CEIEG.


Archivo de la categoría "Información en otros sitios"

Miércoles, 19 de enero de 2022

La inversión extranjera directa mundial repuntó con
fuerza en 2021, pero la recuperación es muy desigual

  • Las nuevas estimaciones de la UNCTAD muestran que la financiación de infraestructuras ha aumentado debido a los paquetes de estímulo de recuperación, pero la actividad de inversión en nuevas instalaciones sigue siendo débil en todos los sectores industriales.

    Los flujos mundiales de inversión extranjera directa (IED) mostraron un fuerte repunte en 2021, un 77 % más hasta un valor estimado de 1,65 billones de dólares, desde 929 000 millones de dólares en 2020, superando su nivel anterior a la COVID-19, según el Monitor de Tendencias de Inversión de la UNCTAD

    Las economías desarrolladas experimentaron el mayor aumento con diferencia, con una IED que alcanzó un estimado de $777 mil millones en 2021, tres veces el nivel excepcionalmente bajo de 2020, según muestra el informe.

    Los flujos de IED en las economías en desarrollo aumentaron un 30% a casi $ 870 mil millones, con una aceleración del crecimiento en Asia oriental y sudoriental (+20%), una recuperación a niveles cercanos a la pandemia en América Latina y el Caribe, y un repunte en Asia occidental.

    Del aumento total de los flujos mundiales de IED en 2021 ($ 718 mil millones), más de $ 500 mil millones, o casi las tres cuartas partes, se registraron en economías desarrolladas. Las economías en desarrollo, especialmente los países menos adelantados (PMA), experimentaron un crecimiento de recuperación más modesto.

    El informe dice que la confianza de los inversores es sólida en los sectores de infraestructura (consulte la figura anterior), respaldada por condiciones favorables de financiamiento a largo plazo, paquetes de estímulo de recuperación y programas de inversión en el extranjero.

    Los acuerdos internacionales de financiación de proyectos aumentaron un 53 % en número y un 91 % en valor, con aumentos considerables en la mayoría de las regiones de ingresos altos y en Asia y América Latina y el Caribe.

    Por el contrario, la confianza de los inversores en la industria y las cadenas de valor mundiales sigue siendo débil. Los anuncios de proyectos de inversión greenfield se mantuvieron prácticamente planos (-1% en número, +7% en valor). La cantidad de nuevos proyectos en industrias intensivas en cadenas de valor globales (CGV), como la electrónica, se redujo aún más.

    En otras tendencias sectoriales, la actividad de inversión totalmente nueva se mantiene un 30 % por debajo de los niveles previos a la pandemia en promedio en todos los sectores industriales. Solo el sector de la información y la comunicación (digital) se ha recuperado por completo.

    La IED en los Estados Unidos, la economía anfitriona más grande, aumentó en un 114% a $ 323 mil millones, mientras que las fusiones y adquisiciones transfronterizas casi triplicaron su valor a $ 285 mil millones.

    La IED en la Unión Europea aumentó un 8%, pero los flujos en las economías más grandes se mantuvieron muy por debajo de los niveles previos a la pandemia.

    China vio un récord de $ 179 mil millones en entradas, un aumento del 20%, impulsado por una fuerte IED en servicios, mientras que Brasil vio que la IED se duplicó a $ 58 mil millones desde un nivel bajo en 2020, pero las entradas se mantuvieron justo por debajo de los niveles previos a la pandemia.

    La recuperación de los flujos de inversión en sectores relevantes para los ODS en las economías en desarrollo, que sufrieron significativamente durante la pandemia con caídas de dos dígitos en casi todos los sectores, sigue siendo frágil.

    El número de proyectos de inversión relevantes para los ODS en las economías en desarrollo aumentó solo un 11 %. Las energías renovables y los servicios públicos siguen siendo los sectores de mayor crecimiento, especialmente a través de la financiación de proyectos internacionales.

    La perspectiva para la IED global en 2022 es positiva, según el informe. Es poco probable que se repita la tasa de crecimiento de rebote de 2021.

    La tendencia subyacente (neto de flujos de conducto, transacciones únicas y flujos financieros intraempresariales) permanecerá relativamente moderada, como en 2021. La financiación de proyectos internacionales en los sectores de infraestructura seguirá proporcionando un impulso de crecimiento, proyecta el informe.

    La duración prolongada de la crisis sanitaria con sucesivas nuevas oleadas de la pandemia sigue siendo un importante riesgo a la baja.

    Otros riesgos importantes, incluidos los cuellos de botella laborales y de la cadena de suministro, los precios de la energía y las presiones inflacionarias, también afectarán los resultados.

    Fuente: UNCTAD 19 de enero de 2022

  • Miércoles, 19 de enero de 2022

    Nuevo centro de la OCDE para impulsar la
    transparencia en el tratamiento fiscal de la ayuda exterior

    La OCDE lanzó un nuevo centro digital para mejorar la transparencia en torno a la tributación de la ayuda al desarrollo al presentar los enfoques adoptados por los países donantes participantes para reclamar exenciones fiscales sobre bienes y servicios financiados por la asistencia oficial para el desarrollo (AOD).

    El tratamiento fiscal de la ayuda: Digital Transparency Hub compara las políticas sobre cómo se grava la AOD de 12 miembros del Comité de Asistencia para el Desarrollo (CAD) de la OCDE, que voluntariamente proporcionaron detalles sobre sus enfoques fiscales de la ayuda exterior. Los miembros participantes incluyen a Australia, la Comisión Europea, Francia, Grecia, Hungría, Japón, Países Bajos, Noruega, Polonia, España, Suecia y Estados Unidos. Su objetivo es ayudar tanto a los países donantes como a los receptores a aclarar el estado fiscal de la AOD, que totalizó USD 161 000 millones en 2020.

    Tanto la AOD como la forma en que se grava son clave para el bienestar económico y social de los países en desarrollo y proporcionan recursos cruciales para que estos países aborden la crisis actual de COVID-19. El grupo de expertos Ferdi ha estimado que las exenciones para la ayuda a proyectos pueden representar hasta el 2-3% del PIB en algunos países en desarrollo.

    La AOD de los 12 países que participan en el Centro representa más del 50 % de la AOD bilateral bruta en 2020. El tratamiento fiscal de la AOD es un tema activo para muchos donantes, ya que cuatro países han revisado recientemente su política de ayuda al desarrollo y tres donantes adicionales actualmente planean o realizar una revisión.

    En la reunión de alto nivel del CAD de esta semana, los miembros discutieron las palancas para fortalecer la movilización de recursos nacionales como una prioridad de alto nivel a la luz de los impactos duraderos de COVID-19 en el financiamiento para el desarrollo sostenible. Si bien los ingresos nacionales representan la mayor fuente de financiación para el desarrollo sostenible, muchos países en desarrollo luchan por recaudar suficientes ingresos fiscales. En África, la relación promedio de impuestos a PIB fue del 16,6 % en 2019 , menos de la mitad de la relación de los países de la OCDE (33,8 %). Tras el estallido de la crisis de la COVID-19, la ayuda exterior de los donantes oficiales alcanzó un máximo histórico en 2020, y la AOD representó más de dos tercios de la financiación externa para los países menos adelantados.

    El centro se actualizará periódicamente y todos los demás donantes están invitados a participar. Complementa el trabajo realizado por los socios de la OCDE en la Plataforma para la Colaboración en Materia Fiscal, incluida la ONU, que publicó directrices sobre el tratamiento fiscal de los proyectos de ayuda de gobierno a gobierno en abril de 2021.

    Fuente: OECD 19 de enero de 2022

    Miércoles, 19 de enero de 2022

    Los flujos mundiales de IED
    superaron en 2021 los niveles pre Covid-19

  • Los flujos globales de Inversión Extranjera Directa registraron un crecimiento interanual de 77% en 2021, hasta un estimado de 1.65 billones de dólares, informó la Conferencia de Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD).

    Las economías desarrolladas experimentaron el mayor aumento, con una IED que alcanzó 777,000 millones de dólares en 2021, tres veces el nivel excepcionalmente bajo de 2020.

    En Europa, más de 80% del aumento en los flujos se debió a grandes cambios en las economías de conducto (Irlanda, Luxemburgo, Países Bajos y Suiza).

    Mientras tanto, las entradas en los Estados Unidos se duplicaron con creces, y el aumento se explica en su totalidad por un aumento en las fusiones y adquisiciones transfronterizas.

    Los flujos de IED en las economías en desarrollo aumentaron 30%, a casi 870,000 millones de dólares, con una aceleración del crecimiento en el este y sudeste de Asia (+20%), una recuperación a niveles cercanos a la pandemia en América Latina y el Caribe, y un repunte en Asia Occidental.

    Del aumento total de los flujos mundiales de IED en 2021 (718,000 millones de dólares), más de 500,000 millones, o casi las tres cuartas partes, se registró en las economías desarrolladas.

    Las economías en desarrollo, especialmente los países menos adelantados (PMA), experimentaron un crecimiento de recuperación más modesto.

    Hacia adelante, las perspectivas para la IED mundial en 2022 son positivas, según la UNCTAD.

    Sus proyecciones consideran que la financiación de proyectos internacionales en los sectores de infraestructura seguirá proporcionando un impulso de crecimiento.

    La duración prolongada de la crisis sanitaria con sucesivas nuevas oleadas de la pandemia sigue siendo un importante riesgo a la baja.

    Otros riesgos importantes, incluidos los cuellos de botella laborales y de la cadena de suministro, los precios de la energía y las presiones inflacionarias, también afectarán los resultados.

    Fuente:EL ECONOMISTA 19 de enero de 2022

  • Miércoles, 19 de enero de 2022

    Tasas de desempleo

  • La tasa de desempleo en el área de la OCDE cae aún más al 5,5% en noviembre de 2021

    la tasa mensual de desempleo en el área de la OCDE cayó al 5,5 % en noviembre de 2021, desde el 5,7 % de octubre, extendiendo la tendencia de reducción de las tasas de desempleo por séptimo mes consecutivo. Sin embargo, se mantuvo 0,2 puntos porcentuales por encima de la tasa previa a la pandemia registrada en febrero de 2020. El número de trabajadores desempleados en toda el área de la OCDE también siguió cayendo, en 1,1 millones, alcanzando los 36,9 millones, que todavía estaba 1,5 millones por encima de la tasa previa a la pandemia.

    La tasa de desempleo en el área de la OCDE disminuyó tanto entre las mujeres (a 5,8%, desde 5,9% en octubre) como entre los hombres (a 5,3%, desde 5,5%). Para los más jóvenes (de 15 a 24 años), cayó levemente a 11,8% desde 11,9% en octubre y se mantuvo 0,3 puntos porcentuales por encima de su nivel previo a la pandemia.

    La zona del euro también registró una disminución de la tasa de desempleo por séptimo mes consecutivo en noviembre (hasta el 7,2 %, desde el 7,3 % en octubre), con descensos de 0,3 puntos porcentuales o más en Austria (hasta el 5,3 %, desde el 5,7 % en octubre), Lituania (al 6,0 %, desde el 6,5 %) y España (al 14,1 %, desde el 14,4 %). Por el contrario, aumentó en 0,3 puntos porcentuales, hasta el 7,3 %, en Letonia.

    En noviembre, la tasa de desempleo cayó 0,4 puntos porcentuales o más en Australia (a 4,6%, de 5,2% en octubre), Canadá (a 6,0%, de 6,7%), Colombia (a 12,5%, de 13,0%), el República Checa (a 2,2%, de 2,6%), Israel (a 4,5%, de 4,9%) y Estados Unidos (a 4,2%, de 4,6%). También disminuyó, en menor medida, en Corea (a 3,1%, de 3,2%) y México (a 3,8%, de 3,9%), mientras que aumentó levemente en Japón (a 2,8%, de 2,7%). Datos más recientes muestran que en diciembre la tasa de desempleo se redujo aún más en Canadá (al 5,9%) y Estados Unidos . (al 3,9%).

    La caída en la tasa de desempleo del área de la OCDE en comparación con el pico de abril de 2020 debe interpretarse con cautela, ya que refleja en gran medida el regreso de los trabajadores despedidos temporalmente en los Estados Unidos y Canadá , donde se registran como desempleados, a diferencia de la mayoría. otros países, incluidos los estados miembros europeos, donde están registrados como empleados. Además, los cambios metodológicos en la Encuesta de población activa de la UE desdibujan la comparación de varios países de la Unión Europea entre diciembre de 2020 y los meses posteriores. Además, la tasa de desempleo puede ocultar una holgura adicional en el mercado laboral, ya que algunas personas desempleadas pueden estar “fuera de la fuerza laboral”, ya sea porque no pueden buscar trabajo activamente o porque no están disponibles para trabajar.

    En noviembre (o en el último período disponible), las tasas de desempleo estaban por debajo del nivel previo a la pandemia en Australia, Chile, Francia, Italia, Corea, Lituania, Países Bajos, Nueva Zelanda, Portugal y Turquía.

    Fuente: OECD 18 de enero de 2022

  • Lunes, 17 de enero de 2022

    La OIT rebaja las previsiones de
    recuperación del mercado laboral para 2022

  • La edición más reciente del informe de la OIT, Perspectivas sociales y del empleo en el mundo: Tendencias 2022 advierte de una recuperación lenta e incierta debido a la persistencia de los efectos de la pandemia en los mercados de trabajo del mundo.

    La Organización Internacional del Trabajo (OIT) ha rebajado sus previsiones para la recuperación del mercado laboral en 2022, y proyecta un déficit en horas trabajadas a nivel mundial equivalente a 52 millones de puestos de trabajo a tiempo completo con respecto al cuarto trimestre de 2019. La estimación anterior para todo el año realizada en mayo de 2021 proyectaba un déficit de 26 millones de puestos de trabajo a tiempo completo.

    Según la publicación de la OIT Perspectivas sociales y del empleo en el mundo 2022(Tendencias 2022), aunque esta última proyección supone una mejora con respecto a la situación de 2021, sigue siendo casi un 2 por ciento inferior al número de horas trabajadas antes de la pandemia a escala mundial.

    Las previsiones indican que el desempleo mundial se mantendrá por encima de los niveles anteriores al coronavirus hasta 2023 como mínimo. Se estima que en 2022 se situará en 207 millones de personas desocupadas, en comparación con los 186 millones de 2019. El informe de la OIT advierte también de que el efecto general en el empleo es significativamente mayor al representado en estas cifras, pues muchas personas han abandonado la fuerza de trabajo. Según las proyecciones, en 2022 la tasa mundial de participación en la fuerza de trabajo se mantendrá 1,2 punto porcentual por debajo de la de 2019.

    El informe advierte de las marcadas diferencias de los efectos de la crisis entre grupos de trabajadores y entre países. Dichas diferencias están agudizando las desigualdades en los países y entre ellos, y debilitando el entramado económico, financiero y social de casi todas las naciones, independientemente de su nivel de desarrollo. Es probable que se necesiten años para reparar este daño, y podría haber consecuencias a largo plazo sobre la participación en la fuerza de trabajo, los ingresos de los hogares y la cohesión social y, posiblemente, sobre la cohesión política.

    Los efectos se dejan sentir en los mercados laborales de todas las regiones del mundo, pero los patrones de recuperación entre ellas son muy divergentes. En Europa y América del Norte se observan los indicios de recuperación más alentadores, y el panorama más negativo corresponde a Asia Sudoriental y América Latina y el Caribe. A nivel nacional, la recuperación del mercado de trabajo más fuerte se observa en los países de ingreso alto, mientras que las economías de ingreso mediano-bajo son las que salen peor paradas.

    Según el informe, el efecto desproporcionado de la crisis sobre el empleo femenino se mantendrá en los próximos años. Por su parte, a largo plazo, el cierre de instituciones de educación y formación tendrá “un efecto dominó” para los jóvenes, en particular para quienes no tienen acceso a Internet.

    Tendencias 2022 incluye proyecciones exhaustivas sobre el mercado de trabajo para 2022 y 2023. Ofrece evaluaciones de cómo se ha desarrollado la recuperación del mercado laboral en todo el mundo, refleja las diferentes estrategias nacionales para recuperarse de la pandemia y analiza los efectos en diferentes grupos de trabajadores y sectores de la economía.

    El informe de la OIT indica que, al igual que en crisis anteriores, en algunos casos, el empleo temporal sirvió para amortiguar el impacto de la pandemia. Mientras muchos puestos de trabajo temporales se liquidaban o no se renovaban, otros alternativos se creaban, incluso para trabajadores que habían perdido un puesto permanente. En promedio, la incidencia del trabajo temporal no varió.

    Tendencias 2022 ofrece también un resumen de recomendaciones de política fundamentales destinadas a crear una recuperación de la crisis plenamente inclusiva, centrada en las personas, tanto en el ámbito nacional como internacional.

    Fuente: OIT 17 de enero de 2022

  • Lunes, 17 de enero de 2022

    Indicadores principales compuestos (CLI), enero 2022

  • El crecimiento económico puede desacelerarse en varias economías importantes

    El fuerte repunte del crecimiento desde la profundidad de la crisis económica relacionada con el COVID-19 en 2020 podría moderarse pronto en varias de las principales economías, según los últimos indicadores compuestos (CLI) de la OCDE.

