos 41 países —por ejemplo, las personas que viven con USD 5,50 por día o menos en esas naciones —, desde marzo de 2020 se evitó que 31 millones de un total de 42 millones de personas cayeran en la pobreza.

    Si bien los beneficios generales de las estrategias de mitigación fueron sólidos, el estudio también revela que estos efectos se limitaron en gran medida a los países de ingresos altos e ingresos medianos altos, que pudieron destinar más dinero a las medidas de protección social.

    En el caso de los países de ingresos medianos, el gasto en ayuda social no alcanzó para impedir que el número de pobres aumentara, y en los países de ingresos bajos, fue imposible impedir la pérdida de ingresos.

    Los datos disponibles revelan diferencias abismales entre los países ricos y los pobres en lo referido a los fondos movilizados para preservar los ingresos y mitigar la pobreza. A nivel mundial, se invirtieron USD 2,9 billones en políticas de protección social, pero apenas USD 379 000 millones se destinaron a los países en desarrollo.

    Mientras que los países de ingresos altos han destinado una media de USD 847 per cápita a las políticas de protección social (asistencia social y seguros), los países de ingresos bajos e ingresos medianos han gastado apenas un promedio de USD 124 por persona. Si se consideran solo los países de ingresos bajos, la suma promedio per cápita destinada a la protección social alcanza a solo USD 4.

    El estudio también señala que haber destinado un ingreso temporal básico a todos los hogares pobres y vulnerables del mundo en desarrollo podría haber reducido el número de personas que cayeron en la pobreza extrema a nivel mundial.

    Las proyecciones del informe muestran que eso habría sido posible destinando apenas un 0,5% del PIB de los países en desarrollo a medidas de apoyo a los ingresos durante seis meses.

    “En el informe se incluyen algunas reflexiones sobre cómo la pandemia afectó a los hogares pobres y vulnerables en los países en desarrollo, pero también sobre la importancia de las opciones de política para mitigar los aumentos en la pobreza. La conclusión es que los países de ingresos bajos fueron incapaces de poner en marcha programas sólidos de asistencia social, lo que implica que no todos los países lograrán recuperarse de la pandemia al mismo ritmo”.

    Fuente: PNUD 01 de julio de 2021

  • Jueves, 1 de julio de 2021

    130 países y jurisdicciones se unen a un marco
    nuevo y audaz para la reforma tributaria internacional

    130 países y jurisdicciones se han sumado a un nuevo plan de dos pilares para reformar las normas fiscales internacionales y garantizar que las empresas multinacionales paguen una parte justa de los impuestos dondequiera que operen.

    El marco actualiza los elementos clave del sistema fiscal internacional centenaria, que es apto para el propósito ya no en un 21 globalizado y digitalizado economía del siglo.

    El paquete de dos pilares, el resultado de las negociaciones coordinadas por la OCDE durante gran parte de la última década, tiene como objetivo garantizar que las grandes Empresas Multinacionales (EMN) paguen impuestos donde operan y obtienen ganancias, al tiempo que agrega la certeza y estabilidad muy necesarias a la sistema tributario internacional.

    El primer pilar garantizará una distribución más justa de los beneficios y los derechos fiscales entre los países con respecto a las empresas multinacionales más grandes, incluidas las empresas digitales. Reasignaría algunos derechos impositivos sobre las empresas multinacionales de sus países de origen a los mercados donde tienen actividades comerciales y obtienen beneficios, independientemente de si las empresas tienen presencia física allí.

    El Pilar Dos busca poner un piso a la competencia sobre el impuesto sobre la renta de las empresas, mediante la introducción de una tasa impositiva corporativa mínima global que los países pueden utilizar para proteger sus bases impositivas.

    El paquete de dos pilares proporcionará un apoyo muy necesario a los gobiernos que necesiten recaudar los ingresos necesarios para reparar sus presupuestos y sus balances mientras invierten en servicios públicos esenciales, infraestructura y las medidas necesarias para ayudar a optimizar la solidez y la calidad de la gestión de proyectos. Recuperación de COVID.

    Bajo el Pilar Uno, se espera que los derechos impositivos sobre más de USD 100 mil millones de ganancias se reasignen a las jurisdicciones del mercado cada año. Se estima que el impuesto a la renta corporativa mínima global bajo el Pilar Dos – con una tasa mínima de al menos el 15% – generará alrededor de USD 150 mil millones en ingresos tributarios globales adicionales anualmente. También se obtendrán beneficios adicionales de la estabilización del sistema tributario internacional y la mayor certeza tributaria para los contribuyentes y las administraciones tributarias.

    Los participantes en la negociación han establecido un calendario ambicioso para la conclusión de las negociaciones. Esto incluye una fecha límite de octubre de 2021 para finalizar el trabajo técnico restante sobre el enfoque de dos pilares, así como un plan para la implementación efectiva en 2023.

    Fuente: OECD 01 de julio de 2021

    Jueves, 1 de julio de 2021

    Miles de millones de personas se quedarán sin acceso a
    servicios de agua potable, saneamiento e higiene antes de 2030

  • Las últimas estimaciones revelan que tres de cada 10 personas de todo el mundo no podían lavarse las manos con agua y jabón en su hogar durante la pandemia de COVID-19

    Miles de millones de personas de todo el mundo se quedarán sin acceso a servicios de agua potable, saneamiento e higiene en el hogar gestionados de manera segura antes 2030 a menos que el índice de progreso se multiplique por cuatro, según un nuevo informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y UNICEF.

    El informe del Programa Conjunto de Monitoreo Progress on household drinking water, sanitation and hygiene 2000 – 2020 (“Progresos en materia de agua para el consumo, el saneamiento y la higiene en los hogares”) presenta las estimaciones relativas al acceso de los hogares a servicios de agua potable, saneamiento e higiene gestionados de manera segura a lo largo de los últimos cinco años, y evalúa los avances en la consecución de los seis Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) con vistas a “garantizar la disponibilidad y la gestión sostenible del agua y el saneamiento para todos antes de 2030”. Además, el informe presenta por primera vez nuevos datos por países relacionados con la salud menstrual.