    Los CLI, que son impulsados ​​por factores como los libros de pedidos, los indicadores de confianza, los permisos de construcción, las tasas de interés a largo plazo, las matriculaciones de automóviles nuevos y muchos más , son indicadores cíclicos diseñados para anticipar las fluctuaciones en la actividad económica durante los próximos seis a nueve meses.

    Los CLI de la OCDE en noviembre y diciembre de 2021 señalaron el acercamiento de un pico de crecimiento posterior a la pandemia y los CLI más recientes sugieren que el pico ya ha pasado en varias economías importantes.

    Entre las principales economías de la OCDE, se observa una caída en el impulso en los últimos CLI para Canadá , Alemania , Italia y el Reino Unido . En Japón y la zona del euro en su conjunto, los CLI señalan un crecimiento estable, aunque el pico de los indicadores también ha pasado. En los Estados Unidos, el CLI también indica un crecimiento estable, aunque el nivel del CLI ahora está por debajo de su tendencia a largo plazo. En Francia, parece que se prevé un crecimiento estable en torno a la tendencia.

    Entre las principales economías de la OCDE, se observa una caída en el impulso en los últimos CLI para Canadá , Alemania , Italia y el Reino Unido . En Japón y la zona del euro en su conjunto, los CLI señalan un crecimiento estable, aunque el pico de los indicadores también ha pasado. En los Estados Unidos, el CLI también indica un crecimiento estable, aunque el nivel del CLI ahora está por debajo de su tendencia a largo plazo. En Francia, parece que se prevé un crecimiento estable en torno a la tendencia.

    Entre las principales economías de mercados emergentes, el CLI de Rusia continúa aumentando, aunque ahora han surgido signos de moderación del crecimiento. El CLI para China (sector industrial) continúa apuntando a una pérdida de impulso y ahora ha caído por debajo de su tendencia a largo plazo. En India , CLI continúa anticipando un crecimiento estable, mientras que en Brasil la indicación es ahora de una fuerte desaceleración del crecimiento.

    Las incertidumbres persistentes de la pandemia de COVID-19 en curso, especialmente por el impacto de la variante Omicron en los indicadores mensuales recientes, pueden dar lugar a fluctuaciones más altas de lo habitual en el CLI y sus componentes. Como tal, los CLI deben interpretarse con cuidado en este momento y su magnitud debe considerarse como una indicación de la fuerza de la señal, en lugar de una medida precisa del crecimiento anticipado de la actividad económica.

    Fuente: OECD 17 de enero de 2022

  • Lunes, 17 de enero de 2022

    Registra balanza comercial agroalimentaria
    superávit de seis mil 333 millones de dólares

  • Los productos nacionales con mayor valor de exportación fueron la cerveza, con cinco mil 81 millones de dólares; tequila y mezcal, con dos mil 976 millones de dólares, y aguacate, con dos mil 791 millones de dólares.

    Al mes de noviembre de 2021, la balanza comercial agroalimentaria del país (agropecuaria y agroindustrial) alcanzó un superávit de seis mil 333 millones de dólares, informó la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural.

    Resaltó que, por séptimo año consecutivo, al mes referido la balanza comercial presentó un superávit que fue resultado de 40 mil 289 millones de dólares de ventas al exterior (que rebasan el total alcanzado en todo 2020) y 33 mil 956 millones de dólares de importaciones. El valor de las exportaciones agroalimentarias de México se ubicó como el más alto reportado en 29 años.

    En el caso de superávit, se trata del tercer mayor saldo positivo en 27 años, de acuerdo con datos del Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera (SIAP).

    Con base en cifras del Banco de México (Banxico), en los primeros once meses del año pasado el comercio total agroalimentario de México con sus socios comerciales alcanzó 74 mil 246 millones de dólares. El 54.3 por ciento correspondió a las ventas realizadas por nuestro país.

    A su vez, la balanza agropecuaria y pesquera para dicho periodo presentó un saldo positivo de mil 24 millones de dólares, con ventas por 17 mil 809 millones de dólares y compras del exterior por 16 mil 785 millones de dólares, pese a un mayor aumento en estas últimas.

    En el rubro de productos agroindustriales, las exportaciones alcanzaron 22 mil 481 millones de dólares y las importaciones 17 mil 172 millones de dólares, resultando así un superávit comercial de cinco mil 309 millones de dólares en el lapso enero-noviembre de 2021.

    Las bebidas, hortalizas y frutas fueron los principales grupos de exportación, ya que concentraron más del 61 por ciento del total, con 23, 19 y 19 por ciento de participación, respectivamente.

    De manera específica, las exportaciones de productos agropecuarios y pesqueros con mayor crecimiento respecto a igual periodo de 2020 fueron: Moluscos, con 139.90 por ciento; miel natural de abeja, 81.48 por ciento; flores y capullos para adornos, 79.27 por ciento; partes de plantas, sin flor ni capullos, 41.78 por ciento, y tabaco en rama, 38.64 por ciento.

    En cuanto a productos agroindustriales, registraron el mayor crecimiento las ventas al exterior de: carne y despojos de aves de corral, con 200.60 por ciento, aceite de soya, 123.80 por ciento; sopas, potajes o caldos, 49.91 por ciento; aceite de girasol, cártamo, algodón, 42.69 por ciento y aguas y refrescos, con 34.43 por ciento.

    En tanto, los productos nacionales con mayor valor de exportación fueron la cerveza, con cinco mil 81 millones de dólares; tequila y mezcal, con dos mil 976 millones de dólares, y aguacate, con dos mil 791 millones de dólares.

    La Secretaría de Agricultura anotó que más del 57 por ciento de las importaciones se concentró en cuatro grupos: cereales, con 21 por ciento; cárnicos, con 15 por ciento; semillas y frutos oleaginosos, con 15 por ciento, y lácteos, huevos y miel, con 6.0 por ciento.

    Fuente: SADER 16 de enero de 2022

  • Jueves, 13 de enero de 2022

    América Latina y el Caribe
    desacelerará su crecimiento a 2,1% en 2022

    La región de América Latina y el Caribe desacelerará su ritmo de crecimiento en 2022 a 2,1%, luego de crecer 6,2% promedio el año pasado, según nuevas proyecciones entregadas por la CEPAL. Esta desaceleración sucede en un contexto de importantes asimetrías entre los países desarrollados, emergentes y en desarrollo sobre la capacidad de implementar políticas fiscales, sociales, monetarias, de salud y vacunación para una recuperación sostenible de la crisis desatada por la pandemia de COVID-19.

    Así lo señala la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) en su informe anual Balance Preliminar de las Economías de América Latina y el Caribe 2021.

    Según el reporte, la región enfrenta un 2022 muy complejo: persistencia e incertidumbre sobre la evolución de la pandemia, fuerte desaceleración del crecimiento, se mantienen la baja inversión, productividad y lenta recuperación del empleo, persistencia de los efectos sociales provocados por la crisis, menor espacio fiscal, aumentos en las presiones inflacionarias y desequilibrios financieros.

    De acuerdo con la CEPAL, el crecimiento de 2,1% promedio esperado refleja una alta heterogeneidad entre países y subregiones: El Caribe crecerá 6,1% (excluyendo Guyana), América Central crecerá 4,5%, mientras que América del Sur lo hará en 1,4%. En tanto, en 2021 la región mostró un crecimiento superior al esperado, promediando un 6,2%, gracias a la baja base de comparación que constituyó el año 2020, la mayor movilidad y el favorable contexto externo.

    Según el Balance Preliminar 2021, estimaciones muestran que las economías avanzadas crecerían 4,2% en 2022 y serían las únicas que retomarían este año la trayectoria de crecimiento prevista antes de la pandemia. Las economías emergentes, por su parte, tendrían un crecimiento de 5,1% en 2022 pero recién retomarían la trayectoria de crecimiento prevista antes de la pandemia en el año 2025. En 2021, 11 países de América Latina y el Caribe lograron recuperar los niveles de PIB previos a la crisis. En 2022 se agregarían otros tres, con lo que se alcanzaría un total de 14 países de los 33 que conforman la región.

    Es central que la combinación de políticas monetarias y fiscales prioricen estímulos al crecimiento junto con la contención de la inflación, agrega la CEPAL. Ello requiere utilizar políticas macroeconómicas coordinadas y el uso de todos los instrumentos a disposición, para priorizar adecuadamente los desafíos del crecimiento con la estabilidad monetaria-financiera.

    En materia de empleo, durante el año pasado este se recuperó a una menor velocidad que la actividad económica: un 30% de los empleos perdidos en 2020 aún no se recuperaban en 2021. Asimismo, se acentuó la desigualdad entre hombres y mujeres, lo que refleja la sobrecarga del cuidado sobre las mujeres y el menor dinamismo de sectores que concentran el empleo femenino, como los servicios. Para 2022, CEPAL proyecta una tasa de desocupación de 11,5% para las mujeres -levemente inferior al 11,8% anotada en 2021, pero aún muy superior al 9,5% existente antes de la pandemia en 2019-, mientras que para los hombres la desocupación sería de 8,0% este año, casi igual a la de 2021 (8,1%), pero todavía muy por encima del 6,8% anotado en 2019.

    El informe también aborda uno de los temas económicos más preocupantes en la actualidad a nivel regional y mundial: el alza de precios de los productos y servicios. En 2021 se registraron presiones inflacionarias en la mayoría de los países de la región, lideradas por aumentos en los alimentos y la energía (la inflación llegó al 7,1% promedio a noviembre, excluyendo a Argentina, Haití, Surinam y Venezuela), y se espera que estas persistan en 2022. Los bancos centrales anticipan que los niveles de inflación se mantendrán por encima del rango meta establecido, aunque tenderán a converger a estos hacia finales de 2022, o comienzos de 2023. Nuevamente el precio de la energía y de los alimentos en los mercados internacionales, así como la evolución del tipo de cambio, serán fundamentales para explicar la dinámica futura de los precios.

    La CEPAL recalca que la inflación es un fenómeno multicausal, por lo que las autoridades monetarias deben seguir utilizando el amplio espectro de instrumentos (monetarios, cambiarios y macroprudenciales) con los que cuenta, más allá de la tasa de interés, para enfrentar las presiones inflacionarias sin menoscabar los impulsos por recuperar el crecimiento y el empleo y alcanzar un crecimiento sostenible, inclusivo e igualador, señala el documento.

    De igual forma, el organismo de las Naciones Unidas destaca que es crucial aumentar los niveles de recaudación y mejorar la estructura tributaria para dar sostenibilidad fiscal a una trayectoria creciente de demandas de gasto. Los desafíos que presenta 2022, entre ellos el menor crecimiento económico, los riesgos de mayores tasas de interés, depreciaciones cambiarias y posibles deterioros en las calificaciones crediticias soberanas, complejizan el manejo de la política fiscal. Por ello se requiere una mirada estratégica del gasto público que vincule demandas de corto plazo con inversiones de largo plazo y que contribuya al cierre de brechas sociales. Además se debe ampliar el espacio fiscal mediante la eliminación de la evasión tributaria (que llega a los US$ 325.000 millones, 6,1% del PIB regional), consolidar el impuesto a la renta a personas físicas y corporaciones, extender el alcance de impuestos sobre el patrimonio y la propiedad, establecer impuestos a la economía digital, ambientales y relacionados con problemas de salud pública, y revisar y actualizar de forma progresiva las regalías por la explotación de recursos no renovables.

    En otro ámbito, el financiamiento para el desarrollo es también clave para apoyar los espacios de política y la inversión. Es necesario ampliar y redistribuir la liquidez desde los países desarrollados hacia los países en desarrollo; fortalecer los bancos de desarrollo; reformar la arquitectura de la deuda internacional; proporcionar a los países un conjunto de instrumentos innovadores destinados a aumentar la capacidad de reembolso de la deuda y evitar el endeudamiento excesivo; e integrar las medidas de liquidez y de reducción de la deuda a una estrategia de resiliencia encaminada a construir un futuro mejor.

    Fuente: CEPAL 12 de enero de 2022

    Jueves, 13 de enero de 2022

    Cerveza, tequila y aguacate, los agroproductos
    mexicanos más demandados en Estados Unidos

  • De enero a noviembre de 2021, el valor total de las exportaciones agroalimentarias mexicanas a Estados Unidos ascendió a 35 mil 275 millones de dólares, lo que representa un incremento de 15 por ciento comparado con el mismo periodo del año anterior.

    La Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural informó que en el periodo enero-noviembre de 2021, la cerveza, el tequila y el aguacate se ubicaron como los principales agroproductos mexicanos de exportación al mercado de Estados Unidos.

    Detalló que, a noviembre de 2021, el valor de exportación de la cerveza se situó en cuatro mil 479 millones de dólares, lo que significó un alza de 17 por ciento en comparación con los tres mil 819 millones de dólares registrados en el mismo lapso durante 2020; en términos de volumen, el alza fue de 13 por ciento.

    Las ventas de tequila al mercado estadounidense sumaron tres mil 350 millones de dólares en el lapso de referencia, un aumento de 41 por ciento respecto a los dos mil 370 millones de dólares del periodo enero-noviembre de 2020, mientras que en volumen se observó un incremento de 15 por ciento, indicó con base en datos del Departamento de Comercio y Buró de Censos de Estados Unidos.

    El valor de las exportaciones de aguacate a dicho país aumentó 20 por ciento en los primeros 11 meses del año pasado respecto a igual lapso de 2020, al pasar de dos mil 066 millones de dólares a dos mil 487 millones de dólares. En volumen el alza fue de nueve por ciento.

    De enero a noviembre de 2021, el valor total de las exportaciones agroalimentarias mexicanas a Estados Unidos ascendió a 35 mil 275 millones de dólares, lo que representa un incremento de 15 por ciento comparado con el mismo periodo del año anterior.

    El segmento de bebidas alcohólicas y vinagres registra un incremento acelerado de 25 por ciento, tanto en valor como en volumen, y se ha consolidado como el más importante en valor, por encima de los segmentos de frutas y hortalizas.

    Las exportaciones de frutas a Estados Unidos reportaron de enero a noviembre un alza de 17 por ciento, impulsado por incrementos en el valor de las exportaciones de arándano azul o blueberries (52 por ciento), limón (32 por ciento), fresa (30 por ciento) y aguacate (20 por ciento), entre otras.

    Las exportaciones de frutas congeladas también continúan al alza, incluyendo la frambuesa congelada (94 por ciento en valor y 36 por ciento en volumen), fresa congelada (25 por ciento en valor y 18 por ciento en volumen) y otras frutas congeladas (14 por ciento en valor y nueve por ciento en volumen).

    De enero a noviembre el crecimiento del volumen de las exportaciones de hortalizas se aceleró a ocho por ciento. Entre las hortalizas que registraron incrementos más significativos se encuentran la cebolla (26 por ciento), lechuga (20 por ciento), pimiento (15 por ciento) y espárrago (14 por ciento).

    Fuente: SADER 12 de enero de 2022

  • Miércoles, 12 de enero de 2022

    Valor de la canasta alimentaria, diciembre 2021

    El valor de la Línea de Pobreza Extrema por Ingresos (canasta alimentaria) urbana pasó de $1,713.89 (diciembre de 2020) a $1,901.66 (diciembre de 2021), incrementó 11.0%, mientras que el valor de la Línea de Pobreza Extrema por Ingresos (canasta alimentaria) rural pasó de $1,306.48 (diciembre de 2020) a $1,463.43 (diciembre de 2021), incrementó 12.0%.

    Respecto a la variación mensual, el valor de la Línea de Pobreza Extrema por Ingresos (canasta alimentaria) urbana pasó de $1,879.04 (noviembre de 2021) a $1,901.66 (diciembre de 2021), incrementó 1.2%, mientras que el valor de la Línea de Pobreza Extrema por Ingresos (canasta alimentaria) rural pasó de $1,447.57 (noviembre de 2021) a $1,463.43 (diciembre de 2021), incrementó 1.1%.

    Fuente: CONEVAL 11 de enero de 2022

    Miércoles, 12 de enero de 2022

    Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC)

    Cifras durante diciembre de 2021

    A tasa anual (diciembre 2021 vs mismo mes de 2020), el subíndice de alimentos, bebidas y tabaco que representa 30% del INPC se incrementó 10.7%, es el mayor al aumento observado en 2020 cuando fue de 5.8%, y mayor al registrado para el INPC general que fue de 7.4% (en 2020 el incremento del INPC general fue de 3.2% y en 2019 de 2.8%). El incremento anual del INPC general es el más alto desde hace 21 años (en el año 2000 fue de 9.0%), mientras que los de alimentos, bebidas y tabaco, así como el de alimentos, son los más elevados desde hace 23 años (en 1998 fueron de 22.0% cada uno). En la variación mensual (diciembre 2021 vs noviembre del mismo año) el INPC general incrementó 0.4%, el de alimentos, bebidas y tabaco; y el de alimentos aumentaron 0.5% cada uno. Como ya se ha señalado por parte del SIAP, la situación en el contexto mundial no es muy diferente, ya que la FAO reportó que su Índice de Precios de Alimentos, en octubre de 2021, fue 31.4% mayor al de un año antes y es el más alto, comparado con los anuales, para la serie disponible desde 2003.