    En 2020, alrededor de una de cada cuatro personas carecía de una fuente de agua potable gestionada de forma segura en su hogar y casi la mitad de la población mundial no tenía acceso a servicios de saneamiento gestionados de manera segura. La COVID-19 ha puesto de relieve la urgente necesidad de garantizar que todo el mundo tenga acceso a una higiene de manos adecuada. Cuando comenzó la pandemia, tres de cada 10 personas del mundo no podían lavarse las manos con agua y jabón en sus hogares.

    El informe revela que se han registrado algunos avances para conseguir un acceso universal a los servicios básicos de agua, saneamiento e higiene (WASH). Entre 2016 y 2020, el porcentaje de la población mundial que disponía de una fuente de agua potable gestionada de manera segura en su hogar aumentó de un 70% a un 74%; los servicios de saneamiento gestionados de manera segura se incrementaron de un 47% a un 54%; y las instalaciones para lavarse las manos con agua y jabón aumentaron de un 67% a un 71%.

    En 2020, por primera vez, más personas utilizaron servicios de saneamiento mejorados sobre el terreno (como letrinas de pozo y tanques sépticos, que pueden contener y tratar los residuos de manera efectiva) que conexiones de alcantarillado. Es necesario que los gobiernos garanticen las ayudas necesarias para proporcionar servicios de saneamiento sobre el terreno gestionados de manera segura, entre ellos la gestión de los lodos fecales.

    El informe explica claramente que, si se mantienen las tendencias actuales, miles de millones de niños y familias se quedarán sin servicios esenciales de WASH que salvan vidas. En concreto, el informe señala que antes de 2030:

  • Solo un 81% de la población mundial tendrá acceso a agua potable salubre en su hogar, un bien del que no podrán disfrutar 1.600 millones de personas;

  • Solo un 67% dispondrá de servicios de saneamiento adecuados, a diferencia de 2.800 millones de personas;

  • Solo un 78% contará con instalaciones básicas para lavarse las manos, lo que significa que 1.900 millones de personas no tendrán acceso a ellas.

    Asimismo, el informe pone de manifiesto las profundas desigualdades que afectan especialmente a los niños y las familias vulnerables. Si queremos conseguir el acceso universal a fuentes de agua potable gestionadas de manera segura antes de 2030, será necesario multiplicar por 10 el índice actual de progreso en los países menos adelantados. En los contextos frágiles en los que existe el doble de probabilidades de que la gente no tenga acceso a agua potable salubre, ese índice debería multiplicarse por 23.

    Para ampliar la cobertura de WASH será preciso darle prioridad a este asunto en los niveles más altos del proceso de adopción de decisiones por parte de los organismos internacionales, los gobiernos, la sociedad civil y el sector privado. Con este propósito, WASH deberá ser un tema indispensable de la agenda de las reuniones políticas de alto nivel, de forma que se garantice que los estados miembros lleven un seguimiento de los avances conseguidos. Esto resulta importante en el contexto del próximo examen de mitad de periodo del Decenio para la Acción sobre el Agua en 2023, la primera conferencia celebrada por las Naciones Unidas en materia de agua y saneamiento en casi 50 años.

    Fuente: OMS 01 de julio de 2021

  • Jueves, 1 de julio de 2021

    La protección de la naturaleza podría evitar pérdidas
    económicas mundiales de USD 2,7 billones al año

  • En un informe del Banco Mundial se describen políticas beneficiosas para todos a fin de que, tras la pandemia, los países busquen una recuperación inteligente respecto de la naturaleza.

    En un nuevo informe del Banco Mundial se estima que el colapso de determinados servicios ecosistémicos proporcionados por la naturaleza —como la polinización silvestre, el suministro de alimentos provenientes de la pesca marina y la madera de los bosques nativos— podría resultar en una disminución del producto interno bruto (PIB) mundial de USD 2,7 billones anuales para 2030.

    El documento titulado The Economic Case for Nature (Los argumentos económicos a favor de la naturaleza) subraya la fuerte dependencia de las economías respecto de la naturaleza, particularmente en los países de ingreso bajo. En el informe se pone de relieve que las regiones de África al sur del Sahara y Asia meridional sufrirían para 2030 la contracción relativa más marcada del PIB real debido al colapso de los servicios ecosistémicos: la reducción se ubicaría en el 9,7 % y el 6,5 % anual, respectivamente. Esto se debe a la dependencia de dichas regiones respecto de los cultivos polinizados y, en el caso del África al sur del Sahara, de los productos forestales, así como a la limitada capacidad de pasar a otras opciones de producción y consumo que se verían menos afectadas.

    Las políticas inteligentes en relación con la naturaleza serán cruciales para implementar el marco mundial de biodiversidad posterior a 2020. La Conferencia de las Partes de Kunming también constituye una oportunidad para adoptar metas prácticas, como establecer la protección del 30 % de la tierra y el 30 % de los océanos para 2030 (conocida como la meta del “30×30”). En el informe se argumenta que los beneficios de los servicios ecosistémicos que se obtendrían al alcanzar la meta del 30×30 compensarían casi por completo los costos de oportunidad que generaría la protección de tierras adicionales establecida en esta meta.

    Las inversiones en servicios ecosistémicos deben realizarse de manera tal que se aprovechen las sinergias con la mitigación y adaptación al cambio climático, ya que de este modo se refuerzan los argumentos en favor de la acción. Por ejemplo, cuando se implementan esquemas de pago por el carbono de los bosques, ya sea a nivel nacional o mundial, otras políticas nacionales, como la reforma de los subsidios agrícolas, se vuelven más eficaces para proteger la naturaleza al tiempo que se mejoran los beneficios económicos.