    El aumento en el precio de los energéticos fue determinante para el comportamiento del INPC general, se observan aumentos anuales de 22.1% en la gasolina de alto octanaje, en la de bajo octanaje (14.0%), gas doméstico LP (6.9%) y gas natural 28.4 por ciento. Mientras que el costo de electricidad tuvo un incremento anual de 5.9 por ciento.

    En la composición del INPC, los productos agrícolas representan 5.1% y los pecuarios 6.6 por ciento. Los agrícolas con mayor participación en el índice son jitomate, “papa y otros tubérculos”, frijol y manzana.

    En noviembre 2021, el aumento en la cotización de jitomate, se asocia con la producción obtenida de 325 mil 42 toneladas, 10.9% menor comparada con mismo mes del año anterior (364 mil 816 toneladas).

    La producción de frijol, en noviembre 2021, fue de 442 mil 488 toneladas, representa un aumento de 24.5%, en comparación con noviembre del año anterior (355 mil 435 toneladas) que refiere 87 mil 52 toneladas más, contribuyendo a que el precio de la leguminosa disminuya.

    En el penúltimo mes de 2021, la producción de arroz fue de 80 mil 98 toneladas, representa un incremento de 2.7 veces mayor en comparación con octubre del mismo año (29 mil 836 toneladas) lo que contribuye a que el precio del cereal disminuya.

    Por lo que se refiere a productos pecuarios, la mayoría registraron incremento en sus precios al consumidor: carne de res 15.5%, carne de porcino 12.5%, carne de pollo 8.7%, “leche pasteurizada y fresca” 8.0% y huevo 3.7 por ciento.

    Al cierre de noviembre de 2021, la cotización de la carne en canal de bovino aumentó 3.3%, al compararse con similar mes de 2020, cuando se cotizó en 70.39 pesos por kilogramo. El precio de carne de cerdo, en canal, fue de 46.80 pesos por kilogramo, que representa un incremento de 3.3% respecto de noviembre de 2020, cuando se cotizó en 45.29 pesos por kilogramo. El precio de carne de pollo en canal fue de 35.35 pesos por kilo, 1.4% mayor al mismo mes del año pasado. El litro de leche se pagó en la zona de producción a 7.10 pesos, 3.6% mayor a noviembre de 2020. Por su parte, el precio pagado al productor de huevo aumentó 1.9%, comparado con el mismo mes de 2020.

    La producción estimada de huevo, al cierre de 2021, indica que se obtendrán tres millones de toneladas de la proteína, 0.5% más comparado con lo generado el año anterior. Además, se espera que la producción de carne de pollo en canal llegue a 3.7 millones de toneladas en el país, 2.4% mayor a la obtenida en 2020.

    En conjunto la carne de res, pollo, cerdo y huevo tienen una participación de 5.0% en el INPC.

    Fuente: SIAP 11 de enero de 2022

    Martes, 11 de enero de 2022

    Precios al consumidor

  • La inflación en el área de la OCDE sigue aumentando hasta el 5,8 % en noviembre de 2021, la tasa más alta en 25 años

    la inflación en el área de la OCDE aumentó al 5,8% en los 12 meses hasta noviembre de 2021, en comparación con el 5,2% en octubre y solo el 1,2% en noviembre de 2020, alcanzando la tasa más alta desde mayo de 1996.

    El aumento fue especialmente marcada en los Estados Unidos, donde año tras año, la inflación pasó del 6,2% en octubre hasta el 6,8% en noviembre, la tasa más alta desde junio de 1982.

    En la zona del euro , la inflación también aumentó fuertemente al 4,9% en noviembre, desde el 4,1% de octubre y menos el 0,3% del año anterior, aunque se mantuvo por debajo del conjunto del área de la OCDE.

    Los precios de la energía se dispararon un 27,7 % en el área de la OCDE en el año hasta noviembre, más de tres puntos porcentuales (pp) más que en octubre (24,3 %) y la tasa más alta desde junio de 1980.

    La inflación de los precios de los alimentos en el área de la OCDE repuntó con fuerza al 5,5% en noviembre, frente al 4,6% de octubre.

    Excluidos los alimentos y la energía, la inflación interanual de la OCDE aumentó de forma más moderada, hasta el 3,8 %, en comparación con el 3,5 % de octubre, aunque contribuyó significativamente a la inflación general en varias economías grandes.

    Fuente: OECD 11 de enero de 2022

  • Martes, 11 de enero de 2022

    El crecimiento mundial se desacelerará hasta el 2023

  • La propagación de las variantes de la COVID‑19, junto con la inflación, la deuda y la desigualdad, intensifica la incertidumbre.

    Tras el fuerte repunte registrado en 2021, la economía mundial está entrando en una pronunciada desaceleración en medio de las nuevas amenazas derivadas de las variantes de la COVID‑19 y el aumento de la inflación, la deuda y la desigualdad de ingresos, lo que podría poner en peligro la recuperación de las economías emergentes y en desarrollo, según la edición más reciente del informe Perspectivas económicas mundiales, que publica el Banco Mundial. Se espera que el crecimiento mundial se desacelere notablemente, del 5,5 % en 2021 al 4,1 % en 2022 y al 3,2 % en 2023, a medida que la demanda reprimida se disipe y vaya disminuyendo el nivel de apoyo fiscal y monetario en todo el mundo.

    La rápida propagación de la variante ómicron indica que probablemente la pandemia continuará afectando la actividad económica en el corto plazo. Asimismo, la marcada desaceleración de las principales economías (tales como los Estados Unidos y China) pesará sobre la demanda externa en las economías emergentes y en desarrollo. En un momento en que los gobiernos de muchos países en desarrollo carecen de espacio macroeconómico para apoyar la actividad si fuera necesario, los nuevos brotes de COVID‑19, la persistencia de las presiones inflacionarias y de los cuellos de botella en las cadenas de suministro, así como la elevada vulnerabilidad financiera en numerosas partes del mundo, podrían aumentar el riesgo de un aterrizaje brusco.

    La desaceleración coincidirá con la ampliación de la divergencia entre las tasas de crecimiento de las economías avanzadas y las de las emergentes y en desarrollo. Se espera que, en las economías avanzadas, el crecimiento disminuya del 5 % en 2021 al 3,8 % en 2022 y al 2,3 % en 2023, un ritmo que, si bien más lento, será suficiente para restablecer las tendencias previas a la pandemia en la producción y la inversión. En las economías emergentes y en desarrollo, en cambio, se espera que el crecimiento caiga del 6,3 % en 2021 al 4,6 % en 2022 y al 4,4 % en 2023. Para ese año, las economías avanzadas habrán logrado recuperar por completo su producción; no obstante, en las emergentes y en desarrollo, esta se mantendrá un 4 % por debajo de la tendencia anterior a la pandemia. Para muchas economías vulnerables, el revés será aún mayor: la producción de las economías frágiles y afectadas por conflictos se ubicará un 7,5 % por debajo de la tendencia previa a la pandemia, y la de los pequeños Estados insulares será un 8,5 % más baja.

    La versión más reciente del informe Perspectivas económicas mundiales contiene secciones analíticas en las que se exponen nuevas observaciones sobre tres obstáculos que pueden impedir una recuperación duradera en las economías en desarrollo. En la primera sección, referida a la deuda, se compara la iniciativa internacional implementada recientemente para abordar la deuda insostenible en las economías en desarrollo (el Marco Común del Grupo de los Veinte [G‑20]) con otras iniciativas coordinadas anteriores que tenían como objetivo facilitar el alivio de la deuda. Tras observar que la COVID‑19 llevó la deuda mundial total al nivel más alto en medio siglo, aun en un contexto de creciente complejidad en el paisaje de los acreedores, en el informe se concluye que las futuras iniciativas coordinadas de alivio de la deuda tendrán más dificultades para lograr el éxito. Si se aplican al Marco Común del G‑20 las enseñanzas extraídas de reestructuraciones pasadas, se puede mejorar su eficacia y evitar las deficiencias que presentaron las iniciativas anteriores.

    En la segunda sección analítica se examinan las consecuencias de los ciclos de auge y caída de los precios de los productos básicos en las economías emergentes y en desarrollo, la mayoría de las cuales dependen en gran medida de la exportación de dichos productos. En el informe se observa que estos ciclos fueron particularmente intensos en los últimos dos años, cuando los precios colapsaron con la llegada de la COVID‑19 y luego aumentaron de forma abrupta, en algunos casos hasta alcanzar máximos históricos durante el año pasado. Es probable que la evolución de la macroeconomía mundial y los factores que determinan la oferta de productos básicos continúen dando lugar a estos ciclos de auge y caída. En el caso de muchos productos básicos, tales ciclos pueden verse amplificados por las fuerzas del cambio climático y la transición energética dirigida a eliminar los combustibles fósiles. El análisis también muestra que, desde la década de 1970, los momentos de auge de los precios de los productos básicos han sido en general más marcados que las caídas, lo que puede dar lugar a oportunidades significativas para lograr un crecimiento más fuerte y sostenible en los países exportadores de estos productos, siempre que apliquen políticas disciplinadas durante los períodos de auge para sacar provecho de las ganancias inesperadas.

    En la tercera sección analítica del informe se examina el impacto de la COVID‑19 en la desigualdad en el mundo. Se señala que la pandemia ha aumentado la desigualdad de ingresos a nivel mundial, revirtiendo en parte la disminución que se había logrado en las dos décadas anteriores. También ha intensificado la desigualdad en muchas otras esferas de la actividad humana: en la disponibilidad de vacunas, en el crecimiento económico, en el acceso a la educación y la atención de la salud, y en la escala de la pérdida de empleo y de ingresos, que ha sido mayor entre las mujeres y los trabajadores poco calificados e informales. Esta tendencia puede dejar cicatrices duraderas: por ejemplo, las pérdidas de capital humano causadas por las interrupciones en la educación pueden transmitirse de una generación a otra.

    Fuente: UNCTAD 11 de enero de 2022

  • Lunes, 10 de enero de 2022

    Los precios mundiales de los alimentos bajan en diciembre

  • El índice de referencia de la FAO sobre los precios de los productos alimenticios en 2021 se situó en un promedio marcadamente superior al de 2020

    Los precios mundiales de los alimentos bajaron ligeramente en diciembre a consecuencia de una notable caída de los precios internacionales de los aceites vegetales y el azúcar desde sus elevados niveles previos, según ha comunicado hoy la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

    El índice de precios de los alimentos de la FAO se situó en diciembre en un promedio de 133,7 puntos, lo que supone un descenso del 0,9 % respecto de noviembre, pero todavía un 23,1 % más que en diciembre de 2020. El índice refleja la variación mensual de los precios internacionales de los productos alimenticios más comercializados. Únicamente el subíndice relativo a los productos lácteos registró una subida mensual en diciembre.

    En lo que respecta a 2021 en su conjunto, calculando los promedios de todo el año, el índice de precios de los alimentos de la FAO alcanzó un promedio de 125,7 puntos, lo que representa un 28,1 % más que el año anterior.

    El índice de precios de los cereales de la FAO descendió un 0,6 % desde noviembre, al disminuir las cotizaciones del trigo para exportación como resultado de un aumento de los suministros tras las cosechas en el hemisferio sur que compensó con creces la subida de los precios del maíz, sostenidos por la fuerte demanda y la preocupación suscitada por la persistente sequedad en el Brasil. No obstante, en lo que respecta a todo el año, el índice de precios de los cereales de la FAO alcanzó su nivel anual más elevado desde 2012 y un promedio un 27,2 % más alto que en 2020, con una subida del 44,1 % en el caso del maíz y del 31,3 % en el caso del trigo, pero una bajada del 4,0 % en el caso del arroz.

    El índice de precios de los aceites vegetales de la FAO disminuyó un 3,3 % en diciembre, con cotizaciones más débiles de los aceites de palma y girasol a consecuencia de la débil demanda mundial de importaciones, que puede estar ligada a la preocupación por los efectos del aumento del número de casos de enfermedad por coronavirus (COVID-19). En lo que respecta a 2021 en su conjunto, el índice de precios de los aceites vegetales de la FAO alcanzó el nivel más elevado de todos los tiempos, con un aumento del 65,8 % desde 2020.

    El índice de precios del azúcar de la FAO descendió un 3,1 % desde noviembre, alcanzando el nivel más bajo en cinco meses, a raíz de la preocupación por los posibles efectos de la variante ómicron de la COVID-19 en la demanda mundial, así como del debilitamiento del real brasileño y la bajada de los precios del etanol. En lo que respecta a 2021 en su conjunto, el índice de precios del azúcar de la FAO subió un 29,8 % respecto del año anterior y alcanzó su nivel más elevado desde 2016.

    Si bien el índice de precios de la carne de la FAO se mantuvo en general estable en diciembre, en lo que respecta a 2021 en conjunto su valor fue un 12,7 % más alto que en 2020.

    El índice de precios de los productos lácteos de la FAO fue el único subíndice que aumentó en diciembre, con una subida del 1,8 % respecto del mes anterior, debido al aumento de las cotizaciones internacionales de la mantequilla y las leches en polvo por efecto de una reducción de la producción lechera en Europa occidental y Oceanía. Los precios del queso descendieron ligeramente, de resultas de la preferencia de los productores de lácteos de Europa occidental. En 2021, el índice de precios de los productos lácteos de la FAO registró un promedio un 16,9 % más alto que en 2020.

    Fuente: FAO 06 de enero de 2022

  • Lunes, 10 de enero de 2022

    Índice de Volumen Físico (IVF)

    Cifras durante noviembre de 2021

    Presenta un análisis de la evolución real de la producción agropecuaria nacional, por entidad federativa y por cultivo y productos pecuarios. Es un documento de periodicidad mensual

    Cifras desestacionalizadas

    En noviembre de 2021, con cifras desestacionalizadas, el IVF agropecuario fue
    1.4% mayor en relación con el mes anterior, y a tasa anual aumentó 5.4%, los
    incrementos anuales, registrados en 2018 y 2020 fueron de 2.9 y 4.4%,
    respectivamente, mientras que en 2019 se registró decremento de 5.0 por
    ciento.

    Cifras tradicionales

    En noviembre de 2021, con cifras desestacionalizadas, el IVF agropecuario fue 1.4% mayor en relación con el mes anterior, y a tasa anual aumentó 5.4%, los incrementos anuales, registrados en 2018 y 2020 fueron de 2.9 y 4.4%, respectivamente, mientras que en 2019 se registró decremento de 5.0 por ciento.

    El Índice de Volumen Físico Agropecuario, calculado de manera tradicional para noviembre de 2021, registró un incremento anual de 5.2 por ciento.

    El componente agrícola del índice registró aumentó de 6.8%, mientras que el pecuario incrementó 2.6 por ciento.

    Productos agropecuarios con mayor participación en el valor constante del IVF

    Los productos cíclicos con mayor participación en el valor real del IVF agropecuario son: maíz grano (20.6%), sorgo grano (5.2%), chile verde (3.9%), jitomate (3.8%), frijol (3.5%), trigo grano (3.4%), papa (3.3%) y maíz forrajero (2.4%), mientras que los cultivos perennes que destacan son: caña de azúcar (9.0%), aguacate (5.2%) y alfalfa verde (4.2%). En conjunto representan 64.6% del valor de la producción agrícola. De los cultivos citados, en noviembre de 2021, maíz grano, sorgo grano, frijol, papa, maíz forrajero y alfalfa verde, tuvieron aumento, en comparativos anuales, en su valor real.

    Los bienes pecuarios con mayor participación en el valor real del IVF agropecuario son: carne en canal de ave, bovino, porcino, leche de bovino y huevo, que contribuyen con 97.4% del valor de la producción pecuaria.

    La producción de carne en canal de ave, tuvo un incremento anual de 9.2% en Veracruz, pasó de 37 mil 384 toneladas en el penúltimo mes de 2020 a 40 mil 831 toneladas en noviembre de 2021; la entidad federativa generó 12.9% de la producción del país.

    Agrícola

    En noviembre de 2021, la cosecha de cultivos cíclicos más importantes del país fue de 19.4 millones toneladas, lo que representa 14.2% más que lo recolectado en mismo mes del año anterior. De cultivos perennes se obtuvieron cinco millones de toneladas, 5.2% menos que en 2020.

    Por cultivo, destacan:

    El aumento del volumen de producción de maíz forrajero fue de 13.8%, significa 699 mil 74 toneladas más en relación con el mismo mes del año pasado.

    Pecuario

    El componente del IVF pecuario, en noviembre 2021, aumentó 2.6% a tasa anual, derivado de incrementos en la producción de carne en canal de ave y bovino, así como leche de bovino y huevo.

    Por bien pecuario destacan:

    El volumen de producción de carne en canal de ave fue de 315 mil 546 toneladas, cifra 2.7% mayor a la obtenida en el mismo mes de 2020.

    Con un volumen de 270 mil 884 toneladas, la oferta de huevo aumentó 2.0% en comparación con el mismo periodo del año pasado.

    Fuente: SIAP 03 de enero de 2022

    Lunes, 10 de enero de 2022

    Balanza Comercial Total de Mercancías de México

    Cifras durante noviembre de 2021

    El origen de la información oportuna de la balanza comercial total de mercancías de México es la estadística que integra y difunde el Grupo de Trabajo de Estadísticas de Comercio Exterior, conformado por el Banco de México, INEGI, SAT y la Secretaría de Economía.