    El Grupo Banco Mundial ha asumido el compromiso de apoyar operaciones centradas en la biodiversidad y que permiten invertir directamente en la conservación de especies y hábitats naturales y mejorar los medios de subsistencia a través de sectores que dependen del capital natural, como la silvicultura, la pesca y la agricultura. Durante el año pasado, la cartera del Banco Mundial incluyó 70 proyectos de biodiversidad en más de 40 países, con un compromiso neto estimado de USD 1180 millones.

    Fuente: BANCO MUNDIAL 01 de julio de 2021

  • Jueves, 1 de julio de 2021

    Mejores medidas de bienestar
    necesarias para políticas infantiles eficaces

    Mejorar el bienestar infantil beneficia a la sociedad en su conjunto y es clave para fomentar la prosperidad. Sin embargo, mejorar las políticas para ayudar a los niños a prosperar requerirá mejores datos sobre sus necesidades y experiencias vividas, según un nuevo informe de la OCDE.

    La medición de lo que importa para el bienestar y las políticas del niño desarrolla un nuevo marco de medición del bienestar del niño, identifica las brechas clave en los datos del niño y describe cómo pueden subsanarse.

    Un enfoque multidimensional es fundamental porque interactúan las dificultades o fortalezas en diferentes áreas. El informe cita, por ejemplo, cómo la regulación emocional en la primera infancia tiene un impacto positivo en el aprendizaje y en la calidad de las amistades y las habilidades sociales a medida que los niños crecen.

    El marco trata las diferentes dimensiones del bienestar infantil (bienestar material, social, emocional, cultural y educativo, así como la salud física y el desarrollo cognitivo) como interconectados. También tiene como objetivo captar la distribución del bienestar a través de medidas que reflejen la falta de oportunidades y las disparidades entre los diferentes grupos de niños, por ejemplo, por sexo, arreglo de vida y origen migrante.

    El informe dice que aunque los datos internacionales comparables han mejorado, su alcance sigue siendo limitado. Algunos niños, a menudo los más vulnerables, con frecuencia faltan o no son fácilmente identificables en los datos existentes, mientras que la información es limitada sobre el bienestar de los más pequeños y sobre las propias opiniones de los niños sobre aspectos importantes de sus vidas.

    Se necesita una acción coordinada de los gobiernos, las organizaciones internacionales y la comunidad en general para mejorar la disponibilidad de datos sobre la infancia entre países. Esta es una tarea considerable, dice. Requerirá una inversión significativa y un compromiso a medio y largo plazo.

    El informe ha sido elaborado por el nuevo Centro de Bienestar, Inclusión, Sostenibilidad e Igualdad de Oportunidades (WISE) de la OCDE . El Centro está generando nuevos datos y soluciones para mejorar el bienestar de las personas y reducir las desigualdades, y para comprender mejor el impacto de las políticas y acciones comerciales en la vida de las personas.

    Fuente: OECD 01 de julio de 2021

    Jueves, 1 de julio de 2021

    El fortalecimiento del gobierno corporativo debería ser
    una prioridad para impulsar la recuperación económica

    La pandemia de COVID-19 ha exacerbado las debilidades estructurales existentes en el sector empresarial y los mercados de capitales. Sin una respuesta política eficaz, el número de empresas subcapitalizadas y de bajo rendimiento probablemente aumentará y seguirá siendo alto, mientras que una cantidad cada vez mayor de recursos productivos se inmovilizará en empresas no viables, lo que reducirá la inversión y el crecimiento económico, según un nuevo informe de la OCDE.

    El futuro del gobierno corporativo en los mercados de capitales tras la crisis del COVID-19 dice que se necesitarán recursos financieros sustanciales para la inversión tanto para apoyar la recuperación de la crisis del COVID-19 como para fortalecer aún más la resiliencia ante posibles shocks futuros. El fortalecimiento de las políticas y los marcos de gobierno corporativo ayudará a las empresas nuevas y existentes a acceder al capital que necesitan.

    El mercado de bonos siguió siendo una fuente importante de capital para las empresas no financieras tras el estallido de la crisis, según el informe. En 2020, las empresas no financieras emitieron un monto histórico de USD 2,9 billones de deuda en bonos corporativos. Como resultado, el volumen de deuda pendiente de bonos corporativos alcanzó un máximo histórico en términos reales de casi USD 15 billones a fines de 2020.

    La calidad del saldo en circulación de deuda corporativa ha ido cayendo. Entre 2018 y 2020, la parte de los bonos con calificación BBB, la calificación de grado de inversión más baja, representó el 52% de todas las emisiones de grado de inversión. Entre 2000 y 2007, esa proporción fue solo del 39%. A nivel mundial, la deuda también se ha acumulado principalmente en negocios con menor capacidad de servicio de la deuda.

    Si bien el mercado de valores proporcionó cantidades récord de capital monetario a empresas establecidas en 2020, no ha brindado suficiente apoyo a las nuevas empresas. Desde 2005, más de 30.000 empresas se han retirado de las bolsas de valores a nivel mundial, lo que equivale al 75% de todas las empresas cotizadas en la actualidad. Estas eliminaciones no se han correspondido con nuevas cotizaciones, lo que ha dado lugar a una importante reducción de las empresas que cotizan en bolsa. Como resultado, un número significativamente menor de empresas está utilizando los mercados de valores públicos y una gran parte del dinero recaudado en 2020 se destinó a un número menor de empresas y más grandes.

    Un marco de gobierno corporativo sólido es esencial para un mercado de capitales que funcione correctamente. Para abordar los desafíos planteados por la crisis, el informe destaca cuatro prioridades para los responsables políticos:

  • Adaptar el marco de gobierno corporativo para abordar algunas de las debilidades reveladas por la pandemia, como la gestión de la salud, la cadena de suministro y los riesgos ambientales, así como los problemas relacionados con la calidad de las auditorías, el aumento de la concentración de la propiedad y las estructuras complejas de los grupos de empresas.

  • Facilitar el acceso a los mercados de valores para empresas sólidas. Esto ayudará a fortalecer los balances de las empresas viables y al surgimiento de nuevos modelos comerciales que son esenciales para una recuperación sostenible y resiliencia a largo plazo.