    En este apartado pueden consultarse cifras del valor monetario de la balanza comercial total de mercancías de México, el saldo de la balanza, el monto de las exportaciones e importaciones con un corte temporal anual, mensual y acumulado al mes más reciente publicado por el Banco de México.

    En el décimo primer mes de 2021, las divisas obtenidas en exportaciones de bienes agropecuarios y pesqueros fue de 1,820 MDD, monto 21.9% mayor respecto del mismo mes del año previo (1,492 MDD) y 22.6% superior en comparación con el mes anterior (octubre 2021: 1,485 MDD).

    En noviembre de 2021, el valor de las exportaciones agropecuarias y pesqueras es el más alto reportado en 29 años (desde 1993).

    Las mercancías exportadas con incrementos significativos, frente al mismo mes de 2020 son: aguacate (48.5%), pescados crustáceos y moluscos (46.4%), frutas y frutos comestibles (20.8%), pimiento (10.1%) y legumbres y hortalizas frescas (7.8%). Por otra parte, las exportaciones de productos con las disminuciones más relevantes son: camarón congelado (8.3%) y jitomate (0.1%).

    Las divisas generadas por las ventas de bienes agropecuarias y pesqueras en el periodo enero a noviembre 2021 son de 17,809 MDD, las cuales son mayores en 1,242 MDD (7.5%), en relación con el mismo periodo de 2020 (16,567 MDD).

    Con datos de enero a octubre de 2021, las mercancías con mayor venta al extranjero de bienes agropecuarios y pesquero son: aguacate (2,513 MDD), jitomate (1,860 MDD), pimiento (1,230 MDD), cítricos (648 MDD), fresas frescas (606 MDD), ganado bovino en pie (565 MDD), pepino (504 MDD), almendras, nueces, pistaches (503 MDD), guayaba, mango y mangostanes (483 MDD), coles (464 MDD), melón, sandía y papaya (431 MDD), cebollas (379 MDD), uvas y pasas (331 MDD), lechugas, achicorias escarola, endibia (316 MDD), café sin tostar (307 MDD), plátanos (233 MDD), pescado fresco o refrigerado excepto filete (186 MDD), camarón congelado (175 MDD), garbanzo (153 MDD), maíz (147 MDD), trigo duro (123 MDD), algodón (119 MDD), moluscos (115 MDD) y miel natural de abeja (113 MDD).

    El valor de las exportaciones agropecuarias y pesqueras en el mes de octubre de 2021, fue de 1,485 MDD; monto 4.7% superior frente al mismo mes del año previo (1,418 MDD); las mercancías exportadas con mayor incremento son: moluscos (449.4%), ajo (323.7%), semillas, frutos y esporas, para siembra (197.8%), frijol común (131.2%), miel natural de abeja (96.6%), cacahuates (63.6%), café sin tostar (61.4%), aguacates (38.9%), trigo duro (36.7%), pescado congelado excepto filete (28.4%), flores y capullos para adornos (25.4%), esquejes e injertos (23.0%), pimento (13.2%), pescado fresco o refrigerado excepto filete (12.5%), coles (12.4%), almendras, nueces, pistaches (10.0%), partes de plantas, sin flor ni capullos (7.4%), garbanzos (5.3%), cítricos (2.5%) y pepino (0.6%). Por el contrario, las disminuciones más representativas se observan en; maíz (77.8%), fresas frescas (60.6%), tabaco en rama (55.3%), algodón (54.0%), camarón congelado (44.5%), crustáceos, excepto camarón congelado (32.8%), melón, sandía y papaya, frescos (29.2%), ganado bovino en pie (27.3%), guayaba, mango y mangostanes (12.3%), plátanos (10.0%), jitomate (5.3%), cebolla (0.9%) y uvas y pasas (0.5%).

    En el acumulado enero-octubre 2021, las exportaciones agropecuarias y pesqueras fueron de 15,989 MDD, monto 6.1% mayor frente al mismo periodo del año anterior (15,075 MDD); las mercancías exportadas con incremento son; sorgo grano (1,016.0%), moluscos (115.5%), flores y capullos para adornos (81.8%), miel natural de abeja (77.5%), partes de plantas, sin flor ni capullos (43.6%), pescado fresco o refrigerado excepto filete (40.0%), tabaco (38.9%), cítricos (38.0%), fresas frescas (28.3%), pescado congelado excepto filete (22.8%), ajo (21.2%), cacahuates (19.6%), garbanzos (18.6%), crustáceos, excepto camarón congelado (18.0%), uvas y pasas (17.8%), esquejes e injertos (17.5%), coles (13.7%), guayaba, mango y mangostanes (12.3%), aguacate (8.9%), semillas, frutos y esporas, para siembra (8.5%), cebolla (6.7%), pimento (4.9%), melón, sandía y papaya (4.8%), pepino (2.9%) y plátano (1.3%) En contraste, las disminuciones más significativas son en: maíz (36.6%), algodón (33.0%), camarón congelado (26.3%), ganado bovino en pie (22.1%), trigo duro (20.2%), frijol (16.0%), habas de soya (12.4%), jitomate (4.5%), café crudo en grano (1.2%) y almendras, nueces, pistaches (0.1%).

    Las importaciones agropecuarias y pesqueras en el mes de octubre 2021, fueron de 1,679 MDD; 36.7% más que en el mismo mes de 2020 (1,229 MDD), así mismo, en el periodo de enero a octubre 2021, las importaciones son de 15,137 MDD, lo que representa un incremento de 44.4%, respecto del mismo periodo de 2020 (10,482 MDD).

    Las exportaciones no petroleras de enero a noviembre de 2021 (420,408 MDD), se integran por 393,844 MDD de exportaciones manufactureras, 17,809 MDD por la venta al exterior de bienes agropecuarios y pesqueros y 8,756 MDD de exportaciones extractivas, las cuales aportan 93.7%, 4.2% y 2.1%, respectivamente.

    Fuente: SIAP 03 de enero de 2022

    Martes, 21 de diciembre de 2021

    Los matrimonios y las uniones infantiles, tempranos y
    forzados son una realidad en América Latina y el Caribe

  • Una de cada cuatro niñas y adolescentes en la región contrajo matrimonio por primera vez o mantenía una unión temprana antes de cumplir los 18 años, según nueva publicación.

    “Los matrimonios y las uniones infantiles, tempranos y forzados (MUITF) son una realidad en América Latina y el Caribe, a pesar de su falta de visibilidad”, plantea una publicación del Grupo de trabajo del Programa Conjunto Interinstitucional para Poner Fin al Matrimonio Infantil y a las Uniones Tempranas en América Latina y el Caribe, integrado por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) y la Entidad de las Naciones Unidas para la Igualdad de Género y el Empoderamiento de las Mujeres (ONU Mujeres).

    El matrimonio infantil es una violación a los derechos humanos de los niños, niñas y adolescentes, que afecta desproporcionadamente y de manera persistente a las niñas. Eliminar esta práctica nociva es una meta por cumplir en la región, central para lograr la igualdad de género y el desarrollo sostenible, enfatiza la CEPAL.

    Una de cada cuatro niñas y adolescentes en América Latina y el Caribe contrajo matrimonio por primera vez o mantenía una unión temprana antes de cumplir los 18 años. Su prevalencia en la región no ha variado en los últimos 25 años, y sin acciones e inversiones, América Latina y el Caribe (ALC) tendrá, para el año 2030, el porcentaje más elevado de matrimonio infantil, por detrás únicamente de África Subsahariana, alerta el documento Los matrimonios y uniones infantiles, tempranos y forzados: prácticas nocivas profundizadoras de la desigualdad de género en América Latina y el Caribe.

    El matrimonio infantil se encuentra prohibido actualmente en nueve países de América Latina y en dos del Caribe, en concordancia con los estándares internacionales. El último país en legislar esta prohibición fue República Dominicana en enero de 2021. Sin embargo, 13 países de la región todavía permiten el matrimonio a partir de los 16 años con autorización de los padres, los representantes legales o de un juez. Más preocupante aún es la situación en seis países de la región donde está permitido casarse antes de los 16 años por motivos calificados, según el documento.

    Los MUITF, apunta el estudio, “constituyen fenómenos complejos relacionados con desigualdades de género, violencia, pobreza, abandono escolar, embarazo adolescente y marcos legales inadecuados y políticas públicas limitadas o inexistentes, que ponen en riesgo el presente y futuro de las niñas y las adolescentes”.

    De acuerdo con el documento, los MUITF son causa y consecuencia de una limitada autonomía física, económica y en la toma de decisiones para las mujeres y afectan de manera desproporcionada a niñas y adolescentes de zonas rurales y hogares en situación de pobreza y con menos acceso a la educación. En algunos países, la pertenencia a pueblos indígenas también se relaciona significativamente con una mayor prevalencia.

    Las niñas y adolescentes casadas o en uniones duplican como mínimo la cantidad de horas de tiempo dedicado al trabajo no remunerado –incluyendo el trabajo doméstico y el tiempo dedicado a los cuidados-, en relación con sus pares niños o adolescentes casados o en unión, y llegan hasta quintuplicar (Ecuador, Guatemala) y hasta octuplicar (República Dominicana) la carga horaria. En tres países con información disponible (Colombia, Guatemala y México), las niñas y adolescentes casadas o unidas dedican más de 40 horas semanales a este tipo de trabajo, lo que se acerca a una jornada laboral completa.

    Los matrimonios infantiles y las uniones tempranas exponen a las niñas a embarazos en la adolescencia. Las cifras para la región indican que la mayoría de las mujeres que contrajeron matrimonio durante su niñez dio a luz antes de cumplir 18 años; 8 de cada 10 lo hicieron antes de cumplir los 20 años y la mayoría de estos embarazos fue no deseado, según el estudio que busca ser un aporte para cumplir los compromisos asumidos por los gobiernos en la meta 5.3.1 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y en la agenda global y regional de género.

    La existencia de algunas iniciativas y programas públicos es insuficiente frente a la gravedad y consecuencias de esta problemática; más aún, se registran muy pocos avances en la generación de políticas públicas adecuadas e integrales y con asignación presupuestaria, que erradiquen esta práctica nociva. El estudio plantea una serie de recomendaciones tales como impulsar el compromiso político al más alto nivel; visibilizar la situación de los MUITF; rendir cuentas sobre los compromisos asumidos en esta materia; continuar avanzando en los cambios de los marcos legales; garantizar el acceso de niñas y adolescentes a la educación gratuita, universal, sensible al género y culturalmente apropiada, sin ningún tipo de discriminación; romper el silencio estadístico, y asegurar la participación significativa de las niñas y adolescentes, integrando sus ideas y experiencias en programas y políticas públicas.

    Fuente: CEPAL 20 de diciembre de 2021

  • Lunes, 20 de diciembre de 2021

    La OCDE publica las reglas modelo del segundo pilar para la
    implementación nacional del impuesto mínimo global del 15%

    La OCDE publicó reglas detalladas para ayudar en la implementación de una reforma histórica del sistema tributario internacional, que garantizará que las Empresas Multinacionales (EMN) estén sujetas a una tasa impositiva mínima del 15% a partir de 2023.

    Las reglas modelo del Pilar Dos brindan a los gobiernos una plantilla precisa para llevar adelante la solución de dos pilares para abordar los desafíos fiscales que surgen de la digitalización y la globalización de la economía acordada en octubre de 2021 por 137 países y jurisdicciones bajo el Marco Inclusivo de la OCDE / G20 sobre BEPS.

    Las reglas definen el alcance y establecen el mecanismo para las llamadas reglas Global Anti-Base Erosion (GloBE) bajo el Pilar Dos, que introducirán una tasa impositiva corporativa mínima global fijada en 15%. El impuesto mínimo se aplicará a las empresas multinacionales con ingresos superiores a 750 millones de euros y se estima que generará alrededor de 150 mil millones de dólares en ingresos fiscales globales adicionales anualmente.

    Las reglas GloBE establecen un sistema coordinado de impuestos destinado a garantizar que los grandes grupos de empresas multinacionales paguen este nivel mínimo de impuestos sobre la renta que surja en cada una de las jurisdicciones en las que operan. Las reglas crean un “impuesto complementario” que se aplicará a las ganancias en cualquier jurisdicción siempre que la tasa impositiva efectiva, determinada sobre una base jurisdiccional, esté por debajo de la tasa mínima del 15%.

    Las nuevas reglas modelo del Pilar Dos ayudarán a los países a incorporar las reglas GloBE a la legislación nacional en 2022. Proporcionan un sistema coordinado de reglas entrelazadas que:

  • definir las EMN dentro del alcance del impuesto mínimo;

  • establecer un mecanismo para calcular la tasa impositiva efectiva de una EMN sobre una base jurisdiccional y para determinar el monto del impuesto complementario pagadero según las reglas; y

  • imponer el impuesto complementario a un miembro del grupo de empresas multinacionales de conformidad con una orden reglamentaria acordada.

    Las reglas modelo del Pilar Dos también abordan el tratamiento de adquisiciones y enajenaciones de miembros del grupo e incluyen reglas específicas para tratar con estructuras de tenencia particulares y regímenes de neutralidad fiscal. Por último, las reglas abordan los aspectos administrativos, incluidos los requisitos de presentación de información, y establecen reglas de transición para las empresas multinacionales que quedan sujetas al impuesto mínimo global.

    A principios de 2022, la OCDE publicará el comentario relacionado con las reglas modelo y abordará la coexistencia con las reglas de renta global intangible de bajo impuesto (GILTI) de EE. UU. A esto le seguirá el desarrollo de un marco de implementación centrado en cuestiones administrativas, de cumplimiento y de coordinación relacionadas con el segundo pilar. El Marco Inclusivo también está desarrollando la disposición modelo para un Sujeto a Regla Tributaria, junto con un instrumento multilateral para su implementación, que se publicará a principios de 2022. Un evento de consulta pública sobre el marco de implementación se llevará a cabo en febrero y en sujeto a la regla de impuestos en marzo.

    Fuente: OECD 20 de diciembre de 2021

  • Lunes, 20 de diciembre de 2021

    Actividad económica de México anota
    avances modestos; crecería 1.2% en noviembre

  • Para este penúltimo mes del 2021, las actividades secundarias registrarían un avance de 1.4% y las actividades terciarias anotarían un crecimiento de 1.1 por ciento.

    El nivel de actividad económica en México repuntaría ligeramente durante noviembre del 2021 con un alza de 1.2% respecto del mes previo, de acuerdo con el Indicador Oportuno de la Actividad Económica (IOAE).

    Después de que durante el segundo y tercer trimestre del año, la recuperación económica se viera presionada por factores globales y persistencia de nuevas variantes de Covid-19, el cierre del año muestra un repunte impulsado por las actividades secundarias y terciarias.

    Para este penúltimo mes del 2021 la actividad económica en el sector secundario, que engloba las industrias manufactureras, construcción, minería y electricidad, habría crecido un 1.4% en su comparación mensual.

    Por su parte, para el rubro más importante de la economía mexicana, que engloba a los servicios y el comercio, se proyecta un avance de 1.1 por ciento.

    El 2021 está a punto de terminar y las proyecciones generales para el PIB de México rondan entre 3 y 5%, una cifra signficativamente inferior a la que se esperaba a inicios del año. Los cuellos de botella y escasez de insumos para la producción han frenado de manera importante la actividad económica; la inflación sigue su tendencia de aceleración presionando el consumo y por otro lado, la pandemia persiste expandiéndose con nuevas variantes.

    Especialistas proyectan que para el 2022 la economía de México alcance un crecimiento más sólido, de entre 2.8 y 4 por ciento.

    Fuente:EL ECONOMISTA 20 de diciembre de 2021

  • Jueves, 16 de diciembre de 2021

    Índice de Productividad Laboral Agropecuario (IPLA)

    Cifras al tercer trimestre de 2021

  • Considera la información agregada de 64 cultivos agrícolas y 10 productos pecuarios, así como recomendaciones de organismos internacionales conocedores en la materia.

    Se elabora a partir de relacionar la producción y el número de horas trabajadas del personal ocupado en actividades agrícolas y pecuarias, con sus respectivas expresiones para los cálculos correspondientes.

    La disponibilidad de datos con periodicidad trimestral, no sólo confiere oportunidad a la información, sino que también permite la observación de los movimientos de corto plazo en la productividad laboral asociados a la estacionalidad de las actividades productivas.

    Series desestacionalizadas

    En el tercer trimestre de 2021, con cifras desestacionalizadas, el Índice de Productividad Laboral Agropecuario (IPLA) registró un incremento de 1.7% en relación con el trimestre anterior, lo cual refleja la obtención de un mayor volumen de producción con menos horas empleadas, aunque a tasa anual disminuyó 1.4 por ciento.

    Serie tradicional

    El Índice de Productividad laboral Agropecuario, calculado de manera tradicional, en el tercer trimestre de 2021, resultó 1.1% menor al observado en el tercer trimestre de 2020.

    El índice de productividad agrícola disminuyó 3.3% y el pecuario incrementó 12.2%. Una de las ventajas de la serie tradicional es que permite observar los patrones estacionales de las labores de siembra y cosecha para cultivos cíclicos (otoñoinvierno y primavera-verano), además de los denominados perennes.