  • Mejorar la gestión de los riesgos ambientales, sociales y de gobernanza, en particular mediante el desarrollo de marcos integrales para producir una divulgación relacionada con el clima consistente, comparable y confiable.

  • Asegurar que los marcos de insolvencia apoyen la recuperación y la resiliencia. Será fundamental contar con regímenes de insolvencia adecuados y coherentes en todas las jurisdicciones.

    Fuente: OECD 30 de junio de 2021

  • Miércoles, 30 de junio de 2021

    Ciencia en lenguas maternas de Chiapas

    • Hay ya 22 productos atractivos y lúdicos traducidos a tsotsil, ch’ol, tojol-ab’al, zoque y tseltal

    Acercar la ciencia a los hablantes de lenguas maternas del sureste mexicano es uno de los objetivos de la Dirección General de Divulgación de la Ciencia (DGDC) de la UNAM y de la Universidad Autónoma de Chiapas (UNACH).

    más de 25 por ciento de los chiapanecos habla una lengua materna; es decir, casi un millón 400 mil personas se comunican en algún idioma originario de ese estado, como tsotsil, ch’ol, tojol-ab’al, zoque y tseltal.

    Entre los primeros materiales de divulgación en lenguas originarias, producto del trabajo conjunto entre ambas universidades, se encuentra el video del proyecto Naturaleza titulado Lacandona, el cual fue producido por el entonces Departamento de Televisión de la DGDC (hoy Unidad de Producción Audiovisual). Una versión de este material está subtitulada al tsotsil; y otra está narrada en tseltal.

    Es un esfuerzo estupendo que sirve para compartir el orgullo de las personas que viven en esta selva y que deben repensar su relación con el medio ambiente.

    La colaboración cuenta con 22 productos que se han traducido a cinco lenguas maternas de Chiapas: tsotsil, ch’ol, tojol-ab’al, zoque y tseltal.

    Hay videos, infografías y un cartel sobre diversos temas, por ejemplo, sobre la Covid-19, la relevancia ecológica de los murciélagos, las incursiones de las mujeres en la ciencia, las vacunas, la astronomía maya y animales emblemáticos. “El siguiente paso será ir más allá de la traducción y trabajar en materiales especialmente diseñados para la población rural de Chiapas”.

     

    Fuente: UNAM junio de 2021

    Miércoles, 30 de junio de 2021

    México, de los países en desarrollo
    más resilientes en turismo: UNCTAD

  • De un grupo de 47 naciones, México registró una caída de 46% en captación de turistas extranjeros durante 2020, una afectación que sólo fue menor para los casos de Madagascar (-43%) y Laos (-17%); grandes potencias turísticas vieron un mayor descenso, como China (-88%).

    México mostró resiliencia en la llegada de turistas en 2020, siendo el tercero menos afectado dentro de una lista de 47 países en desarrollo seleccionados por la Conferencia de Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD). A tasa interanual, las llegadas de turistas a México registraron una caída de 46%, una afectación que sólo fue menor para los casos de Madagascar (-43%) y Laos (-17 por ciento).

    Por el contrario, grandes potencias turísticas vieron un mayor descenso en este indicador, como China (-88%), Egipto (-69%) e India (-54 por ciento).

    En América Latina, los desplomes también fueron significativos: Perú (-79%), Ecuador (-75%), Colombia (-72%) y Costa Rica (-6.8 por ciento).

    La Organización Mundial del Turismo (OMT) informó que los expertos en turismo no esperan volver a los niveles de llegada anteriores al Covid-19 hasta 2023 o más tarde.

    Según un informe de la UNCTAD, las principales barreras son las restricciones de viaje, la lenta contención del virus, la baja confianza de los viajeros y un entorno económico deficiente.

    El comienzo del año 2021 ha sido peor para la mayoría de los destinos, con un descenso global promedio de 88% en comparación con el nivel prepandémico, aunque el verano y el otoño del norte pueden ver una mejora significativa para algunos destinos, en particular para los domésticos y viajes regionales.

    Para la UNCTAD, es probable que los cruceros, que implican un confinamiento prolongado, sean menos populares. Los países en desarrollo que dependen de las llegadas de cruceros pueden necesitar diversificar sus industrias. La pandemia de Covid-19 ha sido una crisis económica y de salud con efectos devastadores en los países en desarrollo, especialmente los que dependen del turismo.

    A medida que los gobiernos han intentado proteger a sus poblaciones, se implementaron cierres, cuarentenas y restricciones importantes a la movilidad nacional e internacional. Esto, junto con la decisión de los consumidores de limitar los viajes internacionales, resultó en una fuerte contracción para el sector turístico con graves consecuencias económicas, particularmente en los países que dependen del sector.

    La OMT informa que casi todos los países han implementado restricciones de viaje de un tipo u otro, como prohibiciones de viaje, controles de visas y cuarentenas. Como resultado, en la racha más agobiante, el turismo internacional se suspendió casi por completo en abril y mayo de 2020.

    Fuente:EL ECONOMISTA 30 de junio de 2021

  • Miércoles, 30 de junio de 2021

    La economía mundial podría perder más de $ 4
    billones debido al impacto del COVID-19 en el turismo

    El desplome del turismo internacional debido a la pandemia de coronavirus podría provocar una pérdida de más de 4 billones de dólares en el PIB mundial para los años 2020 y 2021, según un informe de la UNCTAD.

    El informe, presentado conjuntamente con la Organización Mundial del Turismo de la ONU (OMT), dice que el turismo internacional y sus sectores estrechamente vinculados sufrieron una pérdida estimada de 2,4 billones de dólares en 2020 debido a los impactos directos e indirectos de una fuerte caída en las llegadas de turistas internacionales.

    Según el informe, el despliegue asimétrico de vacunas magnifica el golpe económico que ha sufrido el turismo en los países en desarrollo, ya que podrían representar hasta el 60% de las pérdidas del PIB mundial.

    Se espera un repunte del turismo internacional en la segunda mitad de este año, pero el informe de la UNCTAD aún muestra una pérdida de entre $ 1,7 billones y $ 2,4 billones en 2021, en comparación con los niveles de 2019.

    El informe evalúa los efectos económicos de tres posibles escenarios, todos reflejando reducciones en las llegadas internacionales, en el sector turístico en 2021.

    Según el informe, la reducción del turismo provoca un aumento del 5,5% en el desempleo de la mano de obra no calificada en promedio, con una alta variación del 0% al 15%, dependiendo de la importancia del turismo para la economía.

    El trabajo representa alrededor del 30% del gasto en servicios turísticos tanto en las economías desarrolladas como en desarrollo. Las barreras de entrada en el sector, que emplea a muchas mujeres y empleados jóvenes, son relativamente bajas.

    En julio del año pasado, la UNCTAD estimó que una paralización del turismo internacional de cuatro a 12 meses costaría a la economía mundial entre 1,2 billones y 3,3 billones de dólares, incluidos los costos indirectos.

    Según la OMT, las llegadas de turistas internacionales disminuyeron alrededor de mil millones o un 74% entre enero y diciembre de 2020. En el primer trimestre de 2021, el Barómetro OMT del Turismo Mundial apunta a una disminución del 88%.

    Los países en desarrollo han soportado la mayor parte del impacto de la pandemia en el turismo. Sufrieron las mayores reducciones en las llegadas de turistas en 2020, estimadas entre el 60% y el 80%.

    Las regiones más afectadas son Asia nororiental, Asia sudoriental, Oceanía, África del Norte y Asia Meridional, mientras que las menos afectadas son América del Norte, Europa Occidental y el Caribe.

    Fuente: UNCTAD 30 de junio de 2021

    Miércoles, 30 de junio de 2021

    La migración laboral crece de cinco millones a nivel mundial

  • Un nuevo informe de la OIT estima que entre 2017 y 2019 el número de migrantes internacionales ha incrementado de 164 millones a 169 millones.

    A nivel mundial, el número de trabajadores migrantes internacionales ascendió a 169 millones, un aumento de tres por ciento desde 2017, según las últimas estimaciones de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

    La proporción de trabajadores jóvenes migrantes (16-24 años) también aumentó, de casi dos por ciento, o 3,2 millones, desde 2017. Su número ascendió a 16,8 millones en 2019.

    El nuevo informe Estimaciones mundiales de la OIT sobre los trabajadores y las trabajadoras migrantes – Resultados y metodología , muestra que en 2019, los trabajadores migrantes internacionales representaron alrededor del cinco por ciento de la fuerza de trabajo mundial, convirtiéndolos en una parte integral de la economía mundial.

    Sin embargo, muchos trabajadores migrantes con frecuencia ocupan empleos temporales, informales o no protegidos, lo cual los expone a un riesgo mayor de inseguridad, despidos y el deterioro de las condiciones de trabajo. La crisis de COVID-19 ha agravado estas vulnerabilidades, sobre todo para las trabajadoras migrantes, ya que están sobrerrepresentadas en empleos mal remunerados y poco calificados, y tienen un acceso limitado a la protección social y menores oportunidades de acceso a los servicios de apoyo.

    Más de dos terceras partes de los trabajadores migrantes internacionales se concentran en los países de altos ingresos. De los 169 millones de trabajadores migrantes internacionales, 63,8 millones (37,7 por ciento) viven en Europa y Asia Central. Otros 43,3 millones (25,6 por ciento) viven en las Américas. Por consiguiente, Europa, Asia Central y las Américas albergan, conjuntamente, 63,3 por ciento de todos los trabajadores migrantes.

    La mayoría de los trabajadores migrantes – 99 millones – son hombres, mientras que 70 millones son mujeres.

    En calidad de trabajadoras migrantes, las mujeres enfrentan más obstáculos socioeconómicos y tienen mayores probabilidades de migrar como miembros de la familia acompañantes por razones distintas a la de buscar trabajo. Ellas pueden experimentar discriminación de género en el empleo y es posible que no tengan contactos con personas afines, lo cual dificulta el equilibrio entre la vida profesional y familiar en un país extranjero.

    El porcentaje de jóvenes entre los trabajadores migrantes internacionales ha aumentado, de 8,3 por ciento en 2017 a 10 por ciento en 2019. Este aumento probablemente está relacionado con las elevadas tasas de desempleo juvenil en los países en desarrollo. La gran mayoría de los trabajadores migrantes (86,5 por ciento) todavía está constituida por adultos jóvenes (25-64 años).

    Según el informe – que se concentra en el período 2017-2019 – 66,2 por ciento de los trabajadores migrantes se encuentra en el sector de los servicios, 26,7 por ciento en la industria y 7,1 por ciento en la agricultura. Sin embargo, subsisten importantes diferencias de género entre un sector y otro: Las trabajadoras migrantes están mayormente representadas en los servicios, lo cual puede ser explicado en parte por la creciente demanda de cuidadores, como en el sector de la salud y del trabajo doméstico. Los trabajadores migrantes están más representados en la industria.

    Fuente: OIT 30 de junio de 2021

  • Miércoles, 30 de junio de 2021

     

    México, en ruta hacia el consumo sostenible

    Cambiar la forma en que consumimos —desde la alimentación y la vivienda, hasta el transporte y el ocio— es indispensable para sanar al planeta. Sin embargo, para la gran mayoría de la población, las alternativas más sostenibles son limitadas, poco atractivas o inaccesibles.

    La Hoja de Ruta Rumbo a Estilos de Vida Sostenibles – Curso de Acción para el Desarrollo de un Consumo Responsable en México al 2030 presenta un plan estratégico para impulsar la ecologización del consumo.