    Tres de los cultivos más representativos en el año base (2013), son perennes y presentan estacionalidades diferenciadas, como la caña de azúcar que prácticamente la mitad se colecta entre enero y marzo, mientras que el corte de aguacate se realiza todo el año y de alfalfa verde 60% se obtiene de mayo a septiembre.

    La evolución del IPLA refleja el comportamiento de los volúmenes de producción de los cultivos cíclicos y perennes, bajo la estacionalidad propia de cada producto.

    Para explicar la evolución del IPLA, también se debe considerar la estacionalidad propia de los cultivos, ello contribuye al comportamiento en el trimestre en consideración.

    Los cultivos cíclicos y perennes que registraron incrementos anuales reales en comparación con el tercer trimestre de 2020 fueron: chile verde (5.0%), sorgo grano (pasó de mil 151 millones de pesos constantes a cuatro mil 359 millones a precios de 2013, éste incremento se debe a que en el tercer trimestre del año se obtiene 11.0% de las cosechas del grano en el país), papa (8.6%), alfalfa verde (6.9%), manzana (16.7%) y limón (17.5).

    Mientras que los cultivos que mostraron comportamiento negativo en términos reales, comparado con el tercer trimestre del año anterior, fueron: maíz grano (18.9%), jitomate (6.1%), maíz forrajero (10.9%), uva (31.1%), plátano (2.4%) y papaya (9.2%).

    Los productos pecuarios como carne de ave, bovino y porcino registraron incrementos de 2.4, 2.0 y 2.3%, respectivamente; leche de bovino y huevo, aumentaron 1.9 y 0.1 por ciento.

    Para el tercer trimestre de 2021, se tiene que el IPLA disminuyó 1.1%, en términos anuales comparado con el tercer trimestre de 2020, resultado del aumento de 2.9% en el indicador de horas ocupadas y un incremento de 1.8% en el de volumen físico. Las actividades pecuarias son las que lograron mayores volúmenes (1.9% más), con menos horas ocupadas (9.2% menos), lo cual dio lugar a un incremento de 12.2% en el IPLA de dichas producciones y el IPLA de las actividades agrícolas disminuyó 3.3%, lo que obedece al incremento en el índice de su volumen físico 1.6% y aumentó en la cantidad de horas ocupadas 5.1 por ciento.

    Por entidad federativa, el Índice de Productividad Laboral Agropecuario presenta saldos negativos en 16 estados y 15 entidades presentan comportamiento positivo y uno sin registro, debido a una controversia interpuesta por el Gobierno del Estado de México, en comparación con tercer trimestre de 2020.

    En la región Noreste 100% de los estados que la conforman presentaron incremento en el Índice de Productividad Laborar Agropecuario, seguida de la región Noroeste con 60% de las entidades y la Centro-Occidente 43 por ciento.

    Fuente: SIAP 16 de diciembre de 2021

  • Jueves, 16 de diciembre de 2021

    22 de cada 100 pesos del PIB de México
    los generan los trabajadores informales

  • La llegada de la Covid-19 en 2020 implicó una caída importante en la participación del sector informal en la economía nacional pasando de aportar 23.1% a 21.9 por ciento.

    Los trabajadores informales fueron impactados de una manera particular por la crisis Covid-19, de entre ellos destacan los comerciantes en las calles, las trabajadoras remuneradas de los hogares o las personas que preparan comida en pequeños puestos. Todas estas actividades, si bien son informales, siguen contribuyendo a la actividad y producción económica del país.

    Pese a la contracción en la activdad del sector informal, este sector aportó el 21.9% al PIB de México, de acuerdo con cifras preliminares del Inegi (Instituto Nacional de Estadística y Geografía).

    Este resultado implicó una reducción de 1.2 puntos porcentuales respecto del año previo, que alcanzó una participación de 23.1%, y también reveló que el 2020 fue el año en que la economía informal aportó menos al PIB nacional.

    Durante este año la economía informal también mostró una importante baja en su valor agregado bruto; que cayó 12.2% en comparación interanual.

    Las cifras mostraron, además, que el comercio minorista no sólo es uno de los principales sectores de empleo. También es el sector que con mayor valor agregado de todos los rubros de la economía informal: aporta el 26.0% del total.

    La construcción, las industrias manufactureras y el comercio al por mayor en la informalidad son otros de los sectores con alta participación en el valor agregado bruto de este sector.

    Aunque el 2020 fue uno de los años más difíciles para la economía, especialmente la informal, durante el 2021 la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) ha mostrado que una buena parte de los empleos nuevos se han producido bajo alguna modalidad de informalidad. De hecho, la tasa de informalidad laboral ya alcanza cerca de 55.6% de la población ocupada total.

    Esto refleja un nivel importante de vulnerabilidad laboral para más de la mitad de los trabajadores en México; situación que se profundiza en algunos estados del país como Oaxaca, Guerrero y Chiapas donde la tasa de informalidad alcanza casi 80% de la población trabajadora.

    Fuente:EL ECONOMISTA 16 de diciembre de 2021

  • Jueves, 16 de diciembre de 2021

    Registra balanza comercial agroalimentaria superávit

  • Por séptimo año consecutivo, la balanza comercial agropecuaria y agroindustrial de México presenta superávit, resultado de 36 mil 383 millones de dólares de exportaciones y 30 mil 675 millones de dólares de importaciones.

    En los primeros 10 meses del año, la balanza comercial agroalimentaria del país (agropecuaria y agroindustrial) alcanzó un superávit de cinco mil 707 millones de dólares, informó la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural.

    Resaltó que, por séptimo año consecutivo, la balanza comercial presenta superávit, resultado de 36 mil 383 millones de dólares de exportaciones y 30 mil 675 millones de dólares de importaciones, de acuerdo con cifras del Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera (SIAP).

    Se trata del tercer mayor saldo positivo en 27 años, mientras que, el valor de las exportaciones agroalimentarias de México a octubre, fue el más alto reportado en 29 años.

    De acuerdo con cifras del Banco de México (Banxico), en los primeros diez meses del año el comercio total agroalimentario de México con sus socios comerciales alcanzó 67 mil 058 millones de dólares. El 54.26 por ciento correspondió a las ventas realizadas por nuestro país.

    A su vez, la balanza agropecuaria y pesquera para dicho periodo presentó un saldo positivo de 852 millones de dólares, con ventas por 15 mil 989 millones de dólares y compras del exterior por 15 mil 137 millones de dólares, pese a un mayor aumento en estas últimas.

    En el rubro de productos agroindustriales, las exportaciones alcanzaron 20 mil 393 millones de dólares y las importaciones 15 mil 538 millones de dólares, resultando así un superávit comercial de cuatro mil 856 millones de dólares en el lapso enero-octubre de 2021.

    Las bebidas, hortalizas y frutas fueron los principales grupos de exportación, ya que concentraron más del 61 por ciento del total, con 23, 19 y 19 por ciento de participación, respectivamente.

    De manera específica, las exportaciones de productos agropecuarios y pesqueros con mayor crecimiento respecto a igual periodo de 2020 fueron: miel natural de abeja, con 77.46 por ciento; cítricos, 38.01 por ciento, y frambuesas frescas, con 28.49 por ciento.

    En cuanto a productos agroindustriales, registraron el mayor crecimiento las ventas al exterior de tequila y mezcal, 37.68 por ciento; aguas y refrescos, con alza de 35.44 por ciento, y jugo de naranja congelado, con 32.21 por ciento.

    Mientras que los productos nacionales con mayor valor de exportación fueron la cerveza, con cuatro mil 639 millones de dólares; tequila y mezcal, con dos mil 710 millones de dólares, y aguacate, dos mil 513 millones de dólares.

    En los primeros diez meses del año, el 58.67 por ciento de las importaciones se concentraron en cuatro grupos: cereales, con 21 por ciento; cárnicos, con 15 por ciento; semillas y frutos oleaginosos, con 15 por ciento, y lácteos, huevos y miel, con 6.0 por ciento.

    Fuente: SADER 15 de diciembre de 2021

  • Jueves, 16 de diciembre de 2021

    CONEVAL da a conocer la información
    de la medición de pobreza municipal 2020

    El Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL) da a conocer los resultados de la Medición de pobreza a nivel municipal 2020 y su comparativo con los años 2010 y 2015. Esta información permite, por primera vez, contar con tres estimaciones en el tiempo de los indicadores de la medición multidimensional de la pobreza a escala municipal, cuya comparabilidad permite observar la evolución de la pobreza a este nivel de desagregación.

    La publicación de los resultados de la Medición de pobreza a nivel municipal permite concluir la serie comparable 2010, 2015 y 2020; los espacios analíticos, indicadores y umbrales son los mismos con el objetivo de mantener la comparabilidad y asegurar la posibilidad de identificar los cambios ocurridos en materia de pobreza a lo largo de una década. Con este ejercicio, el CONEVAL da cumplimiento al mandato de la LGDS y a lo establecido en los Lineamientos y criterios generales para la definición, identificación y medición de la pobreza 2010.

    Principales resultados

    La diversidad social, económica y geográfica del territorio hace necesaria la existencia de información a diferentes escalas y dimensiones para comprender la dinámica del fenómeno de la pobreza al interior de las entidades federativas. A lo largo de una década, la medición de pobreza a nivel municipal ha permitido identificar las regiones en las que es necesario actuar de manera más urgente para mejorar las condiciones de vida de la población

    Con los resultados de 2020, en general, se observa una mayor concentración de la pobreza en algunas zonas específicas que, en ocasiones trasciende los límites administrativos, por ejemplo, las regiones en donde históricamente se han registrado las condiciones de mayores rezagos socioeconómicos como la del Nayar, la Tarahumara, Altos de Chiapas y la Mixteca (Oaxaca, Puebla y Guerrero), así como la aglomeración de personas en situación de pobreza en los espacios urbanos.

    Pobreza

    En 2020, los 15 municipios con mayor porcentaje de población en situación de pobreza (98.5% o más) se localizaron en las entidades de Oaxaca (8), Chiapas (6) y Guerrero (1).

    En 2020, los 15 municipios con menores porcentajes de población en situación de pobreza (hasta 11% de su población en esta condición) se localizaron en Nuevo León (11), Ciudad de México (1), Chihuahua (1), Coahuila (1) y Sonora (1).

    El grupo de 15 municipios con mayor porcentaje de población en situación de pobreza comparte algunas características en común, por ejemplo: todos se localizan en zonas altas y serranas del sur del país. Su población oscila entre 312 y 47,837 habitantes. 14 de ellos son municipios indígenas donde la población se dedica, principalmente, a las actividades del sector primario. Seis de cada diez personas residen en localidades con accesibilidad a carretera pavimentada5 baja o muy baja. Chenalhó (Chiapas) y Cochoapa el Grande (Guerrero) presentan alta dispersión de localidades, mientras que, el resto de los municipios del listado tiene una dispersión baja o media de sus localidades.

    Pobreza Extrema

    De acuerdo con los resultados de la Medición de pobreza en los municipios de México, 2020, los 15 municipios con mayor porcentaje de población en situación de pobreza extrema se localizaron en las entidades de Oaxaca (12), Chiapas (2) y Guerrero (1). Todos son municipios indígenas y en su mayoría se ubicaron en zonas de compleja orografía, y con dificultades para el acceso a carretera pavimentada: en diez de estos municipios, más de la mitad de la población presentó grado bajo o muy bajo de accesibilidad; las actividades económicas están enfocadas al sector primario, y la población oscila entre los 477 y 33,890 habitantes.

    De 2010 a 2020 solo los municipios de San Pedro Garza García (Nuevo León), Huépac (Sonora) y la demarcación territorial de Benito Juárez (Ciudad de México) se posicionaron entre los de menor porcentaje de población en situación de pobreza extrema. San Pedro Garza García y Benito Juárez son centros urbanos de más de 110,000 habitantes; mientras que, Huépac tiene poco más de 1,000 habitantes.

    En 2020 la concentración de la población en situación de pobreza extrema, al igual que en situación de pobreza se presentó, principalmente, en los espacios urbanos. En Chiapas, sus tres principales centros urbanos: Tuxtla Gutiérrez, Tapachula y Ocosingo se encuentran entre los de mayor número de personas en pobreza extrema (estos municipios representan 21% del total de población del estado).

    Carencias sociales

    La distribución territorial de las carencias sociales en 2020 conserva en su mayoría los mismos patrones que los mostrados en 2010 y 2015. El rezago educativo se acentuó en las regiones donde históricamente se han registrado los mayores niveles de rezagos socioeconómicos en el país. El acceso a los servicios de salud fue de las carencias que aumentó en un mayor número de municipios respecto de 2015, razón por la que su distribución en el territorio fue más generalizada; sin embargo, destacan algunas concentraciones de altos porcentajes en Jalisco, Michoacán, Chiapas, Zona Metropolitana del Valle de México y Veracruz. El acceso a la seguridad social se mantiene como una de las carencias con los porcentajes más altos, aunque es notoria su disminución en 2020 en los estados del norte del país.

    Desde 2010, el número de municipios con 50% o más de población con carencia por acceso a la alimentación ha presentado una disminución; sin embargo, en 2020, en 16 municipios sus porcentajes fueron superiores a 60%, de estos, 14 son indígenas y se localizaron, principalmente, en Oaxaca.

    Datos relevantes

  • Los municipios con mayor población en situación de pobreza se localizaron en zonas metropolitanas y con alta densidad de población. En 2020 la mitad de la población en situación de pobreza se concentró en 173 municipios de los cuales 117 pertenecen a alguna zona metropolitana. En 2015 esta cifra fue de 185 municipios y en 2010 de 199 municipios.

  • Entre 2015 y 2020, las mayores disminuciones en el porcentaje de población en situación de pobreza (mayor o igual a 5 puntos porcentuales) se observaron en 947 municipios, entre los que destacan: Rosario y Huejotitán en Chihuahua; San Antonio Acutla en Oaxaca, y Cerralvo en Nuevo León con disminuciones superiores a 37 puntos porcentuales. De estos, 258 pertenecen a la entidad de Oaxaca.

  • Entre 2015 y 2020, los mayores aumentos en el porcentaje de población en situación de pobreza (mayor o igual a 5 puntos porcentuales) se observaron en 339 municipios, entre los que destacan: Tulum en Quintana Roo; Atil en Sonora; Santa María Coyotepec en Oaxaca; Mazatecochco de José María Morelos en Tlaxcala; Huixquilucan en Estado de México, y Akil en Yucatán, con aumentos superiores a 20 puntos porcentuales.

  • En los municipios de la frontera norte los porcentajes de población en situación de pobreza en 2020 oscilan entre 13.8% y 47.8%, mientras que, en los municipios de la frontera sur el porcentaje se encontraba entre 43.8% y 95.4%.

  • En 9 de cada 10 municipios indígenas más de 60% de la población se encontraba en situación de pobreza en 2020.

  • En 2020, la mitad de la población en situación de pobreza extrema se concentraba en 204 municipios. Entre estos resaltan: Acapulco de Juárez en Guerrero, León en Guanajuato, Iztapalapa en Ciudad de México y Toluca en Estado de México

  • De 2015 a 2020, en 233 municipios se observó un aumento de al menos cinco puntos porcentuales en pobreza extrema. Entre los municipios con más de cien mil habitantes y en este rango de aumento, destacan algunos que pertenecen a zonas metropolitanas, como: Chilpancingo de los Bravo (Guerrero); Santa Cruz Xoxocotlán (Oaxaca); Milpa Alta y Xochimilco (Ciudad de México); San Martín Texmelucan (Puebla), y Almoloya de Juárez (Estado de México).

  • En 683 municipios se observó una disminución de al menos 5 puntos porcentuales en el porcentaje de población en situación de pobreza extrema para el periodo 2015-2020, de los cuales 296 son municipios indígenas principalmente localizados en Oaxaca.

  • En 2020, la mitad de la población no pobre y no vulnerable se concentra en 46 municipios urbanos, principalmente de Ciudad de México, Estado de México y Nuevo León.

  • En 2020, en 527 de los 623 municipios indígenas, 5% o menos de su población se encontraba en situación de no pobre y no vulnerable.

    Fuente: CONEVAL 15 de diciembre de 2021

  • Miércoles, 15 de diciembre de 2021

    La Covid-19 paralizó al turismo en 2020
    y su participación en el PIB cayó 1.8 puntos

  • Durante el 2020, el año más agresivo de la pandemia, la producción total del turismo en México registró una caída real de 25.4% en comparación interanual, de acuerdo con cifras preliminares de la Cuenta Satélite de Turismo del Inegi.

    El turismo fue uno de los sectores más golpeados por la crisis Covid-19 y los confinamientos, cierres de fronteras o pases sanitarios. En México, la pandemia provocó que la participación del turismo en la economía pasara de 8.5% del PIB nacional a 6.5%, lo que representa una caída de 1.8 puntos porcentuales.

    Durante el 2020, el año más agresivo de la pandemia, la producción total del turismo en México registró una caída real de 25.4% en comparación interanual, de acuerdo con cifras preliminares de la Cuenta Satélite de Turismo del Inegi.

    Los bares, centros nocturnos y restaurantes mostraron la caída más pronunciada en la producción económica con un nivel 33.4% más bajo que el 2019; por su parte, los hoteles y otros alojamientos enfrentaron una caída de 13.3 por ciento.