    La guía, realizada en el marco de la iniciativa Impulsando el Consumo Sostenible en América Latina (ICSAL) del PNUMA, con financiamiento de la Comisión Europea, reúne el análisis de expertos nacionales e internacionales, quienes muestran el camino para fomentar estilos de vida más responsables, deseables, beneficiosos y accesibles para los ciudadanos de México.

    Fuentes Lara, y los ganadores de las otras dos ediciones del concurso, recibirán US$3.000 en asistencia técnica para ejecutar sus proyectos y participarán en un campamento virtual organizado por el Centro de Emprendimiento de la Universidad de los Andes, en Colombia, donde expertos en ecoinnovación les ayudarán en la implementación de sus ideas.

    El concurso en México recibió 50 propuestas de más de 100 estudiantes de licenciaturas y posgrados en 20 universidades. Un panel de expertos evaluó los proyectos, entre los cuales se incluyeron iniciativas como campañas de comunicación, bocetos de patentes, propuestas de ley y prototipos tecnológicos.

     

    ver documento “Rumbo a Estilos de Vida Sostenibles – Curso de Acción para el Desarrollo de un Consumo Responsable en México al 2030”

     

    Fuente: UNEP 30 de junio de 2021

     

    Miércoles, 30 de junio de 2021

    Balanza Comercial Total de Mercancías de México

    Cifras durante mayo de 2021

    El origen de la información oportuna de la balanza comercial total de mercancías de México es la estadística que integra y difunde el Grupo de Trabajo de Estadísticas de Comercio Exterior, conformado por el Banco de México, INEGI, SAT y la Secretaría de Economía.

    En este apartado pueden consultarse cifras del valor monetario de la balanza comercial total de mercancías de México, el saldo de la balanza, el monto de las exportaciones e importaciones con un corte temporal anual, mensual y acumulado al mes más reciente publicado por el Banco de México.

    En el quinto mes de 2021, las divisas obtenidas en exportaciones de bienes agropecuarios y pesqueros fue de 1,780 MDD, monto 5.0% mayor en comparación con el mes anterior (abril 2021) y 17.5% mayor, respecto del mismo mes del año previo.

    Las mercancías exportadas con incrementos significativos respecto del mismo mes de 2020 son: cítricos (91.6%), futas y frutos comestibles (48.3%), melón, sandía y papaya (36.3%), legumbres y hortalizas frescas (18.5%) y aguacate (16.9%). Por otra parte, las exportaciones de productos con disminuciones más relevantes son: café crudo en grano (27.1%) y ganado vacuno (18.2%).

    Las divisas generadas por las ventas de bienes agropecuarias y pesqueras en el periodo enero a mayo 2021 son de 9,040 MDD, las cuales son mayores en 435 MDD (5.1%), en relación con el mismo periodo de 2020.

    Con datos de enero a abril de 2021, las mercancías con mayores ventas al extranjero de bienes agropecuarios y pesquero son: aguacate (1,082 MDD), jitomate (855 MDD), pimiento (677 MDD), fresas frescas (501 MDD), ganado bovino en pie (279 MDD), cítricos (239 MDD), pepino (226 MDD), cebollas y ajos (192 MDD), melón, sandía y papaya (149 MDD), guayaba, mango y mangostanes (132 MDD), café sin tostar (131 MDD), camarón congelado (104 MDD), plátanos (97 MDD), algodón (77 MDD), maíz (59 MDD), garbanzo (44 MDD), trigo (43 MDD), miel natural de abeja (22 MDD), frijol (22 MDD), flores (20 MDD), uvas y pasas (15 MDD) y tabaco (10 MDD).

    El valor de las exportaciones agropecuarias y pesqueras en el mes de abril de 2021 fue de 1,696 MDD, monto 10.5% mayor en relación con el mismo mes del año previo; las mercancías exportadas con mayores incrementos son: tabaco (360.7%), flores (323.7%), miel natural de abeja (146.2%), camarón congelado (83.8%), cítricos (71.8%), guayaba, mango y mangostanes (68.0%), plátanos (30.4%), algodón (29.1%), fresas frescas (25.0%), uvas y pasas (17.1%), cebollas y ajos (13.2%), melón, sandía y papaya (11.0%), aguacate (9.1%), ganado bovino en pie (6.6%), pimiento (1.9%) y jitomate (0.4%). Por el contrario, las disminuciones más representativas se presentan en; trigo (70.5%), maíz (54.2%), café crudo en grano (22.3%), garbanzo (17.6%), pepino (15.5%) y frijol (7.1%).

    En el acumulado enero-abril 2021, las exportaciones agropecuarias y pesqueras fueron 7,261 MDD, monto mayor en 2.4% frente al mismo periodo del año anterior; las mercancías exportadas con incrementos son; miel natural de abeja (99.1%), flores (83.7%), cítricos (48.0%), guayaba, mango y mangostanes (47.4%), tabaco (30.6%), uvas y pasas (29.3%), fresas frescas (23.8%), cebolla y ajos (12.4%), plátano (10.2%), café crudo en grano (7.8%), melón, sandía y papaya (4.1%) y aguacate (0.2%). En contraste, las disminuciones más significativas son en: maíz (42.7%), trigo (41.8%), algodón (24.0%), garbanzo (19.5%), pepino (17.1%), frijol (14.7%), jitomate (7.7%), camarón congelado (3.8%), pimiento (3.0%) y ganado bovino en pie (0.8%).

    Las importaciones agropecuarias y pesqueras en el mes de abril 2021, fueron de 1,547 MDD, lo que implica un aumento de 48.3% en comparación con el mismo mes del 2020 (1,043 MDD), así mismo, en el periodo de enero a abril 2021, las importaciones son de 5,642 MDD, lo que representa un incremento de 32.2%, respectó del mismo periodo de 2020 (4,267MDD).

    Las exportaciones no petroleras de enero a mayo de 2021 (183,380 MDD), se integran por 170,590 MDD de exportaciones manufactureras, 9,040 MDD por la venta al exterior de bienes agropecuarios y pesqueros y 3,750 MDD de exportaciones extractivas, las cuales aportan 93.0%, 4.9% y 2.1%, respectivamente.

    Las divisas generadas por las exportaciones agropecuarias y pesqueras en el periodo enero a mayo 2021 (9,040 MDD), son menores en 10.1% a las generadas por exportaciones petroleras (10,055 MDD).

    Fuente: SIAP 29 de junio de 2021

    Martes, 29 de junio de 2021

    Reporte mensual de Precios Internacionales
    de productos agrícolas abril 2021

    Reporte gráfico que muestra la evolución de los precios físico y de futuro de los principales productos que se comercializan en el mercado internacional.

    Maíz blanco y amarillo (dólares/ton)

    El precio de maíz amarillo, puesto en el Golfo de Estados Unidos, mantiene la tendencia alcista, de modo que en abril de 2021 llegó a 266 dólares por tonelada, 80.9% más en comparativo anual y 8.0% más respecto al mes previo. El más reciente reporte del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA), correspondiente a mayo de 2021, mantiene su buena perspectiva para el ciclo de mercado 2020/21, ya que estima una producción mundial de maíz grano de 1,128.5 millones de toneladas, 1.0% más vs el ciclo de mercado anterior, en tanto que para 2021/22 proyecta un incremento anual de 5.4%. Estados Unidos, principal abastecedor del grano para México, podría llegar a 360.3 millones de toneladas cosechadas para el ciclo de mercado 2020/21, 4.1% más que en 2019/20. Los referentes futuros muestran tendencia a la baja, con una cotización de 224 dólares por tonelada para septiembre de 2021, es 14.2% menos vs el futuro de julio de 2021.

    Trigo suave (dólares/ton)

    Para abril de 2021 el comportamiento de los precios físicos y futuros de trigo grano de EE.UU. (invierno rojo, no. 2, suave) de exportación, en los puertos del Golfo, muestran cierta estabilidad
    respecto al mes previo, aunque, de cualquier manera, el físico se mantiene como el más alto en la serie disponible, desde enero de 2016. En abril de 2021 el físico cerró en 281 dólares por cada mil kilos, fue 26.9% más caro en comparativo anual y 3.2% por arriba del mes anterior. Los futuros a mayo de 2021, por su parte, son por 235 dólares la tonelada, es 15.5% menos comparado contra el físico de abril de 2021 y prácticamente se mantiene en el mismo nivel del futuro de septiembre de 2021.

    Sorgo amarillo (dólares/ton)

    El precio del sorgo amarillo de EE.UU. No. 2, cotizado F.O.B. en puertos del Golfo, parece imparable en su tendencia a la alza, iniciada desde mediados de junio de 2020, así en marzo de 2021 alcanza un nuevo máximo histórico, de 314 dólares por tonelada; son 14 dólares más por cada tonelada, comparado contra el mes anterior, y es 91.0% más alto que el del mismo mes de 2020.

    Frijol americano (dólares/ton)

    El precio de frijol negro, cotizado al mayoreo en North Dakota/Minnesota, EE.UU., para abril de 2021, continúa con su tendencia al alza, con una cotización de 1,666 dólares por tonelada, que dio lugar a un incremento anual de 74.9% que lo ubica como el mayor aumento para todos los meses de la serie
    disponible desde enero de 2016.

    El frijol pinto al mayoreo, ofertado en North Dakota/Minnesota, EE.UU., sigue la tendencia del frijol negro y, para abril de 2021, se cotizó en 2,303 dólares por tonelada, fue 90.0% mayor al del mismo mes de 2020.

    Soya amarilla (dólares/ton)

    Para abril de 2021 se mantiene la tendencia alcista del precio de la soya amarilla, iniciada en agosto de 2020, con una cotización de 559 dólares por tonelada, la cual fue 1.2% mayor a la de un mes antes y resultó 83.1% más cara en comparativo anual. La especulación en el precio de la soya se ha mantenido a pesar de que los estimados de mayo 2021, elaborados por el USDA, muestran suficiente oferta internacional, para el cierre del ciclo 2020/21, con 363 millones de toneladas, es 6.9% más que lo obtenido en el ciclo anterior. El USDA también mantiene un estimado optimista para la producción de China, con 19.6 millones de toneladas, 8.3% más que en el ciclo anterior, con un incremento de sólo 1.5% más en las importaciones, las cuales podrían cerrar en 10 millones de toneladas al terminar el ciclo 2020/21, de modo que tal hecho no debería ser excusa para el incremento en la cotización del insumo.

    Café verde (dólares/ton)

    Durante abril de 2021, el precio físico promedio de café verde, reportado como Indicador Compuesto de la Organización Internacional del Café (OIC), mantiene la tendencia alcista iniciada en septiembre de 2020, de modo que llega a 2,691 dólares por tonelada, con ello superó con 37 dólares al referente de un mes antes y creció 12.1% en comparativo anual. A pesar de dicho crecimiento, de abril de 2021, todavía resulta 6.4% menor al pico del mismo mes de 2017, cuando llegó a 2,875 dólares por tonelada. Además, la cotización de abril de 2021 es 18.6% menor al pico de octubre de 2016, el cual representa el nivel más alto de la serie disponible. Los futuros mantienen la tendencia alcista, sin llegar al pico de octubre de 2017, de modo que el futuro de mayo de 2021 es de 2,878 dólares por tonelada y resulta similar al físico observado en mismo mes de 2017, mientras que el futuro de julio de 2021 es de 2,919 dólares por cada mil kilos, con lo que queda 1.5% por arriba del valor señalado para el pico del físico de 2017.

    Algodón (dólares/ton)

    Al trazar una línea de tendencia del precio de algodón, iniciada desde enero de 2016, se tiene que las cotizaciones rondan los 1,815 dólares por tonelada, de modo que para abril de 2021 se observa un precio de dos mil dólares por tonelada, fue 42.8% mayor, comparado con mismo mes de 2022 y 0.8% menor, confrontado con el mes anterior. Los referentes futuros se encuentran alrededor de la cotización de la tendencia, con 1,844 dólares por tonelada para mayo de 2021 y 1,869 para julio de 2021. Así, los precios recientes, de abril 2021, muestran comportamiento estable y se encuentran por debajo del pico de mismo mes de 2018, el cual llegó a 2,034 dólares por cada mil kilos.