    La crisis que enfrentó el sector turístico también representó la pérdida total o parcial de miles de empleos, que después de recuperaron o se movilizaron a otros sectores.

    En el balance final del año, se observa que en la mayoría de los subsectores del turismo el saldo de bajas y altas sigue siendo negativo: hay 280,038 trabajadores menos en el turismo respecto del 2019.

    Las caídas más fuertes en el total de personas ocupadas se presentaron en los rubros de servicios culturales (32.9%), comercio turístico (23.1%) y servicios deportivos y recreativos (22.8 por ciento).

    Durante 2021 los indicadores oportunos relacionados con las entradas aéreas y terrestres, el ingreso de divisas y la ocupación hotelera muestran una importante recuperación aunque todavía en incertidumbre por el surgimiento de nuevas variantes y alertas en otros países del mundo. La vacunación será fundamental para el dinamismo turístico interno y receptivo.

    Fuente:EL ECONOMISTA 15 de diciembre de 2021

  • Miércoles, 15 de diciembre de 2021

    La asociación Asia-Pacífico crea un nuevo
    ‘centro de gravedad’ para el comercio mundial

  • Un nuevo acuerdo de libre comercio, que cubrirá un tercio de la economía mundial, eliminará el 90% de los aranceles entre 15 países de Asia oriental y el Pacífico y se espera que impulse las exportaciones intrarregionales en 42.000 millones de dólares.

    La Asociación Económica Integral Regional (RCEP) incluye a 15 naciones de Asia Oriental y el Pacífico de diferentes tamaños económicos y etapas de desarrollo.

    Se trata de Australia, Brunei Darussalam, Camboya, China, Indonesia, Japón, República de Corea, Laos, Malasia, Myanmar, Nueva Zelanda, Filipinas, Singapur, Tailandia y Vietnam.

    El RCEP se convertirá en el acuerdo comercial más grande del mundo medido por el PIB de sus miembros, casi un tercio del PIB mundial.

    En comparación, otros acuerdos comerciales regionales importantes por participación del PIB mundial son el bloque comercial sudamericano Mercosur (2,4%), la zona de libre comercio continental de África (2,9%), la Unión Europea (17,9%) y los Estados Unidos-México-Canadá. acuerdo (28%).

    El análisis de la UNCTAD muestra que el impacto de la RCEP en el comercio internacional será significativo. “El tamaño económico del bloque emergente y su dinamismo comercial lo convertirán en un centro de gravedad para el comercio mundial”, dice el informe.

    En medio de COVID-19, la entrada en vigor del RCEP también puede promover la resiliencia comercial. Una investigación reciente de la UNCTAD muestra que el comercio dentro de esos acuerdos ha sido relativamente más resistente a la recesión del comercio mundial inducida por la pandemia.

    El acuerdo abarca varias áreas de cooperación, siendo las concesiones arancelarias un principio central. Eliminará el 90% de los aranceles dentro del bloque, y estas concesiones son claves para comprender los impactos iniciales de la RCEP en el comercio, tanto dentro como fuera del bloque.

    Los aranceles que permanezcan vigentes se limitarán principalmente a productos específicos en sectores estratégicos, como la agricultura y la industria automotriz, en los que muchos de los miembros de la RCEP han optado por no cumplir con los compromisos de liberalización comercial.

    El comercio entre las 15 economías del bloque ya valía alrededor de $ 2,3 billones en 2019, y el análisis de la UNCTAD muestra que las concesiones arancelarias del acuerdo podrían impulsar aún más las exportaciones dentro de la alianza recién formada en casi un 2%, o aproximadamente $ 42 mil millones.

    Esto resultaría de la creación de comercio, ya que los aranceles más bajos estimularían el comercio entre los miembros en casi $ 17 mil millones, y la desviación del comercio, ya que los aranceles más bajos dentro de la RCEP redirigirían el comercio valorado en casi $ 25 mil millones de los no miembros a los miembros.

    Se espera que las concesiones arancelarias produzcan mayores efectos comerciales para las economías más grandes del bloque, no debido a asimetrías en las negociaciones, sino en gran parte debido a los ya bajos aranceles entre muchos de los otros miembros de la RCEP.

    El análisis de la UNCTAD muestra que Japón sería el que más se beneficiaría de las concesiones arancelarias del RCEP, en gran parte debido a los efectos de desviación del comercio. Se espera que las exportaciones del país aumenten en alrededor de $ 20 mil millones, un aumento equivalente a alrededor del 5,5% en relación con sus exportaciones a los miembros de la RCEP en 2019.

    El informe también encuentra efectos positivos sustanciales para las exportaciones de la mayoría de las otras economías, incluidas Australia, China, la República de Corea y Nueva Zelanda. Por otro lado, los cálculos muestran que las concesiones arancelarias del RCEP pueden terminar reduciendo las exportaciones de Camboya, Indonesia, Filipinas y Vietnam.

    Esto se derivaría principalmente de los efectos negativos de la desviación del comercio, dice el informe, ya que se espera que algunas exportaciones de estas economías se desvíen en beneficio de otros miembros de la RCEP debido a las diferencias en la magnitud de las concesiones arancelarias.

    Fuente: UNCTAD 15 de diciembre de 2021

  • Miércoles, 15 de diciembre de 2021

    Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC)

    Cifras durante noviembre de 2021

    A tasa anual (noviembre 2021 vs mismo mes de 2020), el subíndice de alimentos, bebidas y tabaco que representa 30% del INPC se incrementó 9.9%, mayor al aumento observado en 2020 cuando fue de 6.9%, y mayor al registrado para el INPC general que fue de 7.4% (en 2020 el incremento del INPC general fue de 3.3% y en 2019 de 3.0%). El incremento anual del INPC general es el más alto desde hace 21 años (en el año 2000 fue de 8.9%), mientras que el de alimentos, bebidas y tabaco, así como el de alimentos, son los más elevados desde hace 23 años (en 1998 fueron de 20.2% cada uno). En la variación mensual (noviembre 2021 vs octubre del mismo año) el INPC general incrementó 1.1%, el de alimentos, bebidas y tabaco aumentó 1.9% y el de alimentos (2.0%). La situación en el contexto mundial no es muy diferente, ya que la FAO reportó que su Índice de Precios de Alimentos, en octubre de 2021, fue 31.4% mayor al de un año antes y es el más alto, comparado con los anuales, para la serie disponible desde 2003.

    El aumento en el precio de los energéticos fue determinante para el comportamiento del INPC general, se observan aumentos anuales de 22.3% en la gasolina de alto octanaje, en la de bajo octanaje (14.4%), gas doméstico LP (24.0%) y gas natural 22.3 por ciento. Mientras que el costo de electricidad tuvo un incremento anual de 6.3 por ciento.

    En la composición del INPC, los productos agrícolas representan 5.1% y los pecuarios 6.6 por ciento. Los agrícolas con mayor participación en el índice son jitomate, “papa y otros tubérculos”, frijol y manzana.

    En octubre 2021, el aumento en la cotización de jitomate, se asocia con la producción obtenida de 403 mil 993 toneladas, 4.3% menor comparada con mismo mes del año anterior (422 mil 65 toneladas). La producción de la hortaliza disminuyó 9.2% en Estado de México

    La producción de papa, en octubre 2021, fue de 173 mil 623 toneladas, representa un aumento de 11.3%, en comparación con septiembre del mismo año (155 mil 932 toneladas) que refiere 17 mil 692 toneladas más, contribuyendo a que el precio del
    tubérculo disminuya. Estado de México aporta 24.4% a la oferta nacional, aumentó 72.6% su producción respecto a septiembre de 2021.

    En el caso de frijol, la producción de octubre aumentó 15.6%, significa 15 mil 870 toneladas más respecto del mismo mes del año anterior, lo que es un factor para la disminución en el precio de la leguminosa. San Luis Potosí, genera 22.1% de la cosecha nacional, su producción se incrementó 34.6%, significa seis mil 680 toneladas más.

    Por lo que se refiere a productos pecuarios, la mayoría registraron incremento en sus precios: carne de res 13.7%, carne de porcino 13.2%, carne de pollo 10.1%, “leche pasteurizada y fresca” 7.3% y huevo 7.2 por ciento.

    Al cierre de octubre de 2021, la cotización de la carne en canal de bovino aumentó 2.8%, al compararse con similar mes de 2020, cuando se cotizó en 70.22 pesos por kilogramo. El precio de carne de cerdo, en canal, fue de 47.13 pesos por kilogramo, que representa un incremento de 2.9% respecto de octubre de 2020, cuando se cotizó en 45.81 pesos por kilogramo. El precio de carne de pollo en canal fue de 35.15 pesos por kilo, 1.0% mayor al mismo mes del año pasado. El litro de leche se pagó en la zona de producción a 7.06 pesos, 3.1% mayor a octubre de 2020. Por su parte, el precio pagado al productor de huevo aumentó 2.8%, comparado con el mismo mes de 2020.

    La producción estimada de huevo, al cierre de 2021, indica que se obtendrán tres millones de toneladas de la proteína, 0.5% más comparado con lo generado el año anterior. Además, se espera que la producción de carne de pollo en canal llegue a 3.7 millones de toneladas en el país, 2.4% mayor a la obtenida en 2020.

    En conjunto la carne de res, pollo, cerdo y huevo tienen una participación de 5.0% en el INPC.

    Fuente: SIAP 13 de diciembre de 2021

    Martes, 14 de diciembre de 2021

    Crecimiento del PIB G-20, tercer trimestre de 2021

  • El crecimiento del PIB del G20 se acelera en el tercer trimestre de 2021

    El producto interno bruto (PIB) del área del G20 creció un 1,7% entre el segundo y el tercer trimestre de 2021, frente a una tasa de crecimiento intertrimestral moderada del 0,4% en el segundo trimestre, según datos provisionales. estimados. Esto contrasta con la tendencia a la desaceleración registrada en el área de la OCDE durante el mismo período (del 1,7% en el segundo trimestre al 1,1% en el tercer trimestre).

    El crecimiento relativamente fuerte del área del G20 en el tercer trimestre de 2021 refleja un repunte en India , donde el PIB aumentó un 12,7% en el tercer trimestre, después de una contracción del 11,6% en el segundo trimestre, impulsado principalmente por la inversión fija y el consumo privado.

    El PIB también aumentó notablemente en Arabia Saudita (un 5,8% en el tercer trimestre, desde el 1,1% del segundo trimestre), superando su nivel prepandémico por primera vez, y en Turquía (un 2,7%, desde el 1,5%). El crecimiento se recuperó más de lo estimado anteriormente en Canadá (en un 1,3%, desde menos 0,8%) 1 y hubo una sólida contribución de algunos países europeos, incluidos Francia e Italia.

    Sin embargo, varios otros países del G20 registraron una desaceleración o una contracción en el crecimiento del PIB. En China , el crecimiento intertrimestral del PIB se desaceleró a solo 0,2%, desde 1,2%, y en Corea a 0,3%, desde 0,8%, en el tercer trimestre de 2021. El crecimiento cayó a territorio negativo en Australia (menos 1,9%) , Sudáfrica (menos 1,5%), Japón (menos 0,9%), Indonesia (menos 0,6%) y México (menos 0,4%), y continuó contrayéndose en Brasil (menos 0,1%, después de menos 0,4%). Estas contracciones reflejaron principalmente contribuciones negativas del consumo privado en Australia , Indonesia yAl sur de África , y de las exportaciones en Brasil y el sur de África.

    De hecho, mientras que el PIB del área del G20 en su conjunto superó su nivel prepandémico en el primer trimestre de 2021, la mitad de las economías del G20 , incluidas todas las economías del G7 excepto Estados Unidos , se mantienen por debajo de los niveles prepandémicos.

    Fuente: OECD 14 de diciembre de 2021

  • Martes, 14 de diciembre de 2021

    Valor de la canasta alimentaria, noviembre 2021

    El valor de la Línea de Pobreza Extrema por Ingresos (canasta alimentaria) urbana pasó de $1,721.00 (noviembre de 2020) a $1,879.04 (noviembre de 2021), incrementó 9.2%, mientras que el valor de la Línea de Pobreza Extrema por Ingresos (canasta alimentaria) rural pasó de $1,315.69 (noviembre de 2020) a $1,447.57 (noviembre de 2021), incrementó 10.0%.

    Respecto a la variación mensual, el valor de la Línea de Pobreza Extrema por Ingresos (canasta alimentaria) urbana pasó de $1,850.69 (octubre de 2021) a $1,879.04 (noviembre de 2021), incrementó 1.5%, mientras que el valor de la Línea de Pobreza Extrema por Ingresos (canasta alimentaria) rural pasó de $1,418.86 (octubre de 2021) a $1,447.57 (noviembre de 2021), incrementó 2.0%.

    Fuente: CONEVAL 13 diciembre de 2021

    Lunes, 13 de diciembre de 2021

    La producción de rosas, importante actividad hoy en día

    Las rosas como símbolo del amor maternal

    Las rosas son flores que debido a su forma, color y aroma son conocidas en todo el mundo, siendo una de las flores más utilizadas para dar y demostrar afecto al ofrecerlas a manera de presente. Sin embargo hay algunas variedades que no son tan conocidas pero aun así llevan consigo grandes significados para la cultura mexicana.

    Un ejemplo claro de esto es la rosa de castilla, que se encuentra asociada generalmente al pensamiento católico, pues esta flor es parte esencial de una de las narraciones evangelizadoras más populares, que se utilizaron para enseñar la fe católica a los indígenas en los tiempos de la conquista.

    Nuestro país es un importante productor de rosas. En 2020 se cortaron cerca de 9 millones de gruesas –una gruesa comprende doce docenas de rosas- cifra que fue 1.4 por ciento mayor a lo registrado en 2019. Su importancia es tal, que se estima que participa con 25 por ciento de la producción nacional de ornamentos.

    Son el Estado de México, Puebla y Morelos los mayores productores de esta flor a nivel nacional.

    Parte de la producción se destina al mercado internacional. En 2020, se observó una tendencia favorable en las exportaciones de rosas, lo que permitió lograr un nuevo récord en el volumen de venta que ascendió a 3 mil 683 toneladas. Los países que contribuyeron enormemente a la demanda fueron Alemania y Holanda.

    En un sentido cultural la rosa se ha convertido en una representación del amor maternal, la ternura y el cuidado. De hecho, debido a este simbolismo, las rosas alcanzan el pico de producción más alta en los meses de mayo y diciembre (20.3 % y 15.0% respectivamente).

    Recuerda que regalar rosas puede ser una excelente forma de demostrar cariño, al mismo tiempo que apoyamos su producción, para seguir así, disfrutando de ellas en las ocasiones más especiales.

    Fuente: SIAP 12 de diciembre de 2021

    Lunes, 13 de diciembre de 2021

    Reporte mensual de la Balanza
    Comercial Agroalimentaria de México

    Cifras durante octubre de 2021

    El origen de la información se basa en la estadística de la balanza de productos agropecuarios y balanza de productos agropecuarios, pesqueros y agroindustriales que integra y difunde el Grupo de Trabajo de Estadísticas de Comercio Exterior, conformado por el Banco de México, INEGI y SAT y la Secretaría de Economía.

    Análisis de la Balanza Comercial Agroalimentaria de México

    Por séptimo año consecutivo al mes de octubre de 2021, la Balanza Comercial Agropecuaria y Agroindustrial tiene superávit: fue de 5,707 millones de dólares (MDD).

    El saldo positivo al décimo mes de 2021, disminuyó 44.3% (4,536 MDD), en comparación con 2020, debido a un mayor aumento de las importaciones de 38.9% (8,589 MDD), en comparación con el incremento de las exportaciones, 12.5% (4,053 MDD).

    Evolución de la Balanza Comercial Agropecuaria y Agroindustrial,
    enero-octubre 1993-2021.

    La dinámica que presentan las exportaciones de bienes agroalimentarios y el nivel alcanzado permitió al país obtener divisas que superan a las conseguidas por:

  • Venta de productos petroleros en 13,039 MDD (55.9%) y

  • Turismo extranjero en 21,253 MDD (140.5%).

    Al mes de octubre de 2021, la Balanza Comercial No Petrolera cerró con un superávit de 8,638 MDD.

    El impacto del saldo de la Balanza Manufacturera en el saldo de la Balanza No Petrolera es positivo; tiene un superávit de 2,102 MDD, el cual contribuye con 24.3 por ciento.

    Mientras que el impacto del superávit de la Balanza Agropecuaria y Pesquera (852 MDD) contribuye de manera positiva con 9.9%, al superávit de la No Petrolera.

    Comportamiento de la balanza agroalimentaria, enero-octubre 2021.

    Balanza Agropecuaria y Agroindustrial: superávit de 5,707 MDD.

    Balanza de bienes agrícolas:

    En los diez meses transcurridos de 2021, el superávit fue de 1,265 MDD, este saldo es resultado de exportaciones 9.6% mayores a las importaciones. No obstante, el saldo disminuyó 72.5% (3,330 MDD), en relación con 2020, debido a que las exportaciones aumentaron 6.8% (919 MDD), mientras que las importaciones se incrementaron en mayor medida 47.9% (4,249 MDD).