    Azúcar (dólares/ton)

    En abril de 2021 el precio físico con comportamiento más estable fue el asociado al
    contrato 11, con un incremento anual de 1.1%, seguido del contrato 16 que subió 18.4% y con el mayor aumento fue el C5, con 37.1%. Las cotizaciones futuras, por su parte, observaron comportamientos más estables, con precios que se mantienen cercanos a los 350 dólares por tonelada, para el C11, 690 dólares para el C16 y alrededor de los 454 dólares para el C5.

    Arroz (dólares/ton)

    El precio físico del arroz blanco pulido, grano largo, de Tailandia, cotizado FOB en el Puerto de Bangkok, llegó a 495 dólares por tonelada en abril de 2021, fue 12.2% menor en comparativos anuales, no se observaba un comportamiento negativo anual desde junio de 2019. Además, la cotización de abril de 2021 cayó 7.4% respecto al mes anterior, comportamiento similar al del mes anterior

    Los futuros de arroz blanco de Tailandia muestran comportamiento moderado a la baja, con un referente de 457.50 dólares por tonelada para los contratos a junio de 2021, lo cual representa una caída de 0.9%, respecto al futuro del mes anterior.

    Fuente: SIAP 29 de junio de 2021

    Martes, 29 de junio de 2021

    Expectativas de Producción Agropecuaria y Pesquera

    Cifras durante mayo 2021

    La expectativa de producción nacional agropecuaria y pesquera para 2021 es de 227.8 millones de toneladas, superior 3.6% a lo registrado en 2020. Por subsector los pronósticos son positivos (todos aumentan): el agrícola 3.8, el pecuario 2.0 y el pesquero 1.3 por ciento.

    En comparación con 2020, la perspectiva es la siguiente: el agrícola aumentará siete millones 367 mil toneladas, mientras que el pecuario incrementará 476 mil toneladas y la pesquera crecerá 23 mil 499 toneladas.

    Comportamiento por subsector

  • Agrícola: 7 millones 367 toneladas más (3.8%)
  • Pecuario: 476 mil toneladas más (2.0%)
  • Pesquero: 23 mil 499 toneladas más (1.3%)
  • Análisis de la Balanza Comercial Agroalimentaria de México enero 2021

    Por octavo año consecutivo al mes de abril de 2021, la Balanza Comercial Agropecuaria y Agroindustrial tiene superávit: fue de 3,604 millones de dólares (MDD).

    Es el cuarto mayor saldo positivo en 27 años (desde 1995); derivado de 14,914 MDD de exportaciones y 11,311 MDD de importaciones.

    La dinámica que presentan las exportaciones de bienes agroalimentarios y el nivel alcanzado permitió al país obtener divisas que superan a las conseguidas por:

  • Remesas en 251 MDD. (1.7%)

  • Venta de productos petroleros en 7,131 MDD (91.6%) y

  • Turismo extranjero en 10,669 MDD (251.3%).

    A abril de 2021, la Balanza Comercial No Petrolera cerró con un superávit de 8,284 MDD.

    Comportamiento de la balanza agroalimentaria, enero-abril 2021

    Balanza Agropecuaria y Agroindustrial: superávit de 3,604 MDD.

    Las mercancías que contribuyen significativamente al superávit de la balanza agroalimentaria de México por sus saldos positivos son:

    Balanza de bienes agrícolas

    En el primer cuatrimestre de 2021, el superávit fue de 1,741 MDD, este saldo es resultado de exportaciones 35.7% mayores a las importaciones. El saldo disminuyó 40.5% (1,185 MDD), en relación con 2020, debido a que las exportaciones crecieron en 140 MDD (2.2%), mientras que las importaciones se incrementaron en mayor medida 37.3% (1,325 MDD).

    Balanza de bienes agroindustriales

    A abril de 2021, se registra un superávit de 1,985 MDD, periodo en el que las exportaciones fueron 35.0% mayores a las importaciones. El saldo aumentó 10.8% (194 MDD), respecto de 2020, resultado del incremento de las exportaciones en 886 MDD, es decir, 13.1%, y de las importaciones en 692 MDD (13.9%).

    Balanza de bienes pesqueros

    En los primeros cuatro meses de 2021, se presenta un superávit de 31 millones de dólares, debido a que lo exportado es 11.9% mayor respecto de lo importado. Las ventas al exterior crecieron en 13.3% (35 MDD), mientras que las compras en 38.0% (73 MDD), en relación con el mismo periodo de 2020.

    Balanza de bienes ganaderos y apícolas:

    En el primer cuatrimestre de 2021, el déficit fue de 153 MDD, no obstante es 18 millones de dólares menor que el saldo negativo reportado en similar periodo de 2020 (172 MDD). Si bien el comercio total disminuyó 28 millones 743 mil dólares (3.3%), al pasar de 881 millones dólares en 2020 a 852 millones de dólares en 2021. El déficit de la balanza se debe a que las importaciones fueron 43.9% mayores que las exportaciones a abril de 2021, la disminución en el saldo es debido a que las compras al exterior disminuyeron en 23 MDD (4.4%) respecto de 2020,mientras que las ventas al mercado externo en 5 MDD (1.5%). Los productos más adquiridos en el mercado externo son: quesos y requesón con 187 MDD, huevos de ave con y sin cascarón 89 MDD, leche de bovino 47 MDD, mantequilla 33 MDD y ganado bovino en pie 25 MDD, estos productos representan 75.7% del total importado (503 MDD) en los cuatro primeros meses de 2021.

    Fuente: SIAP 28 de junio de 2021

  • Lunes, 28 de junio de 2021