    Los cultivos con mayor venta al extranjero y que contribuyen significativamente al saldo positivo son: aguacate (2,513 MDD); jitomate (1,860 MDD); pimiento (1,230 MDD); cítricos (648 MDD); fresa (606 MDD); pepino (504 MDD); almendras, nueces y pistaches (503 MDD); guayaba, mango y mangostanes (483 MDD); coles (464 MDD); melón, sandía y papaya (431 MDD); cebolla (379 MDD); uvas, frescas o secas (331 MDD); café sin tostar (307 MDD); plátano (233 MDD); garbanzo (153 MDD), maíz (142 MDD); trigo (123 MDD) y algodón (119 MDD).

    Balanza de bienes agroindustriales:

    De enero a octubre de 2021, se registra un superávit de 4,856 MDD, periodo en el que las exportaciones fueron 31.3% mayores a las importaciones. El saldo disminuyó 14.1% (795 MDD), respecto de 2020, resultado del incremento en mayor medida de las importaciones en 3,933 MDD (33.9%), en tanto que las exportaciones aumentaron 3,138 MDD, esto es, 18.2 por ciento.

    Las exportaciones que más valor aportan al superávit son: cerveza (4,639 MDD), tequila y mezcal (2,710 MDD), productos de panadería (1,484 MDD), carne de bovino, fresca o refrigerada (1,419 MDD), carne de porcino (787 MDD), artículos de confitería sin cacao (732 MDD), azúcar (615 MDD), frutas en conserva (541 MDD), chocolate y otros preparados de alimentos con cacao (509 MDD), hortalizas cocidas en agua o vapor (430 MDD), salsas, sazonadores y condimentos (381 MDD), extracto de malta (346 MDD), fresa y frambuesa congelada (328 MDD); productos de cereal tostado inflado (299 MDD), jugo de naranja congelado (239 MDD), carne de bovino congelada (223 MDD), jugos sin fermentar, excluyendo el de naranja congelado (198 MDD), hortalizas preparadas en vinagre (184 MDD), lactosa, glucosa y fructosa (167 MDD) y preparaciones de café, té o yerba mate (143 MDD).

    Balanza de bienes pesqueros:

    Al décimo mes de 2021, se presenta un superávit de 137 millones de dólares, debido a que lo exportado es 21.1% mayor respecto de lo importado. Las ventas al exterior aumentaron en 17.4% (116 MDD), mientras que las compras mayormente en 59.6% (242 MDD), en comparación con el mismo periodo de 2020.

    Las mayores ventas fueron de: pescado fresco o refrigerado, excepto filete (186 MDD); camarón congelado (175 MDD); filete de pescado (98 MDD); moluscos (115 MDD), pescado congelado, excepto filete (91 MDD) y crustáceos, excepto camarón congelado (83 MDD).

    Balanza de bienes ganaderos y apícolas:

    Al mes de octubre de 2021, el déficit fue de 550 MDD, esto es, 285 millones de dólares mayor que el saldo negativo reportado en similar periodo de 2020 (265 MDD). El comercio total se incrementó 43 millones 102 mil dólares (2.0%), al pasar de 2,137 millones dólares en 2020 a 2,180 millones de dólares en 2021.

    El déficit de la balanza se explica porque las importaciones fueron 67.5% mayores a las exportaciones. Las compras al exterior se incrementaron en 164 MDD (13.7%) frente a las de 2020; mientras que las ventas al mercado externo disminuyeron en 121 MDD (12.9%).

    Las mayores ventas al exterior fueron de: ganado bovino en pie (565 MDD), miel natural de abeja (113 MDD), quesos y requesón (39 MDD), leche de bovino (13 MDD), mantequilla (8 MDD) y huevo de ave con y sin cascarón (1.3 MDD).

    Fuente: SIAP 10 de noviembre de 2021

  • Viernes, 10 de diciembre de 2021

    Divisas por turismo internacional están imparables:
    1,816 millones de dólares entraron en octubre

  • Durante octubre del 2021 el ingreso total de divisas por concepto de turismo internacional se recuperó 141% respecto del año pasado y superó por 12% los niveles prepandémicos del 2019.

    Durante octubre del 2021 ingresaron al país 1,816.3 millones de dólares asociados al gasto de los turistas internacionales, de acuerdo con cifras de las Encuestas de Viajeros Internacionales (EVI) del Inegi.

    Este nivel de gasto implicó un crecimiento de 141% respecto del registrado en el mismo mes del 2020, cuando gran parte del turismo se encontraba limitado por las restricciones pandémicas. Pero no sólo se recuperó del año pasado, también superó por 12% el nivel registrado en octubre del 2019, antes de la pandemia.

    El 87% de este gasto total del turismo internacional es ejercido por los visitantes que arriban con motivo de vacaciones, trabajo o familia. Los turistas fronterizos, que permanecen cerca de las fronteras norte y sur de México, aportan el 6 por ciento. El resto es gasto ejercido por excursionistas internacionales.

    Otro de los indicadores que muestra mejor dinamismo respecto de los registros previos a la pandemia es el ticket promedio que gastan los turistas de internación en México que llegaron al país por avión. Este tipo de visitantes ejerció un gasto promedio de 1,112 dólares durante su estancia.

    Este nivel implicó un repunte de 24% respecto de octubre del 2020 y un incremento de 20% en comparación con octubre del 2019.

    Al último corte de las llegadas de viajeros internacionales se registó que cerca del 75% de estos flujos provienen de Estados Unidos. Colombia, Brasil, España y Canadá son los otros cuatro países de donde más visitantes recibe México.

    Las proyecciones de la OMT (Organización Mundial del Turismo) sugieren que la aceleración en los programas nacionales de vacunación y los incentivos al turismo serán fundamentales para que este sector continúe con la trayectoria de recuperación pospandemia.

    En México el turismo aportaba, antes de la pandemia, cerca de 9 de cada 100 pesos al PIB nacional, emplea a 6 de cada 100 mexicanos y representa una de las tres principales fuentes de divisas internacionales sólo por debajo del sector automotriz y las remesas.

    Fuente:EL ECONOMISTA 10 de diciembre de 2021

  • Jueves, 9 de diciembre de 2021

     

    La COVID-19 es “la peor crisis para la infancia

  • COVID-19 está revirtiendo prácticamente todos los avances en favor de la infancia, tal y como refleja la impactante cifra de 100 millones de niños más que se han sumido en la pobreza

    La COVID-19 ha afectado a la infancia a una escala sin precedentes, lo que la convierte en la peor crisis de la infancia en los 75 años de historia de UNICEF, según ha declarado el organismo de las Naciones Unidas para la infancia en un informe publicado.

    El informe Evitemos una década perdida: Hay que actuar ya para revertir los efectos de la COVID-19 sobre la infancia y la juventud subraya las distintas formas en que la COVID-19 está poniendo en peligro décadas de progreso en cuestiones fundamentales para los niños, como la pobreza, la salud, el acceso a la educación, la nutrición, la protección de la infancia y el bienestar mental. El informe revela también que, casi dos años después de la pandemia, los efectos generalizados de la COVID-19 siguen agravándose, mientras aumenta la pobreza, se arraiga la desigualdad y se ponen en peligro los derechos de los niños en unos niveles que no se habían visto antes.

    Según el informe, se estima que nada menos que 100 millones de niños más viven en situación de pobreza multidimensional debido a la pandemia: un aumento del 10% desde 2019. Esto equivale aproximadamente a 1,8 niños por segundo desde mediados de marzo de 2020. Por si fuera poco, el informe señala que llevará mucho tiempo recuperar el terreno perdido: incluso en el mejor de los casos, tardaremos entre siete y ocho años en recuperarnos y regresar a la situación en materia de pobreza infantil que había antes de la COVID.

    A partir de otros datos que evidencian este retroceso, el informe revela que alrededor de 60 millones de niños más viven hoy en día en hogares pobres desde el punto de vista monetario, en comparación con las cifras anteriores a la pandemia. Además, en 2020, más de 23 millones de niños no pudieron recibir las vacunas esenciales, un aumento de casi cuatro millones con respecto a 2019 y la cifra más alta en 11 años.

    Incluso antes de la pandemia, alrededor de 1.000 millones de niños y niñas de todo el mundo sufrían al menos una privación grave, como la falta de acceso a la educación, la salud, la vivienda, la nutrición, el saneamiento o el agua. En la actualidad, esta cifra está aumentando, ya que la desigualdad en la recuperación está acentuando las crecientes disparidades entre los niños ricos y los pobres, si bien perjudica especialmente a los más marginados y vulnerables. El informe pone de manifiesto los siguientes datos:

  • En el punto álgido de la pandemia, más de 1.600 millones de estudiantes no pudieron asistir a la escuela debido a los confinamientos decretados en los países. En el primer año de crisis, las escuelas permanecieron cerradas en todo el mundo durante casi el 80% del tiempo de enseñanza presencial.

  • Los problemas de salud mental afectan a más de un 13% de los adolescentes de 10 a 19 años en todo el mundo. En octubre de 2020, la pandemia había interrumpido o suspendido los servicios de salud mental esenciales en el 93% de los países de todo el mundo.

  • Antes del final de esta década, pueden producirse hasta 10 millones de matrimonios infantiles más como consecuencia de la pandemia de COVID-19.

  • El número de niños sometidos al trabajo infantil ha aumentado hasta alcanzar los 160 millones en todo el mundo, lo que supone un aumento de 8,4 millones de niños en los últimos cuatro años. Del mismo modo, otros 9 millones de niños corren el riesgo de verse obligados a trabajar para finales de 2022 como resultado del aumento de la pobreza provocado por la pandemia.

  • Durante el punto álgido de la pandemia, 1.800 millones de niños y niñas vivían en los 104 países donde se interrumpieron gravemente los servicios de prevención y respuesta a la violencia.

  • 50 millones de niños sufren emaciación, la forma más letal de la malnutrición, y esta cifra podría aumentar en 9 millones antes del final de 2022 como consecuencia de los efectos de la pandemia sobre la alimentación, los servicios de nutrición y las prácticas de alimentación de los niños.

    Además de la pandemia, el informe advierte de que existen otras amenazas para la infancia que ponen en grave peligro sus derechos. En todo el mundo, 426 millones de niños y niñas (casi uno de cada cinco) viven en zonas donde los conflictos son cada vez más intensos y se cobran un mayor número de víctimas civiles, lo que afecta de manera desproporcionada a los niños y las niñas. Las mujeres y las niñas son las que están más expuestas a la violencia sexual relacionada con los conflictos. El 80% de todas las necesidades humanitarias están motivadas por conflictos. Del mismo modo, alrededor de 1.000 millones de niños y niñas (casi la mitad de la población infantil mundial) viven en países extremadamente vulnerables a los efectos del cambio climático.

    Para responder y recuperarse, y para reimaginar el futuro de cada niño, UNICEF sigue pidiendo que se tomen las siguientes medidas:

  • Invertir en protección social, capital humano y gasto público para lograr una recuperación resiliente que incluya a todos.

  • Poner fin a la pandemia y revertir el alarmante retroceso que se ha producido en la salud y la nutrición de la infancia, aprovechando, entre otras cosas, el papel fundamental que desempeña UNICEF en la distribución de las vacunas contra la COVID-19.

  • Reconstruir el mundo de manera más sólida garantizando una educación de calidad, protección y buena salud mental para cada niño.

  • Aumentar la capacidad de resiliencia con el fin de mejorar las labores de prevención y respuesta a las crisis y proteger a la infancia, por ejemplo, estableciendo nuevos enfoques para acabar con las hambrunas, proteger a los niños del cambio climático y reimaginar el gasto que se destina a paliar los desastres.

    A medida que trabajamos con los gobiernos, los donantes y otras organizaciones con el objetivo de comenzar a trazar una ruta común para los próximos 75 años, los niños y las niñas han de ser los primeros a la hora de recibir inversiones y los últimos a la hora de sufrir recortes. La promesa de nuestro futuro depende de las prioridades que establezcamos en el presente”.

    Fuente: UNICEF 09 de diciembre de 2021

  • Jueves, 9 de diciembre de 2021

    El comercio mundial de mercancías supera el nivel anterior al
    COVID-19, pero la recuperación de los servicios es insuficiente

  • Las proyecciones actuales de la UNCTAD muestran que el comercio de servicios aún no ha alcanzado su nivel anterior a la pandemia, mientras que se prevé que el comercio de mercancías lo haya superado en un 15%.

    El Manual de estadísticas de la UNCTAD para 2021, pronostica un fuerte aumento del 22,4% en el valor del comercio mundial de mercancías este año en comparación con 2020. El fuerte crecimiento hará que el valor del comercio mundial de bienes sea un 15% más alto que antes del COVID. -19 golpe de pandemia.

    Sin embargo, el comercio de servicios seguirá estando por debajo de los niveles previos a la pandemia a pesar del crecimiento del 13,6% previsto para 2021 tras una profunda contracción registrada en 2020.

    El informe anual presenta el panorama estadístico para 2020 a través de una amplia variedad de estadísticas relevantes para el comercio internacional, la inversión, el transporte marítimo y el desarrollo. También describe los desarrollos en 2021 a través de proyecciones basadas en datos, conocidas como predicciones inmediatas, para ahora y el futuro inmediato.

    Según el informe, el comercio mundial de mercancías registró una caída del 7,4% en 2020 durante la pandemia de COVID-19. Las exportaciones mundiales ascendieron a 17,6 billones de dólares, una caída de 1,4 billones de dólares con respecto al año anterior. Esta fue la mayor caída anual desde 2009, cuando el comercio cayó un 22%.

    La caída en el valor del comercio de servicios global fue mucho más fuerte, con una contracción del 20% en 2020 en comparación con 2019. Esta fue la mayor caída en el comercio de servicios desde el inicio de su registro. En comparación, el valor del comercio de servicios cayó un 9,5% en 2009 tras la crisis financiera mundial.

    El comercio mundial de mercancías se recuperó rápidamente, superando su nivel anterior a la crisis a fines de 2020. Pero los pronósticos actuales de la UNCTAD muestran que el ritmo de crecimiento se desaceleró gradualmente a lo largo de 2021.

    Para el comercio mundial de servicios, se prevé que la senda de recuperación observada en los primeros seis meses de 2021 haya continuado con fuerza en el tercer trimestre de 2021, con un aumento del 23% desde los niveles bajos del mismo período en 2020.

    Las exportaciones de servicios empresariales, de propiedad intelectual, financieros y de seguros mostraron una mayor resistencia, disminuyendo un 3%. Mientras tanto, el comercio de telecomunicaciones, servicios informáticos y de información siguió creciendo durante la pandemia, excepto en África.

    El año 2020 vio muchos cambios abruptos en el comercio internacional y la economía como nunca antes se había visto. La pandemia también afectó mucho el comercio marítimo internacional, interrumpiendo las operaciones y provocando presiones en la cadena de suministro. Como resultado, el volumen del comercio marítimo se desplomó un 3,8% en 2020.

    Además, los flujos de inversión extranjera directa mundial se redujeron en un dramático 35% en 2020 a casi un 20% por debajo de los niveles registrados después de la crisis financiera mundial de 2009.

    Estas y otras tendencias importantes de las estadísticas relacionadas con el comercio internacional y el desarrollo se describen en el Manual de estadísticas de la UNCTAD y en el Centro de datos de la UNCTADstat , que ponen a disposición de los encargados de formular políticas, especialistas en investigación, académicos, funcionarios gubernamentales, representantes de organizaciones internacionales conjuntos de datos comparables a nivel internacional, periodistas, directores ejecutivos y miembros de organizaciones no gubernamentales.

    Paralelamente al documento impreso, la UNCTAD ha publicado el e-Handbook of Statistics 2021 , una versión en línea del informe. El manual electrónico es una herramienta totalmente interactiva, que incluye mapas y gráficos a través de los cuales los lectores pueden acceder directamente a los datos asociados en el Centro de datos de UNCTADstat.

    Fuente: UNCTAD 09 de diciembre de 2021

  • Jueves, 9 de diciembre de 2021

    Indicadores principales compuestos (CLI)

  • Las CLI de la OCDE apuntan con más firmeza hacia un próximo pico de crecimiento

    Los indicadores principales compuestos (CLI) de la OCDE, diseñados para anticipar puntos de inflexión en la actividad económica en relación con la tendencia, continúan sugiriendo que el crecimiento económico en el área de la OCDE en su conjunto puede alcanzar un pico en los próximos meses.

    Los últimos CLI reafirman la evaluación del mes pasado que mostró signos de un posible pico próximo en el crecimiento de la actividad económica en los Estados Unidos , Japón , Alemania y el Reino Unido . Ahora han surgido señales similares en Canadá y la zona del euro en su conjunto, incluida Italia . Sin embargo, en Francia , el CLI apunta a una continuación del crecimiento, aunque a un ritmo moderado.

    Entre las principales economías de mercados emergentes, las CLI continúan anticipando que el crecimiento perderá impulso en China (sector industrial). En India , el CLI indica un crecimiento estable, mientras que en Brasil , la perspectiva continúa deteriorándose con el CLI ahora contrayéndose a niveles por debajo de la tendencia. Por el contrario, el CLI de Rusia sigue apuntando a un aumento constante del crecimiento por encima de las tendencias a largo plazo.

    Los indicadores adelantados compuestos de la OCDE, que incluyen carteras de pedidos, permisos de construcción, indicadores de confianza, tasas de interés a largo plazo, matriculaciones de automóviles nuevos y muchos más , son indicadores cíclicos diseñados para anticipar fluctuaciones en la actividad económica durante los próximos seis a nueve meses. Presentan una imagen amplia de la actividad económica basada en una gran cantidad de datos prospectivos recientes.

    Las incertidumbres persistentes derivadas en gran parte de los desarrollos recientes en la pandemia de COVID-19 en curso pueden resultar en fluctuaciones más altas de lo habitual en el CLI y sus componentes. Como tal, las CLI deben interpretarse con cuidado y su magnitud debe considerarse como una indicación de la fuerza de la señal más que como una medida precisa del crecimiento anticipado de la actividad económica.

    Fuente: OECD 09 de diciembre de 2021

  • Jueves, 9 de diciembre de 2021

    Empleo se reactiva, pero se hunde productividad laboral

  • El indicador medido en horas de trabajo hiló cinco trimestres a la baja y se colocó en su peor nivel desde el último trimestre del 2009.

    Medida con base en horas trabajadas, en el tercer trimestre del 2021 la productividad laboral de la economía mexicana se contrajo 2% en comparación con el trimestre previo, con lo que hiló cinco trimestres de descensos, de acuerdo con el reporte del Índice Global de Productividad Laboral de la Economía (IGPLE), divulgado por el Instituto Nacional de Geografía y Estadística (Inegi).

    Esta contracción –superior a la de 1.8% del segundo trimestre– estuvo explicada en mayor medida por la contracción de 3.6% del subíndice de productividad en el sector servicios (actividades terciarias), a la que siguió una baja de 0.2% en el subíndice del sector industrial (actividades secundarias).

    El avance de 1.5% en el subíndice del sector agropecuario (actividades primarias) fue insuficiente para compensar las reducciones en los otros dos sectores.

    En un reporte de octubre sobre el Covid-19 y el mundo del trabajo, la Organización Internacional del Trabajo (OIT) afirmó que “habida cuenta de que las empresas menos productivas y los trabajadores peor remunerados se vieron perjudicados por la pandemia de forma desproporcionada, la productividad laboral mundial aumentó en 2020 más del doble del valor promedio a largo plazo”

    Con una lectura de 55.7 millones de personas, durante el tercer trimestre del 2021 la población ocupada en México había ya rebasado su nivel previo prepandémico, pero esta reactivación ha venido de la mano de una caída sostenida de la productividad laboral.

    La OIT advirtió que, en el 2021, la productividad mundial ha aumentado a un ritmo mucho menor, con crecimiento negativo en los países de ingresos bajos o medianos bajos.

    “En 2020, la producción horaria de cada trabajador en los países de ingresos altos fue, en promedio, 17.5 veces superior a la de cada trabajador de un país de ingresos bajos. Esta brecha se ha ampliado a 18 en el 2021, la mayor diferencia desde el 2005.

    Fuente:EL ECONOMISTA 09 de diciembre de 2021

  • Jueves, 9 de diciembre de 2021

    El nuevo informe de la FAO sobre los recursos
    de tierras y aguas dibuja un panorama alarmante

  • Según se recoge en la edición de 2021 de El estado de los recursos de tierras y aguas del mundo para la alimentación y la agricultura, las presiones sobre los recursos de tierras y aguas han aumentado hasta llegar a una situación crítica después de haber sufrido un deterioro considerable en el último decenio.

    La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) presentó un informe histórico en el que se destaca el empeoramiento del estado de los recursos del suelo, la tierra y el agua del planeta y las dificultades que ello supone para alimentar a una población mundial que se prevé de casi 10 000 millones de personas en 2050.

    En el informe se afirma que, si seguimos en la trayectoria actual, para producir el 50 % más de alimentos que se necesitan se podría tener que aumentar la extracción de agua destinada a la agricultura hasta un 35 %. Ello podría crear catástrofes ambientales, aumentar la competencia por los recursos y provocar nuevos problemas sociales y conflictos.

    Algunos de los principales problemas son:

  • La degradación del suelo inducida por el ser humano afecta al 34 % —esto es, 1 660 millones de hectáreas— de las tierras agrícolas.

  • Más del 95 % de nuestros alimentos se producen en la tierra, pero hay poco margen para ampliar la superficie de tierra productiva.

  • Las zonas urbanas ocupan menos del 0,5 % de la superficie terrestre del planeta, pero el rápido crecimiento de las ciudades ha tenido una repercusión considerable en los recursos de tierras y aguas, al contaminar e invadir tierras agrícolas de buena calidad que son esenciales para la productividad y la seguridad alimentaria.

  • El uso de la tierra per cápita disminuyó un 20 % entre 2000 y 2017.

  • La escasez de agua pone en peligro la seguridad alimentaria y el desarrollo sostenible del mundo, y amenaza a 3 200 millones de personas que viven en zonas agrícolas.

    Soluciones posibles

    Debido a la limitación de tierras arables y recursos de agua dulce, es vital ampliar rápidamente la escala de la tecnología y la innovación. Debemos reforzar la arquitectura digital necesaria para proporcionar datos básicos, información y soluciones basadas en principios científicos para la agricultura que aprovechen al máximo las tecnologías digitales y que sean resistentes al clima.

    La gobernanza de la tierra y el agua debe ser más inclusiva y adaptativa para beneficiar a millones de pequeños agricultores, mujeres, jóvenes y pueblos indígenas. Ellos son los más vulnerables a los riesgos climáticos y otros riesgos socioeconómicos y los que más sufren la inseguridad alimentaria. Es necesario que la planificación sea más integrada a todos los niveles. Asimismo, las inversiones en la agricultura se deben reorientar para obtener beneficios sociales y ambientales.

    La sostenibilidad de los suelos, las tierras y las aguas constituye la base de los sistemas agroalimentarios resilientes. Así, el uso sostenible de estos recursos es fundamental para lograr los objetivos de adaptación al cambio climático y mitigación de sus efectos. Por ejemplo, el uso racional de los suelos puede por sí solo absorber una tercera parte de las emisiones de gases de efecto invernadero procedentes de las tierras agrícolas.

    La FAO trabaja para promover planteamientos coherentes en relación con la gestión sostenible del suelo, la tierra y el agua, a fin de alimentar a una población en crecimiento. Entre ellos se cuentan la seguridad alimentaria, la salud y la nutrición de las personas, la calidad y la gobernanza del agua y la gestión de los sistemas de producción de los alimentos, la provisión de servicios esenciales de los ecosistemas agrícolas y la conservación de la biodiversidad, y la adaptación al cambio climático y la mitigación de sus efectos.

    La FAO está ayudando a aumentar la coherencia de las políticas y la investigación con vistas a luchar contra el cambio climático y proteger el sistema de producción primaria, que sostiene la mayor parte de nuestros alimentos. Sus conjuntos de instrumentos y tecnologías informáticas digitales y en tiempo real ayudan a los gobiernos, los agricultores y los usuarios a formular políticas jurídicas y financieras y a aportar recursos técnicos para mejorar la gestión de la tierra, el suelo y el agua.

    Fuente: FAO 09 de diciembre de 2021

  • Jueves, 9 de diciembre de 2021

    Inflación se acelera hasta 7.37% anual en
    noviembre; el mayor nivel en casi 21 años

  • El Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) presentó un avance mensual de 1.14%, el mayor que se presenta desde enero del 2017. En tanto, a tasa anual se aceleró desde 6.24% de octubre hasta 7.37% en el penúltimo mes del año.

    La inflación sigue sin ceder. En el mes de noviembre registró su mayor nivel desde inicios del 2001, de acuerdo con los datos divulgados por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

    El Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) presentó un avance mensual de 1.14%, el mayor que se presenta desde enero del 2017. En tanto, a tasa anual se aceleró desde 6.24% de octubre hasta 7.37% en el penúltimo mes del año.

    Con esto, la inflación alcanzó un nivel que no se veía desde enero del 2001, cuando los precios al consumidor incrementaron 8.11% anual.

    Si bien se observó una presión tanto en el rubro subyacente como no subyacente, fueron las mercancías, los energéticos y agropecuarios los que tuvieron una mayor incidencia anual en la inflación, es decir, los incrementos que presentaron los precios de estos genéricos contribuyeron en mayor medida al avance de la inflación en el mes.

    En el caso de las mercancías, los precios de estas aumentaron 7.24% en comparación anual, mientras que los servicios incrementaron en 3.59 por ciento.

    Lo anterior llevó a la inflación subyacente, que elimina de su cálculo los bienes y servicios con precios más volátiles, a un nivel de 5.67% anual.

    Por su parte los energéticos y tarifas autorizadas por el gobierno aumentaron en 11.26%, esto explicado en mayor medida por la recuperación este año de los precios del petróleo. En el caso de los agropecuarios, el aumento fue de 14.36 por ciento.

    De esta manera, la inflación no subyacente incrementó 12.61% anual.

    Fuente:EL ECONOMISTA 09 de diciembre de 2021

  • Jueves, 9 de diciembre de 2021

    Reporte mensual de Precios Internacionales
    de productos agrícolas octubre 2021

    Reporte gráfico que muestra la evolución de los precios físico y de futuro de los principales productos que se comercializan en el mercado internacional.

    Maíz blanco y amarillo (dólares/ton)

    Para octubre de 2021, se anticipa un precio de 235 dólares por tonelada, el cual finalmente quedó en 238 dólares, resultó 27.4% más alto, en comparativos anuales y 1.4% por arriba del referente de un mes antes. A pesar de las buenas previsiones en la disponibilidad del cereal, se espera mantener precios altos en los mercados internacionales, por lo que se prevé que para el cierre de noviembre de 2021, repunte el precio, el cual podría rondar los 250 dólares por tonelada, aunque se considera que para diciembre de 2021 podría volver a niveles por abajo de los 240 dólares. Las previsiones del departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA), realizadas para el ciclo 2021/22, son que la producción mundial de maíz grano, sin distinguir por variedad, sea de 1,205 millones de toneladas, esto es, 7.6% más comparado contra el ciclo anterior. Así, las perspectivas del USDA para 2021/22 consideran que la producción se recupere, luego de que en el periodo previo se mantuvo en niveles similares a 2019/20.

    Trigo suave (dólares/ton)

    Se anticipó que el comportamiento del precio internacional del físico de trigo grano de EE.UU. (invierno rojo, no. 2, suave) de exportación, colocado en los puertos del Golfo, en 300 dólares por tonelada para el promedio de octubre de 2021 y, en la realidad quedó en 295 dólares, con lo cual resultó 20.2% por arriba del similar de un año antes y 11.8% más en comparativos mensuales, así llegó a un récord máximo para la serie disponible desde enero de 2016. Para el promedio de noviembre de 2021, se estima que sigan los incrementos, con una cotización de 325 dólares por tonelada, la cual consideramos se mantendrá para el cierre de 2021. El USDA ajustó ligeramente a la baja, durante octubre de 2021, su proyección mundial de la producción del cereal, de modo que para el cierre del ciclo de mercado 2021/22 estima 775.3 millones de toneladas, significa 0.1% por arriba del ciclo precedente y 1.7% más que lo logrado en 2019/20.

    Sorgo amarillo (dólares/ton)

    Desafortunadamente, para octubre de 2021 la FAO no reportó precio de sorgo amarillo de EE.UU. No. 2, cotizado F.O.B. en puertos del Golfo, por lo que no fue posible mantener la misma fuente para octubre de 2021 y, en su lugar, se consideró el comportamiento del precio reportado para el cierre del ciclo de mercado, identificado de manera preliminar por el USDA, para el sorgo pagado al agricultor estadounidense. Así, la cotización de octubre 2021 es de 334 dólares por tonelada, 41.5% más que el precio identificado un año antes, comparado contra el costo del grano cotizado FOB en puertos del Golfo. El USDA, por su parte, reporta en sus estimados de noviembre de 2021, que para el ciclo de mercado 2021/22 la producción de Estados unidos podría ser de 471 millones de bushels, son 15 millones más que lo estimado un mes antes, además de significar 26.2% más que lo conseguido en el ciclo anterior.

    Frijol americano (dólares/ton)

    Conforme a lo que hemos anticipado, continúan los precios altos para el frijol negro y pinto, en Estados Unidos, los cuales todavía seguirán por algunos meses, a reserva de las perspectivas para el próximo ciclo de mercado. En octubre de 2021, la cotización de frijol negro, comercializado al mayoreo en North Dakota y Minnesota, cerró con un promedio de 1,937 dólares por tonelada, con lo que mantiene el incremento de casi el doble (97.8%), respecto del año previo y significa un leve descenso de 4.1% versus el mes anterior

    El frijol pinto al mayoreo, ofertado en North Dakota/Minnesota, EE.UU., mantiene la tendencia del frijol negro y, para octubre de 2021, se cotizó en 2,717 dólares por tonelada; 6.1% más barato que un mes antes y 119.5% por arriba del referido un año antes.

    Soya amarilla (dólares/ton)

    El pronóstico del precio de octubre de 2021, fue de 480 dólares por tonelada, la diferencia respecto al dato real fue de sólo dos dólares, ya que la cotización definitiva quedó en 478 dólares por tonelada; 27.1% más que un año antes y 3.7% menor comparado con el mes anterior. Se estima a que para noviembre de 2021 el referente ronde los 450 dólares por tonelada, mientras que en diciembre podría ubicarse alrededor de los 470 dólares. Los estimados de producción, para noviembre de 2021, elaborados por el USDA, muestran suficiente oferta internacional, para el cierre del ciclo 2021/22, con 384 millones de toneladas, es un millón menos respecto del previsto el mes precedente, pero 4.9% más que lo obtenido en el ciclo anterior. Con una aportación de casi la tercera parte del mercado mundial, los Estados Unidos esperan lograr 120 millones de toneladas en el ciclo 2021/22, 3.4% más que lo obtenido en el ciclo que antecede.

    Café verde (dólares/ton)

    Se previó el comportamiento del precio internacional del café, ya que, para octubre de 2021 anticipamos un costo de 3,970 dólares la tonelada, el cual es cercano a los 4,004 dólares que se registraron en la realidad, con dicho dato real se tiene un incremento anual de 71.6% y uno mensual de 6.8%. Así, el precio físico promedio de café verde continúa la buena tendencia al alza, iniciada a principios de 2021, luego que en el periodo de enero a marzo de 2021 el promedio fue de 2,529 dólares por tonelada. Para el cierre de noviembre de 2021, se estima que el precio del aromático ronde los 4,300 dólares por tonelada, mientras que para diciembre de 2021 podría llegar a los 4,400 dólares. Como ya lo hemos indicado, son las variedades internacionales de “robustas”, así como de “Brasileñas naturales”, las más determinantes en el referente del precio internacional, mientras que las “mezclas colombianas” y “otras mezclas” resultan notoriamente por arriba.

    Algodón (dólares/ton)

    La expectativa del precio internacional de algodón comercializado en el lejano oriente, para octubre de 2021, fue de 2,300 dólares por tonelada, de modo que nos quedamos cortos, ya que la cifra real fue de 2,588 dólares, a pesar de ello nos mantenemos en la tendencia de precios elevados. Nuestra expectativa para el cierre de noviembre 2021 es que el físico internacional ronde los 2,400 dólares por tonelada, lo que podría mantenerse para diciembre de 2021. El USDA estima que el cierre del ciclo de mercado 2020/21 sea de 112 millones de toneladas en todo el mundo, significa una caída de 7.6% vs el ciclo anterior, mientras que la proyección para 2021/22 es más alentadora, con 122 millones de toneladas, son casi dos millones más que lo estimado un mes antes y es un crecimiento anual de 8.6%, aunque el incremento en el consumo podría llevar los inventarios finales, al cierre de 2021/22, a
    86.9 millones de toneladas, serían 2.6% más bajos que los del periodo previo.

    Azúcar (dólares/ton)

    Los precios internacionales de azúcar que se pronosticaron, para octubre de 2021, son acertados con la tendencia observada en septiembre, lo cual se cumple al constatar que los tres contratos mantienen tendencias crecientes para el mes referido, el C11 con un incremento anual de 37.3%, mientras que el C16 y el C5 aumentaron 38.8 y 31.3%, respectivamente. Para noviembre y diciembre, de 2021, se espera que los contratos registren subidas anuales de, al menos, 35 por ciento.

    Arroz (dólares/ton)

    Las previsiones, en el caso del precio físico del arroz blanco pulido, de Tailandia, se quedaron cortas, respecto al referente de octubre de 2021, ya que anticipamos una cotización de 380 dólares por tonelada, la cual finalmente quedó en 401 dólares, no obstante anticipamos la tendencia a la baja. El precio de octubre 2021, es 14.9% menor al de un año antes y 0.25% arriba de la cotización del mes anterior. La estimación para noviembre y diciembre de 2021, es acorde con el comportamiento del indicativo de los futuros inmediatos, así que podría quedarse en torno a los 380 dólares por tonelada. Las proyecciones mundiales del USDA, realizadas en noviembre de 2021, para el ciclo mercantil 2021/22, son por 512 millones de toneladas, es un millón más que en el estimado de un mes atrás y 0.9% por arriba de lo logrado en el periodo de mercado anterior.

    Fuente: SIAP 07 de diciembre de 2021

    Jueves, 9 de diciembre de 2